Misa con niños IV domingo de pascua



Descargar 18.62 Kb.
Fecha de conversión04.07.2017
Tamaño18.62 Kb.


c:\documents and settings\julian\escritorio\300 años\logos año jubilar.jpg
c:\documents and settings\julian\escritorio\inma.jpg



MISA CON NIÑOS

IV DOMINGO de PASCUA

24pascua04




Lecturas: 1ª Lectura: Hechos 2,14.36-41

Salmo 22. Leído y antífona cantada

Evangelio: Juan 10, 1-10



Ambientación: La imagen del pastor es bien conocido por todos sea de la ciudad o del pueblo. Hay que aprovechar este hecho para que la infancia reconozca quien es Jesús. Se compara lo que hace un buen pastor y lo que hace uno malo, y después se actualiza todo ello desde la fe. Se les podría contar la historia del Pastor que guardo a las ovejas en el corral y vio un agujero en ello, pero no lo tapó, diciendo, cuido bien a mis ovejas, los alimentos, las mimo y las llamo por su nombre, y así respetó su libertad. Al día siguiente algunas se había ido… y por la noche se oían los lobos. ¿Qué les pasaría? ¿Se portó mal el pastor? No, el Señor nos quiere en libertad, quiere que estemos bien con el. En toda la celebración deben salir los distintos elementos, en peticiones y ofrendas, del Pastor. Hoy celebramos la Jornada Mundial de oración por las vocaciones. Hay que explicar bien lo que es la vocación y como el Señor llama para muchas cosas (diversidad de vocaciones). Sugiero una actividad que puede repetir cada 4 o 5 años, así lo hago yo, y la verdad es que les impacta. Llevo un móvil encendido en el pantalón. En un momento de la homilía un catequista me llama y suena el teléfono, pido perdón, pero lo cojo, y resulta que es Dios, y se lo digo a los niños, y le invito a que digan desde su sitio ¡Hola Dios! Al final Dios me dice que les diga a los niños que esta noche les va a hablar a cada uno en su corazón y que deben de estar muy atentos. Es importante que los niños y las niñas descubran que la llamada se hace desde el corazón. Julián Martín



  • MONICION DE ENTRADA:

Queridos niños y niñas, bienvenidos a nuestra celebración una semana más. Hoy la Iglesia nos presenta a Cristo resucitado como el Buen Pastor, que no abandona a su rebaño, que lo alimenta y protege, que lo conduce por cañadas oscuras con seguridad. Hoy es también el día de pedir para que no falten los buenos pastores en las comunidades cristianas, que se multipliquen las vocaciones consagradas a alguna tarea pastoral. Nos unimos a toda la Iglesia para pedir al Señor nuevas vocaciones.


  • ACTO PENITENCIAL:

Ante Dios Padre que resucitó a su hijo Jesús, le pedimos perdón:


  • Porque en muchas ocasiones, no somos obedientes ni hacemos caso a los mayores que buscan nuestro bien. Perdón, Señor, perdón

  • Porque nos olvidamos de rezar y contarle nuestras cosas a Jesús el Buen Pastor. Perdón, Señor, perdón.

  • Porque no oímos tu llamada cuando nos pides que te sigamos.. Perdón, Señor, perdón.




    • Pautas homiléticas (para el sacerdote)




  • La primera lectura nos enseña cómo Jesús pasó por la vida haciendo el bien. Nos ha dejado su ejemplo, para que sigamos tras sus huellas, como las ovejas van tras el pastor, y así también nosotros vayamos haciendo el bien. Pero muchas veces nos ocurre que andamos como ovejas sin pastor, y nos vamos por mal camino, y hacemos cosas que están mal, pero debemos reflexionar, reconocer nuestros fallos y volver al buen camino tras el ejemplo de Jesús, Nuestro Señor.



El Evangelio nos habla de cómo Jesús es el BUEN PASTOR al que nosotros debemos seguir. El siempre nos conduce por buenos caminos: por una parte nos libra de los peligros y de todo tipo de males, y de otro lado nos enseña con su ejemplo a practicar el bien. También nosotros debemos hacer lo mismo con los demás. También nosotros debemos ayudar a los demás, enseñándoles con nuestro ejemplo a ir por el buen camino, apartándoles de todo tipo de pecado y de cosas malas.

  • Uniendo las dos lecturas podemos concluir diciendo que el Señor nos conoce y no llama, nos elije para construir un Reino distintos donde brille el amor de Dios para todos los hombres. Pero cuando llama el Señor lo hace a unos para que sean sacerdotes, a otros para que sean religiosas, a estas a unas para que se dediquen a la enseñanza, otras a los ancianos, otras a los pobres y también el Señor llama para que estén con El, son los monjes y las monjas de clausura que viven entregados a la oración, a otros los llama para ser misioneros y a muchos los llama para que sean padres y madres de familia y así testimonien el amor de Dios en medio del hogar.




  • PETICIONES:

Pidamos al Padre que quiere que todos sus hijos tengan vida, diciendo: “Te lo pedimos, Padre”


    • Que la Iglesia renueve su opción por los más pobres, débiles y necesitados. Oremos

    • Que los pastores de la Iglesia tengan entrañas de misericordia y fortaleza para cuidar y defender a sus ovejas. Oremos

    • Que haya abundancia de vocaciones consagradas y nunca falten pastores santos. Oremos.

    • Que las familias sean los primeros seminarios vocacionales. Oremos

    • Que nosotros seamos testigos de Jesucristo, Buen Pastor. Oremos




  • OFERTORIO




  • El pan y el vino, son los frutos de la tierra donde te haces vida. Te lo presentamos Señor, para que un día nos trasformes como a estos frutos.

  • Te presentamos este cayado de pastor, con el dirige a sus ovejas, y sus ovejas le conocen. Te lo presentamos ofreciéndote el trabajo de nuestros pastores y catequistas.

  • También te presentamos esta cruz, es el cayado del cristiano, siguiéndote Señor, iremos por buen camino.

  • Te ofrecemos, Señor, estas LLAVES que nos recuerdan que tú eres la puerta del cielo, por la que debemos entrar para salvarnos y alcanzar la vida eterna.




  • MONICION FINAL:

Al acabar la celebración, no olvidemos la gran petición de la Iglesia hoy: Que no falten pastores en el rebaño de Cristo que iluminen la noche, cuiden a los débiles y levanten a los caídos. Que esta oración sea causa de todos durante esta semana.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal