Inco consorcio vial helios



Descargar 2.01 Mb.
Página6/23
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño2.01 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23

METODOLOGIA




8.1 Epifitas




Área de estudio

El Proyecto Vial Ruta del Sol Sector 1: Villeta-Guadero-El Korán (Puerto Salgar), se ubica en la cuenca hidrográfica de Rio Negro al norte del Departamento de Cundinamarca, en donde los paisajes más representativos lo constituyen los valles y las montañas de la cordillera Oriental, con topografía variable de ondulada a fuertemente quebrada y escarpada.


El área que dentro de la cuenca del rÍo Negro está delimitada para el presente corredor vial corresponde a la zona de vida según Holdrige (1987), de Bosque Seco Tropical (bs-T) y Bosque Húmedo Premontano (bh-PM), con alturas que oscilan entre los 200 y los 2004 msnm, y temperaturas entre los 8ºC y los 26ºC, con un régimen de lluvias tipo bimodal (Mahecha et al., 2004)

Logística de trabajo

Para el levantamiento del inventario de epifitas se organizaron 2 equipos de trabajo integrados cada uno por un profesional y dos baquianos locales; cada grupo de trabajo realizo un muestreo por día para un total de 2 transectos diarios realizados para un total de 8 días de trabajo y 16 transectos realizados.



Toma de datos

Considerando que en la actualidad no existe un concepto metodologico estandarizada para el estudio de especies epifitas, se estableció una metodología que permitiera un muestreo en respuesta a la heterogeneidad del paisaje y a la representatividad del grupo de epifitas dentro del Área de Influencia Directa (AID) (considerando que esta será el área objeto de tala). Esta metodología corresponde al muestreo por transectos Líneales, ya que su uso garantiza la heterogeneidad en el muestreo de la vegetación al cubrir diferentes tipos de coberturas vegetales dentro del área de interés (Bolfor, 2000).


Los estudios para plantas epífitas en el trópico recomiendan un muestreo sistemático del 10% del área total de estudio, lo cual garantizaría la representatividad de las especies en un área definida (Churchill & Linares, 1995 y Nieder, J., J. Prosperi & G. Michaloud, 2001); razón por la cual para el presente inventario se estimó cubrir el área de la siguiente manera:


AREA DEL CORREDOR VIAL SECTOR 1

ÁREA DE ZONA DE MUESTREO

78,3 Km x 60 m

8 Km (10,25%) x 6 m (10%)

Se estableció que el área a cubrir para el muestreo es de 8 kilómetros por 6 metros y para garantizar representatividad de las coberturas presentes en el Area de Influencia Directa durante el muestreo, se plantearon 16 transectos Líneales de 500 metros distribuidos de manera regular y espaciados cada 4 o 5 km aproximadamente. Sobre cada transecto se considero la toma de datos tomando un ancho de 6 metros. De esta manera se cubrió un área de 3000 metros cuadrados por transecto.


Haciendo referencia a las coberturas identificadas para el Área de Influencia Directa, para efectos del presente inventario se consideraron las coberturas Bosque Natural, Bosque Intervenido, Cultivos y Pastizales, como se muestra en la Tabla 1.


Coberturas existentes en el área de influencia directa

Coberturas agrupadas para el muestreo de epífitas

BOSQUE NATURAL DENSO

Bosque Natural

BOSQUE FRAGMENTADO

Bosque Intervenido

BOSQUE RIPARIO

MOSAICO DE CULTIVOS

Cultivos y pastizales

OTROS CULTIVOS ANUALES O TRANSITORIOS

PASTOS ARBOLADOS

PASTOS ENMALEZADOS O ENRASTROJADOS

PASTOS LIMPIOS

VEGETACION EN TRANSICION

Tabla 1. Coberturas vegetales consideradas para el muestreo de epifitas según coberturas definidas para el Área de Influencia Directa.

Fase de campo

Sobre cada transecto se tuvieron en cuenta las siguientes acciones para el levantamiento del inventario de especies epifitas:




  • Georreferenciación del transecto cada 50 metros de distancia; desde el punto de inicio hasta el punto final (Figura1)




Figura 1. Georeferenciación del trasnecto cada 50 metros.


  • Marcación de los fitóforos y merotopos encontrados en el trazado del transecto, con pintura amarilla así: ET1 (E=epífitas; T=transecto; 1=número de transecto) (Figura 2).




Figura 2. Marcación de fitóforos y merótopos.


  • Se realizó observación y registro de especies epífitas no vasculares (líquenes, musgos, hepáticas) y vasculares (orquideáceas, bromeliáceas, pteridofitos, aráceas y ericáceas) sobre el transecto, teniendo en cuenta evaluar la base del árbol, el centro del tronco y el dosel de los forofitos, y evaluar los diferentes sustratos o merotipos roca o suelo (Figura 3).




Figura 3. Revisión de forofitos para observaciones especificas de epifitas.


  • Se realizaron anotaciones en libreta de campo donde se evaluó: condiciones ecobiológicas del sector, coberturas cubiertas a lo largo del transecto, forófitos (árboles hospederos) y merótopos (sustrato: roca, hojarasca, suelo). Sobre el transecto y el área definida para el muestreo, considerando trayectos de 50 metros sobre este, se escogieron los forófitos con mayor presencia de epifitas para estimar las coberturas (Magurran,1989; Churchill & Linares,1995) (Figura 4). Sin embargo, para coberturas de pastizales, en algunos casos se pudo evaluar un forófito y en ocasiones ninguno, debido a su ausencia.




Figura 4. Toma de apuntes sobre aspectos ecobiológicos.


  • Se realizaron colectas manuales de morfotipos encontrados por primera vez y que no fueron identificados en campo usando cuidadosamente un cuchillo para tomar muestras representativas de las epífitas que permitieran su identificación taxonómica en laboratorio (Figura 5).




Figura 6. Colectas manuales de epífitas.


  • Para el caso de las epifitas no vasculares las muestras fueron guardadas en bolsas de papel (Churchill & Linares, 1995) y para las epifitas vasculares las muestras fueron guardadas en fresco en bolsas plásticas. Cada muestra fue enumerada y referenciada (Figura 7).




Figura 7. Disposición de muestras en bolsas de papel.

Fase de laboratorio

Las epifitas encontradas fueron identificadas en laboratorio con la ayuda de un botánico experto y comparación con la colección científica del Jardín Botánico de Bogotá.


El material vegetal se determinó con la ayuda de claves y literatura especializada como: Churchill & Linares (1995), Dophin (2003), Gradstein et al. (2001) y Uribe & Aguirre (1997) (Figura 8).


Figura 8. Trabajo de identificación taxonómica en laboratorio.


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   23


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal