Mi consagración a la virgen maríA



Descargar 96.87 Kb.
Fecha de conversión03.07.2017
Tamaño96.87 Kb.


MI CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN MARÍA
Virgen María, virgen Santísima, eres mi madre, consuelo y guía.
Hoy que me alegro por mis quince años, yo te consagro toda mi vida,
mis ilusiones, mis esperanzas todos mis éxitos y mis caídas.
Haz que siguiendo yo tus ejemplos atraiga a todos por mi bondad, viva llevando gracia y dicha a cuantos pasan cerca de mí.
Haz que yo sea pura y sencilla, Tierna y prudente, trabajadora, la mujer fuerte de la Escritura.
Haz que yo vea siempre tu auxilio cuando me sienta sola o triste, cuando combata por mundos nuevos, cuando por Cristo entregue mi vida.
Haz, Madre Santa, que hoy me bendiga el Padre bueno junto con tu Hijo y que el Espíritu llene mi Vida. Virgen María, en mis quince años, yo te consagro mi juventud.

09 DE FEBRERO DEL 2013

CANTO DE ENTRADA
VENIMOS HOY A TU ALTAR
VENIMOS HOY A TU ALTAR,

A CANTARTE SEÑOR,

PUES TÚ ERES LA ALEGRIA

DE NUESTRO CORAZÓN (2)


Tú hiciste los cielos

los llenas de estrellas

de luz y calor

Tú pintaste la aurora

hiciste las nubes

las puestas de sol


VENIMOS….

ANTÍFONA DE ENTRADA



San Pío ha recibido la bendición del Señor, ha encontrado gracia delante de Dios, su salvador, porque buscó sinceramente al Señor

ACTO PENITENCIAL

SEÑOR TEN PIEDAD

SEÑOR TEN PIEDAD, DE NOSOTROS (2)

CRISTO TEN PIEDAD (2) DE NOSOTROS

SEÑOR TEN PIEDAD DE NOSOTROS (2)

si al Dios vivo adorar

libre soy, libre soy

para entrar

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, con la luz y la fuerza de este sacramento que hemos recibido, condúcenos siempre por el camino de tu amor, a fin de que la obra de salvación que has iniciado en nosotros, se vea coronada el día de la venida gloriosa de tu Hijo, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 CANTO DE SALIDA



SOÑADOR

Yo era un pobre soñador que apacentaba los camellos, que soñaba con la luna….

CORDERO DE DIOS

CORDERO DE DIOS (2)

QUE QUITAS EL PECADO DEL MUNDO

TEN PIEDAD DE NOSOTROS (2)


CORDERO DE DIOS (2)

QUE QUIATS EL PECADO DEL MUNDO

DANOS LA PAZ (2)

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN (Sal 131, 1-3)

Señor, mi corazón no es engreído

Ni mis ojos altaneros: no he tomado

Un camino de grandezas, ni de prodigios

Que me superaran.

Al contrario, tranquila y en silencio

He mantenido mi alma,

Como un niño saciado que se aprieta a su madre;

Mi alma en mí nada reclama.

¡que Israel cuente con el Señor,

Desde ahora y para siempre!



CANTO DE COMUNIÓN

DIOS ESTA AQUÍ

TAN CIERTO COMO EL AIRE QUE RESPIRO, TAN CIERTO COMO LA MANANA SE LENVANTA EL SOL…

ORACIÓN COLECTA

Dios y Padre generoso, de quien procede todo cuanto somos y tenemos, enséñanos a reconocer los beneficios de tu paterno amor, para que te amemos con todo el corazón y todas nuestras fuerzas. Por nuestro Señor Jesucristo.

LITURGIA DE LA PALABRA

PRIMERA LECTURA. De la primera carta a Timoteo: 4. 9-16

“Aquí tienes una doctrina segura en la que puedes confiar: sufrimos y luchamos porque tenemos nuestra esperanza puesta en el Dios vivo, Salvador de todos los hombres, en especial de los creyentes. Recomienda todas estas cosas y enséñalas. No dejes que te critiquen por ser joven. Trata de ser el modelo de los creyentes por tu manera de hablar, tu conducta, tu caridad, tu fe y tu vida irreprochable. Mientras llego dedícate a la lectura, a la predicación y a la enseñanza. No descuides el Don espiritual que recibiste mediante una intervención profética, cuando el grupo de los ancianos te impuso las manos. Ocúpate de estas cosas y fíjate en lo que dije; así todos serán testigos de tus progresos. Cuida tu conducta y tu enseñanza; persevera sin desanimarte, pues actuando así te salvarás a ti mismo y a los que te escuchan ". 

Palabra de Dios. Te alabamos, Señor.

Del salmo 100

R/. ¡Que toda la tierra cante al Señor! Sírvanlo con alegría.

¡Aclame al Señor la tierra entera, Sirvan al Señor con alegría, lleguen a él, con canticos de gozo. R/.

Sepan que el Señor es Dios, Él nos hizo y nosotros somos suyos, su pueblo y el rebaño de su pradera R/.

¡Entren por sus puertas dando gracias, en sus atrios canten su alabanza. Denle gracias y bendigan su nombre! R/.

Sí, el Señor es bueno, su amor dura por siempre, y su fidelidad por todas las edades. R/.

ACLAMACIÓN

Mi canto es de alegría Aleluya

Mi canto es de paz (2)


ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA (2)

El Hijo del hombre vino a servir y a dar su vida por la redención de todos..R/. ALELUYA, ALELUYA, ALELUYA (2)

también es de mi hermano

es la unión, la paz, el orden; la armonía y felicidad

es un canto en comunidad

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Mira, Señor, con bondad, los dones que tu pueblo te presenta para celebrar la memoria de san Pío, y concédenos que, libres de las ambiciones y egoísmos de este mundo, te busquemos a ti, como nuestro único bien verdadero. Por Jesucristo, nuestro Señor.
SANTO
SANTO, SANTO, SANTO

SANTO ES EL SEÑOR,

SANTO, SANTO, SANTO

DICEN LOS QUERUBINES

PORQUE MI DIOS ES SANTO

Y LA TIERRA LLENA DE SU GLORIA ESTA,

.



CONSAGRACIÓN

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo

santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino,

y hágase tu voluntad. Así en la tierra como en el cielo

danos hoy nuestro pan de cada día perdónanos, como perdonamos

a los que nos ofenden. No nos dejes caer, en la tentación

y líbranos del mal, no nos dejes caer en la tentación

y líbranos del mal......Amén

fielmente a Cristo, roguemos al Señor.

5. Por los amigos de María Fernanda, para que abran sus ojos a lo hermoso, su espíritu a lo verdadero y su corazón a lo bueno, roguemos al Señor.

6. Por todos los jóvenes de nuestra comunidad, para que imitando la actitud de la Virgen María, escuchen la Palabra de Dios, la guarden en su corazón y la vivan generosamente, roguemos al Señor.

Escucha Padre Celestial, con amor las oraciones de tu familia, pon en ti su confianza; ayúdala para que se vea libre de todo mal y enriquecida con toda clase de bienes, te lo pedimos por Jesucristo Nuestro Señor. Amén

CANTO DE OFERTORIO

TOMA MI VIDA
Esto que te doy es vino y pan Señor

esto que te doy es mi trabajo

es mi corazón, mi alma; es mi cuerpo y mi razón

el esfuerzo de mi caminar


Esto que te doy mi vida es Señor es mi amor, también es mi dolor

es la ilusión, mis sueños; es mi gozo y mi llorar

es mi canto y mi oración
TOMA MI VIDA, PONLA EN TU CORAZÓN

DAME TU MANO Y LLÉVAME

CAMBIA MI PAN EN TU CARNE Y MI VINO EN TU SANGRE

Y A MI SOR RENUÉVAME, LIMPIAME Y SÁLVAME

Esto que te doy, no sólo yo Señor esta voz



Lectura del Santo Evangelio según San Lucas 1, 26-38

En aquel tiempo el ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea llamada Nazaret, a una joven virgen que estaba comprometida en matrimonio con un hombre llamado José, de la familia de David. La virgen se llamaba María, llegó el ángel hasta ella y le dijo: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. María quedó muy conmovida al oír estas palabras, y se preguntaba que significaría tal saludo. Pero el ángel le dijo: “No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. Concebirás en tu seno y darás a luz un hijo, al que le pondrás el nombre de Jesús, será grande y Dios le dará el trono de su antepasado David; gobernará por siempre al pueblo de Jacob y su reinado no terminará jamás”. María entonces dijo al ángel: “¿Cómo puede ser eso, si yo soy virgen?” contestó el ángel: “El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el niño santo que nacerá de ti será llamado hijo de Dios. También tu parienta Isabel está esperando un hijo en su vejez, y aunque no podía tener familia, se encuentra ya en el sexto mes del embarazo. Para Dios nada es imposible”. Dijo María: “Yo soy la servidora del Señor, hágase en mí tal como has dicho” después el ángel se retiró.
 Palabra del Señor. Gloria a ti, Señor Jesús.

RENOVACIÓN DE LAS PROMESAS BAUTISMALES

María Fernanda cuando eras una niña, tus padres y padrinos te trajeron a las aguas bautismales para ser iniciada en la vida nueva de nuestro Salvador, Jesucristo. En aquel momento hicieron una profesión de fe en tu favor y en tu nombre, la misma fe que ahora te trae ante este altar. Por lo tanto, la Iglesia ahora te pide renovar y confirmar este mismo compromiso de fe voluntariamente y con convicción.

Sacerdote: ¿Renuncias al pecado, para que puedas vivir en la libertad de una hija de dios?

Quinceañera: Sí, renuncio

Sacerdote: ¿Renuncias a las seducciones del mal, para que el pecado no te esclavice?

Quinceañera: Sí, renuncio.

Sacerdote: Renuncias a Satanás, padre y autor del pecado?

Quinceañera: Sí, renuncio.

Sacerdote: ¿Crees en Dios Todopoderoso, creador del cielo y de la tierra?

Quinceañera: Sí, creo.

Sacerdote: ¿Crees en Jesucristo, su único hijo, Señor nuestro, que nació de la virgen María, padeció, fue sepultado, resucitó de entre los muertos y está sentado a la derecha de Dios?

Quinceañera: Sí, creo.

Sacerdote: ¿Crees en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos el perdón de los pecados y la resurrección de los muertos y la vida perdurable?

Quinceañera: Sí, creo.

MI CONSAGRACIÓN A LA VIRGEN MARÍA

Virgen María, virgen Santísima,

Tú eres mi madre, consuelo y guía.
Hoy que me alegro por mis quince años,
yo te consagro toda mi vida,
mis ilusiones, mis esperanzas
todos mis éxitos y mis caídas.
Haz que siguiendo yo tus ejemplos atraiga a todos por mi bondad, viva llevando gracia y dicha a cuantos pasan cerca de mí.
Haz que yo sea pura y sencilla, tierna y prudente, trabajadora, la mujer fuerte de la Escritura.

Haz que yo vea siempre tu auxilio cuando me sienta sola o triste, cuando combata por mundos nuevos, cuando por Cristo entregue mi vida.

Haz, Madre Santa, que hoy me bendiga el Padre bueno junto con tu Hijo y que el espíritu llene mi Vida. Virgen María, en mis quince años, yo te Consagro mi juventud. Amén

ORACIÓN DE LOS FIELES:
Invoquemos con confianza, hermanos y hermanas a Dios Padre Todopoderoso y pidámosle por Jesucristo, su Hijo y nuestro Señor, que derrame los dones de su bondad sobre esta joven y sobre todos nosotros al decir: Te rogamos, Señor.

1. Por la Santa Iglesia, para que sea siempre fiel a Dios, y atenta al bien de todo el pueblo, roguemos al Señor.


2. Por nuestro Obispo Guillermo Ortiz y todos los que colaboran con el, para que sean siempre fieles a la gracia de su bautismo y ejerzan un ministerio fecundo en bien de todos, roguemos al Señor.

3. Por María Fernanda que acaba de reafirmar su compromiso bautismal, para que, en este día de sus XV años, arraigada en la fe y fundamentada en la caridad, pueda dar testimonio a Jesucristo con su vida, roguemos al Señor.



4. Por sus padres y padrinos, responsables de su fe, para que, con su palabra y ejemplo, la ayuden a seguir


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal