Inventario de flora y vegetación del Rancho El Aribabi



Descargar 249.27 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión31.01.2018
Tamaño249.27 Kb.
  1   2   3   4

Inventario de flora y vegetación del Rancho El Aribabi


Gracias al apoyo financiero de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), se llevó a cabo un inventario florístico en el Rancho El Aribabi. Una colección de más de mil ejemplares, recolectados en el rancho por la Universidad de Sonora, documenta esta gran diversidad vegetal (Sánchez, 2011).
La flora del rancho está respaldada con los registros curatoriales de 1054 ejemplares botánicos depositados en el herbario USON, los cuales estarán disponibles para su consulta a través del portal del Sistema Nacional de Información sobre Biodiversidad (SNIB) de la CONABIO.

Flora


La flora del rancho El Aribabi (ANEXO 1) se ha contabilizado en un total de 453 taxones de plantas vasculares pertenecientes a 87 familias y 303 géneros. Las familias con mayor número de taxones son Asteraceae (65), Poaceae (41), Leguminosae (37), Euphorbiaceae (18), Malvaceae (12), Cactaceae (15) y 10 helechos. La composición florística del rancho se puede observar en la tabla 2. Sólo tres especies de la flora (Carnegiea gigantea, Juglans major y Amoreuxia palmatifida) están nominadas con categoría de riesgo dentro de la Norma Oficial Mexicana NOM-059-2010; sin embargo, algunas especies como Lilaeopsis schaffneriana subsp. recurva que ocurre aquí está nominada como en peligro de extinción en los Estados Unidos. Las especies no nativas (29) representan cerca del 6 % de la flora y de éstas sólo 6 tienen comportamiento invasor, de las cuales el zacate rosado (Melinis repens) representa una seria amenaza ecológica; sin embargo, la planta acuática conocida como berro (Nasturtium officinale) es potencialmente invasiva en el Río Cocóspera, mientras que el zacate Johnson (Sorghum halepense) ha sido encontrado con frecuencia en otros lugares de la Sierra Azul.
Tabla 2. Composición florística del Rancho El Aribabi

Grupo Taxonómico

Familias

Géneros

Taxones

Pteridophyta

1

5

10

Arthrophyta

1

1

2

Coniferophyta

1

1

2

Magnoliophyta










Magnoliopsida

78

261

382

Liliopsida

6

35

57

Total

87

303

453



Vegetación


La gran diversidad florística del rancho El Aribabi es resultado de los diferentes ecosistemas que confluyen en el rancho, de tal manera que podemos encontrar bosque de río, desierto sonorense (con elementos del límite oriental del altiplano de Arizona), pastizal de altura y bosque madrense representado por encinar y bosque de pino-encino (Martínez-Yrízar, 2009).

Desierto sonorense


En lomeríos con matorral xerófilo (Figura 69) podemos encontrar especies características del matorral del desierto sonorense como sahuaro (Carnegiea gigantea), ocotillo (Fouquieria splendens) y pitayo (Stenocereus thurberi), aunque éste último es muy raro. Las especies anteriores se mezclan con las especies más abundantes como mezquite (Prosopis velutina), gatuño (Mimosa aculeaticarpa var. biuncifera), frutilla (Condalia correlli), bachata (Ziziphus obtusifolia), siviris (Cylindropuntia thurberi) y nopales (Opuntia spp.).

img_1262

Figura . Majestuosos sahuaros (Carnegiea gigantea) en el matorral xerófilo del Rancho El Aribabi, Sonora.


Encinar


Este representa la porción más baja del bosque madrense y se localiza en la esquina noreste del rancho dentro de la fracción A, hacia las partes más elevadas (alrededor de los 1350 metros sobre el nivel del mar) donde se localiza el arroyo Las Palomas (Figura 70). El bosque de encino se presenta sobre las laderas norte y se compone de cuatro especies de encino: bellota (Quercus emoryi), encino de Arizona (Q. arizonica), encino azul (Q. oblongifolia) y bellotita (Q. toumeyi). También, se cuenta con la presencia de otros árboles característico de los pastizales norteños como sabino (Juniperus deppeana), táscale o táscate (Juniperus coahuilensis) y madroño de Arizona (Arbutus arizonica).
img_1343

Figura . Bosque de encino en el arroyo Las Palomas del Rancho El Aribabi.

En las paredes verticales y rocosas de las cañadas (Figura 71) que se encuentran sobre este arroyo podemos encontrar varias especies de cactáceas conocidas como cabezas de viejo (Mammillaria spp., Coryphantha recurvata, Coryphantha vivipara y Echinocereus santaritensis). En los márgenes de bajadas y arroyos crece fresnillo (Fraxinus gooddingii) y otros arbustos de vistosa floración como Philadelphus microphyllus y Fendlera rupicola. Varias especies de helechos están presentes en esta localidad, principalmente de los géneros Adiantum, Cheilanthes, Bommeria y Pellaea.
img_1407

Figura . Plantas diversas en las paredes verticales de una cañada del Arroyo Las Palomas.

Estos sitios están provistos generalmente de suelo rocoso y altas paredes verticales (Figura 72), lo cual dificulta el acceso al ganado y favorece su conservación. Durante el proyecto se recolectaron algunas localidades como los arroyos Las Palomas, El Cajoncito, Los Amorosos, y Los Huérigos.
img_1407

Figura . Graptopetalum rusbyi, una crasulácea de las paredes rocosas casi verticales de cañadas del rancho El Aribabi, la planta de la imagen florece a finales de abril sobre el arroyo Los Huérigos.


Bosque de encino-pino


Es la porción más elevada del bosque madrense presente en el rancho, misma que no fue recolectada durante este trabajo. Se encuentra en el límite este de las fracciones B y C del rancho donde se alcanzan elevaciones de alrededor de 2000 metros sobre el nivel del mar. En la esquina sureste se encuentra la ladera norte del Cerro Azul, y de acuerdo a los registros de los autores para esta localidad sería altamente probable encontrar, sobre todo en la esquina sureste del rancho (fracción C), algunas especies que todavía no han sido registradas en El Aribabi; como por ejemplo, Pinus arizonica, Quercus hypoleucoides, Q. viminea, Holodiscus discolor, Silene laciniata var. greggii, Solidago wrightii var. adenophora, Tagetes lemmonii, Lobelia anatina, Vicia pulchella subsp. pulchella, Brickellia eupatorioides var. chlorolepis, Stevia serrata var. serrata, Eryngium lemmoni, entre otras. El posible hallazgo de estas especies, incrementaría significativamente la flora en El Aribabi, por lo que se recomienda ampliamente continuar con el trabajo de recolecta de ejemplares en el bosque de pino-encino que se encuentra en el vértice sureste de la fracción C del rancho.

Bosque de río


El rancho El Aribabi se localiza en la cuenca del río Cocóspera el cual fluye de noreste a suroeste sobre el límite oriental de la fracción A, recorriendo un trayecto de poco más de 4 kilómetros y presentando un bosque de río en excelente estado de conservación (Figura 73).

img_1343

Figura . Árboles jóvenes de álamo (Populus fremontii) en el bosque sobre el río Cocóspera. Rancho El Aribabi, Municipio de Imuris, Sonora.


Las especies dominantes en este bosque de río son álamo (Populus fremontii), sauces (Salix gooddingii, S. bonplandiana y S. taxifolia), fresno (Fraxinus velutina), aliso (Platanus wrightii), tápiro (Sambucus nigra subsp. cerulea), nogal (Juglans major) y mora silvestre (Morus microphyllus). En otras zonas ribereñas del rancho se han registrado plantas interesantes como magueyito (Graptopetalum rusbyi) y huérigo (Populus monticola).

Pastizal de altura


También podemos encontrar pastizales extensos (Figura 74), desde el oeste en las partes bajas con matorral xerófilo hasta las partes más altas en el este, donde zonas extensas de pastizal se mezclan con el encinar. Hasta el momento, en el rancho se han registrado 41 especies de pastos pertenecientes a diferentes géneros, entre los más importantes encontramos especies de Aristida, Bothriochloa, Bouteloua, Erioneuron, Hilaria, Muhlenbergia, Setaria, así como una especie de maíz nativo del género Tripsacum.
img_1343

Figura . Desde la base de la Sierra Azul hacia el valle de Cocóspera, se aprecian los lomeríos con pastizal natural del Rancho El Aribabi.



En los pastizales, dentro de la zona de transición al encinar encontramos una mezcla de matorral micrófilo con matorral rosetófilo que incluye algunos elementos de matorral espinoso de pié de monte como chilicote (Erythrina flabelliformis), tepeguaje (Lysiloma watsonii), sotol (Yucca baccata), palmilla (Nolina microcarpa), lechuguilla (Agave palmeri), amole (Agave schottii) y serruchito (Dasylirion wheeleri); en esta zona y en los pastizales es común encontrar cúmaros (Celtis reticulata) y janos (Chilopsis linearis) junto a las bajadas y arroyos.

Conservación.


El gran estado de conservación de la biodiversidad del rancho El Aribabi y el grado de conocimiento de su flora y fauna arrojaron como resultado que fuera nominado como una área prioritaria para la conservación en México (publicado en el Diario Oficial de la Federación el 28 de Diciembre de 2007). Posteriormente, gracias a la necesidad de conservar estos ecosistemas y como una medida para la preservación de especies en peligro de extinción como el jaguar y el ocelote, así como para proteger su gran diversidad biológica, el rancho El Aribabi fue declarado como Área Natural Protegida Privada dentro del sistema de reservas naturales de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (certificado CONANP-250/2011), convirtiéndose así en un gran ejemplo, no sólo para Sonora y México, sino también para el mundo (Sánchez, 2011).

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal