La profesion militar



Descargar 32 Kb.
Fecha de conversión14.04.2018
Tamaño32 Kb.
LA PROFESION MILITAR

1. CONCEPTO DE PROFESION EN GENERAL

El Capitán de Navío, Gutiérrez Valdebenito en su obra “La Sociología Militar” dice que:

“Según Juan González Anleo la profesión desde la perspectiva sociológica “postula que” en sentido estricto, una profesión es una actividad laboral altamente cualificada, de utilidad social reconocida, desempeñada por individuos que han adquirido una competencia especializada siguiendo unos prolongados estudios orientados específicamente a ese objetivo”.

El diccionario de la Real Academia de la Lengua Española trae esta definición: “Profesión deriva de “profesar” que significa ejercer una ciencia, arte oficio y ocupación; obligarse en una comunidad religiosa a cumplir los votos propios del instituto; cultivar un sentimiento o creencia, o declarar uno su adhesión a un principio, doctrina, etc. Desde esta perspectiva, “profesión “puede entenderse como acción y efecto de profesar. Empleo, facultad u oficio que cada uno ejerce”.

Profesión, es una actividad opuesta a la que se deriva del mercantilismo y de los trabajos considerados como manuales.

2. PARADIGMA DE PROFESIÓN

Gonzalez Anleo, plantea las siguientes características de la profesión:



  1. La profesión constituye un servicio a la sociedad, único, definido y esencial. Único porque los profesionales reclaman para sí, el derecho exclusivo de realizar las tareas propias de la profesión (aplicar leyes, recetar, diseñar casas etc.). Un servicio definido porque el público debe saber a qué atenerse en cuanto a las funciones de cada grupo profesional y sobre las líneas maestras que definen su tarea profesional, sus derechos y sus deberes. Es esencial porque, se trata de un servicio que la sociedad puede darse el lujo de que quede sin atender.

  2. La profesión es también una vocación. El profesional se dedicara a ella de por vida. Se identificará con las pautas e ideales de dicha profesión. Se sentirá en hermandad con los demás profesionales de la rama.

  3. La profesión se basa en conocimientos y técnicas para la realización de los servicios que presta.

  4. Periodo de preparación especializada y formal en instituciones educativas. La recompensa es el prestigio y el aprecio social.

  5. La profesión reclama un amplio campo de autonomía para desempeñar sus tareas profesionales.

  6. Se enfatiza el servicio prestado a la sociedad en detrimento de las ganancias obtenidas.

  7. Existe una organización de profesionales de cada ramo creada y autogobernada por ellos mismos, que procura crear criterios de admisión/exclusión, impulsar una alto nivel de competencia y elevar el estatus socioeconómico de los miembros.

3. CONCEPTO DE PROFESIÓN MILITAR

Definición de Oehling: La profesión Militar constituye “Una profesión arriesgada y técnica, que precisa de una dedicación completa a ideas y valores superiores, que exige una vocación apropiada y que es capaz del sacrificio final, lo que exige a los individuos vivir sujetos y de acuerdo a un rígido código de honor”. (Ésta a nuestro juicio es la que más se acerca al militar colombiano)

Janowitz, “hace hincapié en que las nuevas misiones de las Fuerzas armadas requieren que el Oficial Profesional desarrolle cada vez más habilidades y orientaciones que son comunes a los administradores y líderes civiles”. “Como resultado de esto, el tradicional papel del guerrero heroico ha dado paso a una función directivo-administrativa”. “En suma, la profesión militar ha adquirido ciertas semejanzas con las grandes instituciones burocráticas de carácter no militar”. El Ejército, en efecto, dice Janowitz, se ha civilizado.

4. CONCEPTOS DE PROFESIONALISMO, PROFESIONALIDAD Y PROFESIONALIZACIÓN


  • Profesionalismo, significa “cultivo o utilización de ciertas disciplinas, artes o deportes como medio de lucro”. Así, en este sentido esta definición es muy forzada, peyorativa e inconveniente para los temas militares. Por lo tanto lo que se debe emplear en lo sucesivo es el término Profesionalidad por estar asociada al concepto de profesión en general.

  • La Profesionalidad. Se recomienda su utilización en los temas militares en vez de profesionalismo. Primer Significado: “Representa la capacitación técnica adquirida durante la selección, formación, perfeccionamiento y desarrollo de la carrera militar.

Es el monopolio de la competencia técnica en la Administración de la fuerza legítima”. Segundo Significado: “Protección social frente a ese monopolio ya que los militares como funcionarios públicos, tienen que acatar la dirección política establecida por los cauces legítimos bajo pena de trasgredir el orden social desviándose de los fines de la institución”. (Cuando acato las políticas del Presidente o del Ministro de Defensa, tengo “profesionalidad”).

Profesionalidad: “Es un paradigma ejemplar”. Sólo una elevada capacidad técnica adquirida durante la selección, formación, perfeccionamiento y desarrollo de la carrera militar, puede proporcionar soluciones esperadas por el grupo social como ejemplares.



  • Profesionalización. Samuel Huntington hace una distinción entre los guerreros de épocas pasadas y el Oficial de nuestros días a través del criterio de profesionalización ubicando la aparición de la profesionalización militar en el S XIX. Asimismo, Amos Perlmutter y Valerie Plave Bennet afirman que el primer Ejército europeo moderno, profesional y eficaz fue creado por las reformas de 1870 en Prusia.



  • Profesional. “Este término es usado en dos sentidos contradictorios: Uno, para destacar un tipo de actividad (es profesional del Derecho, es profesional de las Armas). Otro, como una condición en la cual la actividad se desarrolla”. “Se utiliza para diferenciar una actividad remunerada de otra de carácter amateur”(Fútbol profesional (que paga por jugar) y Fútbol Aficionado o amateur (No hay plata de por medio).

  • Profesionalismo. Para los editorialistas y comentaristas especializados al mencionar la perspectiva de un papel. Alto grado de competencia y efectividad que se espera de su desempeño. “Es el cultivo o utilización de ciertas disciplinas, artes o deportes como medio de lucro”

5. LA PROFESIÓN DE LAS ARMAS

  • La profesión militar se identifica como un modelo no estático, como una organización burocrática de carácter dinámico que experimenta cambios en el tiempo, en respuesta a las condiciones cambiantes del entorno.

  • Janowitz, reúne cinco factores que distinguen una profesión: 1) La existencia de un programa de entrenamiento y formación 2) Que la actividad en sí, implique un cuerpo de conocimientos y de práctica especializados 3) Que exista una organización social, en la que la cohesión de grupo y solidaridad sean factores determinantes de la estructura 4) Que la organización se rija por un esquema ético y sentido de responsabilidad 5) Que exista en la organización un mecanismo de autorregulación. La organización militar reúne todas estas condiciones “y la carrera militar en sí, constituye una profesión altamente especializada cuya naturaleza distintiva en nuestra época moderna exige, para su práctica, una exclusividad de área de carácter gubernamental”.

  • El Ejército es un sistema social complejo donde las características profesionales del cuerpo de oficiales encierran normas y conocimientos prácticos que incluyen la administración directa de la violencia; pero que también van más allá de ésta.

  • Precisamente en la profesión de las armas, en donde el peligro de muerte en tiempo de guerra acecha continuamente, ese espíritu de compañerismo y corporativismo encuentra su más justificada existencia.

  • Huntington afirma que el profesional militar tiene a su cargo la responsabilidad social de proveer un marco de seguridad militar a la sociedad que representa. El carácter corporativo de la profesión militar, estaría reflejado por el uniforme e insignias militares que diferencian a la organización militar de las organizaciones civiles de una sociedad.

  • El aislamiento tanto físico como social de la organización militar, se ve reflejado en las actividades diarias de las unidades que se desarrollan en bases y en las respectivas poblaciones militares.

6. LA MENTALIDAD MILITAR

  • El oficial profesional es ante todo obediente y leal con la autoridad del Estado, competente en materias militares, dedicado a utilizar su habilidad para proporcionar seguridad al Estado, y es políticamente neutral.

  • Su sentido de compromiso profesional está conformado por una ética militar que refleja un conjunto de valores y actitudes.

  • Según Huntington, “la mentalidad militar consiste en los valores, las actitudes y las perspectivas inherentes a la realización de la función militar profesional y que se deducen de su naturaleza”

  • Se ha resaltado “la reducida amplitud de la mentalidad militar”. La inteligencia, el alcance y la imaginación del soldado profesional han sido comparados desfavorablemente con las capacidades y actitudes equivalentes del abogado, del hombre de negocios y del político. Esta presunta inferioridad ha sido atribuida a diversos factores: a la agudeza y la capacidad inherentemente inferiores de las personas que llegan a ser oficiales; a la organización de la profesión militar que desalienta la iniciativa intelectual y a las oportunidades poco frecuentes que tiene un oficial de aplicar en la práctica su preparación técnica. (Huntington, Samuel. The soldier and the State).

  • El segundo punto de vista señala que “la excepcionalidad de la mentalidad militar reside en ciertos atributos o cualidades mentales, esto es disciplinada, rígida, lógica y científica; y que no es flexible, tolerante, intuitiva, ni emocional.

  • El tercer punto de vista analiza el fondo de la mentalidad militar: las actitudes, los valores y las visiones: Belicosidad, autoritarismo, oposición a la democracia, deseos de organizar la sociedad sobre la base de la cadena de mando, valores de origen militar.

  • Los valores constituyen “la ética militar” cuyas hipótesis son las siguientes: 1) El conflicto es una pauta universal de la Naturaleza. 2) La violencia es una característica biológica y sicológica del hombre. 3) La debilidad del hombre se destaca por encima de su poder. 4) El egoísmo del hombre lo conduce a la lucha. 5) La debilidad del hombre hace que el éxito dependa de la organización, la disciplina y el liderazgo.

  • La profesión militar tiene como función organizar a los hombres para vencer sus miedos y sus fallas innatas, por lo que quiere: cooperación, resaltar la importancia del grupo frente al individuo; someter los intereses y deseos personales a las necesidades del servicio, adhesión a un sistema de valores con base en la tradición y el espíritu de cuerpo y la sujeción a un código de honor.

7. FORMAS ANTIGUAS DE PROFESIONALIDAD

  • La literatura que critica a las Fuerzas Armadas, tiende a ubicar a la profesión militar dentro de las categorías de casta, secta, estamento y clase , las que corresponden a las formas antiguas de la profesionalidad ( Baquer, Alonso. El militar en la Sociedad Democrática).

  • Casta. Es el proceso de estratificación social que es característico de aquellas culturas o épocas en que la especialización es hereditaria. A este concepto se vinculan las nociones de linaje y estirpe. A una casta determinada se ingresa mediante el nacimiento. A través de este sistema se pretende perpetuar los esquemas heredados de dominación, en los que a ciertos privilegiados se les permite el goce de los bienes escasos.

  • Secta. Es una “asociación de voluntarios a la que se accede en virtud de una decisión personal, normalmente secreta”. Implica observancia de una disciplina rígida. Nace en un desacuerdo con el régimen establecido. Ejemplos de secta pueden ser las órdenes de caballería, los samurái, la orden de los rosaristas, etc. La “secta” es una acumulación de voluntad de distanciamiento. El “sector” es la justificación racional de unas diferencias accidentales como las de los militares. Desde la “secta” se camina hacia el cambio. Desde el “sector” se anuncia una estabilidad. La “secta” segrega, aunque sea por elevación ética. El “sector”, se presenta a sí mismo como la parte que quiere seguir unida al todo”. Todo “sectarismo” nace de un desacuerdo con lo establecido. Es un repudio de la realidad comunitaria. Las Fuerzas Armadas no se han podido ubicar como una secta.

  • Estamento. Según Baquer, se constituye naturalmente dentro de una sociedad de tipo estamental y que asocia a todos aquellos individuos que reúnen determinadas condiciones personales que se ajustan a la prestación de un servicio digno. En este sentido, el estamento impone a sus miembros un modo de vida específico regulado desde los deseos de la comunidad. La sociedad moderna ha dejado de ser estamental por lo que intentar definir a la milicia como un estamento resulta a juicio de Baquer, un anacronismo.

  • Clase. Según el alemán Ralph Dahrendorf, “las clases sociales son agrupaciones de intereses que surgen de ciertas condiciones estructurales y que, algunas de éstas agrupaciones, intervienen en conflictos sociales y contribuyen a la transformación de las estructuras sociales”. Baquer, afirma que las Fuerzas Armadas no constituyen una clase social independiente y que no tienen la capacidad de imponer su modelo de estructura social.

  • Baquer prefiere utilizar el concepto de “sector” para referirse a las Fuerzas armadas porque “reúne a las categorías de personas que en atención a una serie de características de posición, determinables en cada caso, como ingresos, prestigio, tipo de vida, etc, ocupan una situación aproximadamente igual dentro de la estructura social, representada esta como una escala jerárquica… Con la expresión “Sector Militar o Sector Defensa” de la sociedad, no hablamos de una sola forma de profesionalidad sino de varias debidamente articuladas hasta producir la impresión de un todo que suele llamarse institución. En consecuencia, lo correcto es decir: “Sector Militar”, “Sector Defensa” o “Institución Militar”.

  • La institucionalización de la profesión militar llegó tras un proceso que culminó con la gran victoria prusiana de 1870 sobre el Ejercito de Napoleón III. Esta victoria indujo a todas las naciones modernas a disponer para la defensa de una unidad estructural que satisfaga las necesidades de Defensa de la sociedad.

  • Baquer dice que “el vocablo institución, es un término de orden espiritual que incluye resonancias de lo sagrado. La institución precede y sobrevive a sus miembros más relevantes, y de alguna manera se perpetúa en la memoria de sus hechos a través de mausoleos o estatuas”.

  • Hay cuatro modelos modernos de profesionalidad: “el institucional o divergente”, “el ocupacional o convergente”, “el segmentado o plural” y “el organizativo”.

8. MODELOS MODERNOS DE PROFESIONALIDAD MILITAR

1. Modelo Institucional o Divergente.

Legitimidad: Principios y Valores como el Patria, Honor, Lealtad, Respeto a la Ley, vocación de servicio. Pago: Por grado y antigüedad. Nivel de pago: Bajo compensado con clubes, primas, arriendo bajo, Salud, uniforme, alimentación barata, economatos; beneficios que cada vez son más escasos. Residencia: En casas fiscales o Casinos dentro de las unidades. Esposa: Considerada parte de la comunidad militar. Consideración social: Prestigio basado en éxitos operacionales y sensación de seguridad de la población. Sistema legal: Justicia Penal Militar con injerencia cada vez mayor de la Justicia Ordinaria. Situación de retiro: Sueldo de retiro con algunas primas. Código de honor que vincula al militar a la Institución en forma vocacional, exaltando el sacrificio y el heroísmo.

2. Modelo Ocupacional o Convergente

Legitimidad: Economía de mercado. Pago: Por habilidades y especialidades. Nivel de pago: Alto y en competencia con la demanda de empleo en el mercado. Residencia: Separación entre trabajo y lugar de vivienda. Esposa: Extraña a la comunidad militar. Consideración social: Prestigio basado en el ingreso económico. Sistema legal: Justicia Civil. Justicia Penal Militar únicamente en tiempos de guerra y sólo para los combatientes. Situación de retiro: Lo mismo que cualquier trabajador de la sociedad civil.

Este modelo es más moderno que el anterior. Pertenece a democracias avanzadas. Similitud total con la empresa civil. Fundamenta la profesión militar con los principios del libre mercado. Prioriza los intereses individuales y familiares sobre el espíritu de cuerpo de arma o unidad. El sentido de pertenencia a la organización militar deja de ser vocacional y pasa a ser una ocupación. La remuneración es de acuerdo a la capacidad técnica avalada por diplomas. El control civil es subjetivo a través de la enseñanza civil (el del Presidente de la R y el del Ministro de defensa). Se dejan de cultivar viejos valores como honor militar, mística militar, lealtad, amor a la patria etc. Se suprimen políticas de personal como clasificaciones, ascensos, distinciones, condecoraciones, para dar paso al ingreso de personal con profesiones civiles. Ejércitos transformados en grupos corporativos sin valores superiores sino en función de la división del trabajo.



3. Modelo Segmentado o Plural

Admite el modelo institucional y ocupacional simultáneamente. La organización militar será divergente y convergente al mismo tiempo respecto a la sociedad civil. Departamentalización de estas tendencias en la Institución militar. El modelo ocupacional alienta la utopía de que las Fuerzas Armadas dejen de ser Fuerzas Armadas (Por eso nuestra recomendación es dejar de decir “Fuerza Pública” y en cambio siempre referirnos a “Fuerzas Armadas” para proteger la supervivencia de nuestra institución Militar). Algunos sectores de la profesionalidad militar se desvían de lo ocurre en la vida civil (Divergencia) especialmente en las Unidades de Combate y en los niveles más altos, en los cuales, se exalta la imagen “del militar heroico”. La convergencia se daría, en las áreas menos importantes de la vida militar tales como en el trabajo administrativo, educativo, médico, jurídico y técnico. Según Baquer, “este modelo es el del “buen sentido”, modera las explosiones nacionalistas, las exageraciones técnicas y las formalidades rigurosas. Es un modelo subordinado a las directrices de las autoridades legítimas civiles que se esfuerzan en descubrir modos de empleo de los medios, coherentes con finalidades políticas lícitas”

4. Modelo Organizativo

Llamado también burocrático, funcional, o administrativo. Postula que las F.A son una organización que atiende a las necesidades que el Estado les determine. Los militares pasan a ser funcionarios estatales o “burócratas en uniforme”. Los críticos de este modelo subrayan que “fomenta el intervencionismo militar”.

“La burocratización del cuerpo de oficiales puede conducir, a la asunción por parte de los militares de dos funciones latentes: la fiscalización de las tareas del funcionario civil por parte de los militares y la reivindicación del prestigio de las Fuerzas Armadas. Esto favorece la regulación normativa y codificada de un sistema completo de dominación llamado “régimen militar” que tanto daño le hizo a los militares de Latinoamérica en la época de las llamadas dictaduras militares (hoy los están poniendo presos).



Bibliografía

GUTIERREZ, Valdebenito. Sociología Militar. Editorial Universitaria. Santiago Chile. 2002



NOTA: ESTE TRABAJO ES UN RESUMEN DEL CAPITULO VI DEL LIBRO “SOCIOLOGÍA MILITAR” DE GUTIERREZ VALDEBENITO.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal