Introducción a la paleontologíA



Descargar 0.67 Mb.
Página13/40
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.67 Mb.
1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   40

LOS FÓSILES DEL PRECÁMBRICO

Antes de considerar el período Cámbrico, con su abundante y variada fauna, es necesario conocer los restos fósiles del Precámbrico, en cuanto sea posible.

Estos restos, pueden ser fósiles de los mismos organismos, o bien simplemente, proporcionarnos pruebas de la existencia de otros que no han fosilizado. Esta evidencia indirecta, incluye ciertas calizas que han sido consideradas como producto de la acción de Algas u otros organismos de este tipo, cuya edad corresponde al Precámbrico inferior —algunas especies de Rhodesia son con seguridad de hace 3.000 millones de años— pero se extienden hasta el Paleozoico inferior (16).

Los fósiles más convincentes, análogos ya a los organismos actuales, y de mayor antigüedad, proceden de los yacimientos de hierro de la formación "Gun Flint" del Canadá, cuya edad, difícil de determinar con exactitud, está probablemente comprendida entre 1.000 y 2.000 millones de años. Su conservación es excelente, y se trata de algas microscópicas, silicificadas durante su fosilización (impregnadas por sílice); algunos de estos fósiles parecen ser realmente algas, mientras que otros podrían ser quizás hongos. Si realmente se trata de algas, podemos deducir que ya realizaban la fotosíntesis y que descomponían el dióxido de carbono, desprendiendo oxígeno libre, con lo que aportarían el elemento indispensable para la vida animal.


Figura 10. — Fósiles precámbricos de Edicara (Australia), en la parte superior, y algunos representantes actuales de animales análogos a ellos, en la parte inferior. (Los dibujos no están a escala.)


Quizás no tan antiguos como los de "Gun Flint", pero más variados, son los fósiles de las rocas precámbricas de la región de Edicara en Australia. Al contrario de los de "Gun Flint", los fósiles de Edicara son impresiones de animales de cuerpo blando, claramente visibles a simple vista, que parecen haber vivido en aguas someras de fondos arcillosos, quedando luego recubiertas por arena muy fina, la cual, al endurecerse, ha formado una arenisca o cuarcita muy dura en la que se conservan las impresiones. La arcilla se ha transformado en sericita, una sustancia micácea, que al disgregarse por acción de la intemperie, deja al descubierto las impresiones de las cuarcitas, en la superficie de los bloques que se desprenden por las laderas de las montañas de Edicara. Estos fósiles, sólo pueden describirse con imprecisión: algunos tienen aspecto de "medusas"; otros tienen cierto parecido con "gusanos", y algunos son completamente distintos a cualquier tipo de organismo actual. De hecho, ninguno puede relacionarse con seguridad a un grupo de animal definido, pero es posible establecer ciertas analogías: en la Figura 10, aparecen los principales fósiles precámbricos (Dickinsonia, Spriggina, Rangea), comparados con algunos organismos actuales con los que posiblemente estén relacionados. También tiene interés el hecho de que las supuestas formas de "gusanos" de Edicara, como Spriggina, se asemejen, tanto a los gusanos actuales, como a ciertos Trilobites del Cámbrico inferior.

TRANSICIÓN AL CÁMBRICO

Ya en el Cámbrico, los fósiles comienzan a aparecer en cantidad suficiente, para poderlos encontrar, con relativa facilidad, en cualquier parte del mundo. En realidad, el Cámbrico inferior es más bien pobre en fósiles, pero a base de una búsqueda intensiva a escala mundial, se ha conseguido descubrir una rica fauna bien diversificada, mientras que las rocas del precámbrico, que están situadas inmediatamente debajo de ellas, no suelen contener fósiles.

La diferencia entre las faunas del Cámbrico y del Precámbrico, sin embargo, no se refiere únicamente a su abundancia: mientras que los fósiles de Edicara (y los de otras localidades precámbricas, p. ej., en África austral), son de organismos de cuerpo blando, cuyas únicas partes duras son pequeñas cerdas o espículas microscópicas, formadas en los tejidos blandos para darles mayor consistencia, en el Cámbrico encontramos, desde sus comienzos, fósiles con partes esqueléticas duras. También existían, naturalmente, gusanos y otros organismos de cuerpo blando, del mismo modo que en el Precámbrico, pero estos fósiles son insignificantes y escasos, en comparación con los que poseen esqueletos resistentes.

Una diferencia más profunda, entre los fósiles cámbricos y precámbricos, es que estos últimos son extraños, imprecisos y difíciles de relacionar con los grupos modernos, mientras que los del Cámbrico son, por lo general, fáciles de relacionar con los actuales. De hecho, todos los grandes grupos de organismos fosilizables, excepto los Briozoos y los Vertebrados, se pueden seguir desde el Cámbrico (véase la Figura 11).

¿Cuál fue la causa de este extraordinario aumento de fósiles? — Las rocas que contienen los fósiles de Edicara, no parecen ser muy diferentes de las que contienen los del Cámbrico; es posible que el principio de este período, coincidiese con la aparición de conchas y caparazones duros, pero no es fácil comprender, porqué tantos grupos independientes de animales, desarrollaron a la vez tales esqueletos duros, en el Cámbrico inferior, a menos que, tal vez, ciertos de estos animales "inventaran" el tipo de alimentación carnívoro, obligando a los demás a seguir el juego y protegerse adecuadamente.

También es posible que la atmósfera se haya enriquecido lentamente en oxígeno, y que en el Precámbrico, hayan existido pequeñas comunidades de animales, agrupadas allí donde hubiera vida vegetal suficiente para proporcionarles el oxígeno necesario, ya que la escasez de vegetales habría significado una menor liberación de oxígeno que se combinaría rápidamente con el hierro y otros elementos químicos en el mar precámbrico. El comienzo del Cámbrico pudo ser, bajo este punto de vista, el comienzo de un período en que habría ya oxígeno suficiente disuelto en el agua, para completar la oxidación de los compuestos químicos en solución, y dejar aún suficiente oxígeno libre para que la vida animal se extendiera en los mares. Una etapa en la que, el contenido del agua en oxígeno, aumentase rápidamente hasta sobrepasar la cantidad requerida para la oxidación de los elementos químicos oxidables, podría explicar la aparentemente repentina aparición de tantos grupos de animales en el Cámbrico.



1   ...   9   10   11   12   13   14   15   16   ...   40


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal