Nada más llegar Gestiones aduaneras. Pasaporte



Descargar 101.56 Kb.
Página1/4
Fecha de conversión15.09.2017
Tamaño101.56 Kb.
  1   2   3   4

Nada más llegar

1.-Gestiones aduaneras. Pasaporte:

    Lo más normal es llegar a Budapest en avión. También se puede llegar a esta ciudad por carretera, la estación internacional de autobuses se encuentra en Népliget. Entre los meses de abril y octubre se puede llegar al mismo corazón de la ciudad de Budapest desde Viena en barco.

     Si llegamos en avión, una vez se aterriza en el aeropuerto internacional de Ferihegy, lo primero que se debe hacer es superar el control de pasaportes. En Hungría los españoles no estamos obligados a obtener visado, con lo que una vez sellado el pasaporte podremos pasar a recoger nuestras maletas

2.- Recogida de maletas

    El aeropuerto de Ferihegy, pese a tratarse de un aeropuerto de un cierto tamaño dispone de un rápido y eficaz servicio de recogida de maletas.



3.- Traslados desde el aeropuerto al centro

    Las agencias más importantes de alquiler de coches tienen oficinas en la sala de llegada. Existe el servicio del Airport Minibús que es muy popular y barato, ya que a un precio módico le lleva al pasajero a cualquier punto de la ciudad



4.- Cambio horario

    Hungría comparte huso horario con la España peninsular y Baleares, con lo que no tendremos que cambiar la hora de nuestro reloj. Si bien habrá que tener en cuenta que los húngaros utilizan un horario más europeo que en España. No es raro que comience el desayuno a las 6 de la mañana, que se den comidas desde las 12 o cenas desde las 18.



5.- Cambio de moneda

    Dentro del propio aeropuerto encontramos una casa de cambio, pero para tener un mejor cambio es aconsejable hacerlo en casas de cambio, que existen en el centro de la ciudad, o en cualquier banco. En los hoteles también nos realizarán el cambio a forint pero al igual que en el aeropuerto no es aconsejable realizarlo en estos. Vamos a poner un ejemplo, los hoteles suelen tener un tipo de cambio fijado entre todos, o sea, todos loa hoteles cambian los euros a la misma cantidad. Cuando el fiorint ha estado a cambio 1 euro=275 fiorint, los hoteles cambiaban 1 euro=250 fiorint!!! Un 10% más caro que los bancos o las casas de cambio.



¿Dónde alojarse?

1.-Situación ideal de los hoteles

    Hay que tener en cuenta que buena parte de la zona monumental de la ciudad se encuentra en el centro de la ciudad a orillas del Danubio. Por eso, cuanto más céntrico esté nuestro hotel menos tiempo perderemos en desplazamientos. De todas formas, si por precio, equipamiento u otras razones, seleccionamos un hotel de las afueras habrá que enterarse de qué líneas de transporte público comunican el hotel con en centro de la ciudad. No siendo esto un problema ya que esta ciudad tiene una amplia red de transporte.

    Los hoteles, como en otras muchas ciudades, cuanto más céntricos resultan más caros. Estando los grandes hoteles de la ciudad, de 4**** y 5***** a orillas del río Danubio

    Los hoteles de 3*** y 2** se encuentran en barrios periféricos de la ciudad, siendo hoteles sencillos pero bien equipados y comunicados con el centro de la ciudad.

    Como se puede leer en el apartado 'Moverse en Budapest', la red de transporte público en Budapest está compuesta de autobuses, metro y tranvía. Es una forma rápida, seguro y, sobre todo, muy puntual de moverse por la ciudad. Además de una buena forma de convivir con las costumbres de los lugareños.

2.- Régimen de alojamiento

    Si el deseo del viajero es aprovechar el viaje para callejear y impregnarse de la esencia de la ciudad, compensa más alojarse en media pensión o en alojamiento y desayuno. Hay que tener en cuenta que, como vemos en nuestra sección, "¿Qué comer?", en Budapest no resulta demasiado caro comer, sobre todo si nos alejamos de las zonas más turísticas. Además no tendremos problemas para encontrar lugares donde nos sirvan comidas, comida rápida, menús o alta cocina.



3.- Equipamiento y servicios de los hoteles

    Por lo general los hoteles de 3*** de Budapest resultan humildes pero limpios y ordenados. En prácticamente todos existe baño completo, TV en habitación, aire acondicionado, calefacción y secador de pelo.

    A mayor número de estrellas, también se aumentan los servicios que se ofrecen llegando a tener algunos sauna, piscina, gimnasio, bingo, sala de acceso a internet y toda serie de comodidades.

    Por lo general, en los hoteles se puede cambiar dinero y los empleados hablan inglés. En caso de darse cualquier contingencia, la eficacia y amabilidad de los recepcionistas sabrá solucionarla. 



¿Cómo moverse? Transportes

1.- Recomendaciones generales                                        Plano de metro de Budapest

    En Budapest el transporte público está compuesto por autobuses, tranvías y metro. Hay un sólo sistema de tickets para todo el sistema de transportes. O sea que el mismo billete  nos puede valer para tomar un bus, el tranvía o el metro. Los billetes se venden en kioskos, estancos, en las bocas de metro y en las recepciones de la mayoría de los hoteles. En los hoteles sólo venden billetes simples, los estancos y kioskos venden tacos de billetes, si se quiere un billete de mayor duración hay que acudir a las bocas de metro.

    Los precios de los distintos billetes son los siguientes:

    Billete simple: 170 Ft (válido para autobús, tranvía, trolebús, metro, tren cremallera, el minibús que lleva al castillo, tren de cercanías hasta la frontera administrativa de Budapest).


    Billete simple comprado del conductor: 200 Ft.
    Un taco de 10 billetes:1.450 Ft.
    Un taco de 20 billetes: 2.800 Ft.
    Billete válido por 1 día: 1.350 Ft.
    Billete turista, por 3 días: 3.100 Ft.
    Bono semanal: 2.350 Ft.
    Bono familiar fin de semana: 2.040 Ft.

    El billete es válido para una línea y un viaje. Los viajeros sin billete válido deben pagar multa.


    En el metro se tiene que marcar un billete para cada línea. (Atención: Al hacer transbordo en el metro debe utilizarse un billete nuevo, porque por falta de billete válido se les puede infligir una multa de 1.500 Ft.)
 

2.- Pagar en el transporte público

    En Budapest, el pago del servicio público de transportes está basado en la buena voluntad de las gentes. Nadie vigila que piquemos el ticket de entrada al autobús, metro o tranvía. Tampoco hay tornos como en las estaciones de metro de España. Tan sólo unas pocas máquinas canceladoras en la entrada de cada andén, pero sin obstaculizar el tráfico.

    Si viajamos en el transporte público veremos como los ciudadanos locales pasan sus billetes por las máquinas, sin que nadie se lo solicite. Eso sí, como turistas pronto descubriremos que existen buen número de inspectores vestidos de civil, camuflados entre los viajeros que imponen fuertes sanciones a los viajeros sin billete. Además esas sanciones, han de pagarse en metálico en el momento o si no arriesgarse a terminar en comisaría. Una linea de autobus muy frecuentada por los turistas, la línea 26, que recorre la Isla Margarita, no es raro encontrarse con un inspector.

    En las paradas de transporte público más frecuentadas por los turistas veremos auténticas 'redadas' de inspectores buscando entre los turistas a gente que no haya pagado su billete.



3.- Horarios del transporte público

    Una de las sorpresas más agradables para el viajero en Budapest es la exquisita puntualidad de los medios de transporte locales de la ciudad. En cada una de las paradas de metro, bus o tranvía encontraremos el horario de paradas de cada una de las líneas que pasen por ahí. Ahí podremos comprobar la puntualidad de los transportes hungaros.

    El Metro funciona desde 04:30 hasta después de las 23:00 horas variando sus frecuencias según la hora del día. Las líneas de tranvía funcionan desde las 04:30 hasta las 00:00 y los autobuses comienzan a las 04:30 y terminan a las 23:00, si bien existen tranvías nocturnos pero sólo operan en determinadas líneas.

4.- Líneas de autobuses

    Budapest está surcada por 200 líneas de autobús que cubren la mayor parte de la ciudad. Los autobuses azules Ikarus, realizan salidas cada 10-20 minutos en casi todas las líneas. Los autobuses ordinarios llevan números negros y se detienen en casi todas las paradas, los autobuses con números rojos siguen rutas directas y se saltan algunas paradas.

    En los autobuses de Budapest se puede subir por cualquiera de las tres puertas: delantera, central o trasera. Al lado de las tres puertas nos encontramos con unas máquinas donde podemos picar nuestro ticket.

    El conductor del autobús no controla si los viajeros pagan o no. De hecho apenas vende billetes, como mucho sólo vende billetes de un sólo trayecto. El conductor sólo conduce, se presupone que los viajeros portan un billete correcto. Lo que si que se dan bastante dentro de los autobuses, son inspecciones para ver si los viajeros llevan billete, sobre todo en las líneas más turísticas.

    En la parte delantera del interior del autobús,  hay un pequeño letrero luminoso que nos indica la siguiente parada. Una vez que ha parado el autobús y han subido y bajado los viajeros, un estridente pitido nos indica que van a cerrarse las puertas

    En todas las paradas del autobús, vemos un cartel en el que se indican los horarios de paso de cada una de las líneas según un sistema de símbolos de fácil identificación. Si comprueba los horarios de paso marcados en este cartel, con el paso real de los autobuses descubrirá la excelente puntualidad del transporte urbano de Budapest.  



5.- Tranvía

    El tranvía es el medio de transporte público más cómodo para el turista, ya que nos acercará a los principales sitios turísticos. 

    En el tranvía también se puede subir por cualquiera de las tres puertas del tranvía que también están provistas de máquinas para sellar nuestros billetes. El conductor sólo conduce, en ningún caso vende billetes, ya que se encuentra dentro de una cabina separado de los viajeros. También los tranvías suelen recibir la visita de los inspectores para comprobar si los viajeros portan billetes.

    A través de la megafonía del tranvía se nos avisará de la parada en la que estamos.

    En todas las paradas del tranvía, existe un cartel en el que se indican los horarios de paso de cada una de las líneas según un sistema de símbolos de fácil identificación. Si comprueba los horarios de paso marcados en este cartel, con el paso real de los tranvías descubrirá la excelente puntualidad del transporte urbano de Budapest.

6.- Metro

    Budapest tiene tres líneas de metros que sólo se cruzan en la estación Deák tér, donde los pasajeros pueden transbordar (sellando de nuevos los billetes) siguiendo una señalización muy clara.

    La línea más antigua, la amarilla M1, se la conoce como la línea del milenio, y es recomendable viajar en ella, y visitar alguna de sus estaciones, ya que guarda el encanto antiguo y es muy útil si queremos visitar Varoliget, y los baños Széchenyi.

7.- Curiosidades del transporte público

    La sociedad de este país aún guarda un importante respeto por sus mayores. Eso se deja ver en el transporte público. Sobre todo en el metro, las personas más jóvenes dejan sentarse a los más ancianos hasta el punto de recorrer varios metros en el vagón para localizar a la persona a la que le cederán su asiento.

    Además, en el transporte público se guarda escrupulosamente el viejo adagio de 'antes de entrar, dejen salir'. Si, por fruto de las prisas intentamos entrar antes de que se bajen los demás viajeros, es posible que seamos reprendido por cualquiera de los viajeros.

¿Que comer?

1.-Consideraciones generales

        La oferta gastronómica de Budapest alterna la amplia selección de platos de los étterem o locales más elegantes, y la línea más tradicional, normalmente animada con música zíngara, que representan los vendégló o kisvendégló, una categoría más casera y popular.



2.- El 'plato nacional', el goulasch

    Es el plato nacional húngaro: que no es un estofado como se conoce en muchos sitios, sino una sopa espesa elaborada con arte, que se sirve como primer plato. También, la pasta, por supuesto con salsa picante, se toma como primer plato o acompañado de pollo.  

    Los restaurantes tradicionales vendégló mantienen los sabores autóctonos de la cocina nacional con rotundos asados de ganso, pato, oca y guisos donde no falta la especia nacional, el pimiento páprika y otros aderezos propios de los platos más auténticos, como la grasa de oca.  

    Estos locales resultan más asequibles, con un precio medio de 20 €, ideales para los viajeros que cuentan con un presupuesto ajustado, y reconfortan sin duda a su clientela con platos caseros y música autóctona de violines y acordeones para animar la velada.

En sus cartas aparecen platos rotundos, como la sopa de montaña con jabalí y crema de Kéhli Vendéglö o la oca asada y la sopa de judías de Tabáni Kakas

3.- El postre

    Los postres merecen un capítulo aparte. Los más ricos son los pasteles de hojaldre, el crepé Gundel, el Somlói Galuska y el puré de castañas. Son muy características las pastas dulces calientes y de esta manera le aconsejamos probar el Túrós Csusza ( pasta con requesón).



4.- ¿Que beber?

    La producción de vino de Hungría es de 42 millones de Hl., que fermentan en 22 regiones vinícolas históricas. Budapest también cuenta con una capacidad importante de almacenamiento y embotellamiento.

El vino de Tokaj es de fama mundial y al rey Luis XIV, el Rey Sol, le gustó tanto que lo denominó "el vino de los reyes, el rey de los vinos". Son además famosos los vinos de la región del Lago Balaton, los vinos con cuerpo de la región de Villány-Siklós y los de Eger, además del Sangre de Toro de Eger.

Se pueden degustar estos vinos en Budapest también, incluso se puede participar en rutas vinícolas.



5.- Acerca de los restaurantes

    En Budapest, como en la totalidad de los lugares turísticos del mundo, existen muchos restaurantes. Por lo general, debemos descartar la idea de que Budapest es un lugar barato para comer. Justo después de la caída del muro de Berlín, se podían encontrar 'chollos' a la hora de comer, pero ahora, con el 'boom' del turismo en la ciudad, los restaurantes se han adaptado a unos precios mucho más 'europeos' para disgusto de turistas y habitantes locales.

    Por lo general, una comida de dos platos y postre en un restaurante húngaro de una parte de la ciudad no demasiado turista nos puede salir  de 20-30 euros, dependiendo mucho de la bebida que solicitemos.

6.- Comida rápida

    En ocasiones, el viajero valora como una buena opción los restaurantes de comida rápida por su bajo coste y rapidez en el servicio A lo largo de la ciudad se encuentran un buen número de restaurantes de este tipo, encontrándose estos en los lugares más céntricos de la ciudad, por ejemplo, en la Calle Váci.

    ¿Dónde ir?, ¿Qué ver?

 

    El centro histórico de la ciudad de Budapest es bastante extenso y está plagado de monumentos. Para una mayor comodidad hemos dividido la ciudad en seis zonas tres a cada orilla del Danubio



    En la orilla Oeste del Danubio
    Norte del Castillo
    Distrito del Castillo
    Monte Gellért y Tabán

   En la orilla Este del Danubio:


    Alrededores del Parlamento:
    Centro de Pest
    Alrededores de Varosliget

Norte del Castillo

Dirección: los autobuses 2, 4, 16 y 105 llegan a Clark Ádám Ter (junto al Puente de las Cadenas). El tranvía 19 y la línea de metro 2 paran en Batthyány tér.                                                                                             ver Plano del Norte del Castillo

1.- Consideraciones generales

   En Buda, en la margen derecha del Danubio, nos encontramos al norte del Castillo, una zona conocida como Víziváros, lugar repleto de iglesias y da a este margen del Danubio un singular perfil que aprovecharemos para fotografiar desde Pest. Aquí nos encontraremos con una gran variedad de estilos arquitectónicos, que refleja la historia de esta zona de la ciudad que se remonta desde la Edad Media.

    De todas ellas caben destacar las siguientes:

Iglesia de los capuchinos
Iglesia calvinista
Iglesia de Santa Ana
Iglesia de Santa Isabel

 



1.- La iglesia de los capuchinos

   Su origen es del siglo XIV y fue mandada construir por la reina Isabel, se puede observar de esta época parte de la muralla en su fachada norte.

    Cuando Budapest fue ocupada por los turcos, esta iglesia fue convertida en mezquita, y de este pasado podemos ver que aun queda parte en la entrada de su fachada sur.

    A principios del siglo XVI fue reconstruida, siguiendo entonces un trazado barroco, que es lo que nos ha llegado hasta nuestros días.

    La iglesia no se puede visitar mas que con cita previa, pero es interesante ver su fachada tan característica de Budapest, por la mezcla de estilos, predominando el barroco.

2.- Iglesia calvinista

    Una de las iglesias más singulares de Budapest, y que preside este lado del Danubio. Fue construida a finales del siglo XIX. Destaca de manera importante las tejas de cerámica de su cubierta, dando bonitos reflejos tanto si son iluminadas por el sol, como si son reflejadas por la lluvia.

    Podemos observar que esta iglesia sigue la forma de las iglesias católicas medievales.

3.- Iglesia de Santa Ana

     Es una de las iglesias más importantes de Budapest, en la que vemos reflejado todo el resplandor barroco del siglo XVIII. El horario para visitarla es de 10:00 a 22:00 y esta abierta todos los días.

    Su fachada esta presidida por dos torres gemelas coronadas por magníficas agujas barrocas, más abajo en el centro podemos observar el escudo de Budapest.

    En su interior, lo primero que vamos a ver es un ostentoso púlpito barroco, con detalles dorados y ángeles que encarnan las virtudes teologales. Su altar mayor es realizado por Károly Bebó y sus figuras representan a María en el templo de Jerusalén. En la cúpula nos encontramos con pinturas que reflejan a  la Santísima Trinidad y que fueron realizadas por Gergely Vogl.



4.- Iglesia de Santa Isabel

    Esta abierta de 6:30 a 18:00 de lunes a sábado. Se construyó entre 1731 a 1757, sobre las ruinas de una antigua mezquita. En su interior nos encontramos con frescos de finales del siglo XIX. El púlpito y los bancos se conservan intactos, son los primitivos que tallaron los frailes.

 

Distrito del Castillo

  1   2   3   4


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2016
enviar mensaje

    Página principal