La biblia: el modelo para nuestro tiempo



Descargar 350.59 Kb.
Página1/6
Fecha de conversión23.12.2017
Tamaño350.59 Kb.
  1   2   3   4   5   6


EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #1

LA BIBLIA: EL MODELO PARA NUESTRO TIEMPO



I. CRISTO TIENE TODA AUTORIDAD.
A. Mateo 17:1-5 Debemos escuchar a Cristo, no a Moisés (la Ley) ni a Elías (los profetas)
B. Hechos 3:22,23 Cristo es el profeta (vocero) del Padre para nuestro tiempo.

Hay que oírlo para pertenecer al pueblo de Dios.


C. Efesios 1:22,23 Cristo tiene autoridad sobre todo.

Col. 1:18 Él es la única cabeza de la iglesia.


D. Mateo 28:18 Su autoridad no está limitada al cielo sino que la ejerce ya directamente en la tierra también. No tiene necesidad de ningún representante en la tierra para gobernar a Su pueblo.
II. TODA AUTORIDAD ESTA EN SU PALABRA.
A. Juan 12:48-50 La Palabra del Señor tiene la misma autoridad que El Mismo.
B. Todos seremos juzgados por la Palabra de Cristo.
III. CRISTO DIO SU PALABRA A LOS APÓSTOLES.
A. Juan 17:8,14,18 Los apóstoles recibieron la Palabra directamente de Cristo Jesús. Luego fueron enviados con esta Palabra para darla a conocer al mundo. Así como Cristo vino enviado del Padre con Su mensaje divino, también los apóstoles fueron enviados con el mensaje divino de Cristo, el mensaje autoritativo.
B. Juan 14:25,26 Para asegurar que estos hombres no se equivocaran en la transmisión de la Palabra de Dios, El les envió al Espíritu Santo para guiarles e inspirarles perfectamente.
C. Juan 16:12,13 Los apóstoles fueron guiados a TODA LA VERDAD por el Espíritu Santo. No quedó nada más para revelar por medio de profetas en nuestro tiempo pues TODA LA VERDAD ya está disponible en las enseñanzas de los apóstoles.
D. Apocalipsis La Biblia: el fruto de la labor del Espíritu Santo en los apóstoles

20:11-15 nos juzgará en el día final.


E. LA PALABRA DE VERDAD: TODA LA VERDAD.


Dios la dio a Cristo.

Cristo la dio a los apóstoles por el Espíritu Santo.

Los apóstoles la predicaron y la escribieron (II Tesalonicenses 2:15).
IV. LA SUFICIENCIA DE LA PALABRA ESCRITA.
A. Juan 20:30,31 Hay suficiente evidencia escrita para creer que Cristo es el Hijo de Dios y para lograr la vida eterna por medio de la fe producida por la Palabra escrita.
B. II Timoteo 3:16,17 Lo que está escrito en la Biblia nos instruye en toda forma, nos prepara para hacer toda obra que agrada a Dios, y nos perfecciona. ¿Qué más podemos desear?
C. Judas 3 La Biblia es la revelación directa de la "fe" verdadera que fue dada una sola vez a la iglesia del Señor. Ahora no nos toca recibir nuevas revelaciones sino defender y obedecer la revelación dada en la Biblia.
D. LA BIBLIA NOS BASTA.
V. DIOS EXIGE QUE RESPETEMOS SU PALABRA.
A. I Pedro 4:11 Esto es necesario si realmente pensamos glorificar a Dios. El no es glorificado si no obedecemos Su Palabra. El no es glorificado si predicamos nuestras opiniones o costumbres, aunque lo hagamos en nombre de Cristo.
B. Gálatas 1:6-9 El que cambia el evangelio está bajo maldición de Dios. No debemos creer a nadie, ni a un ángel, si su mensaje no está de acuerdo con la Palabra escrita.
C. I Corintios 4:6 Esta es la solución para la división religiosa hoy en día: no pensar más de lo que está ESCRITO.
D. II Juan 9,10 Las consecuencias son graves cuando

Apoc. 22:18 añadimos algo a la Palabra escrita.


E. Apoc. 22:19 Hay muchas maneras de restar de la Palabra: por no

obedecer, por no predicar todo, por enseñar nuestras propias

costumbres. Así nuestros esfuerzos por honrar a Dios están

en vano.
F. Romanos 11:22 Hay que tomar en cuenta también la severidad de Dios.

G. Hebreos 2:1-4 El principio de la obediencia no ha cambiado. No respetar el

evangelio de la gracia de Dios resultará en una recompensa

justa.

EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #2

DISCÍPULOS VERDADEROS

I. Jesucristo Quiere DISCÍPULOS (Mateo 28:18-20).


II. El Compromiso del DISCÍPULO ES: Poner a Cristo PRIMERO.
A. Antes de la comodidad y los lazos familiares (Lucas 9:57- 62).
B. Antes de la familia, sí mismo, las posesiones (Lucas 14:25-33). La cruz tiene un solo propósito: ¡la muerte!
C. Antes de las posesiones materiales (Mateo 19:16-30).
D. Antes de nuestro propio cuerpo o lo que sea que nos impida servirle a Él primero (Marcos 9:42-48).
E. Antes de las necesidades de la vida (Mateo 6:33).
III. TRES COMPROMISOS BÁSICOS DEL VERDADERO DISCÍPULO.
A. Su compromiso con la Palabra de Dios: PERMANECER EN ELLA (Juan 8:31,32).
B. Su compromiso con el pueblo de Dios: EL AMOR (Juan 13:34,35).
C. Su compromiso con la Gloria de Dios: LLEVAR FRUTO (Juan 15:8).
1. El fruto del Espíritu Santo (Gálatas 5:22,23).

  1. El fruto de almas redimidas por Cristo

(Colosenses 1:3-8; Romanos 1:13-17).
IV. EL DISCÍPULO LE PONE A CRISTO PRIMERO PORQUE EL NOS PUSO A NOSOTROS Y NUESTRO BIENESTAR ETERNO ANTES QUE SI MISMO (Filipenses 2:5-11).
V. ¿Está dispuesto a comprometerse como discípulo verdadero del Señor, poniéndole a El antes que todas las cosas?

EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #3

EL EVANGELIO



I. LA NECESIDAD DE CONOCER LA VERDAD

Juan 8:31-34 Todo hombre, por haber cometido pecado es esclavo del mismo. Tiene necesidad de ser librado de esta esclavitud terrible. El único poder que le puede librar del poder del pecado es la verdad de Dios. Todos tenemos una necesidad urgente: conocer la verdad para que ella nos libre del pecado.


I Juan 3:4 Necesitamos entender la gravedad de nuestra condición como pecador. El pecador es CRIMINAL ESPIRITUAL.
Romanos 6:23 Todo pecado nos hace merecer la pena capital, la pena de muerte.
II. ¿QUE ES LA VERDAD?
Juan 17:17 La palabra de Dios es verdad. Así que tenemos que conocer esta verdad libertadora en la Biblia.
Génesis 1:1 La palabra de Dios (verdad) nos enseña que Dios es Creador de los cielos y la tierra y todo lo que en ellos hay. ¿Es verdad? Claro que sí. Pero al creer que Dios creó los cielos y tierra ¿es librado el hombre del pecado? Claro que no. Así que aunque es verdad y parte de la enseñanza de la Palabra de Dios que El es Creador de todo, ésta no es LA VERDAD que nos hace libres del pecado. Esta no es LA VERDAD de que habló Cristo en Juan 8:32.
Génesis 7:11,12 Es verdad que hubo un diluvio sobre la faz de la tierra en los días de Noé. Pero ¿es ésta LA VERDAD que tiene poder para librarnos del pecado? Claro que no.
Éxodo 34:28 Es verdad que Moisés recibió los diez mandamientos en tablas de piedra de Jehová. Pero ¿es ésta LA VERDAD que libra al hombre pecador de la esclavitud espiritual? NO.
Mateo 9:27-30 Es verdad que Cristo sanó a muchos enfermos milagrosamente cuando estuvo aquí en la tierra. Pero ¿es ésta la verdad que libra al hombre pecador del poder del pecado? Usted sabe que no lo es.

I Pedro 1:22-25 El hombre purifica su alma del pecado cuando obedece a LA VERDAD. Según el versículo 25 esta verdad que tiene poder para purificar al alma humana es "la palabra que por EL EVANGELIO os ha sido anunciada". LA VERDAD que salva al hombre es: "EL EVANGELIO."


Efesios 1:13 "La palabra de verdad" se define como "el evangelio de vuestra salvación." La verdad que el hombre necesita conocer es el evangelio.
Romanos 1:16 El poder de Dios para salvar al pecador es: "el evangelio". Pero ¿qué es el evangelio? Muchas personas suponen que "el evangelio" sea todo lo que Cristo y Sus apóstoles hayan enseñado. Creen que es el Nuevo Testamento. Pero NO es así. El Nuevo Testamento contiene toda la doctrina de los apóstoles, todo lo que Cristo manda. Pero todo esto NO es el evangelio. ¿Qué es el evangelio?
III. ¿QUE ES EL EVANGELIO?
I Corintios 15:1-4 El evangelio es un mensaje sencillo que todos los hombres que tienen buen uso de sus sentidos naturales pueden entender. Dios no envió un mensaje que solamente unos cuantos intelectuales pudieran entender. Dios no envió una doctrina que los hombres tendrían que luchar mucho por comprender. La verdad que libra del pecado - el evangelio - consta de la enseñanza sencilla pero poderosa de:

1. La muerte del Hijo de Dios por nuestros pecados conforme a las profecías del Antiguo Testamento. Dios ha amado al hombre pecador y le ofrece la redención por medio del derramamiento de la sangre de Su Propio Hijo.

2. La sepultura del Cristo muerto en la tumba.

3. La resurrección de Jesucristo: una resurrección corporal al tercer día de haberse muerto, demostrando así Su divinidad y poder sobre la muerte y el Hades. El evangelio = la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo para nuestra salvación.



IV. LA OBEDIENCIA AL EVANGELIO
II Tesalonicenses 1:6-9 Recuerde que Pedro nos enseñó en I Pedro 1:22 que es necesario OBEDECER LA VERDAD para purificar el alma. Ya aprendimos que esta "verdad" es el evangelio, o sea la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesucristo. En este texto la Biblia nos enseña que es necesario OBEDECER AL EVANGELIO. Para que el evangelio nos libre del pecado es necesario OBEDECERLO. Pero ¿cómo podemos obedecer la muerte, sepultura y resurrección del Hijo de Dios? Claro que no nos van a crucificar en Jerusalén, sepultarnos en la tumba y resucitarnos al tercer día. No lo obedecemos literalmente. ¿Cómo obedecemos al evangelio?
Romanos 6:17,18 Estas personas estaban en la misma condición que los judíos a quienes Cristo dijo: "la verdad os hará libres". Eran "esclavos del pecado". Pero algo había sucedido para cambiar su situación: habían sido libertados del pecado. Ellos habían conocido la verdad, pero habían hecho algo más: la habían OBEDECIDO DE CORAZÓN. Habían obedecido sinceramente al evangelio de Cristo, no literalmente sino que habían obedecido de corazón a una "FORMA" del evangelio. Habían obedecido una forma de la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesucristo. Y el resultado fue la libertad del pecado: la salvación. ¿CUAL FUE LA FORMA DEL EVANGELIO QUE OBEDECIERON?
Romanos 6:3,4 En el bautismo en agua el pecador participa en: LA MUERTE

LA SEPULTURA

LA RESURRECCIÓN de Jesucristo

(EL EVANGELIO)

El pecador muere al pecado, es sepultado con Cristo y resucitado para vida nueva. Obedece al evangelio en el bautismo bíblico. Antes de ser bautizado el hombre es todavía esclavo del pecado. EL BAUTISMO BÍBLICO ES LA "FORMA" DEL EVANGELIO.
Colosenses 2:12 El poder es de Dios. El pecador sencillamente cree en este poder y es resucitado en el bautismo para vida nueva "mediante LA FE EN EL PODER DE DIOS", o sea mediante la fe en EL EVANGELIO.

Marcos 16:15,16 Cristo enseñó lo mismo a Sus discípulos después de Su resurrección. PREDIQUEN EL EVANGELIO (para que conozcan la verdad). EL QUE CREYERE (el evangelio) (Creer la verdad) Y FUERE BAUTIZADO (Obedecer la verdad) SERA SALVO (libertado del pecado). Usted no necesita conocer toda la Biblia, ni la doctrina del milenio ni del Espíritu Santo y muchos otros temas para librarse del pecado. Únicamente tiene que conocer la verdad (el evangelio) y obedecer la verdad (en el bautismo bíblico). Luego aprenderá todo lo que Cristo nos ha mandado (Mateo 28:18-20).


CONCLUSIÓN:
A. Usted ha conocido la verdad. ¿La entiende?

B. ¿Cree usted en esta verdad: el evangelio?

C. ¿Reconoce usted su necesidad de ser libertado del pecado?

D. ¿Por qué no obedece usted la verdad ahora mismo?



EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #4

LA IGLESIA DE CRISTO



I. CRISTO EDIFICO SU IGLESIA EXACTAMENTE COMO EL LA QUERÍA.
A. Mateo 16:18,19 Cristo mismo edificó Su iglesia. Las enseñanzas y prácticas de ella fueron establecidas por medio de los apóstoles.
B. Juan 14:25,26 Los apóstoles fueron inspirados por el Espíritu Santo de modo de no equivocarse de ninguna manera y así la iglesia recibió toda la verdad.
C. Hechos 2:36-41 En el día de Pentecostés el apóstol Pedro fue inspirado por el

Hechos 2:47 Espíritu para predicar el evangelio por primera vez. Los que recibieron la Palabra de Dios fueron bautizados y añadidos por Cristo a Su iglesia que principió este mismo día.


D. Hechos 2:42 Esta iglesia, edificada por Cristo era lo que Él quería. Fue fiel a al doctrina de los apóstoles, la que recibieron y enseñaron por medio de la inspiración del Espíritu Santo. El resto de le Biblia (Hechos 3 - Apocalipsis 22) habla de esta iglesia, la que Cristo fundó. Así quería Cristo Su iglesia; no quería que cambiara en doctrina ni práctica.
II. CRISTO NO QUERÍA QUE LA IGLESIA SE CAMBIARA.

A. Hechos 20:19-32 De los mismos cristianos algunos se apartarían de la

verdad
B. II Tesalonicenses 2:1-7 Dios no aprueba esto cambios que

I Timoteo 4:1-3 son de origen satánico.


C. II Timoteo 4:2-4 Buscan enseñanzas que les agradan y aprueban sus errores.
D. Vea diagrama sobre "El Origen De Las Iglesias". Por esto una iglesia no es tan buena como otra. Se basan en diferentes autoridades. La iglesia que Cristo estableció y bendice se basa en la autoridad de Cristo; sigue Sus enseñanzas declaradas en la doctrina de los apóstoles o sea en el Nuevo Testamento. Las demás son de origen humano y siguen ciertas doctrinas humanas.
III. LA IGLESIA DE CRISTO NO ES UNA IGLESIA NUEVA.

A. Hechos 2:41,42,47 Los hombres que obedecieron el evangelio que predicaron los apóstoles fueron añadidos así a la iglesia que Cristo edificó.


B. Hechos 2:47 Todos los salvos, por medio del evangelio

predicado por los apóstoles, fueron añadidos



a LA iglesia.
C. Lucas 8:11 Si predicamos el mismo evangelio hoy día, creemos y obedecemos al mismo evangelio, seremos añadidos a la misma iglesia, no a ninguna iglesia nueva, ni a ninguna denominación de origen humano, sino a la iglesia DE Cristo, la que Cristo fundó, en el día de Pentecostés. La semilla de naranja siempre produce el mismo fruto: naranjas. La semilla del reino siempre produce el mismo fruto: cristianos, miembros de la iglesia que es de Cristo.

"EL ORIGEN DE LAS IGLESIAS"
1. La iglesia de Cristo fue establecida en el día Pentecostés como ya estudiamos en Hechos 2:36-41,47; Su fundador fue Cristo Jesús (Mateo 16:18). Es el reino eterno prometido por Daniel (Daniel 2:44), el "reino inconmovible" recibido por los discípulos del Señor en el primer siglo (Hebreos 12:28). Esta iglesia fue exactamente lo que Cristo quería; le agradaba pues era fiel a la doctrina de los apóstoles que Cristo mismo había dado por medio de la obra del Espíritu Santo (Hechos 2:42). En ella hay salvación pues Cristo es "su Salvador" (Efesios 5:23).
2. Sin embargo, Cristo advirtió por medio de los mismos apóstoles que de la misma iglesia algunos se apartarían de la verdad para seguir doctrinas y prácticas no autorizadas por el Espíritu de Dios (I Timoteo 4:1,2; Hechos 20:28-32; II Timoteo 4:2-4). Esta apostasía de algunos cristianos (no de todos) fue paulatina, y resultó sencillamente de haber dejado el patrón bíblico o sea la doctrina de los apóstoles. En esta condición, los cristianos apóstatas no tenían la salvación sino que hablan perdido su comunión con Cristo y Dios (11 Juan 9). Algunas de las innovaciones doctrinales que poco a poco se desarrollaron y que resultaron en la Iglesia Católica Romana (iniciada en el año 311 A.D.) son las que se encuentran en la lista, empezando con el “agua bendita" en el año 120 después de Cristo (A.D. = anno domini o sea el año del reino). Ninguna de estas doctrinas o prácticas se encuentran autorizadas para la iglesia en el Nuevo Testamento. Al contrario contradicen enseñanzas escriturales. En el año 1054 A.D. se realizó una división en la Iglesia Romana que resultó en la Iglesia Católica Ortodoxa Griega. Uno de los puntos básicos en el desacuerdo fue la autoridad suprema del "Obispo de Roma”, la cual fue rechazada por la Ortodoxa así como algunas otras prácticas.
3. En el siglo 16 se originó la Reforma Protestante bajo el liderazgo de Martín Lutero (un sacerdote en la Iglesia Romana. Su propósito no fue empezar ninguna nueva religión sino reformar la misma Iglesia Católica Romana. Aunque las denominaciones protestantes que resultaron (la Luterana, Episcopal, Presbiteriana, Bautista, etc. ) tenían muchos buenos puntos pero tuvieron muchos errores, especialmente en que concebían una reforma de una iglesia que no era ya la de Dios, la que Cristo había establecido, en vez de sencillamente volver a ser la iglesia del Señor siguiendo las normas neotestamentarias. Aceptaron algunos de los credos humanos ya establecidos por la Iglesia Católica Romana así como muchos de sus conceptos doctrinales y tradicionales. Todo esto impidió que pudieran seguir unánimes en sus pensamientos y ha resultado en muchas nuevas divisiones en el cuerpo de los creyentes entre las sectas "evangélicas".
4. Las sectas americanas (originadas principalmente en Los Estados Unidos de América y en otros países de las Américas, como México [La Luz del Mundo] y El Salvador) siguen prácticamente la misma filosofía de las de la reforma pero con mucho énfasis sobre la obra milagrosa del Espíritu Santo. La mayoría tienen un supuesto "profeta" o grupo de hombres "inspirados" que ejercen la autoridad en ellas a través de sus enseñanzas supuestamente inspiradas. Pero comparando sus enseñanzas y prácticas con las del Nuevo Testamento se nota claramente que no son la iglesia que Cristo fundó en el día de Pentecostés, ni pretenden ser en su mayoría.
5. Todas las sectas tienen: (1) fundador humano, (2) cabeza humana, (3) estatutos humanos, (4) nombres humanos, (5) cultos humanos, y (6) requisitos humanos para lograr la membresía en ellas. En la iglesia de Cristo todo esto es divino. Salmos 127:1. La iglesia de Cristo no es una nueva secta. No es Católica Romana, Protestante, Pentecostal, Evangélica, ni sectaria en ningún sentido. Es la que Cristo fundó, encabeza, dirige y salvará.

EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #5

LA FE



I. LA FE ES ESENCIAL PARA LA SALVACIÓN.
A. Juan 3:16,17 El gran deseo de Dios es salvar al hombre pecador. No tiene ningún placer en la condenación del impío, pero para poderle bendecir tiene que creer en Cristo Jesús.

B. Romanos 1:16,17 El evangelio de Cristo es poderoso para salvar al

pecador pero únicamente si tiene fe.

El sistema que Dios tiene para justificar

(declarar inocente) al injusto empieza

y termina con la fe. Sin ella no se recibe

ninguna bendición de Dios.

C. Gálatas 3:26 Sin la fe nadie puede ser hijo de Dios.

D. Efesios 2:8,9 La fe es el medio principal por el cual la gracia de Dios llega al corazón humano. El don de Dios tiene que ser aceptado y la fe es la manera de aceptar la gracia de Dios.
II. LA FE TIENE QUE SER BASADA EN LA PALABRA DE DIOS.
A. Romanos 10:14 Muchas personas tienen fe que Dios les va a

bendecir y salvar eternamente, pero la

Romanos 10:17 basan sencillamente en sus propias ideas,

no en promesas ni enseñanzas bíblicas. La

fe verdadera, la que Dios reconoce y bendice,

se basa en la Biblia. Es la confianza en las

promesas de Dios y la obediencia a los

mandamientos de Dios.

B. Hechos 4:4; 15:7; En todos los casos de conversión en Hechos

Hechos 17:11,12 se nota claramente que llegaron a creer por haber escuchado el mensaje de Dios. Si usted quiere tener fe, tiene que ser por este medio, no por sueños, visiones ni experiencias sino por la Palabra de Dios directamente.

C. Juan 20:30,31 Ya no necesita ver milagros para creer. Los que

están escritos en la Biblia bastan para tener fe

en Jesús y por ella alcanzar la vida en Él.

¿Qué más podemos desear?


III. ¿EN QUE DEBEMOS TENER FE?
A. I Corintios 2:2-5 En el poder de Dios. Él nos salva.

B. Hebreos 11:6 En la bondad de Dios. Cumple sus promesas siempre.

C. Romanos 3:24,25 En la sangre de Cristo. Ella limpia el alma.

Miles de buenas obras no lo pueden hacer.

Ella es la base de nuestra redención de la

esclavitud espiritual.

D. Marcos 16:15,16 En el evangelio: las buenas nuevas de Jesucristo,

Su muerte, sepultura y resurrección para

nuestra salvación (I Corintios 15:1-4).

E. Juan 12:44-50 En la Palabra de Cristo y así en Cristo Mismo.

No debemos creer en ningún hombre ni grupo

de hombres. No debemos basar nuestra fe en lo

que algún predicador nos dice ni en los

estatutos, credos ni tradiciones de alguna iglesia

sino en lo que el Salvador nos dice en la Biblia.

F. II Tesalonicenses En la verdad. Si nosotros no creemos en la verdad

2:11,12 revelada en la Biblia sino que exigimos otras evidencias o pruebas para confiar en Cristo, nos estamos exponiendo al peligro del engaño y de creer la mentira.

G. I Juan 4:1,6 En el mensaje de todo predicador SIEMPRE Y CUANDO esté de acuerdo con las enseñanzas de los apóstoles de Cristo Jesús. De otra manera, tal predicador o profeta es mensajero de Satanás y tiene el espíritu de error.


IV. NUESTRA FE TIENE QUE SER UNA FE VIVA.
A. Santiago 2:14-26 La fe que no obedece es una fe MUERTA que

NO sirve para alcanzar la salvación. Esta fe inactiva

y desobediente es la misma que tienen los

demonios. La fe BÍBLICA NO es

sencillamente aceptar o afirmar ciertas verdades;

es OBEDECER estas verdades de corazón.

La fe es la CONFIANZA en las promesas de Dios

y la OBEDIENCIA a los mandamientos de Dios.

B. I Corintios 13:2 Es la fe que OBRA por AMOR que tiene valor para

Gálatas 5:6 Dios.

C. Hebreos 11:4, Todos los hombres de fe la demostraron por medio de

7-9,27-34 sus obras. Mientras su fe no vaya más allá de decir:

"Acepto a Cristo como mi único y suficiente

Salvador", no es una FE BÍBLICA ni le ayuda para

la salvación del alma. La fe tiene que manifestarse

en el sincero arrepentimiento, la confesión pública

de ella y el bautismo en Cristo para que sea salvo

por medio de la fe. Sin la fe todo esto no vale

nada. Pero sin estas expresiones de una fe VIVA,

la fe no vale nada tampoco.


CONCLUSIÓN:
A. ¿Tiene usted fe?

B. ¿En qué basa su fe?

C. ¿En qué tiene fe?

D. ¿Qué clase de fe tiene usted? ¿Viva o muerta?



EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #6

EL ARREPENTIMIENTO



I. EL ARREPENTIMIENTO ES ESENCIAL PARA LA SALVACIÓN.
A. Hechos 3:19 El arrepentimiento es esencial para que Dios borre nuestros pecados.
B. Hechos 11:18 El arrepentimiento es necesario para que el hombre que está muerto en sus pecados reciba vida de parte de Dios.
C. Hechos 17:30 Es un mandamiento que Dios ha dado para todos. Nadie en ninguna parte del mundo puede recibir la aprobación de Dios sin haberse arrepentido.
II. EL ARREPENTIMIENTO ES PRODUCIDO POR LA TRISTEZA.
A. II Corintios El verdadero arrepentimiento es posible

7:9-11 únicamente cuando uno está sinceramente contristado por haber ofendido a Dios por medio de sus iniquidades y pecados.


B. Mateo 27:3-5 Judas es ejemplo de la falsa tristeza del mundo que produce muerte en vez de arrepentimiento. Se entristeció por miedo, no por haber ofendido a Dios. El resultado fue su propia muerte.
C. Lucas 22:62 Pedro, en cambio, demuestra una verdadera y sincera tristeza que resultó enseguida en un cambio drástico en su actitud hacia el Señor. Se arrepintió verdaderamente.
D. Salmos 51:1-4 David es ejemplo de un individuo que se entristeció

51:17 según Dios por causa de sus pecados. Reconoció que su pecado fue contra Dios. Pecar es hacer afrenta contra Dios. El resultado de esta tristeza, este espíritu que fue quebrantado al considerar cómo había ofendido a Dios fue el verdadero arrepentimiento.


III. EL ARREPENTIMIENTO ES BÁSICAMENTE UN CAMBIO DE VOLUNTAD QUE RESULTA EN UN CAMBIO DE VIDA.
A. Mateo 21:28,29 El significado básico del arrepentimiento es un

cambio de voluntad que resulta en un cambio de vida

o modo de actuar. En el caso de este joven,

primero no quería hacer lo que su padre le ordenó,

ni lo iba a hacer, pero cuando se arrepintió

(cuando cambió de parecer) "FUE" a hacer lo que

su padre le había ordenado. Si nos arrepentimos,

esto significa que decidimos hacer lo que él

Padre celestial nos manda en vez de hacer lo

que nosotros queremos. El resultado de este

cambio de mentalidad será que haremos Su voluntad.
B. Mateo 3:8 Uno solo necesita un momento para arrepentirse,

es decir para hacer la decisión de dejar atrás al

mundo y lo que hay en él y seguir la voluntad de

Dios. Pero si este arrepentimiento es

verdadero resultará en un cambio de vida en

seguida. Llevará fruto en la vida cotidiana.

Vale la pena notar que solamente Dios y el

individuo pueden saber si una persona se

ha arrepentido sinceramente en el momento.

La iglesia no tiene ningún derecho de tratar de

juzgar el arrepentimiento de nadie.

Tarde o temprano se manifestará según sus frutos.


C. Isaías 1:16-18 En pocas palabras el arrepentimiento es dejar de

hacer lo malo y aprender a hacer el bien.

En este sentido es un proceso que no tiene

fin mientras estemos en esta vida terrenal.


D. I Juan 1:7-10 Debemos entender que aunque Dios nos manda

dejar lo malo y hacer lo bueno, esto NO significa

que podamos llegar al punto de no cometer

ningún pecado. El arrepentimiento no es la

perfección. No debemos aplazar nuestra obediencia

al evangelio hasta lograr la perfección porque

nunca llegará el día.

IV. LOS MOTIVOS POR EL ARREPENTIMIENTO.
A. Hechos 17:30,31 El temor a Dios.
B. Romanos 2:4 La benignidad de Dios.
C. Juan 3:16 El amor de Dios.
D. II Corintios Dios le ruega que se arrepienta y vuelva

5:18-21 a Él.


E. Ezequiel 33:11 Dios no quiere que seamos castigados en la muerte eterna, pero no nos salvará si no nos arrepentimos. ¿Por qué morirá usted, mi amigo?

EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #7

LA CONFESIÓN DE FE



I. LA CONFESIÓN DE FE ES ESENCIAL PARA LA SALVACIÓN.
A. Mateo 10:32,33 Si nosotros queremos que Cristo nos identifique ante Su Padre Celestial como Sus discípulos y los que recibirán la salvación, tenemos que identificarnos ante los hombres como Sus discípulos. Si no lo hacemos por pena, Cristo no lo hará para nosotros tampoco. Este paso que nos compromete públicamente es esencial para entrar en Cristo y recibir la salvación que Él nos promete.

B. Romanos 10:9,10 No basta creer en el corazón. La idea que uno

puede recibir a Cristo solito en su cuarto no es bíblica.

Es una opinión humana y no trae ninguna bendición de

Dios. La fe que tenemos en el corazón tiene que ser

confesada con los labios para alcanzar la salvación.

Debemos proclamar con valor y sinceridad que Jesús

es el Señor de nuestra vida y que vamos a ser fieles a

Él.
II. LA CONFESIÓN DE FE ES ESENCIAL ANTES DE SER BAUTIZADO.
Hechos 8:35-38 ¿Qué puede impedir que uno sea bautizado en Cristo?

Ya estudiamos que tenemos que creer y arrepentirnos

de nuestros pecados. Pero es necesario también

manifestar esta fe públicamente. Sin embargo, no

necesita ser ante muchas personas. El etíope confesó

su fe solamente a Felipe y fue bautizado. La confesión

bíblica NO es la confesión de nuestros pecados SINO

de nuestra fe en Jesús. Es sencillamente: "Creo que

Jesucristo es el Hijo de Dios." Por casi dos mil años

esta sencilla pero profunda confesión ha sido

declarada por todos aquellos que luego se han

bautizado para entrar en Cristo. ¿Cree usted que

Jesucristo es el Hijo de Dios? ¿Qué impide que usted

sea bautizado?




III. LA CONFESIÓN DE FE ES UNA EXPRESIÓN DE NUESTRA FIDELIDAD A DIOS SOBRE LA FIDELIDAD A LOS HOMBRES.
Juan 12:42,43 ¿Cuál ama más usted? ¿La gloria de los hombres? ¿O la gloria de Dios?

EL EVANGELISMO PERSONAL: LECCIÓN #8

  1   2   3   4   5   6


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal