Ley de tránsito y transportes del estado de sinaloa



Descargar 269.67 Kb.
Página1/5
Fecha de conversión05.09.2018
Tamaño269.67 Kb.
  1   2   3   4   5


LEY DE TRÁNSITO Y TRANSPORTES DEL ESTADO DE SINALOA
ÚLTIMA REFORMA PUBLICADA EN EL PERIÓDICO OFICIAL: 6 DE FEBRERO DE 2012.
Ley publicada en el Periódico Oficial del Estado de Sinaloa, el viernes 9 de abril de 1993.
EL CIUDADANO INGENIERO RENATO VEGA ALVARADO, Gobernador Constitucional del Estado Libre y Soberano de Sinaloa, a sus habitantes hace saber:
Que por el H. Congreso del mismo se le ha comunicado lo siguiente:
El H. Congreso del Estado Libre y Soberano de Sinaloa, representado por su Quincuagésima Cuarta Legislatura, ha tenido a bien expedir el siguiente,
DECRETO NUMERO 66

LEY DE TRÁNSITO Y TRANSPORTES DEL ESTADO DE SINALOA

TITULO PRIMERO

CAPITULO I


DISPOSICIONES PRELIMINARES
ARTICULO 1o. La presente Ley tiene por objeto establecer las bases para la ordenación y regulación del tránsito de vehículos, conductores, pasajeros y peatones que hagan uso de las vías públicas del Estado de Sinaloa; así como estatuir las bases para la regulación del servicio público de transporte en la Entidad.
ARTICULO 2o. Las disposiciones de esta Ley son de orden público, interés social y observancia general en todo el Estado.
ARTICULO 3o. La aplicación de la presente Ley y su Reglamento corresponde al Ejecutivo del Estado a través de la Dependencia competente que señale el Reglamento Orgánico de la Administración Pública, así como a las demás áreas administrativas que ésta determine en su respectivo ámbito de competencia.
ARTICULO 4o. La entidad competente dependiente del Poder Ejecutivo del Estado de Sinaloa que señala el Artículo anterior, es el órgano administrativo encargado de planear, coordinar, autorizar, ejecutar y evaluar en los términos de la legislación respectiva, las acciones necesarias en materia de infraestructura carretera, tránsito, transportes y vialidad del Estado.
La dependencia contará con un órgano técnico auxiliar, con carácter de participación ciudadana, cuyo objeto sea orientar las políticas y programas para la protección y preservación del medio ambiente, vialidad y transporte.

CAPITULO II


DE LAS ATRIBUCIONES
ARTICULO 5o. El órgano administrativo competente, previsto en los artículos 3 y 4 de la presente Ley, estará integrado por las dependencias y las unidades administrativas que determine su Reglamento Interior y sus atribuciones son las siguientes:
I. Formular los planes y programas en materia de protección, seguridad, fluidez y comodidad del transporte, así como el tránsito de usuarios y vehículos en las vías públicas;
II. Formular, definir y ejecutar políticas, planes y programas para el desarrollo del transporte terrestre en el Estado;
III. Administrar y vigilar el tránsito en las vías públicas, ordenando, regulando y ejerciendo el control sobre vehículos, peatones, pasajeros y conductores, aplicando las sanciones que correspondan;
IV. Establecer convenios de coordinación a que hubiera lugar con las autoridades federales, de otras entidades y con los ayuntamientos de los municipios del Estado, para elaborar los planes y programas para el desarrollo y mejoramiento de la infraestructura carretera, de transporte y de la vialidad;
V. Promover e impulsar los programas tendientes a la profesionalización de los agentes de tránsito y, en su caso, coadyuvar con las instituciones autorizadas para ello;
VI. Elaborar y mantener actualizado el régimen jurídico que regule el ejercicio de las facultades autorizadas a la policía de tránsito;
VII. Otorgar concesiones para la construcción, administración, operación y conservación de caminos y vialidades de cuota e instalaciones auxiliares y sistemas de transportación masiva de competencia local, así como declarar administrativamente su caducidad, cancelación, rescisión, o revocación y ejercer el derecho de revisión;
VIII. Representar al Ejecutivo del Estado y a la propia dependencia en toda clase de juicios en materia de tránsito y transportes; y
IX. Las demás que le confieran otros ordenamientos.
ARTICULO 6o. Para efectos de referencia, en lo sucesivo del articulado de esta Ley, al órgano administrativo competente, dependiente del Ejecutivo Estatal que establecen los artículos precedentes, se le denominará genéricamente Autoridades de Tránsito y Transportes indistintamente.

TITULO SEGUNDO


DE LA REGULACION DE LOS CONDUCTORES, DEL TRANSITO DE VEHICULOS AUTOMOTORES, PASAJEROS Y PEATONES

CAPITULO I


DISPOSICIONES GENERALES
ARTICULO 7o. Las autoridades de tránsito cuidarán que las aceras, calles, caminos y demás vías públicas destinadas para vehículos o peatones estén siempre expeditos para la circulación, debiendo intervenir en todos los casos en que se obstruya o altere el libre y seguro uso de las mismas.
ARTICULO 8o. Las instituciones públicas correspondientes deberán atender las indicaciones de las autoridades de tránsito sobre si procede o no, o bajo qué condiciones, la autorización para la construcción de edificios, obras o establecimiento de instalaciones que por su naturaleza, ubicación o destino puedan alterar o afectar ostensiblemente, en forma temporal o permanente, las condiciones de vialidad existentes.
Las autoridades, en los permisos para la construcción de obras y edificios, vigilará que éstos cuenten con un número de cajones para el estacionamiento, suficientes para garantizar la demanda que resulte de los mismos.
ARTICULO 9o. Las autoridades de tránsito podrán limitar el tránsito de vehículos en las vías públicas con el objeto de mejorar la vialidad, preservar el ambiente, salvaguardar la seguridad de las personas y el orden público.
ARTICULO 10. El establecimiento y funcionamiento de locales destinados a operar como estacionamiento de vehículos de servicio al público, deberán contar con los permisos de las autoridades de tránsito correspondientes; a las cuales compete aprobar las tarifas que se cobren por dicho servicio y las modalidades de operación.
ARTICULO 11. El establecimiento y funcionamiento de escuelas para la enseñanza de manejo de vehículos requiere de la aprobación de las autoridades de tránsito y a ellas compete establecer las modalidades de operación.

CAPITULO II


DEL REGISTRO Y CONTROL DE CONDUCTORES DE VEHICULOS AUTOMOTORES
ARTICULO 12. Las autoridades de tránsito y transportes, para efectos de control integrarán y operarán un Registro Estatal de Conductores de Vehículos Automotores.
ARTICULO 13. Para conducir un vehículo automotor se requiere obtener y portar la licencia o permiso para conducir vigente, suficiente para el tipo de unidad que se maneje.
ARTICULO 14. Para los efectos señalados en el artículo anterior, las autoridades de tránsito y transportes expedirán los siguientes tipos de licencias:
I. De chofer;
II. De automovilista;
III. De motociclista; y
IV. De aprendiz.
ARTICULO 15. Las licencias de chofer, automovilista y motociclista, tendrán una vigencia máxima de seis años; la de aprendiz de dos años como máximo.
ARTICULO 16. La licencia de chofer autoriza a su titular a manejar todos los vehículos automotores regulados por esta Ley, excepto las motocicletas y los que requieren autorización especial.
ARTICULO 17. La licencia de automovilista autoriza a su titular para conducir vehículos automotores con una capacidad máxima de once pasajeros, o con capacidad de carga no mayor de tres mil quinientos kilogramos.
ARTICULO 18. La licencia de motociclista autoriza a su titular a conducir vehículos automotores de dos o más ruedas de los clasificados como motocicletas.
ARTICULO 19. La licencia de aprendiz se expide a todas aquellas personas que no tengan la edad mínima requerida para obtener cualquiera de las licencias para manejar señaladas en los artículos anteriores o teniendo la edad carezcan de la pericia necesaria para conducir vehículos automotores. En ningún caso se expedirán a menores de dieciséis años.
Cuando el solicitante sea menor de dieciocho años, deberá obtener carta de autorización y responsiva de quien ejerza la patria potestad, garantizando los daños y perjuicios que se puedan ocasionar durante la vigencia de la licencia.
ARTICULO 20. Para obtener licencia para manejar vehículos automotores se requieren:
I. Formular la solicitud correspondiente, proporcionando los datos y documentos que le sean señalados por la autoridad de tránsito;
II. Acreditar pericia y los exámenes médico y teórico-práctico que sobre conducción de vehículos realicen las autoridades de tránsito;
III. Acreditar estar capacitado física y mentalmente para conducir vehículos automotores;
IV. Tener un conocimiento general de la presente Ley y sus Reglamentos, significado de las señales de tránsito y de las diversas precauciones que se deben adoptar al circular sobre las calles y caminos en el Estado con vehículos automotores; y
V. Cubrir el importe de derecho por la expedición de la licencia.
ARTICULO 21. Además de lo señalado en el artículo anterior, para obtener licencia de manejar se requiere:
I. De chofer:
(REFORMADO, P.O. 14 DE DICIEMBRE DE 2001)

A).Tener edad mínima de veintiún años;


B). Acreditar pericia en el manejo de los vehículos automotores regulados por esta Ley, excepto los conocidos como motocicletas.
II. De automovilista:
A). Tener edad mínima de dieciocho años; y
B). Acreditar pericia en el manejo de los vehículos señalados en el artículo 17 de esta Ley.
III. De motociclista:
A). Tener una edad mínima de dieciséis años;
B). En caso de que el solicitante sea menor de dieciocho años, deberá obtener carta de autorización y responsiva de quien ejerza la patria potestad garantizando los daños y perjuicios que se puedan ocasionar durante la vigencia de la licencia;
C). Acreditar pericia en el manejo de los vehículos clasificados como motocicletas.
ARTICULO 22. Para conducir vehículos de servicio público de transporte de pasajeros, se requiere la licencia de conducir correspondiente y el certificado de aptitud establecido en esta Ley.
(REFORMADO, P.O. 14 DE DICIEMBRE DE 2001)

ARTICULO 23. El certificado de aptitud se expedirá a todas aquellas personas que tengan licencia de manejar, así como que hayan presentado y aprobado ante la autoridad correspondiente, los exámenes médicos y teórico-prácticos que acrediten que están específicamente capacitadas para la prestación del servicio público de transporte de pasajeros.


La expedición del certificado de aptitud; y desde luego la licencia de chofer para conductores de vehículos del servicio público de transporte colectivo urbano, en unidades con capacidad mayor de once pasajeros, requerirá además de lo establecido en el párrafo anterior, que acrediten haber cursado el nivel medio básico o secundario y cumplido veintitres años de edad.
ARTICULO 24. Cualquier conductor que haya cambiado su nombre o domicilio señalados en la solicitud o licencia correspondiente, deberá expresamente informarlo a las autoridades de tránsito en un término que no exceda de diez días, y en caso de incumplimiento, se hará acreedor a lo establecido en el Artículo 28 de esta Ley.
ARTICULO 25. Los concesionarios y permisionarios del servicio público de autotransporte, están obligados a contratar sólo conductores que posean la licencia respectiva y que cuenten con la experiencia, capacidad, pericia y condiciones físico-mentales adecuadas, así como vigilar escrupulosamente que el manejo y control de sus vehículos quede encomendado únicamente a conductores que reúnan las características antes señaladas.
(ADICIONADO, P.O. 14 DE DICIEMBRE DE 2001)

Los concesionarios y permisionarios del servicio público de transporte de pasajeros, además de lo establecido en el párrafo anterior tienen la obligación de vigilar que los conductores de este servicio cuenten con el certificado de aptitud vigente.


ARTICULO 26. Las autoridades de tránsito están facultadas para suspender, revocar o anular licencias de manejar mediante el procedimiento y por las causas que se señalan en esta Ley y sus Reglamentos.
ARTICULO 27. La licencia para manejar se suspenderá por un lapso de seis meses, cuando su titular incurra en infracciones de tránsito relativas a la circulación en más de tres ocasiones durante un año natural inmediato anterior a la fecha en que se tramite la suspensión o cuando se le haya sorprendido por segunda vez conduciendo en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas o substancias tóxicas que alteren en forma notable su aptitud para conducir.
ARTICULO 28. Las licencias para manejar se revocarán en los siguientes casos:
I. Cuando se compruebe que su titular ha dejado de tener la aptitud física o mental necesaria para la conducción de los vehículos de la categoría correspondiente;
II. Cuando por sentencia ejecutoria lo determine una autoridad judicial;
III. Cuando el titular de la misma haya incurrido por tercera vez durante un año natural inmediato anterior, en la infracción de conducir en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas o substancias tóxicas que disminuyan en forma notable su aptitud para conducir, o causen daños graves al patrimonio e integridad física de las personas; y
IV. Cuando al titular se le haya suspendido la licencia dos veces en un período de dos años o cinco veces en cualquier tiempo.
ARTICULO 29. Las licencias de manejar se anularán cuando se compruebe que la información proporcionada por el interesado para su obtención es falsa o que alguno de los documentos o constancias exhibidas sean falsificadas; en caso de ser procedente, se consignará al presunto responsable ante las autoridades competentes.
En este caso el particular no podrá obtener licencia para manejar en cualquiera de sus tipos por un término de dos años, ni podrá conducir vehículos en el Estado amparado con licencia obtenida en otra Entidad.
ARTICULO 30. Las licencias para manejar revocadas no se expedirán nuevamente al interesado por un término de cinco años, en el entendido de que éste no podrá conducir vehículo automotor dentro del Estado, aún cuando porte licencia expedida en otra Entidad.
ARTICULO 31. Las causas, procedimientos y consecuencias de la suspensión, revocación o anulación de licencias para manejar serán aplicables también por lo que concierne al certificado de aptitud; con las siguientes salvedades:
I. La suspensión del certificado de aptitud procederá la primera vez que el conductor sea sorprendido manejando en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas o substancias tóxicas; y
II. La revocación del certificado de aptitud procederá al ser sorprendido el conductor manejando por segunda vez en estado de embriaguez o bajo la influencia de drogas o substancias tóxicas.
ARTICULO 32. Cuando por alguna causa justificada no se pudiere obtener la licencia de manejar correspondiente en tiempo y forma, las autoridades estatales de tránsito podrán otorgar permisos provisionales para conducir.

CAPITULO III


DEL REGISTRO Y CONTROL DE VEHICULOS
ARTICULO 33. Las autoridades de tránsito y transportes, para efectos de control, integrarán y operarán un Registro Estatal de Vehículos Automotores.
Todo vehículo que circule en el Estado y no se haya registrado en otra entidad federativa deberá hacerlo ante las autoridades correspondientes. Dicho registro se comprobará mediante las placas, tarjeta de circulación y calcomanía, en su caso; mismas que deberán llevarse siempre en el vehículo y en los lugares previamente determinados por el Reglamento para tal efecto.
ARTICULO 34. Los vehículos automotores o remolcados por vehículo automotor, deberán registrarse ante las autoridades estatales, previa satisfacción de los siguientes requisitos:
I. Formular la solicitud correspondiente proporcionando los datos y comprobantes que le sean señalados por la autoridad de tránsito;
II. Presentar los documentos que acrediten la legal tenencia del vehículo con ánimo de propietario, así como la satisfacción de los requisitos exigidos por las autoridades hacendarias para su estancia legal y definitiva en el país;
III. Aprobar la revisión del sistema electromecánico del vehículo, con el objeto de hacer constar por las autoridades de tránsito que se encuentran satisfechos los requisitos de circulación;
IV. Comprobar que se ha hecho el pago de los impuestos y derechos federales y estatales que sean procedentes; y
V. Comprobar que cuenta con seguro automotriz vigente expedido por compañía autorizada para ello que garantice al menos daños a terceros.
Los vehículos asignados al servicio público de autotransporte deben satisfacer además el pago de los derechos relativos al otorgamiento o revalidación de la concesión o permiso, así como acreditar que se cumple con todas las obligaciones derivadas de dicha concesión o permiso.
ARTICULO 35. Cualquier modificación posterior en los datos y características del vehículo proporcionadas para el registro del mismo en la oficina respectiva, deberá comunicarse a la autoridad dentro de un término de quince días. En caso de no darse aviso se aplicarán las sanciones relativas al responsable.
ARTICULO 36. Cualquier extravío o destrucción de las placas, tarjetas de circulación o calcomanías deberá notificarse a las autoridades de tránsito en un término de cinco días. Tratándose de placas y tarjetas de circulación deberá tramitarse la reposición de las mismas.
ARTICULO 37. Las placas y tarjetas de circulación deberán ser siempre legibles y en su defecto deberá tramitarse su reposición.
ARTICULO 38. Las autoridades de tránsito expedirán las siguientes placas:
I. Para servicio particular;
II. Para servicio público;
III. Para servicios de seguridad pública; y
IV. Para demostración.
ARTICULO 39. Las placas de demostración se proporcionarán exclusivamente a las personas que se dediquen a la fabricación o compra y venta de vehículos automotores sujetos a registro. Se expedirán a los interesados según las necesidades que comprueben ante las autoridades de tránsito, sin que en ningún caso excedan de quince juegos para una sola negociación.
ARTICULO 40. Las personas a quienes se expidan placas de demostración son responsables del uso que se les dé y sólo pueden utilizarlas para demostrar a la clientela el funcionamiento de los vehículos en las vías públicas.
(REFORMADO, P.O. 25 DE DICIEMBRE DE 2002)

ARTICULO 41. Las placas y tarjetas de circulación servirán como identificación del vehículo. Las placas tendrán una vigencia de tres años y las tarjetas de circulación se revalidarán anualmente. En caso de traslación de la propiedad por cualquier medio previsto en la legislación, el interesado deberá tramitar el cambio de propietario en un plazo no mayor de quince días posteriores a la fecha de traslación.


ARTICULO 42. La baja definitiva del registro del vehículo sólo operará:
I. Por destrucción o inutilización del vehículo que impida su circulación;
II. Por cambio del servicio a que estaba destinado;
III. Por cambio en la clase de vehículo que requiera de placas diferentes; y
IV. Por requerirse para el registro en otra entidad federativa donde vaya a radicar el propietario del vehículo.
Tratándose de vehículos destinados al servicio público de transporte, la baja sólo se operará como consecuencia de la substitución del vehículo por otro que se destine al mismo servicio o por cancelación o revocación del permiso correspondiente.
ARTICULO 43. Los vehículos registrados en otro país pueden circular en el Estado, siempre que cuenten con el permiso de introducción legal otorgado por las autoridades competentes y porte placas y tarjeta de circulación vigentes.
ARTICULO 44. Cuando por alguna causa justificada no se pudiere obtener el registro correspondiente en tiempo y forma, las autoridades de tránsito estatales podrán otorgar permisos provisionales para circular.

CAPITULO IV


DE LAS DIVERSAS CLASES DE VEHICULOS SUJETOS A REGISTRO
ARTICULO 45. Para los efectos de su registro, los vehículos se clasifican de la siguiente forma:
I. Por su clase en:
A). Automóviles;
B). Camiones;
C). Omnibús;
D). Microbús;
E). Remolques; y
F). Motocicletas.
Las características de esta clase de vehículos se definirán en el reglamento correspondiente.
II. Por el servicio que prestan en:
A). De servicio público;
B). De servicio particular;
C). De servicio de seguridad pública.
ARTICULO 46. Son vehículos de servicio público, de pasajeros o carga aquellos que operan mediante el cobro de tarifas autorizadas y son operados en virtud de una concesión, permiso o autorización.
ARTICULO 47. Son vehículos de servicio particular los que son utilizados por su propietario para el transporte de personas o cosas y no sujeto a concesión de servicio público de transporte.
ARTICULO 48. Son vehículos de servicio de seguridad pública los que siendo propiedad del Gobierno del Estado, y de los municipios dentro de éste, estén dedicados a los servicios de vigilancia, seguridad pública y protección ciudadana en los términos establecidos en los reglamentos de esta Ley.
ARTICULO 49. Los vehículos deben registrarse ante las autoridades de tránsito y, en su caso, portar las placas y calcomanías, en lugares accesibles y visibles a simple vista, así como la tarjeta de circulación correspondiente, con las características aprobadas para el efecto, salvo los señalados a continuación:
I. Vehículos pertenecientes a las fuerzas armadas nacionales; y
II. Equipo móvil que transite ocasionalmente en vías públicas.
Los vehículos a que se hace referencia en este artículo, deberán en todo caso satisfacer los requisitos de circulación relacionados a la seguridad de peatones, pasajeros y vehículos, así como lo relativo a la preparación y capacidad del conductor de los mismos.

CAPITULO V


DEL EQUIPO DE LOS VEHICULOS
ARTICULO 50. Los vehículos para su segura circulación sobre calles, caminos y carreteras en el Estado, deben contar con los dispositivos y accesorios señalados en esta Ley y sus Reglamentos y aquellos que a juicio de las autoridades de tránsito sean necesarios de conformidad con las características y uso de dichos vehículos.

SECCION LUCES Y FRENOS


ARTICULO 51. Las luces que porten los vehículos en circulación deberán estar de acuerdo con las disposiciones de este capítulo y del Reglamento de esta Ley. Las luces adicionales no deben afectar la precisión de la visión de los peatones y conductores de otros vehículos al apreciar el volumen y dimensiones del portador de las mismas.
ARTICULO 52. Los vehículos automotores de cuatro o más ruedas deberán de estar provistos por lo menos de:
I. Dos faros delanteros provistos de dos intensidades de luz;
II. Dos lámparas posteriores;
III. Dos lámparas direccionales en el frente y dos en la parte posterior; y
IV. Reflejantes en la parte posterior.
Tratándose de remolques o semi-remolques de circulación permanente, deberán satisfacer los requisitos señalados en las fracciones II, III, y IV.
ARTICULO 53. Las motocicletas con cilindrada menor de cincuenta centímetros, con capacidad para desarrollar una velocidad máxima de cuarenta kilómetros por hora, deben portar un faro delantero de una sola intensidad y una luz posterior.
ARTICULO 54. Las bicicletas deben portar un faro delantero de una sola intensidad en la parte anterior y una luz roja en la parte posterior.
ARTICULO 55. Los vehículos de tracción diferente a la mecánica deben ir provistos de franjas reflejantes colocadas en la parte posterior a lo ancho del vehículo.
ARTICULO 56. Las grúas, vehículos de servicio mecánico, vehículos motorizados de aseo y limpia, vehículos de servicio y ayuda, vehículos que transporten maquinaria o carga con dimensiones o características especiales, deben de estar provistos de una torreta con luz ámbar en la parte superior de la cabina.
ARTICULO 57. Los vehículos de transporte escolar deberán portar dos lámparas adicionales en la parte posterior y dos en la parte anterior, colocadas de tal forma que indiquen las dimensiones de la unidad.
  1   2   3   4   5


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal