Masarykova univerzita



Descargar 0.93 Mb.
Página19/37
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño0.93 Mb.
1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   37

8.Tánger en la novela Reivindicación del conde Julián


Al poner su pie al otro lado del Estrecho, Juan Goytisolo optó por establecerse no solamente al margen geográfico, sino también artístico - lejos de lo que podría considerarse el mainstream literario. Siguiendo los pasos e ideas de Jean Genet, Goytisolo concibe en Tánger su gran ataque contra los mitos y casticismo hispanos.

Era difícil vivir aún ocasionalmente en Tánger, enfrentado a la costa española – a una España gobernada por un régimen tan opresor como la monarquía visigoda – sin evocar la figura mítica de Don Julián y soñar con una traición tan grandiosa como la suya. Puesto que mi proyecto de invasión no podía ser material (…) sino cultural y simbólica, debía agredir y arruinar la totalidad del discurso anti-islámico del Romancero, volverlo al revés como un guante, dar a la traición un contenido dinámico y positivo, extenderla al lenguaje, invertir la escala de valores acatada, poseer la leyenda por detrás, sodomizar el mito349

Es imposible sobreestimar la importancia de Genet como fuente de inspiración en la vida de Goytisolo. Nuestro autor sintió una gran admiración hacia su amigo tanto por su audacia creativa como por su peculiar manera de ser. Bajo la influencia de Genet, Goytisolo reconsidera su concepto de patria y de literatura, un hecho de gran importancia en su vida literaria y personal. En su autobiografía, Goytisolo por ejemplo describe cómo ha reaccionado Genet frente a la obra de Machado:

Machado es entonces nuestra Biblia y le presto una traducción de su poesía (…). Genet me devuelve los ejemplares al cabo de unos días y formula una serie de críticas: el horizonte literario y humano del autor le parece reducido y estrecho; su castellanismo es una forma de contemplarse narcisistamente el ombligo y resucitar los valores retrógrados del paisaje. Machado no sólo escribe en español – como él escribe en francés – sino que quiere ser español, una identificación cultural que él no comprende y tilda de chovinista.350.

No es difícil reconocer estas opiniones de Genet en la actitud adoptada por Goytisolo más adelante en Don Julián donde, desde su apartamento en Tánger, el autor ofrece una relectura de la cultura e historia españolas y una crítica de los valores castizos.

El protagonista se propone destruir la “España sagrada” y se inspira en la invasión musulmana de la Península, iniciada en el año 711. Se imagina invadiendo el país desde Tánger, junto con las hordas de los árabes y beréberes lideradas por Tariq. Su ejército, en una acción retrógrada, destruye y retira todo lo que tiene que ver con la presencia árabe en la Península. La España castiza está simbolizada por un tal don Álvaro, que se muere, casi al final de la novela, por una simple razón: en su intento de asegurarse de mantener la impoluta esencia española, no puede comer ninguno de los platos cuyo nombre provenga del árabe.

El complejo narrador se sumerge en la historia, cultura, literatura y lengua hispanas para emerger, periódicamente, en el islote de la realidad tangerina desde la que se lanza. Ésta, por su parte, se contagia de la fantasmagoría que trae consigo de las profundidades recorridas.

En su artículo “Juan Goytisolo y el honor de la novela”351, Carlos Fuentes reflexiona sobre el tema del desplazamiento y distingue dos formas – externa e interna. Como explica, en la narración puede haber un desplazamiento físico (por el mundo, ciudad, calle, cuarto) o un desplazamiento interno, “como labor de sueños, omisión, modificación, sustitución, cambio del objeto del deseo, disfraz del sueño erótico transformado en sueño social”352.

Dice Fuentes que “la novedad de Goytisolo es que reúne ambos desplazamientos, el externo y el interno, en una sola diáspora contemporánea. Su lugar es la ciudad. Su protagonista es el inmigrante”353.

Fuentes habla concretamente de una de las novelas más recientes de Goytisolo, Paisajes después de la batalla. No obstante, su observación puede aplicarse al conjunto de su obra a partir de Señas de identidad, es decir, también a las novelas que más nos interesan: Reivindicación del conde Julián y Makbara.

El rasgo tal vez más distintivo de las dos novelas es un constante juego de asociaciones entre ideas, lugares, formas, memorias y, por supuesto, otros textos. Los dos desplazamientos se contagian entre sí y borran una clara división entre lo real y lo imaginario. De ahí la complejidad que presenta la edificación literaria de Tánger y Marrakech presenta.

El descubrimiento de Marruecos y de Oriente como tal, trae a la mente de Goytisolo el famoso libro de Las mil y unas noches. De hecho, hay muy pocos autores que, al encontrarse cara a cara con el ambiente árabe, se resistan a mencionar al menos el título. Al hablar del libro en su ensayo “El laberinto y el círculo”, Goytisolo destaca las calidades de la obra que predica él mismo tanto en la vida, como en la escritura:

por su misma índole, abierta al cambio y a la aclimatación en todos los continentes y épocas, Las mil y una noches es el mejor antídoto contra todo esencialismo nacional y todo dogmatismo religioso: combina las descripciones realistas más crudas con lo mágico o sobrenatural; lo didáctico con lo erótico, lo satírico con lo fantástico. No pertenece en exclusiva a la cultura árabe: nos pertenece a todos. Forma parte de la memoria colectiva de Oriente y Occidente.354

Goytisolo menciona a la protagonista del Libro de los Libros, como él lo llama, ya en las primeras páginas de Don Julián:

abres un ojo: techo escamado por la humedad, paredes vacuas, el día que aguarda tras la cortina, caja de Pandora: maniatado bajo la guillotina: un minuto más, señor verdugo: un petit instant : inventar, componer, mentir, fabular: repetir la proeza de Sherezada durante sus mil y unas noches escuetas, inexorables355

Todavía medio dormido en su apartamento de Tánger, el protagonista se imagina una salvación a través de la narración, de la misma manera que Sherezada.

La escritura de Goytisolo empieza a moverse libre e inesperadamente entre Oriente y Occidente, entre la tradición árabe y la actitud crítica y experimental de un intelectual occidental.

1   ...   15   16   17   18   19   20   21   22   ...   37


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal