Los Actos Jurídicos (…) Vimos en clase pasada la clasificación de acto oneroso y acto gratuito



Descargar 17.39 Kb.
Fecha de conversión06.11.2018
Tamaño17.39 Kb.

Clase 5

08-10-2013


Los Actos Jurídicos

(…) Vimos en clase pasada la clasificación de acto oneroso y acto gratuito, vimos también la clase pasada lo que es la donación, la simulación y la acción pauliana.



De manera entonces ahí tenemos algunas clasificaciones de los actos jurídicos y para seguir avanzando en los actos jurídicos veremos cómo se forman estos actos y que requisitos presentan. Pero previo a analizar esos requisitos que señala la ley conviene señalar que en el acto jurídico de acuerdo a la doctrina y a la ley es posible distinguir tres tipos de elementos o cosas dentro de un acto jurídico, distinción que está expresamente establecida en nuestro código civil al principio del libro IV, y hace diferentes distinciones de elementos o cosas que uno puede encontrar en un acto jurídico y esa norma que hace esa distinción está en el Art. 1444 del C.C. que se refiere a los contratos, pero nosotros lo podemos aplicar la regla más allá de los contratos en términos más generales al acto jurídico, y el Art. 1445 distingue, y también es una distinción que hace la doctrina reconocida por la ley que es una distinción de los elementos o esencias, elementos o cosas de la naturaleza o elementos o cosas puramente accidentales y que hay que distinguirlos porque los efectos jurídicos que producen son distintos.

Art. 1444, Se distinguen en cada contrato (acto jurídico) las cosas que son de su esencia, las que son de su naturaleza y las puramente accidentales, y aquí tenemos en términos legales esta distinción, y dice, Son de la esencia de un contrato aquellas cosas sin las cuales o no produce efecto alguno, o degenera en otro contrato (acto jurídico) diferente, es decir, son de la esencia de un acto o contrato aquellas cosas que nunca pueden faltar y son absolutamente necesario para que el acto exista, y si estos elementos faltan en el acto o contrato, ese acto no puede existir o va a ser nulo, así por ejemplo, es de la esencia en un contrato de compra venta un precio que pagar y una cosa que comprar, es decir, desde el punto de vista jurídico es imposible que exista un contrato de compra venta sin que existan estos dos elementos ya que son parte de la esencia de dicho acto, ahora bien, si yo celebro una compraventa donde solamente traspaso el bien y no recibo nada a cambio no es una compraventa, sino degenera en otro acto distinto una donación, y el acto de compraventa va a ser nulo, inexistente o será otro acto por la falta de la esencia del acto de compra venta. Ahora veamos las que son de su naturaleza, y dice el Art. Que estamos viendo, son de la naturaleza de un acto jurídico las que no siendo esenciales en el, se entienden pertenecerle, sin necesidad de una clausula especial, entonces los elementos de la naturaleza de un acto jurídico no son esenciales, pero se entienden incorporados al acto automáticamente solo por el hecho de ser celebrado, salvo que se pacte lo contrario, es decir, son cosas pertenecerle al acto pero que se pueden retirar, a diferencia de los elementos de la ciencia que nunca se pueden retirar pero para ello se requiere una manifestación de voluntad, salvo que se pacte lo contrario, así por ejemplo dice el código civil que los gastos que genera la celebración de una compra venta son de cargo del vendedor, y esta obligación que tiene el vendedor de pagar los gastos de la celebración del contrato constituye un elemento de la naturaleza del contrato porque se entiende incorporado automáticamente incorporada esta obligación por el solo hecho de celebrarlo, salvo que las partes establezcan lo contrario o establezcan una regla diferente (Art. 1806), y es muy habitual que los contratantes cambien la regla y que por ejemplo el vendedor estipule en el contrato que los gastos de la compra venta son de cargo del vendedor o bien pude ser también que se dividan los gastos, pero para esto se debe pactar, de lo contrario se entiende que el vendedor pagara los gastos del contrato. En la compra venta el vendedor tiene dos obligaciones importantes, una es entregar la cosa que vende y la otra es lo que se llama saneamiento (Art. 1837 en adelante, La obligación de saneamiento comprende dos objetivos: amparar al comprador en el dominio y posesión pacifica de la cosa vendida, y responder de los defectos ocultos de esta, llamados vicios redhibitorios), y esta a su vez se divide en dos obligaciones:

  1. Saneamiento de los vicios redhibitorios: Son vicios ocultos que puede tener una cosa y que la hagan defectuosa o inapta para el uso para el cual fue hecha la cosa. El vendedor en estos casos siete la obligación de sanear la cosa y consiste en que el comprador podrá pedir una rebaja del precio o podrá pedir que se deje sin efecto la compra venta.

  2. Saneamiento de evicción: Puede ocurrir que el vendedor venda el bien al comprador y alguien después aparezca reclamando derechos sobre esa cosa vendida. Entonces el comprador que compro en forma tranquila, se encuentra que es demandado por otra persona que reclama que tiene derechos sobre esa cosa que el compro. Entonces en ese caso el comprador puede demandar al vendedor para que lo defienda en juicio. En nuestro país la compraventa de cosa ajena es válido, es decir que el contrato es legítimo, entonces una persona puede comprar perfectamente una cosa ajena, pero siempre de buena fe. Sin embargo si el juicio lo pierde puede solicitar una indemnización al vendedor, aunque es difícil que alguien venda una cosa ajena, pero pensemos en un ladrón, y el comprador de buena fe compra la cosa que el vendedor (ladrón) le vendió, y ese contrato de compraventa es licito, sin perjuicio del delito del vendedor.

Finalmente tenemos las cosas accidentales, “son accidentales aun contrato aquellas que ni esencial ni naturalmente le pertenecen, y que se le agregan por medio de cláusulas especiales”…En este caso en los actos jurídicos las cosas accidentales se deben agregar a un acto a través de un pacto, y no forma parte de lo esencial de un acto, de su naturaleza, sino es algo accidental y no están incorporados en el acto jurídico, sino que para que se incorporen hay que agregarlos a través de un pacto, de lo contrario no va a ver una cosa accidental, así por ejemplo lo que se llama en derecho las modalidades, y dentro de las modalidades más comunes son el plazo y la condición que normalmente se debe agregar a un acto mediante clausulas especiales, porque si no, no hay plazo ni condición y se debe agregar y es una cosa accidental debido a que no es parte normal de un acto.

  • Plazo: Es un hecho futuro y cierto, así por ejemplo, 31 de diciembre de 2013. Ese es un plazo dado que sabemos que va a llegar.

En muchos actos jurídicos las partes agregan plazos al acto jurídico, pero para ello hay que necesariamente agregarlo, así por ejemplo pensemos en una compraventa. Generalmente el precio de una compraventa se paga a plazo, “El total se pagara el 31 de diciembre 2013, o el precio se pagara en 10 cuotas a partir de enero de 2014, y otro plazo es la muerte, ya que es un hecho cierto que sabemos que ocurrirá, no sabemos cuándo pero el hecho ocurrirá, Ej: Te regalo mi auto cuando ella muera” y esto se debe agregar ya que en una compraventa se entiende que el precio se paga de inmediato si nada dice el acto y eso es propio de la compraventa.

  • La Condición: No es tan frecuente como el plazo, sin embargo se da en algunos casos para que exista la condición en un acto jurídico se debe agregar ya que no forma parte de dicho acto no se entienden incorporadas en los actos jurídicos. La condición es un hecho futuro e incierto, es decir, la diferencia con el plazo es que la condición puede suceder o no suceder, así por ejemplo se le ofrece a Carlo la donación de un vehículo marca Lamborgini Reventon del año con la condición de que se reciba de abogado, y esto es una condición dado que es un hecho futuro y altamente incierto, en la compraventa, se firma la promesa con la condición de que se venderá el inmueble con la condición de que el banco le otorgue crédito, te regalo mi vehículo cuando cumplas 25 años. Entonces, la condición es un hecho futuro e incierto.

Los actos jurídicos para que sean jurídicamente válidos y para que existan deben cumplir con ciertos requisitos, y si no se cumplen con estos requisitos no serán totalmente válidos, ya que para que la ley le dé al acto su protección se deben cumplir con estos requisitos. Estos requisitos son tremendamente importantes porque si no se cumple uno de ellos el acto va a ser ineficaz, y tradicionalmente la doctrina distingue 2 tipos de requisitos en los actos jurídicos en cuanto a su celebración. Primero distingue los requisitos de existencia de los actos y el requisito de valides del acto.

La diferencia entre estos dos tipos de requisitos; hay ciertos requisitos que son los de existencia que necesariamente deben concurrir en el acto, ya que si no concurren el acto es inexistente desde el punto de vista legal y es como que no se hubiera celebrado, y los requisitos de validez son los que la ley exige para que el acto sea válido, porque puede ocurrir que un acto existe jurídicamente pero que no es válido ya que está sujeto a un vicio.

Entonces existen requisitos de validez para que un acto tenga valor, pero que pueden faltar y si faltan el acto va a existir pero está sujeto a un vicio, y como está sujeto a un vicio ya que le fala un requisito de validez el acto puede ser anulado. Ahora bien, el acto existe aunque le falte un requisito de validez, sin embargo si este vicio no se reclama durante un cierto tiempo el acto queda saneado, a diferencia si falta un requisito de existencia simplemente no hay acto.

Tradicionalmente la doctrina estima que los requisitos de existencia para que un acto jurídico exista son 4:



  1. Debe haber Voluntad.

  2. El acto tiene que tener un objeto.

  3. El acto debe tener una causa.

  4. El acto debe cumplir con las solemnidades que la ley establece cuando el acto es solemne.

Tradicionalmente la doctrina estima que los requisitos de validez para que un acto sea válido son 4:

  1. La capacidad. El acto debe ser celebrado por personas capaces.

  2. La voluntad no debe estar viciada, porque puede haber voluntad, pero esa voluntad puede estar viciada por algo, ya que puede haber error, fuerza o dolo.

  3. El objeto debe ser lícito, ya que si es ilícito el acto va a existir pero va a ser nulo.

  4. El acto debe tener una causa lícita.

En Chile nosotros tenemos un artículo del cual podemos desprender de que la ley exige estos requisitos que hemos señalado en el Art. 1445.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal