La Gloria de Jehová es mi Fortaleza Curso Sobre el Libro del Profeta Ezequiel



Descargar 0.56 Mb.
Página1/7
Fecha de conversión15.02.2017
Tamaño0.56 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7
EZEQUIEL

mintslogo

La Gloria de Jehová es mi Fortaleza

Curso Sobre el Libro del Profeta Ezequiel

Escrito Por

Eufemio Ricardo

ricardoea@ncf.ca

Ottawa, Ontario

Octubre, 2012

Prefacio

Uno de los libros de la Biblia más fascinantes y al mismo tiempo enigmático, es el libro de Ezequiel. No escuchamos muchos sermones de este libro debido a su complejidad. El libro de Ezequiel parece ser un libro un tanto difícil porque está repleto de visiones, símbolos e imágenes que a simple vista son complicados o difíciles de descifrar. Hay una gran tensión en este libro sobre lo que es literal y lo que es simbólico. Para muchos, este libro profético representa un gran desafío de interpretación, pues la información que presenta parece ser misteriosa y fuera de lo común. Sin embargo, si prestamos atención al mensaje del libro, encontraremos que no es tan difícil como aparenta y presenta un mensaje sencillo a los oyentes en los tiempos del profeta y a los oyentes de hoy día. Yo pienso que la clave para entender este libro es de concentrarse en el mensaje que ya está revelado en vez del mensaje secreto.

Para el hombre y la mujer de hoy, el libro de Ezequiel presenta una mirada fresca a una sociedad compleja, repleta de datos por doquier. Vivimos en un mundo saturado de información. El auge del internet y el desarrollo de Facebook y Twitter entre otros medios de conexión social, han revolucionado la forma en que nos comunicamos. En tiempos pasados poseer información era algo difícil y solo unos cuanto privilegiados tenían esa ventaja. Hoy en día, la información está al alcance de cualquiera que pudiese conectarse al internet. De hecho, hay muchos que pueden adquirir los conocimientos de un graduado universitario si pueden pasar tiempo en la computadora investigando. En medio de esta explotación informática, tenemos un gran desafío al tratar de seleccionar la información que nos ayude y nos lleve a la verdad. La información sobre el plan de Dios llegó al profeta Ezequiel por medio de visiones. Las visiones del profeta eran más importantes que la información que recibía de su medio ambiente. El profeta era un hombre de visión espiritual en vez de información secular. Yo pienso que necesitamos más gente como Ezequiel; necesitamos más personas con conexión espiritual en vez de conexión informática. Necesitamos estar conectados a la verdadera fuente de información quien nos guiará a seleccionar la información que necesitamos para nuestra salvación.

Al emprender nuestra tarea de estudiar el libro de Ezequiel nos concentraremos en el tema principal de las visiones del profeta. La gloria de Dios es el mensaje revelado de las visiones de Ezequiel y por ende el tema central del libro. Esta gloria aparece, desaparece y finalmente reaparece. En cada etapa hay mensajes revelados sobre la gracia, la justicia, la misericordia, la soberanía y la santidad de Dios.



GUÍA DE ESTUDIO


PROPÓSITO DEL CURSO

El propósito de estudiar el libro de Ezequiel es de aprender el mensaje revelado de las profecías que Dios dio al profeta y como estas profecías pueden ser aplicadas a nuestras vidas.


OBJETIVOS DEL CURSO

  1. Reflexión personal e intercambio de ideas con otros estudiantes.

  2. Responder a los escritos del autor y otros comentarios usados para el curso.

  3. Leer todo el libro de Ezequiel

  4. Llevar a cabo un estudio inductivo, expositivo, analítico, literario y devocional sobre el libro de Ezequiel de pasajes selectos

  5. Recordar datos importantes del libro de Ezequiel


RESPONSABILIDADES DEL CURSO

  1. Participar en 15 horas de tiempo en clase.

  2. Responder 80 preguntas relacionadas con el escrito del autor.

  3. Leer un comentario sobre el libro de Ezequiel e incorporar ideas del comentario en su exégesis.

  4. Escribir un estudio inductivo, expositivo, analítico, literario y devocional sobre versículos claves de Ezequiel.

  5. Tomar el examen final.


EVALUACIÓN DEL CURSO

  1. Un punto por cada hora de clase a la que se asistió y participó por un total de 15 puntos.

  2. Total de 30 puntos por completar las respuestas a las preguntas puntualmente. Tres puntos por cada una de las 8 lecciones y un punto extra por completarlo puntualmente.

  3. Total de 30 puntos por completar los 8 ejercicios de exégesis. Tres puntos por completar cada exégesis puntualmente y un punto extra por completarlas todas a tiempo.

  4. Examen final 25 puntos.


ACTIVIDADES EN CLASE

Las actividades en clase consistirán de 5 horas de orientación del curso y 11 horas de clases de continuación. Las clases individuales pueden cambiar el formato del tiempo de reunión, pero se necesita cumplir con las 15 horas y las actividades indicadas.


A. Orientación (5 horas).

Primera hora de orientación.



  1. Presentar al profesor, facilitador y estudiantes.

  2. Introducir el formato del curso.

  3. Estudiar las lecciones uno, dos

  4. Repasar el horario para hacer las preguntas y respuestas: Lecciones 1,2 para la clase de seguimiento 1; lecciones 3,4 para la clase de seguimiento 2; lecciones 5,6 para la clase de seguimiento 3; lecciones 7, 8 para la clase de seguimiento 4. Los estudiantes tienen que venir a la clase con las respuestas escritas para recibir 3 puntos, de lo contrario, no podrán recuperar los puntos.

Segunda hora de orientación:



  1. Estudiar las lecciones dos y tres.

Tercera hora de orientación.



  1. Repasar las lecciones cuatro y cinco

Cuarta hora de orientación:



  1. Repasar las lecciones nueve y diez.

  2. Explique el examen final (15 preguntas de las 8 lecciones).

  3. Preparar a los estudiantes para estar listos para la primera clase de seguimiento.

B. Clase de seguimiento No. 1 (2 horas).



  1. Tomar asistencia (2 pts.).

  2. Revisar que las respuestas a las preguntas de la lección uno, dos estén completadas (3 pts.).

  3. Escuchar la exégesis de las lecciones uno, dos (6 pts.).

  4. Asignar los versículos de la exégesis para las lecciones tres y cuatro.

C. Clase de seguimiento No. 2 (2 horas).



  1. Tomar asistencia (2 pts.).

  2. Revisar que las respuestas a las preguntas de la lección cuatro, cinco estén completadas (3 pts.).

  3. Escuchar la exégesis de las lecciones tres, cuatro (6 pts.).

  4. Asignar los versículos de la exégesis para las lecciones cinco y seis.

D. Clase de seguimiento No. 3 (2 horas).



  1. Tomar asistencia (2 pts.).

  2. Revisar que las respuestas a las preguntas de la lecciones cinco y seis estén completadas (3 pts.).

  3. Escuchar la exégesis de las lecciones cinco y seis (6 pts.).

  4. Asignar los versículos de la exégesis para las lecciones siete y ocho.

E. Clase de seguimiento No. 4 (2 horas).



  1. Tomar asistencia (2 pts.).

  2. Revisar que las respuestas a las preguntas de la lecciones cinco y seis y estén completadas (3 pts.).

  3. Escuchar la exégesis de las lecciones siete y ocho (6 pts.).

F. Clase de seguimiento No. 5 (2 horas).



  1. Tomar asistencia (2 Pts.)

  2. Evaluación de la clase y del profesor

  3. Repaso para examen final.

G. Clase de seguimiento No. 6 (2 horas).



  1. El estudiante tomará su examen final.

  2. El registro del estudiante es completado y se registra en el centro de estudio local; se le otorga al estudiante un Certificado del curso y los archivos del estudiante son enviados al Director Académico en Miami.


ÍNDICE


  1. LA GLORIA DE DIOS APARECE

Primera Lección. Trasfondo del Profeta Ezequiel y La Visión de la Gloria de Dios (Cap. 1:1-28)

1.1. Trasfondo del Profeta Ezequiel (Cap. 1:1-3)

1.1.1. Introducción

1.1.2. ¿Cuándo?

1.1.3. ¿Qué?

1.1.4. ¿Dónde?

1.1.5. ¿Por qué?

1.1.6 ¿Quién?

1.1.6.1 Autor

1.1.6.2. Tema del Libro de Ezequiel

1.1.6.3. División del Libro

1.2. La Visión de la Gloria de Dios (Cap. 1:4-28)

1.2.1. Introducción

1.2.2. Descripción de los Seres Vivientes (1: 4-14)

1.2.3. La Función de los Seres Vivientes (1: 15-21)

1.2.4 La Misión de los Seres Vivientes (1: 22-28)

1.3. Conclusión

1.4. Preguntas Sobre la Primera Lección

1.5. Estudio Bíblico

Segunda Lección. El llamado del Profeta (Caps. 2-3)

2.1. Introducción

2.2. Las Comisiones del Profeta

2.2.1. La Comisión de Ir a los Hijos de Israel

2.2.2. La Comisión de Comer el Rollo

2.2.3. La Comisión de Pronunciar el Mensaje a la Casa de Israel

2.2.4. La Comisión de Visitar a Babilonia

2.3. Los Encargos del Profeta

2.3.1. Primer Encargo: El Mensaje del Atalaya

2.3.2 Segundo Encargo: El Confinamiento

2.4. Conclusión

2.5. Preguntas Sobre la Segunda Lección

2.6. Estudio Bíblico
B. L A GLORIA DE DIOS DESAPARECE

Tercera Lección. Profecía Contra Judá y la Desaparición de la Gloria de Dios (Caps. 4-11)

3.1. Profecía Contra Judá y Jerusalén: Predicción de la Caída de Jerusalén por Medio de Símbolos y Oráculos (Caps. 4-7)

3.1.1. Introducción

3.1.2. Símbolos Dramáticos

3.1.2.1. Símbolo del Adobe

3.1.2.2. Símbolo del Asedio

3.1.2.3. Símbolo del Pan

3.1.2.4. Símbolo del Barbero

3.1.3. Oráculos de Juicio

3.1.3.1. Oráculo de los Montes

3.1.3.2. Oráculo del Fin

3.2. La Visión de la Gloria de Dios Apartándose del Templo y de la Ciudad de Jerusalén (Caps. 8-11)

3.2.1. Introducción

3.2.2. La Segunda Visión: Idolatría en Jerusalén

3.2.3. El Castigo por la Idolatría: El Varón Vestido de Lino

3.2.4. Los Querubines: La Gloria de Dios Desaparece del Santuario

3.2.5. Los Hombres Perversos

3.2.6. La Gloria de Dios Desaparece de Jerusalén

3.3. Conclusión

3.4. Preguntas Sobre la Tercera Lección

3.5. Estudio Bíblico

Cuarta Lección. Profecía Contra Judá Y Jerusalén: Necesidad Moral del Exilio Presentado a Través de Diversos Géneros Literarios (Primera Parte) Caps. 12-18

4.1. Introducción

4.2. El Drama del Mudanza

4.3. Los Falsos Profetas

4.4. La Idolatría de los Ancianos

4.5. La Parábola de la Vid

4.6. El Cuento de la Esposa Infiel

4.7. La Alegoría de las Dos Águilas y el Cedro

4.8. Oráculo Sobre la Justicia de Dios y la Responsabilidad Individual

4.9. Conclusión

4.10. Preguntas Sobre la Cuarta Lección

4.11. Estudio Bíblico

Quinta Lección. Profecía Contra Judá Y Jerusalén: Necesidad Moral del Exilio Presentado a Través de Diversos Géneros Literarios (Segunda Parte) Caps. 19-24

5.1. Introducción

5.2. El Lamento por los Príncipes y por la Nación

5.3. Recuento de un Pueblo Idólatra y Rebelde

5.4. El Símbolo de la Espada de Jehová

5.5. Oráculo de los Pecados de Jerusalén

5.6. La Alegoría de Ahola y Aholiba

5.7. La Parábola de la Olla que Hierve

5.8. Conclusión

5.9. Preguntas Sobre la Quinta Lección

5.10. Estudio Bíblico

Sexta Lección. Profecía Contra las Naciones (Caps. 25-32)

6.1. Introducción

6.2. Profecías Contra Amón, Moab, Edom y los Filisteos

6.3. Profecía Contra Tiro

6.4. Profecía Contra Sidón y la Promesa a Israel

6.5. Profecía Contra Egipto

6.6. Conclusión

6.7. Preguntas Sobre la Sexta Lección

6.8. Estudio Bíblico


C. LA GLORIA DE DIOS REAPARECE

Septima Lección. La Restauración de Israel. (Caps. 33-39)

7.1. Introducción

7.2. El Atalaya y su Mensaje

7.3. El Pastor y su Mensaje

7.4. Monte de Seir

7.5. Montes de Israel

7.6. El Valle de los Huesos Secos

7.7. Gog Y Magog

7.8. Conclusión

7.9. Preguntas Sobre la Séptima Lección

7.10. Estudio Bíblico

Octava Lección. La Gloria Venidera (Caps. 40-48)

8.1. Introducción

8.2. La Descripción del Templo

8.3. La Adoración en el Templo

8.4. La Visión de la Tierra

8.4. Conclusión

8.6. Preguntas Sobre la Octava Lección

8.7. Estudio Bíblico

Bibliografía

Apéndices

Manual del Maestro

Biografía



PRIMERA LECCIÓN
TRASFONDO DEL PROFETA EZEQUIEL Y LA VISIÓN DE LA GLORIA DE DIOS (CAP. 1:1-28)

    1. Trasfondo del Profeta Ezequiel (Cap. 1:1-3)

1.1.1. Introducción

El primer objetivo de esta lección es de presentar un panorama general del libro de Ezequiel. Para lograr esta meta analizaremos los primeros tres versículos del capítulo primero. Estos versículos nos presentan una compilación del trasfondo histórico en que se desarrolló el mensaje profético del atalaya de Dios. A simple vista estos versículos parecen no tener ningún significado; sin embargo, cuando son analizados cuidadosamente, encontramos valiosa información sobre el autor, la fecha, el mensaje, y el ambiente geográfico y religioso en que se desarrollaron los eventos. Para hacer este análisis nos haremos las siguientes preguntas investigativas: ¿Cuándo? ¿Qué? ¿Por qué? ¿Dónde? ¿Quién?


1.1.2. ¿Cuándo?

La primera pregunta dirige al lector a analizar la fecha en que los acontecimientos ocurrieron. Encontramos en estos versículos dos fechas de suma importancia. La primera se encuentra en el versículo primero y menciona al año treinta. Es muy probable que esta fecha indique un tono personal de la vida del profeta. Se destacan dos teorías sobre esta fecha. La primera teoría sostiene que fue el año desde el comienzo del reinado de Nabopolasar, el padre de Nabucodonosor. Este rey reinó por diecinueve años y el rey Nabucodonosor fue su hijo número once, que sumado con los años de reinado, hace el año treinta.1 La segunda teoría explica que el año treinta se refiere a la edad del profeta. Muchos estudiosos sostienen esta teoría por estar relacionada al requisito de la edad para ser sacerdote.2 De acuerdo a Números 4, los levitas se hacían elegibles para el sacerdocio entre los años treinta y cincuenta. Si esta fecha se refiere a la edad del profeta, este la recordaría con vivacidad, pues fue un tiempo especial para él porque marcaba su inicio al sacerdocio. El había pasado años en la preparación sacerdotal y la hora había llegado para poner en práctica todo lo que estudió. Sin embargo, es vez de ser sacerdote, a los treinta años, era un exiliado y no podía disfrutar de los beneficios y privilegios de la profesión sacerdotal. Podría usted imaginar la frustración que tenía el joven sacerdote que en los anales de su juventud se encontraba lejos de los sueños de su vida. Si el año treinta se refiere a la edad del profeta, se pude calcular que el profeta nació en el año 622 a.C., que se casó cuando tenía veinte y tres años, que fue deportado cuando tenía 25 años y que tenía 37 años cuando su esposa murió. 3

La segunda fecha de importancia se encuentra en el versículo dos y nos informa de algo general que pasó en el mundo en que vivió el profeta. El escritor de este libro nos da dos pistas para que podamos descifrar la fecha aproximada. La primera pista en la mención de la deportación. Mencionar la deportación nos indica que fue durante el reinado del rey babilonio Nabucodonosor, esto nos dirige al año 593 a.C. Era una fecha en la que el Imperio Caldeo se encontraba en su apogeo. La segunda pista es la mención del rey Joaquín, quien comenzó a reinar en año 597 a.C. El profeta nos dice que fue en el quinto año, entonces si restamos cinco tendremos como resultado el año 593 a.C. . Los cincos años se refieren a la fecha en que vivió el rey en Babilonia y no a su reinado en Judá. Los judíos consideraban a Joaquín como su rey aunque este rey estaba bajo cautividad. El reinado de Joaquín fue un corto periodo de tres meses en Judá como nos indica 2 Reyes 24:8.

Las fechas juegan un rol importante en los escritos del profeta Ezequiel. Es interesante observar que las profecías se encuentran entre los años 593 a.C. al 571. C. Notemos que estas fechas a excepción de dos de estas (29: 1, 17), siguen un orden cronológico. El siguiente cuadro muestra la forma sistemática de las fechas mencionadas en el libro de Ezequiel en relación al orden de los capítulos.4



Fecha

Evento

Pasaje Bíblico

Julio/Agosto del 593

La Visión del trono y el llamado de Ezequiel

Cap. 1:2

Augusto/Sept del 592

La visión de la idolatría en el templo

Cap. 8:1

Julio/Agosto del 591

La historia religiosa de Israel

Cap. 20:1

Enero del 588

Comienzo del asedio

Cap. 24:1

Enero/Febrero del 586

Oráculo contra Tiro

Cap. 26:1

Enero del 587

Oráculo contra Egipto

Cap. 29:1

Marzo/Abril del 571

La conquista de Egipto predicha

Caps. 29:17

Marzo/Abril del 587

Los brazos de Faraón quebrados

Cap. 30:20

Mayo/Junio del 587

Oráculo contra Faraón

Cap. 31:1

Febrero/Marzo del 585

Lamento por Faraón

Cap. 32:1

Febrero/Marzo del 585

Endecha sobre Egipto

Cap. 32:17

Enero del 585

“La ciudad ha sido conquistada”

Cap. 33:21

Marzo/Abril del 573

La visión de la restauración del templo

Cap. 40:1

1.1.3 ¿Qué?

La segunda pregunta dirige al lector a analizar la ocasión del libro de Ezequiel. Hay dos cosas importantes que pasan en el versículo uno. Primero, encontramos un evento de índole terrenal, pues nos habla de la cautividad del pueblo. La segunda cosa de importancia que acontece en versículo uno es un evento de índole espiritual. Se nos dice que los cielos se abrieron y el profeta vio visiones. Notemos que el profeta estaba en medio de aquellos que habían sido transportados como cautivos. Su mensaje se dirige a un grupo de personas que se encontraban en exilio, lejos de su tierra natal. Su audiencia era un grupo de desterrados que se encontraban en una situación deprimente con un futuro incierto. Estos eran parte del segundo grupo que fue deportado a Babilonia y en cierta forma los pioneros en experimentar el vivir bajo yugo extranjero en tierra extrajera. Aquí no importaba tu educación o nivel social, eras un cautivo y por lo tanto eras menor que los habitantes de la tierra. Ezequiel era un sacerdote y Joaquín un rey pero para los babilonios, eran tan solo ciudadanos de segunda clase. Recuerdo ver una película sobre el holocausto de los judíos en la segunda guerra mundial. El canciller Adolfo Hitler llevó a campos de concentración a judíos que eran doctores, pintores, maestros, abogados y hombres de negocio. Todos eran medidos con la misma vara. Un doctor tenía que hacer trabajos forzosos como también lo hacía su compatriota que era un campesino inculto. Esa misma situación pasaba con la gente que estaba siendo deportada. Entre estos exiliados se encontraba un sacerdote y un rey, hombres que en su tierra natal tenían cierta preeminencia pero que ahora son degradados al mismo nivel social que la chusma de la sociedad.

El segundo evento que acontece es que los cielos se abren y el profeta ve visiones. Lo que aquí pasa es algo transcendental. No tan solo se abren los cielos, que en efecto es algo que va más allá de nuestra experiencia natural, pero también ve visiones de Dios que es algo celestial. Esta expresión se encuentra solo una vez en el antiguo testamento. En el nuevo testamento se usa esta expresión en varios pasajes bíblicos. Después que Jesús fue bautizado se abrieron los cielos (Mt. 3:16, Marcos 1:10, Lucas 3:21 y Juan 1:51). Cuando Esteban estaba siendo apedreado este vio que los cielos se abrieron (Hechos 7:55-56). En ambos casos fue una experiencia sin igual. Fue algo que fue más allá de nuestra comprensión.

El resultado de un evento terrenal con algo espiritual fue algo fenomenal. Dios estaba combinando un evento terrenal con uno espiritual para traer un mensaje celestial. La cautivad hizo del pueblo de Israel prisionero del mundo físico; sin embargo, la visión celestial comienza a obrar una liberación espiritual del pueblo de Dios.

1.1.4. ¿Dónde?

La tercera pregunta dirige al lector a investigar el lugar donde el profeta ejerció su ministerio. Es importante señalar que hay tres profetas que profetizan fuera de Israel; estos son Ezequiel, Daniel y Juan. Estos tres tenían en común sus profecías apocalípticas. Ezequiel y Daniel predicaron en el mismo país, aunque en diferentes localidades. Ezequiel comienza su ministerio a las orillas del rio Quebar. Realmente no era un rio, pero era más bien un canal de irrigación que tomaba sus aguas del rio Eufrates que probablemente estaba en la ciudad de Nipur, que pertenece hoy al sur de Iraq.5 La ciudad donde se encontraba el profeta era Tel-abib como lo menciona Ezequiel 3:15. Tel-abib es hoy una gran ciudad en Israel pero en los tiempos de Israel era una ciudad en ruinas diseñada para los exiliados. Era en la corrientes de rio Quebar que los exiliados hicieron su santuario de adoración. El salmo 137 nos habla de la condición del lugar donde los deportados se reunían para adorar.6 Los desterrados, nos dice el salmo, no podían cantar con júbilo, pues se encontraban en tierra extranjera.

Puesto que el pueblo vivía en un país extranjero, tenían que sobrevivir al mundo politeísta y pagano de los caldeos. El ambiente religioso en que se encontraba el pueblo de Israel era desafiante. La religión babilónica se centraba en el culto al dios Bel Medorac (Jeremías 50:2). Esta religión surgió de la práctica mesopotámica de tener un dios por cada ciudad. Elil era el dios patrón de Nipur, la región donde moraba el profeta Ezequiel y llegó a tener un dios de suma importancia en Babilonia. Sin embargo, Bel Medorac ocupó preeminencia sobre Elil y llegó a ser el señor de todos los dioses de Babilonia. Sin templo para adorar u ofrecer sacrificios, el pueblo de Israel tenía la presión de rendirse ante el culto pagano de Bel Medorac. Sin embargo, esta presión fue para algunos una motivación para acercarse a Jehová. Charles Pfeiffer explica que al ser desarraigados de su tierra, templo y sacrificio, los judíos pusieron acento sobre los ayunos, el sábado la oración, las lecturas de las Escrituras lo que constituyó todo esto la formación de las sinagogas.7

1.1.5. ¿Por qué?

La cuarta pregunta dirige al lector a investigar la razón por la que pasaron estas cosas. Yo pienso que hay dos razones principales. La primera razón es el juicio de Dios. Nuestro Dios es un Dios que obra justicia, como Dios justo no puede dejar que el pecado pase desapercibido. La Biblia misma nos dice que la “paga del pecado es la muerte...” “Dios no puede ser burlado todo lo que el hombre sembraré, eso también segará.” La familia del rey Joaquín había estado sembrando rebeldía contra Dios. El rey y su familia continuaban haciendo lo malo. En 2 Reyes 24:8-17 encontramos la causa que produjo el cautiverio. La desobediencia del rey, su familia y el pueblo vehículo que condujo a una colisión. Ellos no quisieron ajustarse a los designios divinos. La profecía les decía a los reyes de Judá que tenían que someterse primero al gobierno de Dios pero también al gobierno de los caldeos. Joaquín se rebeló pensando que aliándose con los egipcios le sería de provecho para derrotar a los babilonios, sin embargo, como nos profetizó el profeta Jeremías, el pueblo de Judá tenía que someterse al gobierno de Nabucodonosor. La invasión del monarca babilonio, así como también el exilio, son eventos irreversibles del juicio de Dios para Judá.

La segunda razón es algo más espiritual, pues Dios muestra su amor. La visión le llegó al profeta no tan solo para mostrar la justicia de Dios pero también su amor. Al abrir los cielos para que el profeta viese las visiones, Dios muestra que todavía amaba a su pueblo. Su misericordia es tan grande que es nueva cada mañana. Aunque la paga del pecados es la muerte, la dadiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús (Romanos 6:23). El gran amor de Dios se muestra en las vidas de sus escogidos impartiendo destellos de luz en medio de una gran oscuridad. Es por eso que Juan 3:16 nos dice que “De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su único hijo para que todo aquel que en el crea no se pierda mas tenga vida eterna.” Dios como buen padre, ama a sus hijos a pesar de la rebeldía y la desobediencia, y por eso Dios abre los cielos al profeta para que pueda ver que la gloria de Dios es manifestada en su gran amor.

Partiendo de estas razones podemos decir que el propósito del libro de Ezequiel tiene un objetivo doble. Primero el libro de Ezequiel predice la caída de Judá y de Jerusalén debido a sus pecados que tiene como paga el juicio de Dios. Pero el libro de Ezequiel también tiene como objetivo predecir la restauración futura de Judá por el gran amor de Jehová por su pueblo.

1.1.6. ¿Quién?

1.1.6.1. Autor

No sabemos mucho de la vida del profeta Ezequiel, a excepción de la limitada información que el profeta presenta. Al leer este libro usted descubrirá que el profeta pertenecía a una línea sacerdotal, hijo de Buzi un sacerdote (1:3). Su padre pudo haber sido de la línea de Sadoc. Ezequiel menciona esta línea en el capitulo 43:19. Sadoc había permanecido fiel a David cuando hubo un levantamiento en su reino y el sacerdocio pasó de Abiatar a Sadoc. (1 Reyes 2:35; 1 Cron. 29:22.) Otra cosa que sabemos es que Ezequiel era profeta llamado a ministrar a los exiliados en Babilonia. El profeta vivía en la región del rio Quebar, en la ciudad de Tel-abib. Estuvo casado y su esposa fue considerada como el deleite de sus ojos (24:16). Su esposa murió y Ezequiel no guardó luto por ella como Dios le había ordenado (24:18). Profetizó desde su casa con parábolas y se le hizo actuar las profecías 8:1, 20:1. Una cosa peculiar del profeta Ezequiel es lo que es considerado por John Job como la telepatía del profeta. Esto es, el conocimiento extraordinario de lo que estaba pasando en Jerusalén (8:5-16), de lo que la gente estaba hablando allí (8; 12, 12:22, 27. 18:2, 33:10) y el día exacto cuando los babilonios comenzaron el asedio de final de Jerusalén.8

El autor Gaetano Savoca divide la vida del profeta Ezequiel en tres períodos siguiendo un orden cronológico. El primer periodo consta del año 593-587 en la que el profeta comienza a ejecutar acciones simbólicas. Por ejemplo, el profeta representa en una ancha barra de arcilla el asedio de la ciudad. Al acostarse de un lado con el brazo extendido apuntado contra ella durante tanto días cuantos serían los del asedio real y cuantos habían sido lo años de la iniquidad. El periodo intermedio comprende de 585-586 a.C. En este periodo el profeta guarda silencio, no pronuncia ningún oráculo, amonestación, ni exhortación. El último periodo comprende del año 587-571. En este periodo el profeta comienza a hablar, pero lo hace de una forma distinta. Savoca dice, “Aquí no se tratará ya tanto de exponer, paso a paso, las secuencias de la gran desventura, cuanto más bien de sostener al cansado con una palabra (Is. 50, 4), de exhortar con inspirada elocuencia a la sincera conversión (33,30s), de vigilar sobre toda la comunidad y de poner en guardia a cuantos se empecinan por senderos de muerte ( 33, 1-9), de anticipar una segura restauración y una convivencia más ordenada (cap. 34) bajo la dirección del Dios de la alianza y de sus dignos representantes (37, 15), mientras permanece en el centro la gloria de YHWH y se transforman los corazones al amparo de las fuerzas del mal (caps. 38s; 47-1-12).”9

El significado del nombre del profeta es algo fascinante, pues se relaciona a su llamado y su misión. El nombre hebreo יְחֶזְקֵאל significa Dios fortalece. Yo pienso que esto es clave para que podamos entender como Dios actúa en el profeta y en pueblo. Dios fortalece al profeta cuando se encontraba en medio de sus hermanos hebreos en el exilio, encarando un presente humillante y un futuro incierto. Dios fortalece a Ezequiel cuando se encontraba tal vez frustrado por no ejercer su profesión de sacerdote. Dios fortalece al profeta cuando su esposa falleció. Pero Dios no tan solo fortalece al profeta, pero también fortalece a su pueblo prometiéndoles un futuro grandioso.

1.1.6.2. Tema del Libro de Ezequiel

En partes claves del libro de Ezequiel encontramos las palabras hebreas יְהוָה כְּבוֹד־ La gloria de Jehová es sin duda el tema principal del libro de Ezequiel. Esta gloria comienza en el versículo 28 del capítulo primero, cuando la semejanza de la gloria de Dios es introducida por los seres vivientes. En Ezequiel 10:4 la gloria de Jehová se aparta del santuario, después de que el profeta experimentara la visión que lo llevó al templo de Jerusalén y allí. En el capítulo 43: 4-5, la gloria de Dios reaparece por la visión de un templo y un pueblo restaurado por la gracia de Dios.

Cuando Combinamos el significado del nombre del profeta Ezequiel con el tema principal del libro, tenemos como resultado el mensaje del libro de Ezequiel. De hecho, podemos resumir el mensaje del libro en una oración: “La gloria de Dios es mi fortaleza.” Dios quiere mostrarle a su pueblo que puede fortalecerse en las condiciones más extremas. La gloria de Dios fortalece al profeta cuando se encontraba desesperanzado junto al rio Quebar. La gloria de Dios fortaleció al profeta cuando se encontraba angustiado al perder a su esposa. Esta misma gloria fortalece al profeta para traer el mensaje al pueblo rebelde. La gloria de Dios fortalece al pueblo de Israel con la esperanza del retorno a la tierra prometida y con la restauración del templo.

Hay otros temas que también se destacan en el libro de Ezequiel de acuerdo al número de sus apariciones. Por ejemplo, la expresión “me fue dirigida la palabra del Señor,” se encuentra 50 veces. La expresión “así dice el Señor,” se encuentra 130 veces. Las formulas del fin del mensaje: “oráculo de Jehová,” se encuentra 85 veces. La expresión de reconocimiento o demostración “y sabrán que yo soy Jehová” se encuentra 72 veces. Las expresiones características como hijo del hombre (98 veces) y casa rebelde (14 veces). La duplicación del nombre de Dios “Señor Jehová” (174 veces).10

1.1.6.3. División del Libro

Varios autores han propuesto divisiones del libro de Ezequiel tomando en cuenta temas, fechas y géneros literarios. En esta sección presentaremos cuatro divisiones incluyendo la del autor de este estudio.

La primera división es una división temática. John F. Kutsko usa el tema de ausencia y presencia y nos presenta un esquema concéntrico de mucha ayuda.11

A---De la Divina Presencia a la Divina Ausencia (1:1-11:25)

B---Preparación para la destrucción (12-1-24-27)

C---Oráculos contra las Naciones (25-1-32:32)

B’---Preparación para la Restauración (33-1-39:29)

A’---De la Divina Ausencia a la Divina Presencia (40:1-48:35)

La segunda división es temática/cronológica. Christopher Wright hace también una división interesante en la que emplea oráculos y la fecha en que estos ocurrieron.12

1. Caps. 1-24 Oráculos de juicio antes de la caída de Jerusalén en el 587

2. Caps. 25-32 Oráculos contra las naciones extranjeras

3. Caps. 33-48 Oráculos de esperanza después de la caída de Jerusalén, entre 587 y 571

La tercera división es literaria. El estilo en que está escrito el libro Ezequiel cubre una gama de datos literarios. El autor Brian Tidiman nos presenta siete géneros literarios utilizados en el libro de Ezequiel.13 Esta división es bastante importante pues nos enseña como es utilizada la literatura en el libro de Ezequiel.

1. Discurso profético clásico (Caps. 5, 6, 7, 21, y 22).

2. Sección poética

a. Poesía sobre la espada Cap. 21. 13-22

b. Poesía sobre la grandeza comercial de Tiro (Cap. 27:1-9)

c. Poesías de lamentaciones (19.1; 26:17-18; 27:3-9; 28:12-19; 32:1-32)

3. Las visiones grandiosas

a. La aparición de la gloria divina en el templo (1:1-3:15)

b. El departo de la Gloria (8.1-11:24)

c. La visión de los huesos (37:1-14)

4. Los enigmas

a. La madera de la vid (15:1)

b. Las dos águilas y el cedro (17:1)

c. Los leoncillos (19:1-4)

d. El incendio del bosque (21:1-4)

5. Los proverbios y dichos (11:3-12; 12:22-28; 20:32-37, 25-26; 33:10-11)

6. Los actos simbólicos (3:26-5:12; 6:2-11; 13:17; 21:2-7, 23-29)

7. La pausa o silencio (3:22-26; 24:25-27; 33:22)

La cuarta división tiene que ver con lo que considero el mensaje central del libro de Ezequiel. Puesto que la Gloria de Dios es el tema central del libro de Ezequiel, una simple división del libro de Ezequiel sería como sigue:

1. La Gloria de Dios Aparece. Caps. 1-3

2. La Gloria de Dios Desaparece. Caps. 4-32

3. La Gloria de Dios Reaparece. Caps. 33-48


1.2. La Visión De La Gloria De Dios (Cap. 1:4-28)

1.2.1 Introducción

El segundo objetivo de esta lección es de analizar la visión espeluznante del profeta Ezequiel. La visión tiene una introducción (la escena del viento tempestuoso, la gran nube y el fuego), y una conclusión (la semejanza de la gloria de Dios). Entre la introducción y la conclusión, podríamos dividir la visión en tres partes. Primero el profeta describe lo que vio de los seres vivientes (1:4-14). Después el profeta describe la rueda o ruedas (vv. 15-21) y finalmente el profeta habla del trono y del firmamento y allí especifica la aparición gloria de Dios (vv. 22-28).

1.2.2. Descripción de los Seres Vivientes (1:4-14)

La escena espectacular que introduce los seres vivientes, comienza con la descripción del poder de elementos naturales. El primer elemento que se menciona es el viento. Este viento tenía dos características, era tempestuoso y venía en dirección norte. Para los que hemos vivido en el Caribe, este versículo es de viva aplicación, pues tenemos una idea clara de vientos tempestuosos al experimentar los diferentes huracanes y ciclones que pasan por nuestro territorio. Presenciar las ráfagas de viento es una experiencia inaudita y en cierta forma aterradora. Esa es la experiencia que describe el profeta al mencionar el viento tempestuoso, una fuerza natural impresionante. Este viento tenía una procedencia nórdica lo que representa un poder imperial. El norte es usado por el profeta Jeremías para indicar la invasión de los babilonios quienes venia de ese punto cardinal (Jeremías 1:14). Los babilonios eran los enemigos del norte que como viento destructor, arrasarían a Israel y a los demás pueblos.

El segundo elemento natural es una gran nube. La nube parece ser el entremés o la cortina que taparía algo más fulgurante. La nube era como la capa que cubría algo especial. En medio de la nube había un fuego envolvente. Este fuego representa el tercer elemento natural descrito por el profeta en su experiencia de la revelación especial. El brillo del fuego era tan grande que el profeta lo asemeja con bronce refulgente. Es interesante notar que los elementos que se presentan en estos versículos son comunes cuando se expresa la teofanía. Véase por ejemplo al Salmo 104:1-7, Salmo 18: 11-13, Éxodo 24:10, II Reyes 2:1, Job 38:1, 40:6. La función principal de estos elementos es de introducir a los seres vivientes. Es como si el profeta viese fuegos artificiales antes de presenciar un gran evento.

Explicar los seres vivientes ha sido una tarea difícil para la mayoría de los estudiosos. Estos seres vivientes parecen ser más caracteres de una película de terror o de ciencia ficción que de una visión gloriosa de Dios. Una de las razones por la que no interpretamos bien estas visiones es que estamos habituados a una cultura occidental dominante que se esfuerza en ver las cosas de forma literal. Al interpretar estas imágenes no pensamos que estas representan una cultura simbólica del medio oriente o de otro tiempo. Preston Taylor nos dice que estamos en un mejor camino cuando no interpretamos este pasaje de forma literal.14 Lo que parece clásico es ver que los seres celestiales son una cosa de bello parecer a la vista humana. Sin embargo, encontramos que hubo temor en casi cada ocasión que los seres celestiales aparecieron a los hombres. Podemos decir que es difícil para el ojo humano adaptar su visión a seres celestiales. También podemos decir que es difícil para el hombre terrenal adaptarse a lo espiritual o es difícil para el hombre occidental adaptarse a la cultura oriental o a cualquiera otra cultura. Es muy posible que el profeta usase las imágenes de la cultura en la que residía, como nos explica Millard Lind:

Estas criaturas, llamadas querubines en el cap. 10:1, estaban asociadas a la Antigua Silo con el Arca del Pacto (1 Sam 4:4. 25:18-22, I Reyes 6:23-36; Apocalipsis 4:6-9). Sin embargo, las cuatros caras corresponden al arte antiguo del medio oriente, particularmente al de Asiria. Tomando prestado céntricamente de su antigua tradición israelita, Ezequiel no vacila en poner al día su tradición con su experiencia en un ambiente extranjero.15

W. A. Criswell dice que el cuadro de las imágenes que vemos en este pasaje está ligado a las deidades babilónicas. Por ejemplo, la cara de hombre representa la imagen del hombre que Nabucodonosor construyó en la llanura de Dura en Babilonia. La cara de león se iguala a Nergal, el dios babilónico del mundo inferior. El buey fue la marca del líder del panteón de los dioses babilónicos cuyo nombre fue Bel-Marduk. La cara de águila simboliza al dios asirio-babilónico Shamash.16

Yo pienso que Lind and Criswell se enfocan demasiado en el aspecto cultural y antropológico de la visión. Ellos pasan por alto que la intención del texto no es la comparación cultural pero la declaración espiritual. Para estos teólogos, parece ser que el profeta tan solo está utilizando las imágenes de los pueblos de su época para construir su visión de los seres vivientes. F. C. Cook nos dice que no es así, pues el profeta no está construyendo sus querubines en imitación de las figuras babilónicas y asirias, pero mas bien el Espíritu de Dios está revelando las formas correspondientes a la regla general del simbolismo del medio oriente.17

Al interpretar la visión podemos notar que la numerología juega un papel importante. El número cuatro es bien interesante en la descripción de los seres vivientes. Este número, nos dice Bruce Vawter, se le consideró como un número perfecto. Llegó a ser la característica del lenguaje apocalíptico para designar las cuatro edades de la historia humana. Se hace referencia a las cuatro esquinas del de la tierra, los cuatros vientos, etc.18 El profeta Daniel también usa el número cuatro en sus visiones. Este habla de cuatro reinos, cuatro bestias, cuatro cuernos. El libro de Zacarías también nos habla de cuatro elementos en su visión. Finalmente, el apóstol Juan en su visión también menciona cuatro seres vivientes. Los seres vivientes en Ezequiel eran cuatro, tenían cuatro caras, cuatro alas y cuatro lados. El numero cuatro también es clave en todo el libro de Ezequiel. Hay cuatro visiones centrales. En la primera visión habla de cuatro seres vivientes (cap. 1). En la segunda visión nos habla de las cuatro etapas de la salida de la gloria de Dios (caps. 9:3; 10:4,9; 11:23). En la tercera visión se nos habla de cuatro operaciones para hacer que los huesos secos vuelvan a la vida (cap. 37:6). En la cuarta visión se explica los cuatro lados iguales del templo y los cuatro lados del altar del holocausto (41:21; 43:15).19

En la descripción de los seres vivientes se menciona partes importantes del cuerpo humano. Se menciona los pies, las manos, las caras. El primer punto que notamos es que el profeta enfatiza la humanidad de los seres vivientes. Aunque estos seres vivientes eran algo transcendental, lo humano era parte integral de su contextura. Pero el profeta también iguala a estos seres vivientes con seres espirituales. Para poder entender un poco más la espiritualidad de estos seres vivientes tendremos que ir al capítulo 10 de Ezequiel donde se nos das más detalles sobre estos seres vivientes. Una cosa importante que podemos notar allí, es que ya no se les llaman seres vivientes, pero el profeta usa la palabra querubines. Estos seres vivientes eran ángeles. La Biblia menciona dos clases de ángeles que con frecuencia se le aparecieron a los profetas. Estos ángeles se nombraron como los querubines y los serafines. En esta aparición se habla de los querubines. Una de las responsabilidades de los querubines es la de bloquear de la presencia de Dios cualquier cosa que no sea santa (Gen 3:4). Otras referencias a los querubines se encuentra en Éxodo 25:18-20; 26:31; I Reyes 6:23; Apocalipsis 4:6, 7. Es interesante notar que en I Reyes 8:6 se menciona a los querubines como guardianes del arca del pacto. Ezequiel siendo instruido como sacerdote tenía una clara idea sobre los querubines. Nótese la diferencia entre los ángeles que aparecieron al profeta Isaías y estos ángeles. Los ángeles en el relato de Isaías tenían seis alas, estos ángeles tenían cuatro alas. Los ángeles en la visión del profeta Isaías era serafines, aquí los ángeles son querubines. Lo importante de esta visión es que los seres vivientes eran ángeles y como ángeles eran mensajeros. Los ángeles tienen una función especial pero también una misión.

El profeta describe tres partes de las criaturas que tienen que ver con el hombre, los animales y los ángeles. Los pies de hombre que eran derechos, la planta de los pies que parecía como pie de becerro y las alas que eran mas bien parte de seres celestiales. Es interesante notar el énfasis que pone el profeta en el brillo que tenían los pies. El dice que los pies centelleaban a manera de bronce bruñido. Después de describir los pies el profeta describe las manos. Los pies eran como los pies de un animal, pero las manos que estaban debajo de las alas era como manos de hombre. El profeta termina describiendo las alas que tenían una función diferente a las manos. Las manos representan como los seres podían extenderlas para acercarse a los hombres en lo bajo, pero las alas representan como los seres podían volar para acercarse a Jehová en lo alto. En otras palabras, las manos apuntan al mundo terrenal mientras que las alas apuntas al mundo celestial.

En el versículo nueve se nos dice como caminaban estos seres vivientes. Esta es una parte bien importante pues el profeta enfatiza su andar una vez más en el versículo doce. Estos seres vivientes andaban derecho hacia adelante. Tenían una meta específica y nada los hacía mirar hacia atrás. Yo pienso que esto es bien importante. Es ejemplo de la devoción que debemos de tener en servir a Dios. Si como los seres vivientes caminamos derechos sin mirar atrás cuan productiva serian nuestras vidas. Jesús mismo dijo que el que toma el arado y mira hacia atrás no es digno del reino de los cielos. Sabemos también lo que le pasó a la mujer de Lot por mirar hacia atrás. El apóstol Pablo nos dice que él no mira hacia atrás pero dejando lo que está atrás y extendiéndome a lo que está delante prosigue a la meta (Filipenses 3:13).

Aunque el significado de los cuatro seres vivientes no es tan obvio, se han propuesto varias interpretaciones. La interpretación tradicional nos dice que estos seres vivientes representan a los diferentes aspectos en que Cristo es revelado en los cuatro evangelios del Nuevo Testamento. Mateo (la cara de león) representa el reinado de Cristo, Marcos (la cara del buey) simboliza la servidumbre de Cristo, Lucas (la cara del hombre) simboliza la humanidad de Cristo, y Juan (la cara del águila) simboliza la de deidad de Cristo.20 Otra interpretación nos habla de la importancia del rango animal de cada ser viviente. El hombre siendo el jefe de todos los animales; el león, que es el jefe de todos los animales salvajes; el buey, que es el jefe de los animales domesticados; y el águila, jefe de las aves.21 Estos seres vivientes pueden representar la inteligencia (el hombre), la ferocidad (el león), la fuerza (el buey) y la libertad (el águila).22

Para el lector moderno estos seres vivientes parecen no tener sentido pero los lectores de la antigüedad estaban familiarizados con estas imágenes. De hecho, eran cosas naturales en el mundo del profeta. David Bloc nos explica que estos seres aparecen con frecuencia en el arte iconográfico y clítico y estos símbolos eran de importancia para los israelitas. Por ejemplo, el león era conocido por su fuerza, ferocidad y valentía (Jueces. 14:18; 2 Sam. 1:23; 17:10) y simbolizaba la lealtad. El águila fue la más rápida de las aves (Deut. 28:49; Isa 40:31; Jer 48:40). El buey fue el animal domestico de más valor (Prov. 14:40) y ha sido símbolo de fertilidad y de deidad (Salmo 106:19-20). El hombre fue creado a imagen de Dios y se le invistió de majestad divina (Gen. 1:28; Salmo 8) y es el más noble y dignificado de todos los seres vivientes.23 Las cuatro caras apuntaban a diferentes direcciones. A la derecha se encontraba la cara de león y a la izquierda se encontraba la cara del buey. La cara del hombre debió estar adelante mientras que la cara del águila se encontraba atrás. Estas criaturas formaban un cuadrado, el efecto de este patrón simétrico era que de cualquier manera que se mirase a las cuatro caras, estas serías visible al mismo tiempo y desde cualquier ángulo.24

El versículo 12 es un versículo bien importante pues no habla de la fuerza que movía a los seres vivientes. Esta es la primera vez que encontramos la palabra espíritu en la profecía. Al profeta Ezequiel se le ha considerado el profeta del espíritu por las muchas veces que menciona esta palabra en sus escritos. En esta ocasión el significado de espíritu es algo que indica volición. Tidiman nos dice que es al espíritu o viento como el soplo poderoso que concierne a la voluntad divina que garantiza la perfección de los movimientos de los seres vivientes.25 Se trata más bien de una fuerza interna de los seres vivientes en vez de la fuerza sobrenatural del Espíritu de Dios. La movilidad de los seres vivientes dependía del espíritu que les dirigía. Matthew Henry da una segunda opción hablando del esta fuerza como el Espíritu de Dios que movía a los seres vivientes.26 Hablaremos más del espíritu en la segunda lección.

El versículo 13 termina la descripción de los seres vivientes de manera electrificante. El profeta explica que la semejanza de los seres vivientes era como carbones de fuegos encendidos o como hachones encendidos. El fuego resplandecía y salían relámpagos del fuego. Los relámpagos eran parte de las teofanías de Sinaí (Ex. 19:16; 20:18) y estaban asociados con los querubines como nos dice el Salmo 18:9-15. Aunque el fuego era envolvente, los seres vivientes no se quemaban, esto también era un elemento de la teofanía como lo encontramos en Éxodo 3:2.

1.2.3 La Función de los Seres Vivientes (1:15-21)

Ezequiel hace una transición de seres animados y pasa a objetos inanimados. El profeta describe las ruedas y la relación de las ruedas con los seres vivientes. En esta sección el profeta parece decirnos cuál era la función de los seres vivientes. Al profeta mirar notó que había una rueda. Un punto interesante de esta rueda es que estaba inmóvil. Esta rueda tenía la apariencia como el crisolito. El crisolito, lo que en otras versiones es la piedra de topacio, era una piedra brillosa. Esta es una de las piedras preciosas que es confundida con el diamante. Esta piedra era usada en el pectoral del soberano sacrificador. Imaginamos que Ezequiel estaba familiarizado con este tipo de piedra por su trasfondo sacerdotal. El profeta continúa su descripción de la rueda diciéndonos que tenía el aspecto de una rueda dentro de una rueda. La rueda tenía aros y los aros eran altos y espantosos. Estos aros estaban llenos de ojos. El simbolismo del profeta es bastante profundo. A.W. Criswell explica las ruedas como símbolo de la soberana providencia de Dios, su elección y voluntad.27 John Calvin habla de las ruedas como los cambios que comúnmente llamamos revoluciones.28 Esto nos indica algo cíclico, algo que implica movimiento circular, aunque hasta ahora el profeta no habla del movimiento de la rueda.

El profeta no se detiene con la descripción de la rueda, pero explica la relación de la rueda o ruedas con los seres vivientes. Cuando los seres vivientes entran en la escena, las ruedas cobran vida. Había cierto movimiento sincronizado entre las ruedas y los seres vivientes. Cuando los seres vivientes se movían, también se movían las ruedas, cuando las ruedas se levantaban, también los seres vivientes se levantaban, cuando los seres vivientes paraban, también las ruedas paraban. Esto nos enseña sin lugar a dudas, una lección de movilidad y codependencia. Las ruedas sin los seres vivientes eran inútiles, solo eran piedras de topacio circulares de gran tamaño. Es interesante notar que el medio de enlace entre las ruedas y los seres vivientes era el espíritu que los movía. El espíritu era el común denominador entre los seres vivientes y la rueda.

Yo pienso que la parte más importante de las ruedas no es su descripción pero más bien su función en relación con los seres vivientes. Las ruedas que representan el carro divino (merkaba) que los seres vivientes conducirían, para transportar la gloria de Dios. Como nos explica la visión, los querubines tenían la extraordinaria tarea de trasladar la gloria divina desde el templo hasta los deportados, y más tarde desde los deportados de vuelta a su tierra prometida, utilizando las ruedas como su medio de transporte. Esto es considerado como la teología de carro divino.

1.2.4. La Misión de los Seres Vivientes (1: 22-28)

El profeta hace una segunda transición en esta sección. El pasa de seres animados, a objetos inanimados y concluye con algo totalmente sublime y celestial. El profeta primero describe el firmamento y luego habla del trono, dos temas que están ligados a la misión de los seres vivientes.

En la tercera parte de la visión el profeta habla de lo que ve encima de la cabeza de los seres vivientes. El profeta observa algo mucho más sublime que la apariencia de los seres vivientes. El profeta ve una expansión que a manera de un cristal maravilloso aparecía sobre las cabezas de los seres vivientes. De hecho, los seres vivientes tenían que batir sus alas debajo de la expansión y el sonido que describe el profeta era como muchas aguas, como sonido de la voz del Omnipotente, como ruido de muchedumbre, como ruido de un ejército. Un sonido que indicaban majestad y potestad. Esto nos indica que como querubines, tenían la misión de guardar la santidad de Dios y exaltar su magnificencia.

Después de escuchar el estruendoso sonido del batido de las alas de los seres vivientes, el profeta describe que ve un trono que parecía de piedra de zafiro, pero la parte más importante es que ve uno sentado en el trono como semejanza de hombre. Esto nos hace recordar cuando Dios dijo “hagamos al hombre a nuestra imagen conforme a nuestra semejanza” (Génesis 1:26). Lo que ve Ezequiel se parece al hombre en esencia aunque totalmente transcendental. El Nuevo Testamento describe Jesús como hijo de hombre. Dios hecho hombre. Es impresionante que ya el profeta Ezequiel tuviera una noción de la humanidad y divinidad de Jesús. El profeta describe el hombre que ve en el trono como un ser lleno de fuego y resplandor. De sus lomos hacia arriba era fuego y de sus lomos hacia abajo era resplandor. Esta descripción la encontraremos una vez más en Ezequiel 8:2.

El profeta concluye introduciendo un elemento importante de la promesa de Dios. El resplandor que el observó era como cuando aparece el arco iris el día que llueve. Este arco iris representó la señal del pacto que Dios hiciese con Noé. La promesa de este pacto era que Dios no destruirá al mundo con el diluvio otra vez. En el libro de Ezequiel este arco iris es una señal de esperanza. Después de la lluvia torrencial del exilio, había una promesa de que la semejanza de la gloria de Dios aparecería. Esto es motivo de gran regocijo para el profeta, pues por medio de la visión, el profeta ve cumplirse la misión de los querubines, al proclamar la gloria de Dios y esa es sin lugar a dudas la parte más importante de la visión. Por tal razón, el profeta concluye con la semejanza de la gloria de Dios, haciendo olvidar todo lo descrito anteriormente y concentrándonos en el resultado o meta principal de la visión, que es la proclamación y celebración de la gloria de Dios.

1.3. Conclusión

Podemos dar por sentado que los eventos acontecidos en la vida del profeta Ezequiel le ayudaron a moldear su relación con Dios. La historia del cautiverio, el fenómeno especial de la apertura de los cielos, el medio ambiente en que pasaron los eventos y el significado del nombre y oficio fueron elementos que le ayudaron a comprender el plan divino no tan solo para el profeta mismo pero también para el pueblo.

Aunque la visión de los seres vivientes parece ser confusa y difícil de interpretar, al estudiar esta lección podemos concluir que el mensaje principal no es de explicar con lujos de detalles todos los elementos de la visión. Creo que la parte central del mensaje tiene que ver con la santidad y la gloria de Dios. Para exponer este mensaje es muy probable que el profeta utilizara elementos de la cultura de su época en su descripción de los seres vivientes. Estos seres vivientes eran ángeles y por eso tenían una función y una misión especial. Su función era de transportar la gloria de Dios desde Jerusalén a Babilonia y luego transportarla de nuevo a Jerusalén. La misión de los seres vivientes era de proteger la santidad de Dios y proclamar su divina gloria.

1.4. Preguntas sobre la Primera Lección


  1. ¿Cuáles eventos y fechas indican la ocasión del libro de Ezequiel?

  2. ¿En qué lugar y bajo qué ambiente religioso se desarrollaron las profecías en el libro de Ezequiel?

  3. Explique el propósito del libro de Ezequiel

  4. Tomando en cuenta el significado del nombre del profeta y el tema del libro, explique el mensaje del libro.

  5. ¿Cómo dividiríamos el libro de Ezequiel de acuerdo a su tema principal y a las fechas que encontramos en el libro?

  6. ¿Cuál es la mejor manera de interpretar la visión de los seres vivientes?

  7. Explique el significado de las ruedas y función de los seres vivientes.

  8. ¿Cómo podemos describir la misión principal de los seres vivientes?

  9. Explique la visión de la expansión y el trono y como se relacionan a la misión de los seres vivientes.

  10. Explique la meta principal de la primera visión del profeta.

1.5. Estudio Bíblico




Texto: Ezequiel 1:4-13, 22-28

TÍTULO: Descripción y Misión de los Seres Vivientes



MÉTODO INDUCTIVO: [Usa la información del texto bíblico]

Textos de referencia. ¿Cómo es que otros textos influencian nuestra lectura del texto?

1.1. (etc.)



Explicación de información importante del texto

-palabras clave y definiciones:

-observaciones gramaticales: (estructura de las oraciones, lecturas variantes)

-discurso figurado: (comparaciones, asociaciones, representaciones)

- ¿el texto dice algo acerca de Dios explícitamente o implícitamente, acerca de la salvación?

- método de traducción empleado:

- ¿hay diferencias entre las versiones bíblicas? ¿Cuáles son?

- autor humano. ¿Cómo lo sabemos?

-¿qué ocasiones instaron al autor humano a escribir?

-audiencia original para la lectura. ¿Por qué habrían de leer el texto?

-contexto geográfico:

-contexto cultural, social:

- contexto histórico:

- contexto religioso:

-en tus propias palabras, ¿qué es lo que dice y significa el texto?


Notas sobre el comentario


APLICACIÓN EXPOSITORA. Identifica las principales enseñanzas en el texto estudiado en orden cronológico

1.

2.



3.

(otras)



CONSIDERACIONES LITERARIAS

-género literario: (evangélico, histórico, legal, parábola, poesía, profecía, proverbio, etc.).


-cómo está el texto relacionado con los textos anexos:
-¿cómo es que el texto se relaciona en tema con el capítulo del libro en el que está?


MÉTODO ANALÍTICO. ¿Cuál es la principal tesis, antítesis, síntesis y el sincretismo en el texto?

MÉTODO DEVOCIONAL DE ESTUDIO. ¿Cómo es que el texto te ayuda a adorar a Dios, confesar tus pecados, darle gracias y servirle?
  1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal