Mezquita dar ibrahim mezquita palestina tierra santa mezquita de la luz mezquita renacer jutba del viernes



Descargar 19.87 Kb.
Fecha de conversión05.10.2017
Tamaño19.87 Kb.
CENTRO ISLAMICO ARABE SALVADOREÑO

MEZQUITA DAR IBRAHIM - MEZQUITA PALESTINA TIERRA SANTA

MEZQUITA DE LA LUZ – MEZQUITA RENACER

JUTBA DEL VIERNES 13 DE JULIO DE 2015
Inna al hamda lillah, nahmaduhu ua nasta‘inuhu ua nastagfiruh. Ua na‘udhu billahi min shururi anfusina ua min saii'ati a‘malina. Man iahdihillahu fala mudilla lah, ua man iudlil fala hadia lah. Ua ashhadu an la ilaha illa Aláhu uahdahu la sharika lahu ua ashhadu anna Mujámmadan ‘abduhu ua rasuluh - Ciertamente las alabanzas pertenecen a Aláh. A Él alabamos, pedimos ayuda y rogamos perdón. Nos refugiamos en Aláh contra el mal de nuestro ego y la maldad de nuestras acciones. Aquel a quien Aláh guía nada lo puede desviar, y aquel a quien Aláh desvía nada lo puede guiar. Atestiguo que nada ni nadie tiene derecho a ser adorado salvo Aláh, Único y sin copartícipes, y atestiguo que Mujámmad es Su siervo y Mensajero”.

Ammabad (A continuación)




  • PRIMERA PARTE

Alabado sea Allah, Único y sin socios en Su reino, alabado sea Aquél cuya adoración exclusiva es la principal causa que nos hará entrar al Paraíso. Alabado sea Allah que nos ha guiado al Islam, haciéndonos pertenecer a la comunidad del último de los profetas enviados a la humanidad, Muhammad, a quien concedió la sabiduría y el Corán. Alabado sea Allah por todas las gracias y bendiciones que nos ha concedido. Alabado sea, por haber hecho de este mundo una tierra de cultivo, para cosechar los frutos en esta vida y el más allá. Quien obre bien, encontrará recompensa, y debe agradecer a Allah. Quien haya obrado mal, se hará merecedor del castigo, y no debe culparse sino a sí mismo.
Dice Allah en su Libro: “Observen la oración prescripta, y especialmente la oración intermedia, cumplan con ella con sometimiento y entrega a Allah”. (2: 238)
¡Siervos de Allah! La oración es el pilar y la columna vertebral de la fe, es la llave del Paraíso y la mejor de las obras y acciones. Fue mencionada en más de cien aleyas en el Sagrado Corán, y muchísimas más en la Sunnah. Nuestro Profeta Muhammad (saw) nos recomendó con insistencia hacerla y advirtió a quienes no la realizan o la practican desganados.
Se registra en el Corán que el profeta Ismael ordenaba a su familia el cumplimiento de la oración: “Y nárrales la historia de Ismael mencionada en el Libro. Siempre cumplió su palabra, fue Profeta y Mensajero. Exhortaba a su familia a realizar la oración y dar caridad, y así obtuvo la complacencia de Allah”. (19:54-55)
Hoy vamos a reflexionar sobre algunos temas relacionados a la oración:
1. No hay excusa para abandonarla.

¡Hermanos y hermanas! La importancia de la oración en el Islam está evidenciada en que nadie tiene excusa para dejar de cumplirla. Si la persona tiene agua debe realizar la ablución, pero si no tiene agua, entonces puede hacer la ablución virtual seca con tierra (at-taiammum). El Profeta Muhammad (saw) dijo: “Hagan la oración de pie, si no pueden, entonces sentados, si no pueden entonces recostados…”. Para cada una de las situaciones difíciles hay una forma especial para hacer la oración: Para el anciano, para el enfermo, para el viajero, todos encuentran una facilidad para poder cumplir su oración, porque no existe excusa para el abandono de la oración.


La oración es el primer precepto por el que el siervo responderá el Día de la Resurrección. El Profeta (saw) dijo: “La primera pregunta que el siervo deberá responder es sobre la oración. Si fue cumplida correctamente, entonces todas sus obras serán aceptadas, pero si no fue cumplida correctamente todas sus obras serán rechazadas”. (Sahih Al-Yamih)
2. La importancia de concurrir a la oración del viernes (el yumuah)

Aus Ibn Aus Az Zaqafi relató que el Mensajero de Allah (saw) dijo: “Quien se baña e higieniza correctamente el día viernes, madruga y acude temprano (a la mezquita), se dirige caminando y no sobre su montura, se sienta cerca del Imâm y escucha con atención sin desconcentrarse, gana la recompensa de un año ayunando durante el día y rezando por la noche.” Registrado por Abû Daûd e Ibn Mâyah.


Es Sunnah que la persona se arregle, peinándose, cortándose las uñas, recortando su bigote, emprolijando su barba, y dije emprolijar, no afeitar, afeitar no embellece el rostro, lo hace distinto y desobediente a las palabras del Profeta (saw), es sunnah que se perfume, vista sus mejores galas, salga temprano hacia la mezquita y se siente cerca del Imâm. También que rece lo que pueda antes del Yumu‘ah, recite el Corán y haga muchas plegarias.
Cosas raras que uno puede ver durante el Yumuah y que van contra el espíritu de esta oración, y disminuyen su recompensa o la anulan


  • Los que revisan el email y los mensajes de texto en su celular

  • Los que se saludan pronunciando el salam, cuando el imam está pronunciando el sermón.

  • Quedarse afuera hablando cuando la Jutbah no es en su idioma.

  • Los que se quedan dormidos y hasta roncan.

  • Los que llegan temprano a la mezquita para el yumu’ah, pero no ingresan a la mezquita sino que se quedan en la puerta hablando con sus hermanos y amigos, cuando en realidad, este horario tan especial, es para hacer adoración. Hagamos el cambio, apliquemos la Sunnah en este lugar y que sea este espacio “lugar-tiempo” para dedicarlo a la espiritualidad, el recuerdo de Allah y la lectura reflexiva del Sagrado Corán.

  • Los que pierden el tiempo en platicas triviales

Además, es detestable pasar por encima de los hombros de la gente cuando ya ha comenzado la Jutbah y también sentarse sobre las nalgas y rodear las piernas plegadas con los brazos.




¿No ir al Yumu’ah es un asunto sin importancia?

Quien pierde la oración del Yumu‘ah debe compensarlo rezando cuatro Raka‘ât del Dhuhr. Si lo perdió debido a un inconveniente no habrá incurrido en una falta, pero si lo hizo sin excusa habrá cometido un pecado por su negligencia. El Profeta (saw) dijo: “A quien deja de asistir a tres rezos del viernes por negligencia Allah sellará su corazón”. Registrado por Abû Daûd y At Tirmidhi.


3. Por qué son cinco oraciones a lo largo de todo el día y la noche.

Sobre esto podemos mencionar dos conclusiones obvias respecto a la presencia de la oración durante el día y la noche:




  • Allah quiere que estemos todo el tiempo comunicados y conectados con su recuerdo.

La oración es una comunicación, un dialogo íntimo directo entre Allah y Su siervo. En el momento de cumplirla, se debe buscar concentración, sumisión y de ninguna manera pensar en los asuntos materiales, dirigiéndose a su Señor con suma reverencia y humildad, pidiéndole guía, auxilio, ayuda y el buen camino. La oración es una de las obras que Allah más ama. Dijo Abdullah ibn Mass’ud: “Pregunté al Profeta (saw) cuál era la acción que más le complace a Allah y me respondió: La oración realizada en su tiempo debido”. (Al-Bujari)
La oración es la puerta para quien quiera contarle a Allah sus problemas, sus preocupaciones y su tristeza.


  • Allah quiere purificarnos en todo momento.

Dijo Allah a los creyentes: “Observa las oraciones prescritas durante del día y durante la noche, pues las buenas obras borran las malas. En verdad esto es una exhortación para quienes reflexionan”. (11:114)
Narró Abu Hurairah que el Mensajero de Allah (saw) dijo: “¿Si un río pasara por la puerta de tu casa y te lavaran en él cinco veces al día, te quedaría algo de suciedad? Respondieron: ‘¡No quedaría nada de suciedad!’ Dijo: ‘Ése es el ejemplo de las cinco oraciones, con las cuales Allah borra las faltas’.” (Al-Bujari y Muslim)


  • SEGUNDA PARTE

4. Quien abandona la oración a causa del materialismo

Tan especial es la oración, hermanos y hermanas, que cuando Allah la prescribió, no la envió con el ángel Gabriel como los otros preceptos y principios de la religión, sino que mandó a llamar a Muhammad (saw) para que subiera a los cielos donde Allah le habló directamente y le prescribió la oración en la noche del viaje nocturno.


¡Hermanos y hermanas! Cuando uno contempla los Hadices auténticos que describen la maravillosa historia del viaje nocturno, no te extrañes del castigo severo que Allah promete dar a quienes dejen de rezar o a quienes le restan importancia. Allah dice: “¿Qué es lo que os condujo al fuego del Infierno? Responderán: No nos contábamos entre los orantes”. (74: 42-43)
El Mensajero de Allah (saw) dijo: “Quien realice correctamente la oración, esta será para él luz, evidencia y salvación el Día de la Resurrección, pero quien no la observe como se debe, no tendrá luz, ni evidencia, ni alcanzará la salvación, y el Día de la Resurrección, se encontrará junto a Qarún, el Faraón, Hamán y Ubai ibn Jalaf”. (Imam Ahmad)
El Profeta (saw) se preocupaba por el cumplimiento de la oración y por eso la recomendaba insistentemente, tanto que sus últimas palabras antes de morir fueron: “Cumplan con la oración, cumplan con la oración…” y siguió repitiéndolo hasta que ya no pudo hablar más.
¡Hermanos y hermanas! Pese a la importancia que tiene la oración en el Islam, hoy en día la situación entre los musulmanes es desesperante, pues hay gente que abandona la oración por negligencia o pereza, y hay otros que cumplen con la oración cuando quieren y otros que sólo rezan el día viernes. ¿Cuál es el impedimento que los hace dejar la oración? ¿Cuál es el perjuicio que les causa la oración? ¿Cuánto tiempo lleva el cumplimiento de la oración a su debido tiempo? No lleva más que contados minutos.
La actitud de alguna gente es extraña, porque reciben felices las gracias y bendiciones de Allah, pero para agradecerle se demoran y lo encuentran pesado, piden a Allah que les de dinero, salud y seguridad, pero no están ni siquiera dispuestos a agradecer los favores concedidos por Allah cumpliendo con la oración. Allah dice en el Sagrado Corán: “Les sucedieron generaciones que descuidaron la oración y siguieron sus pasiones, por lo que serán arrojados al Fuego. Salvo quienes se arrepintieron, creyeron y obraron rectamente. Éstos ingresarán al Paraíso, y no serán oprimidos en nada”. (19: 59-60)
El Profeta (saw) dijo: “Quien deja la oración habrá renegado de su religión. Entre el hombre y la incredulidad, se encuentra el abandono de la oración”. También dijo: “La diferencia entre la incredulidad y la fe está en el abandono de la oración”. Dijo Alí ibn Abi Talib: “Quien no realiza la oración completamente deviene incrédulo”. Ibn Abbas dijo: “Quien deja completamente la oración es igual que el que abandona el Islam”.
¡Siervos de Allah! Es muy grave dejar de observar la oración, ya han escuchado las aleyas y los Hadices sobre quien abandona la oración. Estas palabras son advertencia y exhortación para todos, pero más para quienes son negligentes en el cumplimiento de la oración. Esas personas deben arrepentirse inmediatamente, pedir perdón a Allah y regresar a la práctica diaria de la oración, en la mezquita si es posible, pero si no están cerca de una mezquita, donde sea que los encuentre el horario de la oración. El Profeta (saw) dijo: “Se me ha permitido usar toda la tierra como mezquita. A quien le alcance el horario de la oración, que rece donde se encuentre”. (Al-Bujari)
¡Hermanos y hermanas! Han escuchado las recomendaciones y exhortación sobre este importante precepto del Islam, cumplan con la oración y enséñenla a su familia, hijos y amigos, porque serán interrogados sobre esto en el Día del Juicio Final.
Siervos de Allah, dice en el Corán: “Por cierto que Allah y Sus ángeles bendicen al Profeta. ¡Oh, creyentes! Pidan bendiciones y paz por él”. (33:56)
Oh Allah, te pedimos que guíes a aquellos hermanos y hermanas que se hayan alejado de tu camino. Oh Allah hazlos volver de la mejor manera. Oh Allah te pedimos que guíes a los musulmanes jóvenes, a las mujeres y los hombres.
Oh Allah concédenos poder vivir en paz y seguridad. Oh Allah concede la guía a aquellos que dirigen los asuntos de los musulmanes. Oh Allah ayuda a los que ayudan a difundir tu religión.
Oh Allah concede a esta comunidad vivir en la guía y el camino correcto, donde se honre a los que practican correctamente tu religión y se sea severo con los desviados y pecadores.
Oh Allah concede a esta comunidad ordenar el bien y prohibir el mal. Oh Allah te pedimos que nos concedas obrar rectamente tanto en público como en privado. Oh Allah te pedimos que nos ayudes a comportarnos correctamente tanto cuando estamos tranquilos como cuando estamos enojados. Y concédenos ser moderados tanto en la riqueza como en la pobreza.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal