LaCuerda Una mirada feminista de la realidad



Descargar 203.04 Kb.
Página3/3
Fecha de conversión14.01.2019
Tamaño203.04 Kb.
1   2   3
Participó en la investigación sobre adopciones en Guatemala, que evidenció los vicios de procedimiento que facilitan la comercialización de niñas y niños. Como resultado de esta investigación, algunos países receptores de niñez guatemalteca modificaron su legislación sobre adopciones.

[índice]
Congreso centroamericano de escritoras

Andrea Carrillo Samayoa, laCuerda
Recientemente en Managua se consolidó la Federación Centroamericana de Escritoras. Mujeres de esta región, entre 36 y 84 años de edad con una importante trayectoria literaria, realizaron el Primer Congreso de Escritoras Centroamericanas y dieron fe legal a esta nueva agrupación. Un espacio importante para mujeres dedicadas a la historia de la literatura y las letras.

Es necesario resaltar que las personalidades asistentes al evento son pioneras en la literatura hecha desde las mujeres y para las mujeres. Sin llegar algunas a identificarse como feministas, se asocian por el hecho de ser activistas de un movimiento literario, cuyo rasgo refleja vivencias de ellas mismas.

En sus novelas, poesías y cuentos constantemente se encuentran escenarios en los que nos identificamos como mujeres. En su narrativa, escrita desde las décadas de los sesenta y setenta, se percibe un deseo por escribir acerca del placer de sentir y vivir el propio cuerpo. La sexualidad y el erotismo son fuentes de inspiración desde entonces para las centroamericanas.

Podría ser que con las ansias con que surgieron como escritoras, nace el punto de convergencia entre ellas. Fusión que con el paso de los años logra reunir casi tres décadas después a estas literatas en nuestra región.

Como joven y estudiante, la asistencia a este evento fue muy provechosa para mí. Lastimosamente no siempre conocemos la literatura escrita en nuestros lugares de origen y menos los textos hechos por mujeres. Después de haber estado una semana en Nicaragua, puedo decir que son muchas las que por años han escrito y han sentado precedentes para que las nuevas generaciones expresen lo que sienten, teniendo en cuenta que son otros los tiempos y los espacios.

Reconozco lo que han hecho nuestras antecesoras. Me identifico con quienes ahora están produciendo. Éste es nuestro tiempo y son también las jóvenes quienes tienen el anhelo de expresar sus sentimientos. Por eso rechazo las actitudes de aquellas personas que se avergüenzan de lo que las nuevas generaciones están creando. La manera de pensar y sentir cambia con los años; también la forma de decirlo. Las diferencias entre mayores y menores existe; la verdad y la razón no siempre las tienen las personas con más años de vida. A las jóvenes podrá hacernos falta la experiencia, pero nuestra forma de pensar y ver la vida también es válida; incluso hay ocasiones en las que tenemos la razón y además somos capaces de manifestarlo en forma escrita.

Entre las asistentes al evento y fundadoras de la Federación se cuenta a las escritoras guatemaltecas Ana María Rodas y Luz Méndez de la Vega.

De Costa Rica, Carmen Naranjo, figura importante en la literatura de su país, por su papel en la lucha por la equidad. Pertenece desde 1988 a la Academia Costarricense de la Lengua.

La poetisa Silvia Elena Regalado se instala en la vanguardia feminista de El Salvador. La hondureña Lety Elvir es una de las más jóvenes integrantes de esta asociación.

A Rosario Aguilar, nicaragüense, la Universidad Autónoma de Nicaragua le confirió en el 2001 el Doctorado "Honoris Causa", convirtiéndose en la tercera mujer a quien allá se le otorga tal distinción.

La panameña Gloria Guardia recibió la Medalla de Oro de la Sociedad de Escritores Españoles e Iberoamericanos por su novela "Tiniebla blanca". Ejerció durante 15 años el periodismo interpretativo como columnista internacional de una agencia latinoamericana.

Ellas y muchas otras literatas participaron en este Primer Congreso. El evento tuvo una concurrencia regular de 50 a 75 personas. También asistieron investigadores de la literatura en esta área. El público, mayoritariamente femenino, estuvo conformado en su mayoría por mujeres mayores de 35 años de edad.

[índice]
Para recordar cómo cambió el tiempo

Myra Muralles, guatemalteca, periodista
Al igual que en la población de San Bartolomé Jocotenango, en la historiadora Matilde González, "a pesar de las intimidaciones y el estado de vigilancia, prevaleció la necesidad de romper el silencio". Ante el público que se aglomeró en el patio de un convento, ella entregó a sus protagonistas los dos libros que forman la edición 17 de los Cuadernos de Investigación de la Asociación para el Avance de las Ciencias Sociales (AVANCSO): "Se cambió el tiempo. Conflicto y poder en territorio k'iche'".

"Asistimos al bautizo de dos gemelos, con siete años de gestación", afirmó el sacerdote jesuita Ricardo Falla, para quien los libros de Matilde (uno con la investigación histórica y otro de relatos) pueden considerarse una gran obra porque, "interiormente, son aplastantes, tienen una corriente vital, un arroyo que va inundando con sus sentimientos y sus emociones".

Los libros fueron entregados la noche del 14 de marzo a representantes de familias sanbartoleñas que participaron en la reconstrucción histórica del periodo 1880-1996. Uno de ellos destacó que "este libro muestra lo que pasó, sufrimos todo nuestro pueblo por las luchas para mejorar, no fue por gusto". Con la convicción de tener un instrumento contra el olvido, trabajarán con sus hijos "para recordar lo que hemos pasado, un tiempo de angustias".

La antropóloga k'iche' Irma Alicia Velásquez señaló que el estudio visualiza cómo operan ligadamente las diferencias de clase, etnia y género; aborda la represión y la resistencia, la violencia cultural, económica, política y física, muy especialmente contra las mujeres. Es un aporte al estudio de la historia y de la resistencia con enfoque de género.

En San Bartolomé -con más de 250 personas asesinadas durante la guerra-, las mujeres fueron violadas sistemáticamente en la ocupación militar, cuyo proyecto implicaba la manera más humillante de destruir la dignidad y el sentido de la vergüenza, la muerte interna, dijo Velásquez. Para Falla, en San Bartolomé está claro que "somos hijos del pasado": allí crece una generación producto de las violaciones.

Reconocida por su innovador método de reconstrucción histórica, desde "la cuenta larga", el relato combinado con la investigación documental, y desde lo local -a decir de Gustavo Palma-, Matilde "rompe el estrecho y empañado lente de lo central, lo citadino".

Matilde instó a que las investigaciones no dejen de lado las relaciones de poder gestadas históricamente y a trabajar por comprender el significado e impacto de la guerra en la vida de las personas, las estructuras locales, la manera en que "se cambió el tiempo, se perdió el sentido", y la gravedad de las heridas que aún no sanan.

[índice]
Secretaría Presidencial de la Mujer

Ley de Desarrollo Urbano y Rural
Recientemente el Congreso de la República aprobó las reformas a la Ley de Consejos de Desarrollo Urbano y Rural. En éstas se promueve la equidad de género, facilitando la participación de las mujeres en dichos consejos.

Si bien las mujeres han participando en algunos de los Consejos de Desarrollo Urbano y Rural (CODEUR), lo han hecho únicamente con voz pero sin voto.

Como ejemplos están 12 Consejos de Desarrollo Departamental: en Huehuetenango, Quiché, Baja Verapaz, El Progreso, Zacapa, Izabal, Sacatepéquez, Chiquimula, Escuintla, Suchitepéquez, San Marcos y Quetzaltenango.

La aprobación de estas reformas a la ley de los CODEUR legitima e institucionaliza la oportunidad de participación de las mujeres en espacios de toma de decisiones, a distintos niveles.

La participación de las mujeres en los CODEUR se enlaza con el cumplimiento de los Acuerdos de Paz en lo referente a "la necesidad de fortalecer la participación de las mujeres en el desarrollo económico y social, sobre bases de igualdad, siendo obligación del Estado promover la eliminación de toda forma de discriminación contra ellas".1

Contribuye, además, al cumplimiento de la Convención para Eliminar Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres, que fue adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas el 18 de diciembre de 1979 y ratificada por el Congreso de la República de Guatemala el año pasado. Según la Convención:

"Los Estados Partes tomarán las medidas apropiadas para eliminar la discriminación contra la mujer en la vida política y pública del país, garantizando, en igualdad de condiciones con los hombres, el derecho a: a) Votar en todas las elecciones y referendums públicos y ser elegibles para todos los organismos cuyos miembros sean objeto de elecciones públicas; b) participar en la formulación de las políticas gubernamentales y en la ejecución de éstas y ocupar cargos públicos y ejercer todas las funciones públicas en todos los planos gubernamentales; y c) participar en organizaciones y asociaciones no gubernamentales que se ocupen de la vida pública y política del país."2

Otro ámbito que viene a fortalecerse con la participación de las mujeres en los CODEUR es el contenido en el Acuerdo sobre Aspectos Socioeconómicos y Situación Agraria, en donde se reconoce que es necesario: "Garantizar el derecho de organización de las mujeres y su participación en igualdad de condiciones con los hombres, en los niveles de decisión y poder de las instancias local, regional y nacional."

Con base en lo anterior, el Gobierno de Guatemala se comprometió a tomar en cuenta la situación económica y social específica de las mujeres en las estrategias y los planes y programas de desarrollo.
Declaración Compromisoria

El 11 de julio del año 2001, varios gobernadores departamentales firmaron ante la Secretaría Presidencial de la Mujer (SEPREM) una Declaración Compromisoria para impulsar la Política Nacional de Promoción y Desarrollo de las Mujeres y el Plan de Equidad 2001-2004, desde los CODEUR.

El compromiso acordado establece: "Propiciar e impulsar la Política Nacional de Promoción y Desarrollo de las Mujeres Guatemaltecas, desde los Consejos Departamentales de Desarrollo, a fin de que las metas definidas sean incorporadas en planes, programas y proyectos de desarrollo departamental."

Entre los y las funcionarias que firmaron el compromiso figuran representantes de los departamentos del país, con excepción de San Marcos y Petén.

Esta iniciativa otorga un sustento político que orientará las acciones a desarrollar a favor de las mujeres, ya que los CODEUR tienen dentro de sus funciones: promover políticas, programas y proyectos de protección y promoción integral para la niñez, la adolescencia, la juventud y las mujeres.

Se abre un nuevo reto tanto para las organizaciones de mujeres que ahora podrán participar en los CODEUR a nivel nacional, regional y departamental, como para la SEPREM, que estará participando en los Consejos a nivel nacional y regional. Se cuenta con las naves; el compromiso es llevar a tierra firme las acciones que contribuyan a cimentar una vida justa para las guatemaltecas.


  1. Cronograma de Implementación del Cumplimiento y Verificación de los Acuerdos de Paz. 2000-2004.

  2. Parte III, Artículo 7, de la Convención para Eliminar Todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres.


Secretaría Presidencial de la Mujer (SEPREM)

9a. Ave. 0-19 Zona 2, Edif. Isabel La Católica, 4o. Nivel

Tel. 288-6016 y 288-6087 / Fax: 288-6407

spmujer@intelnet.net.gt / comunicaspm@hotmail.com

[índice]
Movidas de aquí y allá
Proyectos de vivienda

Mujeres del departamento de San Marcos se han organizado en comités para impulsar proyectos en beneficio de sus comunidades, Nuevo Porvenir y Nuevo Edén, en el municipio Nuevo Progreso. Ambas están integradas por mujeres y hombres que desde hace cuatro años retornaron del refugio en México, donde vivieron casi dos décadas.

Estas comunidades están organizadas una en cooperativa y otra en asociación agrícola. Sus habitantes se dedican a sembrar y comercializar el café, si bien desde hace ya dos años atraviesan tiempos críticos debido a la baja en los precios de este producto. Sin embargo, las mujeres del comité se muestran optimistas, pues la tierra que habitan es propia y aunque no se encuentran todavía en óptimas condiciones, han logrado la introducción de ciertas mejoras en sus comunidades.

Una de ellas es haberse integrado al Proyecto de Alimentación por Trabajo impulsado por el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y el Fondo Nacional para la Paz (FONAPAZ). Esta iniciativa consistió en la entrega del material convenido por FONAPAZ, y del trabajo de un maestro de obras que dirigió la construcción.

María Francisco Juan expresó que "durante esos días las mujeres tuvimos que cargar piedrín, bloques, arena, etcétera. También les dimos alimentación a los trabajadores". Los beneficios que consideran haber obtenido con su nueva vivienda es protegerse del frío y los moscos, así como prevención de enfermedades. Las viviendas también cuentan con letrina.

Carmen Gregoria Cano Armas, presidenta de la cooperativa Nuevo Edén, informó que actualmente están gestionando proyectos de estufas mejoradas para evitar que se ahumen sus nuevas casas, ya que actualmente cocinan en un fogón. Además están buscando algún proyecto en el cual todas las mujeres puedan trabajar para conseguir ingresos, sobre todo ahora que pasan penas por la crisis del café. El año pasado se dedicaron a hornear la nuez de macadamia para venderla y lograron obtener algunos recursos. "Ésa es la idea que tenemos de un proyecto para que podamos trabajar y salir adelante", concluyó doña Carmen.
Periodistas se capacitan

Integrantes de la Red de Mujeres Periodistas en Guatemala nos reunimos recientemente para clausurar del Módulo de Capacitación "Justicia, Mujeres y Periodismo", mismo que realizamos con apoyo del Programa Justicia.

En esta actividad se llevó a cabo un panel en el cual contamos con la participación de Helen Mack, de la Fundación Myrna Mack; Iduvina Hernández, titular de la Asociación para el Estudio y Promoción de la Seguridad en Democracia (SEDEM), y Sandra Ciudad Real, jueza y presidenta del Tribunal de Sentencia de Mixco. Las panelistas discurrieron sobre la prensa y la justicia.

El módulo se desarrolló durante cuatro meses, en varias sesiones en las que se abordaron, entre otros temas: las garantías constitucionales, acceso a la justicia e instrumentos internacionales a favor de las mujeres. En todo el proceso participamos alrededor de 40 periodistas.
Garantías para la acción social

Varias organizaciones pro derechos humanos y del área rural emplazaron al gobierno de Alfonso Portillo para que el 15 de abril presente un informe que esclarezca el resultado de las investigaciones de allanamientos, amenazas, ataques y asesinatos ocurridos recientemente contra entidades sociales y populares.

A decir de 18 agrupaciones, desde abril del 2000 (a partir de la desaparición forzada de Mayra Gutiérrez) se ha evidenciado el deterioro de las condiciones de seguridad. Uno a uno, los diferentes grupos han sido amenazados o atacados: tanto integrantes como organizaciones de derechos humanos, pro justicia, de mujeres, del campesinado, de niñez y juventud, defensoras del derecho a la diferencia sexual, forenses, académicos y religiosos. "Es importante recalcar que a partir del 8 de febrero del año en curso, las amenazas se han ido intensificando".
Iniciativa con enfoque rural y de género

La propuesta de Desarrollo Rural de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (CNOC), presentada el 21 de marzo, reivindica los derechos de las guatemaltecas residentes en regiones rurales. Plantea la construcción de un nuevo sistema de organización social, "en el cual los roles de mujeres y hombres sean complementarios y equitativos".

Tras reconocer la desigualdad estructural entre los sexos, la CNOC sostiene que es indispensable que no sólo las mujeres luchen por sus derechos, sino también los hombres tomen conciencia de su responsabilidad para lograr un desarrollo rural con equidad de género.

En uno de sus puntos destaca la importancia de generar empleos y condiciones laborales para ellas, como son: la creación de jardines infantiles en los centros de trabajo, procesos de capacitación permanente, programas específicos para mujeres mayores y establecimiento de centros de recreación familiar.

Al hablar de igualdad de oportunidades, proponen concientizar a los hombres para que desde el ámbito privado no violen los derechos de organización, movilización y libertad de expresión de las mujeres en el área rural. Asimismo, defienden la distribución de responsabilidades en el hogar a través de "tareas equitativas para mujeres y hombres".
Apoyo a la Corte Penal Internacional

Al recordar con profundo pesar el IV Aniversario del asesinato de monseñor Juan Gerardi, las integrantes de laCuerda demandamos que el Estado de Guatemala ratifique el Estatuto de Roma, que dará vida a la Corte Penal Internacional. Lo hacemos inspiradas en la consigna del informe del Proyecto Interdiocesano de la Recuperación de la Memoria Histórica (REMHI), "Guatemala, nunca más", presentado por el obispo Gerardi un par de días antes de ser asesinado por agentes vinculados al ejército.

Apoyamos la Corte Penal Internacional porque tendrá la potestad de juzgar crímenes de lesa humanidad y de guerra, entre ellos las violaciones sexuales, esterilizaciones, embarazos y prostitución forzados, así como la esclavitud sexual.

La Corte de Constitucionalidad en opinión consultiva declaró que el Estatuto de Roma es compatible con la Carta Magna.
Felicitaciones a Lesbiradas

Desde laCuerda, a todas y cada una de las integrantes de la Colectiva de Lesbianas Liberadas - Lesbiradas: nuestra cálida felicitación por obtener el reconocimiento legal de su agrupación, cuya identidad es su preferencia sexual. Estimamos que ésta es una significativa conquista en el ejercicio de la libertad de organización.
Año del Patrimonio Cultural

En la LVI Sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas, en noviembre pasado, se proclamó el 2002 como Año para el Patrimonio Cultural, en el marco del tema Diálogo y Desarrollo.

Varias conocidas guatemaltecas están a cargo de proyectos de rescate, protección y difusión del patrimonio cultural nacional. Entre ellas: Otilia Lux de Cotí, ministra de Cultura; Gladys Barrios, Carolina González, Lucía Prado y Julia de González, vinculadas al trabajo en museos; Alida Pérez, de la Gremial Guatemalteca de Textiles, y Lucía Pérez, restauradora de bienes muebles.

[índice]






laCuerda

Consejo Editorial

Anamaría Cofiño K. ~ Laura E. Asturias ~ Rosalinda Hernández Alarcón ~ María Eugenia Solís ~ Rosina Cazali ~ Paula Irene del Cid Vargas ~ Katia Orantes

Editora

Anamaría Cofiño K.

Redacción

Laura E. Asturias y Rosalinda Hernández Alarcón

Reporteras

Wendy Santa Cruz y Andrea Carrillo Samayoa

Distribución y suscripciones

Mirna Oliva y Tere Torres

Diseño de edición impresa

Rosina Cazali

Edición electrónica

Laura E. Asturias


Produce y distribuye

Asociación La Cuerda



12 Calle 2-18 Zona 1, Local "B" ~ Guatemala 01001, Guatemala

Tel. (502) 253-6026 ~ Fax: (502) 253-6027

lacuerda@intelnet.net.gt

http://www.geocities.com/lacuerda_gt
La publicación y difusión de laCuerda son posibles gracias al apoyo de

Christian Aid y la colaboración de HIVOS y Helvetas.

Los artículos son responsabilidad de quienes los firman.

Es permitida, tolerada y estimulada la reproducción de los contenidos...

¡¡siempre y cuando nos citen!!

Suscripción local por 11 ejemplares al año: Q.50.00

[índice]

Volver a laCuerda

Ir a Tertulia
1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal