Iteso licenciatura en Relaciones Internacionales Estudios de Género y Prácticas Sexuales Profesor Héctor Eduardo Robledo Alumno Ciro da Costa Nunes Mayo de 2017 El Aborto en Brasil: Avances y Retrocesos en el gobierno del pt introducción



Descargar 40.03 Kb.
Fecha de conversión10.01.2018
Tamaño40.03 Kb.
ITESO

Licenciatura en Relaciones Internacionales

Estudios de Género y Prácticas Sexuales

Profesor Héctor Eduardo Robledo

Alumno Ciro da Costa Nunes

Mayo de 2017
El Aborto en Brasil: Avances y Retrocesos en el gobierno del PT

Introducción
El tema del aborto ha sido un tema controversial en muchas partes del mundo, debido a que va de encuentro con las grandes cosmovisiones de la mayoría de las religiones del mundo. Sin embargo, el aborto es uno de los asuntos más debatidos en los días actuales, las mujeres cada vez más buscan ampliar sus derechos, para que así estos se vuelvan fundamentales y proporcionen la creación y existencia de mecanismos legales que puedan garantizar las libertades. La situación del aborto en Brasil, al contrario de lo que pasa en su vecino Uruguay, sigue siendo un tema tabú, donde una gran parte de la población (fundamentalista religiosa) condena y rechaza la existencia de tal garantía en la constitución, basándose en fundamentos teológicos y no científicos.

El aborto es un tema importantísimo en el desarrollo de los derechos y libertades de las mujeres. El debate sobre el aborto atañe también directamente a los hombres, ya que “confronta a los hombres con nociones tradicionales sobre el cuerpo femenino y la maternidad, y contrasta con los valores de la masculinidad hegemónica” (Feliciano, 2012). El derecho de libre decisión sobre su propio cuerpo constituye un gran avance para crear sociedades más justas y equitativas, que piensen en el bienestar y salud de todos sus habitantes.

El derecho al aborto, a pesar de ser un tema controversial en muchos países, en algunos otros llevan años de consolidación, como el caso de Polonia por ejemplo, en donde hace algunos meses el nuevo gobierno ultraconservador quiso prohibir el aborto después de años de tener éste como derecho y las mujeres no dejaron que la ley pasar, hicieron presión social a través de manifestaciones y el nuevo gobierno tuvo que dar marcha atrás. Es necesario pensar también como un problema, además de extensión de derechos, de salud pública, puesto que los espacios de los abortos clandestinos tienen condiciones precarias y de poca salubridad, siendo así millares de mujeres mueren a cada año relacionados con abortos ilegales.

Brasil, al ser un país tan grande y tan diverso en su cultura, tiene diferentes puntos de vista acerca de lo que debería ser consagrado como un derecho fundamental. A pesar de que mucho se ha construido en los últimos años en torno a los derechos sociales de los grupos menos favorecidos, muchos huecos se quedaron sin ser rellenados y perpetúan situaciones que generan desigualdad hacia las mujeres. Los gobiernos de centro-izquierda del Partido dos Trabalhadores, al tener alianzas con muchos sectores durante su gestión, no tuvo la oportunidad de generar políticas y expansión de derechos en algunos sentidos. Siendo así, sería de suma importancia investigar y analizar cuáles fueron los avances y retrocesos en materia de derecho sexual y del aborto dentro de Brasil en los últimos 10 años.

¿Cuáles fueron los avances en materia de derechos sexuales y derecho al aborto en Brasil en los últimos años? ¿Cuáles han sido los retrocesos? ¿Cuáles son las expectativas para el nuevo gobierno?

En el presente ensayo se buscará primeramente definir la importancia de los derechos sexuales y el derecho al aborto, así como la construcción histórica que fue creada acerca del acto de abortar. Posteriormente se buscará establecer cuál es el estado actual del aborto en Brasil y cuál fue el desarrollo durante los últimos años. Al final se tratará de dar un panorama general, así como mostrar cuáles son los retos del gigante sudamericano con el nuevo gobierno.



La criminalización del aborto y el capitalismo
Transformaciones en los modos de producción

Las relaciones sociales de dominación entre los diferentes sexos y géneros vienen desde tiempos antiguos y se puede notar en un gran número de las culturas tanto occidentales como orientales (a pesar de que no es una regla general, constante o determinista).

Hablando sobre las culturas occidentales (u occidentalizadas), las nuevas dinámicas comerciales y la nueva formas que tomaron los medios de producción con la crisis del sistema feudal, fueron clave para las nuevas formas de dominación de la época (que transformaron las relaciones existentes en tiempos anteriores, más específicamente del feudalismo). La concepción de la tierra y cómo trabajarla cambió drásticamente con la crisis del sistema feudal y con la llegada del mercantilismo.

En el feudalismo, los medios de producción eran propiamente dueños del feudo, sin embargo los vasallos del reino podían trabajar la tierra de forma comunitaria (aunque tenían que pagar el tributo al señor feudal, que usualmente eran costosos para mantener la cúspide de la pirámide social en ese momento, la nobleza y en muchas ocasiones el clero).

Con el mercantilismo vemos una mutación de las relaciones económicas y sociales, y las ideas de los grandes autores de la época como Jean Bodin o Thomas Mun ayudaron a crear un sistema donde la producción de los bienes para la exportación1 necesitaba un gran mercado laboral para tener condiciones económicas favorables para el país. Se buscaba tener una población grande, sin embargo se debería aprovechar las ventajas de una grande población de manera racional, donde no era posible que esa fuera mayor que la oferta de bienes de subsistencia, además de la necesidad que todos estuvieran ocupados (Gómez, 1998). Dichas condiciones puestas por el mercantilismo, aunado la institucionalización de los Estados-nación después de la Paz de Westfalia y las revoluciones industriales, pusieron la base para el desarrollo y surgimiento del capitalismo y del pensamiento burgués2.

Muchos autores denunciaron el abuso que se empieza a producir con dichas relaciones desiguales, el más importante de ellos Marx, acumuló el término de acumulación originaria, que es clave para entender el cambio hacia el capitalismo. La acumulación origina es la condición histórica (o proceso histórico) que proporciona las precondiciones necesarias para el modo de producción capitalista. Dichas precondiciones se explica en formación de un segmento de los individuos que, al no contar con los medios productivos para generar riqueza y subsistir, sólo poseen su misma “fuerza de trabajo para vender en el naciente mercado laboral, y a los fines de la acumulación de capital, en las nacientes industrias” (De Angelis, 2012: 2). La explotación y la enajenación de los cuerpos, en la teoría marxista, nace de estas precondiciones.

A pesar de que mucho se hablado sobre la explotación entre la clase trabajadora y los dueños de los modos de producción, hay una interrogante que queda en el aire en los diferentes autores3 que tratan de la dominación del cuerpo en las sociedades capitalistas ¿Dónde queda el papel de la mujer? ¿Cuál es su rol dentro del surgimiento de las sociedades capitalistas? ¿Qué tipo de relación surgió (o se desarrolló) entre los hombres y mujeres con el capitalismo?
El rol de la mujer, la división sexual del trabajo y la prohibición del aborto

Desde los sistemas económicos anteriores al capitalismo era posible ver una relación desigual entre los hombres y las mujeres. Las propias concepciones de los fundamentos religiosos y políticos de la época manifestaban los hombres como seres superiores a las mujeres, que tienen la obligación de servir a sus maridos y los cuidados del mismo.

En el feudalismo las tierras siempre eran entregadas a los hombres y era heredada para los hijos varones, la mujer ocupaba un estatus inferior a los de los hombres adultos y hasta de los hijos del sexo masculino. A pesar de que las tierras las administraban los hombres de la familia, su propiedad como tal era de la unidad familiar. En muchos casos las mujeres también trabajaban la tierra y podían disponer de los productos de su trabajo y no necesariamente dependían enteramente de sus maridos o familiares varones (Federici, 2010).

Con la llegada del mercantilismo y posteriormente del capitalismo, la división sexual del trabajo se masificó e intensificó. La mujer ya no salía a trabajar y estaba completamente dedicada a los trabajos domésticos. En esta división sexual del trabajo vemos como los hombres ocupan los espacios públicos y de autoridad (las decisiones eran tomadas por hombres solamente) y a las mujeres se les asignó el espacio privado, del cuidado de la casa, del hombre trabajador y la creación de los hijos. Desde ahí empieza el trabajo de las mujeres como motores del ejército de reserva para el capitalismo, puesto que ellas “cuidan y disciplinan a aquéllos que están siendo preparados para trabajar cuando crezcan” (James, 1973). La estructuración de esa relación de dominación entre los sexos sólo fue posible silenciando a las voces rebeldes que estaban en contra de nuevo status quo. Las mujeres libres y rebeldes de esa época eran etiquetadas como brujas y existió una verdadera cacería que resultó en la muerte estructurada y programática de millones de mujeres como bien describe Silvia Federici (2010) en su libro Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación primitiva.

Dicha autora expone las fallas o la ausencia de la perspectiva de género en el estudio de las relaciones de explotación en el desarrollo del capitalismo. Todos los autores que escribieron sobre la dominación de los cuerpos, olvidaron de mencionar que existió una relación de dominación anterior a la misma acumulación originaria de Marx, que es la apropiación del cuerpo femenino para la fundación de un nuevo sistema económico-político-social.

Siendo así, no es difícil entender el por qué el aborto hoy en día es considerado un tema tabú. Así como explica Butler (1990), la repetición de los actos performativos ayuda a la normalización de los estigmas sociales que perpetúan las desigualdades de género y sexo. Tenemos la concepción de que la razón de ser de las mujeres es el cuidado doméstico y la procreación, donde el hombre juega un papel secundario o muchas veces nulo en la creación de los infantes. Además de esa connotación política de la mujer como fábrica de parir seres humanos y creación de los mismos, se agrega la cosmovisión de las religiones cristiana que conciben que existe un alma desde la fecundación del óvulo y que “el ser humano en formación tiene plena autonomía de la mujer, cuyo cuerpo es un mero instrumento del Señor” (Lamas, 2012: 43).

Las prohibiciones legales al aborto inducido en la modernidad empezó desde el siglo XIX, sin embargo se profundizó en el siglo XX. Pese a que muchos países han tenido otra concepción del aborto y han legalizado el procedimiento durante la segunda mitad del siglo XX (Polonia, Hungría, Bulgaria, Checoslovaquia, Gran Bretaña, Estados Unidos, Francia, Austria, Suecia, entre muchos otros países, América Latina sigue teniendo leyes y constituciones que hacen ilegal el derecho al aborto, causando una serie de problemas tanto a nivel social (en la expansión derechos humanos y adquisición de derechos fundamentales) como a nivel de salud (puesto que muchas mujeres mueren hoy en día debido a la práctica de abortos clandestinos.

Aborto en Brasil
Breve historia del aborto en Brasil

Brasil es un país muy grande, con una diversidad de pensamientos y culturas diferentes al interior de la nación. A pesar de eso, hay ciertos factores culturales que influencian directamente en la manera de legislar en Brasil.

El país más grande de América Latina es uno de los más católicos del mundo, aunque hay una gran variedad de religiones dentro del país (muchas de orígenes africanos debido a la época de la colonización portuguesa), la relación entre la Iglesia y el Estado siempre fue muy marcada. Siendo así, es de esperarse que muchas de sus legislaciones tengan connotaciones muy religiosas y moralistas4.

En Brasil hay una tipificación penal sobre el aborto en su Código Penal que tiene fecha de 194º, dónde se castiga al Aborto auto provocado por la gestante o por un tercero con o no su consentimiento (artículos 124, 125, 126 y 127), aunque fueron agregados excepciones en épocas más recientes (artículo 128) que no se pune en casos de que no haya otro medio de salvar la vida de la gestante o si el embarazo es resultado de una violación o si la madre tiene problemas mentales (Sotero Westphal, 2011). Esos son los artículos que siguen vigentes y regularizan la situación del aborto en Brasil.

Es incongruente tener artículos de un código penal de hace má de 70 años, que prohíbe y limita significativamente el acceso de las mujeres al derecho de las decisiones íntimas sobre su propio cuerpo. Los abortos en Brasil son un gran problema de salud pública, debido a que todos los años se practican millares de abortos clandestinos, en 2005 hubo en total 1,054,243 interrupciones voluntarias de embarazo (IPAS Brasil, 2007) que llevan a la muerte de varias mujeres en el país, ya que el aborto es una de las principales causas de muerte materna.
Avances y Retrocesos en materia de aborto en Brasil durante la gestión del PT en (2003 a 2016)

A pesar de ser un gobierno de centro-izquierda, que impulsó una serie de políticas públicas que trataron de mejorar la vida de las clases oprimidas y extender los derechos de los ciudadanos, el Partido dos Trabalhadores no pudo hacer muchas cosas en materia de aborto. A seguir, muestro algunos debates que fueron generados en el legislativo y en el judiciario de Brasil en los últimos años, que muestran una sociedad aún muy cerrada en los temas relaciones al aborto.


2003 – Proyecto de ley 1.135, propuesto por dos diputados del Partido dos Trabalhadores para descriminalizar el aborto en Brasil. Fue rescatado un proyecto de ley que existía desde el año de 1991 y lo adaptaron a las tendencias mundiales en cuestiones de aborto. A pesar de que el proyecto de ley no pasó en las votaciones en plenario en año de 2008, no obstante sirvió para abrir y generar el debate dentro de la cámara de diputados.
2004 – Primera vez en su historia de Corte Constitucional que el Supremo Tribunal Federal (STF) brasileño se manifestó en cuestiones de derechos sexuales. Ciertos ministros Supremo se manifestaron diciendo que la práctica del aborto en casos de bebes con anencefalias debería ser legalizado. Se llevó a cabo la votación y se aprobó la extensión de esta ley.
2005 – Nueva propuesta para descriminalizar el aborto por parte del gobierno, sin embargo la votación no se llevó a cabo debido a la fuerte presión de los grupos sociales conservadores del país, específicamente los partidos católicos y la Conferencia Nacional de los Obispos de Brasil, incorporado en su líder Geraldo Magela.
2006 – Un proyecto de ley presentando por el diputado Eduardo Cunha5 que tipifica como crimen hediondo, justificando que la constitución protege la vida y al practicar un aborto se estaría llevando a cabo un homicidio. Dicha propuesta no pasó ni en la votación de la Comisión de Justicia.
2013 - Proyecto de Ley 5.069. Otra autoría del diputado federal Eduardo Cunha, en dónde proponía crear puniciones más severas para quién fornecer sustancia abortivas y volver obligatoria la comprobación previa del abuso sexual, por medio de exámenes antes de la realización del aborto. Sin sombras dudas un gran retroceso para el derecho reproductivo de las mujeres, además de vivir un proceso traumatizante que es cualquier violación sexual, ahora tendrías que tener un proceso más tardado y burocrático para acceder al derecho del aborto de un feto de un violador. A pesar de que fue aprobada en la comisión de Justicia, la votación del proyecto de ley sigue paralizada en el plenario de la cámara.
2016 Supremo Tribunal Federal entiende que el aborto hasta el tercer mes de embarazo no es crimen. Un gran avance dentro del mar de retrocesos en los últimos tiempos. Eso fue durante el juzgamiento de revocó una prisión preventiva de algunos miembros de una clínica clandestina en el estado de Rio de Janeiro. Aunque no se generó una ley, abrió nuevamente el debate.
Panorama actual con el nuevo gobierno y consideraciones finales

Como hemos podido apreciar, muy poco se pudo hacer para mejorar el acceso a los derechos reproductivos y sexuales de las mujeres durante el periodo de gobierno del PT. Pese a que el partido llegó a ocupar una gran cantidad de asientos durante los periodos de 2006 a 2013, nunca se logró aprobar la propuesta de ley más atractiva en la extensión del derecho al aborto, la que visaba descriminalizar y regularizar la práctica del aborto tanto en instancias públicas como privadas. Brasil sigue siendo un país muy conservador en algunos aspectos y muestra también la gran influencia que la religión ejerce en el poder legislativo de la nación.

Con el nuevo gobierno es difícil esperar cosas innovadoras o progresistas. El presidente actual Michel Temer, tiene un perfil mucho más conservador6 y su partido7 tiene un gran cantidad de asientos tanto en la cámara de diputados como en la cámara de senadores. En las elecciones de 2014 se eligió un congreso muy conservador (el mismo que llevó a cabo la destitución de la primera presidente mujer del país, que muchos brasileños consideraron como un golpe de estado), muchos lo consideran como el más conservador desde el inicio de la dictadura en 1964 (Capra, 2016). Aparte de que la mayoría de los proyectos relacionados con el aborto que está en tramitación en las cámaras prevén penas más duras para el aborto (O Estado de São Paulo, 2016) .

Teniendo en cuenta esas dos condiciones de la política actual brasileña, vienen años muy difíciles para las militantes feministas y en pro de los derechos de las mujeres. Sin embargo, hay una resistencia y una lucha muy fuerte por parte de las mismas, constatados en los actos en contra de las prácticas de inequidad, el patriarcado y el machismo, celebrado en noviembre del año pasado y en el día 8 de marzo de 2017 en armonía con el paro internacional de las mujeres, ya que, como diría la gran pensadora feminista australiana Germaine Greer, en su libro El Eunuco Femenino, “hoy como ayer las mujeres deben negarse a ser sumisas y crédulas, pues el disimulo no puede servir la verdad”.


Bibliografía
Barrera Sánchez, Oscar (2011). El cuerpo en Marx, Bordieu y Foulcault. Iberofórum. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad Iberoamericana. Año VI, nº11. Ciudad de México. Disponible en http://www.ibero.mx/iberoforum/11/pdf/6.%20BARRERA%20VOCES%20Y%20CONTEXTOS%20%20IBEROFRORUM%20NO%2011.pdf . [Acceso el 6 de marzo de 2017]
BUTLER, Judith (1990) “Actos performativos y constitución del género: un ensayo sobre fenomenología y teoría feminista”. En revista Debate feminista. Disponible en http://www.debatefeminista.pueg.unam.mx/wp-content/uploads/2016/03/articulos/018_14.pdf . (Acceso el 01 de Mayo de 2017)
Capra, Marcia (2016). Pesquisa constata que o Brasil está mais conservador. En Portal Electrónico BlastingNews. Disponible en http://br.blastingnews.com/brasil/2016/12/pesquisa-constata-que-o-brasil-esta-mais-conservador-001348919.html . [Acceso el 8 de marzo de 2017]
De Angelis, Massimo (2012). Marx y la acumulación primitiva. El carácter continuo de los “cercamientos” capitalistas. Theonami 26. Argentina. Disponible en http://revista-theomai.unq.edu.ar/NUMERO%2026/De%20Angelis%20-%20Marx%20y%20la%20acumulaci%C3%B3n%20primitiva.pdf .
FEDERICI, Silvia (2004). Calibán y la bruja. Mujeres, cuerpo y acumulación primitiva. Madrid: Traficantes de sueños, 2010.
Feliciano, Omar (2012). Hombres y Aborto: Autonomía, cooperación y solidaridad. Portal electrónico Animal Político. Disponible en http://www.animalpolitico.com/blogueros-punto-gire/2012/04/24/hombres-y-aborto-autonomia-cooperacion-y-solidaridad/. [Acceso el 05 de Mayo de 2017]
Gomez, Carlos Mario (1998). Historia del pensamiento económico: apuntes. Departamento de Fundamentos de Economía e Historia Económica. Universidad de Alcalá. Disponible en http://www3.uah.es/econ/hpeweb/HPE981.html#3. . [Acceso el 07 de Marzo de 2017]
International Projects Assistance Services Brasil (2007). Magnitude do Aborto no Brasil: uma análise dos resultados de pesquisa. Disponible en http://www.ccr.org.br/uploads/eventos/mag_aborto.pdf . [Acceso el 8 de Marzo de 2017]
JAMES, Selma (1973). “Sexo, raza y clase”. Disponible en: http://marxismocritico.com/2014/03/03/sexo-raza-y-clase-selma-james/ . [Acceso el 02 de Mayo de 2017]
Lamas, Marta (2012). Mujeres, Aborto e Iglesia Católica.En Revista de El Colegio de San Luis. Nueva época. Año II, número 3. El Colegio de San Luis. México.
O Estado de São Paulo (2016). Maior parte dos projetos de lei sobre aborto no Congresso prevê mais pena. En Portal Electrónico UOL. Disponible en https://noticias.uol.com.br/saude/ultimas-noticias/estado/2016/12/01/maior-parte-dos-projetos-de-lei-sobre-aborto-no-congresso-preve-mais-pena.htm . [Acceso el 8 de marzo de 2017]
Schreiber, Mariana (2015). A polémica tese de cunha contra o aborto: “Atende a interesses supercapitalistas”. En Portal Electrónico BBC Brasil. Disponible en http://www.bbc.com/portuguese/noticias/2015/10/151026_cunha_aborto_ms_rb . [Acceso el 8 de Marzo de 2017]
Sotero Westphal, Fernanda Prince (2011). A questão da legalização do aborto no Brasil: a dicotomia entre Estado laico e função religiosa. En Amicus Curiae. Volume 5, número 5. Universidade do Extremo Sul Catarinense. Brasil.


1 Cabe destacar que el sistema mercantil se basaba en que la riqueza de un país se fundamenta en la cantidad de dinero que tienes, siendo así, era importantísimo tener un fuerte poder de producción (en esa época eran mayormente bienes primarios, entre algunos secundarios) para poder exportar muchos productos a otros países y conseguir tener un superávit en la balanza comercial.

2 Es notable en esa parte los trabajos de John Locke y su teoría contractual que buscaba valores liberales y como centro la protección a la propiedad privada en el ámbito de la política y el trabajo de Adam Smith y su obra La riqueza de las naciones en el ámbito económico. Eso daría forma a la relación económica que vivimos los días de hoy entre los los dueños de los medios de producción y el proletariado.

3 Otros autores de gran importancia en la conceptualización de la utilización de los cuerpos para fines económicos y sociales, así como el estudio de las relaciones de poder en torno a ellos fueron Pierre Bourdieu y Michel Foucault.

4 Un ejemplo de eso es como la Iglesia Católica apoyó al régimen militar en su momento y mucho de sus seguidores salieron a las calles a dar su

5 Conocido por ser el diputado que aceptó y llevó a cabo el pedido de impeachment de la presidenta destituida Dilma Roussef. Luego del impeachment, fue enjuiciado por diversos cargos relacionados con la corrupción y hoy en día está en la prisión en régimen cerrado.

6 Nos podemos dar cuenta en su propio gabinete, formado apenas de hombres blancos, de más de 60 años, heterosexuales y con simpatías con líderes religiosos y sectores económicos conservadores.

7 PMDB, un partido que nace en la propia dictadura y tiene fama de ser camaleón, puesto que tenía una alianza con el gobierno del PT, pero fue el mismo que lo destituyó del poder.




Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal