Las aventuras de



Descargar 266.58 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión04.05.2017
Tamaño266.58 Kb.
  1   2   3



tintin logo
LAS AVENTURAS DE

TINTIN

“En cuanto leí mi primer libro de TINTIN, él nunca estuvo lejos de mis pensamientos y mi corazón. Sabía que TINTIN y yo estábamos destinados a alguna clase de colaboración... y a un viaje de descubrimiento”.


Steven Spielberg, Director

De los ganadores del Oscar®, el director Steven Spielberg y el productor Peter Jackson, dos de los narradores de historias más visionarios de la actualidad, llega un evento cinematográfico en 3D: Las Aventuras de TINTIN, una misión épica que abarca misterios ocultos, peligrosos criminales y antiguos secretos, dando vida a las clásicas aventuras que han deleitado a varias generaciones con su distintiva mezcla de acción, humor y brillante narración.

Basada en los mundialmente queridos e intrépidos personajes creados por Hergé, la historia sigue al curioso joven reportero TINTIN (Jamie Bell) y su leal perro Milú cuando descubren un modelo de barco que contiene un insólito secreto. Inmerso en un misterio con siglos de antigüedad, TINTIN se involucra con Ivan Ivanovitch Sakharine (Daniel Craig), un diabólico villano que piensa que TINTIN robó un inapreciable tesoro vinculado a un perverso pirata llamado Red Rackham. Pero con la ayuda de Milú, el satírico cascarrabias Capitán Haddock (Andy Serkis) y los torpes detectives Fernández & Hernández (Simon Pegg y Nick Frost), TINTIN viaja por el mundo, supera a sus enemigos en ingenio y escapa de ellos en una apasionante búsqueda para hallar el lugar de reposo final de El Unicornio, un barco que naufragó y podría contener la clave de una enorme fortuna... y una antigua maldición.

Desde las profundidades marinas hasta los desiertos del Norte de África, cada giro del relato lleva a TINTIN y sus amigos a grandes emociones y peligros, demostrando que si te atreves a arriesgarlo todo, no hay límites para lo que puedes hacer.

Columbia Pictures y Paramount Pictures presentan, en asociación con Hemisphere Media Capital y Amblin Entertainment, Wingnut Films y Kennedy/Marshall Production, una película de Steven Spielberg, Las Aventuras de TINTIN. La cinta es dirigida por el ganador de un Premio de la Academia®, Steven Spielberg, con un guión de Steven Moffat, Edgar Wright y Joe Cornish basado en “Las Aventuras de TINTIN, El Secreto del Unicornio” de Hergé. Los productores son Steven Spielberg, Peter Jackson y Kathleen Kennedy, con los productores ejecutivos Ken Kamins, Nick Rodwell, del legado de Hergé, y Stephane Sperry. Los coproductores son Carolynne Cunningham y Jason McGatlin. Spielberg colaboró con el editor Michael Kahn, A.C.E. y el legendario compositor John Williams, ganadores del Oscar®.

La película tiene un famoso elenco internacional encabezado por Jamie Bell (Billy Elliot) como TINTIN, Andy Serkis (Trilogía The Lord of the Rings) como el Capitán Haddock, Daniel Craig (Quantum of Solace) como Sakharine, Nick Frost (Shaun of the Dead) y Simon Pegg (Star Trek) como Hernández & Fernández, Toby Jones (películas de Harry Potter) como Silk, Mackenzie Crook (Trilogía Pirates of the Caribbean) y Daniel Mays (The Bank Job) como Tom y Allan, así como Gad Elmaleh (The Valet) como Ben Salaad.

El equipo de efectos visuales Weta Digital, ganador de un Oscar®, incluye a Joe Letteri, supervisor senior de efectos visuales; Scott E. Anderson, supervisor de efectos visuales y Jamie Beard, supervisor de animación, junto a los directores artísticos Andrew Jones y Jeff Wisniewski.

Las Aventuras de TINTIN, será estrenada en todo el mundo en RealD 3D e IMAX 3D, por Sony Pictures Entertainment y Paramount Pictures.
UNA AVENTURA INTEMPORAL REÚNE A DOS MAESTROS CONTEMPORÁNEOS

Hergé, Steven Spielberg y Peter Jackson


Con una serie de aventuras alrededor del globo que paralizaban el corazón, el personaje de la novela gráfica TINTIN se convirtió en una sensación internacional. El intrépido reportero con un peinado chistoso y el valor de hacer siempre lo correcto en las situaciones más difíciles, ha sido desde entonces un héroe para los jóvenes lectores y una vívida inspiración para los artistas. Las novelas gráficas de TINTIN, escritas y dibujadas por Georges Remi bajo el seudónimo de Hergé, han trascendido a diversas culturas, varias generaciones e incluso fronteras desgarradas por la guerra. Han sido traducidas a más de 80 idiomas; se han vendido más de 350 millones de copias... y sigue contando; un fenómeno de la cultura pop de magnitud perdurable.

Pese a que TINTIN ha viajado a lejanos lugares, desde Perú al Tíbet y hasta la luna, el único sitio al que le faltaba aventurarse era la pantalla de un cine moderno. Esto cambia ahora con Las Aventuras de TINTIN, que no sólo presenta la serie a los cinéfilos del mundo por primera vez, sino que lo hace de una novedosa forma impulsada por la creatividad de los narradores de historias del Siglo XXI, al tiempo que se mantiene apegada al inimitable e intemporal estilo visual de Hergé.

El perdurable valor de la serie reside en la forma de actuar de estos desaliñados y encantadores personajes, así como su pasaporte a exóticas tierras y briosas batallas contra los villanos, pues esto une a la gente, que experimenta sus aventuras como un vínculo común.

Esto ocurrió con Steven Spielberg y Peter Jackson, que trabajan juntos por primera vez como colaboradores gracias a su pasión por los cautivadores cuentos de Hergé. Cada uno conoció a TINTIN en épocas y formas distintas. Pero su entusiasmo por las enormes posibilidades cinematográficas de los personajes es el mismo. Ninguno resistió la emoción de fusionar los dibujos de Hergé con la tecnología de punta e interpretaciones inspiradas para crear una vivencia cinematográfica original que honre el vasto legado de TINTIN.

“TINTIN es un entusiasta reportero que busca pistas y esto lo arroja a asombrosas aventuras de trotamundos”, describe Spielberg. “Algo que lo hace tan interesante es su irrenunciable búsqueda de la verdad, aunque eso lo lleva por caminos peligrosos. A menudo parece que está inmerso en un terrible problema, pero de alguna manera encuentra una solución. Desde la primera vez que lo leí supe que TINTIN y yo estábamos destinados a alguna clase de colaboración”.

Peter Jackson creció leyendo a TINTIN e influido por sus aventuras. De niño en Nueva Zelanda, mucho antes de comenzar una carrera cinematográfica que incluye la trilogía fantástica más laureada en la historia del cine: The Lord of the Rings, Jackson devoró cada libro de TINTIN que caía en sus manos, incluso intentó leer las ediciones francesas.

“Cuando eres joven te imaginas fácilmente a ti mismo viviendo esas aventuras junto a TINTIN”, dice Jackson. “Esto se integra en el deseo esencial de aventura que todos tenemos”.

Los dos vieron el potencial cinematográfico de TINTIN en su ADN. “Todos percibimos el hecho de que Hergé contaba historias con sus dibujos que son, en realidad, hermosos guiones gráficos sencillos, claros y con poderosa energía narrativa”, comenta Kathleen Kennedy, socia de Spielberg, que también colaboró con Jackson en la producción.

Spielberg habló con Hergé por primera vez en 1983 y supo que al artista belga le ilusionaba la idea de poner a su inteligente personaje en manos del realizador cinematográfico. Pero tristemente Hergé falleció antes de que se conocieran. Sin embargo su viuda, Fanny Rodwell, cumplió sus deseos y otorgó los derechos a Spielberg.

“Hergé eligió a Steven como el único director que podría hacer una película basada en su obra”, afirma la productora ejecutiva Stephane Sperry, que se ha involucrado con la propiedad de TINTIN hace décadas y es su admiradora incluso desde antes. “Y Steven siempre ha respetado eso”.

Los realizadores cinematográficos trabajaron con Nick y Fanny Rodwell, atentos custodios del legado de Hergé y expertos acerca de todo lo relativo a TINTIN. “Lo más importante era honrar a Hergé y reflejar genuinamente su sentido del color y el arte de retratar. Cada panel que hizo narra una historia en términos cinematográficos”, observa el director. “Hay energía cinética en cada pose y cada acción, como si tratara de exprimir 24 cuadros en un solo marco, y lo lograba. Pienso que eso se debió al genio de Hergé. Cada historia tiene la esencia de una película y ahora la podemos hacer auténticamente”.

Spielberg percibió inmediatamente que Jackson era el socio ideal. “Peter me dijo, ‘si estuvieras aquí ahora verías detrás de mí la serie completa de libros de Hergé, así que me encantaría formar parte de esto’”, recuerda Spielberg. “Así empezó nuestra búsqueda para captar este estilo artístico que define tanto a Hergé como a TINTIN, para traerlos a la gran pantalla”.

Jackson no podía esperar a comenzar la tarea. “Me emocionó que Steven me invitara a bordo”, afirma. “Creo que Steven es muy parecido a TINTIN”, dice Jackson. “Es joven de corazón y muy curioso. Adora las aventuras y su sentido del humor es similar al que Hergé dio a TINTIN. Es una coincidencia perfecta”.

Además de trabajar como productor en la primera película, Spielberg pidió a Jackson que dirija la segunda cinta de la serie. Jackson aceptó; así, con la aprobación y respaldo de Fanny y Nick Rodwell, del legado de Hergé, comenzó la aventura. Fanny, Presidenta de los Estudios Hergé en Bruselas, explica, “Fue un honor especial asociarnos con estos excepcionales y creativos realizadores cinematográficos, tienen nuestra completa confianza para llevar a TINTIN y sus aventuras a la gran pantalla. Hergé mismo alguna vez dijo, ‘Considero que mis historias son como película’. ¡Qué profético!”

En estrecha consulta con el legado de Hergé, los cineastas contrataron a los guionistas Steven Moffat, Edgar Wright y Joe Cornish para crear la adaptación. Para presentar al público a TINTIN, así como a sus diversos aliados y enemigos, los realizadores cinematográficos decidieron combinar tres de sus libros favoritos de TINTIN, The Crab with the Golden Claws, The Secret of the Unicorn y Red Rackham’s Treasure, en una trama singular que pudiera mantener interesados a los cinéfilos modernos.

Los libros fueron la estrella polar para los guionistas. “Las historias de Hergé te atraen con vibrantes colores y aventuras, pero son mucho más profundas, están llenas de conceptos morales, una atmósfera de viaje y exotismo, te introducen a la grandeza del mundo y a las ideas científicas. Creo que por son tan importantes para millones de niños, así que deseábamos integrar toda esta riqueza en el guión”, resume Cornish.

También se guiaron por el enfoque conceptual de Spielberg y Jackson, quienes ven aspectos del cine negro y de suspenso al estilo Hitchcock, así como interesantes efectos, en los juguetones dibujos de Hergé, para mostrar esto al público.

El resultado, dice Spielberg, es “una historia en parte misteriosa, en parte detectivesca, así como una intrépida aventura, creada en torno a una profunda relación de amistad, lealtad y confianza entre el Capitán Haddock y TINTIN”.



DISEÑAR EL MUNDO DE TINTIN

Los primeros pasos para el traslado de las páginas a la pantalla


Steven Spielberg y Peter Jackson comparten no sólo una fértil imaginación, también un impulso para incursionar en reinos desconocidos. Desde extraterrestres hasta el centro de la tierra, han creado inolvidables personajes y mundos tan originales que no se hubiesen podido experimentar fuera del cine. Y sin embargo, ninguno había aplicado sus habilidades y su arte a una película animada en 3D.

Primordialmente Spielberg y Jackson son leales al legado de Hergé; su amor por los dibujos de TINTIN les inspiró el diseño visual de una cinta totalmente animada por computadora desde el primer día.

Previamente, mientras aún se escribía el guión, se formó el departamento de arte y el equipo de animación; los colaboradores en ambos lados del Pacífico empezaron con una lluvia de ideas para los excéntricos personajes y exóticos escenarios de TINTIN. Una de las primeras decisiones, que conformaría todo lo siguiente, fue conservar la época y el contexto de la historia desligados del tiempo, ubicados en una especie de eterno universo negro, con oscuras sombras que se asoman en cada esquina.

“Estas historias podrían ocurrir en los años 30, 50, 80 o actualmente”, dice Spielberg, “y ésa es la belleza que deseamos preservar. En nuestra película no hay teléfonos celulares, televisiones o autos modernos. Nuestras pistas de diseño provienen de Hergé y no de cualquier supuesta época o lugar”.

Añade Jackson: “Queríamos dar a la película el entorno retro y sensible de un drama criminal. Esto no se trata de TINTIN, sino del mundo en el que vive TINTIN. Hay tanto suspenso en la historia que pudimos incorporar gente con impermeable y sombrero bajo la lluvia, luces en las calles que arrojan sombras sobre el pavimento mojado, ése es el mundo que creamos para que viva nuestro TINTIN”.

Después los diseñadores y animadores visualizaron cómo sería el arte de Hergé si existiera en un espacio tridimensional. Pese a que se dibujó décadas atrás, el trabajo artístico se presta orgánicamente para ello, afirma Richard Taylor, copropietario de Weta Workshop y supervisor de diseño y efectos de la película. “Cuando ves los dibujos de Hergé en tinta negra y acuarela sobre la página plana, todo lo que necesitas es cerrar los ojos e imaginar el mundo de TINTIN. No lo puedes evitar, lo ves en 3D”, observa divertido.

Esto funcionó bien, en parte porque Hergé dejó atrás las reglas de la realidad al ilustrar las aventuras de TINTIN. “Los trazos de Hergé no eran exactos”, dice Joe Letteri, supervisor senior de efectos visuales. “No trató de dibujar estrictamente lo que veía, así que quisimos mantener estas cualidades exageradas. Gran parte del diseño consistió en estudiar lo que él hizo para imaginarlo luego desde otras perspectivas. Con esto elaboramos un vocabulario para recrear su mundo en un entorno totalmente animado en 3D”.

Para dar vida al mundo de Hergé de tal forma que el público sintiera el viento azotando su cara a través del aire virtual, el departamento de arte buscó imágenes y lugares para representar los diversos ambientes en donde están TINTIN, Milú y Haddock, desde el revuelto océano en una tormenta, hasta las suaves arenas del Desierto del Sahara. Algo favorito de los diseñadores fueron los trazos de Hergé de la Ciudad de Bagghar, en Marruecos, un seductor y misterioso reino del Lejano Oriente.

“Estudiamos diferentes estilos de estructuras y bóvedas de África del Norte”, dice la diseñadora conceptual Rebekah Tisch, “y usamos bellas formas y colores para crear Bagghar. Esto me dejó un gran interés por viajar; espero que la gente que vea a TINTIN sienta esta fusión de emoción y color”.

Invitado por Fanny y Nick Rodwell, de la Fundación Hergé, el diseñador conceptual en jefe Chris Guise, viajó a Bruselas para conocer el sitio natal de TINTIN y empaparse en la atmósfera que derivó en la creación de su departamento en 26 Labrador Road, así como la silueta de Marlinspike Hall, la casa del Capitán Haddocks en la campiña.

“Chris se sumergió en el mundo de Hergé y buscó sus primeras e inspiradas imágenes; después regresó con una sensación muy completa del lugar”, destaca Richard Taylor.

El supervisor del modelo digital, Marco Revelant, se integró después al proceso con su amor por los modelos de barcos, que son esenciales en la aventura. Revelant fue el Museo de la Marina en Paris para examinar visualmente los barcos en los que Hergé se basó para las naves Brilliant y The Unicorn. “Los diseños de Hergé son más elaborados, pero más pequeños”, dice Revelant. “Apliqué estos ajustes a nuestros modelos digitales”.

El director de efectos visuales artísticos, Kim Sinclair, buscó vehículos auténticos, como el Ford 1937 que aparece en los libros, para después escanearlos en la computadora y recrearlos digitalmente. “Hergé hizo una investigación meticulosa sobre los vehículos, como el Ford y el hidroavión, así que pude saber el modelo y el año, incluso encontramos las gráficas de color del fabricante original”, explica.

Pero el diseño elemental, desde el inicio, residió en los personajes. Desde los gestos salpicados de humor de Haddock, el copete levantado de TINTIN, los distintos bigotes de los detectives Fernández y Hernández, o la expresiva nariz de Milú, cada rasgo se debatió e imaginó muchas veces, para después perfeccionarlos en reuniones intensivas.

“Examinamos a cada personaje desde todos los ángulos para confirmar que fuera un facsímil de Hergé”, recuerda Spielberg. “Nunca tuvimos miedo de decir, ‘Esa mueca en la cara del Capitán Haddock no coincide con el arte de Hergé’”.

EL INTRÉPIDO Y EL TRAICIONERO

El elenco y los personajes de Las Aventuras de TINTIN
Detrás de cada imagen pulcramente elaborada hay una emotiva actuación. Los actores elegidos para la cinta se sintieron atraídos por los inimitables personajes de Hergé, con memorables cualidades y defectos, que nunca habían sido interpretados tan vívidamente. Entre ellos están:
TINTIN y Milú

Para encarnar al icónico e intrépido reportero juvenil que refleja tantos sueños de aventura, los cineastas eligieron a Jamie Bell. “La interpretación de Jamie en Billy Elliot fue asombrosa, no sólo sutil sino también física”, comenta Spielberg. “Peter y yo pensamos que tenía las cualidades para ser TINTIN”.

Crecido en Inglaterra, Bell admiró a TINTIN desde su infancia. “Hay algo en el arte de Hergé que te queda impreso en el alma. Es inolvidable”, reflexiona él. Pero ahora pudo imprimir al personaje las emociones humanas y tangibles que le fascinaron.

El guionista Joe Cornish afirma que Bell encarna a TINTIN al modo del clásico hombre común de Spielberg, un niño ordinario que descubre lo extraordinario que puede ser cuando la vida se lo exige. “Para mí, él es como la idea que tiene un niño sobre lo que es ser un adolescente”, dice Cornish. “Puede hacer cosas maravillosas, pero conserva su inocencia e insaciable curiosidad acerca del mundo; busca la forma de hacer lo correcto en toda situación. Cualquiera puede aspirar a ser TINTIN, pues todo lo que necesitas es el conocimiento, el interés y la pureza de corazón que lo llevan a través de estas aventuras”.

Para Bell, esta cualidad edificante fue el camino para adentrarse en el personaje, llevándolo más allá de su copetito en el pelo, que es su marca distintiva. “Cuando ves a un joven valiente y aventurero como TINTIN, es todo lo que deseas ser tú mismo”, dice. “TINTIN es muy animoso, tiene un carácter recto y lo admiro por eso. Llega al fondo de las cosas sin importar las consecuencias. A veces se equivoca y entonces es cuando debe confiar en Milú”.

Claro, Milú es el fiel terrier de TINTIN y en ocasiones su salvador. Cornish llama a Milú “casi la encarnación del subconsciente de TINTIN”; por ello, se creó un personaje animado para representar a este pequeño, inteligente y gracioso perro. Hergé a menudo escribía burbujas con pensamientos para el amigo canino de TINTIN, pero Spielberg sintió que darían vida a Milú con riqueza expresiva, sin efectos textuales.

“Creo que a veces TINTIN resulta un gran asistente para Milú, en lugar de que sea al contrario”, dice Spielberg sobre el querido personaje. “Pero decidimos que para integrar a TINTIN en una realidad, el perro no debía hablar”.
Capitán Haddock

TINTIN compra un modelo del barco perdido El Unicornio en un mercado y descubre dentro de él un secreto que lo lleva a un buque de carga secuestrado llamado Karaboudjan y, a la larga, lo presenta con un fortuito amigo, que será para toda la vida: el Capitán Haddock, un curtido marino con agua de mar en sus venas y una botella de whisky siempre cerca, que se convertirá en el contraste de TINTIN y su combativo socio de aventuras, en las buenas y en las malas.

Durante mucho tiempo el Capitán ha sido un favorito de los admiradores de TINTIN, en un áspero opuesto al idealismo de TINTIN, con continuas y coloridas frases (“¡Percebes con ampollas!”, “¡Tifones relampagueantes!”) pero ante todo, en un generoso amigo para TINTIN. “A primera vista, Haddock parecería el último tipo en el mundo que llevarías como compañero en una aventura peligrosa”, dice Jackson. “Pero TINTIN aprecia algo más en él. Creo que TINTIN puede ver la bondad en este hombre y entiende en quién se puede convertir”.

Para interpretar a Haddock, Jackson sugirió a un actor que conocía y tenía lo necesario para personificar la dinámica del papel: Andy Serkis. “Sabía que Andy es magnífico, así que organicé una cita con Steven, que apreció de inmediato lo que podría expresar”, comenta.

Spielberg añade: “Andy y Jamie tienen una química fantástica como esta icónica pareja de un joven de moral muy recta y un Capitán marino viejo y amargado. Son completos opuestos, pero aún así el Capitán Haddock aporta muchas lecciones a la vida de TINTIN y TINTIN le da a Haddock una oportunidad de redimirse”.

Serkis, que admiró las historietas desde su niñez, decidió dar al personaje, cuyo origen estaba abierto a la interpretación, un acento escocés que establece el tono para su viaje. “Parecía adecuado que Haddock mostrara crudeza y disponibilidad emocional”, dice Serkis. “Es un buen marino y tiene un enorme potencial como ser humano, pero en cierta forma se perdió en la autocompasión y es TINTIN, este chico, quien lo ayuda a darse cuenta de que se puede conectar con otras personas de nuevo”.


Sakharine, Fernández y Hernández y más…

Un giro drástico en la vida del Capitán Haddock ocurre cuando él y TINTIN tratan de evadir la amenaza del irascible villano: Ivan Ivanovitch Sakharine, que piensa que TINTIN robó sin querer el secreto de El Unicornio y su tesoro perdido. Daniel Craig, que asume este nefasto personaje, es conocido por los cinéfilos en su papel más noble del espía británico James Bond. Craig, que recibió críticas favorables por su trabajo dramático en diversos roles, colaboró antes con Spielberg en la cinta de suspenso político Munich. Pero nunca había interpretado un personaje parecido a Sakharine.

Agradeció la oportunidad de actuar relajado como el voluble villano. “Me divertí con Sakharine, traté de hacerlo tan malo y torcido y extraño como pude”, comenta.

Para añadir diversión a las aventuras de TINTIN están Fernández y Hernández, dos detectives que se distinguen sólo por la forma de sus bigotes y la letra “p” en uno de sus nombres. Para interpretar a la pareja de bufos investigadores, los cineastas de inmediato tuvieron una idea común: el dúo cómico de Simon Pegg y Nick Frost, que han aportado su irreverente humor a exitosas cintas, como Shaun of the Dead y Hot Fuzz.

“Peter y yo queríamos en el elenco a una pareja como Fernández y Hernández”, dice Spielberg. “Entonces Peter sugirió a Simon y Nick, que son tan graciosos, así que fue una gran adición”.

Pegg y Frost pudieron encarnar bien al dúo de detectives. “Tenemos cierta sincronía que sirvió para interpretar a estos dos torpes compañeros”, afirma Pegg. “Ellos se encuentran en la gran tradición de las estrellas del cine mudo, como Laurel y Hardy, o Charlie Chaplin. Son fastidiosos, pero a la larga son débiles y aunque se consideran los mejores detectives del mundo, obviamente son los peores. Así que debíamos hacer muchas cosas tontas”.

También hicieron lo que hacen mejor: dejar que su empatía cómica natural surja al momento. “Lo más difícil como actores fue pensar qué harían los Thom(p)sons entre cada panel”, dice Frost. “Ahí es donde pudimos integrar nuestra caracterización”.

Los Fernández y Hernández se afanan en lo que es, para ellos, la impetuosa persecución de un carterista, Aristedes Silk, encarnado por Toby Jones, que interpretó a Dobby, el elfo casero, en la serie Harry Potter. Jones aclara que Silk está en esto por amor, más que por maldad. “Disfruta el arte de ser carterista porque ama las carteras. Es conmovedora su pasión por ser carterista. Es el clásico ejemplo de la idea que tenía Hergé de que alguien puede parecer una persona terrible, pero no serlo”, explica.

También figura en la trama Nestor, el leal mayordomo de la mansión de Marlinspike Hall, un personaje interpretado por Enn Reitel. “Igual que muchos mayordomos, sabe dónde están escondidos los esqueletos pero también, como todos los mayordomos, es muy leal a su amo, quien, al menos por el momento, es Sakharine”, afirma Reitel (que también encarna al comerciante que le vende a TINTIN el peligroso modelo de barco).

Para redondear el elenco de criminales hay dos matones, Allan y Tom, interpretados por Daniel Mays y Mackenzie Crook, así como el rico comerciante Ben Salaad, personificado por Gad Elmalehel, actor nacido en Marruecos. El actor/comediante francés, cuyo padre fue mimo, disfrutó el lenguaje corporal que Spielberg deseaba para al rol. “Lo sentí como la Comedia del Arte, la gran tradición teatral italiana”, comenta. “Crecí en esta cultura y la amo, así que cuando Steven me pidió que expresara a Ben Salaad dentro de esta tradición, fue un regalo”.

“Gad aportó una gran energía a la cinta”, dice Kathleen Kennedy. “Su personaje es traicionero, pero de acuerdo con la perspectiva de Hergé, al mismo tiempo es divertido y extrañamente adorable”.

Otro personaje de los libros de TINTIN, la arrogante cantante de ópera Bianca Castafiore, que estremece los cristales, es encarnada por la diva Kim Stengel, de Phantom of the Opera. “A medida que elaboramos el guión, no tratamos de integrarla en la trama deliberadamente”, dice Jackson. “Pero había un papel perfecto para ella, así que terminó dentro de la historia de forma bastante agradable”.

Otros roles son: la casera de TINTIN, la Sra. Finch (Sonja Fortag); el Teniente Delacourt (Tony Curran) y el único personaje estadounidense en la película, Barnaby, un detective que intenta advertir a TINTIN sobre el peligro en el que se involucra, encarnado por el actor cómico Joe Starr.

Un hilo común parece correr a través del elenco internacional: un amor puro por los libros y una pasión por ser parte de la película. “Todos tenemos algo en nuestra niñez que nos conmueve”, resume Cary Elwes, que asumió el papel de un piloto atacante. “Para mí, ése fue TINTIN”.



PERSONAJES IMAGINARIOS, INTERPRETACIONES REALES:

Sobre el escenario para captar la interpretación

Se requirieron dos años de intensa investigación, desarrollo, diseño, preproducción, elaboración de guión y conjunción de elenco, pero al fin llegó el momento de que los actores, realizadores cinematográficos y más de 200 miembros del equipo, convergieran para capturar la interpretación en Playa Vista Giant Studios, en California, e ingresar al mundo de Hergé. Aquí ocurrió la alquimia, mientras la emotiva interpretación de Jamie Bell, Andy Serkis, Daniel Craig y el elenco entero se registraba sincrónicamente y se transmografiaba en genuinas encarnaciones de las historias de tinta y acuarela de Hergé.

Una vez en el estudio, Spielberg innovó sin cesar para que la técnica de captura de la interpretación coincidiera con sus instintos como narrador de historias; también alentó a su equipo para idear soluciones nuevas ante los más complejos problemas visuales. Él y Jackson iniciaron una minirevolución en el campo con un novedoso sistema, apodado cámara virtual, que permitió al director tener una relación más tradicional con los actores y comandar la película en el momento, todo ello mientras “veía” un mundo animado en 3D.

“No quería perderme esos instantes intuitivos que ocurren en los sets tradicionales, así que ideamos una nueva forma de hacer esto más directo”, dice Spielberg.

Al diferencia de lo que ocurre en un set convencional, la captura de la interpretación se desarrolla en lo que se llama un Volumen, un escenario vacío, en blanco y gris, que contiene hasta 100 cámaras montadas sobre un bastidor en el techo, capaz de captar una cobertura de 360 grados y suministrar estos datos en un espacio tridimensional. En el Volumen todos los actores (y toda la utilería y los adornos del set enmarcados en alambre), usaban puntos reflejantes recopilados por la cámara en menos de un sexagésimo de segundo, para ser trasladados a una película virtual 3D en movimiento.

Además, otras ocho cámaras de video de alta definición captaban las interpretaciones crudas mientras sucedían. Esto se usó después como referencia para los animadores, que se aseguraron de que cada gesto, sonrisa, estremecimiento y matiz emotivo en la interpretación de los actores, desde el miedo hasta la amistad, se transformara en creaciones digitales.

Operando la cámara virtual con un dispositivo un poco mayor que un controlador de videojuego y un monitor acoplado, Spielberg pudo caminar a través del Volumen y ver a los actores mientras interactuaban en el universo de la película en el monitor de la cámara virtual, para componer las tomas que deseaba en tiempo real. También los actores se veían a sí mismos en los monitores colocados a lo largo del estudio, lo cual les daba una retroalimentación instantánea.

“La capacidad de ver la pregrabación en tiempo real fue importante, tanto para el director como para los actores”, dice Joe Letteri. “Trabajamos con Giant Studios en esta colaboración y fue grandioso porque entendieron que todo debía ser tan realista como fuera posible en el momento”.

Aunque la cámara virtual sólo ofrecía la calidad de imagen un poco más baja de un videojuego, fue suficiente para encender la creatividad de Spielberg; el director entendió la nueva técnica y pudo pintar con luz e imágenes de una forma que nunca había experimentado.

Un invento previo de Weta, el proceso llamado “captura de interpretación facial basada en imágenes”, usado para lograr el conmovedor realismo de Gollum en The Lord of the Rings y crear los Pandorans de otro mundo en Avatar, de James Cameron, fue comandado por Spielberg para añadir ricas caracterizaciones a Las Aventuras de TINTIN.

Con este sistema, los actores usan un casco parecido al de fútbol, equipado con una pequeña cámara dirigida directo a sus caras, lo cual permite un registro digital de los más leves movimientos expresivos de sus ojos, labios y músculos faciales. Para Spielberg esto puso el énfasis exacto donde lo deseaba: en el poder de la interpretación emocionalmente genuina.

“Cada ser humano representado en TINTIN es un actor con expresiones de bondad o maldad; todo esto brilla a través del maquillaje digital”, dice el director. “Vimos a los personajes de Hergé renacer como seres vivos, expresar sentimientos y mostrar sus almas, así que el efecto fue maravilloso”.

El actor con más experiencia en captura de interpretación en el mundo, Andy Serkis, se convirtió en el líder del grupo y ayudó a los otros actores para aclimatarse. Debido a su labor en el medio, Serkis se inspiró por la colaboración entre Spielberg y Jackson. “Fue genial verlos trabajar juntos y competir creativamente”, afirma. “Son tan apasionados de la cinematografía que a veces parecía que ésta era la primera película que hacían, éste era el tipo de energía que mostraban, generaban ideas con una rapidez asombrosa, era algo que mareaba”.

Este proceso, que consume mucho tiempo, era nuevo para muchos actores. Cada mañana, antes de filmar, los actores debían pasar a través de dos escaneos de “rango de movimiento”, uno para la cara y otro para el cuerpo. Una vez terminados estos escaneos, las cámaras podían identificar a los actores en el Volumen y traducir sus acciones a un armazón móvil, al que después le sobreponían el “maquillaje” del personaje en la postproducción.

A Jamie Bell, el Volumen le pareció más un teatro minimalista que un set de cine, pero afirma que eso mejoró la expresión. “Es interesante trabajar así, pues el set de la película está en tu cabeza”, explica Bell. “Nos enfocamos en dar vida a los personajes y hacer que respiraran. Luego, en el mundo animado de 3D que crearon pudimos ver nuestro espíritu y emociones surgiendo. Fue excepcional”.

Bell tuvo que actuar en las escenas con un Milú enmarcado en alambre, otro Milú de peluche para los “dobles” y un Milú articulado sobre ruedas, operados por el maestro de la propiedad Brad Elliott, que aportó años de experiencia en el manejo de marionetas en la compañía de Jim Henson, algo que mejoró la interpretación.

“Es lógico que los actores tengan algo para interactuar”, dice Elliot, “y como Milú es tan importante en la película, para mí fue un verdadero privilegio elaborar a Milú”.

Durante el trabajo Spielberg cultivó un ambiente en el que cualquier cosa podía ocurrir en el escenario de captura de interpretación. El elenco entero a menudo estaba en el Volumen, hacía acrobacias, actuaba en balancines hechos a la medida para representar aviones, automóviles o barcos y, con la confianza de Spielberg y Jackson, también improvisaba.




DE LO VIRTUAL A LA REALIDAD

Finalizar la experiencia íntegra de la película en la postproducción
Una vez terminado el emotivo trabajo con los actores en el Volumen, el equipo de animación de Weta comenzó el proceso de 18 meses para refinar, esculpir y detallar cada una de las 1,240 tomas de la película, antes de trasladarlas al proceso de ejecución final. Aquí los realizadores cinematográficos pudieron jugar con los temas visuales, atmósferas cinematográficas y engañosos efectos de iluminación en cada escena individual, para perfeccionar el aspecto de la cinta.

Usando el estilizado mundo creado por Hergé como plantilla, los animadores trabajaron para dar vida al entorno de TINTIN. “Todo lo que hizo Hergé tiene una exclusiva apariencia y color”, recuerda Joe Letteri. “Sus trabajos originales ya tenían esta sensación animada, como si sus dibujos sólo estuvieran esperando para cobrar vida”.

Para Jamie Beard y Paul Story, supervisores de animación, éste fue el inicio de la creación del mundo animado para los personajes de Hergé. “El proceso de captura de la interpretación es apenas el primer paso para nosotros”, explica Beard. Como Jamie Bell, Andy Serkis y los otros actores no se parecen a sus personajes en un sentido literal, el equipo de animación dirigido por Beard y Story aplicó la interpretación captada en el escenario a los modelos de personajes digitales creados por el equipo Weta.

“Observamos la interpretación del actor y nos preguntamos, ‘¿Cómo se ajusta esto a nuestro diseño del personaje?’”, explica Beard. “Empezamos con un armazón elemental sobre un formato geométrico de baja resolución del personaje y a partir de ahí refinamos el movimiento corporal”, añade Story.

“En una película animada tradicional tienes un elenco de actores para interpretar las voces; al final, la forma en que expresaron los parlamentos en la caseta de grabación te da las opciones para la animación”, explica Letteri.

La animación de ‘TINTIN’ dependió mucho de la captura de interpretación para logar el resultado final en los personajes. “Tener a los actores dentro de esta mezcla nos aportó una calidad vital que es difícil lograr de otra forma”, continúa Letteri. “La interpretación actoral subyacente a la animación aportó continuidad a la película. En la animación tradicional eso se llama ‘mantener el personaje sobre el modelo’. Aquí estuvieron los actores y ellos mantuvieron el personaje sobre el modelo. Por eso nos agrada trabajar con buenos actores en este proceso, pues nos da libertad de expandirnos sobre su interpretación y añadir una elevada sensación de realismo, drama, comedia o cualquier otra idea que surja en el camino”.

En el proceso de postproducción se refinaron detalles de los personajes usando como referencia el pietaje de video filmado en el volumen para asegurar que cada movimiento de la interpretación digital reflejara los gestos emotivos de los actores.

Por fin, Las Aventuras de TINTIN se ejecutó una segunda vez para integrar el proceso digital 3-D. “Como TINTIN se ejecutó completo en computadora, fue relativamente fácil incluir el aspecto tridimensional de la película”, resalta Jackson. “Fue impresionante con esta película en particular. Sólo la idea de ver a TINTIN en la gran pantalla en 3-D me hace sentir como niño otra vez”.

El editor Michael Kahn, ganador de un Premio de la Academia® y colaborador de Spielberg por mucho tiempo trabajó con el equipo de Weta. Spielberg y Kahn son conocidos como unos de los últimos realizadores cinematográficos en Hollywood que aún editan sobre película, un medio que los dos aman de manera táctil. Aunque Kahn ha editado otras películas digitalmente, Las Aventuras de TINTIN representa la primera vez que él y Spielberg editan sobre un Avid. Cuando Kahn terminó su corte de la película, Spielberg lo mostró a Jackson; después, antes de lo usual dentro del proceso de postproducción, el corte se entregó al legendario maestro John Williams, que ha musicalizado todas las películas de Spielberg, excepto una.

Para el director, la música de Williams representa el último y crucial elemento en Las Aventuras de TINTIN, el toque hondamente humano que ayuda a combinar la interpretación humana con la creación digital para lograr una vivencia singular de aventura y amistad.

“John es el agente vinculante que unifica los elementos separados y eclécticos de la película; con su banda sonora capta la energía y el espíritu de TINTIN como sólo él puede hacerlo”, concluye Spielberg.
EL LEGADO DE HERGÉ
En 1929 un ilustrador belga de 21 años creó una nueva tira cómica que presentaba a un audaz y juvenil reportero que viajaba a la Unión Soviética con su Fox Terrier blanco. La historieta, conocida como TINTIN, tuvo un éxito inmediato entre los lectores, pero el novel artista conocido como Hergé (un juego de su nombre, Georges Remi, que invierte las iniciales a RG) no pudo prever las increíbles y prolongadas aventuras en las que su personaje se embarcaría con el tiempo.

Cinco décadas y dos docenas de novelas gráficas después, TINTIN ha ganado millones y millones de corazones de gente de todas las edades en casi todos los países del mundo; se convirtió en favorito de los niños en Europa y Asia; después estableció un culto en Estados Unidos. Cada año los libros encuentran nuevos seguidores y recién se tradujo al hindú. El fenómeno se expandió a juguetes y figuras coleccionables, clubes de admiradores y ediciones, o adaptaciones en teatro, radio y televisión hasta que ahora, al fin, una innovadora película da vida a los personajes como nunca se habían visto .

¿Cuál es la fuente del ilimitado atractivo de TINTIN? Para muchos proviene de la original mezcla que logró Hergé de lo sencillo con lo complejo: la gente se reconoce y relaciona con sus personajes por sus cualidades y defectos humanos, sus tumultuosas aventuras llenas de misterio, suspenso político y ciencia ficción, así como sus trazos que presentan personajes de líneas sencillas, en mundos exuberantes y llenos de color que pueden encender la imaginación de cualquier persona.

Es famosa la frase de Hergé, “No podría narrar una historia, excepto en forma de dibujo”; y fue su trabajo artístico el que introdujo a tanta gente al mundo de TINTIN. Pero también fue el corazón del personaje lo que trascendió el idioma, la cultura y el tiempo, pues cualquiera, en cualquier lugar, se puede imaginar a sí mismo como este joven que experimenta viajes alocados con sus amigos y desea estar siempre al lado del bien.

A medida que el tiempo pasó y Hergé publicó un libro de TINTIN y otro y otro, su expresivo y pulcro estilo, ligne claire (línea clara), ejerció su influencia en una creciente lista de artistas pop, como Roy Lichtenstein y Andy Warhol; este último elaboró un retrato de Hergé a solicitud de éste.

Hergé murió en 1983, dejando inconcluso su libro de TINTIN # 24 (TINTIN and the Alpha-Art). Pero fue evidente que el legado de TINTIN crecería y continuaría inspirando y encantando a sus admiradores alrededor del mundo.

Con Las Aventuras de TINTIN, los cineastas esperan que una nueva generación tenga oportunidad de descubrir un mundo tan atractivo como siempre. Como resume Kathleen Kennedy: “Para nosotros es gratificante que los admiradores primerizos, informales y apasionados de TINTIN puedan todos tener una experiencia totalmente nueva con los personajes y la historia”.
ACERCA DEL ELENCO
Cuando era aún adolescente, JAMIE BELL saltó a la fama mundial cuando protagonizó el papel principal en Billy Elliot, de Stephen Daldry. Entre los muchos reconocimientos que recibió por su interpretación se encuentran el BAFTA Award como Mejor Actor y el British Independent Film Award for Best Newcomer.

Nativo del norte de Inglaterra, también interpretó al memorable personaje de Charles Dickens, Smike, en la adaptación cinematográfica de Nicholas Nickleby, del escritor/director Douglas McGrath, por la cual él y sus colegas compartieron el National Board of Review Award for Best Acting by an Ensemble.

Otras películas de Bell incluyen Green’s Undertow, de David Gordon, al lado de Dermot Mulroney y Josh Lucas; Dear Wendy, de Thomas Vinterberg, al lado de Alison Pill; la épica King Kong, de Peter Jackson; así como la aclamada Flags of Our Fathers, de Clint Eastwood, en la cual interpretó a Ralph Ignatowski, un héroe real de la Segunda Guerra Mundial.

Entre sus otras películas se encuentran Hallam Foe (también conocida como Mister Foe), de David Mackenzie, al lado de Sophia Myles, por la cual obtuvo una nominación al British Independent Film Award y a un BAFTA Award como Mejor Actor (Escocia); The Chumscrubber, de Arie Posin; Jumper, de Doug Liman, con Hayden Christensen; Defiance, de Edward Zwick, al lado de Daniel Craig, Liev Schreiber y Mia Wasikowska; Jane Eyre, de Cary Fukunaga, con Wasikowska y Michael Fassbender; así como The Eagle, de Kevin Macdonald, al lado de Channing Tatum.

Actualmente trabaja en The Retreat, de Carl Tibbetts, con Cillian Murphy y Thandie Newton; también en Man on a Ledge, de Asger Leth, protagonizada con Sam Worthington.

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal