Lighting the way to a better future a domestic violence prevention program for churches



Descargar 300.56 Kb.
Página5/7
Fecha de conversión01.07.2017
Tamaño300.56 Kb.
1   2   3   4   5   6   7

*Learn how to really listen.  Listening is a skill that must be learned and practiced.  Listening is an important part of effective communication.  When parents listen to their children they are showing them that they are interested and they care about what their children have to say.  Here are some important steps to becoming a good listener:

*Make and maintain eye contact.  Parents who do this are showing their children that they are involved and interested.  Children might get just the opposite message   that their parents are not interested in what they're saying   if minimal eye contact is made.

*Eliminate distractions.  When children express a desire to talk, parents should give them their undivided attention.  They should put aside what they were doing, face their children, and give them their undivided attention.  If parents, for example, continue to read the paper or to watch television while their children are trying to communicate with them, children may get the message that their parents aren't interested in what they have to say, or that what they have to say is not important.  If children express a desire to talk at a time that the parent is unable to, parents can schedule a time later on to talk with their children.

*Listen with a closed mouth.  Parents should try to keep the interruptions to a minimum while their children are speaking.  They can offer encouragement, for example through a smile or a touch, without interrupting.  Interruptions often break the speaker's train of thought, and this can be very frustrating.

*Let your children know they have been heard.  After children are finished speaking, parents can show them that they have been listening by restating what was said, only in slightly different words.  For example, "Boy, it sounds like you really had a good day in pre school."  Not only will this let children know that their parents have been listening.  This will also offer an opportunity for clarification if the parents are misinterpreting the message their children are trying to get across.

*Keep conversations brief.  The younger children are, the more difficult it is for them to sit through long speeches.  One good rule for parents is to speak to young children for no longer than 30 seconds, then ask them to comment on what was said.  The goal is for parents to pass on information a little at a time while checking that their children are paying attention to and understanding what is being said at regular intervals.  Parents should let their children decide when enough is enough.  Parents can look for clues that their children have had enough.  Some clues include fidgeting, lack of eye contact, distractibility, etc.  Parents need to know when to communicate with their children, but they also need to know when to back off, too.

*Ask the right questions.  Some questions help conversations along, while some can stop conversations dead in their tracks.  Parents should try to ask open ended questions in their conversations with their children.  Such questions often require an in depth response that will keep a conversation going.  Open ended questions that begin with the words "what," "where," "whom," or "how" are often very useful in getting children to open up.  Parents should try to avoid asking questions that require only a yes or no answer.  While asking the right questions can help a conversation along, parents need to be careful not to ask too many questions while conversing with their children.  When this happens, conversations can quickly turn into interrogations, and children will be much less likely to open up.

*Express your own feelings and ideas when communicating with children.  For communication to be effective, it must be a two way street.  Not only must parents be available to and listen to their children for effective communication to take place; they must also be willing to share their own thoughts and feelings with their children.  Parents can teach their children many things, for example, morals and values, by expressing their thoughts and feelings.  When expressing their ideas and feelings, however, parents must be careful to do so in a non judgmental way.  It seems logical that the more parents open up to their children, the more their children will open up to them.

*Regularly schedule family meetings or times to talk.  One very useful communication tool for families with older children is the regularly scheduled time to talk.  This can be done in a number of ways.  First of all, there is the family meeting.  Family meetings can be scheduled, for example, once a week, and/or whenever there is something that the family needs to discuss.  Families can use family meeting time to iron out the details of daily living, for example chores, curfews and bedtimes.  Family meeting time can also be used to air grievances and to talk about problems.  These times can also be used to talk about positive things that have occurred during the last week.  What's important is that each family member be given time to talk to and be heard by other family members.

Regularly scheduled times to talk and communicate don't have to be as formal as the family meeting.  For example, families can use the dinner hour each night as a time to catch up with each other.  Or, parents can set aside time to play communication games, such as picking specific topics of discussion and giving everyone in the family a chance to express their opinions.  What's important is that families set aside time at regular intervals to communicate with one another. 



*Admit it when you don't know something.  When children ask questions that their parents can't answer, they should admit that they don't know.  Parents can use such instances as learning experiences.  For example, parents can teach their children how to get the information they're looking for by taking them to the library, using the encyclopedia, etc.  It's far better for parents to show their children that they're human and thus don't know everything than it is to make up some answer that might not be true.

*Try to make explanations complete.  When answering their children's questions, parents should try to give them as much information as they need, even if the topic is something parents don't feel comfortable discussing.  This doesn't mean that parents must go into great detail. It's just important that parents know how much information their children need and then give it to them.  Parents should make sure that the information they give their children is age appropriate.  Parents should also encourage their children to ask questions.  This will help parents figure out just what information their children are looking for.  Not giving enough information can lead children to draw conclusions that aren't necessarily true.

Communicating During Conflicts

All families will have conflicts at one time or another.  While such conflicts can be upsetting, they need not be too disruptive.  There are many different things that parents can do to smoothly get through conflicts and to keep the lines of communication open at the same time.  Here are some suggestions.



*Work on one problem at a time.  During conflicts, it is best to try to solve one problem at a time.  It is not a good idea to bring up many different issues at once.  This can be very confusing to both children and their parents.  When this happens families can quickly lose sight of the real issues.

*Look for creative ways to solve problems. When trying to solve conflicts, parents should try to keep in mind that there is usually more than one solution to any problem.  Parents and children should work together to find solutions that are agreeable to all parties.  Learning to be flexible when solving problems is a great tool for children to have.  If one solution doesn't work, parents should try to be flexible enough to try alternative solutions.

*Be polite.  Parents shouldn't forget the ordinary rules of politeness simply because they are dealing with their children.  During conflicts, or at any other time, parents should treat their children with the same amount of respect that they would show to any other person.  Children are people, too, and they deserve to be treated with respect.  Sometimes during the heat of an argument or disagreement parents say things to their children that they would never say to another relative or a close friend.  Parents should make an effort not to do this.

*Use "I" messages.  When discussing conflicts with their children, parents should always try to state problems in terms of how they feel.  For example, instead of saying something like "You never pick up your clothes like you're supposed to," parents should try something like "I feel frustrated when you don't pick up your clothes."  By using "I" messages, parents are telling their children how their behavior makes them feel, instead of accusing and/or blaming.  "I" messages are effective because children are much less likely to resist or rebel against something that is stated in terms of how the parent feels.  Stating things in terms of "I" messages are much less threatening to children than are accusing and/or blaming.  "I" messages also show children how to take responsibility for their own actions.  Parents who express their feelings in such a way are also teaching their children to do the same.
*Be willing to forgive.  Teach your children to be forgiving by doing so yourself.

How to Avoid Negative Communication

Unfortunately, many parents aren't aware of just how often they use negative forms of communication with their children.  These parents may, as a result, be planting the seeds of mistrust and low self esteem in their children.  This is why it is so important for parents to become aware of and to correct any negative forms of communication they may be using with their children.  Below is a list of examples of negative communication.  Parents should go through this list and identify any of these negative communication patterns that seem familiar.  After identifying problem areas, parents can then begin making changes.  Keep in mind that the list below does not contain every possible example of negative communication.  There are probably many things that can be considered negative communication that are not included on the list below.



Examples of Negative Communication That Parents Should Avoid

*Nagging and lecturing.  Nagging is repeating something that has already been said.  Lecturing is giving more information than is needed without stopping to listen to other opinions or ideas.  Parents can avoid nagging and lecturing by keeping their conversations with their children brief.  Parents should also keep in mind that once they have told their children something once, there is no need to say it again.  Instead of nagging, parents should use a consequence other than nagging (for example, time out) when their children do not do something they have been told to do.  Nagging and lecturing cause children to stop listening or to become defensive or resentful.

*Interrupting.  When children are talking, parents should give them the opportunity to finish what they're saying before speaking themselves.  This is common courtesy.  Children who feel that they can't get a word in edgewise with their parents may stop communicating with them altogether.

*Criticizing.  Parents should avoid criticizing their children's thoughts, feelings, ideas, and/or children themselves.  Children often see such criticisms as direct attacks, and the result can be lowered self esteem.  When necessary, parents should criticize behavior, or what children have done, not children themselves.

*Dwelling on the past.  Once a problem or conflict is solved, parents should try not to mention it again.  Children should be allowed to start over with a clean slate.  Parents who constantly bring up their children's past mistakes are teaching their children to hold grudges for long periods of time.  Also, children need to know that once a matter is settled it remains settled.

*Trying to control children through the use of guilt.   This involves trying to make children  feel guilty because of their thoughts, feelings, and/or actions.  Parents who use guilt to control their children may do great harm to their relationship with their children.

*Using sarcasm.  Parents are using sarcasm when they say things they don't mean and imply the opposite of what they're saying through their tone of voice.  An example is a parent saying something like, "Oh, aren't you graceful," when a child breaks something.  The use of sarcasm hurts children.  Sarcasm is never a useful tool for parents who are trying to effectively communicate with their children.

*Telling your children how to solve their problems.  This happens when parents jump in and tell their children how they should do things instead of letting them have some input into solutions for problems.  Parents who tell their children how to solve their problems may lead children to believe that they have no control over their own lives.  Such children may end up believing that their parents don't trust them.  Or, they may resent being told what to do and as a result resist their parents' directions.

*Putting children down.  Put downs can come in many different forms such as name calling, ridiculing, judging, blaming, etc.  Put downs are detrimental to effective communication.  Put downs can damage children's self esteem.  Children who are put down by their parents often feel rejected, unloved, and inadequate.

*Using threats.  Threats are rarely effective.  They often make children feel powerless and resentful of their parents.

*Lying.  No matter how tempting it is to make up a lie to, for example, avoid talking about uncomfortable topics like sex, parents should not do so.  Parents should try to be open and honest with their children.  This will encourage children to be open and honest with their parents.  Also, children are very perceptive.  They are often very good at sensing when their parents are not being totally honest with them.  This can lead to feelings of mistrust.

*Denying children's feelings.  When children tell their parents how they feel, parents shouldn't make light of these feelings.  If, for example, a parent feels his or her child shouldn't feel sad about losing a baseball game, he or she shouldn't say so. Parents should instead say something supportive, for example, "I know you really wanted to win.  It's hard to lose sometimes."  With younger children, this can be done by using simple, concrete words.  Children need to have their feelings supported by their parents.  Parents need to show their children understanding when it comes to their feelings.  If they don't, children will as a result feel misunderstood by their parents. 

Communication Builders

Here are some examples of things parents can say to their children to help open the lines of communication:

"I'd like to hear about it."
"Tell me more about that."

"Shoot.  I'm listening."

"I understand."

"What do you think about ..."

"Would you like to talk about it?"

"Is there anything else you'd like to talk about?"

"That's interesting."

"Wow!"


"I'm interested."

"Explain that to me."

Effective, open communication takes a lot of hard work and practice.  Parents should remember that they will not be perfect.  Parents make mistakes.  What is important is that parents make the effort to effectively communicate with their children starting when their children are very young.  The result will be a much closer, positive relationship between parents and their children.

Center for Effective Parenting, Little Rock Center: (501) 364-7580, NW Arkansas Center: (479) 751-6166

www.parenting-ed.org





LA COMUNICACIÓN ENTRE
PADRES E HIJOS
(Parent/Child Communication)

La comunicación es el intercambio de información entre dos o más personas. Esta puede ser verbal, por ejemplo cuando dos personas conversan, o puede ser no-verbal, como la expresión en la cara de una persona que probablemente le hará saber a la otra que está enojada. La comunicación puede ser positiva, negativa, efectiva o inefectiva.

Es importante que los padres se puedan comunicar abierta y efectivamente con sus hijos. Este tipo de comunicación beneficia no sólo a los niños, sino también a cada miembro de la familia. Las relaciones entre padres e hijos se mejoran mucho cuando existe la comunicación efectiva. Por lo general, si la comunicación entre padres e hijos es buena, sus relaciones serán buenas también.

Los niños aprenden a comunicarse observando a los padres. Si los padres se comunican abierta y efectivamente, es posible que sus hijos lo hagan también. La habilidad de comunicarse beneficiará a los niños toda su vida. Los niños se empiezan a formar sus ideas y opiniones de sí mismos basadas en lo bien que los padres se comunican con ellos. Cuando los padres se comunican efectivamente con sus hijos, les demuestran respeto. Los niños empiezan a sentir que sus padres los escuchan y los comprenden, lo cual les aumenta su amor propio. Por el contrario, si la comunicación entre padres e hijos es inefectiva o negativa, puede hacer que sus hijos piensen que no son importantes, que nadie los escucha y nadie los comprende. Estos niños pueden también pensar que sus padres no son gran ayuda y no son de confianza.

Cuando los padres se comunican bien con sus hijos es más probable que sus niños estén dispuestos a hacer lo que se les pide. Estos niños saben lo que esperan de sus padres, y una vez que saben lo que se espera de ellos, es más probable que lo cumplan. Estos niños son más aptos a sentirse más seguros de su posición en la familia, y es posible que sean más cooperativos.

Maneras de Comunicarse Efectivamente Con Los Niños

*Empiece la comunicación efectiva cuando los niños están pequeños. Antes de que los padres y los hijos puedan comunicarse, deben sentirse cómodos al hacerlo. Cuando los niños están pequeños, los padres deben empezar a cimentar la comunicación abierta y efectiva. Esto puede lograrse cuando los padres están disponibles para contestar preguntas, o para platicar con sus hijos. Además, los padres que proveen a sus hijos con plenitud de amor, entendimiento y aceptación, ayudan a crear un buen ambiente para la comunicación franca. Los niños que se sienten amados y aceptados por sus padres son más capaces de compartir sus sentimientos, pensamientos y preocupaciones con ellos.

A veces es más fácil para los padres sentir aceptación por sus hijos que demostrarla. Ellos deben hacerle saber a sus hijos que les aman y aceptan. Esto se puede lograr de manera verbal y no verbal. Los padres pueden hacer saber a sus hijos verbalmente que los aceptan por medio de lo que dicen. Ellos deben tratar de mandar mensajes positivos a sus hijos. Por ejemplo, cuando el niño recoge sus juguetes una vez que ha terminado con ellos, los padres pueden hacerle saber que lo aprecian diciendo algo como, "Me gusta cuando recoges tus juguetes sin que yo te lo pida." Cuando los padres platican con sus hijos, deben tener cuidado con lo que dicen y la manera que lo dicen. Todo lo que un padre le dice a su hijo envía un mensaje de la opinión que ellos tienen de sus hijos. Por ejemplo, si el padre dice algo como, "No me molestes. Estoy ocupado," sus hijos pensarán que sus necesidades no son importantes.

No verbalmente, los padres pueden demostrar su aceptación a sus hijos por medio de ademanes, expresiones faciales, y otras señales no verbales. Los padres deben eliminar los gritos, y prestarles más atención a sus hijos. Esta conducta interfiere con la comunicación efectiva. La práctica hace al maestro: Los padres deben aprender a demostrar aceptación en formas que los niños entenderán.

*Comuníquese al nivel del niño. Cuando los padres se comunican con sus hijos, es importante que lo hagan al nivel del niño, verbal y físicamente. Verbalmente, los padres deben tratar de usar lenguaje apropiado a la edad de sus hijos para que puedan entender.

Con niños más pequeños, esto se puede lograr usando palabras simples. Por ejemplo, los niños pequeños entienden mejor si se les dice, "No golpees a tu hermana," en lugar de "No es aceptable que golpees a tu hermana." Los padres deben saber lo que sus hijos pueden entender y no deberían tratar de comunicarse en maneras que sus hijos no podrán entender. Físicamente, los padres no deben, por ejemplo, encumbrarse sobre sus hijos cuando se comunican con ellos. En cambio, deben tratar de ponerse al nivel del niño ya sea de rodillas, sentados o agachados. Esto facilitará el contacto con la mirada y los niños se sentirán menos intimidados por los padres cuando se miran cara a cara.



*Aprenda a realmente escuchar. Escuchar es una habilidad que se debe aprender y practicar. Escuchar es una parte muy importante de la comunicación efectiva. Cuando los padres escuchan a sus hijos les están mostrando que están interesados y que ponen atención a lo que sus hijos tienen que decir. A continuación se ofrecen unos consejos para convertirse en mejores escuchas:

>Haga y mantenga el contacto con la mirada. Los padres que hacen esto les demuestran a sus hijos que están interesados. Si no se hace contacto con la mirada, los niños pueden pensar que sus padres no están interesados en lo que dicen.

>Elimine las distracciones. Cuando los niños expresan el deseo de platicar, los padres deben brindarles su atención completa. Deben poner a un lado lo que están haciendo, mirar a sus hijos y ponerles atención. Si los padres por ejemplo, continúan leyendo al periódico, o mirando la televisión cuando sus hijos tratan de comunicarse, los niños pueden pensar que sus padres no están interesados en lo que tienen que decir o que no es importante. Si los niños desean comunicarse y los padres no pueden, los padres deben planear una hora después para platicar con ellos.

>Escuche con la boca cerrada. Los padres deben tratar de interrumpir lo menos que se pueda cuando sus hijos hablan. Pueden ofrecer apoyo por medio de una sonrisa o una caricia, sin interrumpir. Las interrupciones a menudo hacen que la persona que habla pierda su concentración, lo que es muy frustrante.

>Haga saber a sus hijos que han sido escuchados. Una vez que los niños han terminado de hablar, los padres pueden mostrarles que han prestado atención repitiendo lo que acaban de escuchar, con palabras diferentes, por ejemplo, "Parece que tuviste un día muy bueno en la guardería." Esto no solo les indica que sus padres han estado escuchando. También es una oportunidad de aclarar las cosas si los padres no entendieron algo o interpretan mal lo que sus niños tratan de decir.

*Mantenga las conversaciones breves. Entre más pequeños son los niños, más difícil es que pongan atención a sermones largos. Una buena regla es que los padres hablen con sus hijos por 30 segundos, luego pregúnteles algo o pida su opinión de lo que se ha hablado. El objetivo es que los padres pasen información a sus hijos poco a poco y cerciorarse que los niños están atentos y comprenden lo que se les dice. Los padres deben permitirles a sus hijos que decidan cuando algo es demasiado. Deben buscar señales de que sus hijos han tenido suficiente. Estas incluyen la inquietud, falta de contacto visual, y distracción. Los padres deben saber cuando comunicarse con sus hijos, pero deben también saber cuando aguantarse.

*Haga las preguntas correctas. Algunas preguntas ayudan a mantener el curso de una conversación, mientras que otras la pueden parar en seco. Los padres deben tratar de hacer preguntas fáciles de contestar en sus conversaciones con sus hijos. Estas preguntas requieren a menudo respuestas detalladas que mantendrán la conversación interesante. Preguntas abiertas que comienzan con las palabras "qué", "cuando", "quién", o "como", son a menudo muy serviciales para que los niños se sientan cómodos. Los padres deben evitar las preguntas que solo requieren respuestas de SI o NO. Aunque hacer preguntas indicadas ayuda en la conversación, los padres necesitan tener cuidado de no hacer muchas preguntas cuando conversan con sus hijos. Cuando esto sucede, las conversaciones se convierten en interrogatorios y los niños no se interesarán en participar.

*Exprese sus ideas y opiniones con sus hijos cuando se comunique con ellos. Para que la comunicación sea efectiva, debe haber dos lados. No solo los padres deben estar disponibles para sus hijos y listos a escucharlos, para que la comunicación efectiva tome lugar; también deben estar preparados para compartir ideas y sentimientos con sus hijos. Los padres pueden enseñar a sus hijos muchas cosas, por ejemplo, morales y valores, expresando sus ideas y opiniones. Cuando comparten sus ideas, sin embargo, deben tener cuidado de no pasar juicios. Parece lógico que entre más francos sean los padres con sus hijos, más francos serán los hijos con sus padres.

*Planeé regularmente juntas de familia o tiempo para platicar. Una forma muy útil para las familias de comunicarse efectivamente con niños más mayores es planear juntas para platicar. Esto se puede lograr de varias formas. En primer lugar, existe la junta familiar. Esta junta puede planearse una vez a la semana y/o cuando hay algo que la familia debe discutir. La familia puede utilizar estas juntas para discutir detalles cotidianos, como tareas, horas de volver a casa y horas de acostarse. Estas juntas familiares también son una buena oportunidad para discutir quejas y problemas. Este tiempo también se puede utilizar para hablar de cosas positivas que han ocurrido durante la semana. Lo importante es que cada miembro de la familia tenga tiempo para hablar y ser escuchado por los demás.

El horario regular para platicar y comunicarse no tiene que ser tan formal como la junta familiar. Por ejemplo, las familias pueden utilizar la hora de la cena para enterarse de lo que sucede con los demás. O los padres pueden hacer tiempo para tomar parte en juegos de comunicación, como escoger temas específicos de discusión y darle a cada uno en la familia la oportunidad de expresar su opinión. Lo que importa es que la familia aparte tiempo regularmente para comunicarse con uno y otro.



*Admita cuando usted no sabe algo. Cuando los niños hacen preguntas que los padres no pueden contestar, los padres pueden admitir que no saben la respuesta. Pueden también utilizar estas ocasiones como lecciones. Por ejemplo, los padres pueden enseñar a sus hijos a encontrar información en la biblioteca, en las enciclopedias, etc. Es mucho mejor que los padres demuestren a sus hijos que ellos son humanos y que no saben todo, que inventar alguna respuesta que puede ser falsa.

*Trate de dar explicaciones completas. Al contestar las preguntas de los niños, los padres deben proveer tanta información como sea necesaria, aunque los temas sean de algo que los padres no se sienten cómodos para hablar. Esto no significa que los padres tienen que describir detalle por detalle. Solo que es importante es que los padres sepan cuanta información necesitan sus niños y proveérsela. Los padres deben asegurarse de que esta información sea apropiada a la edad de lo niños. También deben alentar a los niños a que hagan preguntas. Esto ayudará a los padres a enterarse del tipo de información que buscan los niños. No dar información suficiente puede tener como consecuencia que los niños se formen criterios que no son necesariamente verdaderos.

Comunicación Durante Conflictos

Todas las familias tendrán conflictos una que otra vez. Aunque los conflictos pueden ser desconcertantes, no tienen que distraer mucho. Hay varias cosas que los padres pueden hacer para aminorar los conflictos y al mismo tiempo mantener abiertas las líneas de comunicación. A continuación se ofrecen algunas sugerencias.



*Resuelva un problema a la vez. Durante los conflictos, es mejor tratar de resolver un problema a la vez. No es buena idea discutir varios temas al mismo tiempo. Esto puede ser confuso para padres e hijos. Cuando esto sucede las familias pierden rápido la mira de los temas importantes.

*Busque maneras creativas de resolver los problemas. Cuando se trata de resolver conflictos, los padres deben tener en cuenta que existe más de una solución para cada problema. Padres e hijos deben trabajar juntos para encontrar soluciones que sean satisfactorias para ambos. La flexibilidad para resolver problemas es una habilidad muy buena que los niños pueden aprender. Si una solución no funciona, los padres deben tratar de ser suficientemente flexibles para encontrar otra.

*Sea cortés. Los padres no deben olvidar las reglas comunes de cortesía solo porque se trata de sus hijos. Durante los conflictos, o quizás en otras ocasiones, los padres deben tratar a sus hijos con el mismo respeto con que tratarían a cualquier otra persona. Los niños son personas también, y por lo tanto merecen ser tratados con respeto. A veces durante el calor de la discusión o el desacuerdo, los padres les dicen cosas a sus hijos que nunca dirían a otro pariente o amistad cercana. Los padres deben hacer el esfuerzo de no hacer esto.

*Utilice mensajes de "YO". Cuando se discuten los conflictos con sus hijos, los padres deben siempre tratar de referirse a los problemas conforme a su opinión. Por ejemplo, en lugar de decir "Tú nunca recoges la ropa como se supone," los padres pueden decir "Yo me siento frustrado cuando tu no recoges tu ropa." Al usar "Yo", los padres les expresan a sus hijos como los hace sentir su conducta, en lugar de acusarlos o humillarlos. Hablando de "YO" es efectivo con los niños porque ellos no tienden a rebelarse contra algo que se les dice con respecto a la manera de sentir de los padres. Cuando se les dice algo con respecto a los sentimientos del padre, los niños se sienten menos amenazados que si se les habla con acusaciones y/o culpa. Hablando de "YO" también enseña a sus hijos a ser responsables por sus actos. Los padres que expresan sus sentimientos de tal manera enseñan a sus hijos a comportarse así también.

*Esté dispuesto a perdonar. Enseñe a sus hijos a perdonar, haciéndolo usted mismo.

Como Evitar La Comunicación Negativa

Desafortunadamente, muchos padres no están conscientes de cuantas veces utilizan formas negativas para comunicarse con sus hijos. Esto padres pueden, como resultado, estar plantando la semillas de la desconfianza y el bajo nivel de amor propio de sus hijos. Es por esto que es importante que los padres se enteren y corrijan cualquier forma de comunicación negativa que usan con sus hijos. A continuación se ofrece una lista de ejemplos de mala comunicación. Los padres deben revisar esta lista e identificar las tendencias que son familiares. Después de identificar las áreas problemáticas, los padres pueden empezar a hacer cambios. Recuerde que esta lista no contiene todos los ejemplos de comunicación negativa. Hay quizás muchas formas de comunicación que se consideran negativas que no están incluidas en esta lista.



Ejemplos De Comunicación Negativa Que Los Padres Deben Evitar

*Fastidios y sermones. Fastidiar es repetir algo que ya se ha dicho. Sermonear es dar más información de la que es necesaria sin dar cabida a otras opiniones o ideas. Los padres pueden evitar fastidios y sermones manteniendo breves las conversaciones con sus hijos. También deben tener en cuenta que una vez que les han dicho algo a sus hijos, no es necesario decirlo de nuevo. En lugar de fastidiarlos, los padres pueden usar otra consecuencia, como un tiempo fuera, cuando sus hijos no hacen algo que se les ha pedido. Fastidiar y sermonear hace que los niños dejen de escuchar o se pongan a la defensiva o se sientan resentidos.

*Interrupciones. Cuando los niños estén hablando, los padres deben darles la oportunidad de terminar lo que están diciendo antes de que ellos hablen. Es una regla de cortesía. Los niños que sienten que no son escuchados, pueden dejar de tratar de comunicarse con sus padres por completo.

*Críticas. Los padres no deben de criticar los sentimientos, las opiniones o ideas de sus hijos. A menudo los niños miran esto como un ataque, lo que resulta en poco amor propio. Cuando sea necesario, los padres deben criticar cierta conducta, o lo que sus niños han hecho, pero no critique al niño mismo.

*Viviendo en el pasado. Una vez que el problema o conflicto se ha resuelto, los padres deben tratar de no mencionarlo otra vez. A los niños se les debe permitir volver a empezar. Los padres que mencionan constantemente los errores que sus hijos han cometido en el pasado, están enseñando a sus hijos a guardar rencores por mucho tiempo. Además, los niños deben saber que una vez que un problema ha sido resuelto, permanecerá resuelto.

*Tratar de controlar a sus hijos usando sentimientos de culpabilidad. Esto incluye intentar que los niños se sientan culpables por sus opiniones, sentimientos y/o acciones. Los padres que usan la culpabilidad para controlar a sus hijos pueden hacer un gran daño a su relación con ellos.

*Usar sarcasmo. Los padres están usando sarcasmo cuando dicen algo que no quieren decir, o insinúan lo opuesto a lo que dicen por el tono de su voz. Un ejemplo sería un padre diciendo "Oh, qué gracioso eres," cuando un niño rompe algo. El sarcasmo hiere a los niños y nunca sirve cuando los padres tratan de comunicarse efectivamente con sus hijos.

*Decirle a sus hijos como resolver sus problemas. Esto sucede cuando los padres intervienen y les dicen a sus hijos como hacer las cosas, en lugar de dejarlos que busquen soluciones a sus problemas. Los padres que le dicen a sus hijos como resolver sus problemas, pueden hacer creer al niño que el no tiene ningún control sobre su propia vida. Estos niños pueden acabar creyendo que sus padres no les tienen confianza. O, pueden ofenderse cuando se les dice lo que deben hacer y como resultado se rebelan contra los consejos de sus padres.

*Hacer que los niños se sientan menos. Las humillaciones toman diferentes formas, como nombres ofensivos, ridiculizar, pasar juicio, culpabilidad, etc. Las humillaciones perjudican la buena comunicación, también dañan el amor propio de los niños. Los niños que son humillados por sus padres a menudo se sienten rechazados, no amados, e incapaces.

*Amenazar. Las amenazas rara vez son efectivas. A menudo hacen que los niños se sientan sin poder y se resienten con sus padres.

*Mentir. No importa que tan grande sea la tentación de inventar una mentira para evitar, por ejemplo, hablar del sexo, los padres nunca deben mentir. Deberían tratar de ser francos y honestos con sus hijos. Esto hará que sus hijos también sean francos y honestos con sus padres. Además, los niños son muy perspicaces. Son muy buenos para presentir si sus padres son totalmente honestos con ellos. Esto puede causar desconfianza.

*Negarles sus sentimientos a los niños. Cuando los niños les dicen a sus padres como se sienten, los padres no deben de tomarlo a la ligera. Si por ejemplo, el padre piensa que el niño no debería estar triste por haber perdido un juego de básquetbol, no debería decir nada. Puede en cambio decir algo que ayude, por ejemplo, "Yo se que tu querías realmente ganar. A veces es difícil perder." Con niños más pequeños, esto se puede lograr con palabras más sencillas y directas. Los niños necesitan que sus padres apoyen sus sentimientos. Los padres necesitan demostrar apoyo a sus hijos cuando se trata de sus sentimientos. Si no, sus hijos se sentirán mal entendidos por sus padres.

Forjando la Buena Comunicación

Aquí hay algunos ejemplos de cosas que los padres pueden decirle a sus hijos para ayudar a abrir las líneas de comunicación.

"Me gustaría saber más del asunto."
"Dime más acerca de esto."
"Habla. Yo escucho."
"Yo entiendo."
"Qué piensas tú de…."
"¿De qué te gustaría hablar?"
¿Hay algo más de lo que quieres hablar?
"Eso suena interesante."
"Me interesa."
"Explícamelo por favor."

La comunicación franca y efectiva toma mucho trabajo y práctica. Los padres deben recordar que no son perfectos. Ellos cometen errores. Lo que importa es que los padres se esfuercen a comunicarse efectivamente con sus hijos, desde que estos son pequeños. El resultado será una relación más cercana y positiva entre los padres y sus hijos.





Centro Para el Padre Efectivo
Little Rock Center (501) 364-7580
NW Arkansas Center (479) 751-6166

Escrito por Kristin Zolten, M.A. & Nicholas Long, Ph.D. Departamento de Pediatría, Universidad de Arkansas para Ciencias Médicas. Arte de Scott Snider. Traducido por Jorge N. Amaral, Centro Para el Padre Efectivo. Springdale, Arkansas.
©1997

Catálogo: 2009
2009 -> Nuevo récord de los neumáticos Hankook: tres continentes en tres días
2009 -> Tres continentes en coche durante 3 días: El destructor de récords Gerhard Plattner confía en los neumáticos Hankook
2009 -> Prefacio El Marco de la Administración de Proyectos
2009 -> Aacr2 Terminology vs. Rda terminology
2009 -> No se puede hablar del reino de Dios sin contemplar al Dios del reino que vive y anuncia Jesús
2009 -> La poesía de los Siglos de Oro La poesía del siglo XVI. Etapas I corrientes
2009 -> Contrato nº 049-2009-drc-c-inc contrato licitación pública nº 009-2009-drc-c-inc adquisición de equipos de computo
2009 -> Transcribe: Karla Bedoya A
2009 -> Iconos cu Noticias de la actualidad informática y del sector tecnológico Destinado a especialistas del Sistema Bancario


Compartir con tus amigos:
1   2   3   4   5   6   7


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal