Los acabados, características y precios mencionados en esta documentación se refieren a la gama ofrecida en Alemania. Reservados todos los derechos de modificación y error



Descargar 207.49 Kb.
Página2/4
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño207.49 Kb.
1   2   3   4

El Audi A1



El A1 es todo un Audi; es la oferta Premium y al mismo tiempo el vehículo más deportivo en el segmento de los minicompactos. Trae consigo potentes y muy eficientes motores y un ágil tren de rodaje, y fascina por su emotivo diseño y su elevada calidad de acabado. El A1 integra a bordo un amplio abanico de ultramodernas tecnologías, entre las que destaca especialmente su sistema de Infotainment, que marca una nueva pauta en su clase.
Como recién llegado al segmento de los compactos, el A1 está dirigido ante todo a clientes jóvenes y con estilo, ofreciéndoles innumerables posibilidades de diseño individual. El miembro más joven de la familia Audi llegará a los concesionarios el próximo verano. Su precio base rondará los 16.000 euros.
El diseño
El A1 muestra una gran personalidad sobre el asfalto, haciendo gala de su potencia, su relevancia y su carácter: no en vano se trata de la oferta Premium y del deportista de su segmento. La marcada línea de cintura que rodea el vehículo, el arco del techo en color contrastado y los montantes C, con una inclinación inusualmente marcada, otorgan al tres puertas una imagen inconfundible. También sus dimensiones corroboran su dinámico trazado de líneas: con una longitud de 3,95 metros, el modelo más joven de Audi mide nada menos que 1,74 metros de ancho, pero sólo 1,42 metros de alto. Su batalla es de 2,47 metros y los voladizos son proporcionadamente cortos.
El diseño del A1 está estrechamente vinculado con el lenguaje de formas de la marca, y es único en el segmento de los compactos: emotivo, valiente y moderno. Audi es conocida por trasladar a la fabricación en serie numerosas ideas e innovaciones de sus prototipos: el A1 no podía ser menos.

Una vez listo para la producción en serie, este vehículo incorpora muchas de las características y de las innovadoras ideas del prototipo A1 project quattro de 2007.


Su frontal evidencia ya de forma clara la pertenencia a la familia Audi, aunque en detalle presenta matices y novedades propios. La parrilla del radiador Singleframe, por ejemplo, integrada en el frontal con naturalidad, constituye una nueva fase evolutiva con sus esquinas superiores oblicuas. Sus lamas curvas trazan óvalos y están dispuestas en horizontal con el fin de realzar el efecto de anchura del frontal. Las grandes entradas de aire, de formas expresivas y con barras horizontales, contribuyen a proporcionar al A1 una imagen deportiva; los faros antiniebla están integrados en sus esquinas exteriores. Los faros de diseño tridimensional aportan también una imagen muy singular. El A1 mira a la carretera decidido y concentrado. Un wing con una notable curvatura estructura el interior del faro. La luz diurna se incorpora de serie, como en todo Audi. En los faros opcionales xenón plus dicha luz es generada por una serie de LED y emitida a través de fibra óptica, presentándose como una banda de luz homogénea que transcurre a la par del wing.
Llamativo elemento de diseño: la línea de cintura
El aspecto más llamativo desde la perspectiva lateral es el trazado recto, ligeramente ascendente, de las líneas, que visualmente estiran y aceleran al A1. El borde superior del capó del motor se extiende por debajo de las ventanillas laterales hasta la zaga. En el punto donde el capó envolvente, como en el deportivo Audi TT, descansa sobre el guardabarros nace la base para un elemento de diseño típico de Audi: la línea de cintura. Esta línea se introduce en la puerta y continúa hasta la parte lateral trasera. Su trazo es muy preciso y se mantiene muy pegada a los pasos de rueda, otorgando al A1 una poderosa figura sobre el asfalto.
El marcado borde sombreado que se extiende por debajo de la línea de cintura, las superficies de chapa fuertemente arqueadas en los flancos y la ascendente línea dinámica por encima de las taloneras son también elementos característicos del lenguaje de formas de la marca.

También lo son los pasos de rueda, de trazo emocional, que albergan ruedas de hasta 18 pulgadas de diagonal, así como la relación entre las superficies de chapa y la franja acristalada formada por las ventanillas, que es de dos tercios a un tercio. Los retrovisores exteriores se encuentran en las puertas, como en los deportivos, y las manecillas de las puertas están compuestas por unas robustas asas.


Otra característica Audi es el arco del techo, de trazo fluido y deportivo. Si el cliente lo desea, puede pintarse en uno de los cuatro colores de contraste disponibles. El arco desemboca en un montante C que se encuentra inclinado, incluso más que en un coupé, lo que otorga a la zaga un corte dinámico, realzado también por el spoiler de techo.
Desde una perspectiva trasera el envolvente portón del maletero subraya el efecto de anchura, un acento exclusivo en el segmento de los compactos. El portón presenta unas líneas muy definidas. Los grupos ópticos traseros no están divididos, realzan la anchura y se presentan en forma de cuña, integrándose en el diseño con gran naturalidad. En combinación con xenón plus se realizan también en tecnología LED. Dado que con el portón del maletero abierto no pueden verse, el Audi A1 incorpora en los laterales luces LED adicionales. Esta solución es una muestra más del amor por el detalle y de la fascinación por la tecnología de los ingenieros de Audi.
Los grupos ópticos traseros incorporan un borde rojo deportivo, y sus cámaras están divididas por una moldura arqueada. Opcionalmente Audi los dota de diodos luminosos y conductores de fibra óptica; la luz trasera ofrece la imagen de una banda continua. Un difusor negro deportivo en el faldón cierra la zaga en su parte inferior, y aporta al vehículo una imagen poderosa sobre el asfalto. En el lado izquierdo desemboca el sistema de escape, que en función de la motorización consta de uno o de dos tubos de escape.
La carrocería del A1 está disponible en diez colores diferentes. Las pinturas sólidas se denominan Blanco Amalfi, Azul Cúmulo y Negro Brillante, y las pinturas metalizadas Plata Hielo, Negro Phantom, Marrón Teca, Rojo Shiraz, Azul Scuba, Rojo Misano y Azul Esfera.


La carrocería
Como en todo Audi, en el A1 también rige una máxima: la carrocería constituye la base para la calidad, la maniobrabilidad precisa y deportiva y la seguridad. Se compone de dos tercios de aceros de alta y de máxima resistencia con diferentes clases de resistencia.
Los de mayor resistencia son los aceros de conformación en caliente: las láminas se calientan en un horno a temperaturas extremas e inmediatamente después se les da forma con una herramienta de compresión enfriada por agua. Este cambio brusco de temperatura les aporta su extremada resistencia a la tracción. Los aceros de conformación en caliente constituyen más del 11% de la carrocería. Se usan en los travesaños inferiores de la zona de los pies, en las zonas traseras de los largueros, en los montantes B y en el marco del techo: es decir, allí donde es especialmente importante una extremada resistencia y un peso reducido.
Los aceros de alta y de máxima resistencia contribuyen de manera decisiva a alcanzar la elevada rigidez torsional de la carrocería y su reducido peso, de sólo 221 kg; con estos dos valores y con las dimensiones se obtiene un excelente resultado de calidad de construcción ligera, que es un criterio que estable la relación entre el peso, la rigidez torsional y el tamaño de la carrocería. Estos aceros son también la base para una excelente protección de los pasajeros.
El A1 incorpora de serie dos airbags frontales, airbags laterales en los respaldos de los asientos delanteros y airbags para la cabeza continuos. Los tensores y limitadores de fuerza de los cinturones y el sistema integral de apoyacabezas de Audi completan el paquete de sistemas de retención. Las fijaciones Isofix para asientos infantiles se incorporan de serie en las plazas traseras. Asimismo, el control del uso de cinturón en todas las plazas también garantiza una mayor seguridad. Incluso en cuanto a la protección de los peatones, el Audi A1 se corresponde con los avances técnicos más actuales.

Las colisiones a bajas velocidades (los golpes que se producen durante las maniobras de aparcamiento o aquellos choques a menos de 15 km/h, de gran importancia para la asignación de las diferentes primas del seguro) no tienen grandes consecuencias. El diseño de los parachoques, de los travesaños ubicados detrás de ellos y de los largueros se encarga de proteger aquellos componentes caros, como el radiador o los grupos mecánicos del climatizador.


Aerodinámica optimizada: del faldón delantero al spoiler trasero
Con un coeficiente de resistencia aerodinámica de 0,32 en la versión básica, el miembro más joven de la familia Audi presume de unas características aerodinámicas sobresalientes de su segmento. Este valor es el resultado de intensas medidas de optimización en el túnel de viento de Ingolstadt. Se ha optimizado toda la carrocería, desde el spoiler trasero, incluyendo las esquinas del alerón, hasta los bajos y las ruedas. El “aerosuelo” cubre la totalidad de los bajos de la carrocería, los protege y permite una circulación del aire muy favorable desde el punto de vista aerodinámico.

Las esquinas y las demás zonas periféricas de los faldones presentan un complejo diseño; de este modo no sólo se reduce el valor Cx, sino que también se mejora la estabilidad de marcha a altas velocidades. El entorno de la parilla se ha sellado por completo, de modo que el aire entrante accede casi sin pérdidas al radiador, sin formar remolinos. Incluso los detalles, como el flujo de aire en el vano motor, han sido minuciosamente optimizados en lo que respecta a la térmica y a la aerodinámica.


Otra de las virtudes de la carrocería es su acústica. Los ingenieros de Audi han prestado toda su atención a las emisiones sonoras de las áreas de chapa y a su rigidez; todas aquellas zonas que durante la marcha absorben fuerzas se han visto sometidas a reforzamientos selectivos. Un paquete de aislamiento en construcción ligera ha permitido elevar la acústica del interior del vehículo hasta un nivel de primera calidad.
La producción del A1 se lleva a cabo en la planta Audi de Bruselas. Audi ha invertido una suma millonaria que alcanza los tres dígitos en la modernización de las instalaciones de producción con el fin de garantizar en cada paso del proceso las más estrictas pautas de calidad.

El interior
Deportividad, precisión y frescura juvenil: estas características impregnan también el interior del A1. Para el tablero de instrumentos, que dibuja un elegante arco, los diseñadores se inspiraron en las alas de los aviones; los cuatro difusores de aire, redondos y muy prominentes, recuerdan a las turbinas de un reactor.
La consola central, cuyo diseño imita la parte trasera de un yate, parece flotar sobre el túnel central. Aquí se ha integrado un tablero con interruptores secundarios. La unidad de mando del climatizador o los tres mandos giratorios cilíndricos del climatizador opcional destacan también en el interior del A1 tanto por su imagen como por su tacto. El cuadro de instrumentos también aloja la unidad de mando de la radio o, en su caso, del sistema opcional de manejo e Infotainment MMI. El display, de serie a partir del modelo de radio concert, se encuentra sumergido en el tablero de instrumentos y se desliza hacia arriba al presionar sobre él. Esta posición de montaje, ideal para poder llevar a cabo una lectura rápida, es una característica exclusiva en este segmento de vehículos.
El cuadro de mandos, en óptica de cronómetro con grandes esferas (fondo en color negro, indicadores en color rojo y escalas y cifras en color blanco), presenta un diseño claro y elegante; sus diferentes funciones se manejan a través de las palancas de la columna de dirección de un modo lógico y ergonómicamente perfecto, como siempre en un Audi. Por la noche los instrumentos se iluminan en blanco y las teclas en rojo.
Con el paquete de iluminación interior LED el A1 ofrece por primera vez en la categoría Premium del segmento de los compactos la técnica LED en todas las funciones de iluminación del interior. La tecnología LED no está presente sólo en la iluminación ambiental de las puertas y en el módulo del techo, también en la luz interior, en la luz de lectura, en la iluminación del espacio para los pies y en la luz del espejo de cortesía.

La tecnología LED a través de fibra óptica ha permitido también hacer realidad otro elemento de diseño de gran protagonismo. Como opcional, una corona blanca se enciende en el contorno del embellecedor del altavoz de bajos Bose, emitiendo una luz indirecta que realza también visualmente el carácter de alta calidad técnica del sistema de sonido.


El sistema de información al conductor opcional integra un display entre los instrumentos. Como en las grandes gamas de Audi, para su manejo se utilizan teclas, levas y ruedas ubicadas en el volante multifuncional opcional.
El sistema agrupa las informaciones de las fuentes de audio y del sistema de navegación opcional. Un moderno concepto de pestañas en el display y las teclas de favoritos que pueden asignarse libremente hacen que el manejo sea sencillo e intuitivo. El sistema de información al conductor es monocromático. En combinación con el MMI navigation plus se incluye de serie.
Útil: el ordenador de a bordo con programa de eficiencia
El ordenador de a bordo con programa de eficiencia se combina con el sistema de información al conductor. Muestra los datos de consumo y ofrece sugerencias para conducir de modo eficiente. Para indicar al conductor el momento en el que tiene que cambiar de marcha, el indicador se muestra de mayor tamaño. Otra de las funciones ofrece información sobre los consumidores eléctricos del vehículo que están activos, como por ejemplo el climatizador o la calefacción de la luneta trasera, así como a cuánto asciende su consumo de combustible.
Los asientos del A1 proporcionan un excelente apoyo y sujeción; personas de cualquier estatura encuentran en ellos un perfecto acomodo. El asiento del conductor incorpora regulación de altura de serie. En la línea Ambition, Audi monta asientos deportivos con apoyo lumbar; en este caso el asiento del acompañante también incorpora regulación de altura de serie. La función easy entry para un acceso más cómodo a las plazas traseras se incluye igualmente de serie en combinación con el paquete Ambition.

Todas las plazas disponen de numerosos portaobjetos: dos portabebidas en la consola del túnel central, portaobjetos en las puertas y en los revestimientos laterales traseros así como una toma de corriente. En la versión básica, en lugar del monitor de a bordo, se encuentra un compartimento abatible en el tablero de instrumentos. Audi ofrece también como opcional un paquete portaobjetos con otras posibilidades de almacenaje.


El carácter Premium del Audi A1 se pone de manifiesto en todos los detalles del interior: en la selección de los materiales, en su confección y en unas cotas de separación estrechas y homogéneas. La superficie del tablero de instrumentos descansa sobre un suave acolchado y todas las teclas y reguladores se caracterizan por su gran precisión; incluso el mecanismo de la palanca para desbloquear el cierre del capó del motor se acciona con exactitud y contundencia.
En la línea de equipamientos Ambition, y como opcional en la Attraction, muchos elementos se han diseñado en aluminio, entre ellos las molduras de acceso, los reguladores giratorios del climatizador y el conmutador giratorio de las luces. Además, la corona del volante deportivo de tres radios, el puño de la palanca del freno de mando y la palanca de cambio se han revestido en cuero y decorado con discretas abrazaderas de aluminio.
Juveniles y modernos: los colores y los materiales
Ambas líneas de equipamiento difieren en los materiales del interior. En la Attraction se utilizan tapizados de tela de color negro o gris titán con la consola central, el reposabrazos, el portapapeles y las rejillas de los altavoces en gris titán. Los asientos deportivos de la línea Ambition, por el contrario, tienen un diseño bicolor, en gris titán o verde wasabi en contraste con el negro. Adicionalmente se ofrece también el equipamiento en color negro. El paquete media style incluye como alternativa el color beige terciopelo. Los asientos de cuero opcionales están disponibles en tres colores y combinaciones diferentes tanto en la línea Ambition como en el paquete media style.

Toda la sección Colour & Trim es moderna, juvenil y con estilo. Se dispone de un amplio abanico de colores para las carcasas de los difusores de aire; en función de la línea de equipamiento se realizan en negro mate o brillante. A juego con el color del equipamiento, las carcasas están disponibles también en blanco brillante, gris titán, verde wasabi, rojo y beige terciopelo. Para los reposabrazos de las puertas y para la consola del túnel central Audi también ofrece atractivos colores en todas las líneas de equipamiento.


El maletero del Audi A1 tiene paredes planas, y el escalón del borde de carga es bajo con el fin de facilitar la carga y la descarga. En la configuración básica ofrece un volumen de 267 litros. El suelo de carga doble pertenece al equipamiento de serie.
Al abatir los respaldos de los asientos traseros (maniobra que se realiza de forma rápida y cómoda), dicho volumen aumenta hasta los 920 litros aproximadamente con carga hasta el techo. Dos pequeños pasadores sujetan el suelo de carga al levantarlo. Opcionalmente Audi ofrece un paquete para el maletero con prácticos compartimentos debajo del suelo de carga, un punto de fijación múltiple con ganchos abatibles, una red portaobjetos, una toma de corriente, una segunda luz y una cinta tensora.
Audi tampoco ha descuidado ningún detalle en lo referente a la calidad del maletero. El portón se desbloquea eléctricamente, también a través de la llave con mando a distancia. Se levanta por sí solo y vuelve a bajar hasta encajar en el cierre de manera intachable. El pestillo del portón monta además una tapa propia accionada por resorte que lo protege de la suciedad; otro detalle típico de Audi.
Los sistemas de Infotainment
El A1 es un automóvil Premium para gente moderna; su oferta de sistemas de Infotainment y multimedia responde a los últimos avances de la técnica y procede directamente de la clase de lujo.

La oferta de componentes de Infotainment se ha concebido de manera modular; la base de todos ellos es la radio de serie chorus. Dispone de un reproductor de CD, compatible también con formatos mp3, así como de la regulación del volumen GALA, que funciona en función de la velocidad a la que se circula. El radio chorus reproduce su sonido a través de cuatro altavoces.


En el siguiente nivel encontramos la nueva radio concert, un versátil aparato que también integra un reproductor de CD. Esta radio incluye de serie un monitor de a bordo independiente y desplegable; se trata de un display en color con 6,5 pulgadas de diagonal. A ello hay que añadir un sintonizador doble, un lector de tarjetas de memoria SDHC, una conexión AUX-In y seis altavoces delante y detrás.
Partiendo de la radio concert, el cliente puede seleccionar el paquete Connectivity, que entre otras cosas incluye una preinstalación para el sistema de navegación. De este modo podrá ampliar posteriormente su radio con el sistema de navegación por mapa de Audi. La radio ya integra el hardware necesario; así, en cualquier momento posterior a la adquisición del vehículo, el cliente podrá adquirir a través de Accesorios Originales Audi la activación del sistema y una tarjeta SDHC con los datos de navegación. La activación se lleva a cabo en el concesionario Audi. El paquete Connectivity incluye además una interfaz Bluetooth, un lector de tarjetas SDHC y el sistema Audi Music Interface.
El nivel más avanzado de la oferta está representado por el MMI navigation plus, una central mediática de alta tecnología que establece una nueva pauta en el segmento de los vehículos compactos. Se compone de cuatro componentes principales: la denominada Main Unit con un disco duro de 60 GB, la Radio Unit, el terminal de manejo MMI y el display en color.
El display desplegable de 6,5 pulgadas sorprende por su elegante representación: muestra gráficos e incluso las portadas (cover art) de las pistas de audio, mientras que el mapa de navegación se ofrece también en tres dimensiones.

El MMI navigation plus puede almacenar 20 GB de datos de música. Este sistema integra modernos reproductores móviles a través de una interfaz Bluetooth y del Audi Music Interface (AMI) de un modo muy cómodo. Dispone de un reproductor para DVD de audio y video y de un control por voz inteligente: el conductor puede introducir la dirección de navegación completa en un solo comando. El sistema de información al conductor se incluye también en este paquete.


Clásica lógica Audi: el terminal de manejo MMI
La estructura del terminal de manejo MMI se basa en los equipos de los grandes modelos de Audi con su lógica intuitiva. Un gran regulador principal constituye el elemento central, y puede manejarse como un joystick inclinándolo en cuatro direcciones, con lo que muchas funciones resultan aún más cómodas. Alrededor del regulador central y sobre él se encuentran diferentes teclas de función fija (hardkeys) y variable (softkeys), un regulador de volumen y las ranuras para los medios de almacenamiento.
Para el MMI navigation plus y para la radio concert Audi ofrece una serie de componentes adicionales: una interfaz Bluetooth para una mayor comodidad al hablar por teléfono y transferir música y videos, un cambiador de CD, un sintonizador para la recepción digital de radio (DAB) y dos refinados equipos de sonido. Se trata en este último caso del Audi Sound System con 180 vatios de potencia y diez altavoces y del Bose Sorround Sound System. Un amplificador de diez canales con 465 vatios de potencia gestiona 14 altavoces, incluido el subwoofer. En combinación con el MMI navigation plus y el Bose Surround Sound System se ofrece una calidad de sonido 5.1 Surround Sound. Unos elementos que destacan especialmente desde el punto de vista visual son los altavoces de graves en las puertas, iluminados indirectamente por LED a través de fibra óptica.

Los motores
(Los valores de las prestaciones son provisionales)
Audi lanza el A1 con cuatro motores. Los dos motores de gasolina TFSI y los dos TDI cubren un rango de potencia que va de los 86 CV (63 KW) a los 122 CV (90 KW). Cada uno de ellos responde al más actual estado de la técnica.
Todos los propulsores incorporan sistema de inyección directa con turbosobrealimentación. Este concepto de downsizing les aporta, junto con las tecnologías del programa de eficiencia modular de Audi, una sorprendente potencia con un mínimo consumo: los valores oscilan entre los 3,8 y los 5,4 litros/100 km.
El motor básico es el nuevo 1.2 TFSI. Cuenta con una potencia de 86 CV (63 KW) y genera un par motor máximo de 160 Nm ya entre las 1.500 y las 3.500 rpm. El cuatro cilindros, dotado de cambio manual de cinco marchas, acelera al A1 hasta los 100 km/h, con salida parada, en 12,1 segundos y le permite alcanzar una velocidad punta de 179 km/h. En el ciclo de ensayo EU presenta un consumo de 5,1 litros de combustible a los 100 km, lo que equivale a unas emisiones de CO2 de sólo 119 g/km.
Downsizing de Audi: sobrealimentación en lugar de cilindrada
El cuatro cilindros de nuevo desarrollo es un ejemplo de la filosofía de downsizing de Audi, es decir, de la sustitución de volumen por turbosobrealimentación. Al dos válvulas le bastan 1.197 cc de cilindrada y ha sido optimizado de manera consecuente para obtener un bajo peso y una reducida fricción. Su cárter del cigüeñal, de fundición de aluminio, tiene un circuito de refrigeración propio, separado de la culata. Tras el arranque el agua no recircula en el bloque; de este modo el motor alcanza temperatura rápidamente y se reduce la fase de las elevadas resistencias a la fricción mediante el aceite frío.

El 1.4 TFSI dispone de 122 CV (90 KW) de potencia; su par motor máximo de 200 Nm está disponible de manera constante entre las 1.500 y las 4.000 rpm. Un turbocompresor con radiador del aire de sobrealimentación refrigerado por agua somete a presión al cuatro válvulas, con una cilindrada de 1.390 cc. El 1.4 TFSI acelera al A1 equipado con S tronic de siete velocidades hasta los 100 km/h en 9,1 segundos, y le permite alcanzar una velocidad punta de 200 km/h. Con el cambio manual de seis marchas de serie estos valores son de 9,2 segundos y 200 km/h. El consumo medio se limita respectivamente a sólo 5,1 ó 5,4 litros a los 100 km en el ciclo de ensayo EU.


El nuevo 1.6 TDI extrae su potencia de una cilindrada de 1.598 cc; este compacto cuatro cilindros se caracteriza por una fricción interna consecuentemente reducida al mínimo. Audi lo ofrece en dos versiones diferentes. La más potente de ellas rinde 105 CV (77 KW) de potencia y 250 Nm de par motor, disponibles entre las 1.500 y las 2.500 rpm; se combina con un cambio manual de cinco marchas. Con una aceleración estándar de 10,8 segundos y una velocidad punta de 187 km/h, el cuatro válvulas acelera al A1 con fuerza; en cuanto al consumo, se conforma de media con sólo 3,9 litros a los 100 km.
La segunda versión del 1.6 TDI alcanza los 90 CV (66 KW) de potencia y los 230 Nm de par motor, disponibles entre las 1.500 y las 2.500 rpm. En combinación con el cambio manual de cinco marchas, el Audi A1 acelera hasta los 100 km/h, con salida parada, en 12,2 segundos, y su velocidad punta es de 179 km/h; su consumo es ejemplar, de 3,8 litros a los 100 km, lo que equivale a 99 gramos de CO2/km.
Los cuatro motores del A1 hacen uso de una tecnología del programa de eficiencia modular de Audi: el sistema de recuperación, que recupera energía con ayuda de una inteligente regulación de tensión para el alternador en las fases de frenado y de marcha por inercia. Dicha energía se almacena provisionalmente en la batería, y cuando el vehículo vuelve a acelerar se retroalimenta a la red de a bordo, restando así trabajo al alternador.

Los cuatro motores incorporan también de serie una segunda tecnología del programa de eficiencia modular de Audi, el sistema de arranque y parada. Este sistema apaga el motor cuando el vehículo está parado, la palanca de cambio se encuentra en la posición de punto muerto y el conductor ha retirado el pie del pedal del embrague. Cuando el conductor pisa el embrague de nuevo vuelve a poner el motor en marcha, y lo hace de un modo silencioso, cómodo y rápido.


El sistema de arranque y parada funciona también perfectamente en combinación con el S tronic de siete velocidades, la caja de cambios de alta tecnología con la que el A1 corrobora su excepcional deportividad. Este cambio de doble embrague de Audi aúna el confort de una caja de cambios automática con la dinámica y la eficiencia de un cambio manual. Cambia de marcha en cuestión de pocas centésimas de segundo sin interrupción perceptible de la fuerza motriz, de un modo suave y muy cómodo.
Con un peso de apenas unos 70 kilogramos, el S tronic de siete velocidades contribuye decisivamente a la reducción del peso del vehículo. Sus dos embragues giran en seco; la eliminación del suministro de aceite aumenta el ya de por sí elevado rendimiento de esta caja de cambios. El suministro de energía de la unidad actuadora electrohidráulica se regula en función de la demanda.
El conductor puede manejar el S tronic de siete velocidades a través de la palanca de selección o, de manera opcional, a través de las levas de cambio situadas en el volante, como en un deportivo. Dispone además de dos modos de funcionamiento completamente automáticos. En el modo D, la gestión de la caja de cambios se encarga de que el motor gire, siempre que sea posible, del modo más económico a bajas revoluciones; en el modo S el cambio de marcha se produce de manera deportiva y a revoluciones más elevadas. Un servosistema de arranque de serie permite al A1 iniciar la marcha en pendiente sin deslizarse hacia atrás.

El tren de rodaje
El Audi A1 con tracción delantera es el automóvil más deportivo del segmento de los compactos. Resulta ágil y manejable al circular por ciudad, volviéndose su comportamiento más firme y preciso al conducir por carretera y más cómodo en autopista. Estas cualidades se consiguen ante todo gracias a un tren de rodaje altamente desarrollado, con una considerable anchura de vías y un equilibrado reparto del peso.
Para el desarrollo del A1, los ingenieros prestaron especial atención al reparto de las cargas entre los ejes. El voladizo delantero, con una longitud de 81 cm, resulta inusualmente corto. En función de la motorización, sobre el eje delantero sólo recae entre el 61 y el 63% del peso, un valor muy bajo para un automóvil compacto. Esta relación ha sido posible gracias a algunas medidas concretas, como por ejemplo la posición de la batería, que en la mayoría de las motorizaciones se encuentra debajo del maletero. Con sólo 1.045 kg de peso básico, el A1 es el vehículo más ligero en el segmento de los compactos Premium.
Como suspensión de las ruedas delanteras se emplea una construcción McPherson con brazos transversales triangulares en la parte inferior. Las fuerzas de la dirección asistida electrohidráulica de cremallera, que es más eficiente que un sistema exclusivamente hidráulico, se trasladan a los cojinetes giratorios a través de recorridos cortos, con lo que la respuesta es espontánea y la reacción en el volante precisa y sensible.
Desmultiplicación directa: la dirección asistida
La dirección, con una relación de 14,8:1, presenta una desmultiplicación directa y deportiva, de modo que los ángulos de giro al maniobrar son muy pequeños. Gracias a la amplia trayectoria del volante, el diámetro de giro se limita a 10,6 metros; estos dos factores otorgan al A1 la máxima agilidad al circular tanto por ciudad como por carretera.

Audi se ha empleado a fondo en ajustar los cojinetes del eje delantero, la barra estabilizadora y los muelles y amortiguadores en beneficio de un manejo deportivo y equilibrado. En el eje trasero, una construcción de brazos interconectados con muelles y amortiguadores dispuestos por separado, los cojinetes guía presentan un desarrollo completamente nuevo. La línea de equipamiento Ambition ofrece de serie un tren de rodaje deportivo con muelles y amortiguadores más rígidos.


Todas las motorizaciones del A1 integran a bordo una nueva tecnología de Audi: el sistema de estabilización ESP con bloqueo transversal electrónico. De forma similar a un diferencial de bloqueo mecánico, hace que la ágil maniobrabilidad sea aún más neutra, eliminando en gran medida el subviraje y mejorando la tracción. En cuanto el sistema electrónico detecta que la rueda delantera ubicada en el interior de la curva se descarga demasiado al trazar la curva a gran velocidad, provoca en ella una leve intervención controlada de los frenos. De este modo, el par excesivo se transfiere a la rueda ubicada en el exterior de la curva, que está en situación de trasladar una mayor fuerza a la calzada. El comportamiento en marcha se vuelve aún más preciso, ágil, estable y neutro, la seguridad objetiva y la confianza que el conductor siente de un modo subjetivo en el vehículo se hacen aún mayores.
El ESP del A1 ha sido específicamente adaptado a un modo de conducción ágil gracias a su modo deportivo. El sistema de estabilización controla los grandes y potentes frenos de rueda. Los discos delanteros son autoventilados y su tamaño, en función de la motorización, varía entre los 256 y los 288 mm de diámetro. En las ruedas traseras intervienen potentes frenos de disco. En cuanto a las ruedas, en la línea de equipamiento Attraction presentan un formato de 15 pulgadas, mientras que en la línea Ambition son de 16 pulgadas y están fabricadas en aleación ligera.
Como opcional Audi monta deportivas ruedas de fundición de aluminio con 17 pulgadas de diagonal, que en función del diseño pueden presentar una moderna óptica bicolor, con anchos neumáticos en formato 215/40. La filial quattro GmbH ofrece además ruedas de fundición de aluminio de 18 pulgadas de diagonal y anchos neumáticos en formato 225/35.


Elevado rendimiento: los frenos
Las prestaciones deportivas, la seguridad de primera categoría y el confort en el segmento de los compactos Premium son características que exigen a los frenos un elevado rendimiento. Por este motivo, el sistema de frenos del Audi A1 se ha seleccionado de manera específica para las diferentes variantes teniendo en cuenta sus prestaciones.
Sin embargo, incluso las motorizaciones de menor potencia presumen ya de unos frenos de disco de excelente rendimiento, ya que todos los modelos montan de serie discos autoventilados en el eje delantero y discos macizos en el eje trasero.
Volante deportivo
En consonancia con el carácter deportivo del vehículo, el A1 equipa de serie un manejable volante deportivo en diseño de 3 radios, que opcionalmente puede revestirse con delicado cuero napa y decorarse con aplicaciones de alta calidad en diseño cromado.
Cabe destacar especialmente el nuevo concepto de manejo del mando multifuncional opcional, que permite el cómodo control del ordenador de a bordo, del teléfono, de las fuentes de audio y de la navegación directamente desde el volante.
En combinación con el cambio S tronic se ofrecen levas de cambio opcionales, que permiten cambiar las marchas de forma manual con gran rapidez.

El equipamiento
Audi ofrece el A1 en dos líneas de equipamiento: Attraction es una versión con mucho carácter y excelentemente surtida, Ambition, por su parte, es la variante dinámica y deportiva. Ambas líneas pueden combinarse con el paquete media style, que ofrece atractivos contenidos del ámbito del Infotainment y del diseño interior. Algunos equipamientos, como el paquete de navegación, pueden adquirirse con posterioridad a la compra del vehículo, lo que permite mantener al A1 joven y atractivo a lo largo de los años. En cuanto a los materiales y a los colores del interior, el miembro más joven de la familia Audi también sigue una línea nueva y fresca.
La línea Attraction incluye ya equipamientos de confort, como la radio chorus, el cierre centralizado con control remoto, retrovisores exteriores con ajuste eléctrico, elevalunas eléctricos y asiento del conductor con regulación de altura. En cuanto a la seguridad pasiva, incluye dos airbags frontales, airbags laterales y airbags para la cabeza de serie. Los limitadores de fuerza de los cinturones, el sistema integral de apoyacabezas de Audi y los anclajes Isofix para asientos infantiles completan la oferta.
La línea de equipamiento Ambition se reconoce a primera vista, por sus ruedas de aleación ligera de 16 pulgadas y sus faros antiniebla. En su interior el A1 Ambition ofrece un delicado diseño de aluminio, un volante deportivo de cuero y el sistema de información al conductor. Sus asientos deportivos incorporan función easy entry y apoyo lumbar, y en este caso el asiento del acompañante incluye regulación de altura.
Opcionalmente a la línea de equipamiento Ambition se ofrece el paquete deportivo S line, que incluye, entre otros, los siguientes equipamientos: ruedas de aluminio fundido de 17 ó 18 pulgadas de diagonal, tren de rodaje deportivo

S line con reglaje dinámico, volante deportivo de cuero y asientos deportivos.



Muchos de los equipamientos opcionales que Audi ha reunido para el A1 proceden directamente de la clase de lujo. En el exterior destacan los faros xenón plus con luz diurna LED, grupos ópticos traseros LED y ruedas opcionales en formatos de hasta 17 pulgadas con neumáticos 215/40. La filial quattro GmbH ofrece ruedas de fundición de aluminio de 18 pulgadas de diagonal.
Audi también ha prestado especial atención al ámbito de la luz y la visibilidad. El asistente para las luces de carretera detecta a través de una cámara a otros vehículos e incluso poblaciones, y conmuta automáticamente entre las luces de carretera y las luces de cruce. Se combina con un sensor de luz y lluvia, que también puede equiparse por separado. El techo corredizo panorámico permite la entrada de luz y de aire fresco al habitáculo. La llave de confort puede permanecer en el bolsillo de la chaqueta: el A1 se desbloquea cuando el conductor tira de la manecilla de la puerta, y para ponerlo en marcha basta con pulsar el botón de arranque-parada.
Otros equipamientos opcionales son la alarma antirrobo, el paquete de iluminación interior LED, los retrovisores exteriores térmicos y abatibles, el control automático de la velocidad, la bolsa para esquís, el reposabrazos delantero, el paquete portaobjetos y para el maletero, la calefacción de asientos delanteros, el climatizador, el climatizador automático de confort y el volante deportivo de cuero multifuncional. Además Audi ofrece un asistente de aparcamiento en dos versiones y una amplia oferta de componentes de Infotainment. Dicha oferta comienza con la radio concert y continúa con un paquete de navegación que puede montarse posteriormente, el MMI navigation plus de alto rendimiento y el Sorround Sound System de Bose con la innovadora tecnología LED a través de fibra óptica.

Imagen dinámica
El paquete exterior S line aporta a la imagen del nuevo A1 un mayor dinamismo gracias a una serie de detalles como las molduras de las taloneras esquinadas y el gran spoiler de techo.
Para el público joven y urbano del A1 se ofrece un concepto de colores y materiales con mucho estilo. Si se desea, numerosos elementos como los tapizados, las carcasas de los difusores de aire y los revestimientos de las puertas se presentan en colores frescos y expresivos. Junto a los opcionales individuales, la filial quattro GmbH pone a disposición del cliente una gran cantidad de paquetes, como por ejemplo el paquete deportivo S line, Audi exclusive line o el paquete de diseño en negro. El programa de personalización Audi exclusive ofrece a los clientes todavía más posibilidades de equipar su vehículo: tanto en el interior como en el exterior.

El Audi RS 5: potencia y elegancia
Con una enorme potencia empaquetada en un coupé de clásica elegancia debuta el Audi RS 5 en el Salón del Automóvil de Ginebra. El motor de altas revoluciones V8 de 4,2 litros, con una potencia de 450 CV (331 KW), proporciona unas excepcionales prestaciones y es extraordinariamente eficiente en lo que a consumo se refiere. Las fuerzas del motor se trasladan a las cuatro ruedas a través del S tronic de siete velocidades y de un diferencial central de nuevo desarrollo en la cadena de transmisión quattro.
Los modelos RS, desarrollados por la filial quattro GmbH, constituyen la dinámica punta de lanza de la gama de modelos de Audi. El RS 5 es la continuación de una filosofía que comenzó hace 15 años con el RS 2 Avant: el concepto de un dinamismo superior en el segmento medio.
El motor de aspiración V8 de altas revoluciones, con una cilindrada de 4.163 cc, está estrechamente emparentado con el V10 que monta el deportivo de altas prestaciones R8. Como casi todos los motores de gasolina de Audi, este motor se alimenta a través del sistema de inyección directa denominado FSI; una tecnología que ha llevado a Audi a la victoria en la legendaria carrera de resistencia de Le Mans en cuatro ocasiones a bordo del bólido R8. El sistema common rail establece una presión de hasta 120 bar.
La elaborada optimización del sistema de aspiración y de escape de dos tramos permite respirar libremente a este motor de gran cilindrada; cuatro árboles de levas regulables y válvulas tumble en el colector de admisión mejoran la formación de la mezcla. El 4.2 FSI ofrece un imponente poder de aceleración y responde con holgura incluso a altas revoluciones, casi como un motor de competición. Proporciona su potencia de 450 CV (331 KW) a 8.250 rpm; el par motor máximo de 430 Nm está disponible entre las 4.000 y las 6.000 rpm.

Con su poderosa fuerza, espontánea respuesta, impetuosa aceleración y una acústica voluminosa y sonora, el V8, que Audi fabrica artesanalmente, es una fascinante experiencia de potencia y emoción. El 4.2 FSI lleva al coupé de 1.725 kg de peso hasta los 100 km/h, con salida parada, en 4,6 segundos, y sigue acelerando hasta alcanzar una velocidad punta, limitada electrónicamente, de 250 km/h. Si el cliente lo desea, Audi limita la velocidad máxima a 280 km/h.


Increíble eficiencia: sólo 10,8 litros de combustible a los 100 km
La eficiencia es innata en todo Audi, también en el RS 5. El consumo medio de este potente ocho cilindros asciende a 10,8 litros de combustible a los 100 km, muchísimo menos que sus principales competidores. Este insuperable valor se ha podido obtener gracias también a las tecnologías del programa de eficiencia modular de Audi. El motor y toda la cadena de transmisión han sido optimizados en beneficio de una mínima fricción, la bomba de aceite es controlada en función de la demanda y el sistema de recuperación recupera energía en las fases de marcha por inercia y frenado.
El S tronic de siete velocidades de serie del RS 5 contribuye también a la eficiencia gracias a su elevado rendimiento y a la larga transmisión de la última marcha. Esta caja de cambios se compone de dos embragues y de dos transmisiones parciales. Ambas están permanentemente activas, pero sólo una de ellas está unida por adherencia al motor. El proceso de cambio se lleva a cabo mediante el cambio entre los embragues, de forma ultrarrápida, suave y casi imperceptible.
El conductor puede dejar que el S tronic de siete velocidades, reforzado específicamente para las fuerzas del V8 de altas revoluciones, gestione los cambios de modo completamente automático o hacerlo él mismo de forma manual con la palanca de selección de nuevo diseño o las levas de cambio en el volante. A través del Audi drive select de serie, la estrategia de cambio del modo automático puede variarse entre los modos auto, comfort y dynamic. En el programa Launch Control, el S tronic de siete velocidades gestiona la perfecta aceleración con salida parada, con la máxima potencia y el mínimo deslizamiento de neumáticos.


Nueva tecnología quattro: el diferencial de corona
Como en todo modelo RS, también el RS 5 traslada su potencia a la calzada a través de la tracción integral permanente quattro. En lo que respecta al diferencial central, que distribuye las fuerzas entre el eje delantero y trasero, Audi, marca líder en tracciones integrales, presenta una nueva fase evolutiva: el diferencial de corona.
El diferencial central autoblocante de corona es compacto y ligero y presenta un elevado rendimiento.
Gracias a sus paquetes de discos múltiples puede variar ampliamente la distribución del par entre el tren delantero y el trasero; en caso necesario es capaz de enviar hasta el 70% de la fuerza al eje delantero y hasta un 80% como máximo al trasero. La configuración estándar, de 40:60, sigue siendo deportiva, con carga mayor sobre el tren trasero.
El nuevo diferencial colabora con una gestión electrónica del par individual para cada una de las cuatro ruedas. Cuando al conducir de un modo dinámico una de las ruedas ubicadas en el interior de la curva se descarga demasiado, el sistema la frena ligeramente antes incluso de que llegue a patinar; de este modo se garantiza la tracción y se genera un momento de guiñada que mejora el paso por la curva.
Como complemento ideal de la nueva cadena de transmisión quattro Audi ofrece como opcional el diferencial deportivo en el eje trasero. Distribuye el par de un modo activo entre las ruedas traseras, incrementando así aún más la estabilidad y el agarre en situaciones límite. La gestión electrónica del diferencial deportivo presenta en el RS 5 una configuración consecuentemente dinámica.
El tren de rodaje del RS 5, que rebaja la altura de la carrocería 20 mm más que en el Audi  A5, presenta un reglaje deportivamente rígido de los muelles, los amortiguadores, la elastocinemática y las barras estabilizadoras. Las llantas de aleación ligera en formato de 19 pulgadas con neumáticos de tamaño 265/35 pertenecen al equipamiento de serie.

Su diseño en estructura de 5 brazos es exclusivo. Opcionalmente el RS 5 puede calzar ruedas de 20 pulgadas con neumáticos en formato 275/30. Para el invierno se ofrecen ruedas de las mismas dimensiones; las de 19 pulgadas son aptas para el montaje de cadenas.


El sistema de frenos monta potentes discos autoventilados, con un diámetro de 365 mm en el eje delantero. Con el objetivo de conseguir la máxima disipación de calor, los anillos de fricción de acero están perforados y unidos a los armazones de aluminio a través de pernos. Las pinzas pintadas en color negro brillante con la inscripción RS también se han fabricado en aluminio; las delanteras se han dotado de ocho pistones cada una. Si el cliente lo desea Audi monta en el eje delantero discos cerámicos reforzados con fibra de carbono de 380 mm de diámetro. Estos discos son extremadamente ligeros, resistentes y duraderos. El sistema de estabilización ESP integra un modo deportivo y puede desconectarse también completamente.
Mayor dinamismo: Audi drive select
La dirección servotronic dependiente de la velocidad del RS 5 presenta un ajuste especialmente rígido. El sistema de dinámica de conducción Audi drive select de serie permite variar el modo de funcionamiento de la dirección, del S tronic de siete velocidades, del diferencial deportivo, del motor y del sistema de escape en tres campos característicos, denominados comfort, auto y dynamic. Si el vehículo equipa un sistema de navegación MMI, el conductor dispondrá además de un cuarto modo que podrá configurar de forma individual.
Al intervenir en el motor, el Audi drive select actúa sobre las dos válvulas de mariposa y las válvulas de sonido del sistema de escape: cuando se abren, el potente sonido se hace aún más rotundo. Junto al diferencial deportivo también se ofrece como complemento del Audi drive select la dirección dinámica, que varía la desmultiplicación de la dirección en función de la velocidad: directa al maniobrar e indirecta al circular por autopista. Al alcanzar el límite de estabilidad en curva, la dirección dinámica contradirecciona automáticamente mediante pequeños impulsos.

El RS 5 presenta una figura atlética y poderosa sobre el asfalto, sus bellas líneas de coupé clásico fascinan con nuevos y llamativos detalles. La parrilla Singleframe incorpora una rejilla en color gris antracita brillante y en diseño de rombos. Los faros xenón plus con una arqueada banda de luces diurnas LED pertenecen al equipamiento de serie. El aire para el motor, los frenos delanteros y el radiador fluye a través de grandes entradas enmarcadas con llamativos contornos. El parachoques de nuevo diseño forma en su parte inferior un borde bifurcador.


Los guardabarros ensanchados, con sus afilados bordes superiores en horizontal, recuerdan a todo un clásico de Audi: al pionero de la tracción integral Audi quattro, que debutaba hace 30 años en el Salón del Automóvil de Ginebra. Las taloneras portan molduras esquinadas; los embellecedores en la parrilla Singleframe y alrededor de las ventanillas, así como las cubiertas de los retrovisores exteriores, se han realizado en diseño de aluminio mate. Hay ocho colores disponibles para la carrocería.
En la zaga destacan los dos tubos de escape ovalados, integrados en el parachoques. El gran difusor se extiende notablemente hacia la parte superior. El spoiler ubicado en el portón del maletero se despliega por sí solo al alcanzar los 120 km/h y se retrae de nuevo cuando la velocidad desciende por debajo de los 80 km/h.
Los bajos del RS 5 presentan un carenado de gran superficie e integran difusores de aire para el S tronic de siete velocidades y para los frenos delanteros. A altas velocidades, la aerodinámica del RS 5 produce empuje descendente, lo que mejora aún más la estabilidad.
Dinámica elegancia: el interior
La línea de dinámica elegancia impregna también el interior del RS 5. Los asientos deportivos con laterales pronunciados y reposacabezas integrados pertenecen al equipamiento de serie. Pueden regularse eléctricamente y están tapizados en una combinación de cuero y Alcantara.

Como alternativa se ofrecen asientos anatómicos de formas muy pronunciadas con respaldos abatibles o asientos climatizados de confort, caracterizados por su blando acolchado y su función de ventilación.


El volante monta una corona especialmente pronunciada, revestida en cuero perforado. Los instrumentos incorporan esferas en color negro e inscripción en color blanco con escala independiente. Al conectar el encendido las agujas de color rojo se desplazan brevemente hasta la posición superior y a continuación vuelven a retroceder. El sistema de información al conductor integra un laptimer para cronometrar los tiempos de las vueltas, así como un indicador de temperatura del aceite. Al igual que el monitor del sistema de navegación MMI opcional, al arrancar el motor recibe al conductor con una pantalla de bienvenida RS.
El interior se ha realizado en negro y las inserciones en carbono. El cuadro de instrumentos incorpora una cubierta en lacado brillante. Los pedales, el reposapiés y las teclas de mando del sistema de navegación MMI opcional resplandecen en diseño de aluminio, mientras que las manillas para abrir las puertas están formadas, como ya es habitual en los modelos RS, por dos delgadas barras. Inserciones de aluminio decoran las molduras de acceso de las taloneras, y una serie de inscripciones RS 5 aportan al interior el toque dinámico.
El cliente puede optar opcionalmente por el toque de distinción que proporcionan las inserciones en tejido de acero inoxidable oscuro, en lacado brillante negro o en aluminio cepillado. Asimismo se ofrecen tapizados en tipos de cuero y colores especiales, y un revestimiento interior del techo en color plata. El programa Audi exclusive, por su parte, contiene opcionales específicos RS, entre los que se cuentan los elementos de mando revestidos con ante y las alfombrillas con inscripción RS 5. Para el vano motor se ofrece un paquete de diseño en carbono, mientras que para la carrocería el cliente podrá optar por los paquetes de diseño en negro o en aluminio mate. Los sistemas de escape deportivos, de acústica contundente y también con válvulas de sonido, incorporan tubos de escape con embellecedores en color negro.
El Audi RS 5 llegará a los concesionarios en primavera. Su precio base será de unos 77.700 euros.


1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal