Informe final


IV. IMPLEMENTACIÓN DEL PROGRAMA: ÓRGANOS, ORGANISMOS Y ENTIDADES DE LA OEA



Descargar 0.54 Mb.
Página3/19
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño0.54 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

IV. IMPLEMENTACIÓN DEL PROGRAMA: ÓRGANOS, ORGANISMOS Y ENTIDADES DE LA OEA

El segundo panel incluyó la participación de dos representantes de órganos, organismos y entidades de la OEA. En primer lugar participó el Dr. Freddy Gutiérrez, Relator Especial de Trabajadores Migrantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), quien explicó que la OEA debe divulgar el contenido de los tratados internacionales sobre la materia y buscar su ratificación. Indicó que en la práctica persiste la discriminación contra los migrantes en varios países, a pesar de lo que disponen sus constituciones y leyes, algo de lo cual los estados se deben concienciar y tomar medidas para combatir. Recordó, por otro lado, que persiste la práctica de criminalizar la migración, a veces incluso con penas privativas de la libertad. Describió también el flujo migratorio en distintos países y recalcó el aporte positivo que han realizado los migrantes, beneficiando tanto a los países de origen como de destino. Se refirió a los desequilibrios que existen entre los países, lo cual fomenta la migración, y aludió a que a pesar de la libre circulación de capital y mercancías, se siguen imponiendo restricciones a la migración.


Francisco Pilotti, Director del Departamento de Desarrollo Social y Empleo de la OEA, informó acerca de las actividades realizadas por su departamento con relación al Programa Inter-Americano. En específico abordó el papel que juega el Departamento a su cargo como Secretaría Técnica de la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo (CIMT) y resaltó que el tema de la migración y sus nexos con los aspectos laborales juega un papel prioritario en las discusiones y esfuerzos de la CIMT. Se refirió al “Plan de Acción de Mexico” aprobado por la Conferencia y mencionó los logros en materia de cooperación impulsados en otras reuniones de la CIMT, entre ellas el reciente Taller sobre Derechos Laborales de los Trabajadores Migrantes, realizado en noviembre de 2006 en Ottawa, Canadá, en el que participaron 28 Estados miembros, la OIT y la CIDH. Durante este Taller se intercambiaron experiencias y buenas prácticas orientadas a la promoción de los derechos laborales de los trabajadores migrantes, así como programas y convenios bilaterales específicos orientados a garantizar una gestión ordenada de los flujos migratorios. Asimismo, el Sr. Pilotti resaltó la importancia de los instrumentos internacionales y de la cooperación bilateral para hacer frente al fenómeno migratorio y su relación fundamental con los aspectos laborales. Señaló que, dado el carácter intersectorial del mismo, es importante involucrar a entidades diversas a la hora de abordarlo y subrayó la importancia de contar con estadísticas y estudios fiables sobre el tema que permitan la formulación de políticas adecuadas. Recordó la importancia del papel que desempeñan los consulados y las organizaciones de la sociedad civil, para lo cual se debe fortalecer la cooperación, brindar capacitación, etc. Por último, indicó que este año se está analizando la posibilidad de realizar un taller con la Organización Internacional de Trabajo para continuar avanzando en este análisis, particularmente de la gestión de la migración laboral.


A. DIÁLOGO CON LOS ESTADOS


Bolivia: A continuación se dio apertura a un diálogo con los Estados miembros. El Representante Permanente de Bolivia vio con preocupación las propuestas de alternativas, tales como los programas de trabajadores temporales, que tendrían el efecto de generar ciudadanos de segunda clase, mencionando que no se puede en ningún momento perder de vista la calidad humana de las personas que migran. Invitó a los estados a reflexionar y ser más generosos en materia de política migratorias. Finalmente indicó que la condición de las personas migrantes no es sinónima de la condición de delincuentes, y por tanto, no representa un problema de seguridad.
Uruguay: La Representante Permanente de Uruguay señaló que se debe reforzar la cooperación y disminuir las asimetrías entre los Estados para evitar los aspectos negativos del fenómeno migratorio. Mencionó, al efecto, avances importantes producidos por los Estados del MERCOSUR y en el contexto interamericano mencionó la creación de la Relatoría Especial de la CIDH. Por otro lado dio un recuento de la importancia del tema en su país, en donde el Compromiso de Montevideo resultó en la celebración de a XVI Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno en noviembre del año pasado enfocada en su totalidad al tema de migración. Por último mencionó algunos progresos en su país en materia de envío de remesas, fomento de la inversión, acceso a servicios de salud, vivienda y seguro, así como un programa de reafirmación de la identidad cultural.
Venezuela: La representación de Venezuela recordó que su país ha estado siempre a favor de la migración. Hizo mención de la realización de la primera reunión de Altas Autoridades del Hemisferio sobre la trata de personas, y añadió que su país ha colaborado con la Relatoría de la CIDH. Invitó a reflexionar sobre la naturaleza multisectorial de la migración, lo cual exige su análisis desde esta perspectiva, identificando causas y soluciones, y prestando atención a los migrantes como personas y no como criminales.
Argentina: La representación de Argentina enfatizó la importancia de no penalizar ni reprochar la migración en sí misma. Resaltó la importancia de la legalidad para lograr la integración del extranjero, y señaló que se deberían flexibilizar los mecanismos de regularidad migratorias, a la vez de combatir a los traficantes que lucran con las políticas migratorias restrictivas. Explicó que la experiencia en su país demuestra que el desempleo está más ligado a las políticas económicas que llevan a la migración, y que, con relación a la seguridad, resulta más funcional para los Estados legalizar a los migrantes, en razón de que ello permite la regularidad y discernir entre los delincuentes comunes y el migrante en general.
Colombia: La representante de Colombia manifestó que en su país existen iniciativas para dar apoyo e información a los migrantes en el exterior, de manera que puedan conocer y hacer valer sus derechos. También mencionó los esfuerzos tendientes a la implementación del pasaporte Andino y a combatir la “trata de personas”. Solicitó se considere, dentro de la resolución de la Asamblea General, un estudio para determinar si la migración constituye un derecho. Por otro lado, expresó su preocupación por el hecho de que a los migrantes deportados se les trata como si fuesen criminales, no se les reconocen sus derechos, y en muchas ocasiones permanecen incomunicados sin tenerse noticias acerca de su paradero durante largos períodos de tiempo. Finalmente, recomendó realizar estudios que ayuden a eliminar las connotaciones negativas de la migración.
El Salvador: La representante de El Salvador resaltó la importancia de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Inmigrantes y señaló que la OEA debe hacer más para promover la ratificación de este instrumento e involucrarse más activamente para acercar a los países y entendimientos sobre el tema. Se refirió a la situación de los migrantes más vulnerables, como las mujeres embarazadas, los niños y los discapacitados, lo cual incrementa las situaciones de riesgo en el tránsito. Recomendó se sigan pasos específicos para proteger los derechos de estas categorías de migrantes. Señaló, finalmente, que las autoridades deben identificar y distinguir entre traficantes, por un lado, y migrantes, por el otro, recomendando que a las autoridades migratorias se les otorgue la capacitación necesaria para dichos efectos.
Chile: El representante de Chile recomendó varios aportes que la OEA podría realizar para el avance de los derechos humanos de los migrantes, entre ellos los siguientes: 1) el fomento de la adhesión a los instrumentos jurídicos vigentes, tanto instrumentos de derechos humanos, como de migración y de derechos laborales; 2) la creación de estándares en materia de migración; 3) la colaboración con entidades como la OIT, OIM, ACNUR y la Haya; 4) estudios sobre la interdependencia entre derechos laborales y la migración, así como la relación de éstos con los derechos humanos; 5) la cooperación en el diseño e implementación de políticas públicas; y 6) la sensibilización de la sociedad hacia el fenómeno migratorio y la eliminación de estigmas y otras formas de discriminación. Concluyendo sus recomendaciones, solicitó que estos temas sean considerados en la resolución a adoptarse por la Asamblea General, la cual debe reflejar el debate producido durante el transcurso de esta Sesión Especial.

México: El representante de México subrayó que se debe resaltar el carácter multidimensional de la migración, así como sus múltiples causas y efectos. Al efecto mencionó la necesidad de estudiar los factores de expulsión como de atracción de migrantes. Enfatizó la importancia del respeto a los derechos humanos y los derechos laborales con independencia de la situación migratoria, así como la necesidad de cooperar internacionalmente. Mencionó la necesidad de estudiar la relación entre la migración y el desarrollo, así como la relación entre la migración y la seguridad nacional. Finalmente solicitó que la resolución de la Asamblea General refleje los insumos recibidos durante esta Sesión Especial.
Costa Rica: La delegada de Costa Rica, en adición a las consideraciones importantes de la migración sur-norte, sugirió no se pierda la variable migratoria sur-sur, que también juega un papel importante en el diálogo hemisférico.
Bahamas: La representante de Bahamas preguntó a los panelistas respecto a la sinergia entre la migración y la seguridad. Al efecto, la Profesora Sarah Paoletti respondió que es de suma importancia separar entre los cuerpos (policíacos) encargados de hacer respetar las leyes de seguridad pública, por un lado, de los cuerpos encargados de hacer respetar las leyes de migración, por el otro. Mencionó que el grave peligro es que a los migrantes – un grupo que en sí representa una de las poblaciones más pobres y vulnerables, no una amenaza a la seguridad nacional – se les mezcle con terroristas y otros grupos que sí constituyen amenazas verdaderas. Mencionó que los migrantes, de hecho, son un grupo que puede ayudar en la seguridad pública, si a éstos se les permite reportar crímenes, abusos, e informar sobre personas sospechosas a las autoridades correspondientes. De no mantenerse esta separación entre los cuerpos de seguridad y los de migración, los migrantes se verán imposibilitados de cooperar con las autoridades en el combate al crimen, a los abusos y al terrorismo, por temor a que estas mismas autoridades utilicen su carácter migratorio en su contra. Además, señaló que si las políticas de migración y de seguridad pública son menos humanitarias, ésta promueve la criminalización de los migrantes, y, a su vez, promueve una población sujeta a abusos y explotación. La Profesora Janie Chuang añadió que en las tres “Ps” del tráfico (persecución o enjuiciamiento, protección y prevención) los Estados dan prioridad a la persecución/enjuiciamiento antes que a la protección de las víctimas o a la prevención del tráfico. Sin embrago, resaltó que el enjuiciamiento no puede resultar exitoso si no va acompañado de una adecuada protección a las víctimas.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal