Joveret de Historia del Pueblo Judío



Descargar 219.22 Kb.
Página4/7
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño219.22 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

Negación del holocausto


En años recientes, se ha devotado más y más atención sobre el supuesto peligro de "La Negación del Holocausto". Políticos, periódicos y televisión advierten de la creciente influencia de aquellos que rechazan la historia del Holocausto de que unos seis millones de Judíos Europeos fueron sistemáticamente exterminados durante la Segunda Guerra Mundial, la mayoría de ellos en cámaras de gas.

En algunos países, incluyendo Israel, Francia Alemania y Austria, "La negación del Holocausto" está contra la ley, y los "negadores" han sido castigados con fuertes multas y sentencias de prisión. Algunos fanáticos líderes de la comunidad Judía están llamando a que se tomen similares medidas en Norte América contra los así llamados "negadores". En Canadá, David Matas, Consejero Mayor de la "Liga por los Derecho Humanos" de la organización sionista B´ni B´rith, dice: El Holocausto fue el asesinato de seis millones de Judíos, incluyendo dos millones de niños. La Negación del Holocausto es el segundo asesinato de esos mismos seis millones. Primero sus vidas fueron extinguidas; luego sus muertes. Una persona que niega el Holocausto se convierte en parte del crimen del Holocausto mismo.

Frecuentemente pasada por alto en esta controversia es la cuestión crucial: ¿Exactamente que constituye "La Negación del Holocausto"?
¿Seis millones?

Debe ser alguien considerado un "negador del Holocausto" porque no se crea -- como Matas y otros insisten -- que seis millones de Judíos fueron matados durante la II Guerra Mundial? Esta cifra fue citada por el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg en 1945-1946. Encontró que "la política perseguida (por el gobierno Alemán) resultó en la matanza de seis millones de Judíos, de los cuales cuatro millones fueron matados en instituciones de exterminio."

Pero si eso es así, entonces varios de los más prominente historiadores del Holocausto podrían ser considerados como "negadores". El Profesor Raul Hilberg, autor de el trabajo estándar de referencia, The Destruction of the European Jews (La destrucción de los Judíos Europeos), no acepta que seis millones de Judíos murieran. El pone el total de muertos (de todas las causas) en 5,1 millones. Gerald Reirlinger, autor de The Final Solution (La Solución Final), asimismo no acepta la cifra de los seis millones. Él estima que la cifra de muertos Judíos en época de guerra puede alcanzar los 4,6 millones, pero admite que esto fue coyuntural dada la falta de información fiable.
¿Jabón Humano?

¿Es alguien un "negador del Holocausto" si dice que los Nazis no usaron grasa humana para fabricar jabón?. Tras examinar toda la evidencia (incluyendo una barra de jabón suministrada por los Soviets), el Tribunal de Nuremberg declaró en su Juicio que "en algunas instancias se hicieron intentos para utilizar la grasa de los cuerpos de las víctimas en la fabricación comercial e jabón."

En 1990, la agencia oficial Israelí de Memoria del Holocausto, la "Yad Vashem", "reescribió la historia" al admitir que la historia del jabón no era verdad.

"Los historiadores han concluido que no se hizo jabón de grasa humana. Cuando tanta gente niega que el Holocausto ocurrió alguna vez, ¿por qué darles algo que usar contra la verdad?," dijo Shmuel Krakowski, oficial de Yad Vashem.


¿La Conferencia de Wannsee?

¿Es alguien un "negador del Holocausto" si no acepta que la "conferencia de Wannsee", en Enero de 1942, de burócratas alemanes, fue realizada para establecer o coordinar un programa de asesinato masivo sistemático de los Judíos Europeos?. Si es así, el historiador Israelí del Holocausto Yehuda Bauer debe de estar equivocado -- y ser un "negador del Holocausto" -- porque recientemente declaró: "El público todavía repite, una vez tras otra, la necia historia de que en Wannsee se llegó a la exterminación de los Judíos". En opinión de Bauer, Wannsee fue una reunión pero "difícilmente una conferencia" y "poco de lo que allí se dijo fue realizado en detalle."


¿Política de exterminio?

¿Es alguien un "negador del Holocausto" si dice que no huno orden de Hitler de exterminar a los Judíos Europeos? Huno un tiempo en el que la respuesta hubiese sido que sí. El historiador del Holocausto Raul Hilberg, por ejemplo, escribió en la edición de 1961 de su estudio, The Destruction of the European Jews (La Destrucción de los Judíos Europeos), que había dos órdenes de Hitler para destruir a los Judíos Europeos: la primera dada en la primavera de 1941, y la segunda poco después. pero Hilberg retiró mención a orden alguna de este tipo de la edición revisada de tres volúmenes de su libro publicada en 1985 (6). Como el historiador del Holocausto Christopher Browning ha indicado:

En la nueva edición, todas las referencias en el texto a la decisión de Hitler o la orden de Hitler para la "Solución Final" han sido sistemáticamente extirpadas. Enterrada en la parte inferior e una simple nota a pie de página se mantiene la solitaria referencia: "Cronología y circunstancias apuntas a una decisión de Hitler antes de que el verano terminara." En la nueva edición, decisiones no fueron tomadas y las órdenes no fueron dadas.

Una falta de sólida evidencia para la orden de exterminación de Hitler ha contribuido a una controversia que divide a los historiadores del Holocausto entre "intencionalistas" y "funcionalistas". Los primeros argumentan que huno una premeditada política de exterminio ordenada por Hitler, mientras que los segundos sostienen que la "solución final" alemana en tiempo e guerra evolucionó a menores niveles en respuesta a las circunstancias. Pero el punto crucial aquí es éste: no aguantando la captura de literalmente toneladas e documentos Alemanes después de la guerra, nadie puede apuntar a evidencia documental de una orden, plan o programa de exterminación durante la guerra. Esto fue admitido por el Profesor Hilberg durante su testimonio en el juicio de 1985 en Toronto del editor Germano-Canadiense Ernst Zuendel.


Auschwitz

¿Entonces exactamente que constituye "La negación del Holocausto"? Seguramente una afirmación de que la mayoría de los internos de Auschwitz murieron de enfermedades y no de sistemáticas exterminaciones en cámaras de gas podría ser una "negación". Pero a lo mejor el historiador Judío Arno J. Mayer, profesor de la Universidad de Princeton, escribió, en 1988, en su estudio Why Did the Heavens Not Darken? (¿Por qué no se oscurecieron los cielos?): La "Solución Finalí en la Historia:... de 1942 a 1945, ciertamente en Auschwitz, pero probablemente en todos lados, más Judíos fueron matados por las así llamadas causas "naturalesí que por las "no naturalesí."

Incluso estima que el número de personas que murieron en Auschwitz -- supuestamente el principal centro de exterminación -- no están ya bien definidas. En el Tribunal de Nuremberg de después de la guerra, los Aliados acusaron a los Alemanes de exterminar cuatro millones de personas en Auschwitz . Hasta 1990, una placa de recuerdo en Auschwitz rezaba: "Cuatro Millones de Personas Sufrieron y Murieron Aquí en las Manos de los Asesinos Nazis Durante los Años 1940 y 1945.". Durante una visita al campo, en 1979, el Papa Juan Pablo II estuvo frente a ésta y bendijo a las cuatro millones de víctimas.

¿Es alguien un "negador del Holocausto" si discute estas cuatro millones de muertes? No hoy. En Julio de 1990, el Museo Estatal Polaco de Auschwitz, junto al centro israelí el Holocausto Yad Vashem, reconocieron que la cifra de cuatro millones era una grosera exageración, y las referencias a ella han sido, de acuerdo con esto, retiradas del monumento de Auschwitz. Los oficiales Israelíes y Polacos anunciaron una revisada cifra de 1,1 millones de muertos en Auschwitz. En 1993, el investigador del Holocausto Francés Jean-Claude Pressac, en un muy discutido libro sobre Auschwitz, estimó que en total unos 775.000 murieron durante los años de la guerra. (13) El Profesor Mayer admite que la cuestión de cuantos realmente murieron en Auschwitz permanece abierta. En Why Did the Heavens Not Darken? escribió (pág. 366):

...Muchas preguntas permanecen abiertas... En conjunto, ¿cuántos cuerpos fueron cremados en Auschwitz? ¿Cuántos se dice que murieron? ¿Cual fue el análisis nacional, religioso, y étnico en esta mancomunidad de víctimas? ¿Cuántas de ellas fueron condenadas a morir en una muerte "naturalí y cuántas fueron deliberadamente matadas? ¿Y que proporción de Judíos de entre esos asesinados a sangre fría fueron gaseados? Simplemente no tenemos respuestas a estas cuestiones en este momento.
Cámaras de gas

¿Qué sobre negar la existencia de "cámaras de gas" de exterminio? Aquí también, Mayer realiza una estornina declaración (en la página 362 de su libro): "Fuentes para estudiar las cámaras de gas son escasas y no fiables." Mientras Mayer piensa que dichas cámaras existieron en Auschwitz, indica que la mayor parte de lo que se conoce está basado en declamaciones de oficiales y ejecutadores Nazis en juicios después de la guerra y en la memoria de supervivientes y espectadores. este testimonio debe ser protegido cuidadosamente, ya que puede ser influenciado por factores subjetivos de gran complejidad.


El Testimonio de Höss

Un ejemplo de esto puede ser el testimonio de Rudolf Höss, un oficial de la SS que sirvió como comandante en Auschwitz. En su Juicio, el Tribunal Militar Internacional de Nuremberg citó extensamente su testimonio para apoyar sus hallazgos de exterminio.

Está bien constatado ahora que el crucial testimonio de Höss, así como su así llamada "confesión" (que también fue citada por el Tribunal de Nuremberg), no son sólo falsas, sino que fueron obtenidas apaleando al comandante casi hasta la muerte. La mujer de Höss y sus hijos fueron también amenazados con la muerte y la deportación a Siberia. En su declaración -que no podría ser admitida hoy en ninguna corte de los Estados Unidos- Höss afirmó la existencia de un campo de exterminio llamado "Wolzek". De hecho, ningún tal campo existió jamás. Adicionalmente afirmó que durante el tiempo que estuvo de comandante de Auschwitz, dos millones y medio de personas fueron exterminadas allí, y que medio millón más murieron de enfermedades. (16) Hoy, ningún reputado historiador sostiene estas cifras. Höss estaba obviamente deseando de decir cualquier cosa, firmar cualquier cosa que parara la tortura, y que le salvara a él y a su familia.
Investigaciones Forenses

En su libro de 1988, el Profesor Mayer pide "excavaciones en los lugares de las matanzas y sus entornos inmediatos" para determinar más sobre las cámaras de gas. de hecho, estos estudios forenses se han realizado. El primero fue dirigido en 1988 por el asesor Americano sobre equipamiento para ejecuciones Fred A. Leuchter,Jr. Llevó a cabo una examen forense "in situí de las supuestas cámaras de gas en Auschwitz, Birkenau y Majdanek para determinar si pudieron haber sido utilizadas para matar personas como se afirma. Tras un estudio cuidadoso de las supuestas instalaciones para matar, Leuchter concluyó que los lugares no fueron usado, y no pudieron haber sido usados, como cámaras de gas homicidas. Además, un análisis de las muestras tomadas por Leuchter de las paredes y suelos de las supuestas cámaras de gas mostraron ninguna o minúsculas huellas de compuestos de cianuro, del ingrediente activo de Zyklon-B, el pesticida supuestamente utilizados para asesinar Judíos en Auschwitz.

Un examen forense confidencial (y su consecuente informe) acometido por el Museo Estatal de Auschwitz y conducido por el Instituto de Investigación Forense en Cracovia ha confirmado el hallazgo de Leuchter de que mínimas o ninguna huella de compuestos de cianuro pueden ser encontradas en los sitios que se dice que fueron cámaras de gas.

La importancia de esto es evidente cuando los resultados de este examen forense de las supuestas cámaras de gas homicidas son comparadas con los resultados del examen de las instalaciones de desinfección de Auschwitz, donde el Zyklon-B fue utilizado para despiojar los colchones y las ropas. Mientras que ninguna o sólo trazas de cianuro fueron encontradas en las supuestas cámaras de gas, masivas huellas de cianuro fueron encontradas en las paredes y en el suelo de las cámaras de desinfección y despioje del campo.

Otro estudio forense fue llevado a cabo por el químico alemán Germar Rudolf. Basándose en su examen "in situí y en el análisis de las muestras, el certificado químico y candidato a doctor concluyó:

"Debido a razones técnico-químicas, los afirmados gaseamientos masivos con ácido cianhídrico en las en las supuestas «cámaras de gas» en Auschwitz no tuvieron lugar... Las supuestas instalaciones para matanzas masivas en Auschwitz y Birkenau no eran adecuadas a este propósito..."

Finalmente, hay un estudio del ingeniero Austríaco Walter Lueftl, un respetado experto testigo en numerosos casos judiciales, y presidente de la asociación profesional Austríaca de ingenieros. En un informe de 1992 consideró que las afirmadas exterminaciones masivas de Judíos en cámaras de gas eran "técnicamente imposibles".
Perspectiva desacreditada

¿Entones que constituye exactamente "La negación del Holocausto"?. Aquellos que abogan por la persecución criminal de los "negadores del Holocausto" parecen estar viviendo todavía en el mundo de 1946 donde los oficiales Aliados del Tribunal de Nuremberg acaban de pronunciar su veredicto. Pero los hallazgos del Tribunal no pueden ser asumidos por más tiempo como válidos. Porque contaron tan fuertemente con una evidencia tan falta de verdad como el testimonio de Höss, algunos de sus más fundamentales hallazgos están hoy desacreditados.

Por motivos de interés propio, poderosos grupos de especial interés buscan desesperadamente el mantener la discusión esencial de la historia del Holocausto como tabú. Una de las formas de hacer esto es mediante la intencionada carzacterización de los estudiosos revisionistas como "negadores". Pero la verdad no puede ser suprimida para siempre. Hay una muy real y creciente controversia sobre lo que realmente ocurrió a los Judíos Europeos durante la II Guerra Mundial.

Dejemos que esta cuestión se arregle como todas las grandes controversias de la historia se resuelven: a través de la libre indagación y el abierto debate en nuestras revistas, periódicos y clases.


Ver también las 66 preguntas y respuestas del holocausto, material utilizado para negar la Shoa:

http://www.stormfront.org/spanish/pregunt.htm


1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal