Índice capítulo I. Diagnóstico territorial



Descargar 3.42 Mb.
Página3/43
Fecha de conversión16.04.2017
Tamaño3.42 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   43

Para la determinación de conflictos del uso del suelo, se efectuó un cruce de los mapas de uso actual y uso potencial, para definir los conflictos de uso del suelo. Las posibles combinaciones se definieron en una matriz de conflictos de uso del suelo, utilizando criterios técnicos representados por la siguiente simbología:

W+ Utilizado dentro de su capacidad, pero con necesidad de tratamientos de conservación de suelos.

W Utilizado dentro de su capacidad, no siendo necesarios tratamientos de conservación de suelos.

O+ Gravemente sobre explotados.

O Subutilizados.



- No existe combinación entre uso actual y uso potencial.
Cuadro 3. Matriz de conflictos identificados en el uso del suelo

USO ACTUAL

USO POTENCIAL

Bosques

Bosques y Pastoreo

Pastoreo

Producción Agrícola

Protección

ROCA

Cultivo

O+

O+

O

W

O+

-

Cultivo-Pasto

O+

O

O

W+

O+

-

Cultivo Invernadero

O+

O+

O

W+

O+

-

Pasto Cultivado

O+

O

W

O

O+

-

Pasto Natural

O+

O

W

O

O+

-

Islas

-

-

-

-

-

-

Vegetación Arbustiva

O

O

O

O

W

-

Bosque Natural

W

W

O

O

W

-

Bosque Plantado

W

W

O

O

W+

-

Paramo

O

O

O

O

W

-

Centro Poblado

O+

O+

O+

O+

-

-

Área Erosionada

-

-

-

-

-

-

Cuerpo de Agua

-

-

-

-

-

-

Arena

-

-

-

-

-

-

Rio Doble

-

-

-

-

-

-

Elaboración propia.
Lo descrito en la matriz está representado gráficamente en el siguiente mapa.

f:\pimampiro\jpg\'s\conflictos_de_uso_pimampiro.jpg

Figura 4. Mapa de conflictos del uso del suelo

Ver Mapa de conflictos del uso del suelo en al Atlas Cartográfico Cantonal.

De acuerdo a las actividades que se han venido desarrollando en el cantón, en un 45,78% del total de la superficie se han utilizado fuera de su capacidad de uso por las diferentes actividades realizadas sin considerar la potencialidad del suelo; y el 39,03% de la superficie se encuentra dentro de su capacidad, no siendo necesario tratamientos de conservación de suelos.




  • Efectos Ambientales

La agricultura y ganadería siempre ha supuesto un impacto ambiental fuerte. Las actividades agropecuarias han multiplicado los impactos negativos sobre el ambiente, la destrucción y salinización del suelo, la contaminación por plaguicidas y fertilizantes, la deforestación o la pérdida de biodiversidad genética, son problemas importantes a los que hay que hacer frente a los efectos que traen estas actividades.


  • Avance de la frontera agropecuaria

El cambio de cobertura y uso de la tierra del cantón Pimampiro, se determina a través del análisis multitemporal con respecto al uso de suelo de 1990 a un uso diferente para el año 2010.

Cuadro 4. Cobertura y uso de la tierra del año 1990 al año 2010



Elaboración propia.
Las filas del cuadro anterior corresponden al uso de suelo del año 1990 y las columnas al de 2010 y a la extrema derecha, está la superficie total por cada uso de suelo del año 1990 y la última línea abajo corresponde a la superficie total por cada uso de suelo del año 2010.

Para entender el cambio de uso de suelo hay que empezar leyendo por línea. Tomemos en cuenta la línea bosque natural que corresponde al año 1990. La primera cifra que aparece es 18,65 ha y corresponde a la columna cultivo del año 2010. Esto significa que 18,65 ha de bosque natural del año 1990 se transformaron en cultivos en el año 2010. Otro ejemplo, aún en línea bosque natural: Aparece la cifra 81 ha en la línea bosque natural que cruza la columna pasto cultivado. Esto significa que 81 ha que eran bosques naturales en el 1990 se convirtieron en pasto cultivado. Por lo tanto, se puede dar las interpretaciones principales siguientes en cuanto al avance de la frontera agrícola:



  • Depredación de los espacios naturales en 20 años existe. Los bosques naturales fueron los más afectados con cerca de 100 ha que se convirtieron principalmente en pastos cultivados en el 2010.

  • Siembra de pastos cultivados es la actividad que más creció en el cantón. Esto corrobora los datos conseguidos en el taller de verificación de información agropecuaria donde los agricultores afirmaron que aumentó la ganadería, sobre todo en la parroquia de San Francisco de Sigsipamba.

  • Se observa también que 63 ha de pastos naturales se convirtieron en cultivos. La tecnificación de la actividad pecuaria muestra una disminución de la superficie de pastos naturales y un aumento de la superficie de pastos cultivados.

  • También se observa que alrededor de 14 ha se convirtieron en zonas urbanas. Lo que confirma la tendencia de una migración desde las zonas rurales hasta las zonas urbanas.

En general, entre el año 1990 y 2010, alrededor de 169,64ha de áreas naturales han desparecido (bosque natural, páramo, vegetación arbustiva y pasto natural). La tendencia confirma que la actividad ganadera con el pasto cultivado (81ha) es la que contribuye más a la deforestación.

En 20 años, la superficie de los cultivos ha aumentado de 75,65ha y la de los pastos cultivados de más de 83,18ha.




Figura 5. Mapa de uso de suelo año 1990

Ver Mapa de Uso de Suelo 1990 en Atlas Cartográfico Cantonal

El cambio de cobertura y uso de la tierra si las tendencias siguen igual al año 2030, las zonas más afectadas serán las zonas de bosques y las partes de vegetación arbustivas alrededor. La presión del bosque al este del cantón es menor, lo que se estima que la expansión agropecuaria sería de 600ha para ese año.



Fotografía 3. Deslizamientos frecuentes y cambio de uso del suelo en la parroquia Sigsipamba


Figura 6. Mapa de crecimiento de la frontera agrícola al 2030

Ver Mapa de Uso de Suelo 2030 en Atlas Cartográfico Cantonal





  1. Hidrología



  • Análisis de Microcuencas




  • Parámetros Morfométricos

Una de las herramientas más importantes en el análisis hídrico es la morfometría de cuencas (Maidment, 1992; Verstappen, 1983; Campos, 1992, Gregory and Walling, 1985) ya que permite establecer parámetros de evaluación del funcionamiento del sistema hidrológico de una región.

El objetivo de este capítulo es obtener y analizar los parámetros Morfométricos de las cuencas del Cantón Pimampiro y pueden ayudar a establecer las bases hidrológicas del análisis ambiental con miras a la planeación y ordenamiento del cantón.

Para lograr lo anterior, se realizó la división en cuencas hidrológicas del Cantón y se aplicaron y compararon un total de 11 parámetros.

Entre los principales parámetros morfométricos tenemos los siguientes:



  • Área (A)

  • Perímetro (P)

  • Longitud axial (La)

  • Ancho promedio (Ap)

  • Factor forma (Ff)

  • Coeficiente de compacidad (Kc)

  • Índice de alargamiento (Ia)


Cuadro 5. Clases de alargamiento

Rangos de I

Clases de alargamiento

0.0-1.4

Poco alargada

1.5-2.8

Moderadamente alargada

2.9-4.2

Muy alargada




  • Altura de la cuenca (ΔH)

  • Altura media (hmed)

  • Altitud media (E)

  • Coeficiente de masividad (tgα)


Cuadro 6. Clases de valores de masividad

Rangos de km

Clases de masividad

0-35

Muy Montañosa

35-70

Montañosa

70-105

Moderadamente montañosa

Otros parámetros y elementos fueron obtenidos como paso previo a la obtención de los ya mencionados pero que no son analizados debido a que están contenidos en los anteriores: red de drenaje, curvas de nivel, delimitación de las cuencas, ancho y largo de la cuenca.




  • Desarrollo

Partiendo por el análisis geográfico a través de información procesada en un Sistema de Información, se identificó, que el área contemplada para el cantón está inmersa o influenciada de las siguientes microcuencas: 1.- Microcuenca De La Quebrada Huambi, 2.- Microcuenca Del Rio Chamachán, 3.- Microcuenca De La Quebrada El Prado, 4.- Microcuenca Del Rio Pisque, 5.- Microcuenca Del Rio Blanco.

f:\pimampiro\jpg\'s\microcuencas_pimampiro.jpg

Figura 7. Mapa de microcuencas

Ver Mapa de Microcuencas en el Atlas Cartográfico Cantonal.


De las cuales se analizó, calculó y cruzo datos geográficos, geométricos y matemáticos, mismo que se detallan a continuación.


  • Descripción Microcuencas del Cantón Pimampiro




  • Río Pisque

El río Pisque nace como un desfogue de la Laguna de Puruhanta, en su desembocadura se une al río Blanco para formar el río Mataquí. Es un río típico de Montaña, con alto grado de disección de sus Valles, el tamaño de las rocas que arrastra tienen un diámetro que supera fácilmente los diez centímetros y son acarreadas sobretodo en épocas lluviosas donde el río crece considerablemente. En casi todo su cauce se observa un control tectónico bastante definido, lo cual contribuye a la gran profundidad de sus valles en varios tramos. En la microcuenca se concentra una buena parte del territorio agrícola de Pimampiro, tiene la mayor atracción turística del cantón, como lo es la Laguna de Puruhanta, posee una pequeña industria de procesamiento de lácteos y la producción ganadera es la mayor del cantón.


  • Río Blanco

Es la mayor en tamaño de las microcuencas del cantón, también posee una extensa área de producción agrícola y ganadera, además de una pequeña industria piscícola. El río modela drásticamente el paisaje con sus valles profundos, fruto tanto del grado de disección de su caudal como del control tectónico que influencia su cauce. Antes de que el río Verde desagüe en el Blanco este ya acarrea un considerable volumen de agua, pero sumados ambos generan el mayor caudal de todos los ríos del cantón, aunque este disminuye enormemente antes y después de la junta con el río Pisque debido a la infiltración de sus aguas al subsuelo a través de las fallas tectónicas que están presentes en el lugar.


  • Río Chamachán

Esta es una de las microcuencas más afectadas por la agricultura extensiva y sin control, aquí se encuentra la segunda población más importante del cantón la parroquia Mariano Acosta.

El río Chamachán es un afluente del río Mataquí, desembocando aproximadamente un kilómetro y medio después que este toma su nombre. La principal actividad económica desarrollada en esta microcuenca es la agricultura.




  • Quebrada Huambi

Las aguas que corren por este cauce son de un caudal considerable, incluso mayor a la del río Chamachán. Existe también una gran actividad agrícola, como en el resto de las microcuencas al ser esta la principal actividad económica. Sus aguas sirven para riego aunque por la topografía de su microcuenca no es tan fácil su uso para este efecto.

El río desemboca en el Mataquí a 3,5km de su formación, cerca del puente que cruza este río, de la vía que viene desde la ciudad de Pimampiro.


Cuadro 7. Microcuencas y parámetros morfométricos



Elaboración propia.




  • Discusión de Resultados




  • Índice de forma

Este parámetro indica la tendencia que presentan las microcuencas a posibles crecidas, un valor entre más cercano a la unidad (1), indica que la microcuenca presenta una peligrosidad alta, así por ejemplo; la microcuenca del rio Blanco presenta el valor más alto del territorio, con un valor de 0,54 lo que significa que esta microcuenca se encuentra medianamente susceptible a crecidas, mientras que la microcuenca de la quebrada El Prado tiene un valor de 0,19 lo que revela que es la menos propensa a este tipo de peligrosidad con respecto a este parámetro.


  • Coeficiente de compacidad

Este valor muestra la forma de las microcuencas, un valor entre mas cercano a la unidad (1), indica que se trata de microcuencas redondas aumentando su peligrosidad ante posibles inundaciones.

La microcuenca del río Chamachán tiene un valor de 1,55 indica que tiene una forma oval oblonga – rectangular oblonga lo que demuestra que esta microcuenca presenta menos peligrosidad de inundarse, mientras que la microcuenca del Rio Blanco tiene un valor de 1,26 su forma es oval redonda-oval oblonga e indica su mediana peligrosidad ante inundaciones que generalmente se presentan en los meses de invierno.




  • Índice de alargamiento

Este valor señala que tan alargada o redonda es la microcuenca, si el resultado es cercano a la unidad la microcuenca es circular o presenta alta peligrosidad ante posibles inundaciones o desbordamientos, si el resultado es mayor a la unidad la microcuenca es rectangular y presentaría menor peligrosidad.

Así por ejemplo; la microcuenca de la quebrada El Prado tiene un valor de 3,81 lo que indica que es una microcuenca rectangular y presenta una baja respuesta ante las lluvias, mientras que la microcuenca del río Blanco tiene un valor de 1,08 lo que demuestra que es una microcuenca moderadamente alargada y que presenta también una baja respuesta ante las lluvias.





  • Coeficiente de masividad

Los valores resultantes señalan que para valores grandes se trataría de microcuencas pequeñas y montañosas, y valores pequeños para microcuencas grandes y casi planas. La microcuenca de la quebrada Huambi presenta un valor de 49,83 que según la tabla de valores de masividad descrita anteriormente se trata de una microcuenca moderadamente montañosa, mientras que la microcuenca del río Blanco presenta un valor de 6,89 tratándose de una microcuenca grande y plana.


  • Demanda Actual

Dentro de los análisis realizados para establecer la demanda actual para el cantón, se basó en información generada por la SENAGUA (Secretaría Nacional del Agua), agencia Ibarra, con la información referente a la demanda actual generada dentro del cantón y de sus parroquias que fue calculada para una situación actual o tiempo presente. Ver anexo de concesiones.





Figura 8. Mapa de concesiones

Ver Mapa de concesiones en el Atlas Cartográfico Cantonal.


Primero se calculó los valores de caudales concesionados para los usos de: Abrevadero, Doméstico, Industrial, Agua Potable y Energía Hidroeléctrica.

Los datos analizados determinan que las principales concesiones dependiendo del caudal, para el cantón Pimampiro, se distribuyen en riego, uso domestico general y concesiones del sector hidroeléctrico. Estableciéndose para riego un caudal concesionado de 9985,35lt/sg, regando un total de 30797,03ha.




Cuadro 8. Concesiones en el sector hidroeléctrico, riego y doméstico

USO

AREAREGADA

CAUDAL

PORCENTAJE

Doméstico

N/A

83,9

0,81%

Hidroeléctrico

N/A

241,81

2,35%

Riego

30797,03

9985,35

96,84%

TOTAL

10311,06

100,00%

Elaboración propia.


  • Déficit Hídrico

El balance hídrico se establece para un lugar y un período dados, por comparación entre los aportes y las pérdidas de agua en ese lugar y para ese período. Se debe tomar en cuenta la constitución de reservas y las extracciones ulteriores sobre las mismas.

De los análisis realizados para el cantón, se determina que el 14,18% del territorio presenta un rango entre 200 – 400m de déficit hídrico, afectando en un pequeño porcentaje a la Microcuenca de la Quebrada Huambi y parte de la Quebrada El Prado, mientras que la las microcuencas conocidas como la de Chamachan y Pisque, presentan una pequeña afectación en cuanto al área establecida para el déficit, establecido en un rango entre 100 – 200mm, pese que se detecta estrés hídrico en el cantón, las áreas de cuidado no son muy extensas.

Desde este punto de vista el cantón presenta un importante recarga natural de recursos hídrico, pero que necesitan ser cuidados para que la cantidad de agua disponible, se encuentre en un equilibrio armónico con la calidad de agua disponible para usos antrópicas.



Figura 9. Mapa de déficit hídrico

Ver Mapa de déficit hídrico en el Atlas Cartográfico Cantonal.




  1. Riesgos Naturales y Antrópicos

Para determinar el grado de amenaza por inundación que afecta al cantón Pimampiro, se empleó la calificación del Sistema Integrado de Indicadores Sociales del Ecuador – SIISE, el mismo que efectúa el análisis a nivel de cantón. En el caso de la determinación de niveles de deslizamiento de tierras y caídas de rocas, se realizó un análisis geomático de movimientos gravitacionales y remoción en masa.





  • Amenaza por Inundación

De acuerdo al SIISE, el cantón Pimampiro tiene un grado de amenaza de inundaciones bajo, posee una valoración de 0, por lo que no se ve afectado por este riesgo natural.


Grado de amenaza de Inundación para el Cantón Pimampiro es bajo.



  • Susceptibilidad a Movimientos en Masa - Deslizamientos

De acuerdo con el mapa de susceptibilidad a movimientos en masa – deslizamiento, indica una ocurrencia alta de deslizamiento en un área comprendida de 5,88km2 lo que representa el 1,37% del territorio, esta ocurrencia se observa en la parroquia de San Francisco de Sigsipamba y los sectores de Paragachi. Mientras que 180,36km2 se encuentra con una amenaza media, esto se observa con mayor ocurrencia e las parroquias de Chugá y Sigsipamba.



Figura 10. Mapa de Susceptibilidad a movimientos en masa-deslizamientos

Ver Mapa de susceptibilidad a movimientos en masa-deslizamientos en el Atlas Cartográfico Cantonal.




  • Susceptibilidad a Movimientos en Masa – Caídas

De acuerdo con el mapa de susceptibilidad a movimientos en masa – caídas, indica una ocurrencia alta de deslizamiento en un área comprendida de 3,04km2 lo que representa el 0,71% del territorio, esta ocurrencia se observa en tanto en la parroquia Chugá como en Sigsipamba. Mientras que 111,9km2 se encuentra con una amenaza media, esta ocurrencia se presenta en la mayor parte del territorio del cantón.


Figura 11. Mapa de Susceptibilidad a movimientos en masa-caídas

Ver Mapa de susceptibilidad a movientos en masa-caídas en el Atlas Cartográfico Cantonal.




  • Percepción social del riesgo

El cantón Pimampiro, soporta dos grandes amenazas en su territorio, según la apreciación social de sus habitantes, se trata de los Deslizamientos de tierra y de las Sequias. La amenaza natural que representan los Deslizamientos de tierra se deben en gran parte a la deforestación que se da en el territorio y que es el principal desastre por origen humano que menciona la población. Las sequías se mencionan en la zona baja del cantón en los sectores de Paragachi y Chalguayacu, así como también en las parroquias de Mariano Acosta y Sigsipamba.
De la misma manera se ha hecho un análisis a cerca de los desastres por origen humano, uno de ellos el principal, se trata de las quemas presente en el territorio, la prevención y planes de contingencia es imprescindible darlos a conocer a la población.
Independientemente de si el fenómeno que se presente es por origen natural o antrópico, existe vulnerabilidad en construcciones civiles que son las mas afectadas por estos acontecimientos.


Figura 12. Mapa de percepción social del riesgo

Ver Mapa de percepción social del riesgo en el Atlas Cartográfico Cantonal.




      1. Medio Biótico




  1. Formaciones Vegetales

Según Sierra (1999), la región andina o Sierra norte del Ecuador incluye las áreas ubicadas sobre los 1.300m s.n.m. hasta la cúspide de las montañas o el límite nival, tanto de la cordillera oriental como de la occidental de los Andes. Además la Sierra se caracteriza por una topografía irregular con predominancia de pendientes fuertes en las estribaciones de la cordillera y de valles secos y húmedos en el interior del callejón interandino.

Para el caso del cantón Pimampiro encontramos 8 formaciones vegetales distribuidas en su territorio.

Cuadro 9. Formaciones vegetales en el cantón Pimampiro

Fuente: Sierra R. 1999. Elaboración propia.

Podemos observar que el ecosistema de Bosque siempreverde montano alto de los andes occidentales abarca la mayor superficie del cantón con el 45,16%, y en menor proporción abarca el Bosque siempreverde montano bajo de los andes orientales con apenas el 0,07% de la superficie.

Una breve descripción de las diferentes formaciones vegetales que se identifican en el cantón Pimampiro es la siguiente:




  • Bosque siempreverde montano alto de los andes occidentales

Se extienden desde los 3.000 hasta los 3.400m s.n.m. Incluye la "Ceja Andina" o vegetación de transición entre los bosques montano altos y el páramo. De acuerdo con Sierra (1999), el bosque siempreverde (húmedo) montano alto es similar al bosque nublado en su fisonomía y en la cantidad de musgos y plantas epífitas. Una diferencia importante es que el suelo tiende a estar cubierto por una densa capa de musgo y los árboles tienden a crecer irregularmente, con troncos ramificados desde la base y en algunos casos muy inclinados o casi horizontales.


Esta formación vegetal predomina en todas las parroquias del Cantón con un 45,16% del territorio.
Entre la flora característica de esta formación: Gynoxys buxifolia y G. spp. (Asteraceae); Berberís conferta (Berberidaceae); Tournefortia fuliginosa (Boraginaceae); Hedyosmum spp. (Chloranthaceae); Gunnera pilosa (Gunneraceae); Brachyotum ledifolium (Melastomataceae); Siphocampylus giganteus (Campanulaceae); Vallea stipularis (Elaeocarpaceae); Siparuna echinata (Monimiaceae); Myrcianthes rhopaloides y M. spp. (Myrtaceae); Piper spp. (Piperaceae); Hesperomeles lanuginosa (Rosaceae); Cervantesia tomentosa (Santalaceae); Freziera verrucosa, F. canescens y F. spp. (Theaceae). A mayor altitud, en la Ceja Andina, los arbustos son más frecuentes por ejemplo, Hypericum laricifolium, Brachyotum ledifolíum, Lupinus spp., pero ocasionalmente se encuentran árboles de Buddleja incana (Budlejaceae), Oreopanax spp. (Araliaceae), Polylepis spp. (Rosaceae) y Miconia spp. (Melastomataceae), entre otras especies.


  • Matorral húmedo montano de los Andes del Norte y Centro

Se encuentra en los valles relativamente húmedos entre 2.000 y 3.000m s.n.m. La cobertura vegetal está casi totalmente destruida y fue reemplazada hace mucho tiempo por cultivos o por bosques de Eucalyptus globulus, ampliamente cultivados en esta región. La vegetación nativa generalmente forma matorrales y sus remanentes se pueden encontrar en barrancos o quebradas, en pendientes pronunciadas y en otros sitios poco accesibles a lo largo de todo el sector.


La composición florística de estos matorrales o pequeños remanentes de bosques puede variar entre las localidades, dependiendo del grado de humedad y el tipo de suelo. Esta formación vegetal se observa abarcando la superficie del cantón con un 30,29%, y está presente en todas las parroquias del Cantón.
Entre las especies más frecuentes encontramos: Oriolanas ecuadorensis, O confusus, (Araliaceae), Juglans neotropica (Juglandaceae), Blakea oldemanii, Miconia crocea, Brachyotum ledifolium, (Melastomataceae), Calceolaria crenata, C. adenanthera (Scrophularaceae) y Buddleja sp. (Buddlejaceae).


  • Páramo herbáceo

Los páramos herbáceos (pajonales) ocupan la mayor parte de las tierras entre los 3.400 y 4.000m s.n.m. En su límite inferior se encuentra la Ceja Andina arbustiva o, frecuentemente, campos cultivados donde el bosque andino ya ha sido deforestado. Estos páramos están dominados por hierbas en penacho (manojo) de los géneros Calamagrostis y Festuca. Estos grupos de hierbas generalmente se entremezclan con otro tipo de hierbas y pequeños arbustos. Algunas especies, como por ejemplo Calamagrostis effusa, están restringidas a los páramos herbáceos del norte del Ecuador, en las provincias de Carchi e Imbabura.


Se encuentra en el cantón en un 16,88% distribuido en las parroquias de Chuga, Mariano Acosta y Sigsipamba.
Entre la flora característica de esta formación vegetal: Calamagrostis effusa, C. Spp., Festuca spp. (Poaceae); Hypochaeris spp., Baccharis spp., Chuquiraga jussieui, Oritrophium peruvianum (Asteraceae); Gentiana sedifolia, Gentianella selaginifolia, G. cerastioides, Halenia spp. (Gentianaceae); Geranium sericeum, G. ecuadorense(Geraniaceae); Huperzia talpipila (Lycopodiaceae); Lupinus smithianus, Lupinus spp. (Fabaceae); Ranunculus guzmanii, Ranunculus spp. (Ranunculaceae); Castilleja spp. (Scrophulariaceae); Valeriana rigida y V. spp. (Valerianaceae).


  • Matorral seco montano

Corresponde a los valles secos entre 1.400 y 2.500m s.n.m., el promedio anual de precipitación y temperatura están entre los 360 y 600mm y los 18 y 22°C. A lo largo de los ríos que atraviesan estos valles la vegetación es más densa y verde y la tierra es apta para la agricultura. La vegetación puede ser espinosa pero las plantas armadas no dominan. Fuera de la zona de influencia de los ríos, la vegetación es verde solamente en las épocas de lluvia. Esta formación se localiza en el Callejón Interandino entre los barrancos y valles muy secos como los de la zona baja del cantón.


Flora característica: Aloe vera (Aloeaceae); Opuntia soederstramiana, O. pubescens, O. tunicata (Cactaceae); Dodonaea viscosa (Sapindaceae); Talinum paniculatum (Portulacaceae); Tecoma stans (Bignoniaceae); Acacia macracantha, Mimosa quitensis

(Mimosaceae); Croton wagneri, C. elegans (Euphorbiaceae); Caesalpinia spinosa (Caesalpiniaceae). En sitios más húmedos: Schinus molle (Anacardiaceae); Salix humboldtiana (Salicaceae); Tillandsia recurbata, T. secunda (Bromeliaceae).




Fotografía 4. Formación vegetal de matorral seco montano


  • Herbazal montano alto

Las lagunas andinas tienen una flora característica que debe ser estudiada con más detalle para su clasificación. Esta vegetación se encuentra, por ejemplo, en la laguna de Purhuanta. La especie endémica Elatine ecuadoriensis (Elatinaceae) se encuentra en este tipo de ecosistemas.

Flora característica: Isolepis inundata (Cyperaceae); Calitriche deflexa (Calitrichaceae); Crassula vanezuelensis (Crassulaceae); Elatine ecuadoriensis (Elatinaceae).




  • Bosque siempreverde montano bajo de los andes orientales

Es similar a los bosques húmedos montano bajos de las estribaciones de la cordillera occidental, pero restringido a una franja altitudinal más amplia, entre los 1.300 a 2.000m s.n.m. La altura del dosel puede alcanzar los 25 ó 30m. En esta faja de vegetación la mayoría de especies, al igual que familias enteras de árboles características de las tierras bajas desaparece (tal es el caso de Bombacaceae y Myristicaceae). Las leñosas trepadoras también disminuyen tanto en el número de especies como en el de individuos, mientras que las epífitas (musgos, helechos, orquídeas y bromelias) se vuelven más abundantes.
Esta formación puede ser encontrada en el cantón en un 0,07% entre las parroquias de Chuga y la parroquia urbana de Pimampiro.
Flora característica: varias especies de Araceae; Dictyocaryum lamarckianum, Ceroxylon echinulatum, Geonoma weberbaueri (Arecaceae); Cecropia andina y C. hachensis (Cecropiaceae); Hedyosmum spp. (Chloranthaceae); Cyathea sp. (Cyatheaceae); Sapium utile y S. spp. (Euphorbiaceae); Heliconia spp. (Heliconiaceae); Ocotea spp. (Lauraceae); Miconia porphirotricha y M. spp. (Melastomataceae); Cedrela odorata, Guarea kunthiana (Meliaceae); Casearia spp. (Flacourtiaceae); Ficus spp., Morus insignis (Moraceae); Piper spp. (Piperaceae), Chusquea spp. (Poaceae); Elaegia sp. (Rubiaceae).

  1. Biodiversidad

Entendiéndose como biodiversidad como la totalidad de genes, de especies y de ecosistemas de cualquier área en el planeta. Es el contenido biológico total de organismos que habitan un determinado paisaje, incluyendo su abundancia, su frecuencia, su rareza y su situación de conservación. (Sarmiento, 1986).



Para la caracterización de la flora en el cantón, se tomó como fuente principal de información estudios realizados en el territorio en diferentes pisos altitudinales, y que realizan un análisis de especies de flora con registros de las especies botánicas colectadas por diversos especialistas a través de proyectos de investigación. Entre estos; los estudios de impacto ambiental realizados para el Relleno Sanitario del Cantón realizado por Asantech 2008, y el Canal de Riego Puruhanta-Pimampiro-Yahuarcocha 2006 realizado por la Universidad Técnica del Norte. Los mismos que nos muestran especies registradas tanto para las formaciones vegetales de matorral húmedo montano y bosque siempreverde montano alto que son los más representativos del Cantón.

En el inventario realizado en la sub cuenca del río Blanco, en alturas comprendidas entre los 2800 y 3500m s.n.m. se encontraron 65 individuos, de los cuales los más abundantes son el Matache (Weinmannia pinata), Borracho (Hedyosmum cumbalense), Amarillo (Brachyotum ledifolium), Cedrillo (Roagea hirsuta), entre otras.

Mientras tanto, en el inventario efectuado en la subcuenca del río Pisque, en alturas comprendidas entre los 2900 y 3500m s.n.m. se encontraron 86 individuos de los cuales los más abundantes son el moquillo (Saurauia bullosa), pumamaqui (Oreopanax ecuadorensis), trinitaria (Otholobium mexicanum), higuilán (Monnina crassifolia), colca (Miconia ochracea), entre otras.

Para la zona baja del cantón se verificó 20 registros botánicos, ubicado en el sector de Paragachi pertenecientes al ecosistema matorral seco.

En la base de datos manipulada para el cantón se registra 171 colecciones botánicas lo que indica la amplia diversidad de especies botánicas en el territorio. Las familias con mayor número de especies presentes son: Asteraceae (21), Solanaceae (13), Orchidaceae (12).




  • Fauna Silvestre

Para la caracterización de la fauna en el cantón, se tomó como fuente principal de información estudios realizados en el territorio en diferentes pisos altitudinales, entre los estudios de impacto ambiental realizados para el Relleno Sanitario del Cantón realizado por Asantech (2008), y el Canal de Riego Puruhanta-Pimampiro-Yahuarcocha realizado por la Universidad Técnica del Norte (2006). Los mismos que nos muestran especies registradas en diferentes pisos altitudinales del cantón.

Las condiciones topográficas y climáticas de los piso zoogeográfico templado y alto andino, junto con el estado de conservación del bosque nativo, han propiciado la existencia de una variedad de especies faunísticas, como mamíferos, aves, anfibios y peces.

En base a los registros obtenidos solo se pudo confirmar 48 registros de especies animales, valor que no es representativo de la biofauna, más bien este dato muestra la falta de investigación y carencia de información de la biodiversidad del cantón Pimampiro.

Estas especies están amenazadas por la rápida desaparición de los bosques y su material genético se está degradando porque estos se encuentran aislados en las pequeñas islas de vegetación, razón por la cual, es necesario crear corredores biológicos. Todas estas especies están albergadas en los escasos remanentes de bosque mencionados anteriormente.




  • Mamíferos

En el cantón se registraron 15 especies de mamíferos pertenecientes a 14 familias tomadas de estudios antes mencionados, representan el 3,72% del total de especies registradas en el Ecuador según la lista de mamíferos actuales de Albuja 2011.

Cuadro 10. Registro de especies de mamíferos

Fuente: Estudios de Impacto Ambiental del relleno Sanitario 2008; canal de riego Puruhanta-Pimampiro-Yahuarcocha UTN 2006; Elaboración propia.


Se registraron 5 especies que se encuentra dentro de la lista de mamíferos amenazados o en peligro de extinción.
Cuadro 11. Registro de especies en peligro o amenazadas

Elaboración propia.


Debido a la amplia distribución que tienen la mayor parte de mamíferos, no existen especies endémicas para estos pisos zoogeográficos. Podemos decir que muchas de las especies encontradas son especies típicas de los ecosistemas alto andinos del país, como ocurre con el cuchucho andino, el sacha cuy y el puerco espín andino.

Un caso notable de endemismo para el piso zoogeográfico alto andino que vale la pena mencionar: Ratón orejón andino (Phyllotis haggardi).




  • Aves

Se registraron un total de 30 especies pertenecientes a 17 familias, las mismas que al estar en distintos tipos de vegetación, las interacciones ecológicas en las que intervienen las aves se han modificado, originando una avifauna de ambientes diversos.

Cuadro 12. Registro de especies de aves

Fuente: Estudios de Impacto Ambiental del relleno Sanitario 2008; canal de riego

Puruhanta-Pimampiro-Yahuarcocha UTN 2006; Elaboración propia.


  • Anfibios y reptiles

En la recopilación de información secundaria se nota una ausencia de investigación relacionada a la herpetofauna del territorio. Por lo que se sugiere una pronta investigación en el Cantón Pimampiro.

Cuadro 13. Registro de especies de anfibios y reptiles

Fuente: Estudios de Impacto Ambiental del relleno Sanitario 2008; canal de riego Puruhanta-Pimampiro-Yahuarcocha UTN 2006; Elaboración propia.




  1. Ecosistemas

En el cantón Pimampiro se puede encontrar dos tipos de ecosistemas que formarían parte de los ecosistemas de hábitat para la flora y fauna del cantón, los terrestres y acuáticos.




Dentro de los ecosistemas terrestres podemos identificar ecosistemas de bosque montano alto y páramo señalado en las formaciones vegetales descritas por Sierra (1999), anteriormente.

c:\users\personal\documents\diego\pdot\'s\pdot mancomunidad-mira\mancomunidad\etapa 1. diagnóstico territorial\4. diagnosticos ambientales\pimampiro\ecositemas naturales.jpg

Figura 13. Ecosistemas terrestres presentes en el cantón


  • Bosque siempreverde montano alto

El ecosistema de bosque siempreverde montano alto que se encuentra en las parroquias de Chuga, Mariano Acosta, Sigsipamba y la parroquia urbana, con un porcentaje de 45,16% del territorio, constituye como refugio de flora y fauna en sus remanentes y en los bosques protectores declarados en el territorio.

Este ecosistema está siendo presionado por la tala indiscriminada para dar paso a zonas de cultivos y pastoreo de ganado, así mismo las quemas excesivas en los espacios deforestados que a futuro provocaran problemas de desertificación y abastecimiento de agua en el cantón.

La presión que se ejerce en contra de estos ecosistemas, altamente diversos y al mismo tiempo altamente frágiles, destruye el ambiente natural.


Fotografía 5. Avance de la frontera agrícola en la parroquia Mariano Acosta


  • Páramo

El ecosistema de páramo que representa una extensión de 7406,6ha lo que equivale al 16,88% de la superficie total del cantón Pimampiro ubicándose en las parroquias de Mariano Acosta y San Francisco de Sigsipamba, también constituye un ecosistema de hábitat para la flora y fauna y de abastecimiento de agua.


  • Ecosistemas acuáticos

Dentro de los ecosistemas acuáticos que se encuentran en el cantón Pimampiro se identifican las lagunas y ríos.

c:\users\personal\documents\diego\pdot\'s\pdot mancomunidad-mira\mancomunidad\etapa 1. diagnóstico territorial\4. diagnosticos ambientales\pimampiro\ecosistemas acuaticos.jpg

Figura 14. Ecosistemas acuáticos presentes en el cantón
La laguna de Puruhanta se encuentra en la parroquia de Mariano Acosta y la laguna Negra en la parroquia de Sigsipamba son lagunas de la provincia de Imbabura que debido a su ubicación y difícil acceso, se encuentran en estado natural casi sin intervención humana formando parte del ecosistema de páramo herbáceo que encontramos en la parte alta de esta parroquias, su conservación es importante porque provee de agua a las comunidades ubicadas en la microcuenca del río chota y es el hábitat de muchas especies de flora y fauna característica de este lugar.
En el cantón encontramos una serie de ríos y quebradas que atraviesan el territorio que nacen de la parte alta del páramo herbáceo y del bosque siempreverde montano alto por ejemplo: el rio Blanco y Pisque, mismos que en su parte alta nacen de la vegetación natural y conforme van descendiendo atraviesan áreas intervenidas.

Durante su descenso las aguas de estos ríos sufren una considerable contaminación por la presencia de ganado vacuno hasta una altura de 3000m s.n.m., como ocurre en el páramo y la eliminación de desechos químicos utilizados para la agricultura como en los cultivos de tomate y papa.

Del mismo modo estos ríos al atravesar áreas urbanas son usados como medios para eliminar desechos industriales y aguas servidas.


  1. Áreas protegidas

Dentro del área correspondiente al cantón Pimampiro existen zonas bajo categorías de protección. Entre ellos mencionamos al Parque Nacional Cayambe Coca y a los Bosques de vegetación protectora Subcuenca del río Blanco (La Floresta) y Tambo Grande de la Florida ubicados en las parroquias de Mariano Acosta y San Francisco de Sigsipamba.


c:\users\personal\desktop\pimampiro\áreas_protegidas_pimampiro.jpg

Figura 15. Mapa de áreas protegidas

Ver Mapa de áreas protegidas en el Atlas Cartográfico Cantonal.


Una breve descripción de las áreas que se identifican en el cantón Pimampiro.


  • Parque Nacional Cayambe Coca

La Reserva Ecológica Cayambe Coca fue creada mediante Decreto Supremo No. 818, de fecha 17 de noviembre de 1970. Posteriormente se realizó el primer estudio de alternativas de manejo, se estableció límites y pautas de administración y manejo de los recursos naturales, oficializándose esta disposición mediante el Acuerdo Interministerial publicado en el Registro Oficial No. 69 del 26 de junio de 1979.

Y que, mediante Memorando MAE-DNB-2009-0658, de fecha 17 de noviembre de 2009 la Director Nacional de Biodiversidad (e), remite el informe técnico correspondiente en el cual se identifica la categoría de manejo que se ajusta a esta área natural, tomando en cuenta la necesidad de cubrir adecuadamente objetivos particulares de manejo que responden a los valores y potencialidades de uso del área protegida, para lo cual se consideró el cambio a una nueva categoría de manejo de Reserva Ecológica a Parque Nacional; remitiéndose además el Plan de Manejo del Parque Nacional Cayambe Coca para la aprobación respectiva; y, en ejercicio de las atribuciones que confiere el numeral 1 del artículo 154 de la Constitución de la República del Ecuador y el articulo 17 del Estatuto del Régimen Jurídico Administrativo de la Función Ejecutiva acuerda que en el Art. 1 establecer el cambio de categoría de manejo de la Reserva Ecológica Cayambe Coca, por Parque Nacional Cayambe Coca.

El Parque está ubicada al nororiente del país, ocupando cuatro provincias: Imbabura y Pichincha en la Sierra (25%), Sucumbíos y Napo en la Amazonía (75%).
Esta Reserva protege una de las principales provisiones de agua del país, pues aquí nacen importantes cuencas hidrográficas, como la de Esmeraldas, Chota y Mira (en el noroccidente); Papallacta, Cosanga, Quijos, Oyacachi, Salado, Coca, Aguarico, Napo y Pastaza (en la Amazonía norte y sur).

c:\users\personal\documents\diego\pdot\'s\pdot mancomunidad-mira\fotografias\intervencion en el campo\pimampiro\mariano acosta\dsc00147.jpg

Fotografía 6. Parque Nacional Cayambe-Coca


  • Bosque protector Subcuenca del Río Blanco – Pimampiro (La Floresta)

Es declarado por Petición de Parte, mediante Acuerdo Ministerial No. 037 del 3 de octubre de 1988, publicado en el Registro Oficial No. 43 del 11 de octubre de 1988, y se encuentra en la sierra norte del Ecuador, en la provincia de Imbabura, posee una superficie de 1044,61ha. Se localiza en la Parroquia de San Francisco de Sigsipamba del cantón Pimampiro, entre la quebrada Amaguaña al Norte; al Sur la P.N. Cayambe Coca; al Oeste el río Blanco, y al Este Loma Peñas Blancas. El poblado más cercano es San Francisco de Sigsipamba a 2km aproximadamente.




  • Bosque protector Tambo Grande de La Florida

Es declarado por Petición de Parte, mediante Acuerdo Ministerial No. 01 del 6 de enero de 1994, publicado en el Registro Oficial No. 471 del 28 de junio de 1994 y se encuentra en la sierra norte del Ecuador, en la provincia de Imbabura, posee una superficie de 6521,61ha. Se localiza en la Parroquia de Mariano Acosta del cantón Pimampiro, se encuentra ubicado entre el poblado Mariano Acosta a 2km aproximadamente al norte, al sur la P.N. Cayambe Coca, al oeste la quebrada Guagala y al sureste limitando con el río Pisque. El poblado más cercano es Olmedo a 1km aproximadamente.




  • Servicios Ambientales

La presencia de relictos de bosques nativos y páramos a lo largo de los Andes ecuatorianos es considerada por la mayoría de investigadores naturalistas como reservas naturales de agua y fuentes proveedores de bienes y servicios ambientales que son favorables para la sociedad. Sin embargo, existe una amenaza constante por la deforestación y avance de la frontera agrícola ocasionada por el poblador quien busca medios de subsistencia familiar a través de la agricultura, ganadería y madera.


La retribución por servicios ambientales es una estrategia de conservación más directa, que reconoce la necesidad de establecer puentes entre los intereses de los propietarios del bosque nativo o páramo y los usuarios de los servicios como el agua.
Este ejercicio ha sido validado en el cantón Pimampiro, en donde, la problemática ambiental y la necesidad de abastecimiento de agua para consumo humano en el área urbana y riego de áreas agrícolas en la parte media y baja. A partir del 2001, en el sector de Nueva América se formalizo la implementación de un sistema de retribución económica para la protección y conservación de bosques nativos y páramos por los bienes y servicios ambientales que proveen a la colectividad.
Con el apoyo del proyecto GPI-PRODERENA y el GAD Municipal de Pimampiro, la experiencia ha sido replicada en la Microcuenca del Río Chamachán en la parroquia de Mariano Acosta con la participación de 18 familias propietarios de bosques nativos.

1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   43


La base de datos está protegida por derechos de autor ©bazica.org 2019
enviar mensaje

    Página principal