Manual de evaluacion y calificacion del grado de



Descargar 1.21 Mb.
Página1/13
Fecha de conversión11.12.2017
Tamaño1.21 Mb.
  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13

Comisión Técnica Médica





Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo


MANUAL DE EVALUACION Y

CALIFICACION DEL GRADO DE

INVALIDEZ LABORAL



Lima – Perú

2005
INTRODUCCIÓN

La Ley N° 26790 establece la creación del Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo – SCTR, que otorga Prestaciones de Salud y Pensión de Invalidez; para poder cumplir con lo indicado, en lo concerniente a la calificación, la Comisión Técnica Médica presenta el Manual de Evaluación y Calificación de la Invalidez por Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, que requiere de un contexto claro y especifico.

La incapacidad laboral concebida por el SCTR, reclama una atención concreta, pues su planteamiento ha de discurrir por causales, que no solamente están ligados a conceptos como la deficiencia órgano - funcional, la discapacidad o la minusvalía, en una consideración genérica.

Valorar las mermas funcionales que experimentan los trabajadores y su repercusión sobre su anterior capacidad de trabajo no es cuestión fácil, tanto más, si se piensa que hasta el momento no se ha encontrado ningún método totalmente satisfactorio y adecuado para ello, quizá, entre otras cosas, porque en este momento partir de normas legales con sesgos hacia la valoración del daño corporal o la discapacidad lleva implícito a calificaciones erróneas de la Invalidez.

La complejidad de la Valoración, siempre difícil y comprometida, explica la prudencia y objetividad al valorar. Hay que pensar también que estructurado un proceso nosológico, intentar definir matemáticamente “cuanto” trabajo puede realizar el afiliado o lesionado a partir del momento en que se instala la secuela (capacidad, en este caso, traducida en rendimiento) frente a “cuanto” se ve imposibilitado (incapacidad o decremento operativo en su proyección laboral) puede carecer de sentido práctico y realista en ocasiones, pues existen actividades profesionales muy concretas - en particular las que demandan un alto u óptimo grado de integridad de la función - que se han de someter a la ley del “todo o nada”, ajena, por lo tanto, a delimitaciones sectoriales.

Se expone una propuesta metodológica que sugiere una pauta de actuación, que partiendo de un razonamiento general pueda aplicarse a situaciones particulares.

Las líneas generales de este enfoque discurren por tres cauces, que se han de relacionar íntimamente: clínico, ergonómico y laboral, todas ellas serán valoradas para configurar la Invalidez Laboral



Comisión Técnica Médica





Seguro Complementario de Trabajo de Riesgo

MANUAL DE EVALUACION Y

CALIFICACION DEL GRADO DE

INVALIDEZ LABORAL


INFORMACION GENERAL


PRINCIPIOS DE LA EVALUACION DE LA INVALIDEZ

DEFINICIONES
Capacidad Fisiológica Residual (CFR) o incapacidad funcional (llamada también Invalidez Personal en oposición a la Invalidez Profesional). En la actualidad se reconocen tres conceptos: Capacidad Fisiológica Residual o Incapacidad Física o Funcional, Incapacidad Laboral o Incapacidad Profesional e Incapacidad de Ganancia.
La Incapacidad Fisiológica Permanente (IFP) se define como la limitación de una o varias funciones orgánicas, intelectuales o físicas, con su corolario, la disminución parcial o total de las aptitudes en el terreno físico, intelectual o mental (comprender, pensar, formular juicios, concebir, comunicarse, desplazarse, etc.).
PRINCIPIOS BASICOS DE LA VALORACION


  • La Capacidad Fisiológica Residual se expresa por medio de un porcentaje o menoscabo de un impedimento comprendido dentro de una Clase Funcional, significa que el trabajador afectado ha perdido un 10, 20 o 35% de su capacidad fisiológica.

  • Para Valorar dicho menoscabo el perito médico, utiliza el presente Manual agrupando de acuerdo a la clínica y evidencias que objetivan el daño en la Clase Funcional correspondiente.

Las pautas internacionales de Valoración de la Invalidez resaltan temas que lo agrupan como leyes o estándares a tener en cuenta.


Primera Ley

Cuando se trata de valorar una incapacidad fisiológica, no puede emplearse la pretendida tasa del 100%. Incluso para enfermedades muy graves esta tasa no existe; corresponde a la muerte. Los baremos fisiológicos (clases) deben pues ser reelaborados según una nueva escala, que irá desde la enfermedad más benigna (1%) a la más grave (99%).

  • Desde el punto de vista CIENTÍFICO, no se podía dar la misma tasa de incapacidad a lesiones sin ningún punto en común.

  • Desde el punto de vista PRÁCTICO, era imposible atribuir una tasa de CFR suplementaria por nuevas lesiones, a veces hasta graves, dado que la tasa de incapacidad ya se había llegado hasta el máximo.

  • En el plano de la EQUIDAD, no podían ser indemnizados por igual lesionados con diferentes lesiones.


Segunda Ley

TEORÍA DE LAS CAPACIDADES RESTANTES

A riesgo de cometer graves errores, para evaluar una tasa de incapacidad fisiológica permanente, todo perito debe entregarse a un doble cálculo: debe contrastar obligatoria y necesariamente la tasa de incapacidad que considera que se alcanza con la tasa de capacidades restantes: si el individuo presenta 100 puntos de capacidad fisiológica, la suma de las capacidades perdidas (expresadas en la tasa de incapacidad propiamente dicha) y las capacidades restantes (conservadas) es igual al individuo al completo:

  • IFP + capacidades restantes = 100

  • Cuando en el momento de la valoración del perjuicio, existe constancia de un estado anterior, debe modificarse la evaluación precedente de la siguiente forma:

  • IFP debida al estado anterior + IFP a valorar + capacidades restantes = 100 


Tercera Ley

JERARQUIZACIÓN ESTRICTA DE LAS INCAPACIDADES SEGÚN SU GRAVEDAD REAL

Para ser válido y adecuado una clase de tipo fisiológico, debe clasificar las enfermedades según su gravedad real; las enfermedades de gravedad similar debe tener señalada una tasa de incapacidad idéntica;y, a la inversa, las enfermedades de gravedad distinta deben tener señalados distintos coeficientes de incapacidad.
Cuarta Ley

INDEPENDENCIA ESTRICTA DE LAS INCAPACIDADES FISIOLÓGICAS Y DE TRABAJO

No existe proporcionalidad ni paralelismo alguno entre la tasa de incapacidad fisiológica y la incapacidad profesional o de trabajo: los dos conceptos son fundamentalmente distintos, y deben dar lugar a un análisis y cuantificación diferenciados.
A pesar de ser portador de diferencias físicas muy graves un trabajador puede mantener una eficiencia profesional total o incluso la acrecentá. Un presidente de los EE.UU. era parapléjico; un médico asesor amputado de ambos miembros inferiores, un perito médico (que ejerció hasta pasados los 80 años) diabético y ciego, un presidente de sindicato tetrapléjico. La mayoría de los ciegos de nacimiento ejercen una profesión en condiciones normales. Beethoven era sordo, Schumann y Van Gogh sufrían una enfermedad mental, y es por todos bien sabido que los genios, tan productivos en la actividad que desarrollaban, son, cuanto menos, grandes neurópatas (Baudelaire, Verlaine, Víctor Hugo, etc).

Es necesario dejar de decir fulano presenta una incapacidad médica del 60, 70%, por lo tanto es inútil para todo trabajo. Si eso fuera cierto, Roosevelt habría sido apartado de la presidencia de los EE.UU; Beethoven de su piano y Van Gogh de su caballete.


RESUMIENDO

La incapacidad (lat., incapax. Falta de capacidad o potencia para el trabajo especialmente) se refiere a una o varias acciones que no se pueden realizar. La discapacidad (se refiere a discapacitado, minusválido) va referida al conjunto de la persona.

Por ejemplo, un violinista al que le han tenido que amputar tres dedos de su mano le origina una incapacidad total para tocar el violín, y una discapacidad de la persona del 7%.

AL REALIZAR UNA VALORACIÓN, SE TENDRÁ EN CUENTA:


  1. El momento de efectuarla.

  2. Disponer de todo el historial médico del afiliado y pruebas que puedan objetivar un diagnóstico, en caso de carecer de las mismas se tendrán que solicitarlas.

  3. En el caso de hacerla retroactiva, disponer de documentación médica fehaciente y acreditativa del historial clínico y pruebas realizadas así como fichas de exámenes periódicos o pre vacacionales, idealmente es contar con examen médico pre ingreso. Es lo que constituirá un dictamen de valoración. En estas circunstancias el perito médico tiene que ser muy cauto, precisando cada afección del paciente, demostrado e intentando darle la valoración oportuna.

  4. En caso de tener que valorar una gran invalidez donde el evaluado necesite de la ayuda de una o más personas, se tendrá en cuenta el Índice de Barthel.

Dependiendo de las valoraciones obtenidas por el perito, estas serán tomadas en cuenta por la entidad o Comisión Médica encargada, pudiendo ser:

- Invalidez Parcial Permanente.

- Invalidez Total Permanente.

- Gran invalidez con ayuda de una o más personas.


CONCLUSIONES:


  • El Manual de Invalidez Laboral no es ni un manual de patología de secuelas ni un resumen de evaluación. Se concibe al uso exclusivo para la Valoración de la Invalidez Laboral




  • Es una guía que otorga menoscabos para cuantificar la capacidad funcional de cada órgano y cada función.




  • Algunos tipos de secuelas (por ejemplo oftalmológicos, ORL, estomatológicos, etc.) requieren el recurso a un especialista del ámbito en cuestión. El perito médico debe encontrar en el informe Médico todos los datos técnicos y todos los elementos de reflexión que permitirán al evaluador pronunciarse sobre la imputabilidad y sobre la cuantificación de las secuelas.




  • Los porcentajes propuestos producen beneficio al individuo en su conjunto y no cuantifican un déficit con relación a la integridad, numerada al 0 %, de una función o de un órgano.




  • Estas tasas producen beneficio a las secuelas consideradas aisladamente.




  • En caso de secuelas múltiples, la tasa global no es la simple adición de las tasas aisladas; su cálculo difiere según que las secuelas participen en la misma función (secuelas sinérgicas) o, por el contrario, no sean sinérgicas.

El presente Manual recurre al sentido clínico, a la sensatez y al sentido común del perito médico evaluador:




  1. En caso de lesiones simultáneas a distintos niveles del mismo miembro u órgano, la tasa global no es la suma de las tasas aisladas sino el resultado de su sinergia, este tasa calculada no puede ser mayor a la de la pérdida total del miembro o el órgano; para ello se utiliza la Suma Aritmética.




  1. Si se trata de lesiones simultáneas sinérgicas en relación con miembros u órganos diferentes, es el ataque global de la función que debe evaluarse.




  1. En caso de incapacidades múltiples no sinérgicas, la tasa global no puede ser inferior a la suma de las tasas aisladas, en caso contrario, la tasa límite máxima del 100% sería frecuentemente pasada, mientras que el trabajador conserva manifiestamente una capacidad restante. Es necesario entonces utilizar la tablas de Suma Combinada.

El Manual busca un enfoque clínico de las secuelas y el análisis de sus consecuencias objetivas en la vida laboral. Esta aprehensión global del balance secuelar obliga a una explicación de dónde resultan las tasas.

Por ejemplo, no ofrece una tasa para la laringectomía: es necesario cuantificar globalmente el impacto en la vida laboral de la disnea así como de la afonía o de la disfonía.

En el caso de una anquilosis post traumática del codo en un amputado de la mano ipsilateral, la tasa no será obviamente la que se concedería para la misma anquilosis en una persona cuya mano esté presente.


Optando por una orientación en la medida de lo posible funcional, el Manual proporciona, para las amputaciones de miembros inferiores, tasas correspondientes a amputaciones con la prótesis correcta, situaciones que más frecuentemente son posibles de ser encontradas en la práctica. En efecto, excepto eventualmente en una amputación del pie, el trabajador no puede caminar o tenerse de pie sin prótesis. Estas tasas pueden modificarse si la prótesis es poco eficaz o por el contrario, excepcionalmente utilitaria. Proponemos utilizar las tablas aprobadas por el Sistema Privado de Pensiones para el caso de secuelas por accidentes de trabajo según sea el compromiso (trátese de órgano o sistema).
De la misma manera, y cuál que sea la función considerada, a partir de que una prótesis, una órtesis o una ayuda técnica proporcionada al paciente mejore los desórdenes funcionales, la evaluación de estos últimos se efectuará teniendo en cuenta el beneficio aportado.
Las situaciones no descritas se evalúan en comparación en situaciones clínicas descritas y cuantificadas.
.

  1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   13


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal