Metodología canónica para la Tesis de doctorado



Descargar 254.22 Kb.
Página1/8
Fecha de conversión13.12.2018
Tamaño254.22 Kb.
  1   2   3   4   5   6   7   8

Metodología canónica para la Tesis de doctorado


Curso dictado del 3 al 6 de mayo de 2010 - © Pbro. Dr. Alejandro W. Bunge

Facultad de Derecho Canónico - Pontificia Universidad Católica Argentina

Indice


Metodología canónica para la Tesis de doctorado 1

Indice 1


I.- La preparación de la Tesis 2

II.- La elaboración de la Tesis 6

III.- La búsqueda bibliográfica 21


Este curso tiene la finalidad de presentar a los alumnos que aspiran a obtener el doctorado en la Facultad de Derecho Canónico de la Pontificia Universidad Católica Argentina los instrumentos técnicos que les permitirán realizar con éxito su investigación, además de las normas de estilo que deberán seguirse para la presentación de la Tesis1.

La Realización de un trabajo de investigación canónica se puede comparar a la realización de una obra de arquitectura. Lo primero que hace el arquitecto es elegir un tipo de edificio y proyectar un diseño. A continuación elige y reúne los materiales apropiados para la construcción. Finalmente lleva adelante la construcción disponiendo los materiales según el conveniente orden y medida. De manera semejante, el investigador canónico primero debe elegir el tema de su investigación y delimitar el tema, proyectando un diseño de la misma. También deberá elegir y reunir los materiales que le permitan concretar su investigación. Finalmente deberá darle forma a la presentación de los resultados de la investigación, realizando la redacción o preparando los otros instrumentos que le servirán para presentarlos.

En primer lugar se aborda la elección el planteo de un trabajo de investigación. En segundo lugar se exponen las normas de estilo que deben seguirse para la presentación escrita de los resultados de la investigación. Por último, se brindan elementos que ayuden a hurgar en las bibliotecas y en la red de redes2, para encontrar los materiales de la investigación. Así se cubren los tres aspectos principales en la realización de la investigación canónica que dará origen a la Tesis para la obtención del doctorado.

I.- La preparación de la Tesis


Presentamos aquí algunos pasos preliminares, indispensables para encarar con éxito la elaboración de la Tesis para la obtención del doctorado. En primer lugar señalaremos sus características propias como trabajo de investigación canónica. En segundo lugar daremos algunas pistas sobre la elección del tema de la Tesis. Seguiremos indicando la necesidad de estudiar el estado de la investigación en el tema que se abordará, y concluiremos este capítulo presentando las fichas como instrumentos indispensables para emprender la lectura de la bibliografía3.

1. Trabajo de investigación


La Tesis para la obtención del doctorado es un trabajo de investigación. El Licenciado en Derecho Canónico ha debido demostrar con su Tesina de Licencia que conoce y sabe aplicar el método de la investigación canónica. Ahora, al pretender la obtención del Título de Doctor, basándose en todo el conocimiento adquirido de esta disciplina, y aplicando el método de la investigación canónica, deberá hacer progresar a la ciencia canónica enriqueciéndola con un aporte original en algunos de sus ámbitos generales o específicos.

La Tesis para obtener el doctorado, entonces, debe ser necesariamente una contribución original al progreso de la ciencia. Será un típico trabajo científico a la vez de análisis y de síntesis, abordando un tema que tendrá que estar bien delimitado para que sea posible abordarlo exhaustivamente.


2. Elección del tema


El primer paso, y determinante, en la elaboración de la Tesis para la obtención del doctorado, es la elección del tema. Hago sobre ello algunas sugerencias especialmente indicadas para la elección del tema de una Tesis de doctorado, pero que son aplicables, mutatis mutandi, a otros trabajos de investigación.

La elección del tema de la Tesis generalmente confirma la inclinación de su autor por una determinada especialidad dentro del derecho canónico. Por esta razón, será sumamente importante estar atentos y ser fieles a la propia inclinación, ya que si se realiza bien el trabajo, marcará a fondo al alumno, convirtiéndolo en un especialista en el tema abordado. Deberán dedicarse muchas horas, días, meses y quizás hasta años a la elaboración de la Tesis. Todo esto será imposible sin un tema que apasione al investigador.

El tema no puede ser demasiado general. Esto es una exigencia metodológica insalvable, ya que la investigación debe ser exhaustiva, y un tema demasiado general sería inabarcable de manera exhaustiva.

Además, el objeto del estudio abordado para realizar la Tesis debe ser bien preciso y circunscripto. Sin embargo, esto no se logra si no es a partir del estudio preliminar que es necesario realizar, precisamente con la finalidad de determinar el tema. Puede servir como guía aquello que se ha estudiado para realizar la tesina de la Licenciatura. Pero, de todos modos, no hay que descartar, al menos a priori, dedicarse a un objeto de estudio distinto al que se ha trabajado en esa instancia.

La materia de estudio, por otra parte, debe tener un interés en la investigación canónica, sin limitarse a la solución de un problema demasiado práctico e inmediato. La Tesis debe lograr un avance de la ciencia canónica, con la adquisición de un nuevo conocimiento que hasta ahora no forma parte de la misma.

La definición del tema de la Tesis requiere la consulta con el profesor que se elige como director de la misma. En primer lugar, para garantizarse su disponibilidad. Pero además, porque las primeras orientaciones que se pueden recibir de él ayudarán a delimitar con más precisión el tema y emprender por la buena senda la búsqueda bibliográfica4.

Podrían resumirse de esta manera las condiciones que son necesarias para abordar el trabajo de la Tesis para la obtención del doctorado:


  • El tema tiene que ser apasionante para el alumno

  • El tema tiene que estar dentro de las posibilidades del alumno (tanto por la dificultad propia del tema, como también por la lengua necesaria para acceder a la bibliografía)

  • La bibliografía tiene que resultar accesible

  • Hay que estar dispuestos a dedicarle tiempo a la investigación canónica y a la elaboración de la Tesis

  • Es necesario poder leer las fuentes en latín, así como la bibliografía en al menos dos lenguas modernas, además de la propia

3. Información sobre el estado del tema


Una vez elegido el tema, el siguiente paso en la elaboración de la Tesis consiste en adquirir un conocimiento preciso del estado de la investigación del mismo. Sin ello, se correría el riesgo de dedicar tiempo de investigación a asuntos ya investigados o resueltos, sin tomar cuenta de lo que ya se ha escrito sobre la materia.

Para adquirir un conocimiento adecuado sobre el estado del tema, es conveniente comenzar por la lectura de los autores modernos, y especialmente por lo último que se ha escrito sobre la materia. Normalmente los autores modernos remitirán a los anteriores, incluso a los antiguos, mientras que lo contrario no es posible.

Para acceder a los autores modernos, y lo último que han escrito sobre el tema elegido, será necesario acceder a los elencos bibliográficos, a las enciclopedias y diccionarios, a los manuales y revistas, que más adelante analizaremos con detalle. En todos estos lugares se podrán encontrar pistas bibliográficas que habrá que seguir. Se puede esperar que el Director de la Tesis brinde una ayuda para dar los primeros pasos en la búsqueda bibliográfica, pero se debe tener en cuenta que toda la elaboración de la Tesis, y por lo tanto también la búsqueda bibliográfica (que, por otra parte, debe ser exhaustiva), es responsabilidad del que hace la investigación. La función del Director se limitará a brindar orientación y realizar las observaciones pertinentes.

4. Las fichas


Una vez identificada la bibliografía principal, antes de embarcarse en la lectura, hay que realizar las fichas bibliográficas sobre la misma. Después podrá hacerse la lectura de la bibliografía, y al mismo tiempo podrán realizarse tanto las fichas personales, en las que se vuelcan las propias impresiones, pensamientos y opiniones sobre lo que se lee, y las fichas de contenido, en las que se vuelcan textualmente los párrafos que pueden resultar de interés a la hora de redactar el trabajo.

Presentamos a continuación algunos ejemplos de fichas bibliográficas, fechas personales y fichas de contenido:

1°. Fichas bibliográficas:

a) Libro:


Apellido(s) , Nombre(s)

Título. Subtítulo...

Editorial

Ciudad AñoEdición

b) Artículo o nota Revista:


Apellido(s) , Nombre(s)

Título. Subtítulo...

Nombre de la Revista

Volumen (Año) Primera página-Ultima página

c) Artículo en obra colectiva:


Apellido(s) , Nombre(s)

Título. Subtítulo...

Nombre de la Obra Colectiva

Editorial

Ciudad AñoEdición

Primera página-Ultima página



2°. Fichas personales:

De libro (o artículo en Revista u obra colectiva, con las debidas adaptaciones):


Apellido(s) , Nombre(s) Tema...



Título. Subtítulo... Ciudad AñoEdición, págs. ...-...

Ideas e impresiones propias que surgen a partir de la lectura de las páginas que se están fichando...



El Tema de la ficha debe sintetizar en pocas palabras su contenido, y sirve para su ordenamiento posterior, durante la organización del contenido del trabajo científico5.

3°. Fichas de contenido:

De libro (o artículo en Revista u obra colectiva, con las debidas adaptaciones):


Apellido(s) , Nombre(s) Tema...

Título. Subtítulo... Ciudad AñoEdición, págs. ...-...

Aquí va, en cursiva, el texto que se quiere fichar...

[con o sin un comentario que lo acompaña]

(Para cada idea, única y completa, en su propio contexto, debe hacerse una sola ficha...)

El Tema de la ficha debe sintetizar en pocas palabras su contenido, y sirve para su ordenamiento posterior, durante la organización del contenido del trabajo científico6.




Compartir con tus amigos:
  1   2   3   4   5   6   7   8


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal