Las Plantas Medicinales Aromáticas y Condimentarias pmac, un gran potencial a medias de ordenar



Descargar 163.46 Kb.
Página3/4
Fecha de conversión15.12.2017
Tamaño163.46 Kb.
1   2   3   4

Las perspectivas de cultivo

En las últimas décadas se han efectuado en España innumerables trabajos relacionados con el estudio y el conocimiento de las PMAC, trabajos de gran calidad y muy en especial en el Instituto Nacional de Investigaciones Agrarias INIA. En los últimos años algunas Comunidades Autónomas también han promocionando y financiado las investigaciones tendentes a mejorar el conocimiento del sector. Por su parte, el Gobierno Nacional, las Comunidades Autónomas y la Unión Europea, a través de los Fondos estructurales y Programa LEADER I, II y Plus, ha venido facilitando algunas ayudas directas a la producción. Por tanto, el sector no ha sido completamente olvidado, aunque, las medidas de apoyo realizadas tampoco han sido debidamente integradas en un programa de promoción al sector. De ahí, que ni el patrimonio de conocimientos del INIA, ni las investigaciones recientes llevadas a cabo por las Comunidades, ni las ayudas del sector público a la producción hayan podido proyectarse en aumentos visibles de la producción. El cultivo de PMAC atraviesa una crisis estructural que necesita de un nuevo modelo de producción que haga posible extraer todo su potencial socioeconómico y medioambiental.

En ese nuevo modelo de producción ha de tenerse en cuenta, ante todo, la situación de los mercados internacionales. Como hemos comentado anteriormente, el mercado único apenas si tiene protección frente al exterior. Los productores nacionales son por ende tremendamente vulnerables a la competitividad internacional y esta situación se agrava, aún más, por las fluctuaciones que se suceden en el comercio mundial tanto en términos de cantidades como de precios puesto que esas fluctuaciones conllevan efectos negativos sobre las proyecciones de producción comunitaria y nacional. Al productor nacional le resulta muy difícil competir con las importaciones de PMAC procedentes de países tercero donde los costes de producción siguen una dinámica muy similar a la que existía en España hace dos décadas. La situación del mercado internacional es, pues, trascendental para valorar las posibilidades de producción nacional y esa situación internacional no es de esperar que cambie ni en términos de protección en frontera ni de estabilidad en los mercados. Si se quiere potenciar el cultivo nacional, las intervenciones han de orientarse hacia ámbitos en los que se pueda amortiguar los efectos negativos de los mercados internacionales y ello pasa indefectiblemente por la introducción de mejoras que eleven la calidad del producto nacional, la diferenciación del mismo y la búsqueda de aquellos nichos de mercado que requieran precisamente de esas cualidades.

Como hemos comentado anteriormente, el cultivo de PMAC se ha visto recientemente como un sector con gran potencial de crecimiento, como un medio de fijar población en el entorno rural, e incluso, como un sector capaz de sustituir producciones agrarias tradicionales poco rentables. Aparentemente, estas apreciaciones han sido y son muy atractivas, sin embargo, pueden inducir a errores trascendentales. De hecho, en años recientes la gran mayoría de proyectos públicos y privados de puesta en cultivo y transformación de PMAC han fracasado. El agricultor/ productor, que quiere cultivar PMAC o que las introduce como sustitución de cultivos tradicionales, es probable que este muy familiarizado con la agricultura tradicional, pero no tanto con los requerimientos actuales del cultivo y el mercado de PMAC. Ese agricultor que inicia una nueva actividad agraria puede encontrarse con dificultades no esperadas a la hora de comercializar su producto, precisamente porque no ha enfocado su producción en consonancia con las nuevas realidades del mercado.

En primer lugar, las semillas o plantines utilizados puede que no sean los adecuados a las características de la tierra donde los ha sembrado y que por tanto no se pueda extraer los rendimientos esperados ni se pueda obtener el máximo potencial de principios activos de la planta. En definitiva puede acabar cultivando un producto no de muy buena calidad, sin diferenciar para el que existe una gran competencia de los mercados mundiales, o incluso un producto que el mercado no demanda y que no tiene grandes perspectivas de futuro. En segundo lugar, el mercado de PMAC no está ordenado debido a su supuesta marginalidad socioeconómica, es bastante complejo debido a la heterogeneidad del producto y sus múltiples grados de transformación y es poco transparente dado los diferentes ámbitos de producción. De ahí, que los márgenes de comercialización puedan alcanzar niveles superiores a los de otros productos agrarios con efectos manifiestamente negativos sobre las rentas de los cultivadores y, a largo plazo, sobre los niveles de producción.

El lanzamiento del cultivo de PMAC ha de enmarcarse, pues, en un proceso de innovación que integre el conocimiento del mercado y de los actuales procesos de producción, transformación y a ser posible distribución. En definitiva, se requiere de una aproximación hacia el sector un tanto diferente a la que se ha utilizado hasta la fecha. En primer lugar, es necesario conocer las perspectivas de oferta y demanda que pudiesen existir para determinadas plantas, tratando así de encontrar los nichos existentes en el mercado. Una vez conocida la situación del mercado, el agricultor/productor ha de conocer, o ser asesorado sobre, la selección de insumos, tipo de semillas, esquejes, mecanización, tratamientos adecuados y características de la tierra y del medio a fin de obtener unos rendimientos previsibles y un producto de calidad. El agricultor/productor también ha de conocer o ser asesorado sobre las técnicas adecuadas de recolección y transformación (mecanización de la recolección y secado, destilación etc.) a fin de conservar y obtener todos los principios activos del la planta. Finalmente es aconsejable, dada las especificidades del sector, familiarizarse con los canales de comercialización y distribución. Imprescindible en todo el proceso es la realización de una evaluación asesoramiento al agricultor/productor que le permita valorar riesgos y oportunidades, esto es, rendimientos esperados, costes de producción y transformación y precio final del producto.

No se trata pues de iniciar la producción y transformación de PMAC aprovechando las buenas perspectivas del sector y tratando a la vez de recuperar tierras baldías y abandonadas en lugares recónditos o de aprovechar, mediante la sustitución de cultivos tradicionales, tierras marginales con bajos rendimientos, difíciles de mecanizar y administrar. Ese no es el camino más adecuado para aumentar la producción y transformación de PMAC, ni tampoco es el medio idóneo de devolverle al entorno rural actividad económica y cuidados medioambientales. Se trata, ante todo, de orientar el cultivo de PMAC hacia un nuevo modelo donde ha de planificarse cuidadosamente la producción y transformación; donde además han de realizarse inversiones bastante considerables empezando por la elección de la tierra y de los insumos adecuados, pasando por la adquisición de la maquinaria capaz de extraer el máximo potencial de las plantas. En su gran mayoría, las pequeñas parcelas de producción exigirán del aval de una cooperativa, para la puesta en común del saber hacer, de la maquinaria y material diverso a fin de poder aminorar costes unitarios de producción y hacer el producto competitivo. En suma, el cultivo, la producción y transformación de PMAC no ha de situarse en la marginalidad sino que ha de imbrincarse en la capitalización, en la innovación y en la mejora de la calidad.

La aplicación de nuevas técnicas de cultivo y transformación de PMAC nos permitiría la obtención de un producto con ciertos niveles de garantía de calidad y de presentación, un producto cuyas principios activos pueden ser debidamente valorados por el demandante consumidor. En este escenario, el producto, la calidad del mismo, ofrece unas mayores posibilidades para ser comercializado e incluso establecer acuerdos contractuales entre productor transformador y demandantes. En dichos acuerdos, el precio podría venir determinado por la calidad, características, cuantía de principios activos del producto o por las formas de presentación del mismo. Sólo en un nuevo escenario donde prime la calidad y la creación de valor añadido se puede evitar, parte de la competencia mundial y parte del efecto pernicioso de las fluctuaciones de los precios mundiales sobre la producción nacional.

Las ventajas de una producción nacional de calidad serían innumerables tanto para el productor como para el demandante, el productor conocería de antemano las orientaciones sobre el precio de sus ventas y sobre los beneficios esperados, por su parte el demandante podría asegurar de una forma regular sus expectativas de demanda, calidad y precio. Todo ello, estimularía decididamente el relanzamiento del cultivo y la producción, permitiría amortiguar los posibles efectos sobre la explotación abusiva de determinadas especies silvestres y contribuiría al mismo tiempo a la protección del entorno y conservación de la flora y la fauna y creación de actividad económica.

Es muy probable que la producción nacional de PMAC, tanto el cultivo tradicional como la recolección silvestre, continúen teniendo una cierta trascendencia, si bien decreciente, en la demanda nacional. Ambas actividades, recolección silvestre y cultivo tradicional se han impuesto a las adversidades de un mercado abierto y competitivo y a la desagrarización creciente del entorno rural en los últimos años y ello les confiere un cierto arraigo y viabilidad que hace imprevisible su inmediata desaparición. Con todo, el futuro de las PMAC, bien procedentes del cultivo tradicional, bien procedentes del cultivo ecológico, pasa necesariamente por la puesta en escena de un proceso de reajuste y de capitalización similar al que se ha dado en el resto de los sectores agrarios, un proceso de reajuste en el que se integren las características climatológicas del medio, el patrimonio de conocimientos existente sobre la variedad de la flora nacional; los estudios sobre adaptabilidad de la planta a la tierra y rendimientos esperados y finalmente unos procesos de producción, transformación y comercialización adecuados.


Resumen conclusiones

En el transcurso de los últimos años las PMAC y sus transformados han adquirido una gran relevancia económica. Su producción se ha visto como un medio de fomentar el desarrollo rural y la actividad económica. La demanda creciente de PMAC ha generado una presión sobre la recolección silvestre que hace temer a algunas organizaciones de defensa de la naturaleza por los posibles efectos de deterioro de la flora y de pérdida de especias. Algunas organizaciones incluso defienden la necesidad de estimular el cultivo y “domesticación” a fin de poder mantener la oferta sin perjudicar el medio ambiente. El valor del comercio mundial de PMAC y de sus transformados ascendía a 6.974,5 millones de dólares en el año 2002, una cifra muy cercana al valor de las importaciones mundiales de pescado fresco. Los grandes importadores mundiales son los países desarrollados, sobre todo, algunos países de la Unión Europea y Estados Unidos. Entre los grandes exportadores mundiales también se encuentran los mismos países desarrollados. El valor del comercio mundial de PMAC es de tal magnitud económica que muchas ONGs y organismos tratan de promocionarlo a fin de que los países exportadores en desarrollo obtengan unas remuneraciones adecuadas por sus productos. Entre las características del mercado mundial de PMAC se encuentran la poca transparencia en el mercado y la inestabilidad de los precios. Las PMAC y sus transformados apenas si tienen barreras arancelarias, en concreto, en la Unión Europea los aranceles son prácticamente inexistentes y, por tanto, las fluctuaciones mundiales de precios se dejan sentir plenamente en los mercados europeos, un hecho que dificulta la planificación de la producción en el mercado interior, dado que es difícil de prever futuros precios y beneficios. La calidad de las PMAC y de sus transformados empieza a manifestarse como uno de los aspectos de más relevancia en los mercados del futuro, sin embargo, no existen unas normas de calidad aceptadas a nivel mundial. Algunos consumidores prefieren las plantas procedentes del cultivo tanto por motivos medioambientales como de calidad en tanto que otros aún asocian calidad con la recolección silvestre, en todo caso, el cultivo está ganando peso en el total de la producción mundial y sus ventajas frente a la recolección silvestre son plenamente manifiestas.



España se sitúa entre los 15 primeros países importadores exportadores mundiales de PMAC y sus transformados, si bien, su peso en el comercio mundial es muy discreto, un 2-4% del total, dependiendo de la partida analizada. El valor de las importaciones nacionales ascendía en el año 2002 a 218,2 millones de dólares, un valor muy cercano al de las exportaciones nacionales de limones. El valor de las exportaciones nacionales de PMAC y sus transformados ascendía a 188,2 millones de dólares en el mismo año 2002. Existe, por tanto, un déficit considerable, especialmente en algunas de las partidas analizadas. La producción nacional, cultivo y recolección silvestre, está en torno a las 38.276 Tn. En algunos cultivos se ha venido dando un declive continuado, en tanto que en otros, el declive parece haber tocado fondo e incluso se aprecia una ligera recuperación. Frente al declive o mantenimiento de los cultivos tradicionales y recolección silvestre, la superficie sembrada de PMAC de carácter ecológico se ha incrementado de forma espectacular en la última década. España aún puede considerarse un gran productor de PMAC. En años recientes, la creciente demanda de PMAC se ha interpretado como una excelente oportunidad para fomentar la producción y creación de actividad económica en el entorno rural. Sin embargo, muchos de los proyectos de cultivo iniciados en años recientes no han tenido el éxito esperado. Las producciones nacionales son difíciles de planificar de forma ordenada y rentable, precisamente por el grado total de apertura del mercado interior y la fuerte competencia y fluctuaciones de precios. Por ejemplo, los precios percibidos por los agricultores nacionales de pimiento para pimentón en la década de los años 1990 no sólo han fluctuado sino que han descendido en términos reales haciendo el cultivo poco atractivo. La producción y transformación de PMAC exhibe un gran potencial para la creación de valor añadido y puestos de trabajo. Actualmente se calculan en torno a unos ?, esta cifra podría ser ampliada considerablemente. Las perspectivas de demanda de PMAC son muy prometedoras por parte de los sectores industriales que las utilizan. Además, España es un país que posee todos los medios y cualidades para potenciar el sector de las PMAC y ser un gran productor-transformador, posee una flora muy variada, un clima adecuado y tiene los suficientes conocimientos científico-técnicos para producir cultivas de calidad, precisamente los que demandan las empresas. Sin embargo, los futuros cultivos de PMAC no deben ser vistos como sector marginal, o como medio de aprovechar tierras baldías de bajos rendimientos, tal como se ha hecho en el pasado. Los futuras cultivos habrán proyectarse sobre un nuevo modelo de producción en el que han de integrarse conocimientos y medios. El agricultor productor de PMAC habrá de conocer o estar asesorado sobre las semillas y esquejes utilizados, características de la tierra, nuevas técnicas de producción, de transformación y de comercialización, todo ello, con vistas a la obtención de un producto diferenciado y de calidad con el que se puedan soslayar, en cierta medida, la competitividad y la inestabilidad de precios del mercado mundial. En este nuevo escenario, el cultivo y la transformación de PMAC, se proyectará como un gran medio de creación de actividad económica y también como un medio de creación de externalidades medioambientales con todo lo que ello conlleva.
BIBLIOGRAFIA
ADENA 1996: (Fondo Mundial para la Naturaleza), Plantas Medicinales, Incidencia Ambiental y Económica de uso de las Plantas Aromáticas y Medicinales en España, In forme Técnico elaborado por Mº Dolores Fernández, J. J. Breaux y Emilio Blanco en colaboración con otros Autores y Editores, Madrid.

AFEPADI, asociación Española de Fabricantes de Preparados Alimenticios Especiales, Dietéticos y Plantas Medicinales [en línea] www.afepadi.org [consulta 11 de febrero de 2003.

Burillo Alquézar J. 2003: Investigación y experimentación de plantas aromáticas y medicinales en Aragón, Cultivo Transformación y Analítica, Edi. por el Gobierno de Aragón Dpt. de Agricultura, Zaragoza.

CBI 2002a: Spicies and herbs, EU Market Survey, Centre for the Promotion of Imports from Developing Countries, Compiled for CBI by Profound, Advisers in Development in collaboration with Ir. A. F. Eshuis.

CBI 2002b: Natural ingredients for pharmaceuticals, EU Market Survey, Centre for the Promotion of Imports from Developing Countries, Compiled for CBI by ProFound, Adviser in Development in collaboration with Mr K. Dürbeck.

CBI 2002c: Natural ingredients for cosmetics, , EU Market Survey, Centre for the Promotion of Imports from Developing Countries, Compiled for CBI by ProFound, Adviser in Development in collaboration with Mr K. Dürbeck.

Costa Batllore, P. et al 1999: Productos naturales de origen vegetal: una alternativa a los aditivos antimicrobianos en alimentación animal, Producción Animal nº144, mayo 1999. pp. 27-36.

EC-FAO Partnership Programme 2000-2002: Non-wood Forest Products in 15 Countries of Tropical Asia an Overview, edited by P.Vantomme, A. Markkula y R. N. Leslie [en línea] www.fao.org/docrep/fao/005/AB598E/AB598E00.pdf [consulta 23 de noviembre de 2004]

FAO 1992: Productos forestales no madereros; posibilidades futuras, Estudio FAO Montes 97 [en línea] www.fao.org/docrep/t0431s/t0431s00.htm [consulta 9 de mayo de 2003]

FAO 1995: Memoria-Consulta de expertos sobre productos forestales no madereros para América Latina y el Caribe, Dirección de Productos Forestales FAO, [en línea] www.fao.org/docrep/t2354st2354s01.htm [consulta 18 de marzo de 2003]

FAO 1995: Report of the International Expert Consultation on Non-WOOD Forest Products [en línea] www.fao.org/docrep/V7540e/V7540e03.htm [consulta 5 de mayo de 2003]

FAO 1996: Domestication and commercialization of non-timber forest products in agroforestry systems, Documento FAO nº 9 de la serie PFNM.

Fernando Muñoz 1987: Plantas medicinales y aromáticas, estudio cultivo y procesado, Grupo Mundi-Prensa, Madrid.

Fundación Alonso Martín Escudero 1999: Las Plantas de Extractos, Bases para un Plan de Desarrollo del Sector, Grupo Mundi-Prensa, Madrid.

Gremi D´Herbolary de Catalunya 2002 [en linea] www.assocdietherb.com [consulta 15 de noviembre de 2003]

IMS 2004: Global Pharmaceutical market [en linea] www.ims-global.com/insight/insight.htm [consulta 3 de noviembre de 2004]

INFITO 2003: Infito es el Centro de Investigaciones sobre Fitoterapia [en línea] www.infito.com [consulta 4 de octubre de 2003]

Iqbal M. 1995: Trade Restrictions Affecting International Trade in Non-Wood Forest Products. Documento FAO nº8 de la serie de PFNM.

Kuipers S.E. 1995: Trade in medicinal plants for conservation and health care. In Medicinal plants for conservation an health care, FAO, Technical Paper nº 11 [en línea] www.fao.org/docrept/W7261e/w7261e00.htm [consulta 25 de mayo de 2003]

Laird S. A. y Pierce A.R. 2002: Promoting sustainable and ethical botanicals. In Strategies to improve commercial raw material sourcing Rainforest Alliance, New Cork [en línea] www.rainforest-alliance.org/news/archives/news/news44.html [consulta 18 de diciembre de 2003]

Lampietti, J A, y Dixon J. A. 1995: To see the forest for the trees: A guide to Non-Timber Forest Benefits, World Bank, Environment Department Paper Nº 13 [en línea] www.worldbank.org/servlet/WDSP/IB/1990/09/14/001783_9810191236039/rendered/PDF/multi_page.pdf [consulta 3 de junio de 2003]

Lambert J. et al 1997: Medicinal plants, rescuing a global heritage, World Bank Technical Paper nº 355 , The World Bank, Washington, DC.

Lange D. 1996, citado por Kuipers S. E. 1995: Trade in medicinal Plants Medicinal. In Plants for conservation and health care, FAO, Technical Paper nº 11, [en línea] www.fao.org/docrep/W7261e/w7261e00.htm [consulta 19 de diciembre de 2003]

Moré Palos E. y Colom Gorgues A. 2002: Distribución comercial de plantas aromaticas y medicinales en Cataluña, Investigaciones Agrarias: Prod., Prot. Veg., Vol. 17 (1).

Observatorio Europeo LEADER 1999: “Téi vum Séi” una pedagogía de diversificación agrícola “paso a paso” Bureau LEADER Eschdorf, 23 an der Gaass, L-9150 Eschdorf.

PMFARMA 2003: pmfarma es el portal del comercio farmacéutico en España [en línea] www.farma.com [consulta 28 de octubre de 2004]

Rainforest-Alliance 2002: Guidelines, Standard and regulations… [en línea] www.rainforest-alliance.org/news/archives/news/news44.html [consulta 2 de junio de 2003]

Ramakrishnappa, K. 2002: Impact of Cultivation and Gathering of Medical Plants of Biodiversity: Studies from India, FAO 2002 [en línea] www.fao.org/DOCREP/005/aa021E/AA02/e00.htm [consulta 15 de junio de 2003]

Ruiz Pérez M. et al 1998: Marketing of non-wood forest products in the humid forest zone of Cameroon, UNASILVA nº 198, volume 5, 1998/3, FAO [en línea] www.fao.org/docrep/x2450e/x2450e05.htm [consulta 12 de febrero de 2003]

Schippmann D. 2002: Impact of cultivation and Gathering f Medicinal Plants on Biodiversity: Global Trends and Issues. Inter-Departmental Working GROUP ON Biological Diversity for Food and Agriculture, FAO [en línea] www.fao.org/forestry/FOP/FOPW/NWFP/new/nwfp.htm [consulta 19 de mayo de2003]

Sheng N. y Shan-An H. 1995: Utilisation and conservation of medicinal plants in China. In Medicinal Plants for conservation and health care, FAO Technical Paper nº 11 [en línea] www.fao.org/docrept/W7261e/w7261e00./htm [consulta 25 de mayo de 2003]

Silva de T. de 1995: Industrial utilization of medicinal plants in developing countries, Medicinal Plants for conservation and health care, FAO, Technical Paper nº 11 [en línea] www.fao.org/docrep/W7261e/w7261e00.htm [consulta 19 de diciembre de 2003]

Srivastava J. et al 1996: Medicinal Plants, an expanding role in development, World Bank Technical Paper nº 320, Washington DC.

TRAFFIC 1998: Spicies in Danger Report: Europe´s Medicinal and Aromatic Plants: Their use, Trade and Conservation [en linea] www.traffic.org/plants/recomendations.html [consulta 27 de febrero de 2003]

TRAFFIC 2000: comercio de plantas medicinales [en línea] www.traffic.org/dispaches/archives/june2000/espanol3.html [consulta 1 de diciembre de 2004]

Vantomme P 2001: Production and Trade opportunities for Non-Wood Forest Products, particularly food products for niche markets, Forestry Department-FAO [en línea] www.fao.org/organicag/doc/UNCTAD2001.htm [consulta 11 de febrero de 2003]

Van Seters A. P.1995: Forest based medicines in traditional an cosmopolitan health care [en linea] in Medicinal plant for conservation and health care, [en línea] www.fao.org/docrept/w726le/w7261.htm , FAO Technical Paper nº 1 [consulta 12 de junio de 2003]

Walter, S. 2001: Non-wood Forest Products in Africa: A Regional and National Overview [en línea] www.fao.org/DOCREP/003/y1515b/y1515boo.HTM [consulta 9 de mayo de 2003]

WHO 2002: Traditional Medicinal Strategy 2002-2005, Organización Mundial de la Salud [en línea] www.who.int/medicines/library/trm/trm_strat_eng.pdf [consulta 6 de junio de 2003]
ANEXO
Cuadro 1

Valor y volumen total de las importaciones mundiales de especias, aceites esenciales, plantas y alcaloides años 1998 y 2002





año 1998

año 2002

1998-2002

Valor (mill. $)

6.778,8

6.974,5

2.8% de incremento

Volumen (mill. Tn)

1.917,9

2.247,7

17.5% de incremento

Fuente: elaboración propia a partir de la bases de datos Comtrade.

1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal