Introducción a la paleontologíA



Descargar 0.67 Mb.
Página17/40
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.67 Mb.
1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   40

LOS MOLUSCOS

Los Moluscos, como los Vertebrados, han invadido todos los ambientes posibles para ellos; los hay marinos, lacustres, fluviales y terrestres; algunos caracoles pueden sobrevivir en condiciones extremas de sequía, algunas babosas pueden enterrarse en el suelo y ciertos Pelecípodos perforan las rocas calizas. Sin embargo, no hay Moluscos adaptados al vuelo, a menos que se consideren como tales, los "calamares voladores", que se deslizan sobre las olas, en forma análoga a la de los "peces voladores". Probablemente hay más especies de Moluscos, que de cualquier otro grupo de animales, a parte de los Artrópodos. Además, los Moluscos han sido siempre muy apreciados por el hombre: 4.000 conchas de la especie Cypraea maneta se valoraron a un chelín cada una, en al India de la época Victoriana; una sarta de 25 a 40 conchas en forma de colmillo de elefante, de la especie Dentalium indianorum, valían el equivalente al precio de un esclavo, en el Noroeste de Canadá. Asimismo, las conchas se han utilizado para fabricar cuentas, por los Indios, en Norteamérica, y para hacer cuchillos y puntas de anzuelos para pescar, en las Islas del Pacífico. Las ostras del género Pinctada, han proveído de perlas a la humanidad, durante siglos, y también de nácar; Ostraea, la ostra comestible, ha servido de alimento desde la Edad de Piedra.

La Paleontología nos demuestra que, como la mayoría de otros grupos animales, los Moluscos aparecieron en el Cámbrico; que ya estaban diversificados en los principales grupos en el Ordovícico, y que, a partir del Devónico, han estado adaptados a los diversos medios marinos y no marinos.

Si consideramos las tres clases principales de Moluscos (Figura 16), no es fácil encontrar en ellos nada de común: los Gasterópodos tienen una concha que por lo general, está arrollada en espiral helicoidal; los Cefalópodos suelen tener concha interna, aunque en el pasado, dominaron los que tenían concha arrollada en espiral plana, como el Nautilus, en cuyo interior se alojaba el animal; y los Pelecípodos o Bivalvos, tienen, naturalmente, dos conchas.



Figura 16. — Las tres clases principales de Moluscos.


El estudio de ciertos Moluscos "primitivos" actuales, junto con el estudio embriológico de algunos de ellos, ha sugerido la idea, desde hace mucho tiempo, de que los moluscos primitivos, deben haberse asemejado al "arquetipo" teórico, es decir, a una forma provista de todos los órganos básicos de un Molusco, con una concha única, a manera de capuchón. Tiene por lo tanto, gran interés para los zoólogos, conocer los datos que la Paleontología nos pueda ofrecer sobre los fósiles de Moluscos más antiguos, por su posible coincidencia con este "arquetipo".

Hasta hace poco, no era fácil contestar concretamente a esta cuestión: los Cefalópodos más antiguos conocidos (Cámbrico superior), presentaban ya una concha curvada, con la estructura usual en los Cefalópodos: con tabiques que dividen la concha en cámaras y un sifón que las une entre sí. Los primeros Pelecípedos, de estructura normal, proceden del Cámbrico medio; sin embargo, entre los primitivos Gasterópodos, además de conchas normales, arrolladas en espiral, encontramos otras cónicas rebajadas, del tipo de las "lapas" (Patella), algunas de cuyas formas, llegan hasta la actualidad. Las Patellas actuales, no son, lógicamente, formas primitivas, sino simplemente conchas inicialmente arrolladas en espiral, que luego adoptan la forma "pateliforme". Muchos Gasterópodos fósiles presentan esta misma disposición, con la protoconcha arrollada en espiral, pero ¿y las formas del Cámbrico? ¿eran realmente pre-helicoidales, primitivas? Es curioso que, en el Cámbrico, junto a conchas helicoidales se encuentran numerosas conchas cónicas, pateliformes, y aunque no es fácil determinar la estructura de los órganos del animal que no se han conservado fósiles, el estudio detallado de las impresiones musculares en el interior de la concha, dio como resultado comprobar que, al menos en algunas formas, el cuerpo del gasterópodo estaba en un estado pre-helicoidal, es decir, que no había sufrido aún la torsión característica de estos moluscos.

Estos deben ser, por lo tanto, los Moluscos realmente primitivos, y en vista de su estructura especial, han sido incluidos en una nueva Clase, la de los Monoplacóforos. Como confirmación de esto, se han encontrado ciertas conchas de las referidas, que muestran un adelgazamiento en su línea media, y también se ha encontrado una secuencia de conchas, en la que por progresiva acentuación de este carácter, se pasa de la condición univalva a la de los bivalvos. Sólo falta encontrar alguna forma intermedia que sirva de enlace entre los Monoplacóforos y los Cefalópodos primitivos, y tendremos un cuadro muy completo de los Moluscos, con los Monoplacóforos que vienen a ocupar el lugar del "arquetipo" entre los fósiles.

Por eso, fue una sorpresa cuando se encontró un Monoplacóforo vivo en una fosa oceánica, cerca de las costas de México, en 1957. El hallazgo de Neopilina corresponde sin duda a un "fósil viviente": tiene concha pateliforme, y en toda su anatomía no se observa ningún indicio de torsión. Aún hubo más sorpresas cuando se estudió con detalle su anatomía: las investigaciones iniciales pusieron de manifiesto la repetición de algunos órganos, por ejemplo, tenía 5 pares de branquias. Esta repetición de órganos no es rara en los moluscos, pero teniendo en cuenta la situación primitiva de Neopilina, esta disposición segmentaria de ciertos órganos, dio base a pensar si tal estructura no sería indicio de un estado evolutivo "anélido/artrópodo" anterior. Los zoólogos siempre han discutido el origen de los Moluscos; sería por tanto muy interesante, poder enlazar, mediante una serie de fósiles, los Artrópodos con los Moluscos, pero incluso entre los materiales más antiguos del Cámbrico, los restos fósiles de ambos Phyllum muestran características que ya los diferencian claramente. Sin embargo, suele ocurrir a menudo, que los fósiles más antiguos, no son precisamente las formas más primitivas, aunque puede establecerse una cierta relación entre ellas.

Una vez que aparecieron los Moluscos, se les presentaron seis posibilidades distintas de vida; podían vivir sobre el fondo del mar (o de un lago), excavar en el fondo, arrastrarse por su superficie, nadar, flotar dejándose arrastrar por las corrientes o salir del agua pasando a tierra firme.

1   ...   13   14   15   16   17   18   19   20   ...   40


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal