Lista de patrimonio mundial



Descargar 43.9 Kb.
Fecha de conversión05.07.2017
Tamaño43.9 Kb.
LISTA DE PATRIMONIO MUNDIAL
NUEVOS SITIOS INSCRITOS POR EL COMITÉ DE PATRIMONIO MUNDIAL DE LA UNESCO EN SU 30ª REUNIÓN
VILNA, LITUANIA, 6 – 16 JULIO 2006

SITIOS NATURALES (2)


  • Santuarios del panda gigante de Sichuan (China), que albergan más de 30% de la población mundial de pandas gigantes, una especie en peligro. De una superficie de 924.500 ha, el santuario abarca siete reservas naturales y nueve parques paisajísticos en las montañas de Qionglai y Jiajin y constituye el mayor hábitat existente del panda gigante, un vestigio de la fauna paleotropical de la Era Terciaria. Asimismo, es el vivero más importante de pandas gigantes para crear poblaciones en cautividad de esta especie amenazada. El santuario alberga también un cierto número de especies en peligro de desaparición a nivel mundial como el panda pequeño, el leopardo de las nieves y el leopardo nebuloso. En lo que respecta a la flora, esta región es uno de los sitios de mayor riqueza botánica del mundo, fuera de los bosques tropicales, ya que el número de sus especies vegetales oscila entre 5.000 y 6.000, pertenecientes a más de 1.000 géneros.




  • Santuario de Fauna y Flora de Malpelo (Colombia). El santuario, que comprende la isla de Malpelo (350 ha.) y la zona marítima circundante (857.150 ha), se halla a 506 km del litoral colombiano. Este vasto parque marino, que forma también la zona prohibida de pesca más extensa de todo el Pacífico Este tropical, es un hábitat de vital importancia para toda una serie de especies marinas en peligro de extinción a nivel mundial. Asimismo, es una importante fuente de nutrientes y, por lo tanto, una zona de gran acumulación de biodiversidad marina. El santuario constituye, en especial, una “reserva” de tiburones, meros gigantes y peces voladores, y es uno de los contados lugares del planeta donde se ha podido observar la presencia del tiburón sol-rayo (“odontaspis ferox”), un tiburón de aguas profundas. La zona de Malpelo está considerada como uno de los más extraordinarios sitios del mundo para el buceo debido a la excepcional belleza de sus abruptos acantilados y grutas. Además, sus aguas profundas sirven de refugio a un número considerable de especies pelágicas y grandes depredadores marinos –hay, por ejemplo, poblaciones de más de 200 tiburones martillo y 1.000 tiburones sedosos, tiburones ballenas y atunes– cuyo comportamiento natural permanece inalterado en un medio ambiente preservado.

SITIOS CULTURALES (16)


  • La Muralla o “Jugol” de Harrar (Etiopía) - La ciudad histórica fortificada de Harrar se halla emplazada en un meseta cortada por desfiladeros profundos y circundada por zonas desérticas y sabana. Las murallas que rodean esta ciudad musulmana fueron construidas entre los siglos XIII y XVI. Se ha dicho que Harrar es la cuarta ciudad santa del Islam, ya que posee 82 mezquitas –tres de las cuales datan del siglo X– y 102 santuarios. El tipo de vivienda más extendido es la casa tradicional compuesta por tres habitaciones en la planta baja y dependencias con diversos servicios en el patio. Otro tipo de vivienda es la denominada “casa india”, construida por los mercaderes indios que llegaron a Harrar a partir de 1887. Es una construcción sencilla de planta rectangular con dos pisos, provista de una galería con vistas a la calle y al patio. La combinación de los elementos de la casa india y la tradicional ha dado origen a un tercer tipo de construcción. La población de Harrar es conocida por la calidad de su artesanía: tejidos a mano, cestería y encuadernación. No obstante, el aspecto más notable del patrimonio cultural de Harrar es el diseño excepcional del interior de sus casas. Este aspecto arquitectónico, original y específico, hace que el plano interno del hogar difiera del usual en los países musulmanes. El estilo de construcción es también único en Etiopía. La configuración urbana actual de Harrar, que data del siglo XVI, es la de una ciudad musulmana caracterizada por una red de callejuelas estrechas con fachadas adustas. Desde 1520 hasta 1568 fue capital del Reino de Harari. Luego, desde finales del siglos XVI hasta el siglo XIX, la ciudad fue un centro de enseñanza islámico y un nudo comercial importante. En el siglo XVII se convirtió en emirato independiente. Posteriormente, fue ocupada por Egipto durante un decenio y pasó a formar parte de Etiopía en 1887. La repercusión de las tradiciones africanas e islámicas en el desarrollo de los tipos específicos de hábitat y del plan de ordenación urbana ha contribuido al carácter particular de la ciudad, e incluso a imprimirle un sello excepcional.




  • Círculos Megalíticos de Senegambia (Gambia y Senegal). Sitio compuesto por cuatro vastos conjuntos megalíticos que comprenden una extraordinaria concentración de más de 1.000 monumentos diseminados en una faja de 100 km de anchura, a lo largo de 350 km del curso del Río Gambia. Los cuatro conjuntos –Sine Ngayène, Wanar, Wassu y Kerbatch– comprenden 93 círculos de piedra y numerosos túmulos funerarios. Algunos de ellos han sido objeto de excavaciones que han permitido encontrar materiales cuya datación se extiende desde el siglo III a.C. hasta el siglo XVI d.C. Los círculos de piedra formados por pilares de laterita trabajados con esmero y los túmulos funerarios conexos componen un vasto paisaje sagrado que se ha ido creando a lo largo de más de 1.500 años. Ese paisaje atestigua la existencia de una sociedad con un alto grado de organización, que perduró a través de los siglos. Las piedras que forman los círculos fueron extraídas con utensilios de hierro de canteras de laterita cercanas y, luego, trabajadas con habilidad para fabricar pilares idénticos de forma cilíndrica o poligonal. La altura de éstos es de dos metros, por término medio, y su peso puede alcanzar hasta siete toneladas. Cada círculo tiene un diámetro de cuatro a seis metros y el número de pilares que lo componen oscila entre ocho y catorce. Todos los círculos se hallan en las proximidades de los túmulos funerarios. Este sitio excepcional es representativo de una zona de monumentos megalíticos mucho más amplia de esta región, que no parece tener parangón en el mundo en lo que respecta a sus dimensiones, su coherencia y complejidad. El esmero con que se ha fabricado cada pilar denota el uso de una técnica hábil y precisa en el trabajo de la piedra y, además, contribuye a la sensación impresionante de orden y grandiosidad que se desprende de los círculos de piedra en su conjunto.




  • Área de Arte rupestre de Chongoni (Malawi). Situada en un grupo de colinas de granito cubiertas de vegetación la reserva de Chongoni tiene una superficie de 126,4 km2 en el altiplano central de Malawi. La zona alberga la concentración más densa de arte rupestre de África, con 127 sitios que reflejan una tradición relativamente del arte rupestre de los agricultores, pero también pinturas realizadas por los baTwas, un pueblo cazador y recolector que vivió en la zona desde finales de la Edad de Piedra. Los chewa, un pueblo agricultor, vivieron en la zona desde finales de la Edad del Hierro y practicaron la pintura rupestre hasta bien entrado el siglo XX. Los símbolos de este arte rupestre, muy asociados a la figura femenina, todavía tienen mucha relevancia entre los chewa, y los sitios están activamente asociados con ceremonias y rituales.



  • Aapravasi Ghat (Mauricio) – Este sitio de 1.640 m2 situado en el distrito de Port Louis es el lugar donde comenzó la diáspora moderna de los llamados “trabajadores contratados”. En 1834, el gobierno británico seleccionó la isla de Mauricio para que fuera el primer sitio de lo que llamó “el gran experimento”, es decir, el uso de trabajadores libres en sustitución de esclavos. Entre 1834 y 1920, casi medio millón de “trabajadores contratados” llegaron desde la India a Aapravasi Ghat para trabajar en las plantaciones de caña de azúcar de Mauricio, o para ser transferidos desde allí a la isla de la Reunión, a Australia, al sur y al este de África o al Caribe. Los edificios de Aapravasi Ghat figuran entre las primeras manifestaciones explícitas de lo que se convertiría en un sistema económico mundial y uno de los mayores movimientos migratorios de la historia.




  • Paisaje del Agave y antiguas instalaciones industriales de Tequila (México) - Este sitio, situado entre las estribaciones del volcán de Tequila y el profundo valle del Río Grande, se extiende por una superficie de 34.658 hectáreas y forma parte de un vasto paisaje formado por cultivos de agave azul, una planta que se viene usando desde el siglo XVI para elaborar la tequila y, desde hace 2.000 años por lo menos, para producir bebidas fermentadas y confeccionar ropa gracias a sus fibras textiles. Dentro de esta zona paisajística están en actividad las destilerías de tequila que son un exponente del aumento del consumo de esta bebida alcohólica a lo largo de los siglos XIX y XX. Hoy en día, el cultivo del agave se considera parte integrante de la identidad nacional mexicana. El sitio comprende el paisaje formado por los campos donde se cultiva actualmente el agave azul y los asentamientos urbanos de Tequila, Arenal y Amatitlán con grandes destilerías en las que se fermenta la piña de la planta para fabricar el alcohol. El sitio inscrito en la Lista del Patrimonio Mundial comprende, además de los campos, las destilerías y factorías –en actividad o no–, las tabernas (destilerías clandestinas en tiempo de la administración colonial española), las aglomeraciones urbanas y los vestigios arqueológicos de Teuchitlán. Dentro del perímetro del sitio hay numerosas haciendas que, en algunos casos, datan del siglo XVIII. El estilo arquitectónico de las factorías y haciendas se caracteriza por el uso del ladrillo y el adobe y la presencia de muros encalados con tonos ocre, arcos de piedra y piedras angulares con una ornamentación tradicional, neoclásica o barroca. El sitio es un testimonio de la fusión de las tradiciones prehispánicas de fermentación del jugo de mezcal con los procedimientos de destilación europeos, y de las técnicas locales con las importadas del Viejo Continente y los Estados Unidos. El sitio comprende también zonas de vestigios arqueológicos de cultivos en terrazas, viviendas, templos, túmulos ceremoniales y terrenos de juego de pelota que constituyen un testimonio de la cultura de Teuchitlán, predominante en la región de Tequila desde al año 200 hasta el 900 a.C.




  • Los sitios de Arte Rupestre de Kondoa (Tanzania) también fueron inscritos. Este sitio de 2.336 km2 que se extiende por las pendientes orientales de la escarpadura de la región de los masai, colindante con el Gran Valle del Rift, contiene un espectacular conjunto de imágenes pintadas a lo largo de unos dos milenios. Muchas de esas pinturas poseen un valor artístico elevado y constituyen un testimonio excepcional no sólo de la transición de sociedades humanas basadas en la caza y la recolección a otras fundadas en la agricultura y el pastoreo, sino también de las creencias e ideas de las comunidades que las ejecutaron. Aunque todavía no se conoce con exactitud el número de lugares de la región de Kondoa con muestras de arte rupestre, se estima que hay entre unos 150 y 450 refugios rocosos, grutas y salientes inclinados de farallones con decoraciones. Todos estos lugares están emplazados en las cumbres de las colinas, allí donde las pendientes orientales de la escarpadura son más pronunciadas. En esta región abundan las formaciones geológicas grandiosas y fracturadas que, gracias a sus cavidades, proporcionan a las pinturas el amparo necesario. El sitio posee pinturas de color rojo –cuya antigüedad se remonta a más de 1.500 años, según algunas estimaciones– y otras de color blanco y negro pertenecientes a épocas posteriores. Las dataciones con radiocarbono de los vestigios de carbón vegetal desenterrado indican que los primeros pueblos de pastores se instalaron en la región unos 1.500 años atrás. Algunos investigadores han sostenido que este arte rupestre es obra de los antepasados de las etnias sandawe y hadza, cuyas tradiciones milenarias perduran en nuestros días. Las excavaciones arqueológicas han permitido encontrar materiales que se remontan a las fases intermedia y postrera de la Edad de Piedra y a la Edad del Hierro. Algunos de los esos lugares siguen estando vinculados a tradiciones vivaces sólidamente arraigadas. Por ejemplo, la etnia de los irangi se sirve de los refugios para la práctica de ritos de iniciación, rogativas para atraer la lluvia y ceremonias adivinatorias. Por su parte, las etnias hadza y sandawe, que también pueblan esta región, consideran que algunos de esos lugares tienen un carácter sagrado.




  • Centro histórico de Ratisbona y Stadtamhof (Alemania). Situada en Barvaria, a orillas del Danubio, esta ciudad medieval contiene numerosos edificios de calidad excepcional que atestiguan su historia como centro comercial de gran influencia en la región. Ratisbona ha preservado numerosas estructuras históricas que cubren dos milenios: desde la Roma antigua hasta edificios románicos y góticos. Sus construcciones de los siglos XI a XIII (el mercado, el ayuntamiento, la catedral…) confieren a Ratisbona un carácter particular: edificios altos, calles estrechas y oscuras, murallas muy anchas. Entre los edificios hay también torres patricias, un gran número de iglesias y conjuntos monásticos, y el puente de piedra, que datan del siglo XII. La ciudad es también famosa por vestigios que dan cuenta de su rica historia institucional y religiosa como uno de los centros del Sacro Imperio Romano Germánico que dio lugar al protestantismo.




  • Ciudad Minera de Sewell (Chile) - Situada a 85 km al sur de Santiago, la capital chilena, y a más de 2.000 metros de altitud, en un medio natural caracterizado por el clima extremo de las cumbres de la cordillera andina, la Ciudad Minera de Sewell fue construida por la empresa Braden Koper a principios del siglo XX para albergar a los trabajadores de El Teniente, que era por entonces la mayor mina subterránea de extracción de cobre del mundo. Sewell es un ejemplo notable de las ciudades construidas por empresas industriales, que surgieron en muchos rincones apartados del planeta como resultado de la fusión entre la mano de obra local y los recursos técnicos y financieros de algunas naciones industrializadas para explotar yacimientos mineros y transformar recursos naturales valiosos. La ciudad minera fue abandonada por una gran mayoría de sus pobladores en el decenio de 1970, pero en su momento de apogeo llegó a contar 15.000 habitantes. Fue construida en una ladera demasiado abrupta para permitir la circulación de vehículos con ruedas, por lo que se estructuró en torno a una gran escalera central que se elevaba desde la estación ferroviaria. A lo largo de su recorrido, la escalera central va jalonando plazoletas de configuración irregular, ornadas de árboles y plantas, que constituían el espacio público urbano principal. A uno y otro lado de la gran escalera salen pasajes que siguen las cotas del terreno y desembocan en plazoletas más pequeñas y escaleras secundarias que unen entre sí los distintos niveles de la ciudad. Los edificios que se alinean a lo largo de las calles son de madera y con frecuencia están pintados de diversos colores llamativos: verde, amarillo, rojo y azul. Diseñados en los Estados Unidos de América, la mayoría de ellos reproducen en el modelo de construcción decimonónico típico de este país, pero el que alberga la Escuela Industrial, construida en 1936, es de inspiración modernista. Sewell es el único asentamiento industrial minero de envergadura del siglo XX en zona montañosa que fue construido para ser utilizado en todas las épocas del año.




  • Yin Xu (China) - El sitio arqueológico de Yin Xu, situado cerca de la ciudad de Anyang, a unos 500 km al sur de Beijing, contiene los vestigios de una antigua capital de las postrimerías de la dinastía de los Shang (1300-1046 a.C). Yin Xu es un testimonio de la edad de oro alcanzada por la cultura, la artesanía y las ciencias de la China antigua en un periodo de gran prosperidad de la Edad del Bronce. Durante las excavaciones se han desenterrado algunas tumbas y palacios prototípicos de la arquitectura china de épocas posteriores. El sitio comprende el Palacio y el área de los templos ancestrales reales (un rectángulo de 1.000 x 650 metros), en los que se han encontrado más de 80 cimientos de edificios y la Tumba de Fu Hao, que es la única sepultura hallada intacta, hasta ahora, de un miembro de la familia de uno de los monarcas de la dinastía Shang. La abundancia y la magnífica factura de los objetos funerarios encontrados atestiguan el grado de adelanto alcanzado por la industria artesanal en la época de los Shang. Esos objetos constituyen ahora uno más de los tesoros arqueológicos nacionales de China. En Yin Xu se han encontrado también muchas fosas con paletas de bovinos y partes ventrales de caparazones de tortugas. Las inscripciones que figuran en esos restos óseos, utilizados para los oráculos, aportan un inestimable testimonio sobre uno de los sistemas de escritura más antiguos del mundo, así como sobre las creencias y sistemas sociales de la época.



  • Puente de Vizcaya (España) – Este puente transbordador monumental cruza el Nervión por el estuario de Ibaizábal, al oeste de Bilbao. Diseñado por el arquitecto vizcaíno Alberto de Palacio y Elissague, su construcción concluyó en 1893. El puente, de 45 metros de alto y 160 de largo, asocia la tradición del trabajo de las construcciones metálicas del siglo XIX con una tecnología nueva consistente en utilizar cables de acero ligeros de torsión alternativa. Fue el primer puente transportador del mundo que permite al mismo tiempo la navegación por el río, gracias a una barquilla suspendida que se desplaza de una orilla a otra. Esa técnica fue después utilizada en muchos puentes similares de Europa, África y las Américas, aunque muy pocos de ellos existen todavía. Gracias a su uso innovador de los cables de acero ligeros de torsión alternativa, el puente de Vizcaya está considerado una de las construcciones de arquitectura metálica más representativas de la Revolución Industrial.




  • Behistún (República Islámica del Irán) - El sitio de Beshistún está situado al borde una antigua ruta comercial que unía el altiplano iraní con Mesopotamia y conserva vestigios arqueológicos que van desde los tiempos prehistóricos hasta la época de los iljanidas, pasando por los periodos de dominación de medos, aqueménides y sasánidas. El monumento principal de este sitio arqueológico es el bajorrelieve con inscripciones cuneiformes que ordenó ejecutar Darío I el Grande, cuando accedió al trono del Imperio Persa el año 521 a.C. Esculpido en una cavidad poco profunda de un farallón, el monumento se yergue a unos 100 m de altura sobre la llanura circundante. En el bajorrelieve se representa a Darío con un arco, símbolo de la soberanía, hollando el pecho de un personaje que yace de espaldas delante de él. Según la leyenda, el personaje es Gaumata, el mago medo pretendiente al trono persa que Darío asesinó, abriéndose así paso hacia el poder. Debajo del bajorrelieve, y a ambos lados de éste, hay una inscripción que totaliza unas 1.200 líneas en las que se relata la historia de las batallas que Darío libró en los años 521 y 520 a.C. contra los sátrapas que intentaban desmembrar el imperio fundado por Ciro el Grande. La inscripción, relativa al rey y las rebeliones que aplastó, está redactada en tres idiomas: elamita, babilonio y persa antiguo. La versión en este último idioma es especialmente importante, porque es la primera vez que se hace mención a la gesta de Darío en esta lengua. Éste es el único texto conocido de la época aqueménide que figura en un monumento y documenta el restablecimiento del Imperio Persa por este monarca. Asimismo, es un testimonio de la mezcla de tendencias que influyeron en el desarrollo del arte monumental y la escritura en el territorio del Imperio Persa. En Behistún se conservan también vestigios del periodo medo (siglos VIII a VII a.C.), del aqueménide (siglos VI a IV a.C.) y de épocas posteriores.




  • Génova: Las Strade Nuove y el sistema de los Palazzi dei Rolli (Italia)- Las llamadas Strade Nuove y el sistema de los Palazzi dei Rolli de centro histórico de Génova datan de finales del siglo XVI y principios del XVII. Representan un primer ejemplo en Europa de un proyecto de ordenación urbana con un marco unificado, que estableció una parcelación efectuada por los poderes públicos y creó un sistema particular de “atribución pública de viviendas” basado en disposiciones legislativas. Los Palazzi dei Rolli son mansiones que fueron construidas por las familias aristocráticas más acaudaladas e influyentes de la República de Génova, cuando ésta se hallaba en el apogeo de su poderío financiero y marítimo. El sitio comprende un conjunto de mansiones renacentistas y barrocas situadas en las llamadas Strade Nuove (“nuevas calles”). Estas moradas residenciales, erigidas en su mayoría a finales del siglo XVI en la Strada Nuova (hoy “Via Garibaldi”), formaron el barrio de la nobleza, que fue la clase que asumió el gobierno de la República genovesa en virtud de la constitución política adoptada en 1528. Los Palazzi dei Rolli tiene por regla general tres o cuatro plantas y poseen espectaculares escalinatas, patios y galerías con vistas a jardines, que se hallan situados a distintos niveles en un espacio relativamente estrecho. La influencia ejercida por este tipo de diseño urbano fue puesta de manifiesto en las publicaciones editadas en Italia y el resto de Europa en los decenios posteriores. Los palazzi aportan una extraordinaria variedad de soluciones arquitectónicas de trascendencia universal, al adaptarse tanto a las características particulares de su lugar de emplazamiento como a las exigencias de una organización socioeconómica específica. También ofrecen un ejemplo de sistema de alojamiento público para huéspedes oficiales del Estado, que fue instaurado por un decreto del Senado de la República de Génova en 1576. Según ese sistema, los propietarios de los palazzi tenían la obligación de albergar a los huéspedes oficiales del Estado. De esta manera, contribuyeron a dar a conocer en el extranjero un modelo arquitectónico y una cultura del modo de vida residencial que atrajeron la atención de famosos artistas y viajeros, entre los que figuró Pedro Pablo Rubens, autor de una serie de dibujos al respecto.




  • El sistema de irrigación de los aflaj (Omán)  - Los cinco sistemas de irrigación inscritos representan a los cerca de 3.000 sistemas similares todavía en uso en Omán. El origen de éstos se sitúa aproximadamente en el año 500 d. de C., aunque hay pruebas arqueológicas de que, en esta región particularmente árida, este tipo de sistemas existían ya en el año 2.500 a. de C. Aflaj es el plural de falaj, que en árabe clasico significa dividir en partes (o filas de agua) para repartir de manera equitativa un recurso escaso y así garantizar su durabilidad, algo que todavía es lo más característico de este tipo de riego. Gracias a la gravedad, el agua, procedente de fuentes subterráneas o manantiales, discurre por canales de varios kilómetros para regar cultivos agrícolas o para el uso doméstico. Esta gestión y reparto justo y efectivo del agua entre ciudades y pueblos reposa todavía en la mutua dependencia de las comunidades que forman parte de los aflaj e incluso en la observación astronómica. En asociación con los aflaj figuran también otras construcciones, como mezquitas, viviendas, relojes de sol, y casas de subasta de aguas. Los aflaj, amenazados por el descenso del nivel de las aguas subterráneas, representan una forma de ocupación del suelo extraordinariamente bien preservada.




  • Centro del Centenario de Wroclaw (Polonia) - El Centro del Centenario (Jahrhunderthalle en alemán y Hala Ludowa en polaco) es un edificio que marca un hito en la historia de la arquitectura de hormigón armado. Fue construido entre 1911 y 1913 por Max Berg, que en esa época desempeñaba el cargo de arquitecto municipal de Breslau, nombre alemán de la actual ciudad polaca de Wrocław, que por ese entonces formaba parte de Alemania. El Centro del Centenario es un local para múltiples usos de índole recreativa situado en la Feria de Exposiciones y dotado de una estructura planeada en torno a un eje central. Su planta tiene la forma de un trébol de cuatro hojas simétrico con un vasto espacio circular central de 65 metros de diámetro y 42 metros de altura, en el que pueden tomar asiento unas 6.000 personas. La cúpula del espacio central tiene 23 metros de altura y está rematada por una linterna de acero y cristal. Las ventanas son de maderas nobles y, para mejorar la acústica del edificio, las paredes están recubiertas con una capa de hormigón mezclado con madera o corcho. Las fachadas del edificio carecen de decoración u ornamento alguno, pero la textura desnuda del hormigón lleva las huellas del encofrado de madera. En la parte del edificio que da al oeste hay una plaza monumental inspirada en los foros de la antigüedad. En la parte orientada al norte está el Pabellón de las Cuatro Cúpulas, que fue diseñado en 1912 por el arquitecto Hans Poelzig para albergar una exposición histórica. En la parte norte de la Feria de Exposiciones, Poelzig diseñó una pérgola de hormigón que rodea un estanque artificial. Adyacente a la entrada, se puede contemplar el edificio de la empresa encargada de la administración del Centro de Exposiciones – la Breslauer Messe A.G–, que fue construido en 1937 con arreglo al plano diseñado por Richard Konwiarz. La monumental puerta de acceso al foro está formada por una columnata de hormigón armado, que fue diseñada por el propio Max Berg en 1924. El Centro del Centenario fue una obra precursora de la ingeniería y arquitectura modernas, en la que se puede apreciar una considerable mezcla de tendencias de principios del siglo 20. Este edificio se convirtió en un elemento de referencia clave para el desarrollo ulterior de las estructuras arquitectónicas en hormigón armado.




  • Paisaje minero de Cornualles y oeste de Devon (Reino Unido) – El paisaje de Cornualles y del oeste de Devon se transformó mucho en el siglo XVIII y principios del XIX debido al auge de la explotación minera del cobre y el estaño. Las profundas minas subterráneas, los talleres, las fundiciones, las ciudades nuevas, las pequeñas propiedades y los puertos e industrias asociadas reflejan el prolífico espíritu innovador que fue el motor de este desarrollo industrial que a principios del siglo XIX producía dos tercios del cobre mundial. Los numerosos vestigios dan cuenta de la contribución de Cornualles y del oeste de Devon a la Revolución Industrial del resto de Gran Bretaña y de la influencia decisiva de esta región en el mundo minero en su conjunto. La tecnología de Cornualles, encarnada por las máquinas, los edificios para contenerlas y el equipamiento minero se exportó al mundo entero. Cornualles y el oeste de Devon fueron el motor de la rápida difusión de la tecnología minera. Cuando la actividad minera de Cornualles y del oeste de Devon declinaron, en los años 60, muchos de su mineros emigraron a comunidades mineras fundadas según la tradición de Cornualles en lugares como Sudáfrica, Australia, o América Central, donde todavía subsisten edificios que utilizan máquinas procedentes de Cornualles.




  • Crac de los caballeros y Fortaleza de Saladino (Qal’at Salah El-Din) - República Árabe Siria – Estos dos castillos son los ejemplos más significativos que ilustran el intercambio de influencias y documentan la evolución de la arquitectura militar de Oriente Próximo en la época de las Cruzadas (siglos XI al XIII). El Crac de los caballeros fue construido por la Orden del Hospital de San Juan de Jersualén entre 1142 y 1271. Después, a finales del siglo XIII, los mamelucos ampliaron la construcción, que es uno de los castillos de la época de las Cruzadas mejor preservados del mundo. Se trata de una construcción arquetípica de castillo medieval fortificado construido por las órdenes militares. Incluye ocho torres circulares construidas por los Hospitalarios y una torre maciza cuadrada agregada por los mamelucos. Por su parte, el Qal’at Salah el-Din o Fortaleza de Saladino, aunque está parcialmente en ruinas, sigue representando un ejemplo excepcional de este tipo de fortificaciones, tanto en términos de calidad de la construcción como en supervivencia de la estratigrafía histórica. Ésta muestra los orígenes bizantinos del siglo X, las transformaciones hechas por los francos a finales del siglo XII y las fortificaciones añadidas durante la dinastía de los ayúvidas (finales del siglo XII a principios del XIII).



EXTENSIONES (4)


  • El archipiélago de Kvarken, situado en el golfo de Botnia, frente a las costas de Finlandia, fue agregado como extensión del sitio del Patrimonio Mundial ya existente de Costa Alta de Suecia (inscrito en 2000). El nuevo bien transfronterizo, que duplica la superficie del anterior, recibirá el nombre de Costa Alta/Archipiélago de Kvarken (Suecia y Finlandia). El archipiélago de Kvarken comprende unas 5.600 islas e islotes y se divide en dos sectores principales que abarcan una superficie total de 194.400 hectáreas, de las cuales 15 % son tierras y 85 % zonas marinas. Este sitio se caracteriza principalmente por la presencia de morrenas con cresta ondulada –o morrenas de Greer– formadas por el derretimiento del casquete de hielo continental sobrevenido unos 10.000 a 24.000 años atrás. En el archipiélago emergen continuamente nuevas islas del mar debido a una elevación glacio-isostática rápida, un fenómeno que sobreviene cuando los terrenos comprimidos por el peso de un glaciar se elevan al derretirse éste. El índice de elevación del archipiélago es uno de los más altos del mundo. Como consecuencia del avance de las tierras del litoral, las islas surgen de las aguas y se unen, la superficie de las penínsulas se agranda y las bahías acaban formando lagos, que después se convierten en marismas y turberas pantanosas. Este sitio constituye una “zona modelo” para las investigaciones sobre la isostasia, un fenómeno geológico que se ha observado y estudiado por primera vez en esta región.




  • Sitio del Monasterio de Decani (inscrito en 2004) agregándole tres centros religiosos –el del Patriarcado del Monasterio de Peć, el del Monasterio de Gračanica y la iglesia de la Virgen de Ljeviša. El sitio recibirá en adelante el nombre de Monumentos Medievales de Kosovo. Este bien, cuyos edificios datan de los siglos XIII y XIV, fue inscrito también en la Lista del Patrimonio en Peligro.




  • Aprobada la propuesta de Andorra tendente a hacer una extensión mínima a su primer sitio de la Lista del Patrimonio, el Valle de Madriu-Perafita-Claror. Inscrito en 2004, el sitio ofrece un microcosmos sumamente representativo de la manera en que el hombre ha aprovechado los recursos de las zonas altas de la cordillera de los Pirineos a lo largo de milenios. Sus espectaculares paisajes de laderas escarpadas y glaciares con vastas praderas y abruptos valles boscosos cubren una superficie total de 4.247 hectáreas, es decir 9% del territorio del Principado de Andorra




  • Valle de Katmandú, Nepal (Natural)


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal