Informe final


V. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES



Descargar 0.54 Mb.
Página4/19
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño0.54 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

V. ORGANIZACIONES INTERNACIONALES

La sesión de la tarde dio comienzo con el panel reservado para la participación de las organizaciones internacionales. En primer lugar, la Presidencia presentó una propuesta por escrito del Secretario General de la Conferencia de la Haya de Derecho Internacional Privado, Hans van Loon, quien sugiere la cooperación internacional en materia de migración a través del modelo de “La Haya”. Este modelo enfatiza la cooperación directa y el intercambio de mejores prácticas, y promueve la ejecución de manera coordinada de la política interna sobre la materia con la cooperación internacional. Otro rasgo de este modelo es que prioriza la prevención a través de la cooperación empleando técnicas de derecho civil y administrativo, a fin de reducir la necesidad de acudir a la represión penal. El Sr. Van Loon entiende que este “modelo de la Haya” podría emplearse con éxito en el ámbito de la migración internacional, como por ejemplo, en materia de migración laboral temporal, la adecuada organización del regreso y la reinstalación de migrantes, la acreditación y la regulación de intermediarios, la promoción de la efectividad de remesas y otros temas afines. De esta manera, se podría establecer una estructura de cooperación internacional eficaz y que sea capaz de trascender los enfoques unilaterales al fenómeno migratorio. A su vez, ello contribuiría a despolitizar el tema de la migración, el cual sería susceptible de ser administrado con éxito desde una perspectiva puramente técnica.


Berta Fernández, de la Organización Internacional de Migrantes (IOM), aludió a las dificultades que la dispersión de las normas internacionales genera para la protección de los derechos humanos de los migrantes, por lo que el programa podría contribuir en este sentido a difundir información y a brindar capacitación. También señaló la necesidad de implementar esquemas para la administración adecuada y comprehensiva de la migración en los que el respeto a los derechos humanos constituye un componente esencial. Al igual que otros panelistas, señaló que si bien los Estados poseen determinadas prerrogativas en atención a su soberanía, ello no debe ir en menoscabo de los derechos humanos de los migrantes, y que los esfuerzos para combatir el terrorismo deben también dejar a salvo los derechos y libertades fundamentales de los migrantes. Dio a conocer que la IOM ha realizado prácticas para la protección de víctimas de la trata, como por ejemplo: capacitación sobre el tema de migración a maestros en el Perú, fortalecimiento institucional en la Argentina, entre otros. Finalmente, añadió que la sociedad civil debe desempeñar un papel vital para demostrar que la migración constituye una experiencia positiva, contribuir a la integración de los migrantes, combatir el racismo, la xenofobia, y otras concepciones erróneas o negativas.
A continuación cedió la palabra a Guy Alexandre, también de la IOM, quien hizo especial referencia a la situación de Haití. El panelista puso de manifiesto la manera caótica en la que toma lugar la migración desde ese país, caracterizado por la falta de normas y reglamentaciones adecuadas y las debilidades del Estado haitiano para hacer frente al problema. En este contexto, hizo alusión a los esfuerzos y proyectos de su Organización para colaborar con el Estado haitiano, entre los que cabe mencionar los esfuerzos para mejorar las condiciones de vida de los barrios pobres, la reinserción de los deportados, entre otros.
Juan Carlos Murillo, Consejero Jurídico de la Oficina Regional del ACNUR, precisó que si bien debe distinguirse la categoría de los refugiados de la de los migrantes, ambas deben ser protegidas y los derechos humanos salvaguardados en ambos casos. Mencionó el “Plan de Acción de 10 puntos”, documento que ha sido circulado, que hace referencia a cómo abordar el problema de los flujos migratorios mixtos. También hizo alusión al tratamiento especial que deben merecer los niños no acompañados y las víctimas de trata. Entre las buenas prácticas y acciones llevadas a cabo por el ACNUR, mencionó el apoyo a países como Uruguay y Argentina en los procesos de elaboración de leyes en materia de protección de refugiados, realización de cursos y seminarios, monitoreo de fronteras, entre otros, siempre con miras a identificar a aquellos necesitados de la protección internacional.
Jessica Seacor, de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), puso hincapié en que el tratamiento otorgado a los trabajadores nacionales y a los migrantes debe ser de igual calidad, y que el núcleo de los derechos humanos se aplica a todos los migrantes con independencia de su estatus, así como el espectro más amplio de las normas internacionales relativas al trabajo. Ofreció la cooperación y colaboración de la OIT para asistir de diversas maneras a los Estados de la región en este tema que resulta de capital importancia para su organización, y mencionó que se han estado haciendo programas de colaboración como el llamado “Programa de Migración” entre España y Colombia, Bolivia, Ecuador y Perú.

VI. FOROS INTERGUBERNAMENTALES

El panel correspondiente a los foros intergubernamentales fue iniciado con una presentación del Embajador Manuel María Cáceres, Representante Permanente de la Misión de Paraguay ante la OEA, en representación de los Estados miembros del MERCOSUR, quien realizó un recuento detallado del tratamiento del tema migratorio en dicho foro. Aludió a la Reunión de Ministros del Interior del MERCOSUR, que debate temas de carácter migratorio para avanzar en la coordinación de políticas y mecanismos comunes que profundicen la integración. Como resultado se han producido avances notables, tales como la adopción de instrumentos tendientes a facilitar la libre circulación a la vez que se respetan los derechos humanos, los cuales tienen fuerza vinculante y modelan la política migratoria interna de cada país. Al mismo tiempo, se ha fortalecido la cooperación internacional para combatir el tráfico ilícito y la trata de personas. En este contexto, se hizo referencia a la Declaración de Asunción sobre tráfico de personas y trato ilícito de migrantes, así como a otros instrumentos relevantes producidos. El embajador Cáceres hizo hincapié en que la temática migratoria debe ser abordada a través de un diálogo multilateral abierto a fin de fortalecer la integración, y que la política migratoria debe basarse en el respeto a los derechos humanos. Concluyó señalando que la libertad de circulación de personas se halla ligada a la circulación de bienes y servicios, razón por la cual para que el MERCOSUR resulte exitoso se debe contemplar también esta faceta.


Sandra Bart, de la Oficina del Cónsul General de la Comunidad Caribeña y Mercado Común (CARICOM), abordó el tema desde la perspectiva desde dicha región, señalando en primer término algunos problemas a los que se enfrentan los migrantes, como la falta de un juicio justo, la deportación sin importar el tiempo de permanencia, el tráfico de personas, la esclavitud, entre otros. Señaló que se requieren programas para la protección de migrantes, y que el fenómeno debe encararse desde una perspectiva global. Realizó un recuento de las iniciativas que se vienen adoptando en la región por su organización a fin de proteger los derechos de los migrantes, tales como un tratado en ciernes que asegurará la igualdad de derechos, en virtud del cual un nacional del CARICOM que vaya a otro Estado Miembro gozará de los mismos beneficios, reformas legislativas, sensibilización en contra de la discriminación, proyectos de educación, etc. Subrayó que deben eliminarse las leyes que continúan discriminado, y mencionó la necesidad de contar con estudios estadísticos que puedan servir para diseñar e implementar políticas públicas adecuadas. Remarcó que ya existen instrumentos internacionales y otras normas sobre derechos humanos, pero que necesita enfatizarse la educación pública sobre el tema. Finalizó recordando la importancia que en su región se otorga al fenómeno migratorio.
Luis Monzón, de la Conferencia Regional sobre Migración (CRM), compartió algunas de las actividades de su organización, la cual constituye un foro de diálogo, intercambio y cooperación en temas migratorios, y que involucra a países de Centroamérica, Norteamérica y la Rca. Dominicana. La misma se centra en políticas migratorias, derechos humanos, y desarrollo. Señaló la conveniencia de abordar el problema desde una perspectiva regional, así como el mecanismo de consenso que existe en dicho foro, cuyas decisiones no son vinculantes pero proveen un marco útil para la cooperación. Subrayó la importancia de que el fenómeno sea abordado con la participación de organizaciones internacionales y de la sociedad civil. Entre los logros de su institución mencionó la aprobación de lineamientos para el retorno voluntario de migrantes, la realización de campañas de información sobre “trata” y “tráfico”, la realización de talleres y sesiones de capacitación, proyectos de reinserción y albergue para víctimas, la creación de un fondo de asistencia y retorno para personas vulnerables, así como el auspicio para lograr un entendimiento en Centroamérica sobre repatriación. En conclusión, el foro ha contribuido a que sus países puedan tener políticas efectivas de migración.



Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal