La Red Cigüeña paradojas de la política de salud para las mujeres análisis del contexto brasileño Silvana Maria Pereira Joana Maria Pedro Universidade Federal de Santa Catarina – Brasil resumen



Descargar 48.88 Kb.
Fecha de conversión10.01.2018
Tamaño48.88 Kb.
La Red Cigüeña - paradojas de la política de salud para las mujeres - análisis del contexto brasileño

Silvana Maria Pereira

Joana Maria Pedro

Universidade Federal de Santa Catarina – Brasil
RESUMEN
Uno de los temas de salud que suscitan debate mundialmente dice respeto a las políticas de atención a salud de las mujeres. Los estudios feministas hacen una crítica severa a las concepciones que embasan esas políticas, centradas en la maternidad. Esa comunicación se propone a reflexionar en especial acerca del embarazo, parto y nacimiento como fenómenos de la vida de las mujeres, conteniendo la dualidad de su significado, sea como “destino biológico” o como libre ejercicio de los derechos reproductivos. Refleje las preocupaciones que se presentan en el campo de la discusión teórica y sus conexiones con las situaciones concretas vividas en la atención a la salud de estas mujeres que buscan recepción y confiabilidad en los servicios de salud, en especial en el momento del parto. Su objetivo principal fue realizar un análisis de la política pública más reciente del contexto brasileño - La Red Cigüeña, bajo el enfoque feminista. Esa comunicación aborda la polémica generada en Brasil, a partir de 2011, con la institución de la Red Cigüeña, en el ámbito del Sistema Único de Salud. Tal ley dividió las activistas del campo de salud colectiva y feministas, alrededor de las relaciones que involucran el sistema de control y registro y los temas de embarazo, aborto y nacimiento. El análisis socio-histórica ya concluida, partió de los presupuestos de los estudios feministas y se utiliza también de lo que está escrito en la Política de Atención Integral a la Salud de las Mujeres (2006) y lo que dicen acerca del tema dos redes representativas de la sociedad civil: Rede de Humanización del Parto y Nacimiento – REHUNA y Rede Nacional Feminista de Salud, Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos – REDESAÚDE. Algunas conclusiones preliminares son posibles: se percibe un avanzo en la incorporación del análisis de género en los indicadores sociales, económicos y sanitarios en el Brasil, así como en los presupuestos de las políticas de salud de las mujeres. Pero la política actual presenta paradojas, al mismo tiempo que se refieren a necesidad de adoptar una perspectiva de género y defender los derechos reproductivos de las mujeres, la concepción todavía es de una supremacía de la reproducción sobre dos derechos sexuales, con propuestas de acción que mantienen un control acerca del cuerpo de las mujeres embarazadas, aprisionándolas en su “destino biológico” de la maternidad, como en el inicio del siglo XX.

Descriptores: Feminismo, Mujeres, Género y Salud, Salud de la Mujer, Salud Reproductiva, Políticas de Salud


Introducción:

Las reflexiones feministas acerca del embarazo, del parto y del nacimiento como fenómenos de la vida de las mujeres, contienen la dualidad de su significado, sea como “destino biológico” o como libre ejercicio de los derechos reproductivos1.

El objetivo principal de esa comunicación es realizar un análisis feminista de la polémica generada en Brasil, a partir de 2011, por la creación de la Rede Cigüeña, instituida por la Portaría nº1.459, de 24 de junio de 2011, del Ministerio de la Salud. También se propone a discutir acerca de las ideas que se presentan en el campo de la discusión teórica feminista y sus conexiones con las políticas públicas relativas a salud de las mujeres en la historia reciente del Brasil.

La Red Cigüeña, instituida en el ámbito del Sistema Único de Salud – SUS2, tiene como objetivos: la implementación de un modelo de atención a salud de las mujeres y de la/os niña/os, cuyo eje central es el parto, nacimiento y desarrollo de la/os niños hasta dos años de vida; la organización de la red de atención, con vistas a garantizar acceso y recepción; y la reducción de la mortalidad, en especial la neonatal.

El análisis de ese texto tendrá por base un enfoque feminista de las políticas públicas vinculadas a salud de las mujeres, a partir de la década de 1980, en el contexto brasileño, con destaque especial a publicación de la Red Cigüeña y sus paradojas. Es un análisis socio-histórica, con base en fuentes documentales.
El contexto histórico de las políticas públicas de salud para las mujeres en el Brasil y el enfoque de género

Para mejor comprensión de las críticas feministas a Red Cigüeña, consideramos importante contextualizar la historia de las políticas de salud para las mujeres. Hace años se intenta construir e implantar un modelo de salud integral, con una visión amplia de la asistencia, no centrada en el embarazo. Las formulaciones siguen evaluando, incluso con la incorporación del enfoque de género a partir de 2004. Entonces, ¿La Red Cigüeña es una rotura con ese proceso? Expondremos abajo brevemente acerca de esa historia.

En 1985, el Ministerio de la Salud propuso el “Programa de Atención Integral a Salud de la Mujer (Paism). Eso documento inicia con la afirmación de que la atención a mujer reduce cuasi que exclusivamente a lo período del embarazo y del puerperio, con consecuencias dañosas para la vida de las mujeres (Brasil, 1985). Tal documento reconocía la situación que vivían las mujeres, el cuadro de mortalidad por distintas causas y proponía acciones integrales, que incluyesen todo su ciclo de vida y no apenas en el período reproductivo. Autoras como Ana Maria Costa y Estela Aquino (2000) identifican la creación del Paism como un marco en la historia de las políticas públicas para las mujeres, así como destacan que la lucha por su implementación fue asumida por movimientos de mujeres, tanto en el ámbito sindical como del feminismo. Marta Ferreira Santos Farah (2004) también analiza el surgimiento del campo de los estudios de género en el país, a partir del final de la década de 1970, así como del movimiento feminista, mas eso no se reflejó, en aquél momento histórico, de forma amplia, en su incorporación en las políticas públicas. Más ella reconoce la importancia de la movilización de las mujeres para la elaboración y implantación del Paism (Farah, 2004). Resaltamos la importancia histórica de este Programa, conforme análisis de estas autoras. Reconocemos que su concepción, aunque estuve centrada en el campo que Lia Zanotta Machado identificaba como “estudios de mujeres” (Machado, 1998), fue una política importante en aquel contexto histórico.

Cuanto al hecho de no incorporar los estudios de género como base teórica para formulación de la política, quizá sea posible inferir que tal se sucedió, puesto que en 1985, año de publicación de este Programa, la perspectiva de concebir alternativas metodológicas y epistemológicas para promover una ruptura con el campo de “estudios de mujeres”, aún estaban siendo esbozados en los espacios académicos del Brasil. Esos no respondían más a los desafíos feministas, que propongan una ruptura radical con la noción biológica del sexo e indicaban para la construcción social del género. El estudio de Marta Farah (2004) acerca de políticas públicas más recientes apunta paradojas. Al mismo tiempo que, en algunas ciudades, el foco de las políticas de salud persiste en las mujeres embarazadas, desconsiderando las premisas del Paism, en otras iniciativas, la situación es distinta. Más, la incorporación de otros temas, como la sexualidad o la contracepción tiene la influencia de profesionales de salud o feministas ligadas a partidos políticos o administraciones municipales. Las representantes de entidades populares asumen esta visión más amplia acerca de la salud de las mujeres, en contacto con los procesos de implantación de esas políticas, segundo esa autora.

En ese camino histórico, la Política Nacional de Atención Integral a Salud de la Mujer – Pnaism (Brasil, 2004) fue editada en 2004. En su presentación ya ha él destaque para el enfoque de género para la salud. Contrariamente con su título, expreso en el singular3, en su documento prevé políticas de atención a salud de forma más amplia, rompiendo con el concepto universal de “mujer”, proponiendo acciones para mujeres en distintas situaciones, sea social o de momento de vida. Como ejemplo, citamos las políticas para: grupos de edades variadas (niñas, adolescentes, en la fase del climaterio y las personas mayores); en situación de prisión; mujeres negras, indias, trabajadoras del campo y de la ciudad; mujeres lesbianas, bisexuales y transexuales; mujeres en situación de violencia; atención humanizada a mujeres y adolescentes en situaciones de abortamiento en condiciones inseguras; portadoras del Hiv. También introduce una política nacional utilizando los conceptos de derechos sexuales y reproductivos y un modelo de atención a salud mental con enfoque de género. Percibe-se la contradicción entre el título y el contenido, con la des-construcción de este concepto universal de mujer en su interior, buscando identificar de forma más representativa el conjunto de mujeres que son el foco de las políticas, lo que representó un avanzo. Más a pesar de este enfoque amplio y el reconocimiento de las relaciones de género como determinantes de las condiciones de vida de mujeres y hombres, confiriendo diferenciaciones y vulnerabilidades distintas, no se percibe la des-construcción entre sexo/género/sexualidad que nos propone Judith Butler (2003). Del punto de vista conceptual, la denominación sigue la superada visión del concepto universal.

Otro documento oficial, de 2009, acerca de las condiciones de la populación brasilera, elaborado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística – IBGE (2009), incorpora el concepto de género para evaluar el impacto en los cambios percibidos en las sociedades contemporáneas:



Sexo não é a mesma coisa que gênero, sexo se refere a diferenças biológicas entre homem e mulher, gênero se refere a diferenças construídas socialmente entre sexos, quais sejam: papéis e responsabilidades atribuídas pela sociedade a homens e mulheres. 4

De entre los factores que contribuyen para tales cambios, el documento cita: el significativo declinación de las tajas de fecundidad por cuenta de que las mujeres obtuvieran un grado de escolaridad más alto; acceso a métodos anticonceptivos; y inserción masiva en el mercado de trabajo. Ese estudio también destaca un aspecto invisible, más que fue mensurado, que es el comprometimiento de las mujeres con las tareas domésticas5 (IBGE, 2009, p. 206).

El concepto de género adoptado incorpora el pensamiento de Joan Scott (1990), cuyo eje central es la relación entre género, política e poder, considerando que el mismo es constituido de relaciones sociales que tienen por base las diferencias entre los sexos y confiriendo significado a las relaciones de poder. Representa la influencia de algunos pensamientos feministas en los espacios de formulaciones y análisis de políticas públicas, como los organismos gubernamentales. Corrobora con lo que nos presenta Marta Farah (2004), autora citada anteriormente.
El contexto histórico y político brasileño donde surge la Red Cigüeña

En el primer día del gobierno do Presidente Luís Inácio Lula da Silva, fue editada la Medida Provisoria nº 103, de 01 de enero de 2003, creando la Secretaria de Política para Mujeres - SPM6. La finalidad propuesta fue para articular entre todos los Ministerios y Secretarias Especiales del gobierno, la incorporación de las especificidades de las mujeres en las políticas públicas, con el objetivo de promover su ciudadanía. En 21 de marzo del mismo año, por la Medida Provisoria nº 1117, también fue creada la Secretaria de Políticas de Promoción de la Igualdad Racial da Presidencia da República - SEPPIR8.Esta secretaria posee los objetivos de formular y articular las políticas públicas para promoción de la igualdad racial. En ese periodo, fueran realizadas 3 Conferencias Nacionales de Políticas para Mujeres (2004, 2007, 2011) y dos Conferencias Nacionales para Promoción de la Igualdad Racial (2005, 2009). Los respectivos informes están disponibles en las páginas electrónicas de las respectivas Secretarias. Fueran dos importantes espacios políticos de poder creado, vinculados al Estado, con la finalidad de ampliar la mirada para la formulación y ejecución de políticas públicas. El movimiento feminista se hizo presente en eses espacios. Esas iniciativas combinan con lo que apuntan estudios recientes acerca de la importancia de la interseccionalidad de algunas categorías.

Del punto de vista de la producción académica, algunos estudios feministas indican la interseccionalidad de categorías que componen los mecanismos de exclusión. Podemos citar algunas autoras que han escrito acerca de ese tema, como Kimberlé Crenshaw (2002) y Verena Stolke (2006). Kimberlé Creshaw apunta como, a partir de la discusión acerca de la incorporación del análisis de género en el análisis de los derechos humanos de las mujeres, ella solamente, no da cuenta de todas las formas de discriminación y violación de eses derechos. Más allá de la discriminación de género, otras formas de identidad de las mujeres - “classe, casta, raça, cor, etnia, religião, origem nacional e orientação sexual” (Crenshaw, 2002, p. 173) determinan diferentes formas de como las mujeres viven la discriminación. Ya Verena Stolke, con sus reflexiones acerca de los procesos de colonización en la América, apunta como los modos de estructuración e identificación social fueran construyendo las relaciones socio-políticas entre hombres y mujeres, con las intersecciones entre clase, raza, sexo y sexualidad. Si la Pnaism ya contempla cuestiones relativas a la diversidad étnica y racial en el Brasil, la Rede Cigüeña hizo una referencia muy breve en sus principios, no que se refiere a “II - o respeito à diversidade cultural, étnica e racial” (artigo 2º de la Portaria 1459/2011). No hay referencias a la atención a las mujeres indígenas, visto que es un modelo que privilegia la asistencia hospitalaria.

En primero de enero de 2011, asume la Presidencia de la República Brasileña, la Srª Dilma Roussef, la primera mujer a ocupar tal cargo. La presidente tiene una historia de militancia política y participación en la lucha contra la dictadura militar en Brasil. Fue presa en 1970, fue torturada por el gobierno militar y mantenida en la cárcel por dos años. Venció las elecciones directas, en los dos turnos, contra las fuerzas conservadoras del Brasil, siendo que esta su historia permeó la campaña presidencial, como si su participación política en grupos clandestinos de izquierda fuera una amenaza a la seguridad brasileña. Tuve el apoyo de grupos democráticos y feministas, que creció en el segundo turno de las elecciones. En su discurso9 cuando asumió el poder, la Presidenta Dilma afirma su compromiso de “honrar” las mujeres, luchar para la erradicación de la pobreza extrema y en el ámbito de la salud, su compromiso fue de fortalecer y consolidar el Sistema Único de Salud – SUS, bien como fortalecer las políticas de prevención y promoción de la salud.

En el contexto de surgimiento del movimiento feminista y su expansión en la academia, estudios de Joana Pedro (2011) nos evidencian la conexión entre la militancia política clandestina y de izquierda con el feminismo, en los países latinoamericanos, y en especial, en el caso brasileño. Entonces, esa historia de la Presidenta Dilma se conecta con el origen del feminismo en Brasil. Actualmente, la Ministra de la Secretaria de Políticas para Mujeres, Srª Eleonora Menicucci10, es una investigadora feminista considerada de la segunda ola del feminismo brasileño y comparte de la misma historia de la Presidenta, pues fueran compañeras en la prisión, durante el periodo de la dictadura militar. Recordamos que el feminismo de la segunda ola en Brasil - distinto de lo que ocurrió en varios países – surgió en el campo de la izquierda, vinculado a las luchas contra la dictadura y con movimientos de resistencia, por veces encabezados por familiares de presos políticos y desaparecidos.

Destacamos esa historia para que se pueda percibir la sorpresa que toma cuenta de los algunos grupos y liderazgos feministas con la creación de la Red Cigüeña, por su significado simbólico, por su contenido político.


La Rede Cigüeña – ¿avanzo o retroceso?

Vamos analizar la Portaría nº 1.459, de 24 de junio de 2011, que instituyó la Rede Cigüeña, la concepción expresa y propuestas presentadas, utilizando el referencial teórico feminista para debatirla. Lo que se va focalizar inicialmente, son las reflexiones hechas por las feministas, luego después del lanzamiento de lo programa da Rede Cigueña.

La primera crítica surgida fue da la militante feminista y actual secretaria ejecutiva de la Rede Feminista de Salud - Redesaúde11 Clair Castilhos, que fue vehiculada por la internet12. El título es “Las cigüeñas van parir …todo está resuelto”. La feminista hace una crítica severa y al mismo tiempo con humor, debido a la asociación de la maternidad con la figura mítica de la cigüeña. Además resalta las tentativas de reducción de la integralidad nunca fueran abandonadas por las fuerzas conservadoras que son contra esa concepción. Podemos decir que esa imagen13 retira las mujeres de su protagonismo del proceso.

logo rede cegonha.gif

Otra feminista, la médica Fátima de Oliveira, que también ya ocupó la secretaría ejecutiva de la Redesaúde y hoy hace parte del Consejo Consultivo de la Red de Salud de las Mujeres Latino-americanas y del Caribe - RSMLAC, se pronunció. Ella dice que esa propuesta trace el antiguo modelo de la mujer-equipaje, o sea, mujer y hijo juntos, en el mismo paquete.

Del punto de vista del análisis feminista, el primer punto que merece destaque dice respeto a una antigua crítica, que antecede al Paism. Se trata del hecho de restricciones de las políticas de salud a las mujeres con el foco solamente en el período del embarazo y atención al parto y a la/os niña/os. Como si lo interese del Estado fuera mantener el control de los cuerpos de las mujeres con el intuito de garantizar una buena “cría”. Tales políticas, diseminadas en Brasil y otros países, a partir del contexto europeo del inicio del siglo veinte, con la concepción de la puericultura fue ampliamente criticada por autoras como Ana Paula Vosne Martins (2005, 2008) y Maria Martha Luna Freire (2008). La ruptura con el modelo asistencial basado en la “salud materna” por la sustitución por el modelo de atención integral” propuesto originariamente por el Paism (1985) y reafirmado por la Pnaism (2004) cae por tierra y se vuelve a un modelo revestido con una nueva apariencia, más que tiene en su bojo una concepción ultrapasada.

En su primer artículo puede até parecer que hay una novedad, más que luego se deshace. Propone que la red de cuidados asegure la planificación reproductiva a las mujeres, juntamente con la atención humanizada al embarazo, parto y nacimiento. ¿Cuál es la trampa? La sustitución concepción de la “planificación familiar” por la “planificación reproductiva” no se sustenta en el proyecto, puesto que, al definir sus componentes, ese punto apenas está excluido. El artículo 6º cita do cuatro componentes que la Red, a saber: Pre-Natal; Parto y Nacimiento; Puerpério e Atención Integral a Salud de la/os niña/os; y, por fin, un sistema logístico, que incluye transporte y regulación. Solamente en el componente del puerpério, hay referencias a programas educativos de salud sexual y reproductiva, así como orientación y oferta de métodos contraceptivos. O sea, la planificación no es anterior al embarazo, más posterior. Tal equívoco es grave. En pesquisa reciente, encomendada por el Ministerio de la Salud y coordenada por la Fiocruz, renombrada institución de enseñanza y pesquisa, reconocida nacional e internacionalmente, los resultados preliminares apuntan el gran porcentual de embarazos no planeados en Brasil14.

Hay otros olvidos importantes. Mismo pensando que se trata apenas de una política relativa al embarazo, hace falta la inclusión de las acciones de distribución y orientación relativa a la contracepción de emergencia; a asistencia en casos de violencia sexual para prevenir los embarazos indeseables; y las políticas de atención al abortamiento legal, con el intuito de ampliar su oferta segura en todo país.
Las conexiones entre el derecho a la salud de las mujeres, los derechos humanos y la controversia Red Cigüeña

Defender el derecho a la salud, defender los Derechos Humanos, en especial de las mujeres, significa construirlos desde la realidad, desde “espacios de lucha”. ¿Cómo construir estos espacios de lucha? Joaquín Herrera Flores (2000, 2005) fundamentalmente propone recuperar la acción política para la ruptura con posturas naturalistas que consideran los derechos en una esfera separada de la acción política. Recuperar lo político, es asumirlo como una actividad compartida y creadora, “la dignidad de lo político no reside en la gestión, sino en la creación de condiciones para el desarrollo de las potencialidades humanas”. Con base en esas reflexiones, conquistar dignidad significa crear o proporcionar las condiciones para que los seres humanos puedan desarrollar sus “actitudes” y “aptitudes” para empoderarse, es decir, ¡alcanzar una posición que les posibilite poner en práctica la capacidad humana de hacer! En este caso, posibilitar a las mujeres el derecho de elegir lo que el movimiento feminista tenía como palabra de orden en la década de sesenta: “tener un hijo, si yo quiera, cuando yo quiera”. Parece ultrapasado, mas adelante de los retrocesos, es una bandera más do que actual.



Conclusiones:

Para conquistar transformaciones radicales en las estructuras sociales no basta voluntad política, son necesarios cambios radicales en las instituciones y estructuras de poder. Es necesario que las políticas públicas tengan la osadía de adentrar en lo privado para avanzar en la igualdad y adopten la perspectiva de género.

Resaltamos la importancia de la experiencia surgida de la movilización social entre profesionales de salud comprometidos con el movimiento feminista; académicas que ocupan espacios en las universidades; organizaciones feministas no gubernamentales. La importancia de esa alianza social es fundamental para garantizar que las conquistas no sean puestas de lado y que no ocurran retrocesos en las políticas de salud para las mujeres.

Se percibe algunas contradicciones entre las políticas formuladas y sus efectos. Por más que se utilicen algunos referentes al enfoque de género, los resultados están lejos de significar situaciones de igualdad y/o equidad entre los hombres y las mujeres. Los cambios estructurales son tareas difíciles y por lo tanto solamente la suma de esfuerzos puede seguir garantizando el avance de este proceso.

Cuando se visualiza las tajas de mortalidad materna, las tajas de embarazos no planificados, el agravo por cuenta de los abortos inseguros, las tajas de embarazo en la adolescencia, las tajas de cesariana, los índices de violencia contra niñas, adolescentes y mujeres, la inequidad se agiganta. Enfrente de esa realidad, los desafíos de los estudios feministas se presentan como absolutamente contemporáneos. Así como es fundamental la necesidad de diálogo entre: las universidades y su saber académico; los espacios del gobierno que son responsables por la implantación de políticas públicas para las mujeres; y los espacios de acción social.
REFERENCIAS:

BRASIL. Ministério da Saúde. (1985). Atenção Integral à Saúde da Mulher: bases de ação programática. Brasília, Brasil: Centro de Documentação do Ministério da Saúde, mimeo.

______. Ministério da Saúde. (2007). Secretaria de Atenção à Saúde. Departamento de Ações Programáticas Estratégicas. Relatório de Gestão 2003-2006: Política Nacional de Atenção Integral à Saúde da Mulher. Brasília, Brasil: Editora do Ministério da Saúde, 2007.

BUTLER, Judith. (2002). Cuerpos que importan: sobre los límites materiales y discursivos del “sexo”. Buenos Aires, Barcelona, México: Paidós.

CANGUILHEM, Georges. (2011). O normal e o patológico. 7 ed. Rio de Janeiro, Brasil: Forense Universitária.

COSTA, Ana Maria; AQUINO, Estela leão. (2000). Saúde da mulher na reforma sanitária brasileira. In: COSTA, Ana Maria; MERCHÁN-HAMANN, Edgar; TAJER, Débora. Saúde, equidade e gênero. (pp. 181-202). Brasília, Brasil: Universidade de Brasília.

CRENSHAW, Kimberlé. (2002). Documento para o encontro de especialistas em aspectos da discriminação racial relativas ao gênero. Rev. Estud. Fem.,10(1), 171-188.

FARAH, Marta Ferreira Santos. (2004). Gênero e políticas públicas. Estudos Feministas, Florianópolis, 12 (1), 47-71.

FREIRE, Maria Martha de Luna. “Ser mãe é uma ciência’: mulheres, médicos e a construção da maternidade científica na década de 1920. História, Ciências, Saúde – Manguinhos, Rio de Janeiro, v.15, supl., p.153-171, jun. 2008.

HERRERA FLORES, Joaquín. (2000). El vuelo de Anteo – derechos humanos y crítica de la razón liberal. Bilbao, España: Desclée de Broker.

______. (2005). Los derechos humanos como productos culturales – crítica del humanismo abstracto. Madrid, España: Catarata.

IBGE. (2009). Síntese de indicadores sociaisuma análise das condições de vida da população brasileira. Rio de Janeiro, Brasil: IBGE.

MACHADO, Lia Zanotta. (1998). Gênero, um novo paradigma? Cadernos PAGU, 11, 107-125.

MARTINS, Ana Paula Vosne. (2005). “A ciência dos partos: visões do corpo feminino na constituição da obstetrícia científica no século XIX”. Rev. Estud. Fem., 13(3), 645-665.

______. (2008). “Vamos criar seu filho”: os médicos puericultores e a pedagogia materna no século XX. História, Ciências, Saúde - Maguinhos. 15(1), 135-154.

PEDRO, Joana Maria. (2011). Trajetórias políticas em mudança: tornar-se feminista no Cone Sul. In: PEDRO, Joana Maria; AREND, Sílvia Maria de Fávero; RIAL, Carmem Sílvia de Moraes. (orgs) Fronteiras de Gênero. (pp. 135-149). Florianópolis, Brasil: Editora Mulheres.

Portaria nº 1459. Diário Oficial daUnião. Brasília, Brasil, 24 de junho de 2011.

SCOTT, Joan. (1990). Gênero: uma categoria útil de análise histórica. Educação e Realidade, 16(2):5-22.



STOLKE, Verena. (2006). O enigma das interseções: classe, "raça", sexo, sexualidade: a formação dos impérios transatlânticos do século XVI ao XIX. Rev. Estud. Fem., 14(1), 15-42.

1 No citamos aquí los derechos sexuales por la comprensión teórica que hacemos de disociar sexualidad y reproducción.

2 En Brasil, el SUS fue creado en 1988, con la promulgación de Constitución Federal, que, en su artigo 196, afirma que la salud es derecho de todos y deber del Estado, garantizado con políticas sociales y económicas. Prevé el acceso igualitario para las acciones de promoción, protección e recuperación de la salud. Para otras informaciones, consultar: www.saude.gov.br

3Diferentemente del PAISM, esta política es elaborada en otro contexto histórico, donde la crítica a esencialización del concepto universal de “mujer” está ampliamente difundida.

4 “Sexo no es la misma cosa que género, sexo se refiere a diferencias biológicas entre hombre y mujer, género se refiere a diferencias construidas socialmente entre sexos, cuáles sean: papeles y responsabilidades atribuidas por la sociedad a hombres y mujeres”. (IBGE, 2009, p. 200).

5 “De lo total de las mujeres ocupadas, 87,9% declararan cuidar de las tareas y del total de los hombres, 46,1%. El número medio de horas en la semana dedicado a esas tareas es de 20,9 para las mujeres y de apenas 9,2 para los hombres. Eses resultados evidencian, de forma innegable las diferencias de género.”

6http://www.sepm.gov.br

7Hoy es la Ley nº 10.678, 23 de mayo de 2003.

8http://www.seppir.gov.br

9Disponible en: http://www.brasil.gov.br/noticias/arquivos/2011/01/01/leia-integra-do-discurso-de-posse-de-dilma-rousseff-no-congresso Acceso en 18 de mayo de 2012.

10http://www.sepm.gov.br/ministro

11 http://www.redesaude.org.br/portal/home

12 Disponible en: http://www.viomundo.com.br/politica/clair-castilhos-senhora-presidenta-ouca-as-mulheres.html Acceso en 17 de abril de 2012.

13 Ese es el logotipo oficial que puede ser visualizado en todas las publicaciones de la Red Cigüeña y está en la página oficial del Ministerio de la Salud.

14La pesquisa intitulada Nascer no Brasil: inquérito nacional sobre parto e nascimento, coordenada por la Escuela Nacional de Salud Pública Sergio Arouca (ENSP/Fiocruz) empezó en 2010 y entrevistó en torno de 22.000 mujeres en todo Brasil, de una muestra prevista de 24.000. Fueran divulgados algunos resultados preliminares que indican que 45% de mujeres gestantes no planearan el embarazo. Disponible en: http://www.fiocruz.br/fiocruzbrasilia/cgi/cgilua.exe/sys/start.htm?infoid=970&sid=6 Acceso en 21 de mayo de 2012. Los resultados fueran publicados en un número especial de la Revista Brasileira de Saúde Pública.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal