Informe y entrevistas del viaje realizado en Noviembre del 2000 por Alfons Bech en nombre de la Comisión de ayuda a la reconstrucción de los sindicatos de los Balcanes, constituída por Pau I Solidaridat-cooo, Josep Comaposada-ugt



Descargar 115.05 Kb.
Página8/8
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño115.05 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8

Los sindicatos oficiales ante las guerras


Los sindicatos oficiales apoyaron a Milosevic en las guerras. Lo dijeron públicamente. No sólo lo apoyaron sino que se implicaron en las guerras, como apoyo logístico. Nuestros miembros jamás dieron nada, pero el sindicato oficial sí recogió azúcar, aceite para el ejército. Nosotros no teníamos ningún medio para sostener siquiera nuestros miembros que eran despedidos, pero el sindicato oficial contaba con enormes recursos. Los militantes de Nezavisnost fuimos víctimas de la represión durante todos estos años porque estuvimos en contra de las guerras y contra el conjunto de la política de Milosevic. Y, claro está, contra Seselj.

Persecución


Cuando Seselj hacía una conferencia o entrevista, daba consignas a sus miembros para cazar a Milan Nikolic. Un día que terminé muy tarde en la oficina del sindicato cogí mi coche y cuando me encontraba descendiendo por una colina me di cuenta que no funcionaban mis frenos y me empotré contra un autobús. Me habían cortado los tubos del circuito de freno. También me hacían llamadas telefónicas amenazadoras. Era el año 93 ó 94. En otra ocasión llamaron a la puerta de mi casa. Yo estaba en casa pero salieron mi mujer y mi hija y vieron en la puerta de la calle dos hombres uniformados pero, escondida, había también una furgoneta llena de hombres. Por precaución no fui yo quien bajó a la calle. Después de eso hicimos una barricada dentro de casa. Luego avisé a mis compañeros que vinieron a casa y trajeron un fusil. Era la primera vez que yo tenía un fusil en mis manos, y fue la última. Estuve en casa sin salir durante una semana. Luego mi hija se fue al extranjero. No fue sólo por razones de seguridad, sino también económicas. Luego se fue también mi otra hija. En diversas ocasiones me han llamado de la policía para que contestara a tal o cual pregunta, pero yo nunca he ido a la policía sino que he hecho que fueran los policías al sindicato. Hubo una situación trágica en una fábrica de Belgrado, donde un director despidió al presidente del sindicato. Su mujer trabajaba en la fábrica y como paró junto a las demás contra el despido, fue despedida también. Ella no era miembro del sindicato, sólo había participado en la huelga. Esta mujer ha sido readmitida ahora, después del 5 de octubre de 2000. Pero ya no hay trabajo en su fábrica.

Los “comités de crisis”: cambiar o no los directores de fábrica hoy


En todas las situaciones nosotros somos gente racional. No estamos contentos con el papel de los directores durante la época de Milosevic. La mayoría de directores apoyaron la política de Milosevic y esto ha destruido prácticamente nuestra industria. Muchos han actuado como criminales corruptos. Ahora podemos plantear abiertamente estas cuestiones. Podemos plantear el cambio de directores. Pero debemos tener candidatos que sean mejores pues debemos ser responsables para que mejore la producción de nuestras fábricas, para llegar al nivel de trabajo que teníamos antes.

Nuestra consigna a nuestros miembros ha sido: velar por nuestro nivel de producción y nuestro salario. Los trabajadores conocemos a los directores criminales, ladrones. Entonces los ponemos en conocimiento del comité director de la fábrica. El candidato a director tiene la obligación de exponer públicamente sus proyectos, cómo va hacer para cambiar la situación, para aumentar la producción. Sobre la base de esta exposición los miembros del sindicato discutimos si es conveniente o no cambiar este director. Nosotros actuamos dentro de la ley, en los plazos y formas correctos, pero siempre para mejorar un director.

Nosotros no hemos organizado los “comités de crisis” para cambiar el director durante una noche. Esto lo han organizado algunos partidos de la oposición política y el pequeño sindicato que está con ellos. Nosotros utilizamos los procedimientos legales. Cuando vimos qué hombres se proponían por estos comités de crisis vimos claro de qué se trataba. Este procedimiento no era legal. Era un cambio político de los directores: fueran del partido comunista o del DOS, es lo mismo, es un cambio político, no un cambio para mejorar la economía.

Nosotros estamos en contra de esa moda. Nosotros no hablamos de ello públicamente porque las elecciones están a la vuelta de la esquina. Hay puestos de directores de empresas que son estratégicos para el Estado como el de la Radio y Televisión, el de grandes complejos, que son puestos políticos, pero deben hacerse los cambios por los medios legales, correctos.

Si se pregunta “¿es posible que algunos políticos quieran convertirse en directores debido a la próxima ley de privatización que se prepara, para estar en una buena posición cuando se apruebe?” Sólo puedo responder que estoy de acuerdo con la pregunta.

Entrevista realizada por Alfons Bech el 13/11/00
ENTREVISTA CON, PRESIDENTE DE NEZAVISNOST EN LA FÁBRICA DE RODAMIENTOS “IKL”, EN LAS AFUERAS DE BELGRADO.
Entrevisto a Heiocnob Jolneholiuh, Presidente del sindicato de una importante fábrica que se dedica a hacer rodamientos dónde trabajan 400 obreros. A su vez él es también uno de los cuatro vicepresidentes de la rama del metal de Nezavisnost. Nos acompaña también Hukona Kyzebcku, secretario del sindicato, bosnio musulmán.

Según cuentan, a causa de las sanciones están trabajando a un 20% de su capacidad de producción. Han trabajado para la Ford. Su principal comprador continúa siendo Italia. Están trabajando según las normas ISO.



H.K.: .....esta fábrica es una sucursal y tenemos convenio colectivo propio, el cual mejora los derechos de los trabajadores y proporciona más estabilidad.

Pregunta: Ya, como nosotros. ¿Cuántos miembros tiene Nezavisnost en esta planta?

Respuesta: Unos 300, solamente en esta planta.

P.: O sea, que hay 400 trabajadores y 300 son miembros del sindicato.

R.: Exacto.

P.: ¿Hay trabajadores afiliados a otros sindicatos?

R. : Sí, hay representantes de otros tres sindicatos. Bueno en realidad son seis, pero de los 1500 trabajadores que en total tiene la fábrica, 600 no han acudido al trabajo desde hace más de 7 años. De hecho pues, no hay representantes de los otros tres sindicatos. Solamente 900 obreros trabajan y 600 son miembros del sindicato Nezavisnost.

P.: ¿Cuáles son en estos momentos los problemas más importantes con los que se enfrentan?

R.: No se trabaja a jornada completa, el trabajo es insuficiente y sobre todo los salarios son muy bajos. 1989 y 1990 fueron los últimos años normales en cuanto al nivel de trabajo, en los cuales la producción ascendió a 80.000.000 de marcos alemanes anuales. Ahora, sin embargo, se produce solamente por valor de 8.000.000 marcos anuales, lo cual representa 10 veces menos.

Los salarios en 1989 y 1990 variaban entre los 800 y 1.000 marcos y ahora han descendido hasta los 100 marcos.

La fábrica ha entrado hace poco en proceso de privatización. Se esperan cambios para el próximo año 2001, en el cual se completará la privatización durante la segunda mitad del año. Desde luego no se espera recuperar los niveles conseguidos en 1989 y 1990, pero seguro que mejorará. Creemos que llegará el día en que se podrán hacer negocios de una manera sólida, ya que el nivel de calidad es ISO 9000 y 9001 y QS. Estamos cooperando con fábricas como Renault, Fiat y también otras en Italia, además de pequeñas industrias del país.

P.: ¿Cómo cree que se va ha llevar a cabo esta privatización?

R.: El 60% del valor total de la fábrica se ha privatizado durante el año 2000 y es propiedad de los trabajadores. Un 10% ha de servir para conseguir fondos para los trabajadores jubilados, ya que así lo indica la ley. Finalmente, un 24% se podrá a la venta próximamente. El 6% restante ya se privatizó en 1991.

P.: ¿Quién cree que comprará este 24% que aún falta por privatizar?

R.: Los propios obreros tienen la primera opción de compra en condiciones ventajosas, pero si quedara una parte sin vender, el gobierno negociaría las acciones en el mercado libre de valores. Sin embargo, creo que los trabajadores podrán comprarlo en su totalidad.

Las condiciones son las siguientes: 6 años para completar la compra, entrega del 20% en el inicio y 1% de incremento anual de los pagos.



P.: ¿El 60% que ya es propiedad de los trabajadores, está repartido entre todos o es quizás una única acción colectiva?

R.: Ellos comparten la propiedad para preservar sus derechos y se reúnen en asamblea para tomar decisiones que sirvan a sus intereses. También los trabajadores tienen el derecho a vender la producción y seleccionar sus clientes. Todos estos procesos están descritos en documentos legales.

P.: ¿Se percibe la privatización como una forma de "control" para los trabajadores?

R.: Los directivos son los encargados de controlar la empresa, pero esto ya está acordado.

P.: Creo que no ha comprendido mi pregunta. Me refiero al control sobre la empresa.

R.: No tememos nada. Dentro de cinco años los trabajadores serán los dueños. Esto ya está previsto desde 1991, al principio de la guerra.

P.: Quizá el próximo gobierno empeorará las condiciones de la privatización.....

R.: Ya existen leyes, ratificadas en 1997, que regulan estos procesos. Milosevic las promulgó para mostrarse cooperativo y creemos que son suficientes para encajar en los objetivos europeos. No parece que vaya a ser necesario para el próximo gobierno cambiar estas leyes.

De hecho, estas leyes no obligan a las empresas a privatizarse si no lo desean pero quizá habrá cambio en este sentido, ya que puede ser que se obligue a todas las empresas a iniciar la privatización rápidamente.



P.: ¿Cree que va ha haber cambios en la directiva?

R.: Este asunto ahora está en los juzgados. Ellos quieren conservar su posición y sus privilegios. Son gente de Milosevic, tienen poder y son muy numerosos. Hace tres años, ellos dirigieron exitosamente la guerra y se instalaron en los comités de la empresa. Pero ahora preferiríamos ser dirigidos por expertos economistas, con objetivos realistas e independientes políticamente.

Para conseguir estos cambios, el sindicato necesita un hombre capaz de afrontar estos problemas que arrastramos desde hace ya 10 años.



P.: ¿Y cómo se puede conseguir este cambio?

R.: Con el conjunto de los trabajadores. Ellos tienen influencia pero deben ser muy conscientes de cómo hacerlo. Pueden presionar en la asamblea de la empresa contra la comisión de directivos que están controlados por el partido. Es trabajo del sindicato, a petición de los trabajadores que lo apoyan y que están empleados en la empresa. Este es el camino legal y, además, el único camino posible.

P.: ¿Cómo se conseguirá esta presión?

R.: Reuniones, huelgas, etc., pero siempre por el camino de la legalidad.

P.: ¿Cuál es la posición del sindicato de Milosevic?

R.: Ellos siempre han apoyado que el estado controle las empresas pero ahora esto cambiará. Queremos que cooperen y acepten lo que hay, no hay otra posibilidad.

P.: ¿Puede ponerme un ejemplo de este cambio?

R.: Es más o menos lo mismo en todas las empresas. O se escoge el camino legal para el cambio o se está fuera de la ley. Nezavisnost ha discutido esto y ha optado por el camino legal, canalizando la fuerza de los trabajadores en este sentido y como reacción general. No podemos dejar ninguna puerta abierta a un posible retorno a la situación anterior, por ello debemos ser eficientes.

P.: ¿Cree que algunos líderes políticos de otros sindicatos quieren cambiar los directivos de las empresas pensando en una próxima privatización?

R.: Con el cambio de gobierno, habrá una renovación de los políticos en el poder, más demócratas. Y, aunque Milosevic todavía tiene mucho poder, no creemos que nuestros problemas sean peores de los que hemos tenido hasta ahora. Se están creando nuevos mecanismos de control y si pudimos aguantar 10 años luchando contra Milosevic, será más fácil ahora sin él. Durante el período de Milosevic, el sindicato estatal tenia el 100% del control. Ahora, probablemente, el sindicato estatal permanecerá pero bajo el control del nuevo poder. El peor problema del sindicato estatal es que nunca ha actuado como un sindicato verdadero, solo producía malestar.

Posiblemente en el futuro nacerán nuevos sindicatos, controlados por los nuevos partidos políticos como el DOS o otros diferentes. Creo que la lucha continuará, pero nuestro sindicato permanecerá independiente y autónomo.



P.: ¿Está pensando en alguna clase de acuerdo con los sindicatos del DOS o con Milovanovic?

R.: Milovanovic es un político elegido durante las últimas elecciones. Se necesitan muchas cualidades para acceder al nuevo poder ya que se le va ha exigir que cumpla las promesas realizadas antes de las elecciones a los trabajadores. No veo como va ha cumplir sus promesas y sus objetivos si está en el poder. No se puede gobernar y al mismo tiempo formar parte de los cuadros directivos de un sindicato. Es el mismo sistema de control que usaba Milosevic.

P.: ¿Hay algún acuerdo entre el sindicato de Milovanovic y el de Milosevic?

R.: Se habla de unificación de los dos sindicatos, pero los trabajadores de Serbia no van a ganar nada con ello. El beneficio será para los líderes. En cambio, los desempleados no van a mejorar sus condiciones de vida.

P.: ¿Cuál es el futuro de Nezavisnost?

R.: Desde 1991 hemos estado luchando y ahora tenemos la oportunidad de llevar a cabo nuestros planes y triunfar. Estamos todavía jugando la pelota. Pero yo creo que vamos a ganar.

P.: ¿Cómo ven el problema de Kosovo?

R.: El problema es el toda la ex Yugoslavia. Dominaron los nacionalismos. Pero la antigua Yugoslavia era una sola región económica, con empresas en Bosnia Herzegovina, Serbia, Croacia... Estos lazos económicos fueron rotos. Es el mismo problema en Kosovo. La economía kosovar está ligada a la economía serbia y con los estados de ex Yugoslavia, Eslovenia, Croacia, etc. Esto es muy importante. Ahora bajo la ocupación de las tropas de la OTAN, ¿qué va a pasar? Puede desaparecer esta economía que se creó.

¿Quiere Kosovo ser independiente o no? Esto es una importante cuestión política. Pero se tome el camino que se tome en Kosovo, la economía está destruída completamente.



ENTREVISTA CON JACIM MILUNOVIC, VICEPRESIDENTE DEL SINDICATO DE ALIMENTACION DE LA CONFEDERACION NEZAVISNOST

Pregunta: ¿Cómo ve el futuro político próximo, tras las elecciones de diciembre?

Respuesta: Actualmente el gobierno que tenemos es un gobierno nacionalista. No es chauvinista, pero sí nacionalista. Nuestro futuro está con la socialdemocracia. Los partidos en Serbia no se han constituido como una estratificación de obreros, empleados, gente rica y otros, sino que todas las clases sociales están dentro de un mismo partido. ¿Cómo es posible? Por ello digo, como trabajador, como clase trabajadora, que nuestro futuro está con la socialdemocracia.

P. Pero hay varios partidos que se reclaman de la socialdemocracia…


R. Efectivamente, como usted dice, hay varios que se reclaman. Nosotros como sindicato debemos ayudar de alguna manera a crear un partido socialdemócrata.

P. ¿Un sólo partido socialdemócrata?


R. Sí uno sólo. ¿Porqué crear varios? A mi no me gusta la derecha, la detesto, pero hay gente a quienes les gusta mucho la derecha. Por tanto puede haber un partido de derechas, un partido de centro, un partido socialdemócrata y quizás un partido de la extrema izquierda, ¿por qué no?

P. ¿Hay un espacio para un partido de extrema izquierda en Serbia?


R. Sí, lo hay. Nosotros hemos estado en el socialismo durante muchos años y creo que existe un tal lugar.

P. ¿En quién piensa, en JUL (Izquierda Unida Yugoslava de Mira Markovic)?


R. No, no pienso en ellos. Ellos no son de izquierda.

P. Y ¿dónde se encuentran los posibles afiliados o militantes de ese partido socialdemócrata? ¿Están dentro de los actuales partidos o en otros lugares?

R. No, se encuentran dentro de los sindicatos y en otras organizaciones cívicas.

P. ¿Qué relaciones tiene Nezavisnost con los antiguos sindicatos?


R. Es difícil expresarlo en pocas palabras. Yo he escrito un texto para nuestro boletín. Estos sindicatos no eran sindicatos. Simplemente eran una correa de transmisión del gobierno. Ellos podrían transformarse en auténticos sindicatos si quisieran, porque querer es poder.

P. ¿Cuál cree que es la mejor perspectiva para los obreros en general: el reciclaje de los antiguos sindicatos convirtiéndose en un nuevo sindicato además de Nezavisnost, el que hubiera un sólo sindicato…?

R. Debo decir una cosa: no hay grandes diferencias entre los afiliados de nuestro sindicato y los del sindicato del Estado. Quizás nuestros afiliados tengan un poco más de coraje, de combatividad, pero sin grandes diferencias. En cambio las diferencias entre los dirigentes sí son grandes. Por ello sinceramente no creo que esos dirigentes puedan iniciar la transformación que hemos hablado.

P. ¿Entonces cuál cree que será la perspectiva sindical en el próximo periodo?


R. Yo creo que Nezavisnost será más fuerte y jugará un papel importante en este país, un papel principal.

P. Pero ¿habrá otros sindicatos?


R. Veremos. Para mí el sindicato de estado está muerto. Es así. Quizás haya sindicatos izquierdistas. Hay también otro sindicato, del señor Dragan Milanovich. La asociación de sindicatos de Milanovich es un partido-sindicato (Dragan Milanovich se presentó a las últimas elecciones como representante no de un partido sino de su sindicato y ganó un escaño; nota del traductor). Yo no creo que sea correcto, pero es así.

P. Cuando antes usted se refería a los izquierdistas, ¿se refería Dragan Milanovic?


R. No, no. No me refería a él.

P. ¿Tienen ustedes relación con los sindicatos de las repúblicas y territorios y de la antigua Yugoslavia?

R. Sí, tenemos. Con los sindicatos de Bosnia-Herzegovina y su presidente (no entiendo el nombre-ndt); con los sindicatos de Croacia y su presidente (…); con los sindicatos de Macedonia, con (…); con los sindicatos de Montenegro, con (…); con los sindicatos de Kosovo, con (…), con los que tenemos muy buena relación.

P. ¿Tienen buena relación con los sindicatos de Kosovo?


R. Sí, es verdad. En general los sindicalistas no son nacionalistas en general.

P. Sí, pero como ha habido guerras, problemas, esto debe influir en las relaciones.

R. Sí pero no era nuestra guerra. Era una guerra contra nosotros, contra todos los trabajadores.

P. ¿Tienen ustedes reuniones, conferencias con estos sindicatos?


R. Sí, con los croatas y montenegrinos estuvimos hace unos pocos meses reunidos en Montenegro. Con los macedonios, no recuerdo bien, pero que estuvimos juntos en Skopia en noviembre del año pasado. Con el presidente de los sindicatos bosnios estuvimos juntos en Tuzla y en Sarajevo en octubre del año pasado, trabajando en un proyecto de formación para sindicalistas de la antigua Yugoslavia. Tenemos buenas relaciones.

Carta de petición de ayuda de Milan Nikolic a los sindicatos españoles

Apreciados Compañeros y Amigos:


Recientemente hemos recibido la visita de tres sindicatos españoles del metal, representados por el compañero Alfons Bech. Fue un placer tenerlo entre nosotros y mostrarle nuestras condiciones de vida, así como nuestros problemas dentro del contexto político y social que tenemos actualmente en Serbia. Estoy convencido de que el compañero Alfons podrá transmitiros nuestra realidad, aunque su estancia entre nosotros haya tenido una duración muy corta.
Nuestra situación es particularmente difícil porque no tenemos experiencia sindical porque en nuestro antiguo sistema en la ex Yugoslavia no tuvimos sindicatos tal como se entiende normalmente, con libertad y derechos.

Todos los derechos que teníamos los trabajadores en nuestro antiguo sistema con el Partido Comunista y los sindicatos eran sólo acerca de deportes, distracción y vacaciones para los obreros.


Aunque Milosevic se fue el nuevo poder de Serbia trata de continuar el mismo tipo de relación con los sindicatos y a causa de ello tenemos el mismo tipo de relaciones hacia el poder.

Por tantohoy estamos al comienzo de muy importantes empresas y responsabilidad para los trabajadores PERO sin nada de lo que necesitamos para tal tarea.


Alfons fue testigo de que estamos trabajando en una pequeña oficina de 4 x 4 m2 , compartida con cuatro sindicatos más, todos pertenecientes a la Unión de Sindicatos NEZAVISNOST y que no tenemos las condiciones necesarias para desarrollar nuestro trabajo con normalidad. A menudo tenemos que reunirnos en el pasillo para poder hablar, ya que no tenemos espacio suficiente. Disponemos de un solo ordenador para los cinco sindicatos y un teléfono. ¡No podéis imaginaros lo difícil que es trabajar en estas condiciones!
El sindicato de Milosevic se ha convertido ahora en el sindicato de la DOS y los nuevos gobernantes que tenemos no quieren ni oír hablar de que NEZAVISNOST comparta locales con ellos, a pesar de que nosotros también tenemos derechos. No tenemos dinero para alquilar un espacio mayor, porque ya estamos pagando por ese pequeño espacio un alquiler de 600 a 700 DM mensuales.
Nuestro sindicato tiene miembros en toda Serbia, pero no podemos tener contacto suficiente entre nosotros ya que bastantes miembros del Comité Ejecutivo no disponen de teléfono en sus empresas. Tenemos además 8 teléfonos móviles que nos han proporcionado compañeros que están en el extranjero, pero los miembros de la presidencia son 15, lo cual quiere decir que aún nos faltan 7 móviles más. En Serbia un teléfono móvil cuesta alrededor de los 30 DM mensuales, por lo cual necesitamos 450 DM para pagar las facturas. No sé bien el precio de un ordenador , pero cuesta alrededor de los 2000 - 2500 DM. Nuestro único ordenador colectivo está verdaderamente muy ocupado y es muy necesario para nuestro trabajo como sabeis.
Publicamos además un boletín del sindicato, "Metal Press", pero los gastos de edición de 500 ejemplares asciende a 450 DM, por lo cual no podemos publicarlo de una manera regular. No tenemos presupuesto para propaganda y nos es muy necesaria.
Estaríamos muy agradecidos si pudierais ayudarnos de alguna manera a mejorar la marcha de nuestro sindicato y aumentar nuestros recursos. No olvidaríamos nunca vuestro gesto.

Agradecido de antemano a todos,


Milan NIKOLIC , Presidente del Sindicato del Metal de NEZAVISNOST
1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal