Interpretación del desarrollo en los significados de la fe religiosa



Descargar 65.39 Kb.
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño65.39 Kb.
Interpretación del desarrollo en los significados de la fe religiosa

 

Profesor J. Morin



Instrucciones
Lee el documento con el objetivo de identificar conceptos de John Westerhoff y de James Fowler que pueden usar para interpretar su propia experiencia de formación y desarrollo en los significados de la fe religiosa.
Objetivo
En un escrito de cinco páginas interpretar con conceptos de Westerhoff y Fowler la propia autobiografía de formación en los significados de la fe religiosa.
Criterios de Evaluación


  1. Una página de introducción en que se presenta una interpretación de la experiencia de formación en los significados de la fe religiosa, desde las categorías de P. Westerhoff. Debe incluir dos ejemplos de la autobiografía, escrita previamente, para ilustrar los conceptos de Westerhoff. (Ponderación 2,00/7,00).




  1. Dos páginas en que se aplica los conceptos de James Fowler para interpretar la experiencia de formación en los significados de la fe religiosa en tres etapas distintas. Debe incluir tres ejemplos de la autobiografía, escrita previamente, para ilustrar los conceptos de Fowler. (Ponderación 3,00/7,00).




  1. Una página de reflexión sobre el trabajo anterior en que se

  • señala a lo menos tres aprendizajes sobre su propia experiencia de formación en los significados de la fe religiosa. (Ponderación 1,00/7,00).

  • reflexiona sobre cómo el trabajo realizado le puede servir para comprender y orientar la formación en la fe de los escolares de educación básica y media. (Ponderación 1,00/7,00).


El desarrollo de los significados de la fe según Westerhoff y de Fowler
Adaptado por el Profesor J. Morin

del artículo de Felix Ortiz

en ParaLideres.Org


I.                     INTRODUCCIÓN

 

La realidad nos indica que la adolescencia y la juventud es la edad clave en  que se toman decisiones con relación a la fe. Las dudas, el cuestionamiento, la profundización de la fe e incluso el abandono de la misma son un hecho frecuente. Las estadísticas nos indican que es precisamente en este periodo del desarrollo cuando la mayoría de las personas toman su decisión por Cristo y de comprometerse con la Iglesia.



 

En las páginas siguientes se presenta estudios sobre la evolución de los significados de la fe en las diferentes edades desde la perspectiva psicológica de James Fowler y el enfoque antropológico de John Westerhoff. Esperamos que sobre la base de estos conceptos y orientaciones, los lectores pueden encontrar un marco de criterios para interpretar su propia experiencia de formación y desarrollo en los significados en de la fe religiosa en sus vidas.


 

II.                  EL DESARROLLO DE LA FE SEGÚN JOHN WESTERHOFF

 

A.      Este autor usa la analogía de los anillos de crecimiento de los árboles para describir el desarrollo de la fe



 

  • Cada anillo permanece aunque se desarrollen otros a su alrededor.

  • La fe es definida como una acción que incluye pensar (intelecto), sentir (emociones) y querer (voluntad). La fe integra conocimientos, convicciones y conductas.

  • La fe es sustentada, transmitida y se expande por medio de nuestra interacción con otras personas creyentes en el contexto de una comunidad de fe.

 

B.     Sus cuatro etapas de desarrollo de la fe son:

 

1.      La fe experimentada (infancia)

 


  • Es la fe fundacional, la que provee las bases para el futuro desarrollo de la fe

  • La criatura experimenta, explora, prueba y reacciona a la fe.

  • Copia la fe de otros (especialmente de los padres) y, por medio de la observación e interacción, empieza a desarrollar una fe propia.


2.      La fe afiliativa (adolescencia temprana)

 


  • Aquí la fe se caracteriza por un fuerte sentimiento de pertenencia a un grupo. Tiene así mismo un fuerte aspecto afectivo.

  • El Joven tiene un sentimiento de afecto y pertenencia al grupo.

  • El liderazgo de la iglesia y los padres se sienten tranquilos con los jóvenes que están en el nivel afiliativo, esto es debido a su tendencia a medir la fortaleza de la fe de los adolescentes por su grado de involucración en actividades y eventos. Los padres se sienten satisfechos al ver que sus hijos funcionan bien y están bien integrados en el grupo de jóvenes de la iglesia.

  • Esto es lo que desean la mayoría de los adultos para sus adolescentes. Sin embargo, puede impedir el proceso de alcanzar una fe personal. Dicho de otro modo, si la fe está excesivamente vinculada al grupo, puede hacer más duro el proceso de desarrollar una fe personal.

 

3.      La fe en busca (adolescencia tardía)

 


  • Es la época en que los jóvenes se cuestionan su fe.

  • Es una fe que permite e invita a la duda, las preguntas, los cuestionamientos y los juicios críticos.

  • Es posible que los jóvenes experimenten con otras religiones, creencias o formas de ver la fe, y también que sientan la necesidad de comprometerse con una o varias causas.

  • Todo lo anterior puede ser visto como amenzador por parte de los adultos, que reaccionan con inquietud y preocupación ante esta nueva actitud del adolescente.

 

(1)     Los padres creen que no están prestando la suficiente atención a sus hijos o que alguien los está descarriando. Es fácil por parte de los padres, ver y buscar influencias negativas que están descarriando a sus hijos, sean éstas reales o ficticias.

(2)      La iglesia se pregunta acerca de la capacidad y el trabajo del liderazgo juvenil

(3)      Los jóvenes batallan con dudas e inquietudes internas.

 


  • Los líderes y los adultos han de tener la capacidad y la sabiduría para proveer un ambiente saludable y abierto en el que sin intimidación ni miedo a reprimendas los jóvenes puedan exponer sus dudas e inquietudes.

  • Los líderes no deben animar a los adolescentes a dudar, pero deben ser cuidadosos con las formas en que responden a las mismas.

  • Expresar miedo o escándalo por las dudas puede llevar al adolescente a pensar que su fe no es fiable ni consistente, aumentando como consecuencia su natural angustia. Puede también llevarles a reprimir las dudas y no verbalizarlas, privándonos, por tanto, del conocimiento de las mismas y la capacidad de ayudarles.

  • Los padres y líderes deben recordarse a sí mismos que Dios es más grande que sus dudas y permitir que los jóvenes y adolescentes puedan expresar sus interrogantes y preguntas en un clima de aceptación y libertad.

  • Así mismo, tienen la responsabilidad de proveer respuestas coherentes y honestas a las dudas e inquietudes de los jóvenes.

 

4.      La fe propia

 

Esta etapa se alcanza cuando la persona está en paz con su fe y quiere ser identificada por ella. El individuo se siente orgulloso de su fe y no tiene miedo ni reservas en cuanto a públicamente ser caracterizado por su fe.



 

(1)    La persona testificará de su fe.

(2)    Se tratará de una fe caracterizada por:


  • Una fuerte relación personal con Dios que transforma la propia fe del individuo que crece y madura.

  • Crecimiento de forma continuada.

  • Transformación de  la vida del sujeto.

 

  • Los jóvenes asumen este estadio cuando el conocimiento que poseen se traduce e influencia  su vida cotidiana.

  • Los jóvenes y adolescentes deben dudar e incluso cuestionar su fe si han de hacer de ella una fe personal y propia.

  • Westerhoff afirma que la enculturización (experiencias de relación no formales) en vez de la instrucción (experiencias de enseñanza formales) es la mejor manera de nutrir la fe de los adolescentes. Esto significa que las relaciones son para ellos más importantes que las instituciones, y que las primeras, tienen mucha más influencia que las segundas.

 

 

III.                   EL DESARROLLO DE LA FE SEGÚN JAMES FOWLER

 

James Fowler es un investigador contemporáneo que ha publicado varios trabajos sobre el desarrollo de la fe. Su concepción de la fe incluye cosmovisiones tanto religiosas como no religiosas. Su obra más importante es Stages of Faith: The Psychology of Human Development and The Quest for meaning. San Francisco: Harper and Row.



 

A.      Este autor afirma que los individuos pasan por diferentes etapas en el desarrollo de su fe, de la misma manera que lo hacen en el desarrollo de su intelecto o moralidad.

 

1.     En su opinión estas etapas tienen ciertas características:



a.      Son predecibles, es decir, pueden ser anticipadas.

b.      Son invariables, es decir, estas etapas se dan en la vida de todas las personas sin excepción.

c.      Son secuenciales, es decir, se dan una tras otra de forma continuada.

 

2.     Pueden producirse variaciones en cuanto al contenido de la fe y en cuanto a la profundidad con que la misma se desarrolla. Sin embargo, a pesar de las dos variables mencionadas las etapas de evolución de la fe siempre tienen las características mencionadas en el punto 1.



 

B.     Sus seis etapas de desarrollo son:

 

1.      La fe intuitivo-proyectiva (de los 3 a los 7 años)

 

a.      Basada en la fantasía y la imaginación, sin lógica y dominada por la percepción.



b.      Los niños obtienen de los adultos sus ideas acerca de Dios y de la religión.

c.      Van configurando su fe de una forma totalmente intuitiva, observando y escuchando a sus padres que acostumbran a ser los adultos que más influencia tienen en esta época de la vida.

d.      Por lo general sus primeras ideas acerca de la divinidad se obtienen proyectando sobre Dios sus impresiones o su concepto de sus padres.

e.      La fantasía ocupa un lugar importantísimo en el pensamiento de los niños. Son altamente imaginativos y, por tanto, muy influenciables por las historias y experiencias de la fe de los adultos.

f.        La idea de la deidad como creador o causa es entendida en términos mágicos.

 

2.      La fe mítico-líteral (de los 8 a los 11 años)

 

a.   Comienzan a descubrir el mundo alrededor de ellos y a diferenciar entre la fantasía y la realidad. Esto es debido a que comienzan a desarrollar la capacidad de pensar de forma lógica y concreta.



b.   La fe puede darles un sentido de seguridad ante las incertezas que van descubriendo en el mundo real.

c.   En esta etapa los niños adelantan y retroceden entre el pensamiento abstracto y el concreto.

d.   Las creencias y los símbolos son tomados literalmente. Los hechos son diferenciados de la fantasía. Todavía no existe la capacidad para reflexionar sobre el significado de los símbolos.

e.   La herencia espiritual de la familia es aceptada sin que sea cuestionada.

f.    Dios es percibido como un ser en forma humana que habita en los cielos.

g.  Muchos adultos retienen mucha de su religión en este nivel de desarrollo.

 

3.      La fe convencional y de síntesis (adolescencia)



 

a.   El mundo del adolescente se extiende mucho más allá de los límites de la familia. Otras muchas fuentes reclaman su atención e interés ya que el adolescente se encuentra inmerso en un proceso de descubrimiento del mundo existente a su alrededor.

 

(1)    Amigos



(2)    Escuela

(3)    Trabajo

(4)    Grupo de jóvenes de la iglesia

(5)    Equipos deportivos

(6)    Los medios de comunicación

 

b.   Su fe debe proveer coherencia y significado a todas esas nuevas experiencias. Dicho de otro modo, el adolescente tendrá que enfrentarse al proceso de tener que encajar o compaginar la fe heredada de la familia con las nuevas realidades que está descubriendo en su entorno.



c.     La afirmación -fe de síntesis- significa que ésta se moldea por las relaciones interpersonales del adolescentes con otros individuos y su entorno.

 


  • El adolescente se halla en un proceso en el cual le es necesario encontrar un equilibrio entre sus propias creencias y las creencias de otras personas que pueden, perfectamente, ser diferentes e incluso incompatibles con las propias.

  • Ante la tensión que esto provoca, algunos adolescentes caen en la tentación de adoptar una actitud conformista y adolecer de creencias, evaluaciones y percepciones autónomas e independientes, sosteniendo o aferrándose a las de personas de su entorno que son significativas para ellos. Esto sucede por dos razones:




    • Los jóvenes son muy sensibles a las opiniones, juicios y expectativas de las personas que son significativas para ellos. En esta edad, el grupo de amigos es altamente significativo, y por tanto, sus opiniones. El joven puede renunciar a las propias para no ser rechazado o entrar en conflicto con el grupo.

    • Su identidad todavía no está suficientemente moldeada, está en proceso, por lo cual, es posible, que las creencias y convicciones propias estén en fase de maduración.

 

d.      A la vez se trata de una fe convencional en el sentido que es moldeada por las actitudes de la gente con que se relacionan los adolescentes en un momento determinado.

 

(1)    En esta etapa el gran peligro es que los adolescentes se acomoden a un fe de segunda mano, que no sea propia ni personal, simplemente aceptada de la familia u otros adultos sin hacerla propia tras pasarla por un periodo de prueba y reflexión.



(2)    Los adolescentes tienen la tendencia a compartimentalizar su fe, de manera que sus compromisos del domingo no tienen un impacto sobre el resto de su vida semanal. Es muy propio de los adolescentes cristianos vivir de forma casi esquizofrénica (es decir con una mente dividida) su fe, los domingos son santos, los días entre semana….

(3)    El ambiente en el que están tiene una gran influencia sobre el adolescente. Éste puede adaptar su comportamiento a las expectativas que el ambiente tenga sobre él. En casa de comporta de una forma, en la iglesia de otra y finalmente, con los amigos de otra diferente.

(4)    Esta etapa y sus características se convierten en la estructura primaria de la fe de muchos adultos. En efecto, hay muchos adultos que no han madurado en el desarrollo de su fe, y ésta se parece enormemente a la descrita anteriormente, varía según el ambiente en el que están. Muchos adultos viven una total dicotomía entre su vida de iglesia y su vida cotidiana.

(5)    Dios puede ser visto en este estadio por los adolescentes como un guía y consejero personal, pero no de una forma tan antropomórfica como en la etapa anterior.

 

4.      La fe individual-reflexiva (juventud adulta)

 

a.         Conforme la identidad se va desarrollando y las decisiones que la persona va tomando entran en conflicto con el ambiente que lo rodea, el individuo empieza a diferenciarse de las personas y el sistema de valores de otros, y desarrolla sus propios valores, creencias y convicciones.



b.         Un individuo entra a esta etapa cuando asume una responsabilidad personal sobre sus propias acciones, actitudes y valores, y desarrolla así una fe de primera mano.

 

(1)   Se trata de una fe individual ya que hablamos de una fe propia, poseída por el individuo.



(2)   Se trata de una fe reflexiva en el sentido en que la persona que se mueve de la etapa anterior a ésta ha tomado tiempo para reflexionar acerca de lo que real y personalmente cree.

 

c.         En esta etapa se procede a una reflexión crítica de los valores y las creencias personales.



 

d.         Dios es percibido de una forma más abstracta, no tanto como un consejero personal sino como un espíritu que encarna verdades morales.

 

5.      La fe conjuntiva (media vida)



 

a.       En esta etapa el individuo reconoce pensamientos, impulsos, sentimientos y memorias que han sido reprimidos previamente. Al comenzar a aceptarlos se reconocen las influencias paternales, sociales, étnicas y religiosas que de alguna manera han afectado a su desarrollo.

 

b.      El estadio o etapa anterior ayudaba al individuo a fijar los límites que lo identificaban a él mismo como diferente del mundo. Aquí la fe es conjuntiva en el sentido que es más amplia y permite la existencia de contradicciones y de ironías, sean reales o sean aparentes. Esto se debe a que el concepto de absoluto aunque pueda parecer una paradoja, se relativiza.



 

6.      La fe universalizadora (vejez)

 

a.      Este estadio apenas se ve, pero cuando esto sucede, el individuo produce un impacto significativo en la sociedad.



 

(1)           Acostumbran a ser personas que tienen un compromiso absoluto con la causa de universalizar los conceptos de amor incondicional y justicia absoluta No les satisface nada que no sea el bien último de la humanidad.

(2)           Muy a menudo, son percibidos como peligrosos por las estructuras políticas existentes. Ejemplos de este tipo de individuos serían: Jesús, Ghandi, Martin Luther King, y la Madre Teresa de Calcuta.

 

 



IV.                IMPLICACIONES PARA COMPRENDER LA PROPIA EXPERIENCIA DE FE
A.      La fe es algo dinámico no estático.

 

1.      Hay muchos factores que para bien o para mal influyen en el desarrollo de la fe. Algunos son comunes a todos los jóvenes como por ejemplo los cambios propios del desarrollo personal.



2.      Otros, sin embargo, son específicos y propios de cada joven y por tanto puede ser de ayuda para el líder  conocerlos y entender cómo afectan al joven.
B.     El contexto social influencia el desarrollo de la fe.

 

1.      En la niñez



 

a.      La situación del hogar.

b.      Las relaciones con los padres.

c.      La calidad del modelo ofrecido por los progenitores.

 

Todos estos aspectos afectan la visión que los niños tienen de Dios, su habilidad para creer o confiar en Él y su potencial para el desarrollo de la fe.



 

2.      En la adolescencia

 

a.      La apertura al mundo exterior produce una crisis en la fe del adolescente.



b.      Al intentar encajar lo que se le ha enseñado con lo que otras voces dicen, empiezan a dudar y cuestionarse el contenido de su fe.

 

3.      En la juventud adulta



 

a.      Es por lo general cuando las personas empiezan a reflexionar por primera vez acerca de su fe e inician el camino para hacerla propia.

 

C.     Las experiencias pasadas afectan las presentes



 

1.      Cada estadio del desarrollo de la fe se basa en los anteriores, se construye sobre ellos.

2.      Lo anterior es importante entenderlo cuando estamos trabajando con personas. En ocasiones problemas presentes no podrán ser comprendidos o tratados sin explorar ciertas situaciones o experiencias pasadas que pueden ser las causantes.

 

D.     La adolescencia es un tiempo de cambio en la fe



 

1.      Todos los estudios y todas las teorías sobre el desarrollo de la fe coinciden en el hecho que la adolescencia es el tiempo en que cual la fe es cuestionada.

 

a.      Las nuevas capacidades intelectuales y la necesidad de independizarse de los padres pueden ser causas para poner en entredicho la fe.



 

2.      Sin embargo, es importante no visualizar este proceso como un problema espiritual sino como parte del proceso normal de desarrollo.

 

a.      El cuestionar puede indicar que la fe está en un proceso de crecimiento y maduración.



 

3.      La forma en que los líderes y padres respondan a este cuestionamiento es muy importante.

 

a.      Si critican, reprenden o juzgan cortarán todo tipo de comunicación con los adolescentes.



b.      Si expresan ansiedad, proyectarán sobre los adolescentes la idea que su fe es débil y no puede soportar un escrutinio profundo.

c.      Si responden de una forma abierta, y expresando amor y aceptación incondicional sin ningún tipo de condena, los adolescentes crecerán aceptando las dudas como parte normal del proceso de maduración y crecimiento. Eso les ayudará a expresarlas y a nosotros a conocerlas y tratar de ayudarles.

 

E.     Cada individuo tiene su propio ritmo de crecimiento



 

1.      Cada adolescente tiene su propio ritmo de transiciones  de una etapa a otra,  por tanto, no deberíamos esperar el mismo grado de desarrollo  en cada adolescente .

2.      Incluso aunque se producen cambios, éstos pueden ser diferentes para cada adolescentes.

 

a.      Uno puede tener un mayor deseo de conocer a Dios mientras otro puede estar mejorando su relación con sus padres.



 

3.      No todas las adolescencias son iguales, muchos adolescentes invierten la mayoría de sus energías en intentar tan sólo sobrevivir a este periodo tan difícil y conflictivo de sus vidas. En una adolescencia de este tipo es normal esperar menos crecimiento en la fe.

4.      No hay que olvidar que el cambio que esperamos es un genuino crecimiento en su fe, no una conformidad externa a ciertas pautas de conducta.

 

F.      El desarrollo de la fe ha de ser integral



 

1.      Ha de tener un conocimiento de los contenidos y el objeto de la fe cristiana.

2.      Convicciones, una profundización y adquisición de los valores de la fe.

3.      Conductas, un estilo de vida que se caracterice por una obediencia radical al Señor.

 

G.     En la transmisión de la fe, la inculturización es más importante que las situaciones formales de enseñanza.



 

1.      Los líderes de adolescentes han de esforzarse por ser emocionalmente significativos para ellos.



2.      Esto último será la puerta que les abra el corazón de los chicos y chicas.

 


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal