Manejo del acceso vascular nativo y de sus complicaciones. Protocolo y resultados



Descargar 25.17 Kb.
Fecha de conversión01.05.2018
Tamaño25.17 Kb.
MANEJO DEL ACCESO VASCULAR NATIVO Y DE SUS COMPLICACIONES. PROTOCOLO Y RESULTADOS.
Beatriz Durana Tonder, María del Carmen Prado Meis, Graciela Lemus Barrientos, Begoña Sambade Domínguez, Cándido Díaz Rodríguez. Servicio de Nefrología. Unidad de Hemodiálisis. F. P. Hospital Virxe da Xunqueira. Cee (A Coruña).
INTRODUCCIÓN
El acceso vascular constituye la principal vía de las infecciones en los pacientes sometidos a hemodiálisis (HD). Ello se ve favorecido por un sistema inmunológico deprimido y una contínua utilización del mismo para realizar la diálisis.

Las infecciones bacterianas son la principal causa de hospitalización y uno de los principales motivos de muerte en este tipo de pacientes.

Según estudios realizados, entre un 50-80% de las bacteriemias presentes en HD, están asociadas al lugar de la punción del acceso vascular. Todo ello se traduce en un riesgo potencial de desarrollar endocarditis, embolismos sépticos o meningitis.

Por estos motivos es preciso dirigir los esfuerzos hacia la prevención de complicaciones infecciosas relacionadas con el uso del acceso vascular.

Aunque la incidencia de la infección relacionada con el acceso vascular es menor en los pacientes con fístula arteriovenosa interna ( FAVI) nativa que en aquellos portadores de cateter venoso central o injerto de PTFE, una deficiente técnica en la asepsia y punción puede ser la causa de complicaciones infecciosas y mecánicas en la fístula nativa.

La cuidadosa inspección y monitorización de la fístula nativa es fundamental para la prevención y detección precoz de estas complicaciones.

Presentamos los resultados obtenidos en nuestra unidad de HD tras la aplicación de manera estricta y protocolizada tanto de los cuidados como de las medidas de asepsia empleados con el objetivo de conseguir un correcto funcionamiento y evitar las complicaciones derivadas del uso de las fístulas nativas.

PROTOCOLO.



  1. OBJETIVOS.

    • Evitar las complicaciones infecciosas derivadas de la manipulación incorrecta

    • Preservar el correcto funcionamiento de la fístula evitando las complicaciones mecánicas.

    • Favorecer el desarrollo de las fístulas nativas inmaduras.

  2. METODO PRE-HD.

2.1. Material.

    • Preparación del campo estéril ( auxiliar de enfermería):

paño estéril

gasas estériles

agujas: arterial (15-16G fenestrada) y venosa ( 16G no fenestrada)

jeringas precargadas con SSF al 0,9%



2.2. Procedimiento.

    • Valoración del estado de la fístula.

    • Comprobación del soplo y latido de la misma.

    • Desinfección de la zona de punción con Clorhexidina.

    • Lavado de manos y antebrazos con solución antisética ( Clorhexidina, Sterilium).

    • Colocación de mascarilla ( enfermera).

    • Preparación del campo estéril.

    • Colocación de guantes.

    • Ajustar compresor.

    • Canalización venosa en sentido proximal (de elección).

    • Comprobación ( SSF) y fijación.

    • Canalización arterial en sentido distal ( de elección) respectando zona de anastomosis.

    • Comprobación ( SSF) y fijación.

    • Conexión de la rama arterial con la línea arterial del dializador.

    • Conexión de la rama venosa con la línea venosa del dializador.

    • Fijación de las líneas del dializador con esparadrapo.

    • Inicio de la diálisis con flujo de bomba a 100-150 ml/min durante los dos primeros minutos. Posteriormente, velocidad que permita la fístula ( 300-350 ml/min).

    • Asegurar comodidad y funcionamiento del brazo portador de la FAVI.

    • Programar parámetros del monitor: líquido baño de diálisis, tiempo de diálisis y ultrafiltración.

    • Registro en la hoja de enfermería de presiones (arterial y venosa), flujo, ultrafiltración y PTM.

  1. METODO POST-HD.

3.1. Material:

gasas estériles

apósito: Tegaderm, Mefix, Oposite.

pinzas hemostáticas ( opcional)

guantes
3.2. Procedimiento:

- lavado de retorno de la línea arterial del dializador por presión manual sobre la bolsa de SSF al 0.9%.

- pinzar línea arterial y rama arterial.


  • lavado de retorno de la línea venosa a 150 ml/min.

  • pinzar línea venosa y rama venosa.

  • desconexión de ambas líneas ( arterial y venosa) de sus respectivas ramas.

  • retirada de la aguja venosa.

  • colocación de gasa estéril en zona de punción

  • hemostasia (manual / mecánica) venosa.

  • retirada de aguja arterial

  • colocación de gasa estéril en zona de punción

  • hemostasia ( manual/ mecánica) arterial

  • cura de ambas punciones ( según características hematológicas/ dermatológicas):

. gasa+Espongostan +apósito

. apósito

. gasa + apósito

RECOMENDACIONES.

Paciente:

.buena higiene personal especialmente en brazo portador de FAVI

. no utilizar ropa apretada, joyas,...

. comprobación diaria de latido y soplo (thrill)

. evitar pesos en brazo de FAVI

. vigilar postura de descanso

.comunicar al personal cualquier cambio en el aspecto de la FAVI (color, inflamación, supuración,...)

Personal:

. mantener la asepsia durante todo el abordaje

. uso obligatorio de mascarilla

. empleo de SSF al 0,9% para comprobar permeabilidad de las

punciones

.no realizar mediciones de TA, extracciones de sangre o perfusiones en miembro portador de FAVI

. retirada inmediata de la aguja/s ante cualquier signo / síntoma de extravasación, dolor o registro de presiones altas en el monitor. Nueva punción lo más alejada posible de la anterior

. empleo de hielo y agua de Burow locales en los casos de extravasación

. vendaje oclusivo. No circular

. hemostasia adecuada

. evitar hipotensiones bruscas

- estos dos últimos apartados junto a una deshidratación podría desencadenar una trombosis



RESULTADOS.

Desde que se inicia el funcionamiento de nuestra unidad se han dializado once pacientes ( cinco hombres y seis mujeres) con edades comprendidas entre los treinta y tres y los ochenta y cinco años y con una estancia media de uno a siete años en programa de HD periódica.

Los accesos vasculares que portan nuestros pacientes son mayoritariamente FAVI radiocefálicas ( 6), FAVI braquiobasílicas ( 4) y FAVI húmero- basílica (1).

Durante un período de veinte meses tras la apertura de nuestra unidad se han objetivado las siguientes complicaciones:



En ninguna de las complicaciones mencionadas anteriormente se produjo pérdida funcional del acceso vascular.

Hasta el momento no se manifestado síntomas / signos de infección en los accesos vasculares de nuestros pacientes.



CONCLUSIONES.

1. Es fundamental extremar los cuidados y medidas de asepsia para prevenir y evitar las complicaciones relacionadas con este tipo de accesos vasculares.

2. Por ello la necesidad de elaborar y aplicar un protocolo riguroso y estricto precisando cada uno de los pasos a seguir en su manejo.

3. Todo ello contribuiría a disminuir las complicaciones relacionadas con la FAVI y a mantener un correcto funcionamiento del mismo.


MANEJO DEL ACCESO VASCULAR NATIVO Y DE SUS COMPLICACIONES. PROTOCOLO Y RESULTADOS.

Beatriz Durana Tonder, María del Carmen Prado Meis, Graciela Lemus Barrientos, Begoña Sambade Domínguez, Cándido Díaz Rodríguez. Servicio de Nefrología. Unidad de Hemodiálisis. F. P. Hospital Virxe da Xunqueira. Cee (A Coruña).

ABSTRACT

El acceso vascular constituye la principal vía de las infecciones en los pacientes sometidos a hemodiálisis (HD). Ello se ve favorecido por un sistema inmunológico deprimido y una contínua utilización del mismo para realizar la diálisis.

Según estudios realizados, entre un 50-80% de las bacteriemias presentes en HD, están asociadas al lugar de la punción del acceso vascular. Todo ello se traduce en un riesgo potencial de desarrollar endocarditis, embolismos sépticos o meningitis.

Por estos motivos es preciso dirigir los esfuerzos hacia la prevención de complicaciones infecciosas relacionadas con el uso del acceso vascular.

La cuidadosa inspección y monitorización de la fístula nativa es fundamental para la prevención y detección precoz de estas complicaciones.

Presentamos los resultados obtenidos en nuestra unidad de HD tras la aplicación de manera estricta y protocolizada tanto de los cuidados como de las medidas de asepsia empleados con el objetivo de conseguir un correcto funcionamiento y evitar las complicaciones derivadas del uso de las fístulas nativas.

Desde que se inicia el funcionamiento de nuestra unidad se han dializado once pacientes ( cinco hombres y seis mujeres) con edades comprendidas entre los treinta y tres y los ochenta y cinco años y con una estancia media de uno a siete años en programa de HD periódica.

Durante un período de veinte meses tras la apertura de nuestra unidad se han objetivado las siguientes complicaciones:



  • dos extravasaciones en dos pacientes con FAVI Rc izda

  • dos hematomas en una paciente con FAVI Rc izda

  • una trombosis parcial en rama venosa resuelta en el mismo procedimiento de la arteriografía en una paciente con FAVI Rc izda

En ninguna de las complicaciones mencionadas anteriormente se produjo pérdida funcional del acceso vascular.

Hasta el momento no se manifestado síntomas / signos de infección en los accesos vasculares de nuestros pacientes.



Podemos concluir diciendo que es fundamental extremar los cuidados y medidas de asepsia para prevenir y evitar las complicaciones relacionadas con este tipo de accesos vasculares. Por ello la necesidad de elaborar y aplicar un protocolo riguroso y estricto precisando cada uno de los pasos a seguir en su manejo. Todo ello contribuiría a disminuir las complicaciones relacionadas con la FAVI y a mantener un correcto funcionamiento del mismo.
.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal