La traición en la amistad María de Zayas



Descargar 0.56 Mb.
Página1/8
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño0.56 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

La traición en la amistad

María de Zayas





Edición electrónica de Matthew D. Stroud, Trinity University






Los que hablan en ella:
Marcia
Fenisa
Belisa
Laura
Félix
Liseo
Gerardo
Don Juan
Lauro
León
Antonio
Fabio
Lucía




Jornada primera




Salen Marcia y Fenisa.




Marcia:

Vi, como digo, a Liseo
en el Prado el otro día
con más gala que Narciso,
más belleza y gallardía.
Puso los ojos en mí
y en ellos mismos me envía
aquel veneno que dicen
que se bebe por la vista;
fueron los míos las puertas,
pues con notable osadía…………………10
se entró por ellos al alma
sin respetar a sus niñas.
Siguióme y supo mi casa,
y por la nobleza mía
apareció el ciego lazo
que sólo la muerte quita.
Solicitóme amoroso,
hizo de sus ojos cifras
de las finezas del alma
ya por mil partes perdida. ………........…20
Yo, Fenisa, enamorada
tanto como agradecida
estimo las de Liseo
más de lo justo.



Fenisa:

………………Me admira,
Marcia, de tu condición.




Marcia:

No te admires, sino mira,
Fenisa, que amor es dios,
cuya grandeza ofendida
con mi libre voluntad,
desta suerte me castiga. ….........….……30
Ya hizo el alma su empleo,
ya es imposible que viva
sin Liseo, que Liseo
es prenda que el alma estima;
y mientras mi padre asiste,
como ves, en Lombardía,
en esta guerra de amor
he de emplearme atrevida.
Si tu pretendes que crea
que eres verdadera amiga, …….....……40
no me aconsejes que deje
esta empresa a que me obliga,
no la razón, sino amor.


Fenisa:

Mal dices, siendo mi amiga,
poner duda en mi amistad;
mas si a lo cierto te animas,
justo será, Marcia amada,
que temas y no permitas
arrojar al mar de amor
tu mal regida barquilla. ………...........…50
Considera que te pierdes
y a las penas que te obligas
en mar de tantas borrascas,
confusiones y desdichas.
¿Qué piensas sacar de amar
en tiempo que no se mira
ni belleza, ni virtudes?
¿Sólo la hacienda se estima?


Marcia:

Naide puede sin amor
vivir.




Fenisa:

... ....Confieso; mas mira, ……........……60
bella Marcia, que te enredas
sin saber por dó caminas.
El laberinto de Creta,
la casa siempre maldita
del malicioso Atalante,
el jardín de Falerina,
no tienen más confusión.
Lástima tengo a tu vida.




Marcia:

Espantada estoy de verte,
Fenisa, tan convertiva; ……...........……70
¿haste confesado acaso?;
Ya me cansa tu porfía.
¿No aman las aves?



Fenisa:

..... ... ... ... ... ... ... ...Sí aman,
y no te espante que diga
lo que escuchas, pues amor
esta ciencia me pratica.
Ya sé que la dura tierra
tiene amor, y que se crían
con amor todos sus frutos,
pues sabe amar aunque es fría. …………80



Marcia:

Pues, ¿por qué ha de ser milagro
que yo ame, si me obliga
toda la gala que he visto?
Y para que no prosigas
verás en aqueste naipe.
un hombre donde se cifran
todas las gracias del mundo;
él responda a tu porfía.




Fenisa:

¡Ay de mí!




Marcia:

…………Ya te suspendes;
dime ahora, por tu vida, ………..........…90
¿qué pierdo en ser de unos ojos
cuyas agradables niñas
tienen cautivas más almas
que tiene arenas la Libia,
estrellas el claro cielo,
rayos el sol, perlas finas
las margaritas preciosas,
plata las fecundas minas,
oro Arabia….



Fenisa:

…………¡Ay Dios! ¿Qué he visto?
¿Qué miras, alma, qué miras? …………100
¿Qué amor es éste? ¡Oh, qué hechizo!
Tente, loca fantasía.
¡Qué máquina, qué ilusión!
Marcia y yo somos amigas;
fuerza es morir. ¡Ay, amor!
¿Por qué pides que te siga?
¡Ay, ojos de hechizos llenos!



Marcia:

Suspensa estás; ¿qué imaginas?
Fenisa, ¿no me respondes?
¿No hablas?




Fenisa:

……………¿Llamas, amiga? ……..……110




Marcia:

No estoy muy bien empleada.




Fenisa:

Yo le vi, por mi desdicha,
pues he visto con mirarle
el fin de mi triste vida.
Digo, Marcia, que es galán;
mas cuando pensé que habías
hecho a Gerardo tu dueño,
¿olvidas lo que te estima?
¿No estimas lo que te adora,
siendo obligación?




Marcia:

…………………No digas, …….....……120
que a nadie estoy obligada
sino a mi gusto.




Fenisa:

………………Perdida
estoy por Liseo; ¡ay Dios!
Fuerza será que le diga
mal dél, porque le aborrezca.
¿Cuidado de tantos días
como el del galán Gerardo
por el que hoy empieza olvidas?
Demás, que de aqueste puedes,
fingiendo amor, cortesía, …….......……130
estimación y finezas,
burlarte; y es más justicia
estimar a quien te quiere,
más que a quien quieres.




Marcia:

………………………¡Que digas
razones tan enfadosas!
alguna cosa te obliga
a darme, Fenisa, enojos.
¿Qué pensamientos te animan?




Fenisa:

No te enojes.




Marcia:

……………¿Cómo pides
que no me enoje, si quitas……….......…140
a mis deseos las alas,
a mi amor la valentía,
a mis ojos lo que adoran
y a mi alma su alegría?
¿Quiéresle, acaso?




Fenisa:

…………………¿Yo, Marcia?
¡No está mala la malicia!




Marcia:

No es malicia, sino celos.




Fenisa:

¿Por qué el retrato me quitas,
muestra que tú de Liseo
valor ni parte no estimas, ………......…150
y si le estimas procuras
que yo le aborrezca?




Fenisa:

……………………Amiga
Marcia, escucha, no te vayas,
aguarda por vida mía;
oye, por tu vida, escucha.




Marcia:

Muy enojada me envías;
quien dice mal de Liseo
pierda de Marcia la vista.




Fenisa:

Pierda la vista de Marcia
quien piensa ganar la vista……….....…160
de la gala de Liseo.
¿Hay más notable desdicha?
¿Soy amiga? Sí; pues, ¿cómo
pretendo contra mi amiga
tan alevosa traición?
Amor, de en medio te quita.
¡Jesús! El alma se abrasa.
¿Dónde, voluntad, caminas
contra Marcia, tras Liseo?
¿No miras que vas perdida? ……….....…170
El amor y la amistad
furiosos golpes se tiran;
cayó el amistad en tierra
y amor victoria apellida.
Téngala yo, ciego Dios,
en tan dudosa conquista.




Sale don Juan.




Don Juan:

Marcia me dijo, Fenisa,
que estabas aquí, y así
a ver tus ojos subí.




Fenisa:

Siempre el corazón avisa, ………........…180
el bien y el mal, y así a mí
el corazón me decía,
mi don Juan, con su alegría,
que tú llegabas aquí.




Don Juan:

Bien mi voluntad merece
tu favor, Fenisa mía;
mas el alma desconfía,
con que mil penas padece.




Fenisa:

(Aparte.) Aunque a don Juan digo amores
el alma en Liseo está………….................190
que en ella posada habrá
para un millón de amadores;
mas quiérole preguntar
quién es éste por quien muero
nuevamente.




Don Juan:

……………Pues no quiero
verte así contigo hablar
sino es que a ti te enamoras,
porque yo no te merezco.




Fenisa:

¿Celos, don Juan?




Don Juan:

…………………Yo padezco
y tú mi dolor ignoras. ..... ..... ..…………200
Maldiciones de Fenisa
son éstas. Tú pagas mal
mi amor.




Fenisa:

…………Y tú, desleal,
¿eso dices a Fenisa,
a quien por quererte ha sido
una piedra helada y fría
con los hombres?




Don Juan:

…………………Una harpía,
un desamor, un olvido,
dirás, Fenisa, mejor;

ya sí tus tretas, sirena, ………............…210


que ya en tu engaño y mi pena
hace sus suertes amor,
y eres…




Fenisa:

………Basta, no haya, no más,
que estás en quejarte extraño.
(Aparte.) Desta manera le engaño.

¡Ay Liseo! ¿Dónde estás?


Que yo te diré en qué estaba,
como viste, divertida.




Don Juan:

¡Dilo presto, por tu vida,
que la mía se me acaba! ………..........…220




Fenisa:

¿Tú muerto? Mil años vivas.
Di: ¿conoces a un galán
en quien cifradas están
las pretensiones altivas
de las damas desta corte?




Don Juan:

¿Qué dices? ¿Qué es lo que veo?
Respondes a mi deseo,
mas quieres que pague el porte.




Fenisa:

Escucha, así Dios te guarde,
que yo te diré el deseo………..............…230
que me mueve, y es Liseo
su nombre.




Don Juan:

…………¡Ay, amor cobarde,
qué presto desmayas! Fiera,
¿tal me preguntas a mí?




Fenisa:

No pienses, don Juan, que en ti
hay causa de tal quimera.
¿De ti mismo desconfías,
cuando tus partes están
por gentil hombre y galán,
venciendo damas?




Don Juan:

…………………¿Porfías……….......…240
en darme la muerte, ingrata?




Fenisa:

(Aparte.) Mejor, don Juan, lo dijeras,
triste de mí, si supieras
que este Liseo me mata:
mas amor manda que calle;
disimular quiero.




Don Juan:

…………………A fe
que ya en tus ojos se ve,
fiera, que debes de amalle.




Fenisa:

Tu engaño, don Juan, me obliga
a descubrirte el secreto, ……..........……250
por lo que quise saber
quién es el galán Liseo.
Pretende de Marcia bella
el dichoso casamiento,
siendo, por fuerza de estrellas,
conformes en los deseos.
Quíseme informar de ti
si es noble, porque discreto
y galán, ella me ha dicho
que es de aquesta corte espejo; …………260
y tú, sin mirar que soy
la que te estima por dueño,
estás con celos pesado,
pidiendo sin causa celos.
No me verás en tu vida,
y pues celos de Liseo
te obligan a esta locura,
yo haré que tus pensamientos
tengan, por locos, castigos,
pues de hoy más quererle pienso. ……...270
Y así servirá a los hombres
tu castigo de escarmiento,
que no se han de despertar
a las mujeres del sueño
que firmes y descuidadas
dulcemente están durmiendo.




Don Juan:

Aguarda.




Fenisa:

…………No hay que aguardar;
de Liseo soy; el cielo
lo haga.




Don Juan:

………Tras ti voy, fiera,
que por amarte me has muerto. …………280




Vanse, y salen Liseo y León, lacayo.




León:

Contento vienes, como si ya fueras
señor del mundo, por haberte dicho
la bella Marcia que te adora y quiere.




Liseo:

¿No te parece que de un bello ángel
se han de estimar favores semejantes,
y engrandecer el alma, porque en ella
quepa la gloria de merced tan grande?




León:

Si va a decir verdad, como no busco
amor de mantequillas ni alfenique,
de andarme casquivano y boquiaberto, …290
de día viendo damas melindrosas,
de noche requebrando cantarillas
de las que llenas de agua en las ventanas
ponen a serenar por los calores,
pues a cabo un cuidado de quebrarse,
la cabeza, no hará sino caerse
y romperle los cascos cuando menos.
¡Pesia a quien me parió! Que no hay tal cosa
como las fregoncillas que estos años en
en la corte se usan.




Liseo:

……………………Mi alegría…………300
escucharte me manda; dime al punto
cómo son las fregonas que se usan.




León:

Si preguntas, señor, de las gallegas
rollizas, carihartas y que alzan
doce puntos o trece por lo menos,
dos varas de cintura, tres de espalda;
que se alquilan por meses y preguntan
si acaso hay niños, viejos o escaleras;
de las que sacan de partido un día
y hurtan cada día algunas horas, ………310
buscan sus cuyos cuando salen fuera
y venimos a serlo los lacayos
por nuestra desventura y mala estrella;
llevan su medio espejo y salserilla,
y entrando en el portal que está más cerca
se jalbegan las caras como casas
y se ponen almagre como ovejas,
y tras desto, buscando su requiebro,
se vuelven hiedras a su tronco asidas.
Llevan sabrosas lonjas de tocino, ………320
y en pago desto vuelven a sus casas
con un niño lacayo en la barriga,
o mozo de caballos por los menos;
nosotros paseamos por su calle,
haciendo piernas y escupiendo fuerte,
hasta que llega la olorosa hora
en que quieren verter el… ya me entiendes;
alcahuete discreto de fregonas,
cuyo olor nos parece más suave
que el de la algalia, y aun decirte puedo…330
que alguna vez le tuve por más fino.
Estas, como te he dicho, son gallegas,
y fruta para nosotros solamente;
que de las fregoncillas cortesanas
no hay que decir, pues ellas mismas dicen
que son joyas de Príncipes y Grandes,
y aun hay muchos que humillan su grandeza
al estropajo destas bellas ninfas,
que te puedo jurar que he visto una
que tal vez no estimó de un almirante……340
cien escudos, señor, sólo por dalle
la paz al uso de la bella Francia.
Con estas se regala y entretiene
el gusto, y más cuando se van al río,
que allí mientras la ropa le jabonan,
ellas se dan un verde y dos azules;
y no estas damas hechas de zalea
que atormentas a un hombre con melindres
y siempre están diciendo: dame, dame.




Liseo:

¡Ay, mi León! que en sola Marcia veo…..350
un todo de hermosura, un sol, un ángel,
una Venus hermosa en la belleza,
una galana y celebrada Elena,
un sacro Apolo en la divina gracia,
un famoso Mercurio en la elocuencia,
un Marte en el valor, una Diana
en castidad.




León:

……………Parece que estás loco;
¿Para qué quieres castas ni Dianas?
Anda, señor, pareces boquirrubio.
¿Para qué quiero yo mujeres castas? ……360
Mejor me hallara si castiza fuera;
por aquesto reniego de Penélope,
y a Lucrecia maldigo; ensalzo y quiero
a la Porcia sin par; que solo Bruto,
si acaso en el amor te parecía,
pudo hacer desatino semejante.
¡Por vida de mis mozas! Que si fuera
mujer, que había de ser tan agradable
que no había de llamarme naide esquiva.
Dar gusto a todo el mundo es bella cosa; .370
bien sabe en eso el cielo lo que hizo.
Tengo estas barbas, que si no yo creo
que fuera linda pieza. ¡Oh, si tuviera
una famosa bota, como digo
verdad en esto!




Liseo:

………………Calla, que parece
que vienes como sueles, pues no miras
que con tu lengua la virtud ofendes
más estimada y de mayor grandeza;
mas eres tonto, no me espanto desto.




León:

Perdona si te digo que tú eres………..…380
el tonto, si de castas te aficionas;
mas que si Marcia esa quimera hace,
que te ha de aborrecer, que las mujeres,
aunque sean Lucrecias, aborrecen
los hombres encogidos, y se pierden
por los que ven graciosos, desenvueltos,
y más si al dame, dame, son solícitos.
Si no, mira el ejemplo: a cierta dama
cautivaron los moros, y queriendo
tratar de su rescate su marido, …………390
respondió libremente que se fuesen;
que ella se hallaba bien entre los moros;
que era muy abstinente su marido
y no podía sufrir tanta Cuaresma;
que los moros el viernes comen carne
y su marido solos los domingos,
y aun este día sólo era grosura,
y el tal manjar ni es carne ni es pescado.
¿Entiendes esto? Pues si Marcia sabe
que eres tan casto, juzgará que tienes ….400
la condición de aqueste que quitaba
a esta pobre señora sus raciones,
o entenderá que eres capón, y basta.



  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal