Informe final


VIII. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES



Descargar 0.54 Mb.
Página6/19
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño0.54 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19

VIII. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

Para finalizar la Sesión Especial relativa al Programa Interamericano para la Protección de los Derechos Humanos de los Migrantes, el Presidente dio la palabra al Dr. John Wilson, de la Oficina de Derecho Internacional, para que diese un resumen de las conclusiones y recomendaciones más sobresaliente de la Sesión.


En primer lugar, el Dr. Wilson resaltó como un logro de gran trascendencia en la Sesión Especial, la presentación del Plan de Trabajo del Secretario General sobre el Programa de Migrantes. Mencionó que cuando se visualizaron los componentes necesarios para crear un instrumento interamericano para la protección de los derechos humanos de los trabajadores y sus familias, la visión de los Estados Miembros que participaron en el Grupo de Trabajo fue ir más allá que la simple creación de un instrumento. En efecto, se acordó que en adición al Programa en sí, se incorporarían dos puntos principales de seguimiento: el primero de estos puntos se compondría de las sesiones especiales en donde los actores del programa informarían sobre su implementación y donde expertos y organizaciones de la sociedad civil propondrían actividades, recomendaciones y mejores prácticas que se puedan incluir en el Programa; el segundo sería el Plan de Trabajo del Secretario General (presentado en esta Sesión Especial), como documento destinado a calendarizar y asegurar el cumplimiento y evolución de las actividades específicas y mejores prácticas que el Programa encomienda a los distintos órganos, organismos y entidades de la OEA.
En conjunción, el Programa Interamericano, las Sesiones Especiales, y el Plan de Trabajo conforman los puntos necesarios para la protección de los derechos humanos de los trabajadores migrantes y su seguimiento, creando un triángulo de mecanismos que se retroalimentan en una constante evolución, actualización y seguimiento de las labores de la Organización en la materia.
Además, de las conclusiones y recomendaciones presentadas por los participantes en la sesión especial, destacó las siguientes:


  • Que es necesario hacer un llamado a todos los Estados Miembros a fin de garantizar el pleno respeto de los derechos humanos de los migrantes, independientemente de su condición migratoria.




  • Que es necesaria la cooperación a nivel nacional, regional e internacional entre gobiernos, sociedad civil y organizaciones internacionales, incluyendo la cooperación con el ACNUR en materia de refugiados, la OIM en materia de migración, la OIT en materia laboral, y la Conferencia de la Haya en materia de cooperación en civil.




  • Que es necesario realizar estudios sobre los siguientes temas: la determinación de si la migración es un derecho fundamental del hombre; la eliminación de las connotaciones más negativas de la migración; la interdependencia/relación entre derechos laborales, derechos migratorios y derechos humanos; y los factores de expulsión como de atracción de migrantes.




  • Que es de gran importancia educar sobre (y distinguir entre) los conceptos de trata de personas y tráfico ilegal de migrantes en el derecho internacional, y en especial tener presente que en casos específicos estos conceptos pueden ser difíciles de distinguir y que en ocasiones casos de tráfico ilegal se pueden transformar en casos de trata de persona y viceversa.




  • Que es necesario examinar las causas de la migración, incluyendo los factores de expulsión de migrantes, por un lado, tales como la pobreza, persecución, conflictos, inseguridad, discriminación, etc., y las causas de atracción de migrantes, por el otro, tales como la demanda por trabajos de bajos ingresos, etc.




  • Que es necesario examinar los factores necesarios para un programa temporal de trabajadores migrantes (“Guest Worker Program”) y las consecuencias sociales que pudiera tener, tales como la creación de dos calidades de estatus residencial y de personas, entre otros.




  • Que es necesario no mezclar condiciones laborales con condiciones migratorias para promover la cooperación y la protección de todos los trabajadores dentro del marco normativo de los países miembros.




  • Que es necesario asegurar que los migrantes tengan acceso a la justicia y protección en caso de ser víctimas de crímenes y abusos de derechos humanos y asegurar que trabajadores indocumentados no se vean imposibilitados de recurrir a oficiales y cuerpos de policías locales por temor a que éstos actúen como agentes de migración.




  • Que es necesario combatir la corrupción como medida para mejorar la eficiencia de las políticas migratorias nacionales e incrementar la protección a los derechos humanos de los migrantes.




  • Que es necesario que los Estados Miembros sancionen los abusos de los empleadores relacionados con la contratación de trabajadores migrantes y los abusos hacia trabajadores indocumentados.




  • Que es necesario que los Estados Miembros aseguren el tratamiento igualitario y respeten las normativas nacionales laborales para todos los trabajadores, sin discriminación específica basada en la calidad migratoria.




  • Que es necesario que los Estados Miembros capaciten a sus oficiales de migración para distinguir entre las distintas clases de personas en los flujos de migrantes, y en especial, es necesario distinguir y proteger a refugiados y victimas de trata, así como a migrantes (incluyendo migrantes indocumentados) y miembros de redes de criminales dedicados al tráfico ilegal (“smuggling”).




  • Que es necesario crear mecanismos para evaluar la implementación de la normativa legal vigente en materia de derechos humanos, derechos laborales y migración por parte de los Estados Miembros.




  • Que es necesario tomar medidas concretas para asegurar que los migrantes tengan acceso pleno a la justicia.




  • Que es necesario promover la ratificación de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Inmigrantes, así como promover la ratificación de los instrumentos pertinentes en materia de derechos humanos, migración y derechos laborales.




  • Que es necesario diseñar e implementar políticas públicas destinadas a la protección de los derechos humanos y laborales de los migrantes.




  • Que es necesario realizar campañas para la sensibilización de la sociedad hacia el fenómeno migratorio y la eliminación de estigmas y discriminación en contra de migrantes.




  • Que es necesario reducir los factores económicos, políticos y sociales que llevan a las personas a emigrar, tales como la pobreza, la falta de oportunidades, y la demanda de trabajo, tanto en países emisores como receptores.




  • Que es necesario realizar actividades que atiendan a la reintegración de la persona a su país de origen.

La Sesión Especial sobre el Programa Interamericano para la Protección de los Derechos Humanos de los Trabajadores Migrantes del año 2007 concluyó, entonces, con el aporte del Plan de Trabajo del Secretario General y un número muy significativo de actividades, conclusiones, recomendaciones, y mejores prácticas que se deberán incluir en el texto del Programa. Al efecto, varios delegados de los Estados Miembros mencionaron también que dichas conclusiones y recomendaciones deben ser consideradas por la Resolución sobre el tema que aprobará la Asamblea General de la Organización.


Habiendo considerado que en su totalidad, estos aportes representan avances importantes en la evolución del Programa Interamericano y resaltan el camino a seguir en su implementación durante el próximo año de labores, el Presidente procedió a clausurar la Sesión Especial, agradeciendo a los participantes, a los Estados y a la Secretaría General.




Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   19


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal