La europeización y el nuevo valor del espacio público en la ciudad postsocialista. Los cambios funcionales y los retos de la nueva planificación urbana en bulgaria



Descargar 46.02 Kb.
Fecha de conversión16.09.2017
Tamaño46.02 Kb.
LA EUROPEIZACIÓN Y EL NUEVO VALOR DEL ESPACIO PÚBLICO EN LA CIUDAD POSTSOCIALISTA. LOS CAMBIOS FUNCIONALES Y LOS RETOS DE LA NUEVA PLANIFICACIÓN URBANA EN BULGARIA

Velislava Simeonova Simeonova

Departament de Geografia Física i Anàlisi Geogràfica Regional

Universitat de Barcelona



v.simeonova@ub.edu

RESUM. L’europeïtzació i el nou valor de l’espai públic a la ciutat postsocialista. Els canvis funcionals i els reptes de la nova planificació urbana a Bulgaria

L'espai urbà sempre ha estat un dels factors significatius per valorar la societat que l'habita i la projecció de l'evolució de les decisions en la planificació urbana.

La caiguda del règim socialista va marcar una sèrie de transformacions urbanes que descrivien la peculiaritat del desenvolupament postsocialista a tota la regió de l'Est d'Europa.

La present comunicació revisa alguns dels paràmetres del canvis urbans a Bulgària, després de més de vint anys de transició i centra en el marc dels nous reptes de planificació urbana a les ciutats búlgares, amb especial atenció al cas de Sofia.

Paraules clau: ciutat postsocialista, transformacions, pla integral.

ABSTRACT. The Europeanization and the new value of public space in the post-socialist city. The Functional changes and the challenges of urban planning in Bulgaria.

The urban space has always been one of the significant factors in assessing the society that inhabits and the projection of the evolution of urban planning decisions.

The fall of the socialist regimes made a series of urban transformations describing the peculiarity of post-socialist development in the entire region of Eastern Europe.

This communication reviews some of the parameters of urban change in Bulgaria, after more than twenty years of transition and focuses on the context of the new challenges of urban planning in the Bulgarian cities, with special attention to the City of Sofia’s case.

Keywords: post-socialist city, transformations, integrated plan.

1. INTRODUCCIÓN

El desarrollo urbano de las ciudades hoy sigue siendo un tema que está en boga cuyas razones se definen de la necesidad de encontrar aquella política de gestión y planificación más eficiente en el contexto de un desarrollo equilibrado e integral de la ciudad. En la actualidad, las condiciones y las características de la vida y del espacio urbano van siendo consecuencia de las visiones y de los enfoques del desarrollo propio de diferentes épocas.

En el contexto de la evolución del desarrollo urbano en Europa, y en primer lugar en la región de Europa del Este, adoptó un gran protagonismo el fenómeno llamado El Telón de Acero (Iron Curtain). Al este de la línea que marcaba esa barrera, con la llegada de los años 90 del siglo XX, llegó nueva época de cambios y transformaciones que marcaron una nueva etapa dentro de la historia de la planificación urbana. Y como anota Hirt (2012) - países como Bulgaria y ciudades como Sofía ocuparon una posición periférica en la literatura debido a que Sofía nunca formó parte de la red de ciudades globales, su urbanismo no fue objeto de investigación en la literatura anglosajona y Bulgaria quedó como una de las naciones más incomprendidas de la región.

La geografía, en su diversidad y capacidad de estudio y análisis territoriales, se alejó o más bien dicho fue reemplazada de los problemas de los espacios urbanos y de la planificación por la arquitectura, un hecho que hizo inspirar más la necesidad de definir e interpretar los nuevos retos del desarrollo territorial a diferentes escalas, tratando de explicar la situación del estado actual de las ciudades, con especial atención al caso de Sofía, desde un punto de vista diferente - más integrador, más crítico. Todo eso motivó el interés del análisis de las prioridades planificadoras en el caso de los proyectos de planes integrales de regeneración urbana y desarrollo desde una tradición que entronca con las ideas y las prácticas bajo la influencia soviética a las tendencias de la Unión Europea. Y este análisis pretende ser objetivo del presente trabajo.

El estudio elabora, en primer lugar, un breve análisis del simbolismo de la planificación socialista (modernista) y postsocialista en el contexto de las nuevas condiciones socioeconómicas. Este análisis tendrá un enfoque especial a las transformaciones urbanas en el área de la capital Sofía. Fueron revisados varios trabajos del ámbito arquitectónico y urbanístico que trataban de explicar los cambios urbanos y su relación en el contexto de la nueva planificación.

En segundo lugar, el trabajo se centró en el método integral como reto para la nueva planificación urbana. Se revisó el proyecto del plan integral de Sofía cuyos objetivos tratan de solucionar los problemas complejos de los espacios públicos de la zona metropolitana.

En tercer lugar, se formularon dos grupos de reflexiones finales. El primero destinado a aproximar las posibilidades de mejora de los espacios públicos en el contexto de la aprobación de los planes integrales de regeneración urbana y desarrollo y el segundo grupo de conclusiones consistió en el valor de la geografía en los estudios de los problemas de las ciudades búlgaras.

2. PLANIFICACIÓN URBANA EN BULGARIA EN LA ETAPA SOCIALISTA

Hasta 1989, Bulgaria era un país socialista con una economía planificada y un enfoque de la planificación que seguía una jerarquía de arriba hacia abajo. Sin embargo, la planificación espacial integral no existía. La distinción entre la planificación del desarrollo socioeconómico y la planificación física era normal. Como resultado de esto, se produjeron dos diferentes sistemas de planificación con muy poca coordinación. La planificación del sistema de asentamientos seguía los mismos problemas sufriendo la transición del socialismo a la democracia y las consecuencias de la globalización.

Gran parte de los problemas y las transformaciones del sistema de asentamientos en Bulgaria, así como en otros países de Europa del Este, fueron resultado de los procesos socioeconómicos que se iniciaron durante la segunda mitad del siglo XX. El rápido proceso de urbanización acompañado de una economía centralizada (1947-1989) llevó a las ciudades a un crecimiento dramático y caótico y a una despoblación de muchas zonas del territorio nacional.

Con el comienzo de la influencia socialista en los años 40, tras la Segunda Guerra Mundial, Bulgaria era uno de los países menos desarrollados e industrializados de la región. Adoptando el modelo soviético de desarrollo y bajo las circunstancias que explicaban la situación histórico-geográfica de Europa del Este, comenzó la nacionalización de la industria en el país. Las primeras transformaciones previeron la construcción de un extremo número de empresas, con altas tasas de producción, un hecho que no fue coordinado con los recursos demográficos y naturales del Estado. Con la construcción de esas empresas industriales en las ciudades (sobre todo las grandes y las medianas), empezaron las primeras migraciones hacia éstas. La alta escala de desarrollo y producción fue el factor que transformó varios asentamientos, cuya función consistió en convertirlos en centros industriales lo que contribuyó a la aparición de las primeras aglomeraciones. Uno de los resultados de esto fue la creación de muchos pueblos, que debido al crecimiento demográfico, fueron declarados posteriormente como ciudades. Otra consecuencia de esa gran “intervención” de las ideas soviéticas de desarrollo, fue que el número de ciudades aumentó más de dos veces durante las primeras décadas después de la Segunda Guerra Mundial. Junto con la expansión y el crecimiento de la población en las ciudades se dio lugar a la construcción de vivienda y la existencia de muchos “barrios dormitorios” con los que la política y el gobierno garantizaban condiciones básicas para los ciudadanos.

Las principales deficiencias de la construcción y de la planificación de la ciudad búlgara se debían principalmente a la ineficiencia de la economía socialista. Las disposiciones sobre el uso del suelo no surgieron como respuesta a las necesidades de la ciudad sino como símbolo del poder y de la fuerza de aplicación de las ideas irracionales.

El socialismo superpuso sobre el espacio urbano “la capa de reflexión” legitimada a través de artefactos y símbolos (monumentos, plazas, barrios, etc) (Zlatkova, 2010), y la grandeza de los proyectos públicos (barrios urbanos) sólo demostraba el enorme poder del Estado sobre el territorio (Hirt, 2008).

Eso acompañaba el desarrollo de las ciudades socialistas hasta los finales de los años 80, en condiciones económicas estables, con características cuantitativas: el crecimiento, la intensificación y la eficiencia, el progreso tecnológico, la rápida urbanización y el crecimiento en los territorios de las grandes ciudades – centros industriales, planificados por un gobierno con una fuerte intervención (Smolyanov, 2011).

3. TRANSFORMACIONES EN LOS ESPACIOS URBANOS POSTSOCIALISTAS: NUEVOS PLANES Y NUEVOS RETOS

3.1. Área urbana en la etapa postsocialista

Como anota Hirt (2007), las ciudades de Europa del Este durante el socialismo eran sustancialmente diferentes a sus homólogas occidentales. Una de las diferencias más notables fue que las ciudades socialistas se desarrollaban y carecían de una periferia suburbana. En lugar de la expansión residencial periurbana, un hecho bastante típico de las ciudades capitalistas, las ciudades socialistas tenían un perímetro urbano claramente marcado por las “torres exteriores”, viviendas de alta densidad construidas por el estado. Eso justificó una gran parte de los estudios que se hicieron en el ámbito de planificación (post)socialista pero la literatura sobre el desarrollo urbano y las prácticas de planificación siguen siendo escasas (Hirt, 2005).

El desarrollo postsocialista quedó marcado por la era de la postmodernidad de la misma manera que comenzó en Europa del Oeste, a partir de los años 80 del siglo pasado, en un marco de procesos de globalización, informatización y despliegue relacionado con redes de información y comunicación, tecnología y cambios socioculturales. Así, en el contexto de la planificación urbana, la ciudad postsocialista ya era conocida e interpretada como postmoderna, marcada por la comercialización de las formas arquitectónicas, como resultado de los cambios económicos postindustriales (Hirt, 2008).

El desarrollo de la ciudad postsocialista, junto con la democratización y la transición a una economía de mercado, fue acompañado con el fin del control del estado sobre la tierra, lo que sin duda daría lugar a cambios en las formas arquitectónicas y espaciales de las ciudades. Parte de la transformación incluyó la estratificación de las clases sociales, la fragmentación del espacio urbano y el rechazo del patrimonio socialista.

Finalmente, las transformaciones en las ciudades postsocialistas las podríamos agrupar de la siguiente manera: políticas, económicas y sociales; institucionales; transformaciones relacionadas con el proceso de comercialización de la infraestructura y el espacio urbano.

Tsenkova (2006) defiende la idea de que el sistema urbano sirve como canal principal que une la economía nacional en el sistema mundial de ciudades que incorporan todas las fuerzas en el trabajo – económicas, sociales y políticas y las ciudades postsocialistas no hacen excepción. Según ella, los motores que han provocado las transformaciones son: la transición a democracia, a comercio libre y a un nuevo sistema descentralizado de gobernanza, los cuales cierran el marco conceptual que en resumen definen los cambios en las ciudades postsocialistas. Dichos cambios fueron divididos en cuatro ámbitos: cambio económico (reindustrialización, crecimiento de la ciudad, efectos de la globalización); cambio social (polarización, transición demográfica, pobreza); cambio de gobernanza en las ciudades (planificación urbana, papel del Estado, etc) y cambio espacial (nuevas tendencias en los espacios de producción y consumo) (Tsenkova, 2006) (Fig.1).



Fig.1 Marco conceptual para el análisis del cambio urbano en las ciudades postsocialistas

Fuente: Tsenkova (2006: 24)

La brusca transición “a la derecha política”, la privatización de la tierra, las doctrinas neoliberales se impusieron en el mercado libre y la falta de preparación de los planificadores (que tenían la capacidad de trabajar en un sistema comunista y centralizado) llevó al conflicto, a la confusión y al colapso de la planificación urbana en Bulgaria. La misma era afectada por el nuevo contexto social y económico - de la crisis que empezó en los años 90 y las perspectivas capitalistas posteriores. Las zonas urbanas crecieron en ausencia de infraestructura, en resonancia con la pérdida de los recursos naturales y el patrimonio cultural y la aguda segregación socio-espacial.

El nuevo entorno urbano ya no era un símbolo de poder y la "ciudad en transición" necesitaba construir nuevos "lugares de memoria" e iniciativas para reforzar el carácter cultural del espacio.

Uno de los problemas más evidentes y sobre todo en las ciudades que se crearon como núcleos industriales fue la pérdida de su carácter funcional. La planificación de esas ciudades (o barrios) necesitaba altas prioridades para “desbloquear” su articulación con los centros históricos y más para mantener un carácter “europeo” de la ciudad (Bertand, 2006).

3.2. Planificación urbana postsocialista en Bulgaria: el caso de Sofía

Históricamente, la ciudad de Sofía, la capital de Bulgaria, es la ciudad con el desarrollo el más dinámico del país, cuya población empezó a crecer intensamente a partir de los años 50 del siglo pasado. Hoy en la zona metropolitana vive casi ⅙ parte de la población del país.

Durante los últimos casi 25 años, Sofía junto con las más grandes ciudades de Bulgaria se convirtieron en centros de transformación radical de la vida en común. Fueron protagonistas de enormes cambios, choques culturales, políticos, económicos y sociales. Su espacio físico sufrió transformaciones arquitectónicas, infraestructurales y funcionales afectando sobre todo el espacio público de la ciudad, pero también el espacio de la vida comunitaria de los ciudadanos, que algunos pensadores más tarde identificaron como "crisis de la vida comunitaria." Sofía, que sufrió un declive industrial y una intensa comercialización después de 1989, es uno de los ejemplos más emblemáticos de todos esos cambios en Bulgaria. En la historia de la planificación, los enfoques de su planeamiento fueron expresión de la experiencia nacional para construir una ciudad en armonía con otras ciudades similares de Europa Central y Occidental.

Tras los cambios políticos en 1989, las preparaciones del primer plan maestro (Sofia 2020) de la ciudad empezaron en 1998. El plan se aprobó en 2003 y seguramente podríamos relacionar hasta cierto punto, su retraso en el tiempo con el retraso en elaborar la Ley de Ordenación del Territorio que fue aprobada en 2001.

El plan trataba el territorio a tres escalas territoriales – ciudad, municipalidad (Stolichna obstina) y zona de influencia activa. Sin embargo, los conflictos que seguían la aplicación del plan estaban relacionados con la valoración de los efectos sobre el medio ambiente y fueron los que provocaron la nueva reevaluación del plan en 2007 cuando fue aprobada también la Ley de Ordenación y Edificación de la Municipalidad de Sofía. El proceso fue acompañado de cambios socioeconómicos que durante el periodo 2003-2006 llevaron a un aumento de las inversiones y las migraciones de la población hacia la capital, un aumento de la motorización, el proceso de restauración de la propiedad que seguía durante dicho periodo, la construcción en áreas verdes, la construcción de nuevos complejos de viviendas, entre otros. Todos estos problemas implicaron la necesidad de actualización de la planificación y la búsqueda de nuevas decisiones del espacio urbano. Eso fue lo que impuso el último cambio del plan maestro aprobado en 2009, es decir, dos años después de la incorporación del país a la Unión Europea.

Aunque el plan pretendía decidir los problemas espaciales y desarrollar una estructura policéntrica de toda la zona metropolitana de Sofía, marcando los factores del desarrollo territorial y estratégico hasta 2020, no consiguió solucionar los problemas de la ciudad postsocialista y más en el contexto de las nuevas condiciones del neoliberalismo. Las últimas favorecían cada vez más la propiedad privada y dieron lugar a una gran devaluación moral del territorio.

A pesar de todo, la planificación de Sofía no solucionó varias preocupaciones que había marcado la caída de la época socialista y las nuevas condiciones neoliberalistas dentro de los retos europeos de planificación. En un estudio dedicado a aspectos de las transformaciones funcionales, la escala espacial de la construcción y los estilos arquitectónicos en Sofía, Hirt (2008) concluyó que la estructura arquitectónica de la ciudad cambió de acuerdo con las teorías del urbanismo postsocialista. La ciudad sufrió una comercialización generalizada del espacio urbano reduciendo la escala espacial y la diversificación de la estética radical. Según ella, los cambios funcionales y culturales se notan de forma más visible con la comercialización de los dos tipos de zonas urbanas – del centro histórico y dentro de “los barrios socialistas” (Fig.2) donde la morfología de la época socialista entra en contraste con las nuevas obras y los edificios comerciales que ocupan los espacios públicos.
Fig. 2 Desvaloración del espacio en la periferia urbana (Barrios de Ovcha Kupel y de Mladost)

Fuente: Elaboración propia; Dimitar Zhelev, 2013

Los procesos de gentrificación, presión del mercado postsocialista de propiedades y la política inmobiliaria relucieron la habilidad de los planificadores de prescribir y controlar el desarrollo urbano – hecho que hace preocupar la misión fundamental de la planificación, es decir, defender el interés público y proteger el espacio público. Esa misión debe llevarse a cabo incluso en este momento de incertidumbre de la historia que llamamos postsocialismo (Hirt y Kovachev, 2006:128).

Fig. 3 La nueva simbología de los monumentos. El Monumento del Ejército Soviético desde 1954 en el centro de la ciudad de Sofía.

Fuente: Elaboración propia



3.3. Retos y oportunidades de la planificación en ciudades postsocialistas

Hoy en día, una de las prioridades más altas para la solución de los problemas de los espacios urbanos, respectivamente, en el marco de un desarrollo policéntrico y equilibrado, es el enfoque integral del desarrollo urbano y la creación de planes integrales de regeneración urbana y desarrollo - un enfoque consagrado en la Carta de Leipzig sobre el Desarrollo Sostenible de las ciudades europeas, adoptada en 2007. Dicho enfoque fue marcado también en la Declaración de Toledo, aprobada durante la Reunión Informal de Ministros responsables de Desarrollo Urbano de la Unión Europea celebrada en 2010. La Declaración marcó partes fundamentales, y se complementó con un documento de referencia sobre la Regeneración Urbana Integrada incluido como base en las directrices metodológicas para la elaboración de planes integrales en Bulgaria.

La evolución de la planificación territorial en Bulgaria a partir de los 90 dejó isolado el vínculo y la comunicación entre la planificación física y la planificación socioeconómica a nivel local/municipal. Así pues, la idea de los nuevos planes integrales apareció tanto en el concepto de encontrar una nueva cultura de planificación como ser instrumento de integración de los aspectos planificadores municipales (Fig. 4).

Fig. 4 Los vínculos horizontales y verticales dentro de los niveles de planificación territorial en Bulgaria

Fuente: Tasheva-Petrova, M. (2012), actualizado a mayo de 2013

Los planes integrales, destacados por el nuevo Concepto Nacional de Ordenación del Territorio de 2013, en proceso de elaboración para 36 ciudades del país (Fig.5), tendrán el objetivo de superar de forma sostenible y duradera los problemas que afectan las transformaciones de los espacios públicos, mejorar el estado general de las zonas urbanas y la ciudad en su conjunto, estimular el desarrollo de la inversión y la sinergia en las políticas de planificación. Las nuevas prioridades finalmente fueron marcadas, años después de la incorporación del país a la Comunidad Europea y tienen expectativas tal vez optimistas para la nueva visión de la ciudad búlgara y para resolver muchos problemas en el contexto de las características funcionales y culturales de los espacios públicos urbanos, y más cuando se trata de la capital.

La lenta evolución de las ideas de planificación urbana, las condiciones históricas y “las crisis” políticas que han marcado el desarrollo del país, sin duda, fueron los que afectaron el retraso de los proyectos de elaboración de planes integrales de regeneración urbana y desarrollo.



Fig. 5 Grandes y medianas ciudades que permaneces al proyecto de elaboración de planes integrales de regeneración urbana y desarrollo

Fuente: Tasheva-Petrova, M. (2012)

En el caso de Sofía, la finalización del plan estaba prevista para junio de 2013 y tenía como objetivos el logro de desarrollo sostenible, la mejora de la vida de los ciudadanos, de la imagen de la ciudad, la actividad económica, la sostenibilidad económica y la actividad social en el contexto de las condiciones de desarrollo de las ciudades europeas. El plan pretende identificar las partes positivas y negativas y cumplir la visión de Sofía 2020 mejorando las zonas urbanas con problemas físicos, económicos, sociales, ecológicos. Los objetivos del plan se realizarán a través de zonas de influencia que este mismo define:


  • Zonas de carácter social

  • Zonas de actividad económica

  • Zonas de funciones públicas de alta relevancia

La mayor parte del proyecto del plan se subvenciona del Programa Operativo de Desarrollo Regional y la Municipalidad de Sofía. Con ese proyecto se intentó marcar los nuevos retos de planificación urbana y más en el contexto de los problemas que sufría el desarrollo de la ciudad postsocialista.

4. REFLEXIONES FINALES

Las teorías y las prácticas de la planificación, sin duda, no son directamente transferibles. Las mismas no son universales y como confirma Tasheva-Petrova (2012) la comprensión de las diferencias se basan en la historia, en el nivel de desarrollo, en la planificación existente y diríamos también en los múltiples factores geográficos.

Cuando hablamos de nuevos retos en el ámbito de la planificación nos referimos a nuevas capacidades profesionales, sensibles a una variedad cada vez mayor de intereses, actores, instituciones, entre otras, acompañados por “nuevas” visiones geográficas, más amplias de las que un contexto postsocialista supone.

Así pues, el fin del comunismo fue la despedida con todo un modelo de desarrollo y el fin del contexto en el que funcionaba la planificación de Europa Oriental, en general. La transición a una economía de mercado y unos nuevos retos capitalistas sirvió como nuevo desafío para el proceso de planificación tanto a nivel nacional para los estados de la región, como a nivel local y urbano.

La privatización de la tierra fue uno de los marcos más importantes con los cambios políticos y socioeconómicos que llevó la nueva época y que hizo cambiar el valor del espacio. Eso fue uno de los puntos que incapacitó el control del desarrollo urbano. El derecho de espacio lo “descompuso” a público y privado, donde cada público necesitaba su espacio privado y cada privado necesitaba su espacio público y el límite entre ellos estaba y sigue estando lejos de lo absoluto. Y de acuerdo con las tesis de Sonia Hirt en sus profundos análisis dedicados al desarrollo urbano de la ciudad de Sofía, la reducción de los espacios públicos y sus transformaciones funciones en la ciudad postsocialista son entre las prioridades más altas de “la nueva” planificación urbana.

Asimismo, agregaría dentro de estas líneas que al seguir la crítica del retraso y los problemas de la planificación, la geografía búlgara tomó una posición indudablemente pasiva. ¿Será que ha perdido su aplicación como una ciencia integradora bajo tantos años de influencia soviética o le ha faltado suficiente criticidad?

Los nuevos retos de la planificación urbana, en especial marcando el caso de Sofía, pasaron por una evolución lenta y afectada por la situación político-económica al cumplir los objetivos del Occidente. ¿Serían capaces de cumplirse en un país que todavía sufre la separación de la planificación física de la socioeconómica o son simplemente un acceso de financiación de los fondos europeos? ¿Sería posible imaginar una planificación integral urbana en un país donde todavía faltan instrumentos de ordenación territorial? Probablemente sí, al costo de muchos años de espera.

5. BIBLIOGRAFÍA

BERTAUD, A. (2006): ¨The spatial structure of Central and Eastern European cities¨ en TSENKOVA, S. y NEDOVIC-BUDIC, Z. (edc.) The Urban Mosaic of Post-Socialist Europe: Space, Institutions and Policy, Physica-Verlag. A Springer Company, p. 92-110

HIRT, S. (2012): Iron Curtains: Gates, Suburbs and Privatization of Space in the Post-socialist City, Wiley-Blackwell, Studies in Urban and Social Change Series (SUSC), Oxford, p. 239

HIRT, S. (2008): ¨Landscapes of Postmodernity: Changes in the Built Fabric of Belgrade and Sofia since the End of Socialism¨, Urban Geography 29 (8), p.785-810

HIRT, S. (2007): ¨ The Compact versus the Dispersed City: History of Planning Ideas on Sofia's Urban Form, Journal of Planning History (6); no 2, p.138-165

HIRT, S. (2005): ¨Planning the Post-Communist City: Experience from Sofia¨, International Planning Studies 10 (3-4), p.219-240

HIRT, S.; KOVACHEV, A. (2006): ¨The changing spatial structure of post-socialist Sofia¨ en TSENKOVA, S. y NEDOVIC-BUDIC, Z. (edc.) The Urban Mosaic of Post-Socialist Europe: Space, Institutions and Policy, Physica-Verlag. A Springer Company, p. 113-130

MINISTERIO DE DESARROLLO REGIONAL Y OBRAS PÚBLICAS (2010): Directrices metodológicas para la elaboración y aplicación de planes integrales de regeneración urbana y desarrollo (en búlgaro)

MUNICIPALIDAD DE SOFÍA (2009): Enmiendas al plan director de la Municipalidad de Sofía, Informe de síntesis, Municipalidad de Sofía, Departamento de Arquitectura y Urbanización, Sofía (en búlgaro)

TASHEVA-PETROVA, M. (2012): Integrated plans for urban regeneration in Bulgaria as a management tools for the environmental, spatial, social and economic development, AESOP 26th Annual Congress, 11-15 July 2012, METU, Ankara

TSENKOVA, S. (2006): ¨Understanding urban change in post-socialist cities¨ en TSENKOVA, S. y NEDOVIC-BUDIC, Z. (edc.) The Urban Mosaic of Post-Socialist Europe: Space, Institutions and Policy, Physica-Verlag. A Springer Company, p. 21-50

TSENKOVA, S.; NEDOVIC-BUDIC, Z.; MARCUSE, P. (2006): ¨The Urban mosaic of Post-socialist Europe en TSENKOVA, S. y NEDOVIC-BUDIC, Z. (edc.) The Urban Mosaic of Post-Socialist Europe: Space, Institutions and Policy, Physica-Verlag. A Springer Company, p. 3-20

SMOLYANOV, A. (2011): Visiones de desarrollo urbano contemporáneo, Conferencia: Planificación Territorial: Problemas y perspectivas II, UASG, Sofia, 19-20 may (en búlgaro)

UNIÓN SOFIA XXI, http://www.sofiaxxi.eu/ (consulta: 02/05/2013) (en búlgaro)



ZLATKOVA, M. (2010): La ciudad recuerda desde arriba, la ciudad olvida desde abajo. El caso de Bratska mogila en la ciudad de Plovdiv, Seminar_BG (2), http://www.seminarbg.eu/index.php?option=com_content&task=view&id=244&Itemid=72, (en búlgaro).


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal