Introducción a la paleontologíA



Descargar 0.67 Mb.
Página10/40
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.67 Mb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   40

LAS POSICIONES DE LOS FÓSILES

En muchas ocasiones, se pueden obtener ciertas deducciones ambientales, a partir de la posición que tienen los fósiles en los estratos.

Al encontrar una capa de carbón, el geólogo, que sabe que el carbón se ha formado a partir de materia vegetal comprimida y transformada, busca las raíces de las plantas que le dieron origen, y si las encuentra atravesando el estrato situado inmediatamente debajo de la capa de carbón, puede deducir, lógicamente, que el carbón está "in situ", es decir, que los vegetales se acumularon y luego se han transformado en carbón, en el mismo sitio donde crecían en vida. Sin embargo, algunos tipos de carbón pueden haberse originado a partir de materia vegetal previamente transportada. El carbón "cannel", cuyo nombre deriva del vocablo inglés "canwyl" que designa un tipo especial de candela o antorcha, debido a que arde con una llama parecida a la de una lámpara, es un ejemplo de lo que acabamos de indicar, y puede contener restos de peces, porque al parecer, se formó en un lago, mientras que el carbón normal se forma en regiones pantanosas, análogas a las turberas. En la costa de la Isla de Wight, existe un conjunto caótico de troncos de árboles fósiles, del Cretácico, que evidentemente fueron arrastrados y acumulados por la corriente de un río de aquella época, y ahora van quedando al descubierto por la acción erosiva del mar.

Los fósiles de Invertebrados, debido a su menor tamaño y facilidad de transporte, se suelen encontrar alejados del lugar que ocuparon en vida. De hecho, aparte de los corales, suele ser muy difícil encontrar sus fósiles en el mismo sitio donde vivieron y murieron.

Sin embargo, estos fósiles transportados (14), pueden proporcionamos cierta información sobre las circunstancias de su enterramiento. Por ejemplo, los Belemnites, quedan a menudo orientados con el eje longitudinal en una dirección preferente, que debió ser la de la corriente, cuando fueron depositados y enterrados en el fondo del mar.

También del examen detenido de los mismos fósiles, se pueden obtener deducciones sobre el ambiente en que vivían los animales correspondientes. Esto se puede apreciar claramente en el caso de los Moluscos Bivalvos (almejas, mejillones, ostras, etc.). En general, pueden deducirse tres formas diferentes de vida para estos Moluscos, de acuerdo con sus características anatómicas reflejadas en las conchas, tal como aparece en el cuadro adjunto.





CARACTERES DE LOS PELECIPODOS

MODO DE VIDA :

CARACTERES ANATÓMICOS DE LAS CONCHAS:

Activa

Tienen dientes en la charnela

son: inequilaterales equivalvos isomiarios



Sedentarios (cementados)

Charnela con dientes atrofiados o ausentes

son: equilaterales inequivalvos anisomiarios o monomiarios



Sedentarios (fijos mediante el biso)

Charnela con dientes atrofiados o ausentes son: de forma variable anisomiarios o monomiarios

Enterrados o perforando las rocas

Charnela con dientes atrofiados o ausentes

son : inequilaterales equivalvos anisomiarios o isomiarios


La terminología empleada en este caso, corresponde a la forma y al interior de la concha (Figura 9): la condición de "equilátera" o "inequilátera", se refiere a la simetría de la concha, mientras que "equivalvo" o "inequivalvo", se refiere a las dos conchas similares o distintas. Los términos terminados en "miaría", se refieren a las impresiones dejadas por los músculos aductores en el interior de las conchas. Los Pelecípodos o Bivalvos, suelen tener dientes en la charnela, que son salientes de la concha, mediante los cuales, las dos valvas se articulan y encajan perfectamente; también poseen poderosos músculos que mantienen cerrada la concha, para impedir que pueda ser fácilmente abierta por otros animales, como las estrellas de mar, que se alimentan de estos moluscos.

Los Pelecípodos de vida activa, viven sobre el fondo del mar y en ocasiones ligeramente enterrados en el cieno o en la arena, respirando mediante una corriente de agua que circula entre sus valvas entreabiertas. Los sedentarios cuyas conchas están cementadas sobre las rocas del fondo marino (ostras y otros análogos), tienden a desarrollarse, como los organismos sedentarios, igualmente en todas direcciones, por lo que sus conchas son equiláteras, pero por estar fijos por una de sus valvas, la otra funciona como la tapadera de una caja, resultando conchas inequivalvas, con la valva superior más pequeña que la inferior. Algunos Pelecípodos de vida también sedentaria, como los mejillones, se fijan a las rocas mediante unos filamentos proteínicos que reciben el nombre de "biso", como los tirantes de una tienda de campana: estos Pelecípodos pueden ser asimétricos (inequilaterales), por la posición excéntrica del biso, aunque también pueden ser más o menos simétricos Por último, los Pelecípodos que viven enterrados en los sedimentos del fondo del mar, o que perforan las rocas, deben su forma asimétrica o inequilateral, al hecho de que precisan una forma alargada para poder enterrarse o penetrar en el agujero de la roca.

De esta forma, se puede deducir el modo de vida y el ambiente en que vivía un Pelecípodo, en función de sus características morfológicas. En ocasiones, los fósiles de moluscos perforadores se pueden encontrar en los propios agujeros o galerías donde habitaban; los que vivieron cementados sobre las rocas del fondo del mar, pueden encontrarse unidos a dichas rocas, y si están separados de ella, pueden, en algunos casos, conservar la impresión de la roca como una cicatriz en el área de fijación.


Figura 9 — Significado de algunos términos, usados en la descripción de los Pelecípodos o Bivalvos, (m impresiones musculares; d, dientes de a charnela) Nótese que las dos valvas son simétricas (cuando son equivalvas), respecto a un plano sagital.


De la posición de las conchas en los estratos, se puede obtener alguna información adicional, como por ejemplo, el transporte sufrido por las mismas, que se manifiesta en el porcentaje de conchas que presentan la convexidad hacia arriba o hacia abajo, y el de conchas abiertas o cerradas. Las corrientes de agua, tienden a colocar las conchas con la convexidad hacia arriba, en la posición más estable (más hidrodinámica). Por otra parte, como los músculos sólo pueden cerrar las conchas al contraerse, la apertura se efectúa mediante un ligamento elástico, que actúa cerca de la charnela, pasivamente, cuando los músculos se relajan. Cuando el animal muere, los músculos se descomponen y el ligamento, más resistente, produce la apertura de las dos valvas. De esta forma, la proporción de conchas cerradas y abiertas, nos proporciona un indicio sobre la rapidez con que fueron enterradas, ya que un enterramiento tardío, será motivo de que casi todas las valvas estén abiertas.

1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   40


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal