Las Virtudes de la Promiscuidad La apertura comercial de Chile



Descargar 373.68 Kb.
Página5/5
Fecha de conversión13.03.2017
Tamaño373.68 Kb.
1   2   3   4   5

14 El Tratado de Montevideo (1980) los denomina Acuerdos de Alcance Parcial (AAP) y entre éstos pueden haber Acuerdos de Complementación Económica (ACE) cuando tratan de materias distintas de la mera desgravación arancelaria.

15 Por ejemplo, hacia 1979, el comercio bilateral bordeaba los US $ 100 millones.

16 El trato nacional de la ALADI (Artículo 46 del Tratado de Montevideo de 1980) es más limitado que el del GATT. Por ejemplo, dicha disposición limita el trato nacional a los impuestos, tasas y otros grvámenes internos, mientras que el Artículo III del GATT lo hace extensivo a “las leyes, reglamentos y prescripciones que afecten la venta interna, la oferta para la venta, la compra, el transporte, la distribución o el uso de los productos en el mercado interior y las reglamentaciones cuantitativas interiores que prescriban la mezcla, la transformción o el uso de ciertos productos en cantidades o en proporciones determinadas..”. Además, esa disposición del GATT prohibe la aplicación de esos tributos y medidas de manera que se proteja la producción nacional. Esta discrepancia em el alcance de las disposiciones sobre trato nacional se explica por el hecho de que, tanto en la época de la ALALC como en los inicios de la ALADI, no todos los países miembros eran partes contratantes del GATT.

17 En el año 2001, Chile renegoció el arancel consolidado para el azúcar elevándolo a 98%. Para trigo, aceites y azúcar Chile aplica desde 1983 un sistema de bandas de precio, para reducir el impacto de las fluctuaciones agudas de precios en el mercado internacional. Bajo dicho sistema se pueden aplicar sobretasas al arancel general o rebajas al mismo, dependiendo de los niveles de precios internacionales. Jurídicamente, la sobretasa sumada al arancel general no debe superar el nivel consolidado en la OMC. La brutal caída de precios del azúcar a fines de los 90, obligó a aplicar aranceles por sobre el nivel consolidado. Para ello, Chile aplicó una medida de salvaguardia bajo la OMC. Al mismo tiempo, trató de obtener un “waiver” o exención temporal bajo el Artículo IX.3 del Acuerdo de Marrakech, con el fin de justificar transitoriamente la violación del nivel consolidado. Las consultas informales sostenidas con miembros interesados revelaron que ello no sería aprobado. Como consecuencia, en 2001 Chile procedió a renegociar el nivel consolidado para el azúcar bajo las disposiciones del Artículo XXVIII del GATT, llevándolo de 31.5% a 98%, y convirtiendo en permanente una medida esencialmente transitoria. Un poco de flexibilidad de parte de otros miembros de la OMC para haber aceptado la exención solicitada, habría reportado a todos una solución superior desde el punto de vista del bienestar económico. ¡Esto demuestra que a veces los negociadores comerciales pierden el sentido común!

18 Esta consolidación a un nivel más alto que la convenida para los demás productos refleja la sensibilidad de la producción chilena, como consecuencia de la existencia de serias distorsiones en los mercados internacionales producto de los subsidios a la producción y a las exportaciones en los principales países desarrollados. La reducción de 35% a 31,5% corresponde al 10% de reducción mínima prescrita por el Acuerdo sobre la Agricultura de la Ronda Uruguay.

19 En 1979, el comercio bilateral bordeaba los US $ 100 millones. Hacia 1997, éste había crecido a US$ 1 431 millones. Los valores en dólares son los correspondientes a los años señalados. Fuente: Banco Central de Chile.

20 Actualmente el APEC está constituído por las siguientes 21 economías: Australia; Brunei Darussalam; Canada; Chile; Estados Unidos de América; Federación Rusa; Filipinas; Hong Kong, China; Indonesia; Japón; Malasia; México; Nueva Zelandia; Papua Nueva Guinea; Perú; República de Corea; República Popular China; Singapur; Taipei Chino; Tailandia; y Viet Nam.

21 EE.UU. no aprueba los acuerdos comerciales como tratados internacionales, ya que éstos requieren de la aprobación de una mayoría de 2/3 en el Senado. Por tratarse de una alta mayoría, estos acuerdos se someten como un proyecto de ley interna, que por lo tanto se aprueba por simple mayoría en ambas ramas del Congreso. Para evitar que los parlamentarios presenten y aprueben enmiendas a esos proyectos de ley interna, existe el “fast track”(más tarde denominado “trade promotion authority”). Bajo este procedimiento, ambas ramas aprueban un marco de referencia dentro del cual ‘autorizan’ al Ejecutivo a suscribir acuerdos comerciales. Mientras los acuerdos se sujeten a dicho marco de referencia, el Congreso se compromete a aprobar o rechazar el proyecto de ley como un todo, sin hacerle modificaciones. Esta abdicación de prerrogativas legislativas no sólo pone a resguardo la integridad de los acuerdos, sino que permite su aprobación de manera más expedita.

22 Por ejemplo, los capítulos en materia de medidas sanitarias y fitosanitarias, normas técnicas y propiedad intelectual.

23 El enfoque de “lista negativa” implica que todos los servicios e inversiones quedan liberalizados salvo las medidas que se listen o reserven en un anexo al tratado. Generalmente las medidas listadas corresponden a las medidas existentes al momento de suscribirse el tratado, que sean contrarias a las obligaciones del TLC como las de acceso al mercado, trato nacional y trato de la nación más favorecida. Las medidas listadas o reservadas pueden ser modificadas unilateralmente pero únicamente si el cambio las torna menos restrictivas (efecto “cremallera”).

24 En la X Reunión del Consejo del Mercado Común (San Luis, 25 de junio de 1996), se suscribió la “Declaración Presidencial sobre Compromiso Democrático en el Mercosur”, así como el Protocolo de Adhesión de Bolivia y Chile a la misma.

25 En el período 1990-99 hubo inversión de capitales mexicanos materializada en Chile por valor de US$ 117 millones, lo que contrasta con US $ 3.2 millones entre 1974-89. En cuanto a los capitales chilenos, entre 1990 y 1998, se materializaron inversiones en México por un monto aproximado de US $ 158 milllones. En 1991 Chile exportaba a México US $ 43 millones, lo que aumentó a US$ 623 millones en 1999, es decir un incremento de más de 14 veces. Por su parte, las exportaciones de México a Chile crecieron desde US $ 138 millones en 1991 a US $ 578 millones en 1999.

26 ALCA: Area de Libre Comercio de las Américas.

27México se mostró dispuesto a liberalizar todo, sin excepciones. Chile, en cambio, no estaba en condiciones de eliminar el sistema de bandas de precios que se aplicaba a azúcar, trigo y harina de trigo y aceites vegetales. En ese contexto la economía política no funcionaba para México y no hubo alteraciones a la cobertura de productos pactada en 1991.

28 Hasta la fecha están vigentes los siguientes convenios para evitar doble tributación:

Argentina (1986), Canadá (2000), México (2000), Brasil (2003), Noruega (2003),       Corea del Sur (2003), Ecuador ( 2004), Perú ( 2004), España (2004) y Polonia (2004).

Los siguientes han sido suscritos pero aún no están en vigencia: Dinamarca (2001), Croacia (2003), Reino Unido (2003) y Nueva Zelandia (2003).

Las negociaciones con los siguientes países ha concluido, y está pendiente la firma y ratificación: Malasia y Rusia. Están en curso de negociación convenios con: Finlandia, Cuba, Hungría, Holanda, Paraguay, Suiza, Estados Unidos, Venezuela, Italia, República Checa, China e Irlanda. Fuente Servicios de Impuestos Internos de Chile: www.sii.cl .




29 El TLC de México con Nicaragua entró en vigencia en 1998, mientras que el suscrito con el Triángulo del Norte (El Salvador, Guatemala y Honduras) se concretó recién en el año 2001.

30 Para entonces, ya existía evidencia de desviación de comercio. Por ejemplo, las importaciones en Chile de automóviles Volkswagen y Nissan, que antes provenían de Brasil y Japón, respectivamente, habían sido reemplazadas por vehículos mexicanos. Lo mismo sucedió con productos de la línea blanca y computadores.

31 Artículo 200.3.b. del Acuerdo de Asociación Chile - UE

32 Corea del Sur representaba para entonces el sexto lugar de las economías con la cuales Chile comerciaba, y un 5% de sus exportaciones al mundo (muy cercano de los embarques al MERCOSUR que entonces equivalían al 5,9%).

33 A la fecha de este artículo, la aprobación del TLC Chile-EFTA está pendiente en el Congreso Nacional de Chile.

34 En América del Sur la única excepción es Bolivia, con el cual existe un Acuerdo de Alcance Parcial. En Centroamérica, no existe un acuerdo con Panamá, y están pendientes los Protocolos con Guatemala, Honduras y Nicaragua. No hay acuerdos comerciales con países del Caribe.

35 Para ilustrarlo, una anécdota. Una vez el autor procuraba una instrucción de su capital para tomar una iniciativa en las negociaciones de la OMC. La autoridad de la capital, que en esos momentos estaba preocupada de concluir el tratado de libre comercio con los EE.UU., respondió: “¡primero hacemos lo urgente y luego nos dedicamos a lo importante!” La OMC podía esperar.

36 La Unión Europea (las Comunidades Económicas Europeas en sus orígenes) fue concebida como un proyecto de paz y seguridad basado, como elemento esencial, en la existencia de democracias representativas en los Estados Miembros que la componen.

37 Hay sectores industriales en los cuales el cambio de sub-partida o partida no es posible de emplear pues, por ejemplo, la industria proveedora de insumos puede estar “relacionada” con la empresa que elabora el producto final, ya sea porque hay una vinculación contractual entre ellas, o porque ese insumo solamente se puede utilizar en la fabricación de un producto manufacturado por una firma. La industria automotriz suele presentar estos rasgos.



1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal