La capilla está a media luz



Descargar 24.7 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño24.7 Kb.

La capilla está a media luz



Monición: Acogida de la luz en nuestra vida.

En esta tarde noche ,nuestra vida desea llenarse de luz, el Señor desea acercarse a nosotros y viene acompañado de personas que han llenado de luz y de color la vida de muchas personas, pero sobre todo de los más pobres.

(Se introduce en la capilla a S. Vicente, Santa Luisa, Sta Catalina...junto con la palabra)
CANTO: Busco tu luz:

Oración recitada a dos coros:
Espíritu Santo, prometido por Jesús a sus seguidores,

tu que descendiste sobre ellos, acompañados de María,

ven y desciende ahora sobre nosotros.
Tú que eres el Espíritu de la luz, ilumina nuestra mente y corazón

para que lleguemos a comprender el plan que el Padre tiene reservado para nosotros.


Tú que eres el Espíritu de la verdad, enséñanos a vivir en clave de autenticidad para que escuchemos en nosotros la verdad de la llamada y dejar de lado cuanto signifique falsedad y mentira..
Tú que eres el Espíritu del amor, llena nuestro ser de generosidad,

para que aprendamos a entregarnos sin reservas a Dios y a los hermanos, y pueda dejar de lado cuanto suene a egoísmo..


Tú que eres el Espíritu de fortaleza, puebla nuestras decisiones de una valiente energía para que seamos capaces de pronunciar el SI a la llamada y pueda dejar de lado mis miedos, mis cobardías y mis huidas..

Luz de la Vida.

Hoy Señor en este atardecer queremos encontrarnos contigo cara a cara en este rato de oración, abrir nuestro corazón y traer ante ti a tantos jóvenes que te están buscándote a tientas aún sin saberlo, Dales luz para que puedan salir de los momento

de encrucijadas y descubran cuál es el lugar donde tú quieres encomendarle una misión. Danos tu luz, te damos las gracias por darnos la vida, por sacarnos de la oscuridad y lanzarnos a vivir en este mundo. Gracias por enseñarnos a clamar siempre a favor de la vida.

¿AGRADEZCO AL SEÑOR EL DON DE LA VIDA?
Canto: Sé mi luz enciende mi noche.(3 veces)

mi noche, sé mi luz.


Luz del Bautismo


También hace ya mucho tiempo, un día, el Señor nos envió su Espíritu y por medio del Bautismo iluminó nuestra vida con el don de la fe. Nos hizo suyos. Nos apartó de la oscuridad del pecado y nos llamó a formar parte de los hijos de la luz.

Te damos gracias, por tu Espíritu que nos alienta y nos conduce por el camino de la Verdad y la Vida.

¿ CUIDO EL DON DE LA FE? Nadie da lo que no tiene.
Canto: Sé mi luz enciende mi noche.(3 veces)

mi noche, sé mi luz.



Luz de la vocación


Tu gracia siempre nos acompañó. El aceite de tu Espíritu mantenía viva nuestra llama de la fe. Y así pudimos descubrir, primero a tientas, después de forma visible, que Tú, estabas presente en la vida de mucha gente que sufre, que vive en la oscuridad, en la pobreza, en los márgenes de nuestra sociedad. Y así sentimos que nos llamabas a irradiar tu luz desde el corazón del mundo.

Gracias por el don de la vocación, por ser Hija de la Caridad. Por encender nuestro corazón cada vez que servimos a nuestros hermanos.

¿ESTOY ATENTO AL DON DE LA VOCACIÓN QUE ÉL NOS REGALA?

Canto: Sé mi luz enciende mi noche.(3 veces)

mi noche, sé mi luz.



Palabra de Dios:

Jesús les decía : «¿Acaso se trae la lámpara para ponerla debajo de una vasija o ponerla debajo del lecho? ¿No es para ponerla sobre el candelero para que los que entren vean la luz? Pues nada hay oculto que no quede manifiesto, y nada secreto que no venga a ser conocido y descubierto.» Quien tenga oídos para oír, que oiga.»
. Esa pequeña luz que todos llevamos dentro es capaz de iluminar y transformar la oscuridad, dar color a la vida, descubrir en el interior de cada ser piedras preciosas que darán su color especial pero personal al mundo de hoy que esta falto de vida y de personas que nos señalen el camino.

Esta Palabra hoy nos urge a sacar la luz que llevamos dentro. Que no seamos opacos, viviendo como los demás y dejándonos arrastrar que quienes nos rodean perciban nuestra luz, aunque sea tenue y débil. Esa pequeña luz que todas llevamos dentro es capaz de iluminar y transformar la oscuridad en un gran conjunto de piedras preciosas que dan color por doquier.


Nuestro carisma, el Espíritu de Dios presente en cada uno de nosotros, en nuestra gran familia vicenciana está para ofrecerlo al mundo, siendo pequeñas antorchas que den calor y recorran todos los rincones de la tierra, quemando y destruyendo la injusticia y prendiendo en el corazón de los hombres y mujeres la solidaridad y la fraternidad.
San Vicente, Santa Luisa y tantos santos de la Familia Vicenciana han puesto color al mundo, ante el altar están las piedras preciosas que hay en nuestro interior, cada una de una tonalidad pero cada una con una misión concreta. ¿Te atreves a descubrirla? ¿Te atreves a ayudar a otros que descubran donde deben dar pinceladas de Amor en el mundo de hoy?
Power Point: Luz y Color.
Los pobres esperan tu respuesta, Laico comprometido, Hija de la Caridad, Misionero Paúl, consagrada...entre el gran abanico que nos ofrece la Iglesia. ¡Lánzate en sus brazos.!
SALMO.
Muchas veces utilizamos los salmos para orar. Hoy queremos ser salmistas, que alaban, agradecen, piden, suplican, confían en Ti … Expresemos en voz alta aquello que guarda nuestro corazón y tal vez con unas sencillas palabras reflejemos la luz de Dios presente en cada uno. (al pie del altar se encuentran las piedras de colores y unas vela, quien lo desee puede coger una de ellas y expresar lo que le brota de esta oración)

Intercalamos: El Señor es mi Luz y mi Salvación

ya no camino en tinieblas.

Unidos al gran creador y con el deseo de que los jóvenes que nos rodean descubran su piedra preciosa y encuentren el lugar que Dios les tiene preparado le decimos: Padre Nuestro.


Gesto: Encendemos la vela antes de leer el manifiesto

MANIFIESTO

El mundo de hoy, el hombre de hoy

necesita luz, mucha luz,

Luz que perfore el grueso manto de las tinieblas

que le ocultan la Verdad y el Bien.

La luz viene de Dios,

pero viene a través de hombres y mujeres

Esta Palabra hoy nos urge a atrevernos a sacar la luz que llevamos dentro. Que no seamos opacas, viviendo como los demás y dejándonos arrastrar por los grandes focos del consumo que desean vivir desde Dios.

Nosotras queremos hoy ser pequeñas y débiles luces,

que irradien con su vida y presencia

la cercanía de Dios, fuente de esperanza.

ya no camino en tinieblas.

Nosotras queremos hoy ser pequeñas y débiles luces,

que irradien con su vida y presencia

la cercanía de Dios, fuente de esperanza.

Nos comprometemos a que nuestra luz tenga:
       El brillo de la austeridad, pues siendo pobres descubriremos que nuestra única riqueza es Dios.

       Tonos cálidos: que expresan acogida al más pobre desde nuestra humildad; mirada pacífica y pacificadora, sonrisa sincera que expresa nuestra alegría de vivir.



       Intensidad: que emana de la caridad, de una vida entregada y vivida con autenticidad y radicalidad.
Queremos ser la Luz del mundo Ahora y por todas partes







La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal