Introducción a la paleontologíA



Descargar 0.67 Mb.
Página9/40
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño0.67 Mb.
1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   40

ISÓTOPOS DEL OXIGENO

Es posible llegar a conocer las temperaturas de los mares antiguos, a partir de las proporciones de los isótopos de oxígeno, que forman parte del material constitutivo de los fósiles. De los dos principales isótopos del oxígeno presentes en la atmósfera (y por lo tanto, también disueltos en los mares y lagos), el más común es el 0-16, mientras que el 0-18 está presente sólo en la proporción de 1/500. Como quiera que la concentración de iones CO3= presente en el agua del mar, que contienen ambos isótopos del oxígeno, varía con la temperatura, y puesto que tales iones pasan a formar parte de las conchas, en forma de CO3Ca, se comprende que la determinación cuantitativa de los isótopos del oxígeno en el carbonato cálcico de los fósiles, nos dará una medida exacta de la temperatura del agua del mar cuando se formó la concha.

El análisis de las temperaturas del mar en épocas pasadas, se basa en el razonamiento anterior aunque, por supuesto, para simplificar el método, no se han tenido en cuenta algunas dificultades que suelen presentarse; por ejemplo, la recristalización de las conchas fósiles, es un fenómeno muy frecuente que falsea los resultados, porque el agua que circula por la corteza terrestre, no tiene la misma proporción de isótopos del oxígeno que la del mar donde se formó la concha. Sin embargo, teniendo en cuenta todos estos factores, se pueden llegar a obtener algunas deducciones muy importantes: así, del estudio de los Belemnites del Jurásico de Gran Bretaña, se ha deducido que la temperatura media del mar, en aquélla época, era aproximadamente de 18°, siendo así que, en la actualidad, los mares que rodean las Islas Británicas, tienen una temperatura que oscila entre 8° y 12°.

Los Belemnites son fósiles que se encuentran corrientemente en los sedimentos de edad mesozoica y pertenecieron a ciertos Cefalópodos —los Belemnoideos— actualmente extinguidos. Estos animales tenían el aspecto de un calamar, y de hecho, estaban muy próximos a estos Cefalópodos actuales; ambos eran Dibranquiales. El "Belemnites", tal como aparece fósil (Figura 8), constituye la parte más resistente del esqueleto interno de estos Cefalópodos y tiene forma de una bala. En sección transversal presenta una estructura fibroso-radiada, y a la par concéntrica, bastante parecida a la de un tronco de árbol cortada transversalmente. La estructura radial, se debe al desarrollo radial de los cristales de calcita que lo forman, y la estructura concéntrica, se debe probablemente (como en el tronco del árbol), al crecimiento anual, según las estaciones leí año. Del estudio y dosificación cuidadosa de los isótopos del oxígeno, en estos anillos concéntricos, en los Belemnites del Jurásico de Gran Bretaña, en el supuesto de que no hubiesen realizado migraciones a gran escala, se deduce una variación estacional de 6° para la temperatura del mar, y que estos animales vivían unos 3 ó 4 años.



Figura 8. — Estructura de la concha de un Belemnites: A, sección longitudinal; B, sección transversal, donde se pone de manifiesto la estructura característica, radial y concéntrica.



LAS PLANTAS

Otra fuente de información, lo constituyen las plantas fósiles, ya que en la actualidad, es evidente la clara relación existente entre las plantas y el medio ambiente. Viajando desde el polo al ecuador, se cruza, en primer lugar, la tundra o desierto frío; a continuación, los bosques de Coníferas, después los bosques templados; tal vez, a continuación, crucemos una zona de desiertos cálidos, y finalmente, la selva tropical.

Siempre que estemos en presencia de plantas fósiles, relativamente recientes, de forma que aún tengan representantes actuales, se pueden hacer deducciones muy útiles sobre las condiciones ambientales de tales plantas fósiles; pero con otras más antiguas, tropezaremos con mayores dificultades, aunque pueden establecerse ciertos hechos básicos. Así, en el estudio de las plantas fósiles del Eoceno de Inglaterra, se halló que un 73 % de las plantas actuales, con las que pueden relacionarse, se encuentran en la flora de Indonesia, lo cual sugiere, que en aquella época, la región londinense tuvo una flora análoga a la jungla tropical de la región indonésica, en vez del bosque templado que ahora existiría, si no hubiese sido destruido por el hombre.

Tiene especial interés, el conocimiento de los bosques carboníferos de finales del Paleozoico. La mayoría de las plantas que lo formaban, están ya extinguidas, y no es fácil sacar conclusiones tajantes sobre su ambiente; pero se supone, por ejemplo, que la ausencia de anillos de crecimiento anual, en las plantas arbóreas del Carbonífero, indica ausencia de variación climática estacional, lo cual demuestra una notable alteración del clima, ya que en la actualidad, en estas regiones, los árboles forman anillos anuales de crecimiento, de acuerdo con la sucesión de veranos e inviernos. Sin embargo, también cabe la posibilidad de que la falta de anillos de crecimiento anual, en las plantas paleozoicas, fuese debida a un estado evolutivo más primitivo.

La abundancia de raíces y otros fósiles vegetales, asociados al carbón, nos demuestra que, ciertamente, estamos en presencia de un auténtico bosque, y el polvo negro carbonoso asociado al carbón, que le hace tan sucio, puede ser un indicio de incendios forestales. El gran desarrollo de la vegetación, en la que abundan las plantas arbóreas de más de 30 m. de alto, indica claramente la existencia de lluvias abundantes, pero no es fácil decidir si se trata o no de un clima tropical. Sobre este particular, es interesante hacer notar que, al Oeste de Patagonia, con clima frío, donde los glaciares llegan hasta el mar, se desarrolla un bosque tan denso, en sus niveles inferiores, como la selva tropical húmeda del Amazonas, y que en Alaska, los bosques se asientan sobre los glaciares, nutriéndose de los depósitos morrénicos acumulados sobre el hielo.

1   ...   5   6   7   8   9   10   11   12   ...   40


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal