Lunes, 3 de octubre las cosas bonitas del mundo me gusta… lectura bíblica: 2 p 3, 13



Descargar 36.72 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño36.72 Kb.




Lunes, 3 de octubre
LAS COSAS BONITAS DEL MUNDO

ME GUSTA…
LECTURA BÍBLICA: 2 P 3, 13
«Pero nosotros esperamos otros cielos nuevos y otra tierra nueva en que tiene su morada la justicia, según su promesa».
LECTURA

Había una vez, una gota, que estaba aburrida y cansada de hacer siempre lo mismo. Cada día, cuando el sol más brillaba, la gota subía en forma de vapor de agua hacia su amiga Nubi y allí, esperaba a que bajaran las temperaturas para volver a descender a un rio o de nuevo al mar. La pobre gotita de agua se sentía igual que los miles de amiguitas que se encontraban a su lado. Día tras día, observaba al resto de las gotas y eso la deprimía. Un día, su amiga Nubi la vio realmente triste, y decidió hablar con ella.

- Brillagota, ¿qué te ocurre? Te veo triste, sin ganas de ascender ni descender y me preocupa verte así. No estás contenta y saltarina como normalmente eras.

- Nubi, me encuentro triste, porque no creo que sea una gota especial. Siempre estoy haciendo lo mismo, o bien estoy en estado gaseoso o líquido o cuando hace mucho frío me vuelvo nieve o hielo.

- ¡Pero eso es fantástico! Puedes convertirte en un montón de cosas y por ello eres especial. No deberías sentirte triste. Yo siempre estoy volando de un lado a otro del cielo y apenas bajo a la tierra y mucho menos me convierto en muñeco de nieve. Deberías sentirte feliz por poder correr tantas aventuras de tantas maneras diferentes.

Pero Brillagota seguía sintiéndose como las demás, sin ser especial.


Un maravilloso día, todo cambió para Brillagota. Comenzó una enorme tormenta. Brillagota se agarró fuertemente a Nubi. No quería volver a caer, pero la tormenta era tan fuerte que la pobre Brillagota casi no aguantaba más. Justo cuando sus fuerzas se habían agotado y estaba a punto de caer nuevamente al mar, la tormenta desapareció por arte de magia. Volvió a brillar el sol más hermoso que jamás había salido, cuando nuestra pequeña amiga Brillagota caía de nuevo al océano. Mientras caía, un precioso rayo de sol la atravesó haciéndola sentir que su cuerpo se transformaba en un irremediable y colorido arco iris con sus siete colores luciendo hasta el infinito. En ese momento, comprendió que era una gota especial. Por eso se llamaba Brillagota, porque irradiaba luminosidad en cada lugar de la tierra. Brillagota se sintió muy feliz, única y admirada por todo el mundo. Nunca más volvió a pensar que era como las demás, porque ella había sido el arco iris más bonito que había iluminado el cielo

REFLEXIÓN
A veces estamos tan ocupados en hacer lo mismo todos los días que no vemos la belleza de todo lo que nos rodea: los pájaros, los árboles, la familia, nuestros compañeros…
Dedica hoy unos segundos a pensar todas aquellas cosas tan bellas que son parte de nuestra vida y lo más importante que no se te olvide disfrutarlas

VIDEO: https://youtu.be/ZGd1fcMY2HM
IMAGEN


ORACIÓN FINAL
Te damos gracias Señor, porque podemos oír

el viento y la música,

los aviones y el canto de los pájaros

y las gotas de lluvia en los cristales;

podemos escuchar nuestros nombres

y te podemos oír a Ti, que eres,

nuestro Padre, con los oídos y el corazón.

Martes, 4 de octubre
ALABANZA POR LA CREACIÓN

SAN FRANCISCO DE ASIS
LECTURA BÍBLICA: Dn 3, 62
«Bendecid, sol y luna, al Señor, cantadle y ensalzadle por los siglos»
LECTURA
Hoy vamos a conocer un poco la historia de un gran santo: San Francisco de Asís. Francisco nació en 1182, en un pueblo cerca de Roma. Su padre era comerciante y Francisco creció rodeado de lujos y comodidades.
Su papá quería que llegara a ser un gran héroe de guerra y a los 20 años entró en el ejército. Su padre le compró la mejor espada y caballo. Vestido como un rey partió a su gran aventura, pero perdieron la batalla y Francisco estuvo prisionero un año.
Allí Francisco tuvo una grave enfermedad y al volver a casa se dio cuenta que Dios le pedía que cambiara de vida. Francisco renunció a la herencia de su familia y desde ese día vivía de las limosnas. A él se unieron un grupo de jóvenes y el Papa les dio la bendición para formar una nueva orden religiosa, ‘los franciscanos’ En 1223 tuvo la inspiración de hacer con figuras el nacimiento de Jesús, construyó un portal con paja, puso un pesebre trajo un buey y un asno e invitó a los vecinos del pueblo a reproducir la escena de la adoración de los pastores.
Francisco admiraba la naturaleza. Sentía un gran amor por los animales y hablaba con ellos, los cuidaba y protegía.

REFLEXIÓN
San Francisco nos enseña a disfrutar de la naturaleza, de los astros, de los peces, los pájaros…. De toda la creación porque sabía que en toda ella estaba la huella de Dios.

VÍDEO: https://youtu.be/e8tic0g7paM


IMAGEN



ORACIÓN FINAL
Bendito seas mi Señor, con todas tus criaturas,

especialmente por el hermano sol, que se parece a Ti.

Bendito seas, mi Señor, por la luna y las estrellas,

las has formado preciosas y bellas, claras en la oscuridad

Bendito seas, mi Señor, por el tiempo nublado y sereno

y por el viento que nos despeja golpeando nuestra cara.

Bendito seas, mi Señor por la hermana Tierra,

produce frutos, flores y hierbas, nos sostiene y nos lleva.



Miércoles, 5 de octubre

LAS COSAS BONITAS DEL MUNDO: UN CUADRO
EVANGELIO: Mateo 6, 28
«Aprended de los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan ni hilan»

LECTURA

Había en un país un rey amante de la pintura y la naturaleza que quiso poseer el más bello cuadro que pudiera hacerse de los paisajes de su reino. Para ello convocó a cuantos pintores habitaban aquellas tierras, y una mañana los guio hasta su paisaje favorito.

– No encontraréis una imagen igual en todo el reino – les dijo-. Quien mejor la refleje en un gran cuadro tendrá la mayor gloria para un pintor.

Los artistas, acostumbrados a dibujar los más bellos parajes, no encontraron el lugar tan magnífico como el mismo rey pensaba y, viendo que su fama y su gloria no aumentarían, se propusieron resolver el encargo rápidamente. Todos tuvieron sus cuadros listos a media mañana, excepto uno, que a pesar de pensar lo mismo que sus compañeros sobre el paisaje, quiso pintarlo lo mejor posible. Puso tanto esmero en su trabajo, que, al caer la tarde, cuando llevaba ya algunas horas pintando en solitario, apenas había completado un pedacito del lienzo.

Pero entonces ocurrió algo maravilloso. Al ponerse el sol, las montañas crearon un increíble juego de luces con sus últimos rayos y, ayudadas por los reflejos del agua en un río cercano, un extraño viento que retorcía las nubes y los variados colores de miles de flores, dieron a aquel paisaje un toque de ensueño insuperable.

Así pudo entonces el pintor entender la predilección del rey por aquel lugar, y pintarlo con su esmero habitual, para crear el más bello cuadro del reino.

Y aquel laborioso pintor, que no era más hábil ni tenía más talento que otros, superó a todos en fama gracias al cuidado y esmero que ponía en todo cuanto hacía.
REFLEXIÓN
Dedica tiempo a contemplar las cosas bellas de la creación, no tengas prisa. Disfruta en cada momento de los que estás haciendo y lo que hagas ¡hazlo bien! Si es tiempo de estudiar, estudiar, si es tiempo de jugar, jugar.

VIDEO: https://youtu.be/4dKy7HNU4vk
IMAGEN


ORACIÓN FINAL
Padre Dios, gracias porque me has dado unos ojos para ver,

unos oídos para escuchar,

unas manos para trabajar,

una boca para reír, cantar y decirte:

¡MUCHAS GRACIAS, PADRE DIOS!
Jueves, 6 de octubre
LAS COSAS BONITAS DEL MUNDO: PERSONAS BUENAS, BELLAS
EVANGELIO: Marcos 12, 31
«Amarás a tu prójimo como a ti mismo»
LECTURA
Un joven llegó al enorme edificio donde ofrecían empleo y le preguntó a la recepcionista:

- ¿Cómo son las personas que trabajan aquí?


- ¿Cómo eran las personas en su trabajo anterior? – preguntó la recepcionista antes de contestar.
- Pues el ambiente era realmente pésimo. Los jefes trataban mal a los empleados, nos mandaban a hacer las cosas y no nos daban las gracias. Mis compañeros eran desconsiderados. Uno no contaba con la ayuda de nadie y no existía compañerismo. Era difícil tener amigos en ese lugar. No me gustaba, por eso me fui.
- ¿Y dónde trabajaba Usted?
- En Electrónica C.A.
- Pues aquí las personas son exactamente iguales a las que usted me acaba de describir.
El joven sin pensarlo mucho, dio media vuelta y salió del edificio. Poco después entró otra persona que también le preguntó a la recepcionista con una sonrisa en los labios:
- Por favor señorita, podría usted decirme ¿Cómo son las personas que trabajan aquí?
- ¿Cómo eran las personas en su trabajo anterior? – volvió a repreguntar la recepcionista.
- Le diré que eran maravillosas: los jefes nos motivaban constantemente a hacer las cosas de la mejor manera, nos apoyaban, nos guiaban y siempre se mostraban agradecidas por los logros obtenidos. Mis compañeros se convirtieron en verdaderos amigos, en quienes podía apoyarme y confiar con los ojos cerrados. Trabajábamos como un verdadero equipo. No quería dejar el trabajo pero la empresa se está mudando de ciudad y yo no puedo irme
- ¿Y dónde trabajaba Usted?
- En Electrónica C.A.
- Pues aquí las personas son exactamente iguales a las que usted me acaba de describir - contestó finalmente la recepcionista con una bella sonrisa en el rostro.

REFLEXIÓN
Trabajaban en el mismo lugar, entonces ¿Cuál de los dos tiene la razón? ¿Cuál de los dos dice la verdad? Pues con toda seguridad ambos tienen la razón y ambos dicen la verdad. Las personas tienen sus virtudes y sus defectos. El problema es cómo las percibimos: si buscamos y destacamos sus aspectos negativos, las personas reaccionarán a la defensiva, por lo que instintivamente la relación será desagradable. En cambio si buscamos siempre el lado positivo de las personas, con toda seguridad ellas nos entregarán lo mejor de sí.
Recuerda, no es un problema, es una decisión:

Si sonríes, te devolverán sonrisas.

Si gruñes, recibirás gruñidos.

VÍDEO: https://youtu.be/QGm75TZP8Ac
IMAGEN


ORACIÓN FINAL
Quiero ser un buen amigo, Jesús.

Enséñame a buscar el bien de los demás, antes que el mío propio.

Enséñame a compartir y buscar siempre el bien de todos.

Que no me pelee, ni me enfade con mis amigos

Que acepte con humildad sus consejos y palabras.

Que siempre tenga una sonrisa y las manos abiertas.

Que sepa perdonar y pedir perdón.

Ayúdame me a ser buena compañía y a llevar esperanza. Amen



Viernes, 7 de octubre
LAS COSAS BONITAS DEL MUNDO: UN EDIFICIO
EVANGELIO: Mateo 7, 24
«El que escucha estas palabras mías y las pone en práctica, se parece a un hombre prudente, que edificó su casa sobre roca»

LECTURA
Un maestro de construcción ya entrado en años estaba listo para retirarse a disfrutar su pensión de jubilación. Le contó a su jefe acerca de sus planes de dejar el trabajo para llevar una vida más placentera con su esposa y su familia. Iba a extrañar su salario mensual, pero necesitaba retirarse; ya se las arreglarían de alguna manera.

 

El jefe se dio cuenta de que era inevitable que su buen empleado dejara la compañía y le pidió, como favor personal, que hiciera el último esfuerzo: construir una casa más. El hombre accedió y comenzó su trabajo, pero se veía a las claras que no estaba poniendo el corazón en lo que hacía. Utilizaba materiales de inferior calidad, y su trabajo, lo mismo que el de sus ayudantes, era deficiente. Era una infortunada manera de poner punto final a su carrera.



 

Cuando el albañil terminó el trabajo, el jefe fue a inspeccionar la casa y le extendió las llaves de la puerta principal. "Esta es tu casa, querido amigo -dijo-. Es un regalo para ti".

 

Si el albañil hubiera sabido que estaba construyendo su propia casa, seguramente la hubiera hecho totalmente diferente. ¡Ahora tendría que vivir en la casa imperfecta que había construido!




REFLEXIÓN
A veces construimos nuestras vidas de manera distraída, sin poner lo mejor de nosotros. Muchas veces, hacemos el esfuerzo mínimo o no prestamos la atención necesaria… entonces, de repente un día, vemos la situación que hemos creado y descubrimos que las cosas andan torcidas, como la casa imperfecta. Sí lo hubiéramos notado antes, lo habríamos hecho diferente ¿alguna vez os ha pasado?

 

Sería genial conseguir actuar siempre como si estuviésemos "construyendo nuestra casa".



La vida es como un proyecto de "hágalo-usted-mismo". Tu vida, ahora, es el resultado de tus actitudes y elecciones del pasado. Podemos hacer reformas y restaurar nuestra casa ¡Tu vida de mañana será el resultado de tus actitudes y elecciones de hoy! No podemos cambiar el pasado… pero podemos aprender de él y construir en nuestro presente un mejor futuro. 

VÍDEO: https://youtu.be/ljqunInf5gU (el relato)
IMAGEN


ORACIÓN FINAL
Jesús quiero ayudarte a construir el Reino.

Dame fuerzas para vivir siempre de acuerdo con tus enseñanzas.

Que ayude siempre a los demás, que respete a todos y los trate bien.

Que aprenda a perdonar y a no guardar rencor.

Que sepa compartir y dar de corazón.

Que cada día te eche una mano para que crezca en el mundo



la semilla de tu Reino

#BuenosDías #PRIMARIA


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal