Masarykova univerzita



Descargar 0.93 Mb.
Página37/37
Fecha de conversión10.01.2017
Tamaño0.93 Mb.
1   ...   29   30   31   32   33   34   35   36   37
515 Dice Miguel Martín en la “Introducción” a El colonialismo español en Marruecos (1973) considerado por Goytisolo la mejor obra sobre el tema: “Hubiese sido necesario añadir alguna estadística sobre lo que los colonialistas denominan «labor civilizadora de España en Marruecos». Pero ello es imposible, porque no existen. Y no existen porque nada se hizo. Cuando en 1956 el colonialismo español fue expulsado, el porcentaje de analfabetos era mayor que en 1912, más del 95% de la población musulmana. El último presupuesto de enseñanza, en 1955, no sobrepasaba las 21 118 pesetas. Estudiando bachiller superior había tan sólo 21 marroquíes, hijos de señores feudales que colaboraban con los opresores de su pueblo. Baste decir que entre las dos zonas, después de casi medio siglo de protectorado, no existían más de 28 médicos marroquíes, y en la parte española se podían contar los hospitales con los dedos de una mano. Se publicaban 13 periódicos, 3 con tiradas inferiores a los 10 000 ejemplares, y los diez restantes no llegaban a los 1000 ejemplares. El mayor esfuerzo, consistió en 38 campos de deporte, 29 cines, 60 iglesias católicas y 40 sinagogas”. Martín, Miguel, El colonialismo español en Marrueco, Ruedo Ibérico, París, 1973.

516 Goytisolo, op.cit., pg. 73.

517 Íbid., pg. 72.

518 Íbid.

519 Íbid., pg. 73.

520 Íbid., pp. 74-75.

521 Íbid., pg. 73.

522 Goytisolo, Juan, Crónicas sarracinas..., pg. 40.

523 Aludimos a Tánger ha de ser español: la opinión de España (1927), un tratado político escrito por Ignacio Bauer y Landauer. Véase cap. 6.5.4.

524 Goytisolo, Juan, “Convivencia con el islam”, Revista de Occidente, No. 316, septiembre 2007, pg. 23.

525 Dariya significa literalmente “dialecto” y es el nombre usado por los magrebíes para referirse al árabe magrebí. Usado sobre todo en comunicación hablada, dariya se distingue por una gran hibridez lingüística, al ser repleta de muchos préstamos de las lenguas occidentales, francés y español entre ellos, y por nutrirse profundamente del sustrato beréber.

526 Juan Goytisolo citado en Ullán, José Miguel, „Arabesco para la transparencia“, Voces. Ed. Miguel Riera, Barcelona, 1981 pg. 18.

527 Gimferrer, Pere, “Implicaciones”, Voces. Ed. Miguel Riera, Barcelona, 1981, pp. 81.

528 Ortega, Julio, “Entrevista a Juan Goytisolo”, Juan sin tierra (ensayos), Espinel/Revista 2, Ed. Fundamentos, Madrid, 1977.

529 Goytisolo, Juan, Makbara, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1999.

530 López-Baralt señala la relación entre la estructura fragmentaria de Makbara y la poesía o relato de origen semítico en que se presta más atención a las unidades poéticas que a la coherencia textual. López-Baralt, Luce, Huellas del Islam en la literatura española …, pg. 196.

531 Goytisolo, op.cit., pg. 44.

532 Nesraní – cristiano en árabe.

533 Varios críticos occidentales coinciden en esta conclusión, Carmen Sotomayor y López-Baralt entre ellos.

534 Embarec, Malika Jdidi, “Lectura marroquí de «Makbara»”…, pg. 84.

535 Said, Edward, Orientalismo…, pg. 21.

536 Íbid., pg. 243.

537 Véase Gómez Redondo, Fernando: Manual de Crítica Literaria contemporánea, Madrid, Editorial Castalia, 2008.

538 Said, op.cit., 10.

539 Íbid.

540 Concluye Said que "Oriente" y "Occidente" funcionan como términos opuestos, con el "Oriente" conceptualizado como una inversión negativa de la cultura occidental.

541 De hecho, se mencionan también la ciudad fronteriza marroquí Uxda y la ciudad argelina Orán.

542 Goytisolo, op.cit., pg. 78.

543 “paisajes ilusos del atardecer, borricos inverosímilmente cargados, rebaños de ovejas y cabras, cultivos y avarientos, chozas míseras, mujeres sentadas en la cuneta a la espera de una improbable resolución del destino, bocinazos, recuas de mula, feriantes de regreso del zoco, pastorcillos inmóviles como espantapájaros, hombres postrados para el azalá u orinando en cuclillas”, Íbid., pg. 171.

544 La frase “volver sobre mis pasos” está repetida varias veces en Don Julián y alude al movimiento laberíntico por la ciudad. En Makbara, la misma frase hace referencia tanto al trayecto rutinario entre la plaza y la tenería como al acto de rememoración: “volver sobre mis pasos no obstante : aire abrasador, camellos acosado de sed, planicie seca, infecunda : condenación, mísera esclavitud (…) seguir huérfano, sucio, andrajoso, el olor de los cueros tenazmente pegado a mi piel”, Íbid., pg. 113.

545 “desde niño soñaba en el edén, medías la vastedad del espacio del desierto, vagabas libérrimo entre las dunas : nomadismo, pastoreo, errancia, leyendas escuchadas al calor de la jaima”, Íbid., pg. 112.

546 “aire abrasador, camellos acosado de sed, planicie seca, infecunda : condenación, mísera esclavitud (…) seguir huérfano, sucio, andrajoso”, Íbid., pg. 113.

547 Goytisolo, op.cit., pg. 303.

548 Goytisolo, Makbara …, pg. 112.

549 Íbid. Xinná – “paraíso” en árabe.

550 Íbid., pp. 113-115.

551 Íbid., pg. 118.

552 Íbid., pp. 100-101.

553 Íbid., pg. 104.

554 Íbid., pg. 149.

555 Íbid., pg. 213.

556 Íbid., pg. 216.

557 Íbid., pg. 147.

558 Íbid., pg. 151.

559 Íbid., pg. 157.

560 Íbid., pg. 34.

561 Íbid., pg. 276.

562 Íbid., pg. 271.

563 Íbid., pg. 71.

564 Íbid., pg. 270.

565 Íbid., pp. 183-184.

566 Íbid., pg. 182.

567 Íbid.

568 Íbid., pg. 203.

569 Ruiz Campos, Alberto M., Estructuras literarias en la nueva narrativa de Juan Goytisolo..., pg. 95.

570 Goytisolo, Crónicas sarracina…, pg. 53.

571 Goytisolo, Makbara…, pg. 104.

572 Bertrana, El Maroc sensual i fanátic…, pg. 191.

573 Goytisolo, Juan, “La Plaza de Marraquech, patrimonio de la humanidad” [en línea], 3 Agosto, 2001, Disponible de http://sauce.pntic.mec.es/~jgoytiso/plaza2.html, (29/12/2013).

Como lo demuestran sus artículos y ensayos, nuestro autor está bien familiar con el trabajo de autores de otras nacionalidades relativos al mundo musulmán. Véase, por ejemplo, sus ensayos “Sir Richard Burton, peregrino y sexólogo” o “Flaubert en Oriente” en Crónicas sarracinas, Ibérica de Ediciones y Publicaciones, Barcelona, 1982.



574 Goytisolo, Juan, Makbara, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 1999.

575 Íbid., pg. 292.

576 Íbid., pg. 312.

577 Íbid., pg. 288.

578 Canetti, Elias, Las voces de Marrakesh, Artes Gráficas Soler, Valencia, 1981.

579 Véase Sánchez-Arjona Voser, Javier „Entre pantomima y tableau vivant: un acercamiento a la invisible Xemáa-el-Fna de Makbara de Juan Goytisolo y Voces de Marrakech de Elias Canetti“, Revista de Filología Románica, Universidad Complutense de Madrid, Madrid, 2008, Anejo VI (II), pg. 157-163, y Ouadai Saleh, Monsif, „Elias Canetti, Juan Goytisolo: Polyphonie transitive et caligrafie racinale“, La Revue de Teheran, Mensuel culturel irenien en langue francaise, [online], Enero 2009, No.38. Disponible en: http://www.teheran.ir/spip.php?article869, (10/04/2012).

580 Dice por ejemplo Canetti: “Pues es propio de la desolación de nuestra vida moderna el hecho de recibir en casa, y para su disfrute, listo y bien dispuesto el producto, como salido de horribles aparatos mágicos. Aquí, empero, podemos ver al cordelero afanado en su trabajo, y cómo junto a él cuelga el acopio de cordeles terminados (…). Es una actividad abierta, y cuanto ocurre se presenta como el producto acabado.” Canetti, op.cit., pg. 27.

581 Goytisolo, Makbara…, pg. 304.

582 Íbid., pg. 288.

583 Íbid., pg. 289.

584 Íbid., pg. 290.

585 Íbid., pg. 118.

586 El título del capítulo VI que significa “barrio de curtidores” en árabe.

587 Goytisolo, op.cit., pg. 112.

588 Íbid., pg. 115.

589 En árabe, maksura designa un área en las mezquitas reservada al califa o al imán durante las oraciones. No obstante, en el dialecto marrakchí se refiere a los pozos de la tenería.

590 Gala, Antonio, El manuscrito carmesí, Editorial Planeta, Barcelona, 1990, pg. 490.

591 Lázaro, Jesús, La novelística de Juan Goytisolo, Alhambra, Madrid, 1984, pg. 243.

592 Así se acuerda el protagonista de su experiencia de minero: “abolir el recuerdo de tu experiencia metropolitana : excavar como un topo, sumido en el pozo más negro y angosto que la maksura”. Goytisolo, op.cit., pg. 113.

593 Hoteit, Aida Youssef, Cultura, espacio y organización urbana en la ciudad islámica …, pg. 37.

594 “Es islámico el cementerio sentido como lugar de vida, de desmitificación de la muerte”. Embarec, Malika Jdidi, “Lectura marroquí de «Makbara»” …, pg. 85.

595 Alarcón, Pedro Antonio de, Páginas de un testigo de la guerra de Africa (2)…, pg. 57.

596 Giménez Caballero, Ernesto, Notas marruecas de un soldado…, pg. 103.

597 Véase “La ciudad de los muertos”, Aproximaciones a Gaudí en Capadocia, Narrativa Mondari, Madrid, 1990.

598 Íbid., pg. 75.

599 Goytisolo, Makbara…, pg. 89.

600 Goytisolo, Aproximaciones a Gaudí en Capadoccia…, pg. 82.

601 Se trata de cementerio de Larache, los capítulos IV (“Cementerio marino”) y XIII (“Como el viento en la red).

602 Sharkawy por ejemplo asocia estas escenas con “la nueva religión erótica que Goytisolo predica” y que “incendiará a los muertos (a los burgueses que habitaban “los panteones de mármol”) destruyendo su fe puritana”. Sharkawy, La visión del mundo árabe en la narrativa de Juan Goytisolo…, pg. 253.

603 Goytisolo, Juan, “La Plaza de Marraquech, patrimonio de la humanidad” [en línea], 3 Agosto, 2001, Disponible de http://sauce.pntic.mec.es/~jgoytiso/plaza2.html, (29/12/2013).

604 “muchachos, muchachas, cuerpos núbiles presentidos bajo los caftanes : mujeres gruesas, maduras, de incógnito, gafas oscuras, mordaza escueta, blancos pañuelos bien ajustados : vendedores de lotería y cigarrillos por unidades, limpias en cuclillas, militares : crestas verdes y rojas, galones, forrajeras, indolentes, buscones, felices, cogidos de la mano : recaderos, chalanes, mendigos, burgueses, níveo atuendo fesí, agentes de tráfico bigotudos, solilocos furibundos, tullidos, forasteros, chiquillos : botas, cachiporras, cinturón, correaje de alguna pareja de Fuerzas Auxiliares” Goytisolo, Makbara..., pg. 84.

605 Íbid., pg. 90.

606 Íbid.

607 Las ideas saidianas están también detrás del parodiado congreso de académicos occidentales en el capítulo “Hipótesis sobre un avernícola”. Allí se suceden varios discursos pronunciados por especialistas, reunidos con el objetivo de explicar y disertar sobre existencia de un ser extraño, sin orejas y de habla incomprensible, encontrado en el subsuelo de Pittsburgh. Sin realmente ver y entender el “objeto” estudiado, los participantes presentan conclusiones y clasificaciones, apoyándose en otros textos y estudios - una de las estrategias más criticadas por Said a la hora de analizar el discurso orientalista. Íbid., pp. 233-250.

608 Macklin, John, “Modernity and Postmodernity: Personal and Textual Identities in Juan Goytisolo’s Makbara”, en The Scripted Self in Contemporary Spanish Narrative, Aris & Phillips, Warminster, 1995, pp. 123-124.

609 Embarec, Malika Jdidi, “Lectura marroquí de «Makbara»”…, pg. 205.

610 López-Baralt, op.cit., pg. 207.

611 Embarec, op.cit., pg. 84.

612 Abrighach, Mohamed, “Marruecos en España. Ensayo de bibliografía (1980-2002)'', en Anales, Revista de Estudios Ibéricos e Iberoamericanos, Publicaciones de la Facultad de Letras, Departamento de Español, Agadir, 2004, No. 2, pp. 45-46.

613 Véase Bussière-Perrin, op.cit., pg. 238.

614 Véanse caps. 9.4. y 9.6.1.

615 Goytisolo, Makbara…, pg. 49.

616 Íbid., pg. 33.

617 Goytisolo, Crónicas sarracinas…, pp. 43-44.

618 Goytisolo, Makbara…, pg. 44.

619 Íbid., pp. 45-46.

620 Íbid., pg. 111.

621 Ibíd., pg. 112.

622 Ibíd, pg. 116.

623 Ibíd, pg. 117.

624 Giménez Caballero, Ernesto G., Notas marruecas de un soldado…, pg. 92.

625 Canetti, Elias, Las voces de Marrakesh …, pg. 93.

626 Íbid.

627 Íbid.

628 Íbid., pg. 302.

629 Goytisolo, Juan, Crónicas sarracinas..., pg. 17.

630 “La lectura del Libro de buen amor en Xemáa el Fna ha sido una de las experiencias literarias más hondas e intensas de mi vida: conjugar la escucha del texto – el prodigioso lenguaje de Juan Ruiz: ligero, alegre, burlón, licencioso, indisciplinado – con la del contexto – comicidad popular, franca y emancipada, de la tradición oral de la halca – suponía verificar de golpe la verdad insoslayable de las observaciones de Bajtin tocante al mundo carnavalesco de Rabelais: «La plaza pública constituía el punto de convergencia de cuanto no era oficial, gozaba de algún modo de un derecho de extraterritorialidad en el mundo del orden y la ideología oficiales, y el pueblo tenía siempre la última palabra».” Goytisolo, Crónicas sarracinas…, pg. 16.

631 Goytisolo, Juan. “Medievalismo y modernidad: El Arcipreste de Hita y nosotros”, Contracorrientes, Montesinos, Barcelona, 1985, pg. 14.

632 Goytisolo, Juan, Makbara…, pg. 310.

633 Íbid., pg. 313.

634 En su ensayo “Relatos de arena” Goytisolo dice: “Una pluralidad de voces nos crea y proyecta a infinidad de mundos. En los zocos árabes, en los mercados de la época de Bocaccio, Chaucer y el Arcipreste, África y Mesoamérica, vemos reproducirse de una forma u otra los diagramas trazados en arena de Vanuatu: todos somos autores, personajes y espectadores del discurso efímero dibujado simbólicamente en el polvo en el que un día nos convertiremos, no sin transmitir antes a nuestros hijos el saber acumulado en los mil y un años del cuento de Sahrazad.” Goytisolo, Contra las sagradas formas, Galaxia Gutenberg, Barcelona, 2007, pg. 153.

635 Goytisolo, Makbara…, pg. 313.

636 Gimferrer, Pere, “Implicaciones”..., pg. 82.

637 Goytisolo, op.cit., pg. 283.

638 “Scornful of the «educated but uncultured» Moroccan bourgeoisie who look down on the low-life spinning fabulous tales on the square, he gleams with uncondescending pleasure at the paradox: "The illiterate storytellers were my professors." The Jaggi, Maya, “Scourge of the new Spain“, Guardian, 12 de agosto de 2000. Disponible de http://www.guardian.co.uk/books/2000/aug/12/internationalwriting.books, (27/10/2010).

639 Goytisolo, op.cit., pg. 309.

640 Íbid., pg. 283.

641 Íbid., pg. 283.

642 Íbid., pg. 46 y pg. 157.

643 Embarec, op.cit., pp. 85-86.

644 López Baralt, op.cit., pg. 204.

645 Goytisolo, Makbara…, pg. 85.

646 Dice López-Baralt en respecto a la relación entre la literatura moderna y la literatura oral árabe: “Interesantemente, parecería que las copiosas lecturas europeas y americanas del autor (…) lo capacitan para valorar con ojos modernos los versos encendidos y magistralmente inconexos del Arcipreste y de los halaiquís ultramedievales (…). Cuando consideramos más de cerca estas obras, advertimos con sorpresa el por qué de la cercanía vital de Goytisolo para con esta literatura oral árabe o española medieval” López-Baralt, op.cit., pg. 191.

647 Goytisolo, Contra las sagradas formas…, pp. 137-138.

648 Sobre el último aspecto, véase por ejemplo el estudio de Gómez Mata, Marta y Silió Cervera, César, Oralidad y Polifonía en la Obra de Juan Goytisolo, Ensayos Jucar, Madrid, 1994, pp. 12-64 y López-Baralt, Luce, “Hacia una lectura «mudéjar» de Makbara”…, pp. 181-209.

649 Martínez Montávez, Pedro, Literatura árabe de hoy…, pg. 361.

650 Íbid., pg. 363.

651 Íbid., pg. 30.

652 Íbid., pp. 30-31.

653 La frase citada proviene, de hecho, de la caracterización hecha por Montávez de la obra del cuentista sirio Zakariyā’ Tāmir (n. en 1931).

654 López-Baralt, op.cit., pg. 197.

655 Christiani, Kerry, Frommer’s Marrakech Day by Day, John Wiley & Sons, 2009, pg. 38.

656 Goytisolo, Makbara …, pg. 297.

657 Íbid., pg. 118.

658 Íbid., pg. 283.

659 Castro, Américo, „El Libro de Buen Amor de Arcipreste de Hita“, España en su historia. Cristianos, moros y judíos, Crítica, Barcelona, 1983, pp. 355-446.

660 Referencia a la frase del curtidor en la tenería de Marrakech: “mi presencia es mentida”. Goytisolo, op.cit., pg. 117.

661 Goytisolo, Juan, Crónicas sarracinas…, pg. 53.

662 Nos referimos, a partir de Reivindicación del Conde Julián (1970), a las dos novelas de Ángel Vázquez, Se enciende y se apaga una luz (1962) y La vida perra de Juanita Narboni (1976).

663 Juan Goytisolo en el prólogo a Said, Edward W., Orientalismo, Debate, Madrid, 2002, pg. 9.

664 La vida perra de Juanita Narboni, esa catarsis verbal surgida del enfrentamiento con el nuevo orden, no sale hasta 1976.

665 Conte, Rafael, “El libro del loco amor” en Makbara…, pp. 19-22.

666 Goytisolo, Juan, Makbara…, pg. 117.

667 Sobre la importancia y función de la “voz” y oralidad en Makbara, véase Gómez Mata, Marta y Silló Cervera, César, Oralidad y Polifonía en la Obra de Juan Goytisolo, Ensayos Jucar, Madrid, 1994, pp. 88-97.

668 “La libertad de la plaza, sus espacios francos, me parecen vedados e inaccesibles: soñar, soñar en ellos, perder la afonía, recuperar la voz”. Goytisolo, op.cit., pg. 117.

669 Riera de Leyra, José María, Lejos de Marrakech, Anagrama, Barcelona, 1989. Piera, Josep, Seducciones de Marraquech, Península, Barcelona, 1998. López Sarasúa, Concha, A vuelo de pájaro sobre Marruecos, Editorial Cálamo, Alicante, 1988.

García Fajardo, José Carlos, Marrakech, una huida, Anthropos, Barcelona, 2000. Montilla, Mar, La pasión en Marrakech, Edición Kindle, 2013.



670 Silva, Lorenzo, Del Rif al Yebala, Ediciones Destino, Barcelona, 2001, pg. 252.

671 Íbid., pg. 252.

672 Íbid., pg. 252.

673 Íbid., pg. 256.
1   ...   29   30   31   32   33   34   35   36   37


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal