Modelo narrativo lúdico” en las actividades acuáticas



Descargar 49.43 Kb.
Fecha de conversión14.10.2018
Tamaño49.43 Kb.
UN NUEVO MÉTODO DE ENSEÑANZA MÁS ACORDE A LAS PERSPECTIVAS EDUCATIVAS ACTUALES:

EL “MODELO NARRATIVO LÚDICO” EN LAS ACTIVIDADES ACUÁTICAS

Dr. Muñoz Herrera, E.; Dr. Guillén del Castillo, M.


Facultad de Ciencias de la Educación, Universidad de Córdoba, Córdoba

Las reformas de las últimas leyes educativas de nuestro país han marcado diferencias sustanciales con sistemas educativos del pasado. Entre éstas, destaca la necesidad de cualquier área del sistema educativo de asumir como fin último la formación del sujeto desde un punto de vista global y holístico. Centrándonos en el tema que nos ocupa (la tarea educativa), como en cualquier otro tipo de programas de iniciación deportiva escolar o extraescolar, la enseñanza de las actividades acuáticas en la edad infantil debería estar cercana a las pautas marcadas por el sistema educativo actual. En concreto, en la educación en edades tempranas, éste ha instaurado como referente principal la obligatoriedad de llevar a cabo una educación integral del alumno, además de exigir formas de enseñanza significativas acordes a las características del niño, como el simbolismo, buscando metodologías que tengan en la motivación su factor primordial. El Modelo Narrativo Lúdico –MNL- surge así como novedosa forma de enseñanza, por la inquietud surgida ante las carencias y nuevas necesidades detectadas en el campo de la iniciación deportiva en general, y de la natación en particular. Para el presente estudio de investigación (tesis doctoral), se ha aplicado un diseño transversal, descriptivo y con análisis correlacional entre diferentes variables, con un tamaño muestral de 168 sujetos (GC y GE). Se establece así un análisis comparativo entre dos formas de trabajo diferentes. Del análisis realizado se desprende la importancia de la utilización del MNL como aportación a la iniciación a la enseñanza de la natación así como al proceso educativo global, al mismo tiempo que aporta unas directrices pedagógicas.
Palabras clave: educación, integral, actividades acuáticas, cuento, natación.

Introducción
Como manifiesta Beltrán (2001), el sistema educativo actual ha instaurado la necesidad de llevar a cabo una educación integral del alumno. En concreto, en la educación infantil, exige formas de enseñanza significativas acordes a las características del niño, como el simbolismo, buscando metodologías que tengan en la motivación su factor primordial.
El proceso de la iniciación físico-deportiva (en un ámbito escolar o extraescolar), no debería ser un caso aparte. Sin embargo, en diversos contenidos curriculares del área de Educación Física, hemos podido detectar a lo largo de varios años, carencias a diferentes niveles, que podrían incidir en el desarrollo evolutivo del niño.
De esta forma, en el proceso de búsqueda de nuevas metodologías más idóneas a la realidad del alumno de educación infantil, surge la forma de enseñanza del MNL, como intento de dar respuesta a tres carencias detectadas:


  • Adaptación de las metodologías a la propia edad del sujeto.

  • Contribución al logro real del desarrollo integral del sujeto (cognitivo, social, afectivo, moral y motriz).

  • Mayor búsqueda de la motivación como elemento esencial en el proceso educativo.

Ante la ausencia de estudios e investigaciones rigurosas y científicas acerca de nuevas metodologías en iniciación aplicadas al medio acuático, que diesen respuesta objetiva a las exigencias planteadas, en concreto, nuevas metodologías más adecuadas a estas edades iniciales (etapa infantil), con la comprobación científica de los resultados obtenidos, iniciamos la búsqueda de formas de enseñanza más idóneas a las edades propuestas.


En ocasiones, y al tratarse de una habilidad cerrada, el tipo de trabajo realizado tanto en aprendizaje como en entrenamiento en natación en las edades iniciales ha consistido en ejercicios dirigidos y repetitivos. Por ello, su enseñanza ha resultado monótona y poco motivadora, debido a su carencia de diversión (González y Sebastiani, 2000). Esto puede explicar, según Águila y Casimiro (2000), el excesivo índice de abandono de la actividad, que se produce en estos primeros años de práctica.
Si tenemos en cuenta que además, hasta hace pocos años, son mayoría los autores que han hecho hincapié en el fenómeno de la natación como medio utilitario, o por otro lado, como vía para llegar al alto rendimiento, los estudios científicos acerca de la natación infantil como medio de educación integral no son tan representativos.
Lo cierto es, como expone Gutiérrez (2001), que en los últimos años se está pasando de concebir la natación con finalidad exclusivamente deportiva, a una consideración educativa y pedagógica, como elemento clave en la formación integral de la persona.
A pesar de ello, e incluso una vez demostrados los efectos beneficiosos que, a nivel general, producen las actividades acuáticas (concretamente en el infante), por gran diversidad de autores en los últimos años (Castillo, 2004; Bernal, 2002), no son muchos los profesionales que han estudiado y trabajado la enseñanza de la natación mediante estrategias más acordes a la edad del alumno.
Si además de lo anteriormente comentado, tenemos presente que según Zapata (1989), y González y Sebastiani (2000), las condiciones más favorables para el aprendizaje serán aquellas en las que estén presentes las formas jugadas, y que Conde y Viciana (1997) concluyen que el aprendizaje tiene que ser motivante y divertido, nuestro planteamiento de enseñanza mediante cuentos, el Modelo Narrativo Lúdico -MNL-, cobra aún más sentido.
Teniendo en cuenta lo precedente, pretendemos encontrar un planteamiento de trabajo lo más adecuado posible a la edad de iniciación del aprendizaje de la natación (etapa infantil). De este modo, pensamos que la enseñanza mediante cuentos es una de las formas más apropiadas de aprendizaje en estas edades. Por eso, como ya hemos publicado en anteriores trabajos (Muñoz et al., 1999a, 1999b; Muñoz, 2002, 2006), y posteriormente señala Martínez (2001a, 2001b), debemos crear escenarios divertidos y mágicos, llenos de ilusión, para que en nuestras piscinas, la fantasía haga que los niños, alegres y divertidos, disfruten en el medio acuático.
En este sentido, Oña (1987), citando a Piaget, comenta que esta etapa del período evolutivo del niño se suele corresponder con una edad psicológica donde el simbolismo juega un papel muy importante en su percepción de la realidad. Como expone Sánchez (2000), los juegos simbólicos son los preferidos en esta edad y por tanto, las relaciones simbólicas que se incluyen en las historias que les son presentadas son muy cercanas a sus intereses y preferencias. Todo esto hace que el aprendizaje sea más significativo (Murcia, 2001).
De este modo, el MNL se caracteriza por proponer un aprendizaje significativo, al presentarse de forma simbólica. Así, se hace coincidir lo que se pretende enseñar con los intereses del alumno, por lo que se crea una atracción del mismo hacia lo que se imparte. Al mismo tiempo, conseguiremos desarrollar la imaginación en el niño, al representar distintas situaciones, objetos, animales, personas... que son asequibles a su grado de desarrollo intelectual.
Se trata así de un nuevo método quizás más lógico (debido a su adaptación al momento evolutivo y madurativo del sujeto) en la iniciación a la natación.
De esta forma, podríamos decir que nuestra experiencia ha obtenido éxito al igualar o superar la adquisición de contenidos y habilidades técnicas en natación, además de conseguir estos resultados, haciendo que el niño continúe “enganchado” a nuestro deporte gracias a sesiones divertidas y dinámicas adaptadas al período evolutivo en el que en ese momento se encuentra.
Pretendemos desarrollar así las bases teórico-prácticas de una tendencia actual de enseñanza, denominada MNL. Se trata de poner en práctica sesiones en las que se despliegan historias cercanas a los intereses y preferencias del niño, asequibles a su desarrollo cognitivo.
Intentaremos lograr con dicho planteamiento, desde el punto de vista técnico, un aprendizaje de la habilidad igual o mayor que con formas de trabajo clásicas. Además irán alcanzándose otros beneficios aún más vitales en la infancia, como son una formación integral del alumno (desde un punto de vista cognitivo, motor, social, afectivo y moral), una mayor diversión–motivación y el desarrollo de la imaginación. Es aquí donde radica la innovación principal de la presente forma de trabajo.
Todo ello podrá incidir en una mayor aceptación y un menor abandono de este deporte.

OBJETIVOS
Como hemos podido comprobar, son numerosas las referencias que la literatura especializada nos ofrece en cuanto al convencimiento de muchos autores, en relación con los efectos favorables de las actividades acuáticas sobre los niños y niñas en edades jóvenes, considerando aspectos de habilidades motrices y capacidades psíquicas e intelectuales.
Sin embargo, han sido muy escasas las investigaciones destinadas a comprobar científicamente los efectos de nuevas formas de trabajo en la enseñanza de la natación, que respeten adecuadamente las características singulares del sujeto de tan corta edad.

Por todo ello, y basados en el marco teórico hasta aquí expuesto, en la presente investigación nos hemos planteado los siguientes objetivos:




  1. Validar objetivamente, la conveniencia de llevar a cabo nuestra forma de enseñanza (Modelo Narrativo Lúdico) en las actividades acuáticas en la primera infancia.




  1. Determinar si se produce en el sujeto una mejora, no sólo en cuanto a parámetros técnicos específicos de natación se refiere, sino a un Desarrollo Integral de la Persona (cognitivo, motriz, social, afectivo y moral).




  1. Comprobar si existe un mayor interés hacia la propia actividad por parte del alumno, así como una mayor motivación del mismo.



MATERIAL Y Método

Con el objeto de investigar nuevas metodologías más idóneas y efectivas en la iniciación a la enseñanza de las actividades acuáticas en la etapa infantil, hemos aportado y realizado una evaluación comparativa entre dos métodos de trabajo diferentes.


Por un lado, un planteamiento de trabajo clásico, en base a ejercicios y juegos tradicionales en natación (GC); por otro, una nueva forma de enseñanza basada en la aplicación sistemática del "cuento" como medio de enseñanza en el campo de las actividades acuáticas, denominada "Modelo Narrativo Lúdico" (GE).


Para ello, hemos aplicado un diseño transversal, unifactorial, al azar, con análisis correlacional entre diferentes variables.


El universo de estudio lo constituyen sujetos que se inician en la práctica de la natación, con una edad comprendida entre los 4 y 5 años, sin conocimiento ni experiencias sistemáticas previas en el medio acuático.



De un modo más específico, la muestra seleccionada, con la que finalmente realizamos el período de tratamiento reúne las siguientes características:


  • Tamaño muestral: 168 sujetos.

  • Sujetos de género masculino: 96 (57,1%)

  • Sujetos de género femenino: 72 (42,9%)

  • Rango de edades: 4 y 5 años (edad media 4,6 años).


El Diseño experimental de comparación de dos grupos, simple, al azar (Arnau, 1990) se desarrolló conforme exponemos en la tabla 1.



Tabla 1. Desarrollo práctico del proceso.




Test Inicial

Tratamiento

Test Final

Grupo I.

Control


Evaluación Inicial

Programa Tradicional (GC)

Evaluación Progreso

Grupo II.

Experimental



Evaluación Inicial

Programa Experimental (GE)

Evaluación Progreso

En lo que respecta al instrumental y material utilizado en la presente investigación, -además de los cuarenta cuentos acuáticos pertenecientes a la “Colección Modelo Narrativo Lúdico”, realizada para uso exclusivo en este estudio, y de próxima publicación-, hemos utilizado a lo largo del proceso, material auxiliar específico de natación, básico de cualquier instalación acuática convencional (material auxiliar de ayuda total, material auxiliar de ayuda parcial, material recreativo y material no convencional).


Del mismo modo, y para el proceso experimental, utilizamos material de registro apropiado, material de filmación, así como de reproducción y análisis (especificado de un modo más concreto en Muñoz, 2006).

Resultados Y DISCUSIÓN
La valoración de los efectos de la intervención experimental se obtuvo teniendo en cuenta tanto los valores absolutos como porcentuales de las variables dependientes, además de utilizar puntualmente la evaluación de promedios como la media y la moda1.

Por su parte, para el cálculo del nivel de significación de las modificaciones contrastadas en las variables dependientes, se emplearon diferentes pruebas estadísticas para muestras independientes.


Dado que los resultados serán analizados e interpretados con mayor profundidad posteriormente, nos limitaremos a destacar, a continuación, los datos globales más relevantes del estudio.
Además de exponer la evolución de la “motricidad acuática” en ambos grupos, -objetivo específico en cualquier programa de actividades acuáticas-, creemos necesario tener en cuenta la evolución y el análisis comparativo de los sujetos de cada grupo, en distintos aspectos del “desarrollo integral del sujeto”, al margen del componente motor. Estos son los factores cognitivo, social, afectivo y moral” que, como argumentamos en apartados anteriores, y al igual que el componente “motivación”, tienen aún más importancia en esta etapa clave de la formación del ser humano.
Estos últimos factores se desprenden de la valoración de distintos miembros del ámbito más próximo al sujeto (padres/tutores legales, educador acuático y en su caso, maestros de sus centros de enseñanza), y serán motivo de ampliación y de estudio más riguroso en futuras líneas de investigación. En cualquier caso, estimamos importante exponer sus resultados (aunque de forma escueta), teniendo presente el análisis comparativo de los mismos entre la forma de trabajo clásica, y el MNL.
De este modo, y de forma muy explícita, la presente investigación experimental realizada sobre un programa educativo de iniciación acuática mediante una nueva forma de enseñanza denominada Modelo Narrativo Lúdico, permitió, a través del análisis los resultados, contrastar los siguientes efectos:


  1. Según se desprende de la apreciación de distintos miembros del ámbito más próximo al sujeto (padres/tutores legales, educador acuático y en su caso, maestros de sus centros de enseñanza), se infieren notables mejoras estadísticamente significativas a favor de la forma de trabajo del MNL, en distintos aspectos del Desarrollo Integral del Sujeto, al margen del componente motor (cognitivo, social, afectivo y moral).




  1. Profundizando en mayor medida en el punto anterior, se infiere que el trabajo realizado en el Grupo Experimental, con el MNL, influye de manera más positiva en los siguientes parámetros del Desarrollo Integral del Sujeto:

  • Componente Cognitivo:Imaginación”, “Simbolismo-capacidad simbólica”, “Experimentación” e “Interés por la lectura”.

  • Componente Social:Participación” y “Capacidad expresiva-comunicativa”.

  • Componente Afectivo:Relación con sus iguales”.

  • Componente Moral:Aprendizajes ético-morales”.




  1. Al mismo tiempo, y también según los agentes mencionados en la conclusión “1”, quedan indicios (estadísticamente significativos) de que el sujeto muestra mayor motivación, interés y atracción hacia la propia actividad de enseñanza, con el desarrollo del MNL que con otras formas de trabajo tradicionales.

Asimismo, es destacable el aumento en el grupo del MNL, del interés del sujeto por permanecer inscrito en el actual grupo de natación, una vez finalizado el programa de actividades acuáticas.


  1. El aprendizaje motor acuático al final del proceso, ha resultado ser parecido con las dos formas de trabajo expuestas, si bien en cuanto a parámetros técnicos específicos de natación se refiere, se ha apreciado una mejora estadísticamente significativa del Grupo Experimental (MNL), respecto al Grupo Control, en cinco parámetros:

Batido dorsal con tabla, zambullidas independientes desde el poyete, inicio al nado dorsal elemental, inmersiones a 1 m. de profundidad, y estado global en el agua.


  1. No encontramos diferencias estadísticamente significativas en el resto de parámetros técnicos valorados, entre los dos grupos, apreciándose una evolución favorable (aunque no significativa) de ciertas habilidades a favor de uno u otro grupo según cada caso.




  1. Debido a los resultados expuestos con anterioridad, manifestamos que la eficacia global final del proceso parece ser mayor con la forma de trabajo del MNL que con otras formas de trabajo tradicionales.



ConclusiONES
Una vez realizado el análisis comparativo global del desarrollo de la formación integral entre ambos grupos, podemos manifestar que con la forma de trabajo del MNL parece obtenerse una mejor evolución en la Formación integral del sujeto, que con otras formas de trabajo clásicas analizadas. Esta conclusión-resumen de todas las anteriores, podemos extraer, al apreciar diferencias intergrupales altamente significativas (p < 0,001) en el análisis estadístico realizado a tal efecto.
Por todo lo expuesto con anterioridad, debemos inferir que la hipótesis H1 que orientó el trabajo, tiene base empírica, ya que no se puede afirmar que los grupos, independientemente de la forma de enseñanza, logran los mismos resultados. Consecuentemente, esta diferencia, por lo menos inicialmente, puede ser atribuida a la manera particular de operar dentro del Grupo Experimental, en donde la forma de trabajo del MNL, es la variable que diferencia un grupo de otro.
Dicho de otra manera, podemos manifestar que se confirma nuestra hipótesis inicial, ya que si bien el nivel de motricidad acuática alcanzado en ambos grupos resulta ligeramente superior sólo en varios parámetros, en el Grupo Experimental, los sujetos que han desarrollado la forma de trabajo de MNL, parecen haber alcanzado una mejor evolución de diferentes aspectos claves del desarrollo integral del sujeto, constatando además una mayor motivación e interés por el trabajo realizado.
En último lugar, debemos tener en cuenta que nuestro estudio es una propuesta de trabajo, que a nuestro juicio es novedosa y adecuada para las edades propuestas. Sin embargo, ésta no debe ser considerada como la única forma de trabajo en estas edades, sino una más para enriquecer la enseñanza de la natación, que tradicionalmente se ha trabajado en ocasiones de forma demasiado monótona y repetitiva.
En la misma línea y como reflexión final, manifestar que nunca ha sido ni será nuestra intención monopolizar las prácticas acuáticas con nuestra forma de trabajo “MNL”; pero sí parece importante comprobar que a través de dicho planteamiento pueden alcanzarse mejoras significativas, no sólo en parámetros técnicos, sino en el desarrollo integral del sujeto (cognitivo, motor, social, afectivo y moral), tal como hemos expuesto con anterioridad, sin que esto signifique la imposibilidad de conseguirlos por otros medios y prácticas de otra índole.
Así pues, conocedores de las limitaciones de nuestro trabajo, animamos desde aquí a otros profesionales e investigadores relacionados con el ámbito educativo, para que mediante estudios longitudinales más prolongados y técnicas de investigación más sofisticadas, se empeñen en el nada fácil, pero importante propósito de conocer en mayor medida, las aportaciones de las nuevas prácticas y procesos novedosos en la actividad acuática infantil.
Sin duda, muchos serán los beneficiados de tales resultados: profesores, gestores, padres y, en definitiva, los más interesados, los propios niños/as que a través de investigaciones de esta índole aprenderán a conocerse a sí mismos, y a conocer mejor el mundo en el que se desenvuelven.

bibliografía
Águila, C. & Casimiro, A. (2000). “Consideraciones metodológicas para la enseñanza de los deportes colectivos en edad escolar”. Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital, 20. . [Consultado el 20/02/2003].

Arnau, J. (1990). Diseños experimentales en psicología y educación. Vol.2. México: Trillas.

Beltrán, I. (2001). Análisis de los cuentos como material para trabajar la transversalidad en las aulas. Tesis Doctoral, Universidad de Salamanca.

Bernal, P. (2002). “El tratamiento del déficit de atención con hiperactividad en el medio acuático.”. SEAE-INFO, 59, 15-28.

Castillo, E. (2004). “La natación, instrumento terapéutico y de integración”. SEAE-INFO, 65, 17-20.

Conde, J. L. & Viciana, V. (1997). “El juego como vehículo para la adquisición de los aprendizajes: mito o realidad al alcance de todos los educadores”. En R. Gómez-Caminero. (Coord.) I Jornadas de mitos y tabúes en la infancia y adolescencia. Granada: FETE-UGT.

González, C. & Sebastián, E. (2000). Actividades acuáticas recreativas. Barcelona: Inde.

Gutiérrez, M. (2001). “Las prácticas acuáticas en la primera infancia: Perspectiva de la Psicología del Desarrollo”. Seminario Internacional Conversas sobre Educacao Aquática. Faculdade de Motricidade Humana. Universidade Técnica de Lisboa.

Martínez, P. (2001a). “Bases para un programa de actividades acuáticas infantiles: modelo fantástico”. SEAE-INFO, 56, 20-29.

Martínez, P. (2001b). “El cuento en el agua: una aventura posible”. II Congreso de Ciencias de la Actividad Física y el Deporte. Tomo I, 269-277. FCAFE. Universidad de Valencia.

Muñoz, E. (2002). “Efectos de una experiencia innovadora en la iniciación a la enseñanza de la natación: Ventajas de las Actividades con Argumento Lúdico, sobre otras formas de trabajo clásicas en natación para alumnos entre 3 y 6 años”. Comunicación en el XXII Congreso Nacional de Natación. Universidad de Córdoba. Asociación Española de Técnicos de Natación.

Muñoz, E. (2006). Efectos de una experiencia innovadora en la iniciación a la enseñanza de las actividades acuáticas: Propuesta del Modelo Narrativo Lúdico, sobre otras formas de enseñanza clásicas en natación para alumnos entre 4 y 5 años. Tesis Doctoral, Universidad de Córdoba.

Muñoz, E., Priego, J. A., Gabriel, J. & Rubio, J. (1999a). “El cuento como medio innovador de iniciación a la enseñanza de la natación”. SEAE-INFO, 46, 17-21.

Muñoz, E., Priego, J. A., Gabriel, J. & Rubio, J. (1999b) “Iniciación a la natación mediante cuentos motores en edades comprendidas entre 3 y 6 años”. Comunicación en el Seminario Internacional de Natación Infantil. Madrid. Real Federación Española de Natación.

Murcia, N. (2001). “El aprendizaje significativo. Una necesaria relación en la educación física”. Lecturas: Educación Física y Deportes, Revista Digital, 39. . [Consultado el 20/2/2004].

Oña, A. (1987). Desarrollo y Motricidad: fundamentos evolutivos de la Educación Física. Granada: Universidad de Granada.

Sánchez, R. (2000). “Pensando la cooperación: una propuesta de enseñanza de los juegos cooperativos orientada a la estrategia y participación”. III Jornades d’ inttercanvi d’ experiéncies d’ Educaió Física, 133-143. El Saler: CEFIRE-AMEF.

Zapata, O. (1989). El aprendizaje por el juego en la escuela primaria. México: Pax México.




1 El tratamiento estadístico de los resultados mediante programa informático implica transformar valores cualitativos en valores cuantitativos. En este caso, la valoración “sí” correspondía con el valor 1 y la valoración “no” se codificaba con el valor 2.



La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal