Iteso – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales Análisis Estructural y Coyuntural. Primavera 2010. Crónica de La Jornada – Agente Estado mexicano



Descargar 415.03 Kb.
Página1/11
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño415.03 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


ITESO – Departamento de Filosofía y Humanidades. Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales

Análisis Estructural y Coyuntural. Primavera 2010. Crónica de La Jornada – Agente Estado mexicano


logo_50_hrz_bn

Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente

Departamento de Filosofía y Humanidades

Licenciatura en Filosofía y Ciencias Sociales



Análisis Estructural y Coyuntural – Primavera 2010

Agente: Estado mexicano, tercera parte

Del 1 al 31 de noviembre de 2009
La Jornada, domingo 1 de noviembre de 2009,

Reconoce al SME personalidad jurídica; resolverá cuando se falle el juicio de amparo

No pudo la JFCA declarar el fin de las relaciones laborales en Luz y Fuerza

Esto será resuelto en paz, con apoyo popular y con los recursos que da la ley, señala Esparza

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada

Domingo 1º de noviembre de 2009, p. 7

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) no pudo declarar ayer el fin de las relaciones laborales, individuales y colectivas, en Luz y Fuerza del Centro (LFC). En cambio reconoció la personalidad jurídica del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME), que deberá seguir representando, en este proceso, los intereses de sus afiliados.

Lo anterior fue posible tras la suspensión provisional que concedió la víspera un juzgado federal, respecto del amparo que solicitó el SME sobre la cancelación del decreto presidencial (11 de octubre) de extinción de LFC.

El SME exige, en consecuencia, la vigencia del contrato colectivo de trabajo, la reinstalación de 44 mil empleados y el pago de salarios caídos.

Tras una audiencia de 10 horas, Martín Esparza, dirigente del SME, habló ante miles de electricistas que lo esperaban fuera de la JFCA, pese al frío nocturno.

Con el acta de la audiencia en mano –donde estampó su firma–, les dijo que ese tribunal no pudo dictar un laudo para finiquitar las relaciones laborales, en tanto se resuelve en definitiva el amparo.

Hoy se frotaban las manos en la junta [...]. Ya se frotaban las manos las trasnacionales, como Iberdrola; guste o no al Ejecutivo, a [Javier] Lozano, a las trasnacionales, la materia de trabajo es propiedad del SME, manifestó.

Anunció una nueva etapa en las acciones del SME, que incluye agotar la vía jurídica para revertir el decreto que liquida LFC, pero sobre todo impulsar el movimiento social con apoyo popular.

Citó a asamblea general para el lunes. Allí se propondrá colocar banderas rojinegras en los centros de trabajo, como símbolo de impulso a la huelga nacional.

Hoy es un día importantísimo, porque no se pudieron salir con la suya, declaró.

Junto con los abogados defensores del SME, Esparza señaló que el gremio no está dispuesto a permitir un retroceso de 100 años en los derechos laborales y pidió a los más de 20 mil jubilados de LFC que cobren su quincena para ayudar a reforzar el movimiento.

El lunes anunciará un plan financiero para apoyar a los electricistas que cumplen ya cuatro semanas sin recibir salario.

Enviarán a grupos de trabajadores y organizaciones solidarias a los estados de la República, porque este asunto, dijo, será resuelto con el apoyo del pueblo de México, acciones pacíficas y con todos los recursos que da la ley.

Reiteró que solicitarán a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que inicie de manera oficiosa, pero también por compromiso moral, un análisis del caso y restablezca el orden constitucional transgredido, y que se involucre en este tema como vía para recuperar la paz.

De manera simultánea, la próxima semana definirán las acciones colectivas hacia un posible paro o huelga nacional. Frente a los trabajadores reunidos fuera de la JFCA, algunos con sus familias, recordó el sentido falaz del decreto de extinción de LFC, particularmente el relativo a que era necesario terminar con esta empresa para tapar el hoyo financiero del país. Sin embargo, agregó, ayer aprobaron nuevos impuestos, lo cual demuestra que atrás de todo esto hay un golpe de Estado no sólo para el SME, sino para el sindicalismo.

Pidió a sus compañeros mantenerse unidos y honrar la memoria histórica para defender la contratación colectiva y derechos como la jubilación.

Esparza firmó el acta de audiencia en la cual consta que compareció, pero eso no significa que lo reconozcan como secretario general.

Por hambre no nos van a vencer

Mientras, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) emitió un comunicado donde informa sobre la audiencia, motivada por el aviso de terminación de relaciones de trabajo que presentó el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes, liquidador de LFC respecto del SME y los ex trabajadores sindicalizados.

Refiere que compareció Esparza, pero sin identificarlo como líder del gremio, pues –dijo– el pasado 5 de octubre la STPS le negó la toma de nota como secretario general relecto del SME.

La STPS dijo que el procedimiento quedó en estado de resolución y, por tanto, la misma será emitida una vez que se resuelva el juicio de amparo: Hecho lo anterior la JFCA estará en posibilidad, a la luz de las pruebas admitidas, de emitir la resolución en la que apruebe o desapruebe la terminación de las relaciones de trabajo.

La audiencia estuvo a cargo de Esperanza Bonifaz, jefa del área de Conflictos Colectivos de la JFCA, es decir, el presidente de la junta no dio la cara, precisó Carlos de Buen, abogado del SME.

En entrevista, comentó que, durante la audiencia, Bonifaz iba a otra oficina a buscar acuerdos con el presidente de la junta. Me parece que en esos acuerdos estaba la decisión del secretario del Trabajo [Javier Lozano], obviamente en forma indebida, porque no tenía que meter las narices.

Respecto del número de trabajadores que han cobrado su liquidación (18 mil 500, 42 por ciento del total, según la STPS), el vocero del SME, Fernando Amezcua, dijo que desconoce el fundamento de tal cifra, pues el sindicato ha interpuesto casi 30 mil amparos de un total de 44 mil trabajadores en activo.

El gobierno no nos va a doblar. Esta lucha será de resistencia. Los electricistas están acostumbrados a dar la vida en las líneas vivas o en las bóvedas; por hambre no nos van a vencer, advirtió Amezcua.
La Jornada, domingo 1 de noviembre de 2009,

Alumnos de secundaria están sin clases por falta de electricidad

Se multiplican apagones y quejas contra CFE; vecinos prevén bloqueo

Israel Rodríguez J.

Periódico La Jornada

Domingo 1º de noviembre de 2009, p. 7

Los apagones y las caídas de voltaje en la ciudad de México y la zona metropolitana se han acrecentado debido a las recientes tormentas, pese a que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) habilitó a más de 400 ejecutivos para dar atención al público a través de mil 344 líneas telefónicas.

El número 071 para atender las quejas de los usuarios se mantiene saturado y muy pocas veces es respondido, con lo que los afectados se encuentran en total incomunicación e indefensión ante los constantes cortes de energía eléctrica, según denunciaron habitantes de colonias de la ciudad de México y zonas aledañas.

Ejemplo: Teodoro Nava Mejía, habitante de la colonia Tablas del Pozo, en el municipio mexiquense de Ecatepec, denunció que carece de electricidad desde el 13 de octubre, dos días después de que la CFE tomó el control de las instalaciones de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

“Es un verdadero suplicio comunicarse al 071, porque siempre suena ocupado o responde una grabación que dice: ‘Gracias por llamar, está usted llamando a CFE, nuestros representantes están trabajando y después lo atenderemos’.”

Con domicilio en la calle de Manzana, entre Mandarina y Chabacano, señaló que después de cientos de intentos logró reportar la falla; le han dado diversos números de reporte, como el 01173, 012172, 200-00-4301 y el E 05 29 42 03, sin que hasta el momento hayan regularizado el suministro. Los vecinos incluso quieren emprender un bloqueo en la carretera cercana, con el fin de exigir que les restauren el servicio que les suministraba LFC. La respuesta que ha recibido de los propios operadores es que tienen muchísimo trabajo y que no se dan abasto.

Las fallas eléctricas se multiplican en colonias de las delegaciones Iztacalco, Iztapalapa, Coyoacán, Gustavo A. Madero, Venustiano Carranza, entre otras, así como de la zona conurbada del valle de México.

Otro caso es el de la escuela secundaria 69 Martín B. González, localizada en avenida Té y Río Churubusco, donde los alumnos desde el pasado jueves tuvieron que regresar a sus hogares debido a que no hay electricidad.

Vecinos de la Unidad Habitacional STUNAM, en San Francisco Culhuacán, delegación Coyoacán, señalan que existen cortes frecuentes en el suministro que duran varias horas por la noche. Otros usuarios de la calle de Carpacho, delegación Venustiano Carranza, refieren la falta del fluido.

Informes de la CFE señalan que de las 700 mil llamadas que se han atendido en los últimos 20 días, 70 por ciento son por reportes en fallas en el suministro.

Los informes de la CFE señalan que desde el viernes 23 de octubre se incrementó el número de centros de atención a fallas, pasando de 9 a 32; sin embargo, la falta de personal, equipo e infraestructura no ha sido suficiente para dar atención a las miles de quejas.

Los últimos informes indican que se han solucionado más de 9 mil reportes de falta de suministro y se han atendido más de 7 mil quejas colectivas y cerca de 2 mil individuales.
La Jornada, domingo 1 de noviembre de 2009,

La reducción fue de 18% en el primer trimestre, informa la empresa

Caen ingresos de la Comisión Federal de Electricidad; da más subsidios

Israel Rodríguez J.

Periódico La Jornada

Domingo 1º de noviembre de 2009, p. 8

La Comisión Federal de Electricidad (CFE), que desde el 11 de octubre pasado se hace cargo del servicio de luz en la zona metropolitana y en parte de los estados de México, Morelos, Hidalgo y Puebla, registró al cierre del tercer trimestre del año una baja de 18 por ciento en sus ingresos por venta de energía, mientras incrementó el monto de los subsidios 21.3 por ciento.

De acuerdo con informes oficiales de la empresa, los ingresos por venta de energía eléctica cayeron 36 mil 86 millones de pesos, al descender de 200 mil 205 millones obtenidos en el tercer trimestre de 2008 a 164 mil 119 millones en el mismo lapso de este año.

En sentido inverso, los subsidios aumentaron 12 mil 318 millones de pesos, al pasar de 57 mil 794 millones erogados por el gobierno federal en el tercer trimestre del año pasado a 70 mil 112 millones en el mismo lapso de 2009, que se financiaron parcialmente con el aprovechamiento, el cual resultó insuficiente, afectando el patrimonio de la CFE.

El valor del patrimonio de la llamada empresa de clase mundial bajó 44 mil 369 millones de pesos, al pasar de 436 mil 894 millones que tuvo de julio a septiembre de 2008 a 392 mil 525 millones en el mismo periodo de este año.

Los préstamos a largo plazo otorgados a los trabajadores aumentaron 27 por ciento, equivalente a mil 123 millones de pesos, al pasar de 4 mil 113 registrados en el tercer trimestre de 2008 a 5 mil 236 millones en el mismo periodo de 2009.

En términos anuales, la CFE logró revertir las pérdidas que tuvo hasta septiembre de 2008, cuando acumuló un saldo desfavorable de mil 355 millones de pesos, al obtener una ganancia neta de 713 millones al cierre del tercer trimestre de 2009. Este resultado se obtuvo debido a fluctuaciones cambiarias favorables y a otros ingresos.

Sin embargo, en el mismo periodo –en sólo un año– el endeudamiento de la empresa a través de la contratación de pasivos con el sector privado mediante la emisión de certificados bursátiles creció 150 por ciento.

La colocación de deuda entre los inversionistas del mercado de valores en México pasó de un saldo inicial de mil 171 millones de pesos alcanzado en el tercer trimestre del año pasado a 2 mil 934 millones en el mismo periodo de 2009.

Los gastos administrativos de la empresa aumentaron 136 millones de pesos, al pasar de 3 mil 480 millones en el tercer trimestre de 2008 a 3 mil 616 millones en el mismo lapso de este año.

Según la empresa, su posición financiera garantiza el cumplimiento de compromisos a corto plazo; y su estructura financiera, su solvencia y sustentabilidad, a largo plazo. El apalancamiento de la empresa pasó de 44 por ciento a 50.6 por ciento, incluyendo todos los pasivos.

La CFE informó asimismo que los recursos netos generados por la operación ascendieron a 23 mil 632 millones de pesos, que financian parcialmente el programa de inversiones y cubren el servicio de la deuda (capital e intereses).
La Jornada, lunes 2 de noviembre de 2009,

Insuficiente, el equipo de trabajo que dispuso CFE para reparar fallas en el servicio eléctrico

La zona centro del país está en riesgo de un colapso de voltaje, aseguran especialistas

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada

Lunes 2 de noviembre de 2009, p. 8

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) sólo dispuso de un centenar de ingenieros para armar la estructura de atención y reparación de fallas en toda la zona de influencia de Luz y Fuerza del Centro (LFC).

Los especialistas de CFE laboran, desde el 10 de octubre, en jornadas hasta de 16 horas al día para tratar de resolver los problemas que se presentan en 22 zonas críticas. Hasta el momento esa plantilla de ingenieros y de las empresas privadas subcontratadas por la paraestatal no han podido controlar las averías.

Información del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) y especialistas consultados alertaron acerca de los riesgos de un colapso de voltaje en la capital del país y los estados colindantes. El sistema eléctrico se les está haciendo agua. Hay muchas zonas en situación crítica, lo cual resulta altamente peligroso para la red de transmisión nacional, señalaron.

A casi un mes de la extinción de LFC por acuerdo presidencial, se multiplican los reportes de fallas en el suministro de energía eléctrica, no sólo a nivel de usuarios domésticos, sino en subestaciones y redes que hacen posible prestar el servicio a millones de habitantes y comercios.

En municipios de Hidalgo, por ejemplo, los cortes de energía eléctrica se prolongan por días; en Naucalpan se reportan problemas en tres subestaciones, y en el Distrito Federal explotaron dos bóvedas.

De acuerdo con los electricistas consultados, operadores de líneas aéreas y cables subterráneos, las zonas con mayor problema se ubican en el oriente de la capital del país, pero también en municipios del estado de México vinculados a la energía que generaba la hidroeléctrica Necaxa.

Desesperación

La noche del viernes, por ejemplo, habitantes de diversas colonias de Coacalco, estado de México, manifestaron su desesperación por la falta de energía eléctrica, la ausencia de una respuesta efectiva de la CFE (ni siquiera logran atención en el número telefónico para el reporte de fallas), pero sobre todo por lo peligroso que resulta transitar en las calles oscuras.

Otros usuarios denunciaron las fallas en los límites de Ciudad Nezahualcóyotl y Chimalhuacan, donde tienen dos semanas sin luz, lo mismo en la delegación Gustavo A. Madero de la capital, donde las cuadrillas de las empresas subcontratadas por CFE no tienen conocimientos para manipular los equipos y redes, y menos para reparar fallas de manera urgente, señalaron trabajadores de LFC.

Leticia Campos Aragón, investigadora de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y autora del libro La electricidad en la ciudad de México y área conurbada, señaló que es necesario que gobierno y ciudadanos en general entiendan que la electricidad es una condición general para la reproducción de la propia sociedad y el capital.

Con la decisión de eliminar a LFC no sólo se deja en el desempleo a 44 mil trabajadores, sino se pone a la zona centro del país en el riesgo de un colapso de voltaje.

Entonces, una cosa es optar por un decreto de extinción (con las consecuencias laborales conocidas) y otra es poner en riesgo el suministro.

Por ello, la lucha del SME no sólo es por un contrato colectivo o el empleo de 44 mil personas, sino por un servicio de interés público. Todos los servicios urbanos que hacen posible la vida en la ciudad dependen de la electricidad.

En la zona de influencia de LFC se genera 40 por ciento del producto interno bruto del país. Por ello es importante que se recuerde que la Constitución impone al Estado la obligación de proveer la electricidad con base en una organización vertical: generación y comercialización interconectadas a través de una gran red de transmisión. La electricidad es un servicio de interés general, señaló.

Visto así, agregó Campos Aragón –del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM–, la electricidad es un factor importantísimo para elevar el nivel de vida de las personas y la capacidad y el trabajo de una nación.

Entonces, lo que está aquí en juego no sólo es la capacidad de transportar la electricidad de un lado a otro en el territorio nacional, sino también los recursos naturales que se utilizan para generarla y el mercado más importante de la región central del país, añadió.

Resaltó que acechan ya los intereses de particulares por la red nacional de transmisión, incluida la fibra óptica, que ahora, con los avances tecnológicos, puede derivar en servicios de Internet como propiedad de la nación.

Campos Aragón precisó que CFE usa la red sólo para transportar electricidad y, en ese sentido, la delega en particulares para la transmisión de datos y voz.

Respecto de la importancia de la zona que atendía la extinta LFC, el doctor Edur Velasco, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, comentó que la producción tan sólo en la ciudad de México es de un billón 800 mil millones de pesos.

De ahí la importancia de preservar LFC como una empresa pública que pueda proporcionar, por ejemplo, acceso libre a Internet a todos los habitantes, como un derecho ciudadano.

–¿La extinción de LFC es entonces un paso previo para desarrollar otros proyectos en favor de la iniciativa privada?

–Desde luego. Estamos ante dos proyectos de ciudad y uno de ellos (con LFC y sus innovaciones tecnológicas) es el incluyente, para que todos los ciudadanos tengan acceso a la red, a un servicio gratuito (de voz y datos), como ya ocurrió en Finlandia, el 15 de octubre pasado; con ello, ese país avanza hacia la economía de la información y del conocimiento, sustentado, precisamente, en la electricidad.


La Jornada, lunes 2 de noviembre de 2009,

La paraestatal dejó 17 mil 267 millones en cuentas por cobrar

El gobierno deberá enfrentar pasivos de LFC por 6 mil 215 millones de pesos

Elizabeth Velasco C.

Periódico La Jornada

Lunes 2 de noviembre de 2009, p. 8

Con la liquidación de Luz y Fuerza del Centro (LFC), el gobierno federal tiene varios pendientes que enfrentar (pasivos de contingencia) por un monto de 6 mil 215 millones 411 mil pesos, además de cuatro litigios relacionados con la actividad ambiental de la empresa, cuyo valor no se pudo cuantificar.

Tales datos se desprenden de las notas a los estados financieros dictaminados de LFC, correspondientes a 2007, emitidos por el auditor externo.

En los documentos –entregados por la Secretaría de Energía (Sener) tras una solicitud de información– se precisa que esos pasivos resultan de diversas acciones jurídicas interpuestas contra LFC, al 31 de diciembre de 2007.

En esa fecha, la empresa tenía un patrimonio neto por 5 mil 528 millones 770 mil pesos, y en instalaciones, plantas (hidroeléctricas, turbogas, vapor, subestaciones de transformación, líneas de transmisión, redes de distribución, edificios y otros) y equipos en operación, 79 mil 800 millones.

Las cuentas por cobrar ascendían a 17 mil 267 millones 362 mil pesos, integradas por: 6 mil 742 millones 250 mil correspondían a cobros dudosos de consumos del público; 6 mil 549 millones 713 pesos que adeudan los gobiernos federal, estatales y municipales, y 3 mil 992 millones 886 mil pesos de ingresos devengados no facturados.

En ese año, LFC realizó ventas a los tres niveles de gobierno y al organismo operador de agua por 8 mil 793 millones 828 mil pesos, y adquirió energía eléctrica por 3 mil 822 millones 632 mil pesos con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Respecto de los pasivos de contingencia que LFC tendrá que enfrentar, se detallan los siguientes: juicios por incendios sufridos en instalaciones de compañías por cortos circuitos y sobrecorriente (en periodo de trámite y desahogo de pruebas), 150 millones de pesos.

Demandas de indemnización por daños y perjuicios, debido a juicios en emplazamientos retrasados o en periodo de desahogo de pruebas, 76 millones 665 mil pesos.

Recursos de inconformidad por pagos de derechos de desarrollo urbano y obras públicas, 445 millones de pesos; prestación del servicio público de energía eléctrica por desconocimiento de deuda de cargos y alumbrado público, 64 millones; posible monto de impuesto predial no enterado, así como sus actualizaciones y recargos respectivos, 20 millones 70 mil pesos.

Asimismo, recursos por posible determinación de créditos en materia de derechos por consumo de agua en el Distrito Federal (ejercicio 2000 en proceso de revisión por parte de la autoridad, así como sus actualizaciones y recargos respectivos), 5 millones 77 mil pesos.

Entre otros juicios están: 711 demandas laborales radicadas en las juntas de conciliación y arbitraje, promovidas por los trabajadores, 555 millones 800 mil pesos; juicios de nulidad interpuestos sobre erogaciones al trabajo personal en el estado de México, 636 millones.
La Jornada, martes 3 de noviembre de 2009,

Otro factor, las deudas millonarias de grandes usuarios, a quienes nunca se les cortó el servicio

La SE avaló que el rezago en Luz y Fuerza se debía a la compra de energía cara a CFE

Fabiola Martínez

Periódico La Jornada

Martes 3 de noviembre de 2009, p. 10

Desde diciembre de 2008 los integrantes de la junta de gobierno de Luz y Fuerza del Centro (LFC) –encabezada por la secretaria de Energía, Georgina Kessel– reconocieron que los rezagos de la empresa obedecían a la compra de energía cara a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y al deficiente cobro a grandes usuarios, a los que se mantiene el servicio aun con deudas millonarias.

En el reporte de la cuarta sesión ordinaria de la junta de gobierno, la Secretaría de la Función Pública (SFP) avaló también las causas que mantenían el rezago en LFC.

Durante el primer semestre de 2008, LFC recibió subsidios del gobierno federal por un monto de 17 mil 447.8 millones de pesos, cantidad igual a la presupuestada y que se destinó en su totalidad al pago de energía eléctrica adquirida en la Comisión Federal de Electricidad, se advierte en el punto seis de la minuta de la junta realizada el 5 de diciembre del año pasado.

En ese apartado del orden del día, los comisarios de la SFP destacaron los beneficios que traería para LFC el Convenio de Productividad 2008-2012, que firmarían a la brevedad los funcionarios del organismo y el Sindicato Mexicano de Electricistas (SME).

En ningún momento se colocó el gasto del contrato colectivo de trabajo como la fuente importante de pérdidas del organismo, declarado cerrado por decreto presidencial el 11 de octubre pasado.

Los comisarios de la SFP opinaron, respecto del informe de 2008, que las pérdidas provocadas por las altas tarifas que debía pagar LFC a la CFE, por la compra de energía en bloque, y los rezagos en cobranzas eran factores para atender como asuntos prioritarios para la recuperación de la empresa.

De igual forma, en el balance general correspondiente a enero-septiembre de 2008 se precisó que el pasivo a corto plazo se incrementó en 11 mil 613 millones de pesos, 118 por ciento más respecto de 2007, debido principalmente al incremento en la cuenta corriente con la CFE por 9 mil 24 millones de pesos.

En tanto, los comisarios sugirieron que LFC realizara las gestiones correspondientes para que los recursos recuperados, en el contexto de un programa de reducción de pérdidas, se canalizaran a inversión, aunque fueron enfáticos en que los esfuerzos para la disminución de los adeudos históricos, así como el programa relativo a las notificaciones de corte y suspensión de servicio, no han fructificado de manera importante.

Al mismo tiempo aprobaron los beneficios que traería la puesta en marcha del Convenio de Productividad entre el SME y el organismo, como forma eficaz de modernizar a la empresa y dar servicio eficiente a los habitantes del centro del país.

Los comisarios de la SFP señalaron que si bien LFC cumplió razonablemente con el objetivo de suministrar el servicio de energía eléctrica a 6 millones 13 mil 931 usuarios registrados al 30 de junio de 2008, era necesario atender diversos indicadores, muchos relacionados con cobranzas: tan sólo los municipios debían entonces 5 mil 815.5 millones de pesos, cifra superior en 277.7 millones respecto a diciembre de 2007.

En la junta de gobierno de la empresa participan funcionarios de la CFE, de las secretarías de Energía (SE), Hacienda, Desarrollo Social y de Economía, así como la dirigencia del SME.

También están incluidos enviados de la SFP, auditores externos y toda la plantilla de altos funcionarios de LFC.

En la sesión en referencia, los informes presentados tenían la intención de atribuir la situación de la empresa a los costos laborales; de ahí que el dirigente sindical, Martín Esparza, tomó la palabra en diversas ocasiones para aclarar que el problema de la empresa no radicaba en el contrato colectivo. Incluso, dijo, se había presentado en el Congreso de la Unión un punto de acuerdo para revisar el caso de LFC, sus problemas financieros y la falta de generación. También destacó que si no se resolvía el problema de las compras a CFE, la empresa no reportaría avances, aun cuando aumentara la productividad.

El dirigente precisó: 75 por ciento del presupuesto de LFC se aplica al pago de compra de energía a la CFE.

Desde ese momento, cuando ya se realizaban estudios para solicitar, en el futuro cercano, un permiso para brindar el servicio de telecomunicaciones (a través de la fibra óptica de LFC), se informó ante la junta de gobierno de los problemas para la operación de la misma, aun cuando se hacían esfuerzos en diversos sectores.

Por ejemplo, las centrales hidroeléctricas incrementaron, de enero a septiembre de 2008, la generación en 21.7 por ciento; la termoeléctrica Jorge Luque, 44.9, y las centrales de turbogás, 11.59 por ciento.

En cambio los funcionarios de LFC, encabezados por Jorge Gutiérrez Vera, ofrecieron explicaciones a la secretaria Georgina Kessel respecto de la imposibilidad de cobrar eficazmente a los usuarios morosos. Se precisó que de 310 notificados sólo se suspendió el suministro eléctrico a 117.

Sobre los servicios personales, el estado de resultados de LFC detalló algunas alzas, pero también disminuciones por concepto de salarios, ropa de trabajo, equipo y herramienta de seguridad y servicio médico.

Quizá por ello los funcionarios tomaron nota y se alertaron del aumento en la gravedad de los accidentes de trabajadores.

En cambio los gastos de operación fueron mayores en 81.8 por ciento.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   10   11


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal