Modelo de comentario e interpretaciön de una obra de arte



Descargar 25.85 Kb.
Fecha de conversión18.09.2018
Tamaño25.85 Kb.
MODELO DE COMENTARIO E INTERPRETACIÖN DE UNA OBRA DE ARTE


1-Clasificación (en este apartado sólo se nombran los diferentes elementos de la clasificación de la obra en los apartados posteriores es cuando se desarrollan y explican):


  • Citar el periodo artístico en el que se encuadra la obra (arte egipcio, gótico….)

  • Nombrar el tipo de arte del que se trate. Y especificar dentro de cada arte la tipología de la arquitectura (tipo de construcción y de edificio, indicando su función), de escultura (relieve (altorrelieve, medio relieve, bajorrelieve…), bulto redondo (estatua), y si es una estatua ecuestre, yacente, sedente….) y de pintura (el procedimiento técnico que se utilice, el soporte, el género de la pintura).

  • Si se sabe el título de la obra, el autor y la cronología


2. Análisis técnico y formal


El primer paso es conocer la técnica y morfología con las que se elabora la obra de arte, con las que se crea el lenguaje artístico. Es decir, los elementos propios de la arquitectura, la escultura y la escultura. Hay que analizar los siguientes elementos que se puedan observar o que se conozcan de la obra analizada:
-Arquitectura:


  • Tipo de construcción y de edificio. Descripción de los materiales (con sus valores plásticos) y de la técnica constructiva: elementos sustentantes, sostenidos y cubiertas empleadas. Además de describir los espacios creados. Lo que significa el:

  1. análisis de la planta (si es longitudinal o centralizada (basilical, cruz latina, cruz griega, circular, poligonal,…) y de los espacios diferenciados de los que conste la obra (las partes en las que se divide el edificio);

  2. análisis del alzado, del conjunto de elementos arquitectónicos verticales (muros, columnas, pilares, arcos, bóvedas, cúpulas, …);

  3. análisis de las fachadas (su estructura en cuerpos (organización horizontal) y en calles (organización vertical); hay que tener en cuenta los elementos que la definen (columnas, pilastras, órdenes arquitectónicos,…)), y;

  4. análisis de los elementos y materiales empleados en la decoración.


-Escultura


  • Tipo de escultura (relieve (altorrelieve, medio relieve, bajorrelieve…), bulto redondo (estatua), y si es una estatua, si es ecuestre, yacente, sedente….)

  • Materiales y técnicas empleadas (piedra, mármol, madera, bronce, cerámica,…), especificando sus calidades plásticas. También hay que señalar si la obra ha sido esculpida de un bloque único o con la unión de distintos bloques.

  • Indicar si la escultura se ha realizado de manera que se puede identificar desde un solo punto de vista (unifacial) o desde perspectivas diferentes (multifacial).

  • Indicar donde se ubica la obra escultórica (retablos, fachadas, tímpanos, dinteles,…) Si la escultura está en una arquitectura, hay que describir como se incorpora esta escultura a la estructura arquitectónica.

  • Indicar si la escultura es policromada y los valores plásticos asociados a esta policromía

  • También hay que indicar los elementos añadidos sobre la escultura (vestidos, joyas,…)

  • Estudio de las composiciones: en relieves (escorzo, perspectiva, espacio, volumen del relieve…) y en las estatuas (movimiento, volumen, ritmo (equilibrio entre los huecos y las partes llenas), diagonales, simetría, contrapposto…)

  • Grado de realismo

  • Estudio anatómico (proporciones) y de paños y capacidad de captar las calidades de la materia.

  • Análisis psicológico: expresión del rostro, actitud y análisis de la escena (relaciones entre personajes) si la hubiera.


-Pintura


  • Técnica o procedimiento pictórico empleado (fresco, óleo, temple…), indicando sus valores expresivos. Soporte (muro, tela…). También hay que indicar, si fuera relevante, la ubicación de la obra pictórica (bóveda, cúpula, techo de una cueva…).




  • Elementos formales pictóricos y compositivos empleados: línea y color, luz, simetrías, diagonales, movimiento, perspectiva, escorzos, modelados, volumen, contrapposto, composición (determinada disposición en la superficie del cuadro de lo representado (ubicar el fondo y las figuras, la profundidad,…). Del diferente empleo de los elementos anteriores pueden derivarse:

  1. Formas que pueden ser cerradas (dibujísticas o abiertas)

  2. Las composiciones pueden ser abiertas (centrífugas) o cerradas (centrípetas). Estos elementos pueden dar lugar a una composición unitaria, si se relacionan unos con otros, o no unitaria, si estos elementos se encuentran individualizados.

  3. Otro elemento que hay que tener presente es la geometría de la composición que puede ser: circular, triangular, en franjas verticales u horizontales, con curvas, contracurvas,…

  4. Por otra parte, la composición puede ser superficial (si prácticamente no se disponen distintos planos de profundidad), de profundidad media (si los diversos planos están separados por una perspectiva geométrica), o profunda (si los elementos se superponen por medio de la perspectiva aérea).

  5. Otro elemento que se debe considerar es la línea del horizonte; puede ser baja por lo que se potencia y se da estabilidad y monumentalidad al tema; o mediana y alta lo que posibilita mostrar con mayor objetividad los elementos representados.

  6. La luz debe ser identificada por su origen y naturaleza (natural, artificial) y también hay que observar sus aplicaciones (técnicas de claroscuro, tenebrismo…)

  7. Por último, hay que considerar el cromatismo de la obra y distinguir si el pintor ha utilizado colores puros, cálidos, fríos…

  • Indicar el grado de realismo-naturalismo, estudio anatómico y de paños. Y capacidad de captar las calidades de la materia (si el artista es capaz de simular que la materia de que está compuesto un determinado elemento representado parezca real).

  • Análisis psicológico: expresión del rostro, actitud y análisis de la escena (relaciones entre personajes).

Como se ve, el análisis formal considera múltiples aspectos de la obra de arte (color, luz, formas geométricas esenciales, composición…) y los relaciona entre ellos, es decir, estudia la estructura formal de la obra de arte

Con la descripción formal-analítica de la obra de arte (materiales, técnicas, formas), se realiza un análisis técnico, pero queda la comprensión, el significado de la obra de arte.

3. El significado de la obra artística
La obra de arte no tendría sentido si no quisiera comunicar algo. Su significado es esencial en la interpretación de la obra de arte, por lo que hay que estudiar los signos y elementos que dan un determinado significado a la obra (iconografía). Este significado son los mensajes que transmite la obra. Dichos mensajes pueden ser de múltiples tipos y están relacionados con el contexto histórico cultural de cada época.

Se pueden distinguir los siguientes mensajes:

-Un mensaje estrictamente intelectual. Se trata de transmitir conceptos abstractos, ideas, emociones, sin referencia a la imagen o a la figuración real. Serían todas las representaciones ideográficas, que tratan de transmitir a través de las imágenes no reales, ideas o contenidos que trascienden la realidad concreta (pinturas jeroglíficas egipcias, pintura abstracta...)

-Un mensaje sensorial. La representación artística busca provocar una emoción o una sensación en el espectador a través de lo que los sentidos son capaces de captar de la realidad tal y como se ve.

-Un mensaje simbólico. Cuando la imagen tiene una segunda lectura además de la visual. En este sentido tienen mucho que decir los estudios de iconografía puesto que la mayoría de las representaciones mitológicas o religiosas conllevan un simbolismo implícito en su representación.

-Un mensaje historicista. Es cuando se representa un hecho histórico, que a través de la imagen se quiere exaltar, propagar o divulgar.

-Un mensaje socio-político. Suele ir ligado a un sentido propagandístico de un determinado poder político, religioso, económico..., que de esta forma impacta sobre la sociedad, demostrando los componentes ideológicos de dicho poder. La gran mayoría las obras de arte tienen un componente ideológico, porque hasta llegado el arte contemporáneo, el resto de los estilos y movimientos artísticos se han movido en función del mecenazgo que siempre ha buscado en la obra de arte su exaltación.

-Un mensaje espiritual o religioso Se trata de provocar en el espectador un sentimiento de devoción y fervor religioso, en consonancia con las creencias concretas de una religión determinada. También en este caso existe un importante componente de tipo propagandístico.

Al ser el arte un lenguaje su finalidad es la de transmitir mensajes, por lo cual, al analizar los mensajes que comunican las obras de arte, se demuestra la finalidad o función de las mismas que depende de la intención del autor o del cliente.

3. El contexto histórico social. El marco cronológico


Para llegar a la comprensión global de la obra de arte, es imprescindible fijar el momento histórico en el que se crea, con su contexto cultural, su modelo político, su estructura social, su sistema económico. Se trata de fijar el estilo, la etapa y el autor o autores en su concreto momento histórico-social. Cabe relacionar las obras con otras obras semejantes de la época y/o del autor. A partir de ese momento hay que adentrarse en las circunstancias históricas: desde condicionantes específicamente artísticos (materiales usados, desarrollos de técnicas) y también condicionantes culturales, político-ideológicos, sociales y económicos.

También hay que tener en cuenta los antecedentes y consecuencias que toda obra de arte como Historia misma tiene.



Por último hay que analizar su impacto o recepción actual, que permite que la obra siga viva en la percepción de los sucesivos espectadores que la van contemplando a lo largo de los siglos.







Compartir con tus amigos:


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal