La vuelta a los vegetales la vuelta a la salud por medio de los alimentos



Descargar 2.34 Mb.
Página1/43
Fecha de conversión05.04.2018
Tamaño2.34 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   43
OBRAS DEL AUTOR

LA VUELTA A LOS VEGETALES

LA VUELTA A LA SALUD POR MEDIO DE LOS ALIMENTOS

LAMBARÉ / Poesías con prólogo de Justo Prieto

EL DIPUTADO

LA VUELTA A LA SILUETA (Colihue/Hachette)

LA MACROBIÓTICA ZEN (Colihue/Hachette)

Presentó Burgstaller Chiriani un importantísimo trabajo al "Concurso, premio con medalla de oro y Diploma, Félix de Azara"en la Facultad de Bioquímica y Farmacia de la ciudad de Buenos Aires. El primero en su género en el Continente Indoamericano, "Las Tinturas", "Régimen macrobiótico".


0 Si cada vez que ladra un perro has de detenerte no llegarás nunca al final de tu camino.
0 No todo cuanto se desea se consigue en la vida. Pero lo que se ha logrado es por que se ha querido mucho.


Doctor

CARLOS HUGO BURGSTALLER CHIRIANI

Farmacéutico



LA VUELTA A LOS VEGETALES


600 HIERBAS MEDICINALES


Sus usos, dosis, preparación y aplicación en terapéutica

700 FÓRMULAS ÚTILES


De fácil preparación en el hogar

10º EDICION

Aumentada y Corregida 1986

LAS PLANTAS MEDICINALES Y LA TERAPÉUTICA MODERNA

Prólogo escrito por el recopilador




Por favor, no pases sin leerlo

Las condiciones socio-económicas y políticas de la América Latina, de habla hispana y portuguesa, guaraní, quichua, y de las demás lenguas aborígenes reconocidas o no, olvidadas o no, despreciadas o no, de estas américas no anglo- sajonas, nos están llevando a todos aquellos que somos conscientes de lo que sucede a nuestro alrededor, a comprender que si no damos hoy, algo de nosotros mismos, los dueños de la opinión, del dinero y del poder, nos van a llevar a una situación en la que soñar en acceder siquiera a la posibilidad que sobrevivan nuestros hijos, será una utopía, y que no habrán cambios sin destrozos y masacres por parte de los poderosos contra los débiles, y que estos mismos poderosos reclamarán de la fuerza de los débiles para justificar sus actitudes inhumanas.

En momentos en que la mínima pretensión de una atención médica, de acuerdo con el sistema imperante, significa hasta morir de inanición para no morir por otra enfermedad, o para, por medio de los medicamentos manufacturados ir sobreviviendo y endeudándose, negando a los otros integrantes de nuestras familias, la posibilidad de crecer y alimentarse, queda en la conciencia del enfermo padre de família, ¿qué hago? Si trato de sobrevivir, hundo a los míos más pequeños, ¿me suicido? ¿dejo estar y que mi enfermedad actual mejore sola? Lo más probable es que empeore ¿y que van a hacer los que de mí dependen? ¿A quien le podemos reclamar, si los impuestos que pagamos hasta por nuestros alimentos, no son devueltos a la población en forma de seguridad, salud y educación, como ha sido el compromiso primario de estas burlas de democracia?

Antes que esa pequeña afección que me tortura y me inmoviliza, se convierta en una cosa tan grave que simplemente me anule, aún viviendo en una ciudad; antes que yo enfermo en el monte me muera por no tener el medicamento de moda; a mí que soy médico rural se me muera un paciente, o a mí que soy un resistente al sistema de opresión y debo vivir huyendo y sin medios, en una revolución contra la miseria de no poder comprar ni lo necesario para poder curarme; a mí que soy absolutamente pobre; a mí que estoy aislado; a todos esos mí, y estos mí, y aquellos mí que lo puedan necesitar y llegar a usar en el futuro, dedico la transcripción de este magnífico libro.

Quizás en mis delírios lo llegue a ver como un minimanual de la supervivencia médica en la desesperanza, pero como uno nunca puede estar seguro de lo que va a suceder, mejor es que esté disponible desde ahora, y no que falte en su momento, no sea que nos pase como a Maria Antonieta y su rey Luis, que nunca esperaron que pudieran llegar las cosas que les llegaron. Y cuando les llegaron, no supieron solucionarlas, y literalmente perdieron la cabeza.

Como en mi criterio, éste es un minimanual de fitoterapia, y no un tratado de botánica, no presentará las figuras que podrían darle un poco de color, por las siguientes razones:

1º: Ya que se supone que quien no depende de la vida ciudadana, conoce el medio en

que vive, portanto no precisará una guía de campo ilustrada. Quien vive en ciudad, no

podrá ir a buscar, por tanto deberá adquirir en herboristerías o farmacias las plantas que

necesite.

2º: Las figuras originales, son ilustraciones a tinta, que demuestran que el autor sabe dibujar

muy bien, pero que no dan a quien no sea experto la posibilidad de ver diferencias en

los ejemplares botánicos que pueda hallar.

3º: Asimismo, un trabajo con todas las figuras posibles representa una carga inmensa en las

memorias virtuales .

Al hacer una copia en CD Rom, estoy seguro que se repetirá en papel, y llegará a las manos de quienes no tienen computadoras o medios de acceder a ellas, que son en definitiva quienes más van a precisar de este libro.

El autor de este libro no deberá saber lo que estoy haciendo con el mismo, pero lo voy a resumir para los que lo lean. Decidí eliminar del mismo, todas las partes literarias, que lo engalanaban, hasta con poesías; todas las partes en las que figura el reconocimiento profesional de grandes y distinguidos personajes para con el autor, y todos los reconocimientos de la prensa mundial y académicos que recibió. Le pido con todo respeto que sepa que no le estoy restando ninguno de sus méritos humanos, que son plenos, pero que aquí serán tácitos. Así deberá comprender que estoy usando su trabajo, para una misión de la guerra que comienza, que nadie declarará, y que lamentablemente no sabemos cuando acabará.

Dios nos ha convertido, como dice Jesús en siervos inútiles, es decir no sabemos cuál es nuestra función, y debemos hacer lo que se nos manda, aún sin saber por qué. De esa manera, ¿cuál fue la función de Judas? Simplemente entregar a su Maestro para que viviera la experiencia que debía vivir, y fuera quien realmente debía ser, ya que el Maestro estuvo dudando en el desierto, entre ser un gran personaje o seguir su destino no deseado.

Así, Profesor Chiriani, quizás al copiar la esencia de tu libro, y distribuirlo al pueblo, aparente que te estoy traicionando, y tu libro escrito para la gloria, sirva para la nueva revolución y la resistencia del hombre marginado y olvidado ante la indigencia y la muerte.

Por eso, autor:

Si dejo la copia de tu libro en mi biblioteca, ahí va a morir y quedará en el olvido, y no vas a cumplir la misión para la que viniste al mundo. ¿Qué preferirías?.

El recopilador

Eduardo Natalio G.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   43


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal