Monitoreo de langosta verde Panulirus gracilis



Descargar 124.99 Kb.
Fecha de conversión07.12.2018
Tamaño124.99 Kb.

Monitoreo de langosta verde (Panulirus gracilis) en la Reserva Marina Galera-San Francisco


Resultados del monitoreo de la Asociación Artelangosta en el marco del Acuerdo de Conservación, Cabo San Francisco

Monitoreo de langosta verde (Panulirus gracilis) en la Reserva Marina Galera-San Francisco


Resultados del monitoreo de la Asociación Artelangosta en el marco del Acuerdo de Conservación, Cabo San Francisco

Abril 2012



Elaborado por:
Soledad Luna

Juan Carlos Medina

Todos los que quieran colaborar
Equipo de Investigación:

Soledad Luna

Juan Carlos Medina

Miembros de la Asociación Artelangosta

Todos los que hayan colaborado








Monitoreo de langosta verde (Panulirus gracilis) en la Reserva Marina Galera-San Francisco
Resultados del monitoreo de la Asociación Artelangosta en el marco del Acuerdo de Conservación, Cabo San Francisco

Tabla de contenido


Tabla de contenido 3

Introducción 4

Zona de Manejo de Langosta 5

Acuerdo de conservación 5

Resultados 6

Frecuencias de tallas 8

Hembras ovadas 11

Captura por unidad de esfuerzo (CPUE) 11

Zona intermareal 13

Discusión 14




Introducción


En el Ecuador se extrae comercialmente langosta espinosa (Panulirus gracilis y P. penicillatus) desde principios de 1900s. En 1930 se estableció la primera medida de manejo pesquero de langosta: una talla mínima de 25cm para permitir su explotación comercial. Durante 1960s y 1970s la exportación incrementa de 60 a 115 toneladas al año en 1975, con una captura del 5% de individuos por debajo de la talla mínima de captura. Por falta de recursos económicos se detiene la toma de datos pesqueros oficiales. Fuentes informales y esporádicas reportan una disminución en la talla media de captura de X a Y. Esta situación trae preocupación y en 1993 el Gobierno establece una veda de siete años. En 1994, un estudio oficial realizado en varios puertos de la costa continental de Ecuador muestra que el 50% de los individuos capturados no alcanzan la talla mínima de explotación. Los datos acerca de la condición de las poblaciones explotadas a partir de 1994 provienen únicamente de las islas Galápagos.

A partir del 2007, cuando se retoma el esfuerzo para manejar los ambientes marino-costeros de la península que va desde la población de Galera hasta el Cado de San Francisco, en la Provincia de Esmeraldas, en la costa noreste del Ecuador continental, los pescadores se quejan del mal estado de los recursos marino-costeros. Reportan la desaparición de varias especies de peces como el pez gallo y el pez sierra. Además la disminución de abundancias y tamaños de pulpos, la casi desaparición de pepino de mar y el mal estado de la población de langosta verde espinosa. Con el fin de cuantificar el estado de algunos de los recursos marinos en el área se inician monitoreos pesqueros en conjunto con los pescadores artesanales locales. Paralelamente, se fortalece el proceso participativo que culmina en la creación de la Reserva marina Galera-San Francisco (RMGSF).

L
Mapa 1. Reserva Marina Galera-San Francisco
a RMGSF, fue legalmente establecida en 2008 como parte del Sistema Nacional de Áreas Protegidas (Acuerdo Ministerial 162 publicado en el Registro Oficial 555 del 24 de marzo de 2009), posee una superficie de 54.604 hectáreas y 37 km de línea de costa colindantes con las parroquias Galera, Quingue y San Francisco del Cabo del cantón Muisne. Los procesos de establecimiento del AMP, como los de planificación del manejo y conservación han apoyado y promovido el interés local por ejercer su papel de custodios.

El plan de Manejo fue elaborado conjuntamente con las autoridades y actores locales y con el apoyo de un grupo de organizaciones técnicas. Los insumos fueron recogidos a través de varios métodos: exploraciones submarinas y terrestres, acompañamiento a las actividades pesqueras, entrevistas y encuestas a los actores, talleres y reuniones. La revisión, discusión, análisis y aprobación de la información se realizó en talleres y reuniones para los diferentes Programas de Manejo y en reuniones plenarias del Plan integral. Para las fases finales de revisión se organizaron reuniones ampliadas con las autoridades nacionales, los Gobiernos Autónomos Descentralizados y las poblaciones asentadas al borde de la Reserva Marina.

Parte del proceso de planificación del manejo fue el ordenamiento del uso del espacio, los usuarios de la zona marina costera identificaron zonas de pesca/recolección de los diferentes recursos, así mismo áreas de criadero y reproducción y zonas de no extracción. De esta manera se diseñó un esquema de zonificación para toda el área de la RMGSF que consiste en zonas de semillero (no se permite ningún uso extractivo), zonas de manejo comunitario en las que las poblaciones a través de la coordinación con sus Juntas Parroquiales pueden establecer un convenio con el Ministerio del Ambiente para responsabilizarse del manejo de un área marino-costera cercana a su población. Finalmente, zonas de uso responsable en donde se permite la pesca artesanal llevada a cabo con prácticas no destructivas y según la regulación nacional. En toda el área se propone el uso preferencial por parte de los usuarios ancestrales y la elaboración de un registro pesquero, como una de las herramientas para manejar el acceso pesquero.

El Plan de Manejo y el esquema de zonificación pretenden conservar los ecosistemas y la diversidad biológica de la zona costera y marina desde Galera hasta San Francisco del Cabo para mantener los servicios ambientales que dependen de ellos y beneficiar el desarrollo sostenible de las comunidades locales.


Zona de Manejo de Langosta


El monitoreo piloto de la langosta verde espinosa entre noviembre 2009 y enero 2010, muestra que sólo el 2% de la captura total de langostas alcanzan el tamaño mínimo legal de extracción. Esto significa que las langostas que se extraen, se comercializan y se consumen en el sector son ilegales. Además significa que los pescadores perciben mucho menos ingresos de lo que tendrían con langostas del tamaño legal y, peor aún, la población de langostas está fuertemente sobreexplotada.

F


Mapa 2. Zona de manejo de langosta en el Acuerdo de conservación
rente a esta situación, los miembros de la Pre-Asociación de Pescadores de Langosta del Cabo San Francisco, mapearon el área de pesca de langosta del Cabo San Francisco para establecerla como una zona de no pesca y manejo de langosta. Esta zona se encuentra frente a la población del Cabo San Francisco y cubre un área de 551.63 ha. Incluye fondos rocosos, fondos de conchilla y una pequeña zona de coral (Mapa 2). Entre las especies asociadas a estos fondos destacan peces típicos de arrecife como caballitos de mar, peces mariposa, peces globo y otras especies importantes para el consumo local como el

murico y carita. Además, existen gorgonias o abanicos de mar, una serie de equinodermos como estrellas, erizos y pepinos de mar. También se han reportado tortugas, entre ellas las tortugas carey, que incluso han sido capturadas de manera incidental por los trasmallos langosteros.


Acuerdo de conservación


El Acuerdo de Conservación para el manejo de langosta verde consiste en un arreglo transparente, participativo que condiciona la entrega de un incentivo económico (i.e. salarios, inversiones para infraestructura, educación, salud, etc.) a cambio de la implementación de acciones concretas de conservación. Las fases de diseño y negociación del Acuerdo de Conservación tanto con CI, MAE, SRP, Armada, como con la Pre-Asociación de pescadores langosteros, han sido extensas y basadas en la información que los mismos pescadores han apoyado a generar.
El costo de oportunidad por dejar de pescar langosta, fue calculado a partir del promedio de pesca de langosta por pescador por día, menos los costos incurridos por depreciación de la embarcación y aparejos de pesca. En base a este costo se definieron los beneficios a ser entregados a los pescadores, incluyendo un beneficio económico mensual de USD241 para cada miembro. Éste se proporcionará únicamente durante la temporada de pesca y siempre y cuando se cumpla con las acciones de conservación propuestas en el acuerdo.
El compromiso de los miembros de Artelangosta es el de trabajar por seis horas diarias, seis días a la semana en actividades de monitoreo biológico, pesquero, verificación de zona y difusión de información. Los pescadores, para realizar estas actividades han sido capacitados y siguen recibiendo capacitación y acompañamiento continuo.
Este informe presenta un análisis básico de los datos de la pesquería de langosta en la RMGSF. A partir de la firma del Acuerdo de Conservación con los pescadores de la Asociación Artelangosta, la toma de datos se ha concentrado en la población de San Francisco.

Resultados


Entre noviembre 2009 y noviembre 2011 se midieron 2073 langostas. De éstas, 1057 fueron capturadas en las poblaciones de Cabo San Francisco, Tóngora, Tongorachí y Estero del Plátano durante la temporada de pesca de langosta entre noviembre 2009 y agosto 2010. A partir de la firma del acuerdo de conservación en octubre 2010, se tomaron datos únicamente de las langostas capturadas en el Cabo San Francisco como parte de los monitoreos acordados con la Asociación ArteLangosta (Tabla 1). En la zona intermareal se capturaron, midieron y se devolvieron al mar 644 langostas juveniles (Tabla 2). En los experimentos de nasas se midieron 27 langostas (Tabla 3) y en los experimentos para colectar puérulos no se midió ninguna langosta.

Tabla 1. Número de langostas medidas en las redes de pesca




Número de días de muestreo

Número de redes muestreadas

Número de langostas medidas

2009

32

50

633

Noviembre

17

26

195

Diciembre

15

24

438

2010

26

26

435

Enero

6

6

171

Julio

9

9

128

Agosto

8

8

125

Diciembre

3

3

11

2011

31

40

290

Enero

1

4

21

Marzo

6

6

36

Abril

1

1

3

Mayo

4

6

20

Junio

4

4

13

Julio

11

14

94

Agosto

4

5

91

Noviembre

1

1

12

Total

89

116

1402


Tabla 2. Número de langostas medidas en la zona intermareal.




Número de días de muestreo

Número de langostas medidas

2010







Diciembre

2

11

2011







Julio

4

84

Agosto

3

95

Septiembre

6

339

Octubre

4

115

Total

21

644


Tabla 3. Número de langostas capturadas con nasas

 

Número de días de muestreo

Número de nasas

Número de langostas medidas

2010

 

 

 

Noviembre

1

1

4

Diciembre

2

2

5

2011

 

 

 

Julio

4

5

8

Noviembre

4

5

10

Total

11

13

27

Del total de langostas capturadas con redes, menos del 0.5% alcanza la talla legal de extracción (26cm), el 7% es igual o mayor a la talla de madurez sexual (Figura 1). La proporción de sexos es de 1.5 machos por una hembra y el 11% del total de hembras capturadas son ovadas (Figura 2).




93%

N=1402


Figura 1. Porcentaje de langostas capturadas entre noviembre 2009 Figura 2. Proporción de sexos y porcentaje de

a noviembre 2011: 93% son menores a la talla de madurez sexual. hembras ovadas capturadas.


Frecuencias de tallas




Figura 3. Porcentaje de individuos capturados en cada rango de tallas antes del Acuerdo de Conservación. La línea roja marca la talla legal de explotación de 26 cm.

La gran mayoría de las langostas capturadas se encuentran por debajo de la talla mínima de explotación (Figura 3). Durante la temporada de pesca entre noviembre 2009 y enero 2010 las tallas medias de langostas disminuyen. El grupo de langostas más grande decrece en enero 2010. Durante la temporada de veda, a pesar de no ser respetada totalmente, se evidencia una recuperación y las tallas medias incrementan de 17 a 19 cm. La cantidad de langostas de tallas menores incrementa.

Los gráficos de frecuencia de tallas de las langostas capturadas entre enero y noviembre de 2011 y devueltas al mar muestran la aparición de tallas más grandes y más pequeñas (Figura 4). Además los varios picos pueden ser cohortes y sugieren que la población se está recuperando.



Figura 4. Porcentaje de individuos capturados en cada rango de tallas después de la firma del Acuerdo de Conservación. La línea roja marca la talla legal de explotación de 26 cm.

Hembras ovadas




Figura 5. Talla promedio mensual de las hembras ovadas capturadas entre noviembre 2009 y agosto 2010, y las hembras ovadas capturadas y devueltas al mar entre enero 2011 y marzo 2012.

Las hembras ovadas de tallas más pequeñas (entre 16 y 16.50cm) ocurrieron en diciembre 2009 y enero 2010. En enero 2011 solo se capturaron dos langostas ovadas de 17.5 y 17.6 cm. La tendencia general es que el tamaño promedio de las hembras ovadas se incrementa en el tiempo (Figura 5).


Captura por unidad de esfuerzo (CPUE)


La captura por unidad de esfuerzo cosiderando el número de langostas capturadas por red entre noviembre de 2009 y noviembre de 2011 varía mes a mes (Figura 6). Entre junio y noviembre de 2011, luego de la firma del Acuerdo de Conservación, se incrementa progresivamente el número de langostas y el peso total de captura (Tabla 4). Sin embargo, aún no se puede concluir que este crecimiento es sostenido. Por otro lado, al calcular la CPUE considerando el tamaño de la red entre enero y noviembre 2011 se observan fluctuaciones menos marcadas de mes a mes y un incremento de la CPUE. A pesar de que en el último mes en donde se tomaron datos la captura bajó a la mitad, ésta no ha alcanzado los bajos niveles que tuvo entre enero y julio de 2011. Para concluir si el patrón de crecimiento se mantiene es necesario continuar con la toma de datos por pesca experimental en el Cabo San Francisco y las demás poblaciones de la RMGSF.

Tabla 4. Captura por unidad de esfuerzo de la pesca antes de la firma del Acuerdo de Conservación entre noviembre 2009 y agosto 2010, y luego de la firma del Acuerdo de Conservación a partir de octubre 2010. Desde entonces las langostas medidas han sido devueltas vivas al mar.




Talla media (cm)

Peso total (kg)

CPUE (N langostas/red)

CPUE (peso langostas kg /red)

CPUE (N langostas/100 m red)

CPUE (Peso langostas kg/100 m red)

2009



















Noviembre

17,46

35,46

7,46

1,36







Diciembre

18,41

86,07

17,29

3,59







2010



















Enero

17,93

31,40

28,50

5,23







Julio

18,30

24,53

14,22

2,73







Agosto

18,33

23,04

15,63

2,88







Diciembre

5,54

0,80

3,67

0,27







2011



















Enero

16,73

3,43

5,25

0,86

2,50

0,41

Marzo

17,80

7,00

6

1,17

2,86

0,56

Abril

19,73

0,86

3

0,86

1,43

0,41

Mayo

19,52

4,89

3,33

0,82

1,85

0,45

Junio

18,10

2,68

3,25

0,67

2,71

0,56

Julio

18,91

20,45

6,64

1,46

5,54

1,22

Agosto

15,48

14,26

9,10

1,43

7,58

1,19

Noviembre

19,88

2,94

12

2,94

17,14

4,20



Figura 6. Captura por unidad de esfuerzo. La línea azul representa el peso en kg de las langostas capturadas por faena en 100m de red.

Zona intermareal


Tabla 5. Medidas de talla y peso de las langostas capturadas y liberadas en la zona intermareal.




Talla media

SD

Mediana

Moda

Min

Max

Peso medio

SD

Mediana

Moda

Peso total

Min

Max

Diciembre 2010

4.09

1.07

4.00

4.00

3.00

6.50

25.18

9.89

22.00

18.00

277.00

17.00

48.00

Julio 2011

7.51

2.17

7.35

6.00

3.00

12.00

11.62

10.69

8.00

4.00

976.00

2.00

48.00

Agosto 2011

7.73

2.23

8.00

9.00

1.90

13.00

17.28

13.87

14.00

10.00

1642.00

2.00

77.00

Septiembre 2011

7.30

2.17

7.00

7.00

1.90

19.00

16.79

20.14

12.00

5.00

5691.00

1.00

196.00

Octubre 2011

7.74

2.26

7.20

8.00

3.50

15.40

20.77

20.19

15.00

7.00

2388.00

2.00

124.00

En el intermareal la proporción de sexos es de 1,2 machos por hembra. La frecuencia de tallas muestra crecimiento y aparecimiento de una nueva cohorte entre diciembre 2010 y julio 2011 (Tabla 5, Figura7).



Figura 7. Porcentaje de individuos juveniles capturados y devueltos vivos a la zona intermareal en cada rango de tallas después de la firma del Acuerdo de Conservación.

Discusión


Los datos que se tienen hasta la fecha muestran en general una mejora en abundancias y tamaños de las langostas en el Cabo San Francisco. Comprobar si las tendencias se mantienen requiere de una toma de datos constante y demanda que el acuerdo de conservación y la zona de no extracción se mantengan por varios años.

Aún no es posible saber en cuánto tiempo se recuperará la población y cuál será el nivel de explotación que dicha población puede soportar sin volver al mal estado actual. La fuerte caída de la población de langosta durante el 2010 muestra que se encuentra en una situación bastante sensible a la presión pesquera o a otras amenazas naturales o de fuentes humanas. Por esta razón, es inmensamente importante evitar que ocurra pesca ilegal en toda la RMGSF y más aún en la zona de protección.

Los datos históricos sugieren que a partir de la década de los 80s inicia la sobreexplotación de langosta. Los datos muestran que en los 60s y a principios de 70s, únicamente el 5% de la captura correspondía a individuos menores a 26cm de longitud total. En 1994 este porcentaje sube a 50% para varios puertos del Ecuador continental, incluyendo Galera. En 2010, considerando únicamente los puertos adyacentes a la RMGSF, el 98% de las langostas no alcanzan los 26cm. La sobreexplotación de langosta verde espinosa es de al menos dos décadas.

Los datos tomados durante la temporada de pesca y después de la veda demuestran que las langostas crecen y la población se recupera en la época que no es explotada. Lo mismo ocurre en Galápagos y otras áreas en Centroamérica y el Caribe. La recuperación es medible en un período de seis meses, es decir las langostas sí se recuperan en un período de tiempo más o menos corto. Por lo tanto, esfuerzos de manejo pueden ser exitosos en al menos dos niveles: 1) ecológico: si se asegura el cumplimiento de la no extracción total o no extracción de ciertas tallas y hembras ovadas, 2) social: ya que los usuarios/custodios pueden palpar en relativamente poco tiempo la mejora del recurso manejado.



Las actividades del Acuerdo de Conservación para el manejo de la langosta verde espinosa prueban ser bastante efectivos en cuanto a la recuperación de la población explotada de langosta, además de que proveen de una serie de enseñanzas a nivel social. En caso de que sea posible, se recomienda explorar la posibilidad de proteger zonas a lo largo de toda la RMGSF y de involucrar a la población en el monitoreo y cuidado de tales zonas. Las zonas que se proponen deberían abarcar todas las áreas de pesca de langosta en la RMGSF, por varios años hasta que la población de langosta se recupere y pueda ser utilizada de manera responsable.

Efectuar tal medida requiere la búsqueda e implementación conjunta de actividades económicas alternativas para los pescadores.


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal