La fidelidad ante la debilidad. Génesis 20. Objetivo



Descargar 12.76 Kb.
Fecha de conversión17.12.2017
Tamaño12.76 Kb.



La fidelidad ante la debilidad.

Génesis 20.



Objetivo: Asombrarnos de la fidelidad de Dios en la vida de Sus escogidos, cumpliendo Su plan en ellos, a través de ellos y aún a pesar de ellos.
Versículo a memorizar:

Si fuéremos infieles, él permanece fiel; Él no puede negarse a sí mismo.” 2 Timoteo 2:13.


V. 1-2. La recaída.

¿A dónde partió Abraham?_______________________________________________________________

¿En dónde acampó? ___________________________________________________________________

Y por último, ¿dónde habitó? _____________________________________________________________

¿Qué dijo Abraham a Abimelec acerca de Sara? ______________________________________________

¿Y qué hizo Abimelec con Sara? __________________________________________________________

Abraham posiblemente después de la terrible escena del juicio de Dios destruyendo las ciudades de la llanura y la incertidumbre acerca de su sobrino Lot, vuelve a partir al sur, al desierto, acampando y habitando en un lugar donde no había temor de Dios.

La santidad no la genera el tiempo, ni las experiencias pasadas, sino la comunión diaria con nuestro Padre.


v. 3-8. La fiel y oportuna intervención del Dios Todopoderoso.

¿Cómo habló Dios a Abimelec? ___________________________________________________________

¿Y qué le dijo? ________________________________________________________________________

¿Se había llegado Abimelec a Sara? _______________________________________________________

¿Cómo había actuado Abimelec? __________________________________________________________

¿Quién había impedido que Abimelec peque, tocando a Sara? ___________________________________

¿Qué tenía que hacer Abimelec para no morir junto con los suyos? _______________________________

¿Cómo reconoce Dios a Abraham? ________________________________________________________

¿Qué iba a hacer Abraham con Abimelec y para qué? _________________________________________

¿Qué hizo Abimelec con sus siervos? ______________________________________________________

¿Cuál fue el efecto en ellos? _____________________________________________________________
v. 9-13. Los pensamientos humanos que nos desvían de la obediencia a la verdad.

¿Con qué frase recrimina Abimelec a Abraham? ______________________________________________

¿Cuál fue la pregunta que le hace en el v. 10? _______________________________________________

De acuerdo a la respuesta de Abraham; ¿en quién crees tú que estaban centrados los pensamientos de Abraham? ___________________________________________________________________________


v. 14-16. El regalo y la restitución a pesar de la debilidad.

¿Cuándo le dio Abimelec a Abraham los animales, los siervos, el dinero y le ofreció la tierra para que habite, Antes o después de descubrir su engaño? _____________________________________________

Aparte, ¿qué más hizo Abimelec? _________________________________________________________

¿Para qué le dio Abimelec a Abraham las mil monedas de plata? _________________________________

Abraham recibe, en lugar de las consecuencias por su mentira, un regalo inmerecido y la restitución total de su acción equivocada. Esta es una imagen de la gracia y misericordia de Dios para con sus escogidos a través de la acción de Abimelec.

La misericordia de Dios llega cuando confesamos nuestro pecado y nos apartamos de él. Debemos confesarlo con arrepentimiento en el entendimiento de nuestra debilidad. (Pr. 28:13. 1 Jn. 1:8-10.)


v. 17-18. La oración del profeta de Dios.

¿Qué hizo entonces Abraham? ___________________________________________________________

¿Y qué hizo Dios? ______________________________________________________________________

¿Por qué? ____________________________________________________________________________

Abraham, pese a su debilidad en la carne, fue constituido por Dios en Su representante (profeta v. 7), así como en Su amigo. (Is. 41:8, Stg. 2:23), y por medio de su oración, Dios sanó a Abimelec, su mujer y sus siervas de la maldición que habían recibido.

La oración de los santos activa el poder y la voluntad de Dios, no la cambia. Dios es soberano. (Nm. 23:19, 1 S. 15:29, Mal. 3:6)



Serie: Génesis


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal