Introduccion El Murmullo Del Demonio



Descargar 240.55 Kb.
Página1/7
Fecha de conversión18.10.2017
Tamaño240.55 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7
El Necromicom
Index

Introduccion

El Murmullo Del Demonio

Azathoth

Yog Sothoth

Yarlathotep

Hastur

Cthulhu

Shub-Niggurath

Los Libros Aborrecibles

Las Criaturas del Averno

El Testimonio Del Arabe Loco I

El Testimonio Del Arabe Loco II

El Testimonio Del Arabe Loco III

El Testimonio Del Arabe Loco IV

El Testimonio Del Arabe Loco V

De Los Antiguos Y Su Simiente

De Los Tiempos Y Epocas

Para Erguir Las Piedras

De Los Diversos Signos

Para Componer El Incienso

Para Hacer El Polvo

El Libro De Los 50 Nombres De Marduk

Los Rituales Del Necronomicon

El Horror Del Necronomicon

Por Lo Tanto No Te Agaches

Camino De Las Sombras

Los Misteriosos Origenes Del Necronomicon

Las Enseñanzas Del Libro De Entrada

La Estilografia Del Diablo

Pasajes Del Necronomicon

El Alfabeto De Nug-Soth

Las Piedras Magicas

El Unguento De Khephens

Para Forjar La Cimitarra De Barzai

De Leng En El Frio Yermo

De Kadath El Desconocido

Para Invocar A Yog Sothoth

Para El Conjuro De Las Esferas

La Abjuracion Del Gran Chtulhu

Para Convocar a Shub-Niggurath El Negro

La Formula De Dho-Hna

Relatos Del Necronomicon

El Dilema Del Necronomicon

Los Primigenios

Tras La Pista Del Necronomicon

Acerca De Los Zonei Y Sus Atributos I

Acerca De Los Zonei Y Sus Atributos II

Acerca De Los Zonei Y Sus Atributos III

Los Siete Porticos

El Libro De Entrada I

El Libro De Entrada II

El Libro De Entrada III

El Encantamiento De Los Porticos I

El Encantamiento De Los Porticos II

El Encantamiento De Los Porticos III

El Encantamiento De Los Porticos IV

El Encantamiento De Los Porticos V

El Encantamiento De Los Porticos VI

El Encantamiento De Los Porticos VII

EL NECRONOMICON EX MORTIS EL LIBRO DE LOS NOMBRES MUERTOS O TAMBIEN CONOCIDO COMO EL LIBRO DE LAS SOMBRAS ES UN LIBRO QUE FUE FORRADO EN PIEL HUMANA Y ESCRITO EN SU TOTALIDAD CON SANGRE.

ES UN ANTIGUO TEXTO SUMERIO DE EXTRAÑOS RITOS SEPULCRALES, SORTILEGIOS FUNEBRES Y PASAJES DE RESURRECION DEMONIACA.

NUNCA FUE PARA EL MUNDO DE LOS VIVOS.

PERO APESAR DE TODO LO MENCIONADO, ESTE LIBRO HA SIDO BUSCADO DURANTE CIENTOS DE AÑOS, DESDE QUE FUE ESCRITO POR EL ARABE LOCO QUIEN FUERA ASESINADO MISTERIOSAMENTE A PLENA LUZ DEL DIA POR UN DEMONIO INVISIBLE, SE DICE QUE FUE DEVORADO FRENTE A MUCHOS ATERRORIZADOS TESTIGOS.

El Murmullo Del Demonio

Amable visitante ahora comenzaras a leer fragmentos de un libro maldito a través de los tiempos, y que a pesar de los pesares cada día tiene mas lectores. Comenzare por hablarte de un escritor americano H.P. Lovecraft, que fue el que sacó a la luz el famoso “Necronomicón”.

Howard Phillips Lovecraft mencionó por vez primera al Necronomicón en el año 1922. La posibilidad de la existencia de lo que se presentaba como auténtica guía al feudo de los muertos suscitó de inmediato un inmenso interés en todo el mundo. Los libreros se vieron asediados por montones de pedidos, mientras que los anticuarios se lanzaron a la búsqueda febril de la misteriosa obra.

Basta que alguien hable de ciertos temas tabues y al mismo tiempo arcanos y misteriosos para que el interes del publico se suscite. En realidad es un viejo truco de los escritores: “cubre de misterio una cosa, e interesará y pervivirá”. A partir de aquel momento se generó una viva controversia entre los partidarios de S.T. Joshi, de la Miskatonic University, en cuya opinión el Necronomicón no existió jamás. atribuyendo la obra a Lovecraft mismo, y aquellos estudiosos de los conocimientos ocultos que estaban convencidos de la autenticidad del libro de los nombres muertos.

Y que apoyaban abiertamente al escritor. La polemica estaba servida y el interés creció. En un texto publicado en 1938 por Wilson H. Shepherd en el periodico The Rebel Press, de Oakman (Alabama), H.P. Lovecraft resume la historia del Necronomicón. Puntualiza allí que el titulo original era Al Azif, siendo Azif el término utilizado por los árabes para designar el rumor nocturno producido por los insectos y que se suponía era el murmullo de los demonios. La obra fue compuesta por Abdul al-Hazred, un poeta loco de Sana, en el Yemen, que habría vivido en la época de los Omeyas, hacia al año 700.

Este poeta visitó las ruinas de Babilonia y los subterráneos secretos de Menfis, y pasó diez años en la soledad del gran desierto que cubre el sur de Arabia, el Rub al Khali o«espacio vacío» de los antiguos y el Dahna o «desierto escarlata» de los árabes modernos. Se dice que este desierto está habitado por espíritus que protegen el mal y por monstruos de muerte. Las personas que dicen haber penetrado en él cuentan que se producen allí cosas extrañas y sobrenaturales.

Durante los últimos años de su vida, al-Hazred vivió en Damasco, en donde escribió el Necronomicon, y en donde circularon rumores terribles y contradictorios concernientes a su muerte o a su desaparición, en el año 738. Su biógrafo del siglo XII, Ibn-Khallikan, cuenta que fue asido en pleno día por un monstruo invisible y devorado de forma horrible ante un gran número de testigos aterrados por el miedo.

Se cuentan también muchas cosas de su locura. Pretendía haber visto a la famosa Irem, la ciudad de los pilares, y haber hallado bajo las ruinas de cierta ciudad situada en el desierto los anales y los secretos de una raza más antigua que la humanidad. Fue un musulmán poco devoto, adorando entidades desconocidas que llamaba Yog-Sothoth y Cthulhu. En el año 950, el Azif, que había circulado secretamente entre los filósofos contemporáneos, fue traducido al griego por Theodorus Philetas, bajo el título de Necronomicon. Durante un siglo se sucedieron a raíz de este libro una serie de terribles experiencias, por lo que el libro fue prohibido y quemado por el patriarca Miguel. Después ya no se volvió a hablar más que esporádicamente del Necronomicon hasta que en 1228 Olaus Wormius hiciera una traducción latina del mismo, que fue impresa en dos ocasiones, una en el siglo XV, en letras negras, y la otra en el siglo XVII. Ambas ediciones están desprovistas de cualquier mención particular y únicamente puede especularse con la fecha y el lugar de su impresión a partir de su tipografía.

La obra, tanto en su versión griega como en la latina, fue prohibida por el papa Gregorio IX en 1232, poco después de ser traducida al latín. La edición árabe original se perdió en la época de Wormius. Hay una vaga alusión a cierta copia secreta localizada en San Francisco a principios de siglo, pero que habría desaparecido con ocasión del gran incendio de 1906. No queda ningún vestigio tampoco de la versión griega, impresa en Italia entre 1500 y 1550, tras el incendio de la biblioteca de un habitante de Salem en 1692. Existiria de seguro , una traducción realizada por el Dr. Dee, que jamás fue impresa y cuyos fragmentos procederían del manuscrito original.

De los textos latinos que aún quedan, uno – del siglo XV – estaría archivado en el British Museum y el otro – del siglo XVII – en la Bibliothèque Nationale de París. Un ejemplar del siglo XVII se halla en la biblioteca Widener en Harvard y otro en la biblioteca de la universidad Miskatonic en Arkham, en Massachusetts.

Tambien se habla de la existencia de otro igualmente en la biblioteca de la universidad de Buenos Aires. Existen probablemente numerosos ejemplares secretos más, y un rumor insistente asegura que un ejemplar del siglo XV forma parte de la colección de un célebre multimillonario americano. Otro rumor menos consistente asegura que un ejemplar del siglo XVI en versión griega está en poder de la familia Pickman de Salem. Pero este ejemplar habría desaparecido con el artista R.U. Pickman, en 1926.

«espacio vacío» de los antiguos y el Dahna o «desierto escarlata» de los árabes modernos. Se dice que este desierto está habitado por espíritus que protegen el mal y por monstruos de muerte. Las personas que dicen haber penetrado en él cuentan que se producen allí cosas extrañas y sobrenaturales.

Durante los últimos años de su vida, al-Hazred vivió en Damasco, en donde escribió el Necronomicon, y en donde circularon rumores terribles y contradictorios concernientes a su muerte o a su desaparición, en el año 738. Su biógrafo del siglo XII, Ibn-Khallikan, cuenta que fue asido en pleno día por un monstruo invisible y devorado de forma horrible ante un gran número de testigos aterrados por el miedo.

Se cuentan también muchas cosas de su locura. Pretendía haber visto a la famosa Irem, la ciudad de los pilares, y haber hallado bajo las ruinas de cierta ciudad situada en el desierto los anales y los secretos de una raza más antigua que la humanidad. Fue un musulmán poco devoto, adorando entidades desconocidas que llamaba Yog-Sothoth y Cthulhu. En el año 950, el Azif, que había circulado secretamente entre los filósofos contemporáneos, fue traducido al griego por Theodorus Philetas, bajo el título de Necronomicon. Durante un siglo se sucedieron a raíz de este libro una serie de terribles experiencias, por lo que el libro fue prohibido y quemado por el patriarca Miguel. Después ya no se volvió a hablar más que esporádicamente del Necronomicon hasta que en 1228 Olaus Wormius hiciera una traducción latina del mismo, que fue impresa en dos ocasiones, una en el siglo XV, en letras negras, y la otra en el siglo XVII. Ambas ediciones están desprovistas de cualquier mención particular y únicamente puede especularse con la fecha y el lugar de su impresión a partir de su tipografía.

La obra, tanto en su versión griega como en la latina, fue prohibida por el papa Gregorio IX en 1232, poco después de ser traducida al latín. La edición árabe original se perdió en la época de Wormius. Hay una vaga alusión a cierta copia secreta localizada en San Francisco a principios de siglo, pero que habría desaparecido con ocasión del gran incendio de 1906. No queda ningún vestigio tampoco de la versión griega, impresa en Italia entre 1500 y 1550, tras el incendio de la biblioteca de un habitante de Salem en 1692. Existiria de seguro , una traducción realizada por el Dr. Dee, que jamás fue impresa y cuyos fragmentos procederían del manuscrito original.

De los textos latinos que aún quedan, uno – del siglo XV – estaría archivado en el British Museum y el otro – del siglo XVII – en la Bibliothèque Nationale de París. Un ejemplar del siglo XVII se halla en la biblioteca Widener en Harvard y otro en la biblioteca de la universidad Miskatonic en Arkham, en Massachusetts.

Tambien se habla de la existencia de otro igualmente en la biblioteca de la universidad de Buenos Aires. Existen probablemente numerosos ejemplares secretos más, y un rumor insistente asegura que un ejemplar del siglo XV forma parte de la colección de un célebre multimillonario americano. Otro rumor menos consistente asegura que un ejemplar del siglo XVI en versión griega está en poder de la familia Pickman de Salem. Pero este ejemplar habría desaparecido con el artista R.U. Pickman, en 1926.

Azathoth

Azathoth es un dios necio y ciego que gobierna desde un trono negro que se alza en el centro del Caos, mas allá del Espacio Angular; este dios es un ser amorfo y perverso que siembra la más absoluta confusión y blasfema al vomitar terribles espumarrajos en el centro del infinito. No tiene forma y es incognoscible para toda razón humana.

Constituye el primer motor de la obscuridad, el Demoledor del Pensamiento y de la Forma, la Antitesis de la Creación. En su aspecto basico negativo, representa El Fuego Elemental Referible, astrologicamente el Arcaico Leo y en la Esfera Terrestre, al Oculto Sur.

Yog Sothoth

Al hablar de este dios tenemos que decir que es El que Acecha en El Umbral, el Todo en Uno y el Uno en Todo, el vehiculo del Caos. Representa la manifestación Exterior de la Elocución Primaria, la Puerta al Vacio, a traves de la cual deben entrar “Los de Fuera”.

Constituye el dios que nunca quedará encerrado en la impenetrable obscuridad, y la positiva manifestación del Fuego, marcado en el firmamento por el signo del Leon, pero mas particularmente por la estrella conocida por los antiguos arabes como “Al Kalb al Asad” y por los Romanos como “Cor Leonis”, es decir “El Corazón del leon”, que esta dentro del pecho del celestial animal.

En el mundo su situación cardinal es la del Sur Inmediato. Se trata de una deidad maligna que fué expulsada del Universo temporo-espacial y lanzado al Caos junto con Azathoth, con quien comparte el poder. No se halla por lo tanto, sujeto a leyes de tiempo y de espacio, pues coexiste con todo tiempo y se entiende y extiende a todo espacio.

EL SIGNO DE YOG SOTHOTH



Yarlathotep

Al entrar en el mundo de este dios, que es el tercero del Panteon Divino, tenemos que saber que es El Poderoso Mensajero de los Arcaicos Dioses Primigenios, El Caos Reptante, El Gran Dios sin Cara,El que Aulla en la Noche,El Morador de las Tinieblas, en definitiva el unico primordial que deambula libremente por el Cosmos, por que es el receptaculo de la Voluntad combinada de los Grandes Antiguos, su Mensajero y Siervo, capaz de existir en cualquier forma y figura.

Capaz de existir en cualquier región del tiempo y del espacio. Astrologicamente se le relaciona con la Via Lactea y en la India se le conoce como “El Camino de la serpiente”.
Escucho el Caos que se arrastra llamando desde más allá de las estrellas.
Y Ellos crearon a Nyarlathotep para ser mensajero, Ellos Lo vistieron con el Caos para que su forma pudiese permanecer siempre oculta entre los estrellas.
¿Quién conocerá el misterio de Nyarlathotep? Porque El es la máscara y la voluntad de Aquellos que eran cuando el tiempo no existía. El sacerdote del Eter. el Morador del Aire y tiene tantas caras que ninguna se recordará.
Las olas se hielen ante Ellos Dioses temen su llamada. En los sueños de los hombres El habla en voz baja, aunque ¿Quién conoce su forma?

Hastur

El cuarto, Hastur, El Inefable, La Voz de los Antiguos, de los Primigenios; es el Vengador y Destructor, El Caminante sobre El Viento (El Wendigo de la Tradición de los Indios Pieles Rojas), El que no debe Ser Nombrado, y cuyos dominios se extienden por el aire y por los espacios interestelares.

Se halla exilado en el Lago de Hali, cerca de Carcosa en las Hiadas proximas a Aldebaran. Entre las constelaciones, esta indicado por el signo de Acuario, en el aspecto terrestre Hastur esta asignado al Este.

Escuchad la Voz del temido Hastur, escuchad el lúgubre suspiro del torbellino, la loca impetuosidad del Viento Ultimo que se arremolina oscuramente entre las silenciosas estrellas.


Escuchadlo a El, el de dientes de serpiente, que aúlla entre las entrañas del otro mundo; El, cuyo rugido sin fin siempre colma los cielos eternos de la escondida Leng.
Su poder es capaz de arrancar el bosque y aplastar la ciudad, pero ninguno conocerá la mano que golpea y el alma que destruye, porque el Maldito vaga espantoso y sin cara, con Su forma desconocida por los hombres. Escuchad entonces Su Voz en las horas oscuras, contestad a Su llamada, inclinaos y rezad a Su paso, pero no pronunciéis Su nombre en voz alta.

Cthulhu

El quinto dios es Cthulhu, el quinto del “Sexteto Divino”, es el que yace muerto en la mistica ciudad submarina de R´Lyeh, pero que al soñar su propia muerte, sus sueños influyen espantosamente en el tridimensional mundo humano.

Por eso se le conoce como el Señor de los Profundos, El Iniciador de Sueños. Esta representado entre los elementos por el agua y, astrologicamente por el signo de Escorpión, conocido por los Acadios como Girtab, El Agarrador o El Aguijoneador, ante el cual Siempre hay que Inclinarse.

Desde el punto de vista geografico, Cthulhu esta referido al Oeste, el Lugar de la Muerte en la Religión Egipcia.



Shub-Nigurath

El ultimo de los dioses, Es la Cabra Negra de los Bosques. Con sus Mil Crias, la Manifestación Terrenal del Poder de Los Antiguos. Representa el dios del Aquelarre de las Brujas y su naturaleza elemental es la Tierra, simbolizada por el Simbolo de tauro en los Cielos. Y en el mundo por la Puerta del Viento del Norte.

Se encuentra aprisionada en un lugar desconocido, pero es adorada en la Ancestral Tierra de Mu como Diosa de la la Fertilidad.

Los Libros Aborrecibles

El Maestro Lovecraft alude tambien en sus obras a ciertos libros “Aborrecibles” y a determinados grabados y esculturas “Abominables”. Algunos de estos libros existen en la realidad, mientras que otros algunos dicen que son “pura invención del autor” y de los que intervinieron en la creación del Ciclo de Cthulhu.

Entre los reales cabe citar: el “Thesaurus Chemicus” de Bacon, la “Turba Philosophorum”, “The witch-cult in Western Europe” de Murray, “De Masticatione Mortuorum in Tumulis” de Rauff, el “Libro de Dzyan”, la “Ars Magna et Ultima”, de Lulio, el “Libro de Thuth”, el “Zohar”, la “Cryptomenysis Patefacta” de Trithemius.

Entre los que se dicen “inventados” tenemos: el “Libro de Eibon”, el “Texto R´Lyeh”, los “Fragmentos de Celaeno”, los “Cultes Goules”, los “Siete Libros Cripticos”, el “Necronomicon” (sic).

La finalidad de todos estos libros, consistía en citarlos o inventarlos, para asi crear una autentica atmosfera de credibilidad y erudición en los macabros relatos de Lovecraft. Cosa que verdaderamente se logró. Ya que el mitico Necronomicon ha sido uno de los libros mas buscados y solicitados en las librerias especializadas, en las bibliotecas mas importantes y por los coleccionistas mas extravagantes.

Las Criaturas Del Averno

El Maestro Lovecraft, menciona tambien en sus narraciones varios lugares sagrados y secretos, bien por que en ellos existe alguna puerta que comunique con otras dimensiones, bien por que en ellos se oculten agazapados ciertos seres alienigenas, o bien por que en ellos se mantienen todavia determinadas influencias cosmicas.

Cita tambien la existencia de algunos cultos y rituales, que por su contenido, el mismo prefiere no detallar, y una amplia gama de mostruos atroces de los cuales mencionare algunos: “Las Descarnadas Alimañas Nocturnas”, cuyo aspecto fue ya descrito por Lovecraft en una de sus habituales pesadillas; “Los Dholes” que mueren al ser expuestos a la luz, los enormes “Gugs” de boca vertical y presencia enloquecedora; los “Shantaks” , gigantescos alados, horridos de cuerpo escamoso y cabeza de caballo; y las “Entidades Lunares” que son amorfas, nauseabundas y gelatinosas, con cuerpo de sapo y largos y espantosos tentaculos...

Toda la obra de Lovecraft, engancha desde el primer momento. Y asi cuando uno lee su vida y su inquietante biografia, que poco a poco iremos desglosando en esta web, le ocurre, lo que le ocurrió a el mismo cuando de pequeño a la edad de ocho años y leyendo ya a Edgar Allan Poe, “vió oscurecerse el firmamento azul...por las emanaciones corrompidas de la Tumba...”



El Testimonio Del Arabe Loco I

EL HORROROSO INFLUJO DE LOS TRES SELLOS DE MASSHU

“ Este es el testimonio de todo lo que he visto, y de todo lo que he aprendido, en aquellos años que poseí los Tres Sellos de MASSHU. He visto mil y una lunas, y seguro que es suficiente para la vida de un hombre, aunque se afirma que los Profetas vivieron mucho mas. Estoy debil y enfermo, y soporto un gran cansancio y agotamiento; un suspiro mora en mi pecho como si fuera una obscura linterna. Soy viejo.

Los lobos transmiten mi nombre en sus conferencias de medianoche, y esa voz sutil y tranquila me llama desde lejos. Y una Voz mucho mas proxima me gritará al oido con impia impaciencia. El peso de mi alma decidrá cual será el lugar de su reposo. Antes de que llegue la hora debo escribir todos los horrores que acechan FUERA y que aguardan ante la puerta de cada hombre, porque este es el arcano antiguo que ha sido legado desde tiempos remotos, pero que fué olvidado por todos, con la excepción de unos pocos, que son los adoradores de los Antiguos (¡que sus nombres sean borrados de la existencia!).

Si no completo esta misión, tomad lo que hay aqui y descubrid el resto, por que queda poco tiempo y la humanidad no conoce ni entiende el mal que le espera desde todos los lados, desde cada Portico abierto, desde cada barrera rota, desde cada acólico sin mente que hay ante los altares de la locura. Porque este es el Libro de los Muertos, el Libro de la Tierra Negra que yo he escrito, arriesgando la vida de forma exacta a como lo recibí en los planos de los IGIGI, los crueles espiritus celestiales que existen mas allá de los Peregrinos de los Yermos.

Que todos aquellos que lean estos escritos reciban la advertencia de que el habitat de los hombres es observado y vigilado por la Antigua Raza de dioses y demonios que proceden de un tiempo anterior al tiempo, y que buscan venganza por aquella batalla olvidada que tuvo lugar en alguna parte del Cosmos y desgarró los Mundos en los dias anteriores a la creción del hombre, cuando los Dioses Mayores caminaban los espacios, cuando estaba la raza MARDUK, tal como le conocen los Caldeos y ENKI, nuestro Amo, el Señor de los Magos.

Sabed entonces, que yo he recorrido todas las zonas de los Dioses, y tambien los lugares de los Anzonei, y que he descendido a apestosos sitios de Muerte y Sed Eterna, que pueden alcanzarse a traves del Portico de GANZIR, construido en UR en los dias anteriores a Babilonia. Sabed tambien que he hablado con todo tipo de Espiritus y Demonios, cuyos nombres ya no se conocen en las Sociedades del Hombre, o que nunca fueron conocidos. Y los sellos de algunos estan escritos aqui, sin embargo, los de los otros, me los he de llevar conmigo cuando os deje. ¡ Que ANU tenga misericordia de mi alma! He visto las tierras Desconocidas que ningun mapa ha cartografiado jamás.

He vivido en los desiertos y en los yermos, y he hablado con demonios y con las almas de los hombres asesinados, y tambien con las almas de las mujeres que murieron al nacer, victimas de ese demonio femenino, LAMMASHTA. He viajado por debajo de los mares en busca del Palacio de Nuestro Amo, y encontré los monumentos de piedra de civilizaciones derrotadas, descifrando las escrituras de algunas de ellas; otras siguen siendo un misterio para cualquier hombre vivo. Y estas civilizaciones fueron aniquiladas por el conocimiento que contienen estos escritos que os lego. He viajado por las estrellas y he temblado ante los dioses. Por fin he encontrado la formula con la que atravesé el Portico de ARZIR pasando hacia los reinos prohibidos de los asquerosos IGIGI.

He evocado a los demonios y a los muertos. He invocado a los fantasmas de mis antepasados, dandoles una apariencia real y visible en las cimas de los templos construidos para alcanzar las estrellas y tocar las mas bajas cavidades del HADES. He luchado con el Mago Negro, AZAGTHOTH, en vano, y huí a la Tierra invocando a INANNA y a su hermano, MARDUK, Señor del hacha de doble filo. He levantado ejercitos contra las Tierras del Este llamando a las hordas de espiritus malignos a las que obligué a ser mis subditos y al hacerlo encontré a NGAA, el Dios de los paganos, aquel que escupe llamas y ruge como mil truenos.



Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal