Marco teorico



Descargar 312.23 Kb.
Página1/3
Fecha de conversión30.06.2017
Tamaño312.23 Kb.
  1   2   3



  1. MARCO TEORICO

Los fundamentos teóricos se orientan hacia Lourdes Flores y su partido, Unidad Nacional. En los anexos se puede consultar sobre Alan García del Partido Aprista Peruano y Ollanta Humala del Partido Nacionalista Peruano, sus principales rivales en las elecciones.



III.1. Conceptos relacionados al framing y los medios de comunicación
La prensa como institución con necesidades económicas y una dirección que busca combinar talento, ideología y servicio público requiere ser analizada desde varios puntos de vista. Haremos un acercamiento a la definición de noticia; a la necesidad de simplificar, cuyo valor es apreciado cuando su uso beneficia y facilita la comprensión del mensaje; y a la personalización como recurso para atraer la atención del lector.

III.1.1. La noticia


Aunque existen muchas definiciones de noticia, una que incluye varios puntos de vista es la de Lance Bennett1. Para Bennett “podemos definir noticias como simplemente lo que los políticos promueven, las organizaciones de noticias producen, las tecnologías transmiten, y la gente consume en cualquier momento de la historia.”

Para profundizar esta definición, señalo bajo qué criterios un acontecimiento puede ser considerado noticia. Como lo señala Juan José Igartua2, algunos de éstos son:



  1. Objetividad. Se refiere a la ecuanimidad o imparcialidad.

  2. Novedad. La noticia ha de abordar acontecimientos desconocidos anteriormente.

  3. Actualidad. La novedad ha de ir acompañada de una proximidad temporal del acontecimiento.

  4. Consonancia. La noticia deberá ser congruente con las normas, valores y actitudes socialmente compartidas.

  5. Relevancia. Cuando se toma en cuenta la importancia que pueda tener para el lector. Se consideran factores como quién es el protagonista, la cantidad de personas implicadas, la trascendencia del acontecimiento para el futuro, el impacto sobre la nación y el interés nacional.

  6. Corte ideológico. En relación con la línea editorial del medio.

  7. Desviación. Son noticiables los acontecimientos que constituyen y representan una infracción, desviación, o una ruptura de la normalidad. Algunos autores señalan que algunas de estas noticias pueden ser llamativas, pero no necesariamente trascendentes.

  8. Negatividad. Es el valor de la noticia que goza de mayor popularidad (como dice la clásica frase: bad news is good news.

  9. Valor narrativo. Según la tendencia contemporánea, las noticias son idóneas si están estructuradas narrativamente; es decir, si cuentan con una apertura, desarrollo y culminación. El valor narrativo puede ser complementado con dos características que le son próximas: el dramatismo y la espectacularidad.

  10. Proximidad. Tiene que ver con la ubicación del hecho. Algunos criterios señalan que mientras más cercano el suceso, será mayor el interés de los consumidores en él. Aunque también se reconoce que puede haber razones por las cuales un acontecimiento ocurrido en un lugar lejano pueden resultar de interés.

José Luis Martínez Albertos considera a la información (noticia) como un género periodístico, donde la pirámide invertida determina los datos que se deben incluir en el primer párrafo o lead. Se tiene que proporcionar al público las respuestas a las llamadas cinco w: qué, quién, cuándo, dónde, por qué (what, who, when, where, why). Ver Cuadro N°2.



RELATO INFORMATIVO






CLIMAX : 5 ws








Tie – in


Cuando proceda








Datos y detalles

progresivamente

menos importantes







Cuadro N° 1 Género periodístico: La Información (noticia)


Lead

Cuerpo
Fuente: Martínez Albertos, José Luis. Curso general de redacción periodística,1993, p296.


Sin embargo, según Alex Grijelmo3, no siempre las respuestas a las cinco w pueden ir en el lead. Grijelmo señala que las respuestas pueden ir desgranadas a lo largo de la información, y según la importancia que cada una de ellas tenga dentro de un contexto. Para Grijelmo hay otros datos que también pueden ser imprescindibles, dependiendo del tema de la noticia. Éstas pueden ser: “según, para qué y cuanto” (2006: 36)

III.1.2. Mecanismos de simplificación

Desde sus inicios todos los medios de comunicación han tenido la necesidad de simplificar sus contenidos; ya sea por la naturaleza de sus respectivos formatos, tiempo, recursos económicos o las necesidades de sus audiencias. En prensa se pueden considerar los siguientes aspectos:


Espacio y redacción


Considerada como una condición del lenguaje periodístico, Gonzalo Martín4 nos habla de brevedad. Aunque señala que en la práctica equivale a concisión y densidad, explica su funcionamiento en la redacción. Para Martín la brevedad no tiene una medida exacta, “un artículo o reportaje mal escritos resultarán siempre largos; un trabajo bien escrito en el que cada palabra, cada frase ‘esté preñada’ de sentido nunca resultará extenso”. Consideremos además que un diario cuenta con un espacio limitado para cada sección de noticias. Últimamente vemos en los diarios la opción de “mayor información en nuestra web”. Ahora la búsqueda personalizada de noticias permite que un diario pueda ampliar un tema en su web; con mayor razón es necesario discernir entre lo relevante y lo secundario en la versión impresa.

Ramón Reig5 nos recuerda que el periodismo no debe sacrificar la rigurosidad utilizando como excusa la necesidad de resumir. Según Reig

…el texto discursivo periodístico que interpreta y analiza exige su espacio y no debe ser sacrificado en pro de una supuesta ‘popularización’ del periódico por medio de la hiperimagen. Para eso ya están los tabloides sensacionalistas y la prensa gratuita. Y por su puesto la información audiovisual (radio y televisión).

En su estudio sobre las características del lenguaje periodístico, respecto a la sencillez Salvador Mendieta6 señala:

Deben evitarse, en general, las figuras retóricas que exijan a la audiencia (televisiva) un esfuerzo adicional para comprender el mensaje. Algunas de tales figuras, como la paradoja o la ironía, deben administrarse con tiento. La paradoja puede convertirse en charada; y la ironía, si no aparece con plena claridad la intención del redactor, puede producir un efecto contrario al que se pretende.

Si bien esta guía de estilo fue pensada para el periodismo televisivo, sus principios bien se pueden aplicar a otros medios. En el caso de la prensa los criterios a seguir dependerán del tipo de lector, el contexto y sus personajes.


Inversión de tiempo y recursos
Principalmente por razones económicas, los medios deben priorizar las noticias más llamativas, curiosas, negativas o chocantes con el afán de mantener la atención de sus consumidores, y/o de ahorrar los recursos que significaría divulgar noticias producto de investigación y cuidadosos análisis. Encargar a un periodista el desarrollo exhaustivo de una problemática, implica invertir tiempo y dinero para obtener noticias que no necesariamente garantizarían un alto impacto, mayores ventas o siquiera mantener la fidelidad de los consumidores.
Relación medio – audiencia
Algunos de sus elementos son: el contenido, profundidad y la necesidad de responder a los hábitos de consumo de un público objetivo. En los hábitos de consumo, podríamos considerar el tiempo que un lector promedio dedica a leer un diario; su interés por complementar la información recibida; el interés que haya mostrado en algún tema, por ejemplo a través de cartas al director o sondeos web; entre otros factores.

Sobre el contenido y profundidad, Víctor Sampedro7 señala:

Los ciudadanos piensan que lo prioritario es (…) comprarse una casa, sin preocuparse por influir en las condiciones del préstamo hipotecario o cuestiones de urbanismo. Y se publican las noticias que más se consumen, las que más fácilmente despiertan la atención (que no el interés) de las audiencias, para luego ‘vender’ esa atención a los anunciantes.
Desde una perspectiva interdisciplinaria, Ramón Reig (2005: 243) explica la tendencia a simplificar. Reig sostiene que a través de la historia, en la dimensión emocional y religiosa de la vida de un ser humano siempre ha existido la necesidad de simplificar.

Por lo general son las religiones quienes tienden a presentar dicotomías como bien-mal, positivo-negativo y sus interpretaciones apelan a lo simple y a lo emocional. Reig (2005: 245) señala que en momentos precisos de la historia de la filosofía, ésta “... ha rechazado la simplificación bien-mal y la sustituiría por el conocimiento certero del contexto y de uno mismo”. Sin embargo para el autor, a través de los siglos por diversos motivos, entre ellos los planteamientos religiosos y la naturaleza emotiva de los seres humanos, la simplificación de temas y situaciones ha predominado sobre la capacidad de abstracción y de conceptualización.


Comprensibilidad
La claridad, concisión y precisión son condiciones del lenguaje periodístico utilizadas para facilitar la comprensibilidad. José Luis Martínez8 se refiere a los conceptos de legibilidad y comprensibilidad necesarios para referirnos a los mensajes periodísticos.

La legibilidad (legibility) hace referencia a los aspectos formales, tipográficos, de la presentación del escrito: tamaño del cuerpo utilizado, ubicación en la página, calidad y color del papel y la tinta, etc. Citando a Doménico de Gregorio, Martínez define a la comprensibilidad como “la claridad de la exposición, libre de inútiles pompas de erudición o de preciosismos en la elección de las palabras y fundada principalmente en frases y períodos breves y claros. Una prosa ágil, rápida, sobria y al mismo tiempo elegante, es la que se prefiere en el periodismo moderno: una prosa, diríamos, funcional”.

La comprensibilidad (readability) se diferencia de las características del lenguaje periodístico porque se han realizado estudios para medirla; entre ellos los estudios de Rudolf Flesch. Ver el anexo N°1.

III.1.3. Mecanismos de personalización

En prensa se pueden considerar los siguientes aspectos:

Personaje – noticia


Lorenzo Gomis9 señala que es una necesidad técnica de los medios disponer de rostros y nombres conocidos para el público. Al tratarse de una comunicación de hechos, “requiere que la atención se centre en el acto-unidad y por lo tanto no puede gastarse mucho tiempo en presentar al protagonista de la historia”.

La audiencia suele interesarse por lo que acontezca en la vida de algún personaje público. Algún suceso trivial puede convertirse en noticia si su protagonista es alguien famoso; mientras que para que un sujeto común sea protagonista de una noticia deberá sucederle algo sorprendente o dramático.

Gomis (1991: 184) también se refiere a la relación entre los personajes públicos y los medios:

… las partes interesadas que suministran noticias son básicamente gente que vive del público, sean políticos, artistas, deportistas, etc. Procuran quedar bien ante el público y como consecuencia suelen ser muy complacientes con los medios. Con su agrado o desagrado, con sus aplausos o silbidos, con su interés o desinterés (…). Su popularidad es un activo profesional (…). Ese flujo de agrado o desagrado, interés o desinterés, son captados por los medios y deciden su atención sostenida por unos o su progresivo olvido.

Caso – estructura
La priorización del caso sobre el problema estructural tiene relación con la personalización de la noticias. Aunque se recurra en principio al caso para facilitar la comprensión e identificación; como en toda historia el protagonista no puede ser suprimido. Dependiendo de cuál sea la situación, el sujeto puede ser un recurso narrativo para ejemplificar, como los indefensos pacientes pobres de un hospital; o pasar a ser el tema central, como un conocido artista que no reaccionó bien ante una intervención quirúrgica. En ambos casos el problema estructural son la fallas en el sistema de salud; pública en el primero, y privada en el segundo. Se esperaría que en el primer caso lo principal fuese el problema estructural aunque existan medios que se limiten a presentar casos en su afán de dramatización o sensacionalismo. Mientras que cuando la noticia es el personaje, un medio serio procurará en explicar el caso dentro de una problemática.
Diferencia con Interés Humano
Respecto al enfoque de interés humano; la sensibilidad, valores o carencias del ser humano son la matriz de la noticia; mientras que la personalización tiene dos propósitos. Primero, se debe personalizar o humanizar en el sentido de dar un matiz práctico, mostrar afectados o potenciales afectados; segundo, ‘espectacularizar’ cuando el protagonista es un personaje público.

Incluso en las noticias especializadas como las económicas o de política internacional se utiliza la personalización para mostrar cómo las decisiones o estructura afectan al ciudadano común. Mientras que en la noticias con un alto grado de interés humano lo que se busca es reflejar cómo la conducta humana evoluciona por los cambios sociales, demográficos, políticos o económicos. Es este cambio el que constituye la noticia: nuestro nuevo estilo de vida, los cambios en las relaciones sociales, los nuevos personajes urbanos, nuevas manifestaciones de violencia, etc.



III.2. Relación entre descripción y framing

En este trabajo no buscamos estudiar la validez de una versión objetiva como la más cercana a la realidad, la más útil o la única posible. Lo que buscamos es relacionar el proceso de encuadre o framing con las necesidades y características propias de los medios de comunicación. Así como establecer la idea de que el framing, intencionalmente o no, contribuye a la descripción, interpretación, evaluación o juicio sobre un sujeto, grupo u organización que un medio da o facilita en las noticias.

III.2.1. Concepto de agenda setting
Explicaremos brevemente la teoría de la agenda setting en su primer y segundo nivel. El planteamiento principal de la teoría establece que como consecuencia de la acción de los medios de comunicación, el público será consciente, prestará atención, o ignorará elementos específicos de los escenarios públicos. Los temas tratados en un medio de comunicación influirán sobre lo que los ciudadanos consideren temas relevantes o de actualidad; por consiguiente, un tema que pertenezca a la agenda de un medio podría pasar a formar parte de la agenda pública.

La teoría de la agenda setting se constituyó como tal en 1972. Si bien algunos autores consideran a la teoría del framing como parte del segundo nivel de la agenda setting; a mediados de los años setenta, un gran número de estudios de comunicación establecen que existen suficientes indicios para afirmar que la teoría del framing es independiente.

En la teoría de la agenda setting existen dos niveles. El primer nivel se refiere a los temas, sucesos, problemas o personajes que componen la agenda de los medios y a su importancia en la agenda pública. Mientras que en el segundo nivel lo principal son los calificativos y elementos de opinión que emiten los medios de comunicación. En el cuadro N°2 se explica la teoría de la agenda setting en los medios de comunicación y en la agenda pública.

Diferencia entre agenda setting y framing


Si bien existen puntos comunes no se trata del mismo proceso. La investigación empírica sobre la teoría del framing tiene dos tendencias: estudios sobre el enfoque, encuadre o marcos de los medios (media frame) y estudios sobre el enfoque del público (audience frames). Pocas son las investigaciones específicamente diseñadas para examinar ambos enfoques, como lo señala Claes de Vreese10.

El primer nivel de la agenda setting se refiere a cómo los temas seleccionados por los medios pueden influir en la agenda pública; mientras que, los estudios sobre el enfoque de los medios tratan sobre cómo esos temas son seleccionados dentro del medio. El segundo nivel de la agenda setting trata sobre cómo los atributos usados por los medios pueden influir en los atributos que la audiencia relaciona con un tema, suceso, problema o persona. Por su parte, los estudios sobre el enfoque del público se refieren a cómo los individuos perciben, organizan e interpretan estos temas (issues) o atributos.



Cuadro N°2 Primer y segundo nivel de la teoría de la agenda setting



AGENDA DE LOS MEDIOS


AGENDA PÚBLICA



Primer Nivel

Objetos (temas)

Objetos (temas)

Segundo Nivel


Atributos (calificativos)*


Atributos (calificativos)









  1. Subtemas

  2. Mecanismos de marcos

( extensión, ubicación, gráficos, diagramación, frecuencia de un tema)

  1. Elementos afectivos

Proximidad, interés humano, género periodístico o formas de narración

  1. Elementos cognitivos

Análisis causas y consecuencias




FUENTE : Ghanem, Salma. 1997. “El segundo nivel de composición de la agenda: la opinión pública y cobertura del crimen”, Comunicación y Sociedad. Vol.10, N°1, p155.

*Para esta investigación consideramos a los subtemas y género periodístico como parte del frame, encuadre o marco.


Consideremos que así como la audiencia realiza un proceso de framing, al seleccionar, organizar y enfatizar temas y atributos; dentro del medio se ha realizado un proceso similar. Este proceso es llamado construcción de la agenda (agenda building) y en él influyen los criterios de ‘noticiabilidad’ (ver III.1.1.), simplificación (ver III.1.2.), personalización11 (ver III.1.3.), y los gatekeepers o selectores12(Igartua, J., 2004: 246). Por lo tanto, coincidimos con Patricio Dussaillant13, quien afirma que “el framing facilita la agenda setting”.

Más aún, encontramos que el proceso de framing lo realizan otros grupos. Robert Entman14, refiriéndose al contexto de guerra fría, explica que los frames tienen por lo menos cuatro lugares en el proceso de comunicación. Éstos son: “el emisor, el texto, el receptor y la cultura”. Por su parte, Ignacio Álvarez15 en un contexto de elecciones estudia a los candidatos y sus mensajes mediante la teoría del framing.

III.2.2. Framing en relación a los medios de comunicación


La gran cantidad de trabajos que sostienen a la teoría del framing originaron que en 1973 Robert Entman propusiera hacer del framing un paradigma de la investigación en comunicación. Según Entman (1993: 52) las definiciones más importantes vinculan a los frames con selección y relevancia, encuadrar (to frame) es seleccionar algunos aspectos percibidos de la realidad y hacerlos destacar en un discurso comunicativo; de manera que resalte la definición de un problema en particular. Por lo tanto, un frame podría realizar alguna de las siguientes funciones:

  • Definir problemas.

Identificando los agentes causales, cómo actúan y a qué costos y beneficios, usualmente medidos en términos de valores culturales comunes.

  • Diagnosticar causas.

Identificando las fuerzas que crean el problema e interpretarlas.

  • Hacer juicios morales.

Evaluando a los agentes causales y a sus efectos.

  • Sugerir alternativas

Explicando y justificar la forma de asumir los problemas y predecir sus posibles efectos.

De manera que en una sola frase, se puede cumplir una, más de una, o ninguna de estas funciones.

En 1974 Erving Goffman publica: Análisis del Frame. Un ensayo sobre la Organización de la experiencia. En este libro traslada el concepto de frame de la sicología a la sociología. Para Goffman16 un frame contiene dos niveles: el individual y el social, y es al mismo tiempo marco y esquema. La organización de la experiencia pasa así por marcos sociales y esquemas mentales, fusionados en los frames.

En el campo del periodismo la teoría del encuadre se relaciona además con la tradición que atribuye a los medios de comunicación un papel mediador entre el ser humano y la sociedad en su conjunto. Según Belen Amadeo17 “la mediación es el qué, el framing es el cómo”; por ello, considera que el framing hace operativo el proceso de mediación.

Investigaciones como las de Dhavan Shah18 señalan que en una sociedad acostumbrada a informarse sobre temas centrales (issue), el framing pasa por dos procesos. Primero, los encuadres particulares (mecanismos usados para construir las noticias) - particular frames - y las señales (etiquetas o términos usados para identificar aspectos de las noticias) - cues - llegan a ser compartidos por la elite política y por los periodistas, volviéndose lugares comunes en la cobertura de las noticias. Segundo, estos componentes del discurso de las noticias tienden a ser adoptados por el público masivo al formar sus evaluaciones de los políticos, influenciando fundamentalmente la base de sus juicios.

Robert Hackett19 ha sugerido que por lo menos tres concepciones de ideología pueden ser útiles en la investigación en medios de comunicación. Estas concepciones son: los “frames” o un conjunto de creencias sociales compartidas y promovidas en las noticias; la “naturalización” de las relaciones sociales; y la interpelación de la audiencia. Señala que, en relación con los frames podemos encontrar que algunos tipos de estudios ignoran lo específico de la noticia; como por ejemplo, una forma de orientación narrativa que provee de ‘familiarización con’ los sucesos del día a día, en vez de un ‘conocimiento sobre’ los procesos sociales (1984: 255).

En suma, coincidimos con Claes de Vreese (2001: 108), para quien la dimensión central de un frame parece ser la selección, organización y énfasis de ciertos aspectos de la realidad, para la exclusión de otros.

Concepto de framing en los medios de comunicación


Aunque la teoría de framing nació en otras disciplinas, su uso ha sido adaptado al desarrollo de la comunicación. Gaye Tuchman20 realizó un importante aporte a la teoría, pues trasladó ideas de la sociología interpretativa al modo de trabajar de los periodistas y como parte del proceso de elaboración de una noticia.

Maxwell McCombs21 señala que “una historia de noticias es exactamente eso, una historia”. Ésta tiene un tema organizador que encuadra el hecho. Ver III.1.1. Punto 9, valor narrativo. Así también explica:

…una parte importante de la agenda de noticias y su conjunto de objetos son las perspectivas y los marcos que periodistas y subsiguientemente, los miembros del público, emplean para pensar y hablar acerca de cada objeto. Estas perspectivas y marcos dirigen la atención a ciertos atributos y la alejan de otros.

Robert Hackett considera que varios aspectos del contenido observable de una noticia tienen relevancia ideológica, en su concepción del frame como parte de la ideología de un medio. Esta relevancia incluye los tipos de temas que son seleccionados o excluidos; los tipos de persona o institución de acuerdo a los grados de accesibilidad; el vocabulario que se use (por ejemplo, las etiquetas en los fenómenos sociales), las explicaciones y evaluaciones de los temas desarrollados y los lazos entre ellos; así como el estilo de los elementos no verbales (1984: 255).

Tomemos en cuenta, que en el proceso de framing influyen tanto las decisiones editoriales como las rutinas de trabajo de cada medio. Así como los periodistas, quienes eligen el lenguaje y las perspectivas a través de las cuales una historia es presentada al público, como lo señala Dhavan Shah (2002: 340).

III.2.3. Diferencia entre objetividad, parcialización y neutralidad


En el cuadro N°3 observamos diferencias entre los framing de parcialización y neutralidad. Explicaremos cada punto teóricamente y en alusión principalmente a dos puntos: las prácticas usadas para buscar un reporte objetivo y el caso del grupo evangélico Promise Keepers en los Estados Unidos.
El ideal de objetividad y las prácticas para un reporte objetivo
Las concepciones de búsqueda de objetividad y parcialización tienen una fuerte relación con el proceso de framing que sufre un suceso desde que ocurre hasta su difusión por un medio de comunicación. Por consiguiente, la necesidad de encuadrar está relacionada con la opinión del medio; y con la naturaleza misma de los medios de comunicación, de sus métodos, limitaciones y estilo para crear contenidos.

Aunque la objetividad no sea un concepto cotidiano por razones prácticas, de estilo o comerciales, su búsqueda se encuentra vigente a través de las prácticas que se orientan a un reporte objetivo, o en palabras de Tuchman22 “ritual estratégico” que busca objetividad. Tradicionalmente la objetividad periodística se enfoca hacia:



  • Disminución de la subjetividad. Desconfianza hacia las valoraciones.

  • Orientación a los hechos. Buscando la ‘verdad’ o ‘realidad’ para no distorsionar.

  • Imparcialidad. Brindando perspectivas equitativas sobre los hechos

Algunas de las prácticas para el reporte objetivo son:



  1. Presentar variedad de fuentes y verificar las que sean posibles.

  2. Separar la información de la opinión. Atribuyendo interpretaciones y opiniones a las fuentes

  3. Presentar de pruebas paralelas y ulteriores cuando se afirme un hecho.

  4. Estructurar de la información de una forma adecuada. Es decir, en orden y por grado de prioridad.

  5. Usar comillas La cita apoya hipótesis, presentándolas como sacadas de la lógica natural de los acontecimientos.

Autores como Gaye Tuchman (1972: 676) reconocen que algunos de los inconvenientes con estas guías son:



  1. Dependen de la política editorial de un medio

  2. Pueden transmitir la opinión del periodista

  3. Invitan a una percepción selectiva

  4. Refuerzan la idea de que ‘los hechos hablan por sí mismos’

  5. Sugieren al consumidor que el análisis de la noticia es ponderoso, completo o definitivo.

Para nosotros las prácticas para la búsqueda de un reporte objetivo, o ritual estratégico para la objetividad, como lo llama Tuchman, también forman parte del framing. Theodore Glasser23 señala que por objetividad se entiende “cierto panorama del periodismo y la prensa, un marco de referencia usado por los periodistas para orientarse a sí mismos en la sala de redacción y en la comunidad”. Para Glasser la objetividad es, hasta cierto punto, la ideología; en donde ideología se define como un conjunto de creencias que afectan el trabajo de los periodistas. Tanto Robert Hackett como Theodore Glasser utilizan términos que hoy en día relacionamos con framing y línea editorial.

Al respecto Hackett considera que “la apariencia de ‘equidad’ entre políticos rivales, la presentación de ‘ambas partes de la historia’, podrían servir para desviar la atención del espectador de la pregunta de por qué el tema se desarrolla en esos términos, o de hecho, de por qué considerarlo un ‘tema”; así mismo de por qué a esos individuos se les concede la autoridad de definir el tema (1984: 248)

Refiriéndose nuevamente a los frames como elementos de la ideología, Hackett señala que “la objetividad no puede seguir siendo tomada como lo opuesto a la ideología en los medios; si se profundiza las formas y la retórica de la objetividad se consigue reproducir los frames políticos dominantes, o se consigue ubicar a las audiencias como observadores y consumidores pasivos”.

Recordemos que uno de los pilares del trabajo periodístico es la búsqueda de la objetividad. Al analizar la relación entre framing, objetividad y status quo de la sociedad María Teresa Sádaba24 considera:

Por esa necesidad de comprensión social, como se ha indicado, algunos autores han introducido un modo ver el frame ideológico. Tanto desde los movimientos sociales como desde la comunicación se indica que los frames, en cuanto que condensan posturas en las que están conformes emisores y receptores de mensajes, impulsan el establecimiento de significados dominantes y por lo tanto hegemónicos. Parece ser así, que las recetas objetivistas y el encuadre caen en la misma suerte al ser ambos legitimadores del statu quo. Porque las reglas de la objetividad periodística, al identificar fuentes, protagonistas, temas o actitudes, también configuraban una imagen estable del poder.


Por ello, para Sádaba se hace conveniente plantear nuevas líneas que superen algunas de las carencias del framing. Respecto a sus deficiencias, señala que sería necesaria “…la ruptura con el concepto demasiado claustrofóbico de esquema que permita hablar de una dimensión más abierta de los frames…” (2001: 173)

Prácticas para un reporte objetivo y parcialización como frame


Si bien la finalidad de las prácticas para un reporte objetivo es conseguir imparcialidad, en algunos casos ésta podría no darse. Expliquemos el caso Promise Kepeers en EU.

Promise Keepers es una organización religiosa masculina, que inició sus actividades en el año 1990, cuyas implicaciones se difundían en diferentes tipos de prensa en los Estados Unidos. Jennifer Abbott25 desarrolló un estudio sobre objetividad y parcialización en la prensa tradicional26, la prensa religiosa y la prensa de opinión; cada tipo estuvo representado respectivamente por el diario Christianity Today, el diario Washington Post y un grupo de revistas de opinión política. La investigación analizó las noticias sobre Promise Keepers publicadas entre 1996 y 1998. Si bien el estudio define los términos de objetividad y parcialización de forma distinta a la nuestra, su desarrollo tiene coincidencias con las definiciones que nosotros utilizamos.

Aunque Promise Keepers dice tener una función exclusivamente espiritual, sus opositores piensan que está ligado a la organización política Nueva Derecha Cristiana. Organizaciones civiles y feministas piensan que la concepción de “liderazgo masculino” del grupo se refiere a una nación ultra-conservadora, con los hombres al mando de todas las instituciones políticas y religiosas. Abbott sostiene que las prácticas tradicionales para un reporte objetivo, terminaron favoreciendo la imagen de Promise Keepers y desacreditando a sus opositores.
El primer tipo de prensa (tradicional o de prestigio, para la autora), estuvo representada por el Washington Post. Pese a haber cumplido con los criterios básicos de objetividad, la cobertura del Washington Post favoreció al grupo trivializando a sus detractores, integrando el discurso de Promise Keepers a “factores o hechos materiales” y citando fuentes amigables (2007: 4). Aunque el Washington Post cumplía con mencionar dos puntos de vista en una historia, trivializaba a los opositores de dos maneras:


  • Las críticas pocas veces fueron atribuidas a un grupo específico (como la Organización Nacional de Mujeres).

  • Caracterizando a las feministas como furiosas y no religiosas(2007: 8)

Este tipo de frame, le resta credibilidad al grupo opositor, pues lo presenta como ‘aquellos’ que bien podrían ser un grupo desinformado o con turbias intenciones.

Respecto a integrar el discurso del grupo a “factores materiales”, el término se refiere a información que se pueda observar o explicar con evidencia física (2007: 9). El Washington Post constantemente aludía el gran número de adheridos a Promise Keepers y su alto presupuesto. Así mismo, la investigación encontró que algunas de sus declaraciones o las de sus simpatizantes eran integradas al propio discurso del medio y reforzadas gracias a los “factores materiales”, por las necesidades narrativas de la noticia. Ver III.1.1. Punto 9, valor narrativo.

Recordemos que María Teresa Sádaba señala: “Parece ser así, que las recetas objetivistas y el encuadre caen en la misma suerte al ser ambos legitimadores del statu quo” (2001: 172). Jennifer Abbott también reconoce esta tendencia y señala que “una razón es porque los supuestos establecidos tienden a parecer predominantes y familiares culturalmente y por lo tanto apropiados y deseables (2007: 14). Vale aclarar, que Abbott no utiliza para sus explicaciones los términos del framing o encuadre.

En conclusión, creemos que la cobertura del Washington Post es uno de los casos donde el framing de prácticas del reporte objetivo no consigue imparcialidad. Sus limitaciones son propias del proceso de encuadrar y de la necesidad de simplificación del medio. Posiblemente un mayor interés en el tema hubiese dado como resultado una cobertura más profunda y justa. Los comunicadores reconocen que el hecho de que un medio siga las prácticas que buscan objetividad no garantiza una cobertura profunda o imparcial; para eso entran en juego otros factores, como el contexto favorable para una de las partes.

Parcialización y neutralidad como tipos de frame


Robert Hackett consideraba que la investigación de los medios de comunicación debería proceder en dos direcciones. En la primera, la objetividad y la parcialización (bias - objectivity) deben ser objeto de estudio en vez de estándares bajo los cuales evaluemos otros elementos –como por ejemplo, el contenido de las noticias-. En la segunda dirección se debe desplazar el concepto de “parcialización” por el de “orientación estructurada” (structured orientation). Para Hackett la “estructura” incluye un conjunto de reglas y conceptos para darle sentido al mundo, el cual está sistemáticamente limitado por su contexto social e histórico (1984: 248).
Robert Hackett establece que deberíamos analizar los varios tipos de orientaciones y relaciones sistemáticas, como parte de la composición de una noticia. Estas orientaciones podrían incluir favoritismo partidario o prejuicios políticos. Sin embargo ellas incluyen además criterios de noticiabilidad, características tecnológicas de cada medio, la logística de la producción de noticias, limitaciones presupuestales, restricciones legales, disponibilidad de la información desde las fuentes, la necesidad de contar historias inteligibles y entretenidas para una audiencia, la necesidad de ofrecer audiencias a los anunciantes, así como las diversas interpretaciones de eventos sociales y políticos. Para Hackett todos estos factores y otros más son parte de la función de un medio de comunicación como “institución ideológica” (1984: 254).

Frame de Parcialización


Este punto se refiere a la valoración positiva o negativa que un medio puede hacer en una nota informativa o reportaje simple. En este tipo de frame se siguen las prácticas que buscan un reporte objetivo para conseguir su propósito: valorar, (legitimar, deslegitimar o trivializar según sea el caso) a un sujeto, grupo, organización o una de las partes en una confrontación.

En concordancia con el cuadro N°3, un reporte parcializado es:




  1. Subjetivo. Predomina la valoración, opinión o versión del medio o del reportero.

Utiliza prácticas del periodismo como la investigación, pero se orienta principalmente hacia aquellos aspectos del suceso que puedan beneficiar a un sujeto, grupo, organización o a una de las partes en una confrontación. De la misma manera la verificación de fuentes, presentación de pruebas o “hechos materiales” (Abbott, 2007: 9) se destacan según su orientación. Otro de los recursos que utiliza es la adjetivación que no proviene de las fuentes consultadas, sino del mismo medio.



  1. Parcial. Se expresa en valoración positiva o negativa.

Utiliza:


  1. Variedad y pluralidad de fuentes. Sin embargo, la fuente adversa es deslegitimada o trivializada; como vimos en al caso Promese Kepeers (2007: 8)

  2. Contraste entre las fuentes. Parcialización a través de:



  • Framing de producción de la noticia. Aunque pueda haber similitud o equidad en la distribución de tiempo o espacio, según el origen y orientación de las fuentes y se enfatizan las fuentes favorables, por medio del tratamiento visual o gráfico. Además tengamos en cuenta que la misma cantidad de espacio o tiempo puede ser de valoración positiva para algunos y negativa para otros.

  • Tratamiento visual o gráfico para destacar a un sujeto, grupo, organización o una de las partes en una confrontación.



  1. Framing para el consumidor

Aparentemente contrasta y presenta diferentes perspectivas de interpretación. En la narración utiliza el contexto social para valorar, destacar, legitimar o trivializar a una de las partes (la más ‘atractiva’, ‘ejemplar’, etc.). En relación a este punto recordemos la relación entre framing, búsqueda de objetividad y estatus quo planteada por María Teresa Sádaba (2001: 172) y Jennifer Abbott (2007: 14).

Por otra parte valdría la pena mencionar los criterios de segmentación y preferencias de las audiencias27. En relación a este último punto podríamos considerar la elección de los temas, protagonistas y otros actores (fuentes personales) seleccionados. En el caso de las elecciones del año 2000 en el Perú, Jacqueline Fowks hizo un análisis de contenido de prensa, a la que dividió en cuatro grupos. Este ese período, se caracterizó por el ataque de un amplio sector de los medios de comunicación a los opositores al ex-presidente Alberto Fujimori. Uno de los grupos analizados estaba integrado por los diarios La República y El Popular, pertenecientes a la misma casa editora. Fowks28 indica: “… El Popular inició un tratamiento distinto de tales cargos. Siguiendo con su línea popular, centrada en información policial y del espectáculo, su defensa tuvo como eje las críticas emitidas por personajes de la farándula limeña contra la conductora de televisión Laura Bozzo”. Jacqueline Fowks encontró que en su afán por defender a quienes el gobierno pretendía deslegitimizar -en ese momento Alejandro Toledo- El Popular se valió de aspectos de interés para su audiencia: personajes de farándula.


  1. Aparenta profundidad y equidad

La profundidad en la interpretación y la selección de temas es para beneficiar a una parte. Se simula neutralidad a través de la equidad en la distribución de espacio, tiempo y tratamiento visual o gráfico. Sin embargo, como lo señala Úrsula Freundt-Thurne29: “un número más elevado de párrafos por nota informativa (mayor espacio o tiempo) no siempre es sinónimo de un mayor beneficio para los actores involucrados”.


Si bien una noticia parcializada, beneficia a un actor o protagonista de los hechos. En un caso donde no se sigan todos los principios para la búsqueda de objetividad pero si otros de los principios periodísticos, podría resultar en información útil. Retornemos al caso Promise Keepers.
El segundo tipo de prensa, la prensa religiosa, estuvo representada por el diario Christianity Today. Este diario es considerado como parcializado porque a diferencia de otros medios, no tiene un compromiso con la objetividad; sino que ofrece una opinión religiosa. El estudio explica que el diario omitió la opinión de las feministas, opositoras de Promise Keepers; cuestionó la sinceridad del grupo usando “factores materiales” para probar su credibilidad; y citó fuentes religiosas adversas a Promise Keepers (2007: 4).

Christianity Today usó “factores materiales” para poner a prueba la credibilidad del grupo, en aspectos como el cumplimiento de sus objetivos religiosos y el manejo de su personal (2007: 19). Al citar fuentes religiosas adversas señalaban la naturaleza conservadora del grupo y su tendencia a la jerarquía en el liderazgo masculino. Si bien la prensa tradicional tiende a reducir la noticia a dos partes en conflicto, el diario no se limitó a investigar si el grupo era puramente espiritual –como sostenían sus fundadores-, o un instrumento político –como sostenían sus opositores-.

Para nosotros, aunque Christianity Today no siguió todas las prácticas para un reporte objetivo; su compromiso con la investigación, con su público y el cumplimiento de las normas de fondo y forma de la noticia le permitió presentar información útil y verosímil. El diario no fue “objetivo” porque su discurso giraba en torno a la versión de Promise Keepers y a su propio punto de vista. Sin embargo considero que sí presento noticias, pues éstas cumplían con las condiciones de novedad, actualidad, relevancia, valor narrativo, consonancia y corte ideológico. Ver III.1.1. La noticia. En relación a corte ideológico o línea editorial, considero que fue su conocimiento, interés por el tema y compromiso con su público lo que los llevó a buscar una cobertura más completa y profunda.








CUADRO N° 3 Diferencia entre framing de parcialización y framing de neutralidad en la nota informativa, nota interpretativa y reportaje estándar.

FRAMING DE PARCIALIZACION

FRAMING DE NEUTRALIDAD

  1. SUBJETIVO

  1. PRIORIZA LA INFORMACION DE LAS FUENTES4

Predomina la opinión, valoración o versión del medio sobre un sujeto, grupo, organización o a una de las partes en una confrontación. Prácticas de reporte:

  • Investigación con énfasis en un tipo de fuentes

  • Verificación de fuentes

  • Presentación, destaque de pruebas o hechos materiales favorables a una de las partes

  • Adjetivación que no proviene de una fuente consultada.

La perspectiva del medio sobre un sujeto, grupo, organización o a una de las partes en una confrontación es menor y controlada. Prácticas que buscan un reporte objetivo:

  • Investigación

  • Verificación de fuentes

  • Presentación de pruebas o hechos materiales

  1. PARCIAL

  1. SEGÚN CONTEXTO : PARCIAL O IMPARCIAL

Se expresa en valoración positiva o negativa. Contraste o diferentes perspectivas de interpretación. En la narración utiliza el contexto social para destacar, legitimar o valorar a una de las partes (la más ‘atractiva’, ‘ejemplar’, etc.). Prácticas de reporte:

  1. Variedad y pluralidad de fuentes. La fuente adversa es deslegitimada.

  2. Contraste entre las fuentes. Parcialización a través de:

  • Framing de producción de la noticia. Selección, organización y énfasis1, a través de temas, tiempo o espacio2 y fuentes. Orientación de las fuentes y énfasis en fuentes favorables.

  • Tratamiento visual o gráfico para destacar a una de las partes

  • Framing para el consumidor

Según el contexto de producción e interpretación de la noticia. Contraste o diferentes perspectivas de interpretación. En la narración el contexto social puede beneficiar a una de las partes (la más ‘atractiva’, ‘ejemplar’, etc.). Prácticas que buscan un reporte objetivo:

    1. Variedad y pluralidad de fuentes.




    1. Contraste entre las fuentes. Equilibrio según:




  • Framing de producción de la noticia. Selección, organización y énfasis, a través de temas, tiempo o espacio y fuentes. Tiempo limitado y acceso a fuentes condicionado5. Se busca equidad en todos los aspectos.

  • El tratamiento visual o gráfico busca equidad entre cada una de las partes.

  • Framing para el consumidor

  1. APARENTA PROFUNDIDAD Y EQUIDAD

  1. BUSCA PROFUNDIDAD Y EQUIDAD

La profundidad en la interpretación y la selección de temas es para beneficiar a una parte. Se simula neutralidad y equidad en la distribución de espacio, tiempo3 y tratamiento visual o gráfico. Sigue las prácticas que buscan un reporte objetivo para conseguir su propósito: valorar.

Se busca profundidad en la interpretación, en la selección de temas y equidad en la distribución de espacio, tiempo y tratamiento visual o gráfico. Sigue todas las prácticas conocidas que buscan un reporte objetivo.

1 En base a las ideas de Claes de Vreese (2001: 108)

2 En base a las ideas de Salma Ghanem (1997: 153)

3 La misma cantidad de espacio o tiempo puede ser de valoración positiva para algunos y negativa para otros

4 En base a las ideas de Patricio Dussaillant (2004: 56)

5 Esta investigación no indaga sobre la verificación y el acceso fuentes, ni sobre el tiempo asignado para desarrollar la nota informativa o reportaje simple.

Autora: Elvia Jiménez Castro




III.2.4. Neutralidad como framing


Explicamos las condiciones de neutralidad en base a tres elementos que guardan relación con el framing de producción de noticias y con las prácticas de búsqueda de un reporte objetivo, o ritual estratégico para la objetividad.

En base a nuestros planteamientos recordemos que el ideal de objetividad consiste en la búsqueda de la verdad, o la presentación de la realidad con la menor presencia posible de subjetividad. De este principio surgen el primer elemento: las prácticas de búsqueda de un reporte objetivo, que son habituales en los medios de comunicación con credibilidad y que se adaptan al framing de producción de la noticia, línea editorial, y necesidades comerciales de cada medio. El segundo y tercer elemento son: parcialización y neutralidad como procesos de framing en el desarrollo de las noticias.

La premisa básica de neutralidad se basa en el planteamiento de Patricio Dussaillant, en su investigación desarrollada en las elecciones presidenciales de Chile en 1999. Dussaillant (2004: 56) señala:

Distinta es la situación, cuando el periodista o el medio de comunicación deciden adoptar una postura de neutralidad frente a la información que transmiten, no inclinándose por ninguna de las partes que se enfrentan en procesos como, por ejemplo, una campaña electoral, y procuran cumplir un papel sólo de soporte del contenido, el que tratan de presentar de manera lo más equilibrada posible para cada una de las partes.

En necesario aclarar que si bien el framing de neutralidad da prioridad a la información proveniente de su fuente principal, esto no significa que deje de lado las normas profesionales por las que regularmente se rige. Normas como la orientación a los hechos, investigación; variedad, pluralidad y comprobación de fuentes, presentar la información en orden y por grado de prioridad.

La investigación de Dussaillant fue el punto de partida de este trabajo y sirvió para elaborar una parte de la metodología. Gracias a la revisión de su tesis y algunas consultas con el autor, pudimos adaptar su investigación a nuestros propósitos y recursos. En concordancia con el cuadro N°3, de elaboración propia, tenemos:




  1. Prioriza la información de las fuentes

De acuerdo a los principios de un medio de comunicación ésta es una forma de contrarrestar la subjetividad de un reportero o la postura del propio medio. El proceso de selección, orden y énfasis en una parte de la información proporcionada por las fuentes, es propia del framing y está en concordancia con la línea editorial del medio. Esto no quiere decir que la única acción del medio sea priorizar a la fuente principal, pues para conservar su prestigio un medio necesita seguir todos los principios profesionales y éticos por los que se rige.

Si bien lo ideal es que en las noticias no esté presente el punto de vista del reportero o del medio; en algunos casos estaría permitido. Uno de los diarios que utilizamos en el análisis de contenido es Perú21, que pertenece al grupo El Comercio. La empresa ha determinado que todos sus diarios se rijan por los mismos principios rectores. En la web30 de El Comercio, el diario principal de la empresa, encontramos:

Principio Rector 15: La objetividad y la subjetividad

ii. El periodista que se enfrenta a una información subjetiva debe analizar a fondo y con honestidad e independencia de criterio todos los aspectos que rodean el hecho. Solo propone su publicación si luego de este profundo análisis ético alcanza la convicción de que la hipótesis que sustenta es, a su entender, válida. (Ver Principio Rector 2, La veracidad, v; Principio Rector 11, La responsabilidad periodística, iii).

iii. Los lectores deben quedar en la posición de distinguir, con total claridad, una información objetiva de otra subjetiva. Para ello, deben determinarse con precisión las distintas formas de presentar una y otra. En las informaciones en profundidad, como las crónicas, el periodista debe abstenerse de opinar. En casos muy especiales debidamente consultados con su editor podrá usar los distintos tipos de despieces diseñados para informaciones de opinión. (negritas y subrayado por la autora)


En el punto iii., es posible que la inclusión del punto de vista del periodista o del medio sea permitida cuando sea la única forma de contrarrestar o aportar profundidad a la información. En el proceso de framing el tiempo y las necesidades narrativas podrían ser otras de la razones. Ver III.1.1. punto 9. y III. 1.2.
La neutralidad de las prácticas que buscan un reporte objetivo, incluye:

  • Investigación

  • Verificación de fuentes

  • Presentación de pruebas o hechos materiales

La tercera condición guarda relación con los principios éticos del reportero y el compromiso con la ciudadanía del medio. Las dos primeras condiciones están limitadas por las características del proceso de producción de la noticia; entre ellas el tiempo y el acceso a las fuentes. La verificación es un punto ampliamente desarrollado por Bill Kovach y Tom Rosenstiel31. Se debe aclarar que esta investigación no indaga sobre la verificación de fuentes.

Tengamos presente que aunque los comunicadores sienten que tienen un compromiso de servicio a la ciudadanía, a través de la búsqueda de la verdad, reconocen que no existen métodos infalibles para acercarse al ideal de objetividad. Es esta vocación lo que les permite buscar siempre la forma de ejercer su trabajo de manera profesional. Sin embargo, no son ellos los responsables de la integridad en una sociedad. Ver I.2. Cita de Augusto Álvarez.



  1. Según contexto : parcial o imparcial

Aunque las prácticas de la neutralidad están orientadas a la imparcialidad, ésta no siempre es posible. Podemos considerar dos aspectos relacionados a las prácticas del reporte objetivo:




  1. Variedad y pluralidad de fuentes

Una de las formas de llegar a la objetividad, sería presentar la mayor cantidad de puntos de vista posibles, causas y consecuencias de los hechos, para que el consumidor del medio pueda tener más elementos de juicio. Como señala María Teresa Sádaba “el periodista se situaría en el terreno de la neutralidad, considerada como un paso más hacia la utopía objetivista” (2001: 158). Sin embargo, como señala Juan Ramón Muñoz-Torres32, “resulta muy difícil, cuando no imposible, presentar las distintas fuentes en una noticia sin incidir más en una que en otra, sin otorgar más valor a una que a otra, sobre todo cuando no lo tienen por igual.




  1. Contraste entre las fuentes.

Donde el equilibrio sería posible, según:




  • Framing de producción de la noticia.

De acuerdo a un tiempo limitado y acceso a fuentes condicionado. Algunos elementos en relación al tiempo pueden ser: el tiempo asignado a un bloque de radio o televisión, la cobertura en vivo de un programa, reportar sobre acontecimientos muy recientes y el tiempo asignado a un reportero para investigar sobre un tema. Sobre el acceso a las fuentes, también se considera la situación de ventaja o desventaja de una de las partes. Encontramos en la web del diario El Comercio:

Principio Rector 2: La veracidad

La búsqueda de la veracidad y el mantenimiento de la credibilidad son exigencias supremas de los medios del grupo. De ello depende su vigencia como el grupo informativo de referencia.

i. En la búsqueda de la veracidad, los periodistas del Grupo El Comercio nunca deben detenerse en procurar alcanzar el máximo rigor y equidad: rigor para recoger los hechos de acuerdo a como sucedieron, y equidad para atender los diferentes puntos de vista, especialmente el del denunciado. (Ver Principio Rector 1, La independencia, i; Principio Rector 9, La defensa de la libertad de expresión, ii; Principio Rector 11, La responsabilidad periodística, iv; Principio Rector 17, Las fuentes). (subrayado de la autora)
Es necesario aclarar que esta investigación no indaga sobre el acceso y la relación de los periodistas con sus fuentes. Este aspecto es una línea de investigación que tiene cierta relación con los seleccionadores o gatekeepers de los medios. Tampoco investigamos el tiempo asignado para desarrollar la nota informativa o reportaje simple, géneros que seleccionamos en el análisis de contenido.


  • El tratamiento visual o gráfico

Busca equidad entre cada una de las partes. El espacio o tiempo otorgado es similar o igual. Incluiremos tanto el texto de las noticias como las imágenes o fotografías que lleve. Siguiendo las categorías mostradas por Kim Kahn y Edie Goldberg33, nuestras “categorías representativas” serían el texto de las noticias, y sus respectivas fotos.

Keith Kenney y Chris Simpson34 desarrollaron un estudio sobre parcialización y neutralidad en las elecciones presidenciales de 1988 en EU. Los investigadores consideraron utilizar las fotografías como uno de los elementos que determinaban la parcialización o la neutralidad hacia los candidatos.

Aunque reconocían las dificultades de medir este elemento, pues en ese contexto: “las fotos que son favorables para los candidatos son rutina, porque los políticos tienen un alto control sobre cómo se presentan ante la prensa”. Justamente, en esta investigación buscamos la descripción, positiva, negativa o neutral.



  • Framing para el consumidor

En un género periodístico que cuente con mayor espacio y tiempo para su desarrollo, es posible y necesario presentar más de una perspectiva que interprete los hechos. Cuando sea un género con menor espacio, aunque es más difícil es posible aportar información que analice y profundice en las causas y consecuencias de los hechos.

Respecto a presentar una perspectiva de interpretación, es una necesidad que está ligada al público objetivo del medio, a la experiencia y conocimiento del periodista, y a los propios marcos sociales en una ciudad o país. El propósito de imparcialidad no siempre es posible, aunque el medio haya seguido todos los lineamientos profesionales por los que debe y puede guiarse.

En el caso del grupo cristiano Promise Keepers, tanto María Teresa Sádaba (2001: 172) como Jennifer Abbott (2007: 14) nos indicarían que el proceso de producción de la noticia puede servir para legitimar el statu quo. Según nuestro punto de vista por la necesidad de contextualizar y narrar, en el proceso de framing, era más sencillo relacionar al grupo con otras manifestaciones que buscaban revitalizar la fe, antes que relacionarlo con organizaciones políticas y tener que profundizar el análisis de los hechos.

Coincidimos con Abbott cuando afirma que la cobertura del Washington Post aunque aplicó las prácticas para un reporte objetivo, no fue la más profunda. El diario no exploró otros puntos de vista, que pudo validar en un contexto más complejo que solo el de un fenómeno religioso masivo y sus detractores. Sobre la relación entre framing y statu quo, un contexto social puede beneficiar a una de las partes, presentándola como la más ‘atractiva’, ‘ejemplar’, ‘razonable’, etc.

Según Patricio Dussaillant (2004: 66) en la cobertura sobre las elecciones presidenciales de 1999 en Chile, el framing de neutralidad fue el predominante en los medios. Analicemos otro caso donde la neutralidad constituye una forma de framing. En el caso Promise Keepers, el tercer tipo de cobertura comprendía un grupo de revistas de opinión política, representativas de las dos corrientes políticas americanas. Entre ellas figuran: National Review, The Nation y New Republic, de tendencia conservadora (a quienes se puede relacionar con el partido republicano de los EU); y de tendencia liberal: Utne Reader y Progressive Magazine (a quienes se puede relacionar con el partido demócrata de los EU). Jennifer Abbott señala que éstas no favorecieron ni a Promise Keepers ni a sus detractoras feministas; en vez de ello, exploraron la validez de las declaraciones de ambos grupos (2007: 4).

El estudio señala que en principio se esperaba que las revistas conservadoras apoyaran a Promise Keepers, al ser un grupo religioso masculino; y las revistas liberales, a las feministas. Sin embargo, el debate fue abordado de tres posibles maneras. Primero, los autores podían explorar la implicancia política del ejercicio religioso del grupo; segundo, podían explicar las contradicciones entre las creencias y las prácticas de Promise Keepers; o bien, caricaturizar las exageraciones de ambas partes (2007: 23).

El formato de las revistas permitía a sus reporteros escribir en primera persona, ‘responderle’ a sus fuentes y encontrar su propio ángulo en la historia; lo que llevaba a un discurso más ameno e informativo (2007: 29). El señalar las coincidencias entre religión y política, les permitió brindar información más crítica y justa. Jennifer Abbott reconoce que esta profundidad se debía en parte a que una revista cuenta con mayor tiempo y espacio que un diario. Recordemos que aunque es más difícil, incluso en las notas informativas de los diarios se puede observar profundidad en el análisis.




  1. Busca profundidad y equidad

Se busca profundidad en la interpretación, en la selección de temas y equidad en la distribución de espacio, tiempo y tratamiento visual o gráfico. Sigue todas las prácticas conocidas que buscan un reporte objetivo. Algunas otras que consideramos son:



  1. Separar la información de la opinión (nos referimos a la nota informativa). Atribuyendo interpretaciones y opiniones a las fuentes. Cuando se usan comillas la cita apoya una hipótesis, la lógica de los acontecimientos.

  2. Estructurar de la información de una forma adecuada. Es decir, en orden y por grado de prioridad.

Respecto a la imparcialidad, Dussaillant señala:

“ … [la neutralidad] constituye una forma de encuadre de la información, que en la práctica puede terminar beneficiando el framing o enfoque que el emisor del mensaje ha querido darle a este, permitiéndole así llegar directamente con su contenido a la opinión pública (2004: 57).

Es importante mencionar que si bien las condiciones para la neutralidad son parte del proceso de trabajo periodístico, no son las únicas. Para llegar a un análisis profundo y justo, es necesario invertir tiempo y recursos en contextualizar la información y en investigar sobre sus antecedentes.

Finalmente, aunque un medio serio use un enfoque o encuadre neutral, siempre será una interpretación de los hechos lo que presente, como legítimamente le corresponde. Puede utilizar mecanismos como brindar credibilidad a ciertos actores, priorizar temas, apelar a factores culturales o emotivos, etc.


III.3. Temas electorales
Es importante señalar que aunque el candidato y su partido deseen tener la mayor posibilidad de influir sobre el enfoque de los medios; es en última instancia el propio medio quien le dé un enfoque a sus noticias, y decida cómo será la valoración. Ningún medio periodístico serio sirve para la propaganda o transmisión pasiva del mensaje de un político o funcionario. A través del tiempo los temas desarrollados por los medios en época de elecciones han permitido que se desarrolle la teoría sobre el segundo nivel de la agenda setting. Uno de los objetivos de los medios de comunicación es informar, y para ello los políticos son solo una de sus fuentes.

Los estudios sobre agenda setting se hacen midiendo el nivel de influencia de los medios sobre la opinión pública. Donde de establece que en el primer nivel de la agenda setting se transmite la relevancia de los temas; mientras que en el segundo nivel se transmite la relevancia de atributos. Ver III.2.1. Aunque para otros autores este segundo nivel guarda mayor relación con la teoría del framing; es éste último nuestro planteamiento. Nuestro estudio se limita a buscar el desarrollo de este “segundo nivel” en los diarios, no medimos su influencia en la opinión pública. Aceptamos el término de segundo nivel, pues su metodología es aplicable a este estudio.

Cada enfoque, de acuerdo a un contexto podría ser beneficioso, perjudicial o irrelevante para la imagen de un candidato. La prensa no puede tener control sobre el contexto económico, social o político de la sociedad. Tampoco puede influir directamente sobre los que toman decisiones visibles o no en una campaña. Lo que el medio hace es transmitir la imagen del candidato que el mismo y su entorno están creando.

En una investigación desarrollada por McCombs y otros autores35, ellos nos recuerdan que en el primer nivel de la Agenda Setting se da la transmisión de la relevancia de los temas; mientras que en el segundo nivel, se da la transmisión de la relevancia de los atributos. Como un pintor plasma colores y formas de la realidad para crear una representación que no es más la realidad en sí misma, sino una imagen de ella; los medios seleccionan atributos de una persona para construir imágenes apropiadas para las historias de noticias. Por su parte, los partidos políticos seleccionan atributos de los candidatos para construir imágenes en la publicidad política o a través de sus campañas.

A lo largo de los años, lo temas electorales se han dividido en dos subtemas: el enfoque de temas centrales (Issue) y el enfoque “carrera de caballos” (horse race frame). Incluimos, para la definición teórica, en del tema de competencia en campaña a la dimensión de Atributos Sustantivos y a la dimensión de Atributos Afectivos. Los Atributos Sustantivos parten de una imagen positiva, pero en los diarios que analizaremos la descripción podría presentarse en forma positiva, negativa o neutral.
III. 3.1. Temas centrales (issue)
Los temas issue son aquellos relacionados a planes y propuestas de gobierno. Se refieren a los planteamientos de políticas de estado, los temas sociales, económicos y políticos que debe asumir el gobierno de un país. Entre ellos están las necesidades de la población como salud, educación, cultura, empleo, etc.

Denis Lindon36 considera que una campaña electoral debe seleccionar primero los ejes sobre los cuales se orientará, para luego definir los temas y mensajes que emitirá. Lindon considera como uno de los ejes de campaña al que está relacionado a las preocupaciones políticas, económicas o sociales de los electores, es decir lo que nosotros llamaremos enfoque Issue.

Ante la percepción de la ciudadanía de cuáles son los problemas más importantes y cuál es el punto fuerte de cada candidato, existen dos opciones. La primera es tratar de convencer a los ciudadanos de que el problema que ellos consideran la especialidad de un candidato sea considerado como el más importante; sin embargo, está probado históricamente que esta posibilidad es muy remota (Lindon, 1977: 204).

La segunda alternativa cuando se sabe cuál es el tema o temas que más preocupan al electorado, es hacer que el candidato se muestre como el más idóneo para resolverlos. Es entonces cuando se necesita apoyarse en los programas y las promesas. Enfatizar las virtudes de un programa demanda de algunos tecnicismos; mientras que las promesas podrían ser inútiles ante la desconfianza de los electores. Por ello, lo usual es enfatizar la habilidad de las personas que llevarán a cabo este programa.

Otra limitación de una campaña orientada a los temas Issue es que su contenido no se ajusta a los criterios que hacen atractiva a una noticia. Si bien las noticias issue cumplen con los criterios de “relevancia” y “proximidad”, no tienen un alto valor narrativo en sí, pues se basan en discursos más que en acciones; y mostrar imágenes o ilustraciones llamativas requiere de mayor esfuerzo. Ver III.1.1. Por ello muchas veces las noticias políticas, por su necesidad de competir con noticias dramáticas o de entretenimiento, tienden a enfocarse en conflictos, manifestaciones o en personas o sucesos pintorescos de este ámbito.

En el Perú la cuestión que más preocupaba a los ciudadanos era la falta de honestidad y la creación de empleo. Ver anexo N°5, personalidad y posicionamiento de Alan García. Sin embargo, considero que si bien el nivel de aceptación a Ollanta Humala se basaba en su carácter y supuesta capacidad de imponer orden, hay un tema paralelo que es la inclusión social. Ver. I.1.

Aunque la inclusión social no fuese uno de los temas discutidos, es un problema latente y que hasta hoy no ve un camino seguro para su solución. Incluso en Brasil, donde la cantidad de excluidos del sistema económico es altísima, la disminución de la pobreza no ha sido frecuentemente un tema de agenda. En un estudio realizado en Brasil, Mauro Porto37 revela que si bien los temas Issue han incrementado su presencia en ciertos medios, el tema de Inequidad Social solo fue tratado en una de las cinco últimas elecciones.
Postura Económica - Unidad Nacional y Lourdes Flores
Debido al contexto social y político los temas económicos pudieron haber tomado importancia dentro de las campañas de los candidatos. Por ello, explicamos algunos de los principios de Unidad Nacional. En la sección de “doctrina” en su página web, el PPC, fuente ideológica de UN, define los siguientes principios:

  1   2   3


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal