Introducción a la paleontologíA



Descargar 0.67 Mb.
Página14/40
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.67 Mb.
1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   40

LA VIDA EN EL CÁMBRICO

Al margen de lo que se pueda especular, sobre el origen de los seres vivos que por primera vez aparecen en el Cámbrico, la abundancia de grupos de animales ampliamente diversificados, y estructuralmente bastante avanzados, nos viene a indicar que debió existir una larga historia precámbrica, para la mayoría de tales grupos, que es la que pretendemos investigar. Por otra parte, la vida en el Cámbrico parece haber estado restringida al mar y, de hecho, hasta al Silúrico y el Devónico los seres vivos no se aventuraron en el "inhóspito mundo" no marino, que presentaba peligros tan graves como el hielo en invierno, la sequía en verano, impetuosas corrientes fluviales y el extraño ambiente terrestre y subaéreo.


Figura 11. — Distribución de los principales grupos de fósiles en los tiempos geológicos.


Es interesante revisar los grupos de organismos representados en el Cámbrico, y aunque resulte quizás un tanto fastidioso, comprobar que la vida se nos presenta ya como un hecho consumado, en el sentido de que la mayoría de los grupos más importantes estaban ya establecidos en los comienzos de este período, podemos en cambio comprobar cómo fue una época de "experimentación inicial", ya que muchos subgrupos del Cámbrico se extinguieron o quedaron muy reducidos, mientras que en el Ordovícico ya se logró la estabilización de otros muchos que todavía existen en la actualidad, y que ya son menos "exóticos", en comparación con los tipos normales actuales.

Los seres vivos presentes en el Cámbrico son los siguientes:


Reino Planicie (Vegetales): están representadas por calizas cuyo origen se debe a la actividad de ciertas Algas; algunas de estas estructuras se encuentran también en el Precámbrico.

Reino Protista: son organismos unicelulares; Protozoos y otros organismos análogos, cuyos caracteres los sitúan entre Vegetales y Animales. Los esqueletos microscópicos de estos organismos, se conocen desde el Cámbrico inferior.

Reino Animalia (Animales):

Phyllum Brachiopoda: estos Invertebrados, de aspecto parecido al de los Moluscos Bivalvos, son todavía actuales, aunque están muy reducidos, en comparación con su desarrollo en el Paleozoico; son fósiles comunes en el Cámbrico.

Phyllum Arthropoda: Clase Trilobites: muy comunes en el Cámbrico, pero se extinguen al final del Paleozoico. De otros Artrópodos, se conocen algunos elementos representativos, pero no son frecuentes.

Phyllum Mollusca: Los representantes primitivos de este grupo (Gasterópodos y Pelecípodos), se conocen desde el Cámbrico, si bien son bastante escasos.

Phyllum Echinodermata: los primeros representantes de este Phyllum, se encuentran en el Cámbrico: Edrioasteroideos, Cystoideos, etc.

Phyllum Porifera: las primeras Esponjas aparecen en el Cámbrico, y los Arqueociátidos son exclusivos de este período.

Phyllum Coelenterata: las medusas, a pesar de su carencia de esqueleto, presentan un notable registro fósil, ya desde el Precámbrico. Los Corales, se empiezan a encontrar en el Ordovícico, pero sus antecesores se pueden situar en el Cámbrico.

Phyllum Chordata (Cordados y Vertebrados): Los Vertebrados propiamente dichos, no se conocen fósiles hasta el Ordovícico; pero si los Graptolitos son —como se ha pretendido— Pterobranquios, que están relacionados con los Cordados primitivos, puede considerarse que empiezan en el Cámbrico. Ciertos fósiles extraños, agrupados bajo el nombre de Calcicordados (ver más adelante, Figura 14), que han sido asignados a los Cordados y a los Equinodermos (Carpoideos), también son cámbricos.

Figura 12. — La vida en el Cámbrico: distribución de los principales grupos de fósiles y sus posibles relaciones, indicadas por líneas de puntos.


La Figura 12, nos presenta esquemáticamente estos datos, sobre la vida en el Cámbrico, y en ella, el grosor de las columnas correspondientes a cada grupo, viene a representar la abundancia de fósiles en cada época.

Así pues, con ciertas garantías, se ha podido establecer a grandes rasgos el conjunto del mundo de los seres vivos en el Cámbrico, que ya comprende los grupos más importantes (Phylla), aunque los grupos menores (Clases) comprendidos en los mismos, sean bastante distintos de los que nos son familiares. Estas diferencias son más acusadas en la fauna del Cámbrico medio hallada en las pizarras de Burgess (Canadá).

Las circunstancias del descubrimiento de los extraños fósiles de las pizarras de "Burgess Pass", han sido descritas por Me. Alester en "Historia de la vida" (Prentice Hall), de donde transcribimos el siguiente pasaje:

"Al cruzar un agreste paso de montaña, cerca de Field en la Columbia Británica (Canadá), Walcott y sus acompañantes tropezaron con unas lajas de pizarra negra que contenían Trilobites del Cámbrico medio, e impresiones de otros fósiles de cuerpo blando, del tipo de los gusanos; las investigaciones subsiguientes revelaron que los fósiles procedían dé diversos estratos de pizarra, que afloraban parcialmente en el escarpado talud de la montaña. En los veranos siguientes, Walcott volvió a la localidad con gran acompañamiento, logrando excavar unos 8 m. en la roca, para recoger los fósiles, la mayoría de los cuales se encontraron en unos estratos de 1 m. de espesor. Los estudios preliminares llevados a cabo por Walcott, revelaron que las pizarras contenían más de un centenar de especies de Invertebrados de cuerpo blando, bien preservados, junto con gran cantidad de Trilobites (que tienen caparazón) y Esponjas. Dominan, sobre todo, los Artrópodos: Trilobites y representantes de otras 4 Clases primitivas, carentes de caparazón".

Causa envidia ver que alguien tropiece con fósiles como estos. Los Artrópodos presentan, ciertamente, una extraordinaria variedad de formas, lo que demuestra que este Phyllum había alcanzado una notable diversidad, incluso en las primeras etapas de su historia. La Figura 13 muestra 4 fósiles de las pizarras de Burgess, tomados más o menos al azar, para demostrar la diversidad de formas existentes.

Los Trilobites, que se desarrollaron durante el Paleozoico, forman un grupo completamente extinguido, pero en el Cámbrico y en el Ordovícico, presentan una gran variedad y amplia dispersión, comparables a las que presentan actualmente los Crustáceos. Son particularmente notables sus ojos que, aunque rudimentarios o ausentes en algunos casos, son en general compuestos, como los de las moscas, y es probable que, a parte del hecho de que los Trilobites vivían bajo el agua, tuvieran una visión del mundo similar al percibido por las moscas.



Figura 13. — Fósiles de las pizarras de Burgess (Columbia Británica, Canadá), del Cámbrico medio.


Las rocas del Cámbrico son abundantes en conchas misteriosas, cuyas afinidades son dudosas. Entre estas, están los Calyptoptomátidos p Hyolithes, calcáreos, de forma cónica, que a veces parecen estar divididas en el interior e incluso parece que poseían unos órganos en forma de aletas externas; en ocasiones se encuentra también un opérculo. Estas conchas son comunes en las pizarras del Cámbrico, pero su posición dentro del Reino Animal es muy dudosa.

Se conocen también otras conchas cónicas del Cámbrico; unas son calcáreas mientras que otras están formadas por fosfato cálcico, pudiendo ser extraídas de la roca que las contiene con un ácido débil. Con frecuencia resulta más sencillo llegar a conocer la forma de vida de los animales correspondientes a tales conchas, que averiguar lo que realmente eran.


1   ...   10   11   12   13   14   15   16   17   ...   40


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal