La planta, parte uno



Descargar 1.18 Mb.
Página6/14
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño1.18 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14
¡HOLA!

ME LLAMO ZENITH

SOY UN REGALO PARA JOHN

DE ROBERTA
—Ese bastardo de Riddley —dije—. A propósito, ¿de verdad se supone que tenemos que creer que cualquiera que entre aquí verá nada más que una pequeña y modesta hiedra? Nada de todo esto... —señalé con el brazo.
—No puedo contestarte esa pregunta con seguridad, pero eso fue lo que dijo la señora ¿no? Y también dijo que cualquiera que entrara aquí podría no llegar a salir.
Observé que un tallo ya había crecido hasta fuera de la puerta.
—Mejor consigue un poco de ajo —susurré—. Y rápido.
Roger abrió la bolsa que había traído de Smiler's. Miré en ella y no me sorprendió reparar que estaba llena de cabezas de ajo.
—Estás en todo —le dije—. Tengo que reconocerlo, Roger; estás en todo.
—Es porque soy el jefe —dijo solemnemente. Nos miramos por un instante, y luego comenzamos a reirnos como dos tontos. Fue un momento extraño... pero no el momento extraño. De repente comprendí que tenía una idea para una novela. Me vino, al parecer, desde el despejado cielo azul. Ése fue el momento extraño.
Y retornando a lo del despejado cielo azul. La idea se me ocurrió con la fragancia del café Five O'Clock, del tipo que yo solía moler para mi abuela en la tienda Price's All-Purpose, allá en Green Bay cuando el mundo era joven... o cuando yo lo era. Por cierto que no voy a resumir aquí mi Gran Idea —no a las doce y cinco de la noche— pero créeme si te digo que es una buena idea, que hace que Maymonth parezca lo que realmente era: una árida tesis de graduado que se hacía pasar por novela.
—Mierda santa —murmuré.
Roger me miraba, con algo de astucia. —¿Estás teniendo algunas ideas interesantes?
—Sabes que sí.
—Sí —reconoció—, lo sé. Supe que teníamos que ir a Central Falls para ver a esa mujer incluso antes de que me mostraras esa carta, Johnny. Tuve la idea aquí. Anoche. Vamos, salgamos de aquí. Dejemos... —Sus ojos chispearon de manera cómica. Ya había visto antes ese gesto, pero no podía recordar donde—. Dejemos que crezca en paz.
Nos pasamos los siguientes quince minutos pelando cabezas de ajo y frotándolas a los lados de la puerta, entre Recepción y Editorial. También sobre el dintel y la jamba. El olor me hizo lagrimear, pero supongo que para mañana estarán un poco mejor. Por lo menos eso espero. Para cuando terminamos, el lugar apestaba como una vivienda de Little Italy a comienzos de siglo, con todas esas mujeres preparando la salsa de los tallarines.
—Sabes qué —dije cuando finalizamos—, estamos chiflados si marcamos el límite aquí. Lo que deberíamos estar haciendo es poner ajo en la puerta del armario de Riddley. Manteniéndolo allí.
—No creo que ésa sea la forma en que se supone que funciona —explicó—. Creo que se supone que tenemos que dejarla más o menos libre en la Editorial.
—Que la veamos crecer —dije. Debería haber sentido miedo entonces —Dios sabe que ahora lo tengo— pero no lo sentí. Y había ubicado esa mirada en sus ojos, también, esa chispa febril. Mi mejor amigo en quinto grado era un chico que se llamaba Randy Wettermark. Y un día, luego de la escuela, cuando nos detuvimos en la tienda de dulces para comprar Pez o algo, Randy se robó una revista de historietas de el Hombre Araña. Simplemente se la puso bajo la chaqueta y salió. Roger tenía ese mismo aspecto en su rostro.
Cristo, que día. Que día asombroso. Mi cerebro se siente del mismo modo en que lo hace el intestino cuando no sólo comes mucho sino que comes demasiado. Me iré a la cama. Espero poder dormir.

FIN PARTE CUATRO




PARTE CINCO

DE LAS INCURSIONES DE TRIPAS DE HIERRO HECKSLER

1 Abr 81

0600 hrs

Pk Ave So NYC

La ciudad fue exitosamente ocupada. Objetivo a la vista. No en este instante por supuesto. Mi ubicación actual=callejón detrás del Mercado Smiler's, esquina Pk y 32. El lugar de trabajo del Judío Señalado casi enfrente de mi campamento. Me hice llamar "Guitarra Loca Gertie" y funcionó a las mil maravillas. Sin pistolas pero sí con un buen cuchillo en mi bolsa plástica #1 de "persona sin hogar". Ayer por la tarde a las 1730 horas se presentaron 2 de los apóstoles del Anticristo que trabajan en Zenith, la casa de Satanás. Uno (su nombre en clave es ROGER DODGER) entró en el mercado. Por el olor compró ajo. Aparentemente para mejorar su vida sexual, ¡¡JA!! El otro (su nombre en clave es JOHN EL BAUTISTA) lo esperó afuera. Detrás mío. Pude haberlo matado sin inconvenientes. De una rápida cuchillada. Yugular y carótida. Vieja maniobra comando. Este perro viejo recuerda todos sus trucos viejos. No lo hice, por supuesto. Debo esperar al Judío Señalado. Si los otros permanecen fuera de mi camino, podrán vivir. Si no lo hacen, seguro que morirán. Nada de prisioneros. El BAUTISTA me dio dos dólares. ¡Amarrete! El mejor plan aún parece ser esperar hasta el fin de semana (o sea 4-5 de abr) y entonces infiltrarse en el edificio. Permanecer dentro hasta la mañana del lunes (o sea abr 6). Desde ya el J.S. puede llegar mucho antes pero los cobardes viajan en manadas. Al final, su carne será mía, ¡JA! "Las playas son arenosas, algunas orillas son rocosas, y yo voy a reventar, a un Mockie Señalado". Más sueños de CARLOS (su nombre en clave es EL SUDACA SEÑALADO). Creo que está más cerca. Preferiría tener una foto. Debo ser precavido. La guitarra y la peluca=buenos refuerzos. EL DÍA DEL GENERAL en lugar de EL DÍA DEL CHACAL, ¡¡JA!! La guitarra necesita cuerdas nuevas. Aún toco bien y todavía canto "como un pájaro en un árbol". Conseguí supositorios. Me liberé del peso. Puedo pensar más claro a pesar de las transmisiones mata-cerebros.

Ahora debo jugar al juego de esperar.

No es la primera vez.


Cambio y fuera.

Del The New York Times, 1 de abril de 1981

Página B-1, Informe Nacional,



MUEREN SIETE PERSONAS TRAS ESTRELLARSE AVIÓN EN R.I.

Por James Whitney



Especial para The Times

CENTRAL FALLS, RHODE ISLAND: Un aeroplano Cessna 404 Titan propiedad de Líneas Aéreas Ocean State se estrelló ayer por la tarde luego de despegar de Barker Field, en la pequeña ciudad de Rhode Island, resultando muertos ambos pilotos y los cinco pasajeros. Desde 1977, las Líneas Aéreas Ocean State han estado realizando vuelos de transbordo a LaGuardia, en la Ciudad de New York. El OCA Flight 14 llevaba volando menos de dos minutos cuando se estrelló en un terreno vacío a sólo cuatrocientos metros del punto de despegue. Un testigo dijo que justo antes de estrellarse, el avión cayó en picada hacia un depósito, errándole al tejado por muy poco.


"Si algo tiene que salir mal seguro que va a salir mal," dijo Myron Howe, que estaba arrancando hierbas entre las dos pistas de aterrizaje de Barker Field cuando ocurrió el accidente. "Logró subir y luego intentó regresar. Escuché que fallaba un motor, y después el otro. Vi que ambos propulsores estaban muertos. Le erró al depósito y al camino de acceso, pero después le entró duro."
Los informes preliminares no señalan problemas de mantenimiento con el C404, que es propulsado por dos turbinas de 375 caballos de fuerza. El modelo tiene un excelente record de seguridad, y el avión que se estrelló tenía menos de 9000 horas de vuelo, según el Presidente de las Líneas Aéreas Ocean State, el señor George Ferguson. Los oficiales del Escuadrón Aeronáutico Civil (EAC) y la Administra-ción Federal de Aviación (AFA) han emprendido juntos una investigación de la caída.
Las víctimas del accidente, los primeros en los cuatro años de historia de Ocean State, fueron John Chesterton, el piloto, y Avery Goldstein, el copiloto, ambos de Pawtucket. Robert Weiner, Tina Barfield, y Dallas Mayr fueron identificados como tres de los cinco pasajeros del avión caído. En cuanto a las identidades de los otros dos, de los que se cree que eran un matrimonio, sigue pendiente la notificación de parientes cercanos.
Normalmente, las Líneas Aéreas Ocean State son usadas por pasajeros que enlazan con las aerolíneas más grandes que operan fuera del Aeropuerto LaGuardia. Según el señor Ferguson, LAOS ha suspendido las operaciones por lo menos hasta el fin de la semana y quizás por más tiempo. "Estoy devastado por lo que pasó," dijo. "He volado esa nave en particular muchas veces, y habría jurado que no había un avión más seguro en los cielos, ya sea grande o pequeño. El lunes lo volé hasta Boston, y todo anduvo bien. No tengo ni idea de qué pudo causar que ambos motores se detuvieran de la forma en que lo hicieron. Uno, quizá, pero no ambos."


1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   14


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal